Вы находитесь на странице: 1из 9

Tubos Cerrados

En los Tubos Cerrados son aquellos que solo poseen un orificio donde
entra el aire estimulando las partículas en su interior, generando así una
onda que produce un nodo (un punto de cero amplitud de la onda) en el
extremo cerrado y un vientre (un punto de máxima amplitud de la onda)
en el extremo abierto del tubo. La frecuencia fundamental se da con un
solo nodo y un solo vientre; el nodo para completar la onda estacionaria
se forma fuera del tubo como se muestra en la siguiente figura.

Tubo Cerrado produciendo su frecuencia fundamental

Como se ha venido planteando hasta ahora en el extremo cerrado se


produce un nodo, y en todo extremo abierto se produce un vientre, en
el tubo solo se formará una cuarta parte del ciclo de la onda, o lo que es
igual, /4, para una longitud de tubo L: 𝜆⁄4 = 𝐿, de donde 𝜆 = 4𝐿.
Y siendo c la velocidad de propagación de la onda en el medio, la
frecuencia del sonido producido estará dada por:

𝑐
𝑓1 =
4𝐿

El segundo armónico tiene lugar con la producción de dos nodos y de


dos vientres.

Tubo cerrado produciendo su segundo armónico

Teniendo 𝜆⁄2 + 𝜆⁄4 = 𝐿, la longitud será 𝐿 = 3𝜆⁄4 y se puede obtener la

longitud de onda del segundo armónico, la cual es igual a:

𝜆 = 4𝐿⁄3
La frecuencia del segundo armónico producido en el tubo será:

𝑐 𝑐 3𝑐
𝑓2 = = =
𝜆 4𝐿⁄ 4𝐿
3

La cual dejándola en función del f1 queda:

𝑓2 = 3𝑓1

Siguiendo la idea anterior podemos generalizar que:

𝑓𝑛 = (2𝑛 − 1)𝑓1

Debido a que en el extremo cerrado siempre se produce un nodo, los tubos


cerrados únicamente pueden producir armónicos impares.
Aplicaciones

- Instrumentos de viento

Una de las aplicaciones de los tubos sonoros está en los instrumentos de


viento o aerófonos los cuales producen el sonido al estimular y hacer
vibrar la columna de aire en su interior, sin necesidad de cuerdas o
membranas y sin que el propio instrumento vibre por sí mismo.

Los instrumentos de viento pueden ser de dos tipos, ya sean de metal


como la trompeta o de madera, como una flauta o clarinete.

Aunque están clasificados en el grupo de maderas, porque en su origen


se construían de madera; en la actualidad, la mayoría de estos
instrumentos se construyen en metal o plástico. No obstante, se
consideran dentro de las maderas por su timbre y su sonido característico.

Los instrumentos de viento/madera tienen un sonido suave, melodioso y


profundo. En estos instrumentos la vibración del aire dentro del tubo
produce el sonido. La longitud del tubo determina la frecuencia del sonido.
Dentro de esta clasificación están, ordenados del agudo al grave, la flauta,
el oboe, el clarinete y el fagot. Dentro de esta familia también se
encuentra el saxofón.
Fig. Instrumentos viento/ madera

Los instrumentos de viento/ metal, tienen la embocadura en forma de


embudo y el sonido se produce cuando el aire es introducido por el
movimiento de los labios en la boquilla. Estos instrumentos producen un
sonido más fuerte, brillante y claro. Algunos de estos instrumentos
también cuentan con teclas (pistones) y poseen una sordina para alargar
o acortar el tubo, modificando la frecuencia a la que vibra el aire dentro
del instrumento y a su vez cambiando el sonido resultante. Los
instrumentos de viento metal son cuatro, ordenados del agudo al grave,
trompeta, trompa, trombón y tuba

Fig. Instrumentos de viento/ metal


Clasificación formal de los instrumentos de viento

La manera más ideal de clasificar los instrumentos de viento o tubos


sonoros es en función de tres criterios distintos:

Los tubos pueden ser cónicos, cilíndricos o prismáticos:

 Cónicos: saxofón, fagot, tuba, oboe...


 Cilíndricos: flauta travesera, clarinete...
 Prismáticos: instrumentos primitivos y algunos tubos de órgano.

Según el modo de excitación de la columna del aire:

Los tubos se clasifican en tubos de embocadura, de lengüeta (simple o


doble) y de boquilla:

 Embocadura
 Directa: Flauta travesera.
 Indirecta: Flauta de pico y tubos de órgano
 Lengüeta
 Libre: Acordeón, armónica, melódica.
 Batiente:
 Simple: clarinete, saxofón, tubos de órgano.
 Doble: oboe, fagot.
 Boquilla: trompeta, trompa, trombón, tuba...
Generación de las diferentes notas

Generalmente, los instrumentos de viento poseen un único tubo sonoro


(a excepción del órgano), por lo que para poder generar las diferentes
notas se recurre a diversos técnicas con la finalidad de hacer cambiar la
longitud de la columna de aire y así la frecuencia a la que se hace vibrar.
Los procedimientos para llevar a cabo esta variación son básicamente dos.

El primero consiste en perforar a lo largo del tubo una serie de orificios


de tamaño y posición convenientes. Estos agujeros se pueden tapar, bien
con los dedos (como en las flautas) o con llaves (usado en saxofones,
clarinetes, etc.).

Diferentes orificios en un tubo generan diferentes frecuencias


Un segundo método consiste en añadir porciones de tubo que se conectan
al principal mediante pistones (trompeta), o llaves (trompa) o tubos
deslizantes (trombón de varas).

Sección transversal de una trompeta.

Diagrama del trombón de varas


Bibliografía

https://fisica-en-la-web9.webnode.es/news/tubos-sonoros/

https://miguelmorateorganologia.wordpress.com/vibraciones-de-los-tubos-sonoros/

https://www.lpi.tel.uva.es/~nacho/docencia/ing_ond_1/trabajos_05_06/io2/public_h
tml/viento/principios_viento.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Instrumento_de_viento