Вы находитесь на странице: 1из 4

Universidad Central de Venezuela

Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas


Escuela de Estudios Políticos y Administrativos
Estructuras Internacionales I – Parcial 2 Sección “B”
Integrantes: Christian Parra, Victor Zambrano, Italo Jose

1. Tomando en consideración las teorías de las alianzas en cuanto a


cooperación, así como también la metáfora de la cacería del ciervo o la
preferencia por el conejo. Establezca posibles escenarios de negociación
entre USA Y Rusia con motivo del encuentro de Roma relacionado con el
tema Venezuela. Italo Jose

El representante de Estados Unidos para Venezuela Elliot Abrams y el Viceministro


de Relaciones de Rusia Serghei Ryabkov, se reunieron este martes en Roma para
analizar la crisis en ese País sudamericano, “un dialogo difícil pero abierto”, aseguro el
diplomático ruso.

Estamos convencidos de la necesidad de continuar el dialogo con “Estados Unidos”,


declaro Ryabkov a la prensa al término del encuentro.

Se trato del primer encuentro entre representantes de los dos países, que tienen
posiciones diametralmente opuesta sobre la crisis en Venezuela.

Rusia es uno de los grandes aliados del presidente socialista Nicolas Maduro, a quien
Estados Unidos busca apartar del poder por considerarlo un dictador.
Los expertos no esperan grandes avances el martes, al termino en Roma sostenida
entre el enviado especial para Venezuela, Elliot Abrams, y el vicecanciller Sergei
Ryabkov y otros funcionarios rusos.

Pero el solo hecho de que Rusia haya accedido discutir con Estados Unidos la
situación en Venezuela no es un buen augurio para Maduro, dijo José Cárdenas, quien
ocupo altos cargos en el departamento de Estado, el Consejo Nacional de Seguridad y
la Agencia de Estados Unidos para el desarrollo Internacional (USAID).
“Si yo fuese Maduro, yo estaría muy preocupado porque es una indicación de que
Rusia llego a un punto donde está dispuesta a explorar todas las opciones (…) estuviese
muy preocupado que estos dos países reunidos en alguna parte discutiendo su futuro”,
dijo Cárdenas desde Washington.

El telón de fondo de esta reunión es que este momento es muy difícil ver como
Maduro va a sobrevivir, ante toda la presión que está ejerciendo Estados Unidos contra
su régimen. Y ante ese escenario Rusia le quiere comunicar a Estados Unidos que tiene
influencia, tienen palanca en esta situación y que en consecuencia no puede ser ignorada
en todo este proceso”.

Por el momento, Rusia está haciendo todo lo posible para convencer al régimen de
Maduro de que no tiene dudas sobre su sostenibilidad al acceder a reunirse con
diplomacia estadounidense.

En declaraciones transmitidas por servicio de noticias ruso, el vicecanciller enfatizo


que su delegación “hará todo lo posible para proteger nuestra cooperación con Caracas”,
y al mismo tiempo advertirle a Washington sobre el “uso de presiones ilegales sobre el
legítimo gobierno de Caracas”.

Durante su permanencia en Roma, Ryabkov se reunió también con “representantes”


del gobierno italiano para hablar sobre el tema venezolano.

“Entendemos la especificidad de la posición italiana, que fue acordada con los otros
países de la Unión Europea y con el Grupo Internacional de Contacto”, recalcó el
viceministro ruso.

El gobierno italiano está a favor de elecciones “lo más rápido posible” en Venezuela,
no reconoce al opositor Juan Guaido como presidente interino y considera que las
elecciones presidenciales del pasado mayo no atribuyen legitimidad democrática a quien
salió ganador es decir a Nicolas Maduro.

El viceministro ruso agradeció también la posición de Italia en contra de todo empleo


de la fuerza para resolver la crisis del país.
Rusia mantiene algo más de $ 9,000 millones invertidos en la industria petrolera
venezolana. Pero los proyectos conjuntos han demostrado ser una gran decepción para
las compañías rusas, al tiempo que recurrentes solicitudes de Maduro para que le envíen
ayuda financiera en el de las dificultades han comenzado a ser resistidas por Moscú, que
comienza a ver el país petrolero como un barril sin fondo.
2. Tomando en consideración los posmodernismos en relaciones
internacionales. Realice un proceso de doble lectura en cuanto a las
declaraciones de Elliot Abrams y vicecanciller ruso en Roma. Christian Parra

La reunión que sostuvo Abrams por parte de Estados Unidos, y Rusia en la forma de
su vicecanciller culmino sin ningún acuerdo o postura definitiva con relación a la situación
de Venezuela. De acuerdo con Elliot Abrams la reunión fue “positiva” y con ella se
sinceraron las posiciones que ambas naciones tienen con relación a la crisis venezolana,
manteniendo aun sus diferencias con ciertos puntos respecto a ella, Elliot resalto el
reconocimiento por parte de Rusia de la grave crisis por la cual se encuentra Venezuela.
Por parte del vicecanciller se dijo que la reunión fue difícil pero franca con respecto a las
posturas que mantiene ambos países.
Al analizar las declaraciones emanadas de la reunión en Roma, siguiendo la doble
lectura planteada por las teorías posmodernas de las relaciones internacionales,
podemos en una primera apreciación comprender como se mantienen inalterados las
posiciones de ambas naciones, siendo estas completamente contrarias, solo
concordando en la existencia de una crisis, y la necesidad de abordarla para encontrar
una solución. Sin embargo, el cómo lograr dicha solución representa la “dificultad”
argumentada por Rusia, y es parte del conflicto de llegar a una visión común en cuanto
a la solución del problema venezolano. Entendemos esta parte de las declaraciones
como las voces activas afianzando las posiciones firmes que ya se han expresado con
anterioridad de ambas naciones.

Si bien, las declaraciones representan las posturas publicas de estas naciones con
referencia al caso venezolano, sin presentar grandes cambios evidentes al hacer una
lectura general de la reunión, al buscar los elementos que se encuentran ausentes en
las declaraciones, se ve como se ha estado transformando el discurso y las implicaciones
de los verdaderos intereses de Estados Unidos y Rusia.

Por parte de Rusia, aunque siguen reconociendo a Maduro como presidente


“legitimo” de Venezuela, tampoco se presenta un rechazo explicito hacia Juan Guaido,
cosa que sería lógico siguiendo su respaldo al régimen imperante, sin embargo, esta
ausencia de rechazo abre la posibilidad de un escenario futuro donde se apertura una
posible negociación con un gobierno presidido por Juan Guaido, cosa que garantizaría
un puente para proteger las inversiones rusas en Venezuela. Otro elemento es la
concordancia de la crisis económica en Venezuela, y por ende se reconoce las carencias
que desembocan en una crisis humanitaria, concediendo la necesidad de tomar cartas
en el asunto, por lo que no se descarta aportar ayuda que, en tiempos pasados se
desestimo alegando a la soberanía de Venezuela.

En cuanto a Estados Unidos, se mantiene presente los intereses de tomar acciones


en el caso Venezuela, pero no han excluido a Rusia como actor dentro de sus planes
con relación a Venezuela, al contrario, siguen abiertos a mantenerlos como factores
importantes dentro de su estrategia internacional, lo que podría representar una posible
vía de negociación Estados Unidos-Rusia hacia el régimen de Nicolas Maduro, quizás
para establecer una ruta de salido de su persona del poder.

Los elementos conceptuales mas relevantes que se ausentaron, y por ende,


representan un punto importante a considerar es la falta del término de soberanía dentro
del caso venezolano, ya no se esta dejando en manos del régimen el destino del país,
en cambio parece posicionarse más un tablero de juego geopolítico en donde Estados
Unidos y Rusia buscan ganar en lo posible la mayor cantidad de beneficios y
salvaguardar los mismos.
3.
BIGLIOGRAFIA: