Вы находитесь на странице: 1из 9

Daniela Ibarra Manrique pág.

1
Kimberly Alexandra Flórez

Vejez: La maldición del siglo XXI

En el año de 1929, Robert Walser comenzó a sufrir ataques de ansiedad y alucinaciones, él

mismo decidió internarse en el manicomio de Herisau. Allí permaneció 28 años antes de que en

una de sus solitarias y largas caminatas, su vida física se extinguiera.

Anciano, veterano, abuelo, vejestorio, senil o simplemente viejo; son términos que son muy

escuchados en la sociedad occidental actual, sin embargo muy pocas de las personas que

pertenecen a este grupo vulnerable son capaces de disfrutar la última etapa de su vida

dignamente. De acuerdo con la anterior premisa decimos investigar ¿qué significa ser viejo en el

siglo XXI? Tomando como referencia cuatro cuentos expuestos en el libro “Vida de poeta” de

Walser.

El primer cuento se llama “Frau Wilke” (pág.109) y cuenta la historia de un joven que

encuentra una casa extraña y vieja pero que inexplicablemente la encuentra fascinante; decide

entonces tocar a la puerta para preguntar por la disponibilidad de una habitación. Un momento

después abre la puerta una dama alta y delgada que lo conduce hasta el dormitorio. Cuando el

muchacho ve la habitación queda encantado con el espacio, sin importarle lo vieja, apartada y

silenciosa que esta puede ser. En el trascurso de la historia, el joven se vuelve melancólico, vacío

y sin esperanzas, además la mujer que le brindo techo muere en su soledad a causa del olvido.

Poco después, el entra al cuarto de la difunta mujer y experimenta un momento de tranquilidad y

contemplación, decidiendo así marcharse de aquella vieja casa.

Con el relato anterior se puede dar una respuesta de la bendición y la maldición que era ser

viejo antiguamente; por una parte Walser habla de la vejez como algo maravilloso y fascinante,
Daniela Ibarra Manrique pág. 2
Kimberly Alexandra Flórez

en la página 109 él dice que, “La denominada belleza de otros tiempos posee, para muchos, un

extraordinario atractivo. Las ruinas tienen algo conmovedor” y según esto podemos tomar como

ejemplo, la época primitiva en donde la longevidad de un hombre significaba sabiduría,

experiencia y orgullo para su comunidad. Estos eran los únicos intermediarios con los dioses o el

más allá. Además, a ellos se les atribuía el poder de la sanación, la toma decisiones y la

educación de su tribu. Sin embargo, en la Grecia antigua se empieza a deteriorar el concepto de

vejez debido a que los griegos fomentaban la perfección del cuerpo, la jovialidad y la vida.

Aunque seguía existiendo una percepción positiva del anciano como fuente de sabiduría, solo

podían dar consejos. Minois resume así el tema "Vejez maldita y patética de las tragedias, vejez

ridícula y repulsiva de las comedias; vejez contradictoria y ambigua de los filósofos”.

Asimismo, el cuento nos habla de la soledad y el abandono que las personas de la tercera

edad experimentan actualmente. Muy pocas personas pueden decidir si están solos o no, puesto

que cuando se llega a la vejez esa decisión la toman sus familiares y muchos de ellos toman una

decisión errónea, dejando así a los ancianos en un aislamiento involuntario. Este aislamiento

involuntario puede provocar una muerte prematura dado que produce un estado de infelicidad

constante, generando un deterioro mental y físico. Solo en Colombia el tema de abandono de

ancianos en hogares geriátricos es preocupante, de acuerdo con un estudio realizado por José

Luis Diago Franco, jefe de la división de patologías crónicas y degenerativas del Ministerio de

Salud “Algunos ancianos, debido a la situación de invalidez y de violencia intrafamiliar, son

internados en centros de bienestar, donde pasarán sus últimos días enfrentados a situaciones de

hacinamiento, pérdida de la intimidad y asistencia despersonalizada, además, de las 55


Daniela Ibarra Manrique pág. 3
Kimberly Alexandra Flórez

instituciones investigadas, 30 presentan malas condiciones higiénicas, 28 ofrecen una

alimentación inapropiada y 24 tienen malos manejos de alimentos” dice el estudio.

En el cuento “La pieza rara” (pág.117) un escritor estaba buscando un tema apropiado para

plasmar en el papel. A causa de su bloqueo mental decide hacer una exploración en su cuarto,

cuando de repente vio un viejo clavo del que colgaba un paraguas. En ese momento decide escribir

acerca de ese olvidado pero maravilloso artefacto y asemejarlo con la vida humana.

En otras palabras, se puede evidenciar que la experiencia es sinónimo de vejez, puesto que en

ella encontramos todas las cualidades de un gran artista, que por medio del conocimiento que ha

adquirido a lo largo de su vida puede llevar a cabo obras dignas de admirar, además en este pequeño

relato podemos apreciar como un pequeño objeto puede generar tanta emoción virtud y

conocimiento que además puede significar el apoyo mutuo de personas extenuadas de vivir.

Cuando Robert Walker señala en este cuento que “nuestro emprendedor espíritu tuvo que levantarse

otra vez del suelo sobre el que había echado, lamentando vivamente no haber descubierto el más leve indicio

de un tema interesante y digno de mención”, nos habla indudablemente de la experiencia que solo el

tiempo regala; una persona comete errores y debe levantarse y superarse asimismo para encontrar

algo digno de mención, es decir que realmente sea importante ante nuestros propios ojos,

igualmente esto se refleja en esta opinión: “La vejez es una actitud. Yo amo la vida y doy gracias por

todo lo que he aprendido y sigo aprendiendo cada día. No hay que sentirse viejo porque la vejez es

experiencia y la experiencia sabiduría”, la cual expresó el escritor y poeta oaxaqueño Andrés Henestrosa Morales,

cerca de cumplir los 100 años de vida.

Nuestro espíritu siempre está buscando como emerger y sorprenderse en cada instante de la vida

para poder aprender y satisfacerse con lo aprendido, nuestra naturaleza humana hace que siempre
Daniela Ibarra Manrique pág. 4
Kimberly Alexandra Flórez

queramos impactar en todo lo que hacemos en necesidad de poder dejar una huella, algo valioso y

efímero que se pueda apreciar ya sea en ámbito artístico, laboral o familiar y el hecho de tener esta

experiencia cumple con el suspiro de toda esta aventura a la cual llamamos vida, la vejez representa

una nueva etapa en la vida y como tal tiene que ser vivida, explotada y aprovechada por quien la

experimenta porque solo ellos pueden generar tal inspiración alimentada por cada uno de los pasos

y experiencias buenas o mala en las que ha sido participe, como lo señala Vicente Guerrero, de la

Secretaría de Desarrollo Social “ Los adultos mayores son individuos con deseos, posibilidades y

potencialidades; la vejez no es sinónimo de encierro o sedentarismo, sino de ejercicio pleno de la

libertad con mayor experiencia.” Hoy en día no es lo mismo la vitalidad que tiene una persona

joven y una persona vieja, ya que no va a rendir lo suficiente. Es decir, la limitación de la vejez en

el siglo XXI está siendo condicionada por la mentalidad de las personas, pero esto no significa que

su conocimiento y experiencia no sean de utilidad.

Es necesaria una sociedad donde los mayores generen respeto en lugar de desprecio, donde los

más viejos sean escuchados y cuidados en lugar de ser recluidos y discriminados, puesto que en

una etapa final donde los adultos mayores necesitan apoyo y es muy interesante cuando el autor

Robert Walker señala en este relato que “ver y observar como un ser caduco colgaba de otro ser

caduco como dos mendigos que se abrazaran en su fría y desesperanzada desolación a fin de perecer

muy juntos los dos, listos para morir en cualquier momento”, porque nos refleja cómo ellos

necesitan un apoyo constante y en su poco tiempo de vida se mantienen juntos hasta que llegan a

sus últimos momentos en este plano existencial.

En “Discurso a una estufa” (pág. 117) alguien se encuentra invadido en sus pensamientos y

mientras intenta organizar el caos de su mente, ve a su estufa reírse sarcásticamente de él, furioso,
Daniela Ibarra Manrique pág. 5
Kimberly Alexandra Flórez

comienza a gritarle porque según él, la estufa se cree perfecta, importante y grandiosa; solo por el

hecho de no moverse y no tener que preocuparse por las inconsistencias de la vida.

Muchos jóvenes de hoy en día, bien pueden asemejarse al concepto que el personaje de

Walser tiene respecto a la estufa, siendo los ancianos el alguien del cuento y los pensamientos

que este tiene sobre la estufa los jóvenes.

Walser tenía la fortuna de ver la belleza en la decadencia y lo anticuado, por lo que

suponemos que para él la vejez era importante y a diferencia de lo que muchas personas piensan

es majestuosa. Sin embargo, es evidente por lo expuesto en el primer cuento, que la vejez hoy en

día no es bien vista, como dice Alberto Rubín: “demasiados niños de la actualidad tienen dientes

derechos y moral torcida.” Lamentablemente esto hace que las nuevas generaciones no tengan un

respeto hacia los adultos mayores porque “la nueva vida” nos dice que entre más jóvenes estemos

y más cosas hagamos, seremos más importantes para la sociedad. Esta nueva ideología ha

creados los llamados “Viejos Jóvenes” son aquellos personajes que creen saberlo todo, no sienten

nada y creen que no necesitan nada ni a nadie, no valoran a las personas que los rodean y mucho

menos a los ancianos. Walser (2010) escribe algo muy cierto, él dice que “como nunca en tu vida

has pensado en algo más profundo, tienes el descaro de burlarte insensatamente de quienes deben

enfrentarse toda suerte de dudas y escrúpulos” y tristemente esto es lo que piensan muchos

adolescentes que aunque tienen la vida al frente suyo, la rechazan y pisotean.

La vejez en Colombia es un gasto muy costoso para el gobierno, según un artículo publicado

por Alejandro Gaviria en El Espectador hace 5 años.

“El riesgo de envejecimiento es la principal amenaza para la sensibilidad fiscal del mundo”.

(dice) “una persona de 65 años debería vivir otros 17 años. Pero los estimativos se quedaron
Daniela Ibarra Manrique pág. 6
Kimberly Alexandra Flórez

cortos. La gente está viviendo tres años más de lo esperado, con consecuencias fiscales

desastrosas. Tres años más de vida implican un costo fiscal a largo plazo del orden del 50 %

del PIB”.

Posteriormente Gaviria dice:

“Si los beneficios son inferiores a los costos, el uso de recursos públicos debería prohibirse.

(...) Las personas de, digamos, ochenta o más años deberían vivir por su cuenta y riesgo. (...)

los más jóvenes no deberían pagar por el exceso de años de vida de una generación

privilegiada”

Lo dicho anteriormente es indignante debido a que podemos afirmar que la vejez no se ve

como algo rentable y muchos jóvenes y adultos piensan eso, hemos escuchado que las nuevas

generaciones son el futuro de la humanidad, pero si los muchachos no ven lo valioso que es ser

viejo y que no es cosa de dinero ¿Qué será de este grupo lleno de sabiduría en unos años?

El último cuento “Discurso a un botón” (pág. 119) habla de una persona a la cual se le cae un

viejo botón de su camisa y por ese hecho reconoce la labor tan importante que el pequeño objeto

cumple y la agradece.

De la misma manera es importante ver que en el paso de los años es ineludible, el desgaste

mental y físico es inevitable, en donde lo único que podemos esperar es un final del cual siempre

hemos tenido conocimiento, en donde solo podemos recordar lo que se realizó y lo que nunca se

logró, debemos resignarnos al conteo regresivo y un último suspiro donde acaba toda la obra de

la existencia a la que llamamos vida, pero esto no es el final, tal vez lo sea del cuerpo físico, los
Daniela Ibarra Manrique pág. 7
Kimberly Alexandra Flórez

recuerdos quedan y nuestra esencia permanece en cada una de las cosas que realizamos, que

quisimos o dejamos.

Para concluir nosotras creemos que la vejez es una etapa de la vida, la cual debe ser vivida con

dignidad y plenitud. Aquellas personas que ya sufrieron, experimentaron, se equivocaron y

aprendieron, son la esperanza de una sociedad más humana, sin ellos el mundo no sería como lo

conocemos hoy en día, porque recordemos que ellos una vez también fueron jóvenes e igual que

nosotros, en su momento aportaron algo al mundo. No merecen ser abandonados, maltratados y

mucho menos ser catalogados como rentables o no rentables.

Ellos son dadores de recuerdos, de amor y ejemplo, no dejemos que nuestros ancianos sean

olvidados porque no solo desecharíamos hombres y mujeres integrales, desecharíamos también

historia. Cuidemos de ellos como ellos cuidaron de nosotros, ¿Por qué es tan difícil hacer lo que

estas personas hicieron por nosotros cuando comenzábamos nuestra vida? Estos “vejestorios” nos

ayudaron a levantarnos cuando aprendíamos a caminar, nos limpiaron cuando apenas

aprendíamos a comer, nos tuvieron paciencia mientras aprendíamos a ir al baño, nos repitieron

una y otra vez las cosas hasta que las aprendíamos, aguantaban nuestros reproches con amor y

nos enseñaron que aunque la vida es dura vale la pena vivirla. Ahora es nuestro turno de

devolverles todo eso porque ahora son ellos los que necesitan paciencia y mucho amor. Ojalá que

en un futuro no muy lejano nos demos cuenta que "desde la vejez se ve toda la vida humana”

(Vallejo,2010) y por esto debemos valorarla, respetarla y quererla.

Referencias
Daniela Ibarra Manrique pág. 8
Kimberly Alexandra Flórez

Frau Wilke R.W. (2010). Vida de poeta. (Pág. 119-114).

La pieza rara. (2010). Vida de poeta. (Pág.115-116).

Discurso a una estufa, R.W. (2010). Vida de poeta. (Pág. 117-118).

Discurso a un botón , R.W. (2010). Vida de poeta. (Pág. 119-120).

El triunfo de Arciniegas. (2013) .Robert Walser,biografía breve :El triunfo de Arciniegas.


Recuperado de http://eltriunfodearciniegas.blogspot.com.co/2013/02/robert-walser.html

Maturana. El viejo en la historia :Gerontologia,Universidad de Chile. Recuperado de


http://www.gerontologia.uchile.cl/docs/viejo.htm

Hoyos. (1994) .Colombia no quiere a sus ancianos: El tiempo. Recuperado de


http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-107936

Durango .(2006). Vejez no es sinónimo de aislamiento, sino de experiencia y libertad: El siglo de Correón .
Recuperado de https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/240239.vejez-no-es-sinonimo-de-aislamiento-sino-
de-experiencia-y-libertad.html

Rubín. Las mejores frases 51 de la adolescencia:Lifeder. Recuperado de https://www.lifeder.com/frases-de-


adolescencia/

Tamayo. (2015). El peligro de ser viejo : El colombiano. Recuperado de


http://www.elcolombiano.com/opinion/columnistas/el-peligro-de-ser-viejo-XN1438891

Ordaz. (2010). La vejez es el gran tema de la literatura: El país. Recuperado de


http://elpais.com/diario/2010/04/10/babelia/1270858340_850215.html
Daniela Ibarra Manrique pág. 9
Kimberly Alexandra Flórez