You are on page 1of 3

INTRODUCCIÓN

Debido a la competencia global entre las organizaciones, ha surgido la necesidad


de establecer enfoques de ventas, para la atracción de clientes y retención de los
ya existentes. Se puede definir de una manera clara y sencilla al CRM como la
manera de identificar, adquirir y retener a los clientes. La relación con el cliente ha
venido evolucionando, y gracias a los avances de las Tecnologías de Información
(TIC´S) estas estrategias pueden ser aplicadas en la organización.

Es importante que la estrategia pueda implementarse de manera progresiva, así se


podrá incrementar el posible éxito en CRM.
LA IMPORTANCIA DE UNA ESTRATEGIA CRM EN UNA EMPRESA

El CRM tiene una gran importancia para cualquier empresa ya que esta es la
encargada de tener toda la información en una determinada empresa, para que un
CRM funcione correctamente tenemos que tener en cuenta y muy claro cuáles son
los diferentes factores que influyen en dicho proceso, pero al mismo tiempo tener
en cuenta cuales factores impiden tener un éxito total. Entre los factores que influyen
en proceso para que se lleve a cabo un buen CRM se puede encontrar: que toda
empresa tiene que disponer una información actualizada sobre el mismo con el
objetivo de optimizar la relación de la empresa con el cliente, capacitación del
personal de trabajo y buena elección de ellos, exigencia de mostrar resultados para
que la motivación sea mayor al pasar de los días y así mismo que le sirva como
motivación personal, y entre otros más que influyen de cierta forma para tener
excelentes logros como empresa.

El CRM funciona como una herramienta estratégica que se centra en poner a la


empresa en un contacto más directo con sus clientes, creando relaciones duraderas
y obteniendo informaciones claves que pueden conllevar al logro de una ventaja
competitiva y crecimiento. Con la implementación del sistema CRM, la compañía
deberá de ser capaz de anticiparse a los deseos del cliente. El sistema debe ser un
medio de obtener información sin llegar al grado de acosar al cliente.

Es importante destacar que una estrategia de CRM, debe estar dirigida por la
estrategia global de la organización y las necesidades de los clientes, y su
implementación requiere de un trabajoso proceso de desarrollo que debe
considerar la implantación de una cultura en toda la organización que requiere de
una metodología y formación adecuada.
CONCLUSIÓN

Las tendencias muestran que cada vez hay más empresas que implementan CRM
con el objetivo de lograr la fidelización de los clientes, sin embargo, no podemos
dejar a un lado de que es un proceso que requiere de constancia y dedicación en el
manejo adecuado de las relaciones. Resulta sumamente necesario, para asegurar
una implantación exitosa, que las organizaciones tengan claro los objetivos
empresariales, quienes son y que desean sus cliente, qué servicios están en la
capacidad de ofrecer y qué soluciones tecnológicas se adoptarán.