Вы находитесь на странице: 1из 24

Tema

49 Adaptaciones
curriculares: conceptos
y principios generales.
Adaptaciones curriculares
significativas para
alumnos con necesidades
educativas especiales
y sus clases: acceso al
currículo; adaptaciones
metodológicas, en
contenidos, en evaluación

Rosa Rubio Prado


Volumen III

ÍNDICE SISTEMÁTICO

1. INTRODUCCIÓN

2. CONCEPTO Y PRINCIPIOS GENERALES


2.1. Concepto de adaptación curricular
2.2. Principios de la adaptación curricular
2.3. Modelo del proceso de elaboración
2.3.1. Proceso de toma de decisiones en las adaptaciones curriculares

3. TIPOS DE ADAPTACIÓN CURRICULAR


3.1. Adaptaciones en los elementos de acceso al currículo
3.2. Adaptaciones en los elementos básicos del currículo
3.2.1. Adaptación curricular no significativa
3.2.2. Adaptación curricular significativa
3.2.3. ACI de introducción de currículo específico

4. FASES EN LA ELABORACIÓN DE ACIS


4.1. Procedimiento de elaboración de las adaptaciones curriculares
significativas
4.2. Evaluación psicopedagógica de las NEE en Secundaria
4.3. Elaboración de informes psicopedagógicos para ACI
4.4. Documento Individual de Adaptación Curricular (DIAC)

BIBLIOGRAFÍA

12 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


1. INTRODUCCIÓN
El término adaptación curricular se introduce en España con la LOGSE (1990) y tiene su
base en el informe Warnock. Sustituye al PDI (Programa de Desarrollo Individual) utilizado
desde el Plan Nacional de la Educación Especial (1978). El hecho de que hoy hablemos de
adaptaciones curriculares obedece a una serie de cambios conceptuales asumidos en los
últimos años y que la LOGSE asumió explícitamente:
a) La LOGSE apostó por una nueva concepción sobre el currículum, más descen-
tralizado, abierto y flexible, y, por tanto, más adaptable. Concepción que se mate-
rializa en la capacidad de toma de decisión de los docentes, en la definición de su
Proyecto Educativo y en los diferentes niveles de concreción.
b) La introducción del concepto de necesidades educativas especiales (NEE) y el
consecuente abandono de la orientación centrada en el déficit, que situaba exclusiva-
mente en la persona del alumno el origen de sus dificultades de aprendizaje. Al hablar
de deficientes el acento está en el déficit del niño; al hablar de NEE se hace hincapié
en que el sistema educativo debe poner los medios adecuados para dar respuesta a
las necesidades de estos niños (no se limita a considerar el origen sino que se analiza
desde un contexto más amplio de interacción de ese niño con la institución escolar).
Desde este punto de vista, las necesidades educativas son consideradas como
algo relativo e interactivo según la capacidad de respuesta del entorno social y
según la mayor o menor rigidez del sistema educativo en la selección de objetivos
y contenidos, de la metodología y del sistema de evaluación empleados.
c) Una nueva concepción sobre la Educación Especial, la cual deja de entenderse
como educación a un tipo de personas y centrada en sus déficits para considerarse
como el conjunto de recursos educativos puestos a disposición de los alumnos que,
temporal o de forma continuada, presenta NEE y todo ello en el contexto de un centro
escolar preocupado por la formación integral y que atiende a la diversidad del humano.
El derecho a la educación corresponde a todos los alumnos y, por tanto, los fines
de la educación son fines para todos ellos. Al ampliarse el concepto de Educación
Especial y el de Necesidades Educativas Especiales más allá de los sujetos con
handicaps, se está reconociendo que todos los alumnos tienen necesidades edu-
cativas y que, por tanto, el concepto de NEE supone un continuo según el grado y
permanencia de éstas.

ORIENTACIÓN EDUCATIVA 13
Volumen III

Por otra parte, como decíamos respecto al concepto de currículum, nos encontramos
con que los propios Niveles de Concreción Curricular suponen un auténtico proceso con-
tinuo de adaptación curricular (CECJA, 1994):

  ! "!""#$ #%&&#%"& '"# &


     

 
 
 
         
     
 
  
    



 
     

 
   
  
    

 


      
  



       !"   
  
 

 #      
  $ 
   %    
         
    & 
   
   $ 
   


 &        
    
 
 '       
         
  (   
)(* +          
      
     $
   


    
  ,
   
 
 

       

       

 
  &   $  !-   
   &    
)(* +
-. $     / "

Todo este proceso va a requerir la colaboración del orientador de centro, quien verá
ocupada gran parte de su tiempo en esta actividadpara tareas tales como:
– Realizar la evaluación psicopedagógica previa a la adaptación.
– Pronunciarse sobre la pertinencia de la adaptación curricular.
– Asesorar al profesorado en la detección de casos y en la elaboración del progra-
ma adaptado.
Posteriormente la Ley de Calidad, aunque no puso tanto acento en el tema de las adap-
taciones en el currículo, también contemplaba medidas de refuerzo y apoyo (artículo 8) y
adaptaciones precisas en el plan de actuación con alumnado con NEE (artículo 45.3).
Más recientemente la Ley Orgánica de Educación no menciona en ningún momento el
término “adaptación curricular”, aunque ello no significa, ni mucho menos, que la atención
a la diversidad carezca de importancia para ella; más bien todo lo contrario. Así, establece
en su preámbulo que “con la ampliación de la edad de escolarización obligatoria y el acceso
a la educación de nuevos grupos estudiantiles, las condiciones en que los centros desa-

14 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Adaptaciones curriculares: conceptos y principios generales

rrollan su tarea se han hecho más complejas”. Resulta, pues, necesario atender a la diver-
sidad del alumnado y contribuir de manera equitativa a los nuevos retos y las dificultades
que esa diversidad genera. Se trata, en última instancia, de que todos los centros, tanto
los de titularidad pública como los privados concertados, asuman su compromiso social
con la educación y realicen una escolarización sin exclusiones, acentuando así el carácter
complementario de ambas redes escolares, aunque sin perder su singularidad. A cambio,
todos los centros sostenidos con fondos públicos deberán recibir los recursos materiales y
humanos necesarios para cumplir sus tareas. Para prestar el servicio público de la educa-
ción, la sociedad debe dotarlos adecuadamente.
En este sentido, que la LOE no mencione este término no significa por tanto que su
posterior desarrollo normativo tampoco lo haga. Así, la Orden ECI/2.211/2007, de 12 de
julio, por la que se establece el currículo y se regula la ordenación de la Educación primaria
recoge explícitamente en su art. 16.5 que entre las medidas ordinarias de atención a la
diversidad que serán establecidas por los centros en función de su alumnado y de sus re-
cursos disponibles, se encuentran las adaptaciones no significativas del currículo.
A su vez, (art.17.3) para la atención al alumnado que presenta necesidades educa-
tivas especiales, se podrán realizar adaptaciones curriculares que se aparten signi-
ficativamente de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación del currículo que
requerirán la evaluación psicopedagógica previa del alumno. En este caso, la evaluación
y promoción se realizará tomando como referente los criterios de evaluación fijados en
dichas adaptaciones.
Igualmente la Orden 2.220/2007, de 12 de julio, por la que se establece el currículo y
se regula la ordenación de la Educación secundaria obligatoria señala las adaptaciones del
currículo entre las medidas ordinarias de atención a la diversidad (art. 19.3). No obstante,
para la atención al alumnado que presenta necesidades educativas especiales, se podrán
realizar adaptaciones curriculares que se aparten significativamente de los objetivos, con-
tenidos y criterios de evaluación del currículo que requerirán la evaluación psicopedagógica
previa del alumno. En este caso, la evaluación y promoción se realizará tomando como
referente los criterios de evaluación fijados en dichas adaptaciones.
Y con independencia de que sean significativas o no, las adaptaciones se incluirán dentro del
plan de atención a la diversidad que a su vez formará parte de su proyecto educativo del centro.
Por último, no queremos terminar esta introducción sin antes recordar la siguiente afir-
mación de Solé Gallart (1994):
“Calidad de enseñanza es aquella capaz de planificar, proporcionar y evaluar el currículum
óptimo para cada alumno en el contexto de una diversidad de alumnos que aprenden”.

2. CONCEPTO Y PRINCIPIOS GENERALES

2.1. Concepto de adaptación curricular


La adaptación curricular es un proceso de toma de decisiones de estrategias educati-
vas sobre los elementos del currículum para dar respuestas educativas a las necesidades

ORIENTACIÓN EDUCATIVA 15
Volumen III

educativas de los alumnos mediante la realización de modificaciones en los elementos


de acceso al currículo y/o en los mismos elementos que lo constituyen. Estas estrategias
pueden ser:
1. Adaptación al ritmo de aprendizaje.
2. Variar respuestas en función del nivel.
3. Adaptar algunos contenidos al nivel del alumno.
4. Introducir modificaciones.
– Supone la utilización de recursos metodológicos para individualizar la
enseñanza, basada en unos criterios. ¿Qué es lo que debe aprender? ¿Cómo
lo debe aprender? ¿Cuándo? ¿Cómo hay que organizar la enseñanza?
– Permiten realizar el tratamiento de la diversidad, por lo que la valoración
psicopedagógica o multidisciplinar es el referente básico para la identificación
funcional de las necesidades educativas de los alumnos y de la toma de deci-
siones para planificar la respuesta educativa.
– El punto de referencia será el currículum ordinario. A partir de él se puede
dar prioridad a determinadas áreas o contenidos de áreas, incluir contenidos,
suprimirlos, modificar objetivos y tiempo previsto.
Por otra parte, es preciso señalar que los programas de adaptación curricular están
dirigidos al alumnado de Educación Primaria o de Educación Secundaria Obligatoria que se
encuentre en alguna de las situaciones siguientes:
a) Alumnado con necesidades educativas especiales.
b) Alumnado que se incorpora tardíamente al sistema educativo, atendiendo a sus
circunstancias, conocimientos, edad e historial académico.
Cuando presenten graves carencias en la lengua española, recibirán una aten-
ción específica que será, en todo caso, simultánea a su escolarización en los
grupos ordinarios, con los que compartirán el mayor tiempo posible del horario
semanal.
Quienes presenten un desfase en su nivel de competencia curricular de más de un
ciclo en Educación Primaria o de dos o más años en Educación Secundaria Obli-
gatoria, podrán ser escolarizados, respectivamente, en un curso inferior o en uno o
dos cursos inferiores al que les correspondería por edad.
c) Alumnado con dificultades graves de aprendizaje.
d) Alumnado con necesidades de compensación educativa.
e) Alumnado con altas capacidades intelectuales.
En Educación Primaria y Secundaria Obligatoria las adaptaciones curriculares significa-
tivas suelen tener una duración de un ciclo y suelen hacerse en el primer curso del mismo,
aunque también pueden realizarse en el segundo.

16 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Adaptaciones curriculares: conceptos y principios generales

“Las adaptaciones curriculares individualizadas tendrán como temporalización mínima un ci-


clo educativo de la etapa en que esté escolarizado el alumno, periodo mínimo suficiente para
poder valorar los resultados de las modificaciones que se realicen. Será necesaria una nueva
aprobación cuando se produzca una modificación en la referencia al ciclo”. Andalucía.

2.2. Principios de la adaptación curricular


Normativamente hablando, la escolarización del alumnado que sigue programas de
adaptación curricular se regirá por los principios de normalización, inclusión escolar y social,
flexibilización y personalización de la enseñanza.
Desde un punto de vista pedagógico, lo anterior se traduce en que los principios gene-
rales para realizar adaptaciones curriculares son:
a) Normalización. El punto de partida y referente último de toda adaptación curricular
es el currículum ordinario para alcanzar los objetivos de un proceso educativo
normalizado.
b) Contextualización. La adaptación curricular necesita un conocimiento lo más
amplio posible del centro educativo, de su entorno, del grupo de alumnos y de
cada alumno concreto.
c) Significatividad. Se trata de favorecer la incorporación al currículum ordinario,
por lo que se procederá de tal modo que prioritariamente se adapten los elementos
menos significativos para ir evolucionando en caso de no ser eficaces hacia los
elementos más significativos:
– De los ámbitos amplios referidos al centro y al aula hacia los ajustes más indi-
viduales (ACI).
– Desde los elementos de acceso hacia los elementos básicos.
– Desde los elementos del currículum referidos a la evaluación, la metodología,
las estrategias y actividades, hasta los objetivos y contenidos.
d) Realidad. Comenzar por las adaptaciones curriculares con mayores posibilida-
des de éxito. El éxito de la adaptación curricular estriba en que esté formulada del
modo más realista posible; disponiendo de los recursos existentes, adaptando los
elementos pertinentes, proponiéndose objetivos concretos y realistas.
e) Participación e implicación de los diferentes profesionales. La adaptación
curricular es competencia directa del equipo docente. La toma de decisiones y
la adopción de soluciones se realizarán de forma consensuada y los acuerdos se
reflejarán en el documento de adaptación correspondiente.
Por último, podríamos añadir a los anteriores el principio de ser reflejada por escrito,
ya que esto:
– Evitará malos entendidos.
– Asegurará líneas de actuación coherentes entre los diferentes implicados.
– Permitirá la revisión y evaluación de la adaptación curricular.

ORIENTACIÓN EDUCATIVA 17
Volumen III

2.3. Modelo del proceso de elaboración


Los documentos guía del MEC1 y de la Consejería de Educación de Andalucía sobre
Adaptaciones Curriculares, persiguen un doble objetivo:
a) Ayudar al profesorado a entender mejor los procesos de enseñanza/aprendi-
zaje. La intervención educativa es un proceso interactivo. El grado de ajuste
en dicho proceso va a ser determinante para el progreso del alumno; de originarse
desajustes entre las estrategias de enseñanza y las capacidades del alumno y su
rendimiento, va a producirse cierto entorpecimiento en su aprendizaje (o aparición
de dificultades de aprendizaje).
b) Facilitarle estrategias de actuación que le permitan introducir los cambios ne-
cesarios en el caso de los alumnos con dificultades de aprendizaje. Hay que partir
de la existencia de gran heterogeneidad en los estilos de aprendizaje de los
alumnos, lo que obliga al profesor a ser creativo, desarrollar estrategias y métodos
diversos y a permitir ritmos y niveles diferentes dentro de los objetivos generales
de enseñanza. Así, dar respuesta a las necesidades educativas de cada alumno,
puede pasar por las dos fases siguientes:
1. Utilizar todos los recursos ordinarios, hasta agotarlos. Aquí el profesor
aún no se plantea rebajar los niveles de exigencia, ni elabora programas
diferentes para cada alumno, sino que intenta adecuarse a los estilos de
aprendizaje de cada uno: cambios metodológicos, materiales diferentes, or-
ganización del aula que posibilite diferentes ritmos de aprendizaje, utilización
de más tiempo...
2. Recurrir a medios extraordinarios. Adaptación al ritmo individual de aprendiza-
je, variar las respuestas en función del nivel, adaptar algunos contenidos al nivel
del alumno, introducir modificaciones, etc. En definitiva, desarrollar estrategias
de adaptaciones curriculares siempre tomando como referencia el currículum
ordinario.
No obstante, con todos los alumnos con dificultades de aprendizaje no hay que plan-
tearse elaboración de ACIs, sino que existen estrategias de individualización que pueden
solucionar dichas dificultades sin necesidad de recurrir a estas medidas excepcionales.
La reforma adopta una nueva concepción de las dificultades de aprendizaje: pueden
estar en parte en el alumno y en parte en la enseñanza. En este modelo interactivo se
pone el énfasis en:
– El grado de ajuste del contenido, secuencia y forma de enseñar,
– así como en las habilidades previas del alumno (contenidos conceptuales, pro-
cedimentales y actitudinales).
El objetivo de este modelo interactivo de dificultades de aprendizaje es que la respuesta
escolar, mediante el refuerzo educativo, debe ajustarse al nivel de los alumnos que expe-
rimenten dificultades de aprendizaje.

1
Considerar a lo largo de toda la obra que actualmente es ME (Ministerio de Educación).

18 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Adaptaciones curriculares: conceptos y principios generales

Ante las dificultades de aprendizaje, el profesor debe plantearse:


1. ¿Qué dificultades presenta (de cálculo, de lenguaje, de conducta...)? después
de que con los recursos ordinarios el alumno no aprende.
2. ¿Cómo evaluar con exactitud cuáles son sus dificultades de aprendizaje?
3. ¿Qué objetivos deberían programarse para este alumno que aprende con dificultad?
4. ¿Qué metodología podría emplearse?
5. ¿Qué actividades de enseñanza-aprendizaje para el refuerzo educativo se pueden
desarrollar?
6. ¿Qué recursos materiales serían necesarios?
7. ¿Cómo evaluar el desarrollo de sus capacidades?

2.3.1. Proceso de toma de decisiones en las adaptaciones


curriculares
En cuanto al proceso de elaboración de las ACIs significativas, podemos decir que la Admi-
nistración Educativa propone un proceso de análisis de tareas basado en las teorías sobre
dificultades de aprendizaje centradas en la tarea, las cuales toman como referencia:
– El modelo conductual de modificación directa de las dificultades de aprendi-
zaje. Cuando falla el proceso de aprendizaje hay que realizar un análisis exhaustivo
y jerárquico de las conductas que se desarrollan en dicho aprendizaje (identifica-
ción de las unidades funcionales de las conductas académicas), con pasos senci-
llos, partiendo de conductas simples.
– La concepción constructivista del aprendizaje, tomando como referencia la
modificación de conducta cognitiva, que sigue los pasos anteriores.
Para resolver un aprendizaje costoso, lento, hay que analizar el acto de aprendizaje
o contenido en sí, desmenuzando o pormenorizando qué es lo que impide al alumno ese
aprendizaje. Atomización o desglose analítico de la tarea a aprender: descomponerla
en pasos muy sencillos y jerarquizados en orden descendente para ver el nivel en que el
alumno comienza a tener dificultad en ese contenido de aprendizaje.
Por ejemplo, respecto a la relación de conductas necesarias para llegar a la correcta
resolución de la división, a parte de la correspondiente explicación del método de resolu-
ción, debemos preguntarnos: 1º. ¿Domina la tabla del número por el que intenta dividir?
2º. ¿Conoce el concepto de decena claramente? 3º. ¿Distingue derecha izquierda? 4º. ¿En
qué parte de la división aparece la dificultad? 5º. Etc.

Este procedimiento permite diagnosticar el nivel a partir del cual poder empezar
a construir el aprendizaje concreto en el niño (Ausubel). La confección de instrumen-
tos de registro, escalas de observación y otros medios diagnósticos también facilitan la
tarea de detección de la dificultad. Los avances se entremezclan inevitablemente con las
dificultades, bloqueos e incluso retrocesos y la ayuda pedagógica podrá adoptar formas
diferentes (Coll).

ORIENTACIÓN EDUCATIVA 19
Volumen III

  !
 
 
 
        
     

67 "   !# $ %&


 '   (  

87 )   !*+ ,#+&
- '. ( /
-  '.  &
- 0
-  
- 0 12 32 4
4 
5

97  ,  !)&
-     
-       3 

El Ministerio de Educación toma como referencia en el proceso de elaboración la Pro-


puesta de acercamiento curricular de Evans (1989):

0   "         ) ,      
       1)% 23435    
 
  
 
        
67 &         " 
       
29
      "8     
   $          !  
    
  


"# $%
6 ,    1     
  &   
  5       
     
:9  '  $%     8        
6 ,     
    8 '$
   %        
 
   
 
 (  $      
  
;  "            )'        
 '  $% 6 ,   ,   *"  '$ 
<9 &"8 6 ,   

     
    '$     +     "    
  %    , 

      $%8  -" " % ,

 
.  " /
6 ,      ,  %  '$  

=9  "'     
           8 %     

6>     
 
        
  
 
?9
    
  $%8
0@ A. )B!0( .)0. ;) ;)!0!.A)0

20 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Adaptaciones curriculares: conceptos y principios generales

3. TIPOS DE ADAPTACIÓN CURRICULAR


Los tipos o clases de adaptaciones han sufrido algunas modificaciones recientemente
y no existe una uniformidad clara entre los autores a la hora de clasificarlas. No obstante,
tomando como referencia nuestra actual base normativa, podemos decir que existen dos
grandes grupos: las grupales o de clase y las individuales, y dentro de esta última, a su vez,
podemos distinguir entre: no significativas y significativas; aunque depende también de cada
CC AA, así por ejemplo, Andalucía establece como grupo propio las adaptaciones para el
alumnado de altas capacidades intelectuales; adaptaciones también llamadas de amplia-
ción. Igualmente Canarias también incluye el grupo de las muy significativas, que implica la
supresión de objetivos y contenidos de etapa, afectando a la mayor parte o a todas las áreas
del currículo, siendo necesario priorizar objetivos y contenidos del currículo general relaciona-
dos con la autonomía personal y social, la comunicación y el tránsito a la vida adulta.
Los criterios que debemos considerar para la adecuación y el grado de significatividad
de una adaptación curricular son:
1. Características y necesidades del alumno. Dar prioridad a lo que pueda com-
pensar o disminuir las desventajas por el hándicap.
2. Tipo de materia y actividad. Priorizar:
– Tópicos de carácter fundamental y básico: lectura, escritura, cálculo...
– Prácticos e instrumentales.
– “Llave” para aprendizajes posteriores.
3. Pedagógicas.
– Partir de la propuesta educativa diseñada para todo el alumnado.
– Mantener el equilibrio entre las diferentes capacidades: cognoscitivas, integra-
ción social, personal. También entre los diferentes contenidos: conceptuales,
procedimentales y actitudinales.
4. Del centro: acceso físico, formación profesorado, aspectos organizativos...

3.1. Adaptaciones en los elementos de acceso al currículo


Son modificaciones en los elementos personales, espaciales, materiales y organizati-
vos, para favorecer el acceso del alumno al currículo sin realizar modificaciones en éste. Se
trata de adaptaciones que tienden a compensar dificultades para acceder al currículum de
los alumnos con dificultades visuales, auditivas o motóricas.
“Las adaptaciones de acceso son aquéllas que nos permiten poner en práctica el proceso de
enseñanza-aprendizaje, posibilitando el acceso al currículo sin realizar modificaciones en el
mismo. Se pueden hacer adaptaciones curriculares en los elementos personales, espacia-
les, materiales, organizativos y temporales”. MEC.
“Se consideran adaptaciones de acceso al currículo a todas aquellas medidas de eliminación
de barreras (arquitectónicas y/o de la comunicación), ayudas técnicas, personales y/o meto-
dológicas que necesita el alumno para acceder al currículo”. Aragón.

ORIENTACIÓN EDUCATIVA 21
Volumen III

“Las adaptaciones de acceso consisten en la dotación extraordinaria de recursos técnicos


o materiales, o de la intervención de algún profesional especializado (audición y lenguaje,
fisioterapeuta, educador, etc.), que posibilite a los alumnos con necesidades educativas
especiales acceder al aprendizaje”. Valencia.
“Cuando las necesidades educativas especiales del alumno le impidan la utilización ordinaria
de los medios de acceso al sistema y a la actividad educativa, el centro propondrá una adap-
tación individual de acceso al currículo que ponga a disposición las medidas de accesibilidad
y las ayudas técnicas o personales necesarias para acceder al aprendizaje”. País Vasco.
Por tanto, pueden estar referidas a:
a) Elementos personales. Departamento de Orientación, profesor de apoyo, logopeda,
etc., en colaboración con el profesorado para el tratamiento de alumnos con NEE.
b) Elementos espaciales. Para facilitar la autonomía del alumno en el uso de las
instalaciones del centro:
– Modificaciones arquitectónicas del centro y del aula: sonorización, rampas...
– Disposición del mobiliario: mesas adaptadas...
– Creación de espacios específicos: aula de apoyo, de psicomotricidad...
– Condiciones físicas de los espacios: iluminación, sonoridad, accesibilidad...
c) Elementos materiales y recursos didácticos:
– Simplificar, modificar, complementar, añadir, suprimir, secuenciación o información
suplementaria para adecuar las actividades a las posibilidades de cada alumno.
– Disponer del equipamiento y recursos didácticos suficientes y adecuados a las
necesidades de cada alumno.
– Crear y confeccionar materiales que, por su especificidad y originalidad, no se
encuentran en el mercado; adecuación de materiales escritos y audiovisuales
para alumnos con deficiencias sensoriales o motóricas.
– Instalar los equipamientos específicos que supongan elementos de acceso al
currículum y que sean necesarios para la atención de determinadas necesida-
des educativas (ordenadores...).
– Incorporar la mayor cantidad de recursos que sean de utilidad para cualquier
alumno.
d) Elementos temporales:
– Decisión del tiempo de cada área, y su equilibrio.
– Adecuación de los apoyos dentro y fuera del aula.
– Tiempo fuera del horario lectivo.
e) Elementos para la comunicación.
– Utilización de sistemas y códigos distintos o complementarios al lenguaje del aula.
– Utilización de materiales específicos: ordenador, amplificadores, etc.

22 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Adaptaciones curriculares: conceptos y principios generales

Procedimientos para solicitar una adaptación curricular de acceso


Algunas comunidades autónomas tienen regulado el proceso de aprobación de una
adaptación curricular de acceso. En la Comunidad Valenciana, el tutor cumplimenta la
hoja de datos iniciales y la tramita al servicio psicopedagógico escolar (Educación Infantil y
Primaria) o Departamento de Orientación (Educación Secundaria) para que realice la eva-
luación antes del inicio del curso o cuando se detecte las necesidades. Este servicio realiza
el protocolo de la evaluación psicopedagógica de necesidades, emite el informe y la pro-
puesta de adaptación de acceso, remite el expediente a la dirección del centro, y resuelve
la Dirección General de Centros Docentes.

3.2. Adaptaciones en los elementos básicos del currículo


Adaptaciones en elementos básicos curriculares tales como: objetivos, contenidos, me-
todología, actividades y evaluación del área.

3.2.1. Adaptación curricular no significativa


Son aquellas modificaciones que se realizan a los alumnos con dificultades en el apren-
dizaje cuando su desfase curricular es menor de dos años. Se recogen en la programación
de aula del profesor correspondiente. No se modifica sustancialmente la programación
propuesta para el grupo. Dosificación del esfuerzo del alumno para centrarlo en los aspec-
tos fundamentales de los contenidos, pero sin pérdida de los objetivos generales del área.
Supone un modelo de trabajo compatible con el programa general de la clase.
“Son adaptaciones que, utilizando estrategias metodológicas, actividades de enseñanza
aprendizaje y secuencias temporales diferentes, así como técnicas o instrumentos de eva-
luación adaptados, tratan de conseguir los mismos objetivos y contenidos marcados por el
grupo ordinario, aplicando los mismos criterios de evaluación”. MEC.
“Afectan a elementos tales como metodología, el tipo de actividades, los instrumentos y
técnicas de evaluación. No afectan a los objetivos educativos, que siguen siendo los mismos
que tenga el grupo con el que se encuentra el alumno. El tutor y/o el equipo docente realiza-
rán tales adaptaciones sin necesidad de trámites que superen el ámbito del centro... Serán
atendidas en el contexto habitual del alumno”. Andalucía.
Siempre el orden en las decisiones a tomar sobre adaptaciones curriculares deberá
comenzar desde los elementos menos significativos evolucionando, si es necesario, a los
más significativos. Por ello, las adaptaciones en la evaluación serán las primeras decisio-
nes a tomar mientras que las referentes a los objetivos han de ser las últimas y sólo si es
estrictamente necesario.
a) Adaptaciones en la evaluación:
– Seleccionar otras técnicas e instrumentos de evaluación.
– Adaptar los procedimientos de evaluación.

ORIENTACIÓN EDUCATIVA 23
Volumen III

      !











   







 





  

b) Adaptaciones metodológicas:
– Modificar el agrupamiento de los alumnos en las diferentes actividades.
– Modificar la organización espacial y/o temporal de las actividades en el aula.
– Introducción de actividades alternativas a las generales de las planificadas para el
grupo clase. Fundamentalmente en el trabajo con contenidos procedimentales.
– Introducción de actividades de refuerzo y apoyo. Ofrecer cierto número de acti-
vidades optativas para la profundización en un determinado contenido.
– Modificar el nivel de abstracción de una actividad, mediante el uso de otros
materiales (gráficos, manipulativos...).
– Modificar el nivel de complejidad de las actividades:
* Eliminando parte de sus componentes.
* Presentando la tarea ya organizada en los sucesivos pasos que la componen.
– Modificar la selección de materiales.
– Adaptación de materiales.
c) Adaptaciones en los contenidos:
– Priorizar áreas o bloques de contenidos frente a otros según su funcionalidad.
– Priorizar un tipo de contenidos (por ejemplo, los actitudinales) frente a otros.
– Secuenciación más pormenorizada de un determinado contenido que requiere
de procesos de aprendizaje jerarquizados. Desarrollo de los contenidos confor-
me a los conocimientos previos y habilidades de cada alumno.
– Repaso de determinados contenidos para garantizar su dominio.

24 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Adaptaciones curriculares: conceptos y principios generales

– Supresión de contenidos con carácter accesorio o complementario, para cen-


trarse en los nucleares o fundamentales (mínimos o esenciales en el Proyecto
de Centro).
– Adaptaciones en la temporalización prevista para determinados objetivos y, en
consecuencia, para el logro de los objetivos.
d) Adaptaciones en los objetivos del área:
– Reformulación de objetivos.
– Priorizar un determinado objetivo sobre otro.
– Secuenciar los objetivos que son necesarios para el desarrollo de las capacida-
des previstas.
En principio estas adaptaciones irán dirigidas al alumnado que presente desfase en su
nivel de competencia curricular respecto del grupo en el que está escolarizado, por pre-
sentar dificultades graves de aprendizaje o de acceso al currículo asociadas a discapacidad
o trastornos graves de conducta, por encontrarse en situación social desfavorecida o por
haberse incorporado tardíamente al sistema educativo. A su vez, podrán ser individuales
o grupales, cuando estén dirigidas a un grupo de alumnado que tenga un nivel de com-
petencia curricular relativamente homogéneo pero sin que ello suponga agrupamientos
discriminatorios para el alumnado.
Las adaptaciones curriculares serán propuestas y elaboradas por el equipo docente,
bajo la coordinación del profesor o profesora tutor y con el asesoramiento del equipo o
Departamento de Orientación. En dichas adaptaciones constarán las áreas o materias en
las que se va a aplicar, la metodología, la organización de los contenidos, los criterios de
evaluación y la organización de tiempos y espacios.
Las adaptaciones curriculares individuales podrán ser propuestas, asimismo, por el
profesor o profesora del área o materia en la que el alumnado tenga el desfase curricular
ya reseñado, que será responsable de su elaboración y aplicación, con el asesoramiento
del equipo o Departamento de Orientación.

3.2.2. Adaptación curricular significativa


Son aquéllas que se elaboran cuando el alumno tiene evaluación psicopedagógica,
dictamen de escolarización y resolución de la inspección educativa (son los acnnes) su
desfase curricular es de más de dos años. Suponen una modificación en los elementos
prescriptivos del currículo: objetivos generales de la etapa o del área/materia, conteni-
dos mínimos y criterios de evaluación. No obstante, se realizarán buscando el máximo
desarrollo posible de las competencias básicas; la evaluación y la promoción tomarán
como referente los criterios de evaluación fijados en dichas adaptaciones. Estas ACIs
pueden ser:
– De inclusión: incluye objetivos o contenidos no contemplados con carácter general
para el resto de los alumnos. Por ejemplo, incluir objetivos o contenidos de otras
etapas o ciclos.

ORIENTACIÓN EDUCATIVA 25
Volumen III

– De modificación o reformulación de los objetivos o contenidos mínimos estable-


cidos de manera ordinaria. Por ejemplo: si el objetivo es “utilizar fuentes básicas de
información” se puede reformular en: “el uso del diccionario como fuente básica de
información”.
– De temporalización fuera de ciclo: insistencia y priorización en determinados ob-
jetivos o contenidos. El ritmo de aprendizaje lento de determinados alumnos exige
la postergación a otros ciclos y/o cursos de algunos elementos curriculares.
– De eliminación: son las de mayor grado de significatividad porque condicionan seria-
mente la obtención de títulos académicos. Supone eliminar directamente objetivos de la
programación de estos alumnos. Si para obtener la titulación es necesario el cumplimien-
to de objetivos mínimos y se eliminan éstos, la modificación del currículo es tan importan-
te que hace que, aunque el alumno/a lleve a cabo su ACI, no obtendrá la titulación.
No obstante como antes ya indicamos, actualmente está apareciendo una tendencia a
dividirla en dos grandes grupos:
– Adaptaciones significativas: todas aquéllas que requieren modificaciones espe-
cíficas de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación del currículo de cada
ciclo o área y el uso de recursos personales y materiales de acceso al currículo.
Su desarrollo se realizará en situaciones de integración escolar previa evaluación
psicopedagógica y dictamen de escolarización.
– Adaptaciones muy significativas: todas aquéllas que exigen el desarrollo diferen-
ciado de los objetivos generales, los contenidos y los criterios de evaluación de cu-
rrículo de cada etapa y el uso de recursos personales y materiales diferenciados. Su
desarrollo se realizará en centros específicos o en unidades de educación especial en
centros ordinarios previa evaluación psicopedagógica y dictamen de escolarización.
La adaptación curricular significativa está dirigida fundamentalmente a:
– Alumnos con necesidades educativas especiales (NEE), con deficiencias físicas, psíqui-
cas o sensoriales que presenten dificultades en todas o en algunas áreas curriculares.
– Alumnos con dificultades de aprendizaje superiores a las del resto del grupo, en
todas o en algunas áreas, casi siempre ligadas a su historia escolar o socio/familiar.
Historial de aprendizaje lleno de fracasos y experiencias negativas, sin adquisición
de los contenidos instrumentales básicos, con grandes lagunas que les impiden
nuevos aprendizajes, les produce desmotivación y desinterés.
– Alumnos con limitación de capacidad de aprendizaje por efecto de un daño cerebral
o una deficiencia genética.
a) Adaptaciones en los objetivos:
– Supresión de objetivos básicos del área, por estar más allá de las posibilidades del
alumno.
– Introducción de objetivos específicos, no previstos para el grupo-clase, con carácter
alternativo o de sustitución de los objetivos eliminados.
– Introducción de objetivos específicos, no previstos para el grupo, con carácter com-
plementario para cubrir una necesidad peculiar del alumno.

26 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Adaptaciones curriculares: conceptos y principios generales

b) Adaptaciones en los contenidos:


– Introducción de nuevos contenidos, no previstos para el grupo, con el fin de lograr
los objetivos generales contemplados para todos.
– Introducción de nuevos contenidos, no previstos para el grupo, con el fin de lograr
objetivos también específicos para ese alumno.
– Eliminación de contenidos considerados mínimos en la etapa o ciclo.
c) Adaptaciones metodológicas:
– Modificación drástica de los procedimientos y organización didáctica del aula, no
asumible por el profesor para el conjunto de alumnos.
– Introducción de métodos altamente específicos de contenidos, dadas las nece-
sidades tan particulares del alumno, en cuyo aprendizaje el profesor desempeña
un papel complementario ya que requieren una formación especializada (Braille,
etc.).
d) Adaptación en los criterios de evaluación:
– Introducción de criterios de evaluación específicos.
– Eliminación de criterios de evaluación generales.
– Adaptación de criterios de evaluación comunes.
– Modificación de los criterios de promoción.
e) Adaptación en la temporalización:
– Prolongación por un año o más en la permanencia en el mismo ciclo.

3.2.3. ACI de introducción de currículo específico


Consiste en la introducción de materias funcionales para poder desenvolverse con nor-
malidad (por ejemplo en el caso de alumnos sordos, ciegos) aunque no son académicas.
Concluimos este apartado con el siguiente cuadro elaborado a partir de las aportacio-
nes de González Manjón y que clarifica la diferencia entre adaptaciones significativas y no
significativas:


   ,) -,.
&/0& -,.
&/0&
                   
                   !
       "#    
       $  
          !
         
  #    

         
         
 %      
     
         
.../...
ORIENTACIÓN EDUCATIVA 27
Volumen III

.../...
 %      
   
 %      
  # 
    '   #
 %      
                (#  
 
  )   
       !   
 

 "#               
       
 %           "
       
      
 &     
            
 %       '      
                 


 &   '    &       
         
 %         
 %       
        
      (   
 
      
        
* &       
    +

4. FASES EN LA ELABORACIÓN DE ACIS


   
   

   
  


 


  





 
 
 
 

 &
& 
 "
 %
"
 %




 &
& 
   

"
 %  
 

"
 %   
 
   

 
   
  


    

!! 
!!   "
" 
 #
#   


&
& 
  

 
 %
 %    && 
   &&   
 

 

  $

  $ '"
'" 
 
 ((


 
"
" %##
%## 





   
       


  
 "
 
 "
   " 
"   

 

 


' (
' ( 


 $
 $  )
 )   
  
    





 "
 
 "
     

 
 " 
"      


 
!
"
  


# 

 $       %
 
   
 

 
 
     
 
  

 


28 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Adaptaciones curriculares: conceptos y principios generales

4.1. Procedimiento de elaboración de las adaptaciones


curriculares significativas
La normativa autonómica establece el procedimiento para la elaboración de una adap-
tación curricular significativa. Por ejemplo, en Andalucía, el proceso es el siguiente:
– El profesor tutor, a partir de la evaluación inicial y diagnóstica, considerará la con-
veniencia de realizar una adaptación curricular significativa.
– Recopilada toda la información pertinente, el jefe de estudios celebrará una re-
unión de trabajo con los tutores en la que podrán estar presentes todos los profe-
sores que hayan intervenido con el alumno, así como los profesionales que hayan
participado en la fase de evaluación inicial o diagnóstica, y se decidirá sobre la
pertinencia o no de la adaptación.
– Asesorado por los profesores especialistas del centro y el equipo de apoyo de la
zona correspondiente, el profesor tutor, con el resto de profesores que vayan a
intervenir, diseñarán la adaptación curricular individualizada, que se enviará al ser-
vicio de inspección de la zona.
– El servicio de inspección de zona informará favorable o desfavorablemente.

4.2. Evaluación psicopedagógica de las NEE en Secundaria


Las adaptaciones curriculares significativas requerirán una evaluación psicopedagógica
previa, realizada por los equipos o Departamentos de Orientación, con la colaboración del
profesorado que atiende al alumnado. De dicha evaluación se emitirá un informe de eva-
luación psicopedagógica que incluirá, al menos, los siguientes apartados:
a) Datos personales y escolares.
b) Diagnóstico de la discapacidad o trastorno grave de conducta.
c) Entorno familiar y social del alumnado.
d) Determinación, en su caso, de las necesidades educativas especiales.
e) Valoración del nivel de competencia curricular.
f) Orientaciones al profesorado y a los representantes legales del alumnado.
Es decir, como ya se ha visto anteriormente, a la decisión sobre la elaboración de
una ACI significativa debe preceder una valoración psicopedagógica, responsabilidad del
orientador, la cual tendrá como finalidad recoger información útil para tomar decisiones
curriculares y que versará sobre aspectos relevantes de su desarrollo biológico, intelectual,
motor, comunicativo y lingüístico, de adaptación e inserción social, así como los aspectos
emocionales que se consideren significativos. Además, deberá incluir una valoración so-
bre su competencia curricular (con la colaboración del profesorado) es decir, sobre qué
es capaz de hacer con relación a los objetivos y contenidos del currículum ordinario. Por
último, en lo que se refiere a la valoración del alumno, debe valorarse también su estilo
de aprendizaje y aquellos aspectos relativos a la motivación para aprender. Pero, en la

ORIENTACIÓN EDUCATIVA 29
Volumen III

valoración psicopedagógica no es suficiente con los aspectos relativos al alumno, sino que
se hace necesario valorar también aquellos aspectos del entorno que puedan estar favo-
reciendo o dificultando su proceso de enseñanza y aprendizaje.
En la siguiente tabla se proporcionan algunas ideas sobre factores a analizar en cada
uno de estos aspectos, así como algunos de los instrumentos o estrategias más útiles para
llevar a cabo este proceso.

!! & !'


 


  
      %  
 
$        %  
   &    '
              (    )   
   *    +  
,     

     +     -
              &      *  
        .& %    / +(
   !             
       &    !"
      ! 
01 %2$ 340  5&6   
  )7880-
 "       91 %2$ &43
 #     
 $         
 :                       
) -

 #  ,    !    ;         )     
             <  !   -

 2          *     /    
 #
         *  )     -  ; 
 
  
              
:         !     
  
 ;     
       
           )   ! -
 * 
         =      
#          ) *  >* -

$ %        ! ;  
         
     
      
$
 ?  !     
  *      )         -
     * +    ;  !  !

30 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Adaptaciones curriculares: conceptos y principios generales

*,- ) *.


 
   
   
      

      0! ! "* 0!,"#!'
   ! " #$%%&'  * " *# "(*# " %*#"'
 ()%& "* $*'  "%%& "* ($0! %! *!# *$ !#
 !( %&' '
 !+%&'  #.$%& " ,$%!"# "#'
  #$%$%& #"*"%%& "  0% 0 ! # "%#!"# "#!*+"
%!"!#' 0!.*" #'
 "( " ,! %&'  $! !" "* "*'
 "($#  *!# *$ !#'
 -./! "# 0 %#'
 +*$%&'
$# 0 * "+*$%& " %"!# "$%+!# 
1 2 34
 567 ! # " %!$% !./"+!# 0%0%&'''
 75  6  %$*"# 8$ # ,! %& 9%% ./! " ":$0!'''
  7 -57 "#0%!# #*%!"#'
 -;  7 -7 0*,%%& %+"# " "#"<)=0")/"'
 57  >5 7   #!%%!"# " "# " *$ !# #'''

 !" &%   % ' ( ' 
 #

# #
  

 %  " #0!#
%!*#' 

  7? *@" "$%+ "* %"!
"#"( %%& #!." *!# *$ !# (  ) *
"+*$%& 5!%*)%& %%"#.*' !($"%# "#9%

   5-A' %!#"+%&' :$0 "!' "#(!#' *  " "*%&'

 
 $ ( 
   %   #$%$ !()+ !()%& " *$ !#
 ("#& %+"# "%"+#  0*%%& , *'''
 %$%& +( *, ) *
 $*)%&
 "*%!"# ! "!' $*#' -**""#' #"!#' "!' #**!#
"#%*"#' 7*!"# %! $!#'

Para la realización de la evaluación psicopedagógica previa a las adaptaciones curricu-


lares se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:
a) Para el alumnado de nuevo ingreso en el centro, partirá de la información que al
respecto facilite el centro de procedencia y, en su caso, el Equipo de Orientación
Educativa de la zona.
b) En el resto de los casos se basará en la información que el Orientador/a recabe de la
persona que ejerza la tutoría, obtenida a partir de los informes de evaluación individua-
lizados o del expediente académico, así como de la que le proporcione el profesorado
que en el momento de comenzar el proceso imparta docencia al alumno o alumna.
Los resultados de esta evaluación se recogerán en un informe que contendrá, al me-
nos, los siguientes aspectos (Andalucía):
a) Datos personales.
b) Motivo de la evaluación psicopedagógica realizada e historia escolar.

ORIENTACIÓN EDUCATIVA 31
Volumen III

c) Valoración global del caso. Tipo de necesidades educativas especiales.


d) Orientaciones al profesorado para la organización de la respuesta educativa sobre
los aspectos más relevantes a tener en cuenta en el proceso de enseñanza y apren-
dizaje, tanto en el ámbito del aula como en el del centro escolar.
e) Orientaciones para el asesoramiento a los representantes legales sobre los as-
pectos más relevantes del contexto familiar y social que inciden en el desarrollo
del alumno o alumna y en su proceso de aprendizaje. Se incluirán aquí sugeren-
cias acerca de las posibilidades de cooperación de los representante legales con
el centro educativo.

4.3. Elaboración de informes psicopedagógicos para ACI


Como resultado del proceso de valoración psicopedagógica, el orientador será el encar-
gado de la elaboración del informe en el que se recogerán todos aquellos datos recogidos
en la valoración y que serán útiles para la adaptación curricular.
El contenido de dicho informe debería ser el siguiente:

INFORME PSICOPEDAGÓGICO DE ACI

0. DATOS PERSONALES.
1. INFORMACIÓN SOBRE EL ALUMNO.
a) DESARROLLO PERSONAL E HISTORIA ACADÉMICA: historia académica; interés
por los estudios; relación con compañeros y con la familia; estilo de relación fami-
lia/hijo; adaptación al centro; progreso...
b) NIVEL DE COMPETENCIA CURRICULAR. Nivel de desarrollo de los objetivos ge-
nerales de la etapa del PCC y utilización de los distintos tipos de contenido en las
diferentes áreas.
c) ESTILO de APRENDIZAJE y motivación para aprender:
– Estrategias que emplea en la solución de problemas.
– Condiciones físico ambientales favorecedoras.
– Agrupamiento más idóneo.
– Tipo de refuerzo.
– Actividades que más le motivan.
2. INFORMACIÓN DEL ENTORNO FAMILIAR y ESCOLAR.
a) CONTEXTO FAMILIAR:
– Interacción miembros familia.
– Aficiones, preferencias.
– Actitudes, expectativas de los padres.
– Grado de colaboración con centro.
.../...

32 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Adaptaciones curriculares: conceptos y principios generales

.../...
b) CONTEXTO ESCOLAR:
– Factores organizativos, relacionales, materiales, aula que favorecen/dificultan.
– Adecuación Plan Anual.
3. PROPUESTA LÍNEAS GENERALES DE AC:
– Objetivos.
– Contenidos.
– Tipo de actividades.
– Metodología.
– Horario, distribución tiempo.
– Criterios de evaluación.

4.4. Documento Individual de Adaptación Curricular (DIAC)


Recordemos que el responsable de la elaboración de las adaptaciones curriculares sig-
nificativas será el profesor tutor o (en Andalucía, al menos) el profesorado especialista en
educación especial, con la colaboración del profesorado del área o materia encargado de
impartirla y contará con el asesoramiento de los equipos o Departamentos de Orientación.
Sin perjuicio de su inclusión en el proyecto educativo del centro, las adaptaciones
curriculares significativas quedarán recogidas en un documento que contendrá, al menos,
los siguientes apartados:
a) Informe de evaluación psicopedagógica al que se refiere el apartado 3 de este ar-
tículo.
b) Propuesta curricular por áreas o materias en la que se recoja la modificación de
los objetivos, metodología, contenidos, criterios de evaluación y organización del
espacio y del tiempo.
c) Adaptación de los criterios de promoción y titulación, de acuerdo con los objetivos
de la propuesta curricular.
d) Organización de los apoyos educativos.
e) Seguimiento y valoración de los progresos realizados por el alumnado, con informa-
ción al mismo y a la familia.
La aplicación de las adaptaciones curriculares significativas será responsabilidad del
profesor o profesora del área o materia correspondiente, con la colaboración del profesora-
do de educación especial y el asesoramiento del equipo o departamento de orientación.
La evaluación de las áreas o materias será responsabilidad compartida del profesorado
que las imparte y, en su caso, del profesorado de apoyo.
Las decisiones sobre la evaluación de las adaptaciones curriculares y la promoción y
titulación del alumnado se realizarán de acuerdo a los objetivos fijados en la adaptación
curricular significativa y será realizada por el equipo docente, oído el equipo o departamento
de orientación.

ORIENTACIÓN EDUCATIVA 33
Volumen III

BIBLIOGRAFÍA

CECJA: Orientaciones para el tratamiento de la diversidad, Materiales curriculares para la


ESO, Junta de Andalucía, 1994.
CECJA: Decreto 147/2002, de 14 de mayo, por el que se establece la ordenación de la
atención educativa a los alumnos con necesidades educativas especiales asociadas a
sus capacidades personales.
CECJA: Orden de 27 de julio de 2006, por la que se regulan determinados aspectos referi-
dos al Plan de Orientación y Acción Tutorial en los I.E.S. BOJA n.º 175. 2006.
Decreto 200/1997, de 3 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de
los Institutos de Educación Secundaria (BOJA núm. 104, 6 septiembre 1997).
González Manjón, D.: Adaptaciones curriculares. Guía para su elaboración, Aljibe, 1993.
Gobierno Vasco: Materiales de apoyo para la realización de adaptaciones curriculares indi-
viduales, Departamento de Educación, Universidades e Investigación, Vitoria, 1994.
Grau, C. y Fernández, M.: “La atención a la diversidad y las adaptaciones curriculares en la
normativa española”. Revista Iberoamericana de educación. 2008.
Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo, LOGSE.
Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación.
Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (BOE n.º 32 de 4/5/2006).
MEC: Alumnos con Necesidades Educativas Especiales y Adaptaciones Curriculares, Direc-
ción General de Renovación Pedagógica, Centro de publicaciones, Madrid, 1996.
Orden 1.845/2007, de 19 de junio, por la que se establece los elementos de los docu-
mentos básicos de evaluación.
Real Decreto 1.513/2006, de 7 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas
mínimas de la Educación Primaria.
Real Decreto 1.631/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas
mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria.
Orden ECI/2.211/2007, de 12 de julio, por la que se establece el currículo y se regula la
ordenación de la Educación Primaria.
Orden ECI/2.220/2007, de 12 de julio, por la que se establece el currículo y se regula la
ordenación de la Educación Secundaria Obligatoria.
Solé Gallart: “Asesoramiento, orientación y supervisión”. Cuaderno de Pedagogía núm.
223, 1994.
Vallés Arándiga, A.: Dificultades de aprendizaje y actividades de refuerzo educativo, Pro-
molibro, 1993.

34 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA

Оценить