Вы находитесь на странице: 1из 17

EL CONDUCTOR

3
3. US U ARIOS DE LA VIA
• EL CONDUCTOR Y SU COMPORTAMIENTO.
• OTROS USUARIOS DE LA VIA.

+
USUARIOS DE LA
VIA

EL CONDUCTOR Y SU COMPORTAMIENTO

Las vías son compartidas por distintos usuarios, todos con los mismos
derechos.

La seguridad y fluidez de la circulación dependen de todos y cada uno de los


usuarios. Por ello es necesaria la colaboración entre todos los usuarios de
la vía, respetando a los demás y circulando de manera ordenada.

Entre los distintos usuarios se encuentran:


• Peatones.
• Los conductores de todo tipo de vehículos, como bicicletas,
motocicletas, camionetas, camiones, ómnibus. etc.

La colaboración de los distintos usuarios se basa en


:
• No molestar a los demás incumpliendo las normas, causando perjuicios o
molestias innecesarias o faltando a la educación cívica con malos gestos y
modales incorrectos.
• No sorprender a los demás con movimientos o maniobras imprevistas y sin
aviso.

1
• Advertir de sus intenciones y de las maniobras que va a
realizar:
- Realizándolo correctamente, con claridad y con suficiente
antelación
para dar tiempo a que los demás usuarios puedan tomar sus precauciones.
- Asegurándose de que los demás usuarios han percibido y
comprendido las advertencias, que pueden ser ópticas, acústicas o mixtas.
• Comprender las advertencias y disculpar los errores de los demás,
facilitando la conducción a conductores principiantes, conductores inseguros o
desconocedores de la zona.

COM P O R TAM I ENTO DEL


CO NDU C TOR
Todo conductor y usuario de la vía pública debe comportarse de modo
que:
• No ponga en peligro a
nadie.
• No cause daños a personas o
bienes.
• No cause molestias a otros
usuarios.
• No entorpezca indebidamente la
circulación.
El conductor debe utilizar el cinturón de seguridad, durante la marcha del vehículo
que conduce.
El conductor de cualquier vehículo, debe tener cuidado y consideración con los
peatones y con los vehículos que transitan a su alrededor.
Al ponernos al volante de un vehículo ingresamos a un campo de interrelaciones de
responsabilidad compartida con los demás usuarios de la vía, jurídicamente es
llamada Responsabilidad Civil Extracontractual porque no precisa de un
acuerdo
previo de partes; y los daños ocasionados en el accidente implica compartir el
pago de su reposición según el grado de culpabilidad directa o indirecta del
causante ó causantes.

Se considera c o m port a mie n to peligro s o y, p or ta n t o, para el con d uc t or


está proh i bi d o:
• Mantener abiertas las puertas del vehículo, cuando se
encuentre transitando, prestando el servicio.
• Transportar personas en evidente estado de
ebriedad.
• Colocar asientos adicionales a los permitidos en los vehículos
autorizados.
• Permitir se transporte paquetes, bultos o bienes que molesten a
los pasajeros.
• Recoger o hacer descender pasajeros, fuera de los paraderos
autorizados.
• Fumar, conversar o estar desatento al conducir el
vehículo.
• Descender del vehículo estando con pasajeros, dejando el
motor encendido.
• Abastecer el vehículo de combustible, cuando está con pasajeros.
• Permitir se introduzcan al vehículo animales, salvo perros de los
ciegos sujetados por una correa.
• Permitir a los usuarios porten productos explosivos,
inflamables, corrosivos, venenosos o similares.
• Manejar el vehículo en marcha de retroceso, sin persona de guía.
• Arrojar o depositar sobre la vía o sus inmediaciones objetos que
puedan poner en peligro la libre circulación, parada o estacionamiento
o que puedan generar incendios.
• Abrir las puertas sin cerciorarnos de no implicar peligro para
otros usuarios.
• No señalizar obstáculos o peligros en la vía, mientras se toman las
medidas oportunas para retirarlas.
• Producir todo tipo de contaminación por encima de las limitaciones fijadas.
• Colocar lunas polarizadas o coloreadas.
• Conducir con cascos o auriculares conectados a aparatos receptores
o reproductores de sonido, o hablando por el teléfono móvil.

Estas infracciones son causas de accidentes que demanda la reparación del


daño ocasionado, tanto a la salud como a la propiedad.

ANT I CIPAC I ON
Prever los movimientos de los demás usuarios de la vía pública, es
adelantarse a unos acontecimientos previsibles y reaccionar
adecuadamente. Este
comportamiento se llama conducción defensiva, y se va adquiriendo a medida
que el conductor gana en experiencia.

Ejemplos de conducción defensiva:


• Si observa una pelota que sale impulsada a la
calzada, es de prever que tras ella corra un niño.
• Por delante de un ómnibus tomando o dejando
pasajeros, es de prever que salga un peatón.
• Si ve que un vehículo se para, es de prever
que se pueda abrir una puerta.
• Si observa un peatón o peatones en la acera, es de prever que puedan
ponerse en marcha para cruzar la calzada.
• Si observa un vehículo parado del que sale humo por el tubo de escape, es de
prever que se puede poner en movimiento.
• Si observa animales próximos a la calzada, es de prever que al espantarse,
irrumpan en ella de forma repentina.
• Si delante de su vehículo observa un vehículo que circula lentamente, es
de prever que esté buscando, por ejemplo, un espacio donde estacionar,
frenando bruscamente al encontrarlo.

ZONA DE
I N C E RTI D UM B RE
La zona de incertidumbre, es aquella zona de movimientos y
reacciones imprevisibles, que rodea al usuario de la vía debiéndolo prever el
conductor.
Esta zona de incertidumbre es más amplia y por consiguiente más peligrosa,
cuando se trata de peatones, ciclistas y animales, debido a su movilidad.
Los vehículos de dos ruedas, bicicletas, bicimotos y motocicletas, tienen una
gran zona de incertidumbre, sobre todo lateral, debido a su movilidad y
falta de
estabilidad.

En los vehículos en general, la mayor zona de incertidumbre está hacia delante


y hacia los laterales y la menor hacia atrás, al frenar.
Transitando en carreteras hay que dejar una separación lateral no inferior a
1,5 metros, al adelantar o cruzarse con peatones, animales, vehículos de tracción
animal y vehículos de dos ruedas.

Cuando el adelantamiento se realice a cualquier otro vehículo o se efectúa


dentro de zona urbana, se dejará un margen lateral de seguridad
proporcional a la velocidad y a la anchura y características de la calzada.

OTROS USUARIOS DE LA VIA

PEATONE
S
Se denomina peatón a la persona que
transita por la vía pública a pie o
ayudado
por un medio mecánico no considerado
en la clasificación vehicular, debe acatar
las disposiciones
reglamentarias que rigen el tránsito y las indicaciones de los efectivos de la PNP,
asignados al control de tránsito, goza de los derechos establecidos en el Reglamento
Nacional de Tránsito y asume las responsabilidades que se deriven de su
cumplimiento.

Se consideran también
peatones:
• Las personas que circulan al paso en una silla de
ruedas.
• Las personas, que al paso de peatón, llevan de la mano una bicicleta,
un coche de impedido o cualquier otro vehículo sin motor de pequeñas
dimensiones.
Los peatones son los usuarios más frágiles de la circulación.

Dentro del grupo de peatones requieren atención


especial:
• Los niños, al ser un peligro latente con sus rápidas e imprevisibles reacciones.
• Los ancianos, invidentes u otras personas impedidas, al reaccionar
con lentitud y estar sus facultades mermadas.
• La persona que realice trabajos en la vía, al poder olvidar los peligros de
la zona por estar concentrados en su trabajo.

Los peatones deben respetar y obedecer las órdenes del Policía de Tránsito,
semáforos y demás señales que les afecten. Los peatones deben transitar
por los cruceros peatonales, acera, la berma, el paseo o zona de seguridad.

Si no existe crucero peatonal o si ésta no puede ser transitada, los peatones


pueden utilizar la berma, o en su defecto, transitar lo más próximo posible al borde
de la calzada.

En vías urbanas pueden transitar por la derecha o por la izquierda, según las
circunstancias. Los peatones no deben atravesar plazas y rotondas, haciendo uso
de la calzada.

En la carretera, si no disponen de espacio


especialmente reservado para ellos, los
peatones deben circular por la parte
izquierda de la vía, según su sentido de la
marcha, excepto:
• El disminuido físico que circula en una silla de ruedas, con o sin motor.
• El que empuja un carro de mano o un vehículo de dos ruedas.
• Los grupos organizados.
• El que transporta objetos voluminosos.
• Cuando por razones de seguridad sea recomendable, utilizar la parte derecha de
la calzada.

Algunas normas que deben de observar los peatones:


• Deberán cruzar la calzada por las esquinas de las calles, perpendicularmente a
las aceras.
• Donde exista semáforos, cruzarán por los senderos peatonales, durante el
tiempo que los vehículos permanecen detenidos por la luz roja.
• En ningún caso deberán cruzar la calzada, saliendo delante de los vehículos
estacionados, que le impiden ver claramente el tránsito vehicular.
• Mirar a la derecha o a la izquierda, antes de cruzar la calzada.
• Esta prohibido circular libremente por las calzadas destinadas al tránsito
vehicular.
• No bajar a la calzada para detener a un vehículo en marcha, con el fin de
solicitar su servicio.
• Para tomar un vehículo del transporte público de pasajeros, hacerlo en los
paraderos, y siempre sobre la acera y no en la calzada.

Los usuarios de patines o equipos similares no deben circular por la calzada, excepto
si existen zonas especiales para ellos.

CRUC E RO
PE A TONAL
Para cruzar la calzada, los peatones deben usar obligatoriamente el
crucero para peatones, donde existan éstos.

El peatón está obligado a someterse a las pruebas que le solicite el Policía Nacional
del Perú, para determinar su estado de intoxicación por alcohol, drogas, su
idoneidad, en ese momento para transitar.
En vías de tránsito rápido de acceso restringido, los peatones deben cruzar la
calzada por los puentes peatonales o cruces subterráneos.
Para subir o bajar de los vehículos, los peatones deben hacerlo teniendo precaución
con el tránsito de vehículos menores y bicicletas.
En los cruceros peatonales señalizados mediante la
correspondiente marca vial, aunque éstas les
concede preferencia, sólo deben penetrar en la
calzada si la distancia y velocidad de los
vehículos que se aproximen permite realizarlo
con seguridad.

SEÑALES RELACIONADOS CON LOS


PEATONES

R-20 R-21 P-48

P-49 P-50 I – 39

Antes de atravesar la calzada, los peatones deben cerciorarse previamente de que


se halla libre a ambos lados. La calzada debe ser atravesada en trayectoria
perpendicular.

COM P ORTAMIENTO DE LOS CONDUCTOR E S RESPECTO A LOS


PEATONES Los conductores de vehículos tienen la obligación de ceder
el paso a los peatones:
• En los pasos para peatones debidamente señalizados.
• Si al girar para entrar en otra vía hay peatones cruzándola, aunque
no exista crucero peatonal para éstos.
• Si al cruzar una berma transitan en ella, peatones que no dispongan
de zona peatonal.
• En los paraderos señalizados, desde el refugio o zona peatonal más
próxima hasta el vehículo de transporte colectivo de pasajeros y viceversa.
• Cuando vayan agrupados en comitivas
organizadas.
• El conductor de cualquier vehículo, debe tener especial consideración con los
minusválidos, niños y ancianos.

No se deben hacer señas a los peatones para que crucen la calzada, con el fin
de no producir confusiones que pueden dar lugar a situaciones de peligro si
los demás conductores no se han dado cuenta de ello.
En las calles señalizadas, tienen total y absoluta preferencia los
peatones.

Está prohibido el adelantamiento en los cruceros peatonales señalizados, a


no ser que se realice a vehículos de dos ruedas o a cualquier vehículo a velocidad
tan reducida que permita detenerse a tiempo si surgiera peligro de atropello, y se
hagan previamente las oportunas señales acústicas u ópticas, en ambos casos.

ANIM A LES Y VEHICULOS DE TR A CC I ON


A N I MAL
Los animales custodiados por una persona, deben ser conducidos por la
derecha de la calzada, la más cerca del borde derecho, o por la berma si
hubiese.
Si existe camino exclusivo para ellos, deben utilizarlo. Si es un animal sólo, y las
circunstancias lo aconsejan, pueden hacerlo por el borde izquierdo.

Los animales y vehículos de tracción animal deben cruzar las vías por los lugares
que reúnan condiciones de seguridad.

Está prohibido, acceder a vías de tránsito rápido, los animales y vehículos


de tracción animal.

SEÑALES RELACIONADAS CON LA CIRCULACION DE LOS


ANIMALES
R-25 P-53
COM P ORTAMIENTO DE LOS CONDUCTOR E S RESPECTO DE LOS
ANIMALES En la proximidad de animales el conductor de un vehículo
debe extremar su atención y tomar ciertas precauciones como:
• Aminorar la marcha.
• No hacer señales acústicas, al poder espantarlos.
• Separarse lo máximo posible al cruzarse con ellos o al
adelantarlos, guardar como mínimo, en carretera, una separación
lateral de 1,50 metros.

Los conductores de vehículos tienen prioridad de paso respecto a los animales,


excepto:
• En los pasos únicos compartidos debidamente señalizados.
• Cuando al girar, para entrar en otra vía, haya animales cruzándola,
aunque exista pasos para éstos.
• Si cruzan una berma, por donde circulan animales que no disponen
de camino propio.

BICI C LETAS Y MOTOC I CL E T A S


Los conductores de bicicletas y motocicletas tienen las mismas
obligaciones que los conductores de vehículos mayores.

Entre las características más importantes de los vehículos de dos ruedas,


se puede citar las siguientes:
• Son menos estables, por lo que fácilmente pueden volcar.
• Son más frágiles y vulnerables, al carecer de carrocería.
• Son más ágiles en sus movimientos, lo que supone una mayor zona
de incertidumbre.

También son menos visibles por su


tamaño. De ahí la obligatoriedad de las
motocicletas a llevar siempre encendido la
luz de corto alcance como mínimo.
Deben utilizar un casco de protecc i ón tanto en vías urbanas como en
carreteras, los conductores y pasajeros de motocicletas de dos ruedas, con o
sin sidecar.

En autopistas y carreteras convencionales, los conductores de bicicletas y


ciclomotores deben circular:
• Por la vía específica si
existe.
• Por la berma de su derecha, cuando exista y sea transitable y
suficiente.
• Por la parte derecha de la calzada, lo más próximo al borde de la
calzada si no existe berma o ésta no es transitable.

TIENEN P R OH I BIDO CIR C UL A R POR


AUTOP I STA
En vías urbanas los conductores de bicicletas deben circular lo más próximo
al borde derecho de la calzada, si no existe parte de la vía destinada a
ellos
(ciclovía)
.

Las bicicletas deben circular en fila y no en paralelo.


Cuando en carretera se realice un adelantamiento a
vehículos de dos ruedas, debe mantenerse una
separación lateral de seguridad no inferior a 1,50 m.

Deben adoptar la misma precaución los vehículos de dos ruedas que adelanten a
otros vehículos en carretera.

Las bicicletas no deben adelantar a otros obligados a circular por la berma,


si la duración de la marcha en paralelo excede de 15 segundos o el recorrido
es superior a 200 metros. Para bicicletas la velocidad máxima es de 45
km/h.

VEHÍCULOS DE TRANS P O RT E PÚBLI C O DE


PASAJEROS
En zonas urbanas los conductores de los demás
vehículos deben desplazarse lateralmente siempre
que sea posible, o reducir su velocidad llegando
incluso a detenerse ante la salida de un ómnibus
del paradero señalizado; y facilitarán su incorporación
a la circulación.
VEHICULOS DE GR A NDES
D I MENSIONES
Determinados vehículos, por ejemplo: camiones, ómnibus, vehículos con remolque,
pueden dificultar la fluidez de la circulación al resto de los usuarios debido a su peso,
dimensiones, o lentitud de su marcha.

El resto de los conductores debe tomar por ello precauciones especiales:

• No acercarse demasiado a ellos para no reducir el ángulo de


visión dificultando sensiblemente la visibilidad hacia delante, al ocupar gran parte
de la calzada.
• Se debe tener en cuenta que precisan más espacio para realizar las
maniobras.

En caso de lluvia, al acercarse o cruzarse con estos vehículos, una cortina


de agua sucia caerá sobre el parabrisas. Siendo conveniente accionar al
limpiaparabrisas y lavaparabrisas:

• Hay que prever que los adelantamientos a estos vehículos suponen


una maniobra más prolongada y difícil.
• Al ejecutar el adelantamiento se debe sujetar con firmeza el volante
sobre todo si hay viento lateral:
- Cuando ambos vehículos estan en paralelo se produce una corriente de aire
(rebufo) entre los dos que provoca que el vehículo sea atraído hacia el
camión u ómnibus. La atracción se acusa más, cuanto mayor es la
diferencia entre las velocidades y menor la separación lateral entre ambos
vehículos.

Los vehículos pesados y de grandes dimensiones a veces son lentos, cuando van
cargados. Lo que puede causar a los demás conductores, importantes variaciones
de velocidad, sobre todo en pendientes.