You are on page 1of 3

ADIMINISTRACION EN TIEMPOS ANTIGUOS

La palabra “Administración”, se forma del prefijo “ad”, hacia, y de “ministratio”. Esta última palabra viene a su
vez de “minister”, vocablo compuesto de “minus”, comparativo de inferioridad, y del sufijo “ter”, que sirve
como término de comparación.Si pues “magister” (magistrado), indica una función de preeminencia o autoridad
-el que ordena o dirige a otros en una función-, “minister” expresa precisamente lo contrario: subordinación u
obediencia; el que realiza una función bajo el mando de otro; el que presta un servicio a otro. La etimología nos
da la idea de que ésta se refiere a una función que se desarrolla bajo el mando de otro; de un servicio que se
presta. Para poder entender la administración se debe conocer la perspectiva de la historia de su disciplina. Es
por eso la importancia de conocer la historia y origen de la administración, cada civilización o sociedades han
contribuido a mejorar esta disciplina que hoy ocupa a nuestras sociedades en sus diferentes organizaciones.
El ser humano es social por naturaleza, lo que implica vivir organizadamente. Esto, a su vez, requiere de dividir
las funciones sociales en forma ordenada, de modo que algunos miembros produzcan alimentos, otros vestidos
y otros den servicios. Desde que el hombre constituyó la tribu requirió de administración para sobrevivir y
cubrir cada vez más sus crecientes necesidades, por lo que la administración es una de las actividades y trabajos
más antiguos e interesantes.
Podemos decir que la administración se ha ido formando conforme han ido creciendo las necesidades humanas.
En un principio, los administradores nacían y eran productos de un liderazgo nato; pero la evolución de la
misma sociedad fue exigiendo más conocimientos de organización de trabajo y de un mejoramiento continuo de
los procesos, los productos y las técnicas administrativas.
CARACTERÍSTICAS DE LA ADMINISTRACIÓN
Su Universalidad.
El fenómeno administrativo se da donde quiera que existe un organismo social, porque en él tiene siempre que
existir coordinación sistemática de medios. La Administración se da por lo mismo en el Estado, en el ejército,
en la empresa, en una sociedad religiosa, etc. Y los elementos esenciales en todas esas clases de Administración
serán los mismos, aunque lógicamente existan variantes accidentales.Su especificidad. Aunque la
Administración va siempre acompañada de otros fenómenos de índole distinta (en la empresa funciones
económicas, contables, productivas, mecánicas, jurídicas, etc.), el fenómeno administrativo es específico y
distinto a los que acompaña. Se puede ser, un magnífico ingeniero de producción (como técnico en esta
especialidad) y un pésimo administrador.Su unidad temporal. Aunque se distingan etapas, fases y elementos del
fenómeno administrativo, éste es único y, por lo mismo, en todo momento de la vida de una empresa se están
dando, en mayor o menor grado, todos o la mayor parte de los elementos administrativos. Así, al hacer los
planes, no por eso se deja de mandar, de controlar, de organizar, etc.Su unidad jerárquica. Todos cuantos tienen
carácter de jefes en un organismo social, participan, en distintos grados y modalidades, de la misma
Administración. Así, en una empresa forman “un solo cuerpo administrativo, desde el Gerente General, hasta el
último mayordomo.

LA ADMINISTRACIÓN EGIPTO
Una condición de la administración es un objetivo sea esté implícito o enunciado específicamente. Es un medio
para ejercer impacto en la vida humana. Es decir, la administración influye en su medio ambiente.
Está asociada generalmente con los esfuerzos de un grupo.
Todo organismo acciona para alcanzar objetivos determinados, los que se logran más fácilmente por medio de
un grupo y no por una sola persona.
Se logra por, con y mediante los esfuerzos.
Para participar en la administración se requiere dejar la tendencia a ejecutar todo por uno mismo y hacer que las
tareas se cumplan con y mediante los esfuerzos de otros.
En el Imperio Antiguo, los habitantes de Europa aún estaban en el Neolítico tardío, mientras
que en Egipto, Mesopotamia y Siria los pueblos desarrollaban un tipo de civilización mucho
más avanzada.
El pilar principal sobre el que descansaba la sociedad en el Antiguo Egipto era el faraón,
supuesto descendiente directo de los dioses, el cual debía gobernar según la ley de Maat (la
justicia o la verdad). Tenía numerosas esposas, algunas principales, varias secundarias y
concubinas. Muchas de ellas se cree que fueron regentes o gobernaron en este período antiguo,
como Merneit (Esposa de Uadyi, de la 1ª dinastía. Su nombre se ha encontrado recientemente
en Abido en un sello de arcilla que da la lista de nombres ordenados de los primeros reyes de
Egipto), Hetepheres (Esposa de Esnofru y madre de Keops, de la 3ª dinastía), Jentkaus (Madre
o esposa de Userkaf, de la 5ª dinastía), o Nicrotis (Soberana de la 6ª dinastía).

Los hijos de las esposas principales eran los que normalmente estaban en la línea sucesoria,
mientras que los de las esposas secundarias y concubinas ocupaban cargos de sumos
sacerdotes, visires, o altos cargos administrativos.El visir, ya desde el Imperio Antiguo, era
quien presidía la administración del estado. Se trataba del hombre de confianza del rey. Solía
pertenecer a la familia real. Su misión era dirigir el gobierno, la administración y la justicia.
Debía presentar al rey un informe diario sobre las gestiones e intereses faraónicos en todo
Egipto Durante este período, destacaron Imutes (visir de Dyoser, 3ª dinastía), Kaguemni (visir
de Snofru, 4ª dinastía), Ptahhotep (visir de Dyedkare-Izezi, 5ª dinastía) y Mekerura (visir de
Otoes, 6ª dinastía).El resto de cargos administrativos del estado, se repartían de la siguiente
forma:

" Canciller, al servicio del visir, cuya misión era controlar los servicios administrativos.

" Superintendentes del tesoro, que controlaban la hacienda.

" Negociado de impuestos, Registros y Catastro, que se ocupaba de controlar los bienes y
propiedades de los habitantes.

" Superintendente del Patrimonio de la Corona, que se ocupaba de los bienes reales.

" Administradores de obras públicas, cuya misión era organizar y controlar el trabajo en las
canteras y en las construcciones reales.

" Administradores del culto real.

" Intendentes militares, encargados de los suministros al ejército.

En el caso del gobierno de las provincias, el país se dividía en nomos (sepat o Hesp), de carácter
meramente administrativo. Cada nomo tenía una capital "niwt". Había un total de 22 nomos
en el Alto Egipto, y 20 en el Bajo Egipto. Cada uno tenía un culto propio, y unas fronteras
definidas. Los nomarcas, o jefes de los nomos, eran funcionarios bajo el mando del faraón. Sus
funciones eran recoger las tasas en sus territorios, distribuir las tierras, ordenar el
almacenamiento de grano para épocas de malas cosechas, y administrar el uso del agua.
Frecuentemente, incluso se producían pequeñas luchas entre ellos.

La justicia era impartida por el faraón en todo el territorio. Las leyes eran las mismas en todo
el país, y no ha quedado constancia de castigos corporales o pena de muerte ante un delito.

El ejército se encargaba de la defensa del país de los invasores externos, y de participar en


campañas exteriores. En tiempos de paz, también actuaban como agentes del orden, en las
canteras o en la construcción de monumentos.

Del clero en el Imperio Antiguo, hay pocos datos, aunque se sabe que estaba bajo el mando del
faraón, que también administraba los bienes en los templos. Aún no tenían tanto protagonismo
como tendrían en etapas posteriores.

Durante el Imperio Medio no hubo cambios sustanciales en la administración y la organización


del estado. El único cambio notable fue el protagonismo que comenzó a tener el clero de Amon
en política, hecho que se acentuaría aún más durante el Imperio Nuevo.

En éste, el faraón seguía siendo la cabeza visible del país, apoyado en dos visires, uno en el Alto
Egipto, y otro en el Bajo Egipto. Cada uno de ellos tenía sus ministros, y, a su vez, un gran
número de funcionarios administrativos que constituían una clase social privilegiada.

La administración de justicia estaba repartida en cada nomo, aunque había un tribunal en el


Alto y en el Bajo Egipto, al que se podía apelar cualquier decisión. En esta época se
comenzaron a aplicar los castigos corporales por algunos delitos.

El ejército estaba bajo las órdenes de los visires. Se trataba de mercenarios egipcios o
extranjeros, que recibían tierras a cambio de sus servicios.

El clero de Amón alcanzó su máximo nivel en política. Sólo durante el período de Amarna, en
el reinado de Akhenaton, fue relegado a un segundo plano e incluso retiradas las donaciones
que obtenían del estado. Amón desaparece del culto, por lo que los sacerdotes se ven
amenazados, viendo peligrar su posición y sus riquezas. Todos los templos tuvieron que pagar
un tributo al templo de Atón. Con ello desapareció su influencia en todos los aspectos del país,
hasta que Tutankhamon reestableció el culto, abrió los templos y les restituyó sus antiguos
privilegios.

La estructura de la administración no varió sustancialmente durante gran parte de la historia


del Antiguo Egipto, aunque sí se ve una clara evolución a lo largo de los distintos reinados.

Related Interests