Вы находитесь на странице: 1из 8

OCAÑA, 16 de noviembre de 2018

Honorable,
JUEZ MUNICIPAL DE OCAÑA (Reparto)
E. S. D.

YOLANDA MARÍA VILLALBA BARBOSA, CON LA CÉDULA DE CIUDADANÍA NÚMERO #


37.326.971 DE OCAÑA ante los hechos relacionados con la vulneración de mis
derechos, acudo ante su señoría con el fin de instaurar ACCIÓN DE TUTELA en
contra de COMPARTA EPS-S, con base en los siguientes

HECHOS

PRIMERO: el día 5 de septiembre de 2018, asistí a consulta médica (CONSULTA DE


CONTROL) y me atendió el médico tratante Agustín Mozo Castro, médico retinologo,
pues padezco de ENFERMEDAD EDEMA MACULAR CISTOIDE, PSEUDOFAQUIA Y
CATARATA. Mi médico ordena que se me sea realizado el examen TOMOGRAFÍA
OPTICA COHERENTE (MACULA) para que se me pueda realizar una VALORACIÓN POR
DPTO. DE RETINA.

SEGUNDO: Posteriormente la Nueva E.P.S. me entregó una autorización de


servicios, para que se me fuera realizado dicho examen, pero, esta autorización
sólo era válida para un ojo, lo que quiere decir, que no se pudo practicar el examen
requerido, ya que era necesario que se me autorizara el examen en ambos ojos.

TERCERO: En varias oportunidades he acudido ante la EPS NUEVA EPS para que se
me sea autorizado de forma integral el examen que requiero y que fue ordenado
por mi médico tratante, pero estos no me han brindado solución alguna para mi
problema y mi salud cada día se deteriora más.

CUARTO: Cabe recalcar que debo desplazarme fuera de Ocaña para que me puedan
realizar los procedimientos necesarios, que fueron ordenados por mi médico
tratante, por la patología que me aqueja. Se me ha sido negado de forma verbal los
viáticos, transportes y alojamiento, y en razón a la falta de recursos económicos y
al estado en el que me encuentro por las patologías que padezco, necesito que me
sean suministrados los recursos para poder solventar todos los gastos que conlleva
un viaje (transporte intermunicipal y urbano, alimentación y alojamiento), en las
ciudades en las cuales requiera transportarse para ser atendido, así como los gastos
para un acompañante por mi estado de salud y debido a mi edad.
QUINTO: Ante el desespero y la evidente vulneración de mis derechos, acudí a la
REGIONAL OCAÑA de la DEFENSORÍA DEL PUEBLO para que intercediera ante su
honorable despacho y mi petición se recibió.

SEXTO: Manifiesto que, a la fecha de presentación de esta acción, el examen


ordenado por mi médico tratante, TOMOGRAFÍA OPTICA COHERENTE (MACULA), NO
SE HA MATERIALIZADO. Cada día mi salud se encentra más deteriorada.

CONSIDERACIONES

Se trata de una persona que padece varias patologías Y que requiere con urgencia
tratamiento médico, controles y revisiones médicas, sin embargo, por causas
atribuibles a la accionada, EPS Nueva EPS, no se está recibiendo la atención y la
salud y vida corren peligro inminente.

PETICIONES

PRIMERO: En forma respetuosa y comedida solicito se tutelen los derechos de


ANGEL HERNAN URIBE SANTANA, CON LA CÉDULA DE CIUDADANÍA NÚMERO #
5.465.526 DE OCAÑA a LA SALUD, LA VIDA, así como los demás que le sean conexos
de conformidad con los hechos narrados.

SEGUNDO: Que como consecuencia a la anterior, se ordene a NUEVA EPS , a sus


representantes legales, quienes hagan sus veces o a quienes corresponda, que
proceda a adelantar los trámites administrativos correspondientes para que se
autoricen y SE MATERIALICEN las órdenes dadas por el MEDICO TRATANTE Y
cumplidas las demás órdenes que en adelante surjan en razón de esta patología que
la aqueja.

TERCERO: Que en razón a la falta de recursos económicos y al estado en el que se


encuentra EL PACIENTE, ANGEL HERNAN URIBE SANTANA, CON LA CÉDULA DE
CIUDADANÍA NÚMERO # 5.465.526 DE OCAÑA le sea suministrado los transportes,
alojamientos y viáticos a las ciudades en las cuales requiera transportarse para ser
atendido, así como los gastos para un acompañante, pues su estado de salud así se
requiere. En estos momentos soy una persona de la tercera edad y tengo a cargo a
mi familia y mi situación económica no está bien en estos momentos.

CUARTO: De igual manera, solicito se ordene la continuación de los tratamientos,


remisiones, controles, cirugías, medicamentos, elementos, suplementos
nutricionales, terapias y demás servicios médicos estén o no incluidas en el PLAN
OBLIGATORIO DE SALUD, y que estos se brinden de manera INTEGRAL, con respecto
a las patologías que padezco, que son ENFERMEDAD EDEMA MACULAR CISTOIDE,
PSEUDOFAQUIA Y CATARATA y las que se desprendan como consecuencia de las
mismas.

FUNDAMENTOS JURISPRUDENCIALES

Sentencia T-612 de 2014


Magistrado Ponente JORGE IVÁN PALACIO PALACIO

5. Las EPS tienen el deber de prestar el servicio de salud SIN DILACIONES Y


DE ACUERDO CON EL PRINCIPIO DE INTEGRALIDAD.

5.1. Como se explicó en el acápite precedente, en la actualidad el derecho a la


salud es considerado como fundamental de manera autónoma y se vincula
directamente con el principio de dignidad humana, en la medida en que responde
a la necesidad de garantizar al individuo una vida en condiciones decorosas. No solo
porque dicha salvaguarda protege la mera existencia física de la persona, sino
porque, además, se extiende a la parte psíquica y afectiva del ser humano.

De acuerdo con los artículos 48 y 49 la Constitución Política y los artículos 153y


156de la Ley 100 de 1993, el servicio a la salud debe ser prestado conforme con los
principios de EFICACIA, IGUALDAD, MORALIDAD, ECONOMÍA, CELERIDAD,
IMPARCIALIDAD, PUBLICIDAD E INTEGRALIDAD, lo que implica que tanto el Estado
como las entidades prestadoras del servicio de salud tienen la obligación de
garantizarlo y materializarlo SIN QUE EXISTAN BARRERAS O PRETEXTOS PARA
ELLO. Al respecto esta Corporación, en la sentencia T-576 de 2008, precisó el
contenido del principio de integralidad de la siguiente manera:

“16.- Sobre este extremo, la Corte ha enfatizado el papel que desempeña el


principio de integridad o de integralidad y ha destacado, especialmente, la
forma como este principio ha sido delineado por el Comité de Derechos
Económicos, Sociales y Culturales del mismo modo que por las regulaciones
en materia de salud y por la jurisprudencia constitucional colombiana. En
concordancia con ello, la Corte Constitucional ha manifestado en múltiples
ocasiones QUE LA ATENCIÓN EN SALUD DEBE SER INTEGRAL Y POR ELLO,
COMPRENDE TODO CUIDADO, SUMINISTRO DE MEDICAMENTOS,
INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS, PRÁCTICAS DE REHABILITACIÓN,
EXÁMENES DE DIAGNÓSTICO Y SEGUIMIENTO DE LOS TRATAMIENTOS
INICIADOS ASÍ COMO TODO OTRO COMPONENTE QUE LOS MÉDICOS
VALOREN COMO NECESARIO PARA EL RESTABLECIMIENTO DE LA SALUD
DEL/ DE LA (SIC) PACIENTE. (Subrayado fuera de texto).
17.- El principio de integralidad es así uno de los criterios aplicados por la
Corte Constitucional para decidir sobre asuntos referidos a la protección del
derecho constitucional a la salud. De conformidad con él, las entidades que
participan en el Sistema de Seguridad Social en Salud - SGSSS - deben prestar
un tratamiento integral a sus pacientes, con independencia de que existan
prescripciones médicas que ordenen de manera concreta la prestación de un
servicio específico. POR ESO, LOS JUECES DE TUTELA DEBEN ORDENAR
QUE SE GARANTICE TODOS LOS SERVICIOS MÉDICOS QUE SEAN NECESARIOS
PARA CONCLUIR UN TRATAMIENTO.” (Subrayado fuera del texto original).

5.2. En esta providencia también se definieron las facetas del principio de atención
integral en materia de salud:

“A propósito de lo expresado, se distinguen dos perspectivas desde las cuales la


Corte Constitucional ha desarrollado el principio de integridad de la garantía del
derecho a la salud. Una, relativa a la integralidad del concepto mismo de salud,
que llama la atención sobre las distintas dimensiones que proyectan las necesidades
de las personas en materia de salud, valga decir, requerimientos de orden
preventivo, educativo, informativo, fisiológico, psicológico, emocional, social, para
nombrar sólo algunos aspectos.[40] La otra perspectiva, se encamina a destacar la
necesidad de proteger el derecho constitucional a la salud de manera tal que todas
las prestaciones requeridas por una persona en determinada condición de salud,
sean garantizadas de modo efectivo. Esto es, el compendio de prestaciones
orientadas a asegurar que la protección sea integral en relación con todo aquello
que sea necesario para conjurar la situación de enfermedad particular de un(a)
paciente.”

5.3. En síntesis, el principio de integralidad, tal y como ha sido expuesto,


comprende dos elementos: “(I) GARANTIZAR LA CONTINUIDAD EN LA PRESTACIÓN
DEL SERVICIO Y (II) EVITAR A LOS ACCIONANTES LA INTERPOSICIÓN DE NUEVAS
ACCIONES DE TUTELA POR CADA NUEVO SERVICIO QUE SEA PRESCRITO POR LOS
MÉDICOS ADSCRITOS A LA ENTIDAD, CON OCASIÓN DE LA MISMA PATOLOGÍA”. De
igual modo, se dice que la prestación del servicio en salud debe ser:

- Oportuna: indica que el usuario debe gozar de la prestación del servicio en el


momento que corresponde para recuperar su salud, sin sufrir mayores dolores y
deterioros. Esta característica incluye el derecho al diagnóstico del paciente, el
cual es necesario para establecer un dictamen exacto de la enfermedad que padece
el usuario, de manera que permita que se brinde el tratamiento adecuado.
- Eficiente: implica que los trámites administrativos a los que está sujeto el
paciente sean razonables, no demoren excesivamente el acceso y no impongan al
interesado una carga que no le corresponde asumir.

- De calidad: esto quiere decir que los tratamientos, medicamentos, cirugías,


procedimientos y demás prestaciones en salud requeridas contribuyan a la mejora
de las condiciones de vida de los pacientes.
En consecuencia, la materialización del principio de integralidad conlleva a que
toda prestación del servicio se realice de manera oportuna, eficiente y con calidad;
de lo contrario se vulneran los derechos fundamentales de los usuarios del sistema
de salud.

Sentencia T-834/09, MP: Dra. MARIA VICTORIA CALLE CORREA, en la cual


expresa:

“ …Ha señalado La Corte Constitucional en reiterada jurisprudencia que “se


desconoce el derecho a la salud de una persona que requiere un servicio médico no
incluido en el plan obligatorio de salud, cuando: “(i) la falta del servicio médico
vulnera o amenaza los derechos a la vida y a la integridad personal de quien lo
requiere; (ii) el servicio no puede ser sustituido por otro que se encuentre incluido
en el plan obligatorio; (iii) el interesado no puede directamente costearlo, ni las
sumas que la entidad encargada de garantizar la prestación del servicio se
encuentra

Autorizada legalmente a cobrar, y no puede acceder al servicio por otro plan


distinto que lo beneficie; y (iv) el servicio médico ha sido ordenado por un médico
adscrito a la entidad encargada de garantizar la prestación del servicio a quien está
solicitándolo”.

Una vez reconocida la condición del sujeto de especial protección que ostentan.
Bajo este supuesto, la acción de tutela es el mecanismo idóneo para materializar
el derecho a la salud de dichas personas.

Reglas para inaplicar las normas del POS. Reiteración de jurisprudencia:

En muchas oportunidades, esta corporación ha resaltado que la reglamentación y


aplicación del Plan Obligatorio de Salud no puede desconocer derechos
constitucionales fundamentales, lo cual ocurre cuando una EPS, con el argumento
exegético de la exclusión en el POS, interpreta de manera restrictiva la
reglamentación y evade la práctica de servicios, procedimientos, intervenciones o
el suministro de medicinas o elementos, necesarios para preservar la vida de
calidad de los pacientes y su dignidad.

A partir del fallo T-760 de 2008, precitado, se definieron subreglas precisas, que el
Juez de tutela debe observar cuando frente a medicamentos, elementos,
procedimientos, intervenciones y servicios del POS, pero indispensables en la
preservación o recuperación de la salud, deba aplicar directamente la Constitución
y ordenar su suministro o realización.
En la mencionada sentencia se puntualiza, sin embargo, que “el hecho de que
excepcionalmente en un caso concreto una persona requiera un servicio de salud
no incluido en el POS, y se le garantice el acceso al mismo, no tiene como efecto
modificar el POS e incluir tal servicio. El servicio no incluido al que se haya
garantizado el acceso en un caso concreto, permanece como un servicio no incluido
dentro del Plan y sólo podrá ser autorizado, excepcionalmente, por las condiciones
específicas en que se encuentra el paciente, sin perjuicio de que la experiencia y
los estudios lleven a que el órgano regulador decida incluir dicho servicio en el plan
de beneficios”.

También es clara la protección constitucional para las personas con limitaciones


físicas, funcionales, psíquicas y sensoriales, como puede constatarse, entre otras,
en la sentencia T-035 de febrero 3 de 2011, M. P. Humberto Antonio Sierra Porto:
“Según el ordenamiento constitucional e internacional, en el caso del tratamiento
de una persona con discapacidad física o psíquica merece una especial protección y
su tratamiento debe ser especializado, ya que se encuentran en una situación de
debilidad manifiesta y deben ser sujetos de atención adecuada. Así el artículo 47
de la C.P. dispone que: ‘De acuerdo con el artículo 47 de la Constitución Política,
los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos tienen derecho a que el Estado
adelante una política de previsión, rehabilitación e integración social en su favor,
y a que se les preste la atención especializada que requieran’.”

4.6. Consecuencialmente, en el integral fallo T-760 de julio 31 de 2008, M. P.


Manuel José Cepeda Espinosa, se reafirmó que “el derecho a la salud es
fundamental y tutelable, en aquellos casos en los que la persona que requiere el
servicio de salud es un sujeto de especial protección constitucional”.
En relación con este aspecto, sostiene la Corte que el derecho a la vida no se
restringe a la existencia biológica de la persona, sino que se extiende a la
posibilidad concreta de recuperar y mejorar las condiciones de salud, cuando éstas
afectan la calidad de vida digna del enfermo. Así,
Queda así claramente establecido que los planteamientos que esta esgrimiendo las
accionadas, están por debajo de la Constitución en un Estado Social de Derecho en
donde prima la dignidad humana y el deber de solidaridad, conforme los
planteamientos del máximo tribunal que tiene a su guarda e interpretación la Carta
Magna.

La protección del derecho a la salud, igualmente se encuentra consagrada en


instrumentos internacionales, los cuales a partir de lo establecido en el artículo 93
de la Carta Fundamental hacen parte del ordenamiento jurídico colombiano, en
virtud DEL BLOQUE DE CONSTITUCIONALIDAD. Como es el artículo 12 del Pacto
Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales que contiene a su turno,
una de las disposiciones más completas y exhaustivas sobre el derecho a la salud.
En su párrafo 1º determina que los Estados partes, reconocen “el derecho de toda
persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental’, mientras
que en el párrafo 2 del artículo 12 se indican, a título de ejemplo, diversas ‘medidas
que deberán adoptar los Estados Partes a fin de asegurar la plena efectividad de
este derecho.”

PRUEBAS

1. Me permito aportar los siguientes elementos:

 Reporte Historia Clínica


 Copia de ordenes medicas
 Copia de la cedula del paciente
 Plan de manejo entregado por la Clínica oftalmológica Peñaranda S.A.S.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Fundamento la presente acción en los artículos 11, 48, 49, 86, de la Constitución
Nacional, Decreto 2591 de 1991, 306 de 1992, 1382 de 2000 y demás normas
concordantes y complementarias al caso materia de estudio.

PROCEDIMIENTO

Decretos 2591 de 1991, Decreto 306 de 1992, Decreto 1382 de 2000.

COMPETENCIA

Es usted, su señoría, competente por lo establecido en la ley para conocer del


presente asunto.

DECLARACIÓN JURADA

Bajo la gravedad del juramento manifiesto que sobre los mismos hechos invocados
en esta demanda no he interpuesto otra acción de tutela.

NOTIFICACIONES

LA DEMANDADA: NUEVA EPS DE OCAÑA

El DEMANDANTE: carrera 28 c#11ª-53 BARRIO EL CARMEN DE LA CIUDAD DE


OCAÑA. TELEFONO: 3156780501-3164381706
Con todo respeto le ruego al Señor juez darle el trámite a dicha petición.

_______________________________________
ANGEL HERNAN URIBE SANTANA
C.C. 5.465.526 DE OCAÑA