Вы находитесь на странице: 1из 13

UNIDAD II

EL SUELO COMO ELEMENTOS DE INTERFASES

PROPIEDADES FISICO-QUÍMICAS DEL SUELO

El conocimiento de las propiedades físicas, químicas, mineralógicas y biológicas de los suelos es


importante tanto para los científicos de suelos, como para los agrónomos, técnicos, agricultores y
en general para todas aquellas personas que tienen que ver con el recurso tierra.

Las propiedades físicas están relacionadas con los fenómenos fisiológicos de la planta, las prácticas
de manejo de los suelos, la retención de humedad, la aireación, los procesos de erosión, remoción
en masa y con algunos aspectos del intercambio químico.

A su vez, las características químicas permiten conocer el ambiente químico actual, en aspectos
relacionados con los nutrimentos esenciales para el crecimiento de las plantas, la presencia de
elementos tóxicos y otros modificadores que actúan sobre la disponibilidad, aprovechamiento y
manejo de los nutrientes, para tomar decisiones con el fin de establecer el equilibrio de los
nutrientes, disminuir la toxicidad o elegir las plantas que se adapten a las condiciones edáficas.

FASES DEL SUELO

La fase sólida. formada por materia mineral y orgánica: la mineral, que está compuesta por
partículas de varios tamaños, como son la arena, el limo y la arcilla, que ocupan 45% del total, en
volumen; la materia ocupa 5% del total del volumen, e incluye residuos vegetales en
descomposición y organismos en vida activa.

La fase líquida está constituida por el agua con sustancias en solución y ocupa una parte o todos los
espacios porosos entre las partículas sólidas. Su contenido puede ser variable de acuerdo a las
condiciones del suelo.

La fase gaseosa, o de vapor, ocupa aquellos espacios que se encuentran vacíos, es decir, los poros
que no son ocupados por el agua. De acuerdo con la dinámica de los factores y procesos formadores
se origina un suelo con sus propiedades particulares. Es decir que un suelo presenta características
químicas. físicas y biológicas Inherentes a él.

1. FASE SÓLIDA

a) Constituyentes inorgánicos.

La porción inorgánica de los suelos es bastante variable en tamaño y composición. Dentro de los
componentes minerales del suelo podemos distinguir aquellos que persisten con pequeños cambios
en su composición, conocidos como minerales primarios (por ejemplo cuarzo y feldespatos), Son los
que predominan en la fracción arena. Otros minerales, como silicatos de la arcilla y óxidos de hierro,
han sido formados por alteración de minerales menos resistentes, Son llamados minerales
secundarios y predominan en la fracción arcilla.

b) Constituyentes orgánicos.

La materia orgánica contenida en un suelo mineral es pequeña, variando de 1 a 6% en la zona


superficial y menor en el subsuelo. A pesar de su pequeña cantidad, su influencia en las propiedades
de los suelos es muy grande: agrega las partículas minerales, incrementa la cantidad de agua que
puede retener el suelo, es fuente de nutrientes (N, P, S), es capaz de retener iones, etc. La materia
orgánica es un constituyente transitorio del suelo, permaneciendo desde unas pocas horas hasta
unos cientos de años.

Además de los residuos de plantas y animales y sus productos de ruptura, la materia orgánica del
suelo incluye compuestos complejos que son relativamente resistentes a la degradación. Estos
materiales complejos junto con otros que han sido sintetizados por los microorganismos del suelo,
son conocidos como humus.

PROPIEDADES FÍSICAS

Las características físicas son en gran parte responsables del buen desarrollo de las plantas. pero
muy pocas veces se les tiene en cuenta. Pues generalmente sólo se consideran las características
químicas.

En realidad. para que exista un medio óptimo para el crecimiento de las plantas debe darse una
interacción dinámica entre las características físicas. químicas y biológicas del suelo. Las
propiedades físicas pueden ser: Fundamentales. aquellas que no se derivan de otras y se encuentran
dentro de este grupo el color. la textura, la estructura. la densidad. la consistencia. la temperatura.
etc. Derivadas. que. como su nombre lo indica. Son todas las que nacen de la Interacción de las
fundamentales.

COLOR.

Esta propiedad permite deducir rasgos importantes en el suelo: un color oscuro o negro indica
contenido alto en materia orgánica, color blancuzco presencia de carbonatos y/o yesos, colores
grises/verdes/azulados hidromorfía permanente.

El color se caracteriza por tres parámetros que son: Matiz o Hue, que expresa la longitud de onda
dominante en la radiación reflejada. Se consideran cinco colores principales (R, rojo; Y, amarillo; G,
verde, B, azul y P, púrpura) y cinco intermedios. Brillo o Value que expresa la porción de luz reflejada
y mide el grado de claridad o de oscuridad relativa del color comparado con el blanco absoluto.
Intensidad o Croma que expresa la pureza relativa del color del matiz de que se trate. Un horizonte
puede presentar un color uniforme o presentar manchas de distinto color.

TEXTURA

Una de las propiedades físicas de importancia es la textura, la cual expresa la distribución del
tamaño de las partículas sólidas de las que está compuesto el suelo. Expresada en porcentaje. Estas
partículas son: la arena (2 - 0.02 mm). El limo (0.02 - 0.002 mm) y la arcilla ( 0.002). Esta característica
Influye sobre la velocidad de infiltración del agua, la facilidad de preparación o laboreo del suelo, el
drenaje. Etc.

Por medio de la textura de un suelo se pueden estimar ciertos atributos como su capacidad
productiva, su comportamiento mecánico, capacidad de retención de agua, capacidad portante,
velocidad de infiltración, densidad aparente, capacidad de usos contrastándola con la profundidad
y pendiente, etc.

¿CÓMO SE PUEDE DETERMINAR LA TEXTURA DE UN SUELO?

La determinación de la distribución de las partículas de diferentes tamaños en los suelos se llama


análisis mecánico. Existen varias técnicas para determinar el porcentaje de distribución de las
partículas según su tamaño, pero la mayor parte de ellas suponen la completa dispersión de las
partículas en agua.

Estos métodos se basan en el principio de que las partículas suspendidas en el agua tienden a
sedimentarse en relación con su tamaño. Las fracciones de arena se sedimentan muy rápidamente
y se separan en grupos arbitrarios por medio del cernido.

Los métodos del hidrómetro y de la pipeta, son los más ampliamente utilizados para determinar las
fracciones de limo y arcilla. El método del hidrómetro es de gran utilidad en los trabajos sobre suelos
forestales porque es relativamente rápido y requiere un mínimo de equipo, además de ser
razonablemente exacto.

Las combinaciones posibles de estos porcentajes pueden agruparse en unas pocas clases de tamaño
de partículas o clases texturales. Se utilizan numerosos tipos de diagramas (circulares, de barras),
pero el más ampliamente empleado es el triángulo de texturas o Diagrama textural.

La determinación del contenido de las arenas se hace mediante tamices de diferentes tamaños. La
del limo y arcilla mediante el método de la pipeta de Robinson que se basa en la velocidad de
sedimentación de estas partículas según la ley de Stokes

En general se puede decir que los suelos arenosos tienen buena aireación, son fáciles de labrar, son
deficientes en nutrientes para las plantas, con baja retención de agua ya que se desecan con
facilidad y son muy permeables.
En los suelos limosos se producen efectos de impermeabilidad y mala aireación, carecen de
propiedades coloidales y no tienen apenas la posibilidad de formar agregados.

Los suelos arcillosos son ricos en nutrientes, pero si hay un exceso de arcilla (>30%) son
impermeables, las labores agrícolas son difíciles debido a su fuerte plasticidad en estado húmedo o
a una excesiva compactación en estado seco.

Los suelos con textura franca (equilibrada) es la ideal para el cultivo, aunque hay que tener en cuenta
otros factores como el contenido en materia orgánica, régimen de humedad del suelo, clima, etc.

Debido a que en la mayoría de casos se deben tomar decisiones en campo, en donde no se cuenta
con equipos de laboratorio, se puede utilizar el método del tacto, que consiste en el siguiente
procedimiento:

1. Tome una cantidad de muestra que pueda contener en la palma de su mano izquierda (o
derecha si usted es zurdo o izquierdo).
2. Humedezca hasta el punto de adherencia, mezclando con ayuda de los dedos índice y
medio.
3. Intente hacer un cilindro de 3 milímetros de diámetro. Si no se puede hacer, la muestra
tiene más del 80% de arena, no es plástica ni se pega cuando está húmeda.
4. Si el cilindro de 3 mm de diámetro no fue posible lograrlo, entonces ensayemos con uno de
1 mm de diámetro.
5. Si no se puede lograr formar cilindro de 1 mm de diámetro La muestra tiene entre 65 y 80
% de arena.
6. Si el cilindro de 1 mm es posible, intentemos formar un anillo con el cilindro de 3 mm y 10
centímetros de longitud. Si el anillo se agrieta, la muestra tiene entre un 40 y un 65% de
arena.
7. Si el anillo con diámetro de 3 mm es posible, intenta formar un anillo con el de 1 mm. Si el
anillo se agrieta, la muestra tiene un predominio de limo; si el anillo es posible, en la muestra
predomina la arcilla.

8. Si predomina el limo, es untuosa. Al humedecerla no es plástica y cuando se seca no se


endurece tanto como la arcilla.

La arcilla en seco forma agregados muy duros que no se rompen entre el pulgar y el índice. Cuando
está húmeda es muy plástica, adherente entre los dedos.

Otro método que puede ser utilizado por su sencillez en la aplicación y confiabilidad es el uso de
matriz, en la cual se escriben los datos obtenidos con el método antes descrito.
ESTRUCTURA

Esta propiedad nos permite conocer como están formados los agregados del suelo, es decir como
se organizan las arcillas, el limo y las arenas para formar el suelo así como también partículas
minerales y materia orgánica. Para determinar la estructura es necesario estudiar tres parámetros;
siendo éstos: la forma, el grado de desarrollo y tamaño del agregado.

Entre los factores que influyen o determinan la morfología de la estructura están: a) la cantidad o
porcentaje del material o matriz que une las partículas del suelo (carbonatos, arcilla, materia
orgánica); b) la textura; c) la actividad biológica del suelo (lombrices) y d) la influencia humana (en
el horizonte cultivado se forma una estructura con una morfología totalmente distinta a la natural
que poseía el suelo).

DENSIDAD

La densidad se define como la masa por unidad de volumen (M/V).

Se puede distinguir dos tipos de densidades de acuerdo a la densidad de sus componentes sólidos
y la del conjunto del suelo, incluyendo los espacios intersticiales entre los poros de los agregados
del suelo. Los tipos de densidades por lo tanto serán:

DENSIDAD APARENTE.

Es la relación existente entre la masa y el volumen de suelo. En este volumen está considerado todo
el espacio poroso existente. Es una característica que nos da a conocer las condiciones en las cuales
se encuentra el suelo con respecto a la compactación, la porosidad, La disponibilidad de agua y de
oxígeno, etc. Los suelos de los Llanos presentan una densidad aparente que oscila de 1.2 a 1.95 g/
cc.

DENSIDAD REAL

Es la relación entre el volumen de las partículas de suelo y el volumen de éstas sin considerar el
espacio poroso. La densidad real. cuando no se presentan cantidades considerables de materia
orgánica. fluctúa entre 2.5 y 2.6 g/ cc. y alcanza el mayor valor (2.65 g/ cc) en suelos arcillosos o
arenosos con muy poca materia orgánica.

En suelos con abundante contenido de hierro se pueden alcanzar valores superiores a 2.7 g/ cc
(suelos ferralítlcos). El estado de porosidad del suelo se puede conocer mediante la siguiente
relación:

PT = (Dr - Da)/ Dr x 100

donde: PT: porosidad total expresada en porcentaje

Dr: densidad real

Da: densidad aparente

También se pueden deducir los macroporos (espacios donde se encuentra el oxígeno disponible) y
los microporos. que contienen el agua aprovechable por las plantas:

Microporos = Da x %HE

Macroporos = PT - Microporos
donde: HE es el contenido de humedad equivalente del suelo. expresado en porcentaje.

¿CÓMO SE PUEDE DETERMINAR LA DENSIDAD APARENTE?

El método para determinar densidad aparente del suelo, consiste en extraer muestra de suelo sin
perturbar con cilindro de volumen conocido (cercano a 100 cc), se hace recorte de los excedentes
del suelo en los extremos y con uso de herramienta apropiada se extrae la muestra del cilindro,
teniendo cuidado de no perder ningún gramo de suelo se coloca la muestra en un contenedor para
luego someterla a temperatura de 105º C. hasta alcanzar peso constante. Luego se pesa. La
densidad resulta de la relación entre el peso seco y el volumen del cilindro.

POROSIDAD

La porosidad se define por el volumen que ocupan los poros (y este se encuentra ocupado por gases
y líquidos) con relación al volumen total ocupado por el suelo. La porosidad está inversamente
relacionada con la densidad del suelo. (Hogson, 1985)

El tamaño de los poros y por lo tanto la porosidad del suelo, depende del tamaño de las partículas
del suelo y del tamaño de los agregados de partículas. Hogson (1985) definió cinco clases de
porosidad en los suelos, considerando los poros menores de 60 um y el % del volumen del suelo
ocupado.

PERMEABILIDAD

Se refiere a la capacidad de los suelos para dejar fluir o transmitir agua o aire a través de él. La
importancia de la permeabilidad radica en la determinación del potencial del suelo en actividades
tales como fosas sépticas (peligro de infiltración de contaminantes hacia las capas freáticas),
respuestas de drenaje del suelo y capacidad de regadío.

La permeabilidad se mide en términos de la velocidad del paso de agua a través de una unidad de
sección transversal de suelo saturado de humedad en una unidad de tiempo.

PROPIEDADES QUÍMICAS DEL SUELO

Las propiedades químicas de los suelos, están determinadas principalmente por la materia orgánica
y las arcillas, por ser éstos las fuentes principales aportadoras de nutrientes.

Se define a la materia orgánica presente en el suelo como una “mezcla heterogénea de residuos de
plantas y animales en varios estados de descomposición, de sustancias sintetizadas
microbiológicamente y/o químicamente a partir de los productos de degradación, de los cuerpos de
microorganismos vivos y muertos, pequeños animales y sus restos en descomposición”.

La materia orgánica cualquiera sea su origen, es junto a las arcillas los elementos esenciales para
que se den una serie de aportes de nutrientes en los suelos. La relación carbono/nitrógeno del suelo
desde el punto de vista químico, constituye un índice de gran utilidad en la interpretación de la
calidad de la materia orgánica respecto a su fertilidad.
En la tabla siguiente se muestra las principales categorías de acuerdo a la relación C/N.

pH

El pH indica el grado de acidez de la solución del suelo, pero no la acidez total del suelo. El pH debido
a la influencia que tiene sobre el desarrollo de las plantas y la fauna del suelo, incide además en la
velocidad y calidad de los procesos de humificación y mineralización así como en el estado de
determinados nutrientes.

ACIDEZ DEL SUELO

La acidez del suelo mide la concentración en hidrogeniones (H+). En los suelos los hidrogeniones se
encuentran tanto en la solución, como en el complejo de cambio, dando origen a los dos tipos de
acidez conocidas; la activa o real (en solución) y la acidez de cambio o de reserva (para los
adsorbidos).

Ambas están en equilibrio dinámico. Si se eliminan H+ de la solución se liberan otros tantos H+


adsorbidos. Como consecuencia el suelo muestra una fuerte resistencia a cualquier modificación de
su pH, está fuertemente tamponado.

En base a USDA (Soil Survey Staff, 1965), la acidez de los suelos se clasifica según sus valores en las
categorías que se citan en la tabla 7, que se presenta a continuación:

¿PORQUÉ ES IMPORTANTE SABER EL pH DEL SUELO?

El ph de un suelo influye en la mayoría de las reacciones de los suelos. Entre otras influencias se
puede mencionar:

• Incide sobre las propiedades físicas y químicas de los suelos.


• Un pH neutro es el mejor para las propiedades físicas de los suelos.
• A pH muy ácido se da intensa alteración de minerales y la estructura se vuelve inestable.
• A pH alcalino, la arcilla se dispersa, destruyéndose la estructura, dando origen a malas
condiciones físicas.
• El pH influye en la asimilación de nutrientes del suelo pudiendo bloquear cuando el pH es
ácido o bien cuando es alcalino según el tipo de nutriente.
• pH entre 6 y 7,5 resulta ser el mejor rango para el buen desarrollo de las plantas.

FACTORES QUE INTERVIENEN EN LA ACIDEZ DE LOS SUELOS

Los factores que hacen que el suelo tenga un determinado valor de pH son diversos,
fundamentalmente:

• Naturaleza del material original: Según que la roca sea de reacción ácida o básica.
• Factor biótico: Los residuos de la actividad orgánica son de naturaleza ácida.
• Precipitaciones: Tienden a acidificar al suelo y desaturarlo al intercambiar los H+ del agua
de lluvia por los Ca++, Mg++, K+, Na+ de los cambiadores.
• Complejo adsorbente: Según que esté saturado con cationes de reacción básica (Ca++,
Mg++...) o de reacción ácida (H+ o Al+++).

Influencia del pH sobre los diferentes elementos en el suelo, y otras características:

• Nitrógeno: La disponibilidad de este elemento depende de la mineralización de la materia


orgánica por parte de los microorganismos. Esta mineralización se da en valores cercanos a
pH 7, que es donde mayor desarrollo presentan las bacterias encargadas de la nitrificación
y la fijación de nitrógeno.
• Fósforo: Si el pH es ácido, la solubilidad del aluminio y del hierro es alta. Estos compuestos
precipitan con el fósforo como compuestos insolubles. En pH alcalino, es decir, superior a
7.5, el calcio aumenta su solubilidad y reacciona con los fosfatos precipitándolos y formando
compuestos Insolubles como la apatita; por lo tanto, e! fósforo presenta su mayor
disponibilidad con pH entre 6.5 y 7.5, siendo en ese rango donde se presenta la mayor
mineralización de compuestos de fósforo orgánico y mineral.
• Calcio, magnesio y potasio: Estos elementos aumentan su solubilidad con pH de 7 a 8.5. En
suelos ácidos.
• Azufre: Se presenta en forma asimilable como S04. A pH ácidos, éstos reaccionan y son
absorbidos por el hierro y el aluminio haciéndolos inasimilables por parte de las plantas. La
elevación de! pH a valores cercanos a la neutralidad aumenta la disponibilidad del azufre,
ya que se favorecen las reacciones biológicas y la solubilidad de los compuestos Inorgánicos
que contienen este elemento; el pH óptimo está entre 6 y 8.
• Hierro y manganeso: Se encuentran disponibles en valores ácidos, ya que en pH alto
precipitan en compuestos Insolubles como hidróxldos y óxidos, respectivamente. El pH
óptimo para manganeso está entre 5 y 6.5, para hierro entre 3.5 a 6.5.
• Cobre y zinc: La solubilidad de estos elementos, al Igual que los anteriores, es muy limitada
a pH elevados, además de Incrementar su adsorción con compuestos orgánicos e
Inorgánicos. Por lo tanto, su mayor dlsponlbllidad se encuentra en pH ácidos a nuestro, de
5a7
• Boro: Incrementos en el pH limitan la solubilidad del boro. Por lo tanto, la mayor solubilidad
de éste se presenta en pH entre 5 y 7, debido a que con valores mayores reacciona con
compuestos orgánicos.
• Molibdeno: Este es el único mlcronutriente que aumenta su disponibilidad con el
Incremento en el pH, debido a que se encuentra retenido por óxidos hidratados de hierro y
aluminio. Al elevarse el pH, se precipita el hierro y el aluminio dejando disponible este
elemento.
• % de saturación de bases: Un incremento en el pH, a valores cercanos a 7, da corno
resultado mayor solubilidad para los diferentes elementos, por lo que provoca un mayor
porcentaje de saturación de bases.
• Capacidad de intercambio catiónico: Un aumento en el pH origina cargas negativas libres y
que pueden ser posiciones intercambiables entre los cationes presentes en la solución del
suelo.
• Concentración de iones tóxicos: A pH ácidos existe mayor solubilidad del aluminio y el
manganeso, los cuales pueden alcanzar concentraciones que son tóxicas para las plantas.
Se ha encontrado que un contenido de aluminio mayor del 1meq/100g suelo empieza a
afectar notoriamente el desarrollo de los cultivos. Lo mismo ocurre con el manganeso, el
cual empieza a presentar niveles de toxicidad cuando alcanza una concentración en el suelo
de 100 ppm. se encuentra en pH ácidos a neutros, de 5 a 7.

CAMBIO IÓNICO

El cambio iónico se define como los procesos reversibles por los cuales las partículas sólidas del
suelo adsorben iones de la fase acuosa liberando al mismo tiempo otros iones en cantidades
equivalentes, estableciéndose el equilibrio entre ambas fases.

Las causas que originan el intercambio iónico son los desequilibrios eléctricos de las partículas del
suelo.

La Capacidad de Intercambio de Cationes (CIC) es la más importante, y más conocida. La capacidad


de intercambio catiónico se define como el número de cargas negativas del suelo y se expresa en
meq/ 100g de suelo.

Aumentos en el pH traen como consecuencia un incremento en las cargas negativas. ya que el


aluminio se precipita. la concentración de hidrogeniones disminuye. por lo tanto la CIC aumenta.

A valores altos de la CIC existe una gran disponibilidad de los diferentes elementos en el suelo.
Menores a 10 meq/ 100g.s. son bajos. entre 10 y 20 medios. de 20 a 30 altos y mayores a 30
meq/100g.s. muy altos.

En el suelo son varios los materiales que pueden cambiar cationes. Los principales cambiadores son
las arcillas y la materia orgánica. Las causas de la capacidad de cambio de cationes de las arcillas
son:

• Sustituciones atómicas dentro de la red.


• Existencia de bordes (superficies descompensadas).
• Disociación de los OH de las capas basales.
En cuanto a los factores que hacen que un suelo tenga una determinada capacidad de cambio de
cationes son varios.

• Tamaño de las partículas: cuanta más pequeña sea la partícula del material, más grande
será la Capacidad de Intercambio.
• Naturaleza de las partículas: La composición y estructura de las partículas influirá en las
posibilidades de cambio de sus cationes

La capacidad de Intercambio es variable, en los minerales o compuestos del suelo. En la tabla


siguiente se señalan los principales materiales y sus valores de CIC.

¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DE LA CAPACIDAD DE INTERCAMBIO CATIÓNICO?

• Controla la disponibilidad de nutrientes para las plantas: K+, Mg++, Ca++, entre otros.
• Interviene en los procesos de floculación - dispersión de arcilla y por consiguiente en el
desarrollo de la estructura y estabilidad de los agregados.
• Determina el papel del suelo como depurador natural al permitir la retención de elementos
contaminantes incorporados al suelo.

DETERMINACIÓN DE COEFICIENTES DE PARTICIÓN, Koc, Kow Y EL FBC.

COEFICIENTE DE PARTICIÓN OCTANOL/AGUA (Kow)

El coeficiente de partición Octanol-agua, Kow, es una medida de cómo una sustancia química puede
distribuirse entre dos solventes inmiscibles, agua (es un solvente polar) y octanol (es un solvente
relativamente no polar, que representa a las grasas).

El Kow proporciona un valor de la polaridad de un plaguicida, que es frecuentemente utilizado en


modelos para determinar como un plaguicida puede distribuirse en tejido de grasa animal.

Kow = C octanol / C agua, donde:

C = la concentración molar

pKow = -log 10 Kow

Los plaguicidas con una vida media y un Kow altos pueden acumularse en tejido graso y
bioacumularse a lo largo de la cadena alimenticia.

Rangos del Kow de un plaguicida


También puede ser estimado de la siguiente manera según la estructura de la sustancia:

log Kow = 0.229 + Σ nifi

Donde:

Kow : Coeficiente de Partición Octanol-Agua.

ni : número de grupos en el compuesto.

fi : factor asociado con el grupo

COEFICIENTE DE SORCIÓN DE CARBONO ORGÁNICO (Koc)

A este valor también se le conoce como Coeficiente de adsorción suelo/agua o el Coeficiente de


adsorción. Es una medida de la tendencia de un compuesto orgánico a ser adsorbido (retenido) por
los suelos o sedimentos.

Koc = KD x 100/ %oc, donde:

%oc es el porcentaje de carbono orgánico en el suelo = % materia orgánica

KD= Coeficiente de distribución de los compuestos orgánicos

El Koc es específico para cada plaguicida y es sumamente independiente de las propiedades del
suelo. Los valores del Koc van de 1 a 10,000,000.

Un Koc elevado indica que el plaguicida orgánico se fija con firmeza en la materia orgánica del suelo,
por lo que poca cantidad del compuesto se mueve a las aguas superficiales o a los acuíferos.
También es calculado por:

log Koc = 0.544 (log Kow) +1.377

Koc : Coeficiente de Sorción del suelo (μg/g de carbón orgánico (a μg/mL de líquido)).

Kow : Coeficiente de Partición Octanol-Agua

FBC (FACTOR DE BIOCONCENTRACIÓN)

Se utiliza para medir la capacidad de captación de un metal por una planta con relación a su
concentración en el suelo. Describe también la partición entre las fases acuosa y los lípidos en
organismos vivos.

Mayores factores de bioconcentración = mayor cantidad de bioacumulación en organismos vivos.

Puede ser calcula usando:

log BCF = 0.79*(log Kow) – 0.40

Похожие интересы