You are on page 1of 21

PARTIDO DE LA PARTICIPACION CIUDADANA.

TITULO I.
DENOMINACIÓN, SIGLAS, NATURALEZA, SEDE Y SIMBOLOS DEL PARTIDO.
CAPÍTULO ÚNICO.
DE LA DENOMINACIÓN, SÍMBOLOS, DURACIÓN Y SEDE.

Artículo 1.- Naturaleza y Denominación. Con la denominación de PARTIDO DE LA


PARTICIPACIÓN CIUDADANA se constituye una persona jurídica de derecho público, que se regirá
por las normas legales pertinentes y por los presentes estatutos, su declaración de principios y su
programa.-
Artículo 2.- Esta organización política tendrá una duración indefinida.-
Artículo 3.- Las siglas serán PPC; la bandera, de forma rectangular, con fondo de color blanco, con el
símbolo del partido que es un círculo compuesto por franjas separadas de color naranja con orientación
radial, el cual tiene el significado de la participación de todas y todos sin discriminaciones ni
verticalismos de ninguna clase fundado en el principio de igualdad; y la inscripción
PARTICIPACION CIUDADANA.-

Atendiendo a la desaparición del partido humanista, podríamos intentar un cambio en cuanto a los
colores, tomando el naranja como color oficial, a los efectos de tener mayor respaldo a la hora de
elegir el color de los boletines y oponernos al uso por parte de otras fuerzas. Asimismo, podríamos
adoptar como himno la canción Tetagua Sapucai.-
Asimismo, por una cuestión de orden, propongo unificar el art2 y el 4 en un nuevo denominado
Domicilio y Duración.-

Artículo 2.- Símbolos. El Partido de la Participación Ciudadana adopta como símbolos su propia
denominación, las siglas PPC, el color naranja, el emblema consistente en un círculo compuesto por
franjas de igual tamaño y de color naranja, separadas y con orientación radial; la bandera color naranja
con el emblema en el centro y como himno, la canción “Tetagua Sapucai”, con música de Don Félix
Perez Cardozo y letra de Don Víctor Montórfano.-

Artículo 4.- Fija su domicilio en la ciudad de Asunción, Capital de la República del Paraguay, pudiendo
ser trasladado a cualquier otro punto de la misma, si así lo decide el organismo partidario competente,
pudiendo organizarse sus adherentes en todo el territorio nacional.

Artículo 3.- Domicilio y Duración. El Partido de la Participación Ciudadana, fija su domicilio en la


ciudad de Asunción, Capital de la República del Paraguay, pudiendo ser trasladado a cualquier otro
punto de la misma, si así lo decide el organismo partidario competente, pudiendo organizarse sus
adherentes en todo el territorio nacional. El Partido tendrá una duración indefinida y su personería
jurídica se extenderá de igual manera.

TITULO II
DE LOS PRINCIPIOS Y OBJETIVOS.
CAPÍTULO I. DE LOS PRINCIPIOS.
Artículo 5.- El Partido de la Participación Ciudadana es una organización política democrática,
socialista, de lucha permanente y formación continua de sus afiliados, que busca aglutinar y defender
los intereses de las grandes mayorías populares y de las fuerzas democráticas y progresistas. Se
fundamenta en la existencia y fortalecimiento constante de un interés político común basado en sus
Declaración de Principios y Objetivos Bases Ideológicas y programáticas, en sus Ejes Programáticos,
siendo sus valores los siguientes: participación, coherencia política, defensa de los derechos humanos,
justicia social, igualdad, libertad, equidad de género, lealtad, fraternidad, transparencia, veracidad,
solidaridad, patriotismo, latinoamericanismo y memoria histórica. El PARTIDO DE LA
PARTICIPACIÓN CIUDADANA fomenta el conocimiento de la historia, y su quehacer, visión de
futuro y proyecto político tiene, en la memoria histórica de la militancia y del pueblo, uno de sus
nutrientes vitales.
Artículo 6.- En el PARTIDO participan personas con historial de lucha por la democracia en la
búsqueda del bienestar y desarrollo de la sociedad. Su razón de ser se asienta en el respeto a la dignidad
humana, en la incorporación y la participación consciente, libre, voluntaria e igualitaria de hombres y
mujeres comprometidos y comprometidas en su condición individual, quienes constituyen el principal
activo del Partido. Admite la libertad de manifestación y expresión en todos sus aspectos. En el interior
de su organización promueve diversas corrientes de expresión y opinión inherentes a la naturaleza
humana, promueve la crítica y la autocrítica sanas.

Artículo 7. El PARTIDO DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA declara su absoluta autonomía


respecto de otras organizaciones políticas, empresariales, religiosas, gremiales, económicas o de otra
índole.

CAPÍTULO II.
DE LOS OBJETIVOS.
Artículo 8. Objetivos. El PARTIDO DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA asume el compromiso
de contribuir decididamente a la construcción de una sociedad democrática y equitativa. Sus
organismos, afiliados y afiliadas que cumplan funciones en la esfera estatal o sociedad civil desplegarán,
sea desde espacios institucionales, como desde la sociedad civil, realizarán todos sus esfuerzos para
lograr dirigirán sus acciones hacia el logro de los siguientes objetivos: Desarrollar una nueva conciencia
cívica, con especial énfasis en la formación intelectual y ética y en la acción colectiva organizada de
sus afiliados y afiliadas, tendientes a su participación sana y activa en los debates de interés nacional y
en la movilización social; Un renovado e innovador modelo de gestión pública, con su participación y
contribución en procesos que conduzcan a una absoluta transparencia en la gestión pública, en especial
para erradicar combatiendo la corrupción, promoviendo el celo por el patrimonio público, coadyuvando
con la gestión estatal y coordinando esfuerzos con organizaciones políticas, civiles, sociales y
populares, formulando estrategias para la superación de la pobreza; Promover con iniciativas y
acciones, el mejoramiento de las condiciones de vida de los paraguayos y las paraguayas, coadyuvando
exigiendo y colaborando en el proceso de en la implementación de políticas públicas que persigan la
superación estructural de las históricas desigualdades sociales, garantizando la calidad de vida,
educación y salud con equidad públicas y de calidad, así como en el establecimiento del trabajo decente
y el acceso a la vivienda digna, priorizando a los sectores más desprotegidos, en la búsqueda de
superaciones estructurales de las históricas desigualdades sociales; La reforma del sistema de Justicia,
propulsando con otras fuerzas políticas afines y la ciudadanía democrática, el fin a la impunidad y el
bastardeo del aparato judicial y el uso del aparato judicial por parte de grupos de poder con el fin de
defender sus intereses políticos y económicos; Propugnar la reforma estructural y jurídica del sistema
electoral que garantice para garantizar procesos electorales en el marco de seguridad democrática
transparentes y con igualdad de oportunidades, la eliminación de las listas cerradas de candidatos en
los cargos pluripersonales, legalización del voto de los residentes paraguayos en el exterior, y la
inscripción automática de los ciudadanos y las ciudadanas con mayoría de edad en el padrón electoral
nacional; Una política educativa con nueva ética asentada en la igualdad, la solidaridad, la justicia
social, la honestidad, el combate a las discriminaciones de cualquier índole, al oportunismo, y a toda
forma de conducta que tienda a deformar la convivencia pacífica y armónica en la sociedad; Acompañar
la participación rectora del Estado Nacional soberano, en la regulación de las actividades económicas,
garantizando la autonomía financiera, tecnológica y de otra índole de la economía nacional y su
incorporación digna y soberana a la economía regional e internacional; Promover un modelo de
economía mixta con sus tres principales actores, cuales son el Estado, la empresa privada y la economía
solidaria; esta última integrada por el movimiento cooperativo, mutuales, comités de agricultores, entre
otras formas asociativas de profesionales independientes, cuentapropistas, pequeños y medianos
productores rurales y urbanos, artesanos, pequeñas y medianas empresas, artistas, intelectuales y otros
actores económicos y sociales, a desarrollar con responsabilidad social y ambiental su creatividad y
capacidad para la industrialización de la producción primaria, el desarrollo de una agricultura
sustentable, la generación de empleos dignos, el desarrollo científico y tecnológico; Defender los
derechos soberanos nacionales sobre los recursos naturales, sobre las hidroeléctricas binacionales y de
cualesquiera otros emprendimientos económicos o con fines científicos que exploten o exploren las
riquezas naturales del país, del suelo y subsuelo, y propiciar iniciativas legislativas para la protección
del ambiente, en cumplimiento de las convenciones y tratados internacionales en la materia, y contribuir
con la implementación de un sistema de producción sustentable con preservación de la biodiversidad;
Promover las artes en todas sus expresiones e incentivar la promoción, cultivo y expansión de nuestro
acervo cultural, en especial de la lengua guaraní.

TITULO III
DE LA AFILIACIÓN. DE LOS AFILIADOS Y AFILIADAS
CAPÍTULO I.
DE LA ADMISIÓN Y LA PERDIDA DE LA CALIDAD DE AFILIADO O AFILIADA
Artículo 9. Afiliados y afiliadas. Son todas las personas que aceptan su incorporación y la declaración
de principios, los ejes programáticos, el presente Estatuto, los reglamentos y las resoluciones de los
órganos de dirección del Partido. Mantienen una relación constante con el partido, se incorporan a
diferentes tareas y cotizan su cuota económica.-
Artículo 10. Admisión. Serán admitidas, por los conductos idóneos, las personas con mayoría de edad
una vez cumplidas explícitamente las condiciones establecidas para el efecto en este Estatuto. Quienes
ingresen al Partido deberán acoplarse a las actividades de proselitismo, consolidación y expansión de
la organización, utilizando como instrumentos los principios, bases programáticas y los planes
organizativos.-
Artículo 11. La incorporación al Partido es un acto voluntario y consciente. La Secretaría de
Organización analizará cada solicitud y sugerirá la admisión o no, de acuerdo a los antecedentes
presentados. La solicitud con visto bueno será remitida a la Dirección Nacional para la resolución en
un plazo un mes; si es aprobada será comunicada al incorporado o incorporada será inscripta en el
registro de afiliados. En el caso de que la Dirección Nacional no se expida expresamente en el plazo
establecido, la afiliación será considera como aceptada.

Artículo 12. Requisitos. A los efectos de incorporar nuevos afiliadas y nuevas afiliadas, desde de la
inscripción definitiva del Partido en el Registro Electoral, será necesario: a) El aval de dos militantes
con antigüedad mínima de un año; b) Que el o la aspirante sea de reconocida honorabilidad y buena
conducta. Serán rechazadas las solicitudes de personas que no reúnan esas condiciones. En los
Departamentos y Distritos se procesarán las solicitudes en los órganos competentes de dichas instancias
para luego ser remitidas a la Secretaría de Organización del Comité Ejecutivo Nacional; las solicitudes
procesadas ante los órganos distritales, deberán pasar por los departamentales.-
Artículo 13 Casos especiales. Será competencia de la Dirección Nacional, en única instancia, el
tratamiento de las solicitudes de afiliación de personas que ostentan cargos electivos de otros partidos
o movimientos políticos o altos cargos en la administración pública.-

Artículo 14. Candidaturas a cargos electivos. Los afiliados y las afiliadas tienen derecho a postularse
a cargos electivos, sujetos a las reglas que imponen la legislación electoral, estos estatutos y las
resoluciones emanadas de los órganos competentes de la organización. El postulado o la postulada
deben aceptar expresamente su postulación para su inclusión en la nómina de candidatos a ser
presentada. La militancia es un requisito para la postulación a cargos electivos, nacionales,
departamentales, municipales, y partidarios.-
Artículo 15. El Partido podrá presentar como candidatos o candidatas para ocupar cargos electivos
nacionales, departamentales y municipales a personas no pertenecientes a su registro de militantes.
La Dirección Nacional analizará el historial político y personal de las candidaturas, cuidando el buen
nombre y prestigio del Partido. El reglamento y las condiciones será dictada por la Dirección
Nacional
Artículo 16. Militantes: Son todas las personas que aceptan la declaración de principios, los ejes
programáticos, el presente Estatuto, los reglamentos y las resoluciones de los órganos de dirección.
Deberán ser integrantes activos y propositivos de una instancia orgánica del Partido, ejecutar
permanentemente la estrategia política del mismo, y estar comprometidos y comprometidas en tareas
permanentes de lucha en el ámbito partidario, en sus lugares de trabajo, de estudio o comunidades, y
cotizar su cuota económica periódicamente, en tiempo y monto y ocuparse de su formación continua
participando en las actividades de formación política.

Se agrega a un apartado especial sobre candidaturas, donde se incluye el compromiso por escrito y
los aportes obligatorios.-

Artículo 17. Pérdida de la calidad de afiliado o afiliada. La calidad de afiliado o afiliada se perderá
por: a) contravenir los principios, los estatutos, las normas y las resoluciones adoptadas
democráticamente por los órganos establecidos; b) Renuncia escrita presentada a la Dirección
Nacional; c) Haber asumido la condición de candidato o candidata, y/o propiciar candidaturas
opuestas a las oficialmente presentadas o apoyadas por el Partido; d) Dejar de prestar su contribución
financiera, sin ninguna justificación; e) Suspensión en los derechos políticos; y e) Haber sido
expulsado o expulsada.

CAPÍTULO II. DE LOS DERECHOS Y DEBERES


Artículo 18. DE LOS DERECHOS. Son derechos de los afiliados y las afiliadas del PARTIDO DE
LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA:
a) Expresar libremente su opinión y su crítica en el seno del partido sobre las decisiones, lineamientos
y actuaciones de las diferentes instancias y niveles de dirección. Igualmente, ser escuchado o
escuchada y obtener respuestas por las respectivas instancias partidarias;
b) Recurrir a los órganos del Partido, contemplados en estos Estatutos, cuando considere que sus
derechos son vulnerados;
c) Ser respetado y respetada en toda situación, incluso en minoría;
d) Ser defendido o defendida y protegido o protegida por los órganos y autoridades del Partido en toda
persecución que sufriese por motivos políticos;
e) Recibir periódicamente información política de la realidad nacional;
f) Participar ante los organismos correspondientes en la elaboración de la plataforma programática,
estrategia y línea política del Partido;
g) Participar de los programas de formación política, ideológica y técnica que desarrolle el Partido;
h) Ser propuestos y propuestas como candidatos y candidatas para cargos de elección popular cuando
cumplan con los requisitos establecidos;
i) Todas las demás que le sean reconocidas por estos Estatutos.

CAPÍTULO III DE
LOS DEBERES.
Artículo 19. Son debERES de Los afiliados y las afiliadas del PARTIDO DE LA PARTICIPACIÓN
CIUDADANA:
a) Cumplir y hacer cumplir con lo establecido en los Estatutos, en la Declaración de Principios y
Objetivos, en los Ejes Prog

WWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWW
ZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
ZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZramáticos, y demás normativas del Partido;
b) Esforzarse por forjar y promover nuestros valores y principios, así como las relaciones
Igualitarias entre hombres y mujeres;
c) Organizar y participar en actividades en beneficio de organizaciones sociales, de su Comunidad y
sector en donde se desenvuelve, así como en las campañas electorales desarrolladas por el
Partido;
d) Combatir toda clase de corrupción, sin importar la esfera, fuerza política o económica en que se
realice;
e) Trabajar permanentemente por la cohesión política del partido y cotizar su cuota partidaria.

SON DEBERES ADICIONALES DE LOS AFILIADOS Y LAS AFILIADAS MILITANTES:


a) Participar de manera sistemática y obligatoria en un Comité de Base;
b) Practicar la crítica y autocrítica, sobre los enfoques, decisiones, métodos y conductas erróneas;
c) Actuar en base a valores y principios éticos.
d) Desarrollar y promover una conducta pública y privada, fundada en el respeto y equidad de género;
e) Participar activamente en todas las actividades del partido;
f) Participar activamente y decididamente en las campañas electorales donde participe el partido;
g) Cumplir con las responsabilidades derivadas de la ley.
h) Respetar y promover en el Partido la libertad de expresión, de pensamiento y debate, ponderando
las opiniones diferentes, evitando y combatiendo la intolerancia, y la marginación o exclusión en
razón de sus posiciones;
i) Cotizar la cuota de afiliación y contribuir económicamente y con puntualidad al sostenimiento del
Partido. Los funcionarios de elección popular, postulados por el Partido deberán cancelar una cuota
proporcional al salario devengado; j) Todos los demás que les sean determinados por los presentes
Estatutos.

CAPITULO IV.
DE LA PARTICIPACION DE LAS MUJERES Y LA JUVENTUD.
Artículo 20. Derecho de igualdad. Queda garantizada la igualdad de derechos civiles, políticos,
sociales y culturales de todos los militantes, así como el rol protagónico de la mujer en la sociedad. Se
crearán las condiciones institucionales que faciliten su real inserción en las diferentes instancias
organizativas internas.
Artículo 21. Derechos políticos. Se promoverá la participación de mujeres en las responsabilidades de
dirección en el partido y en la postulación a candidaturas con posibilidad de ganar. En las listas
pluripersonales para los cargos electivos internos y oficiales, la mujer ocupará el cincuenta por ciento
si existiera tal posibilidad. Si este porcentaje no fuere posible alcanzar, en ningún caso podrá ser inferior
al treinta y cinco por ciento. En los casos de los órganos colegiados a elegirse, se garantizará la
presencia como mínimo, de una candidata mujer por cada tres lugares en las listas respectivas.
Artículo 22. Protagonismo de la juventud. La participación y protagonismo activo de la juventud en el
seno de la organización están garantizados. En los cargos de conducción será ineludible la
representación de jóvenes militantes en un porcentaje no menor del veinte por ciento. Se consideran
jóvenes las personas que cuenten hasta treinta años de edad inclusive, en la fecha de su elección formal
a un cargo. Se establece que la Juventud del Partido de la Participación Ciudadana gozará de autonomía
organizativa, pudiendo elegir sus propias autoridades y dictar su propio reglamento. La organización
de la Juventud de Participación Ciudadana será a nivel nacional y sólo se reconocerá a un estamento
que los nuclee. Para su funcionamiento deberá contar con el reconocimiento de la Dirección Nacional.

CAPITULO V
DE LAS CANDIDATURAS A CARGOS ELECTIVOS
Artículo 14. Candidaturas a cargos electivos. Los afiliados y las afiliadas tienen derecho a
postularse a cargos electivos, sujetos a las reglas que imponen la legislación electoral, estos estatutos
y las resoluciones emanadas de los órganos competentes de la organización. El postulado o la
postulada deben aceptar expresamente su postulación para su inclusión en la nómina de candidatos a
ser presentada. La militancia es un requisito para la postulación a cargos electivos, nacionales,
departamentales, municipales, y partidarios.-
Artículo 15.Candidaturas de no afiliados o afiliadas. El Partido podrá presentar como candidatos
o candidatas para ocupar cargos electivos nacionales, departamentales y municipales a personas no
pertenecientes a su registro de militantes. La Dirección Nacional analizará el historial político y
personal de las candidaturas, cuidando el buen nombre y prestigio del Partido. El reglamento y las
condiciones será dictada por la Dirección Nacional
Articulo xx. Obligaciones de candidatos electos.
Artículo xx. Aporte partidario.

TÍTULO III
DEL DEBATE DEMOCRÁTICO PARTIDARIO Y DEL SISTEMA DE TOMA DE
DECISIONES
CAPITULO I. DEL DEBATE
Artículo 23. El PARTIDO DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA se sustenta en una concepción
política basada en la participación amplia de sus militantes en la vida interna de la organización, en el
cultivo permanente de la educación y la formación política dirigida a una democracia amplia en su
interior, y garantiza la total libertad de expresión en todos los niveles de la vida partidaria; en el marco
de su carácter y de sus principios, actúa para favorecer la construcción, fortalecimiento y desarrollo de
su cohesión democrática, de las afinidades y coincidencias en su seno, garantizando al mismo tiempo,
el total respeto a las legítimas diferencias y la libertad de criterios y de opiniones entre sus militantes;
quienes podrán expresarlas individual o colectivamente, poniendo verdaderos esfuerzos para
resolverlas democráticamente. El debate ideológico y teórico es indispensable al interior del Partido y
estará dirigido a enriquecer y elevar la calidad del pensamiento y la práctica del PARTIDO DE LA
PARTICIPACIÓN CIUDADANA.

CAPITULO II.
DE LA TOMA DE DECISIONES
Artículo 24. Para temas de trascendencia partidaria y nacional se podrá implementar el referéndum
partidario, el cual estará normado en el Reglamento Interno. El referéndum será convocado por la
Asamblea Nacional o por la Dirección Nacional, esta última con el voto afirmativo del sesenta por
ciento de sus integrantes. Cualquiera de estos organismos convocará al referéndum a petición del diez
por ciento de los afiliados.
Artículo 25. Las instancias partidarias estarán especialmente obligadas a propiciar que los afiliados y
las afiliadas cuenten por igual con la información veraz, oportuna, precisa y suficiente para el debate y
por consiguiente para la toma de decisiones. Nadie tiene autoridad para bloquear, ni deformar la
información a que tiene legítimo derecho la militancia.
Artículo 26. La adopción de las decisiones en el Partido exige: a) Razonables esfuerzos dedicados a
construir decisiones unánimes o de consenso; b) Cuando no se logre unanimidad o el consenso, se
aplicará el principio democrático de las decisiones por mayoría; c) Cuando la mitad más uno de los
miembros de la instancia del Partido lo resolviere, sus decisiones podrán tomarse a través del voto
secreto.
Artículo 27. Se aplicarán las siguientes normas: Los asuntos de interés general serán debatidos en todos
los niveles. Igual método se seguirá a nivel departamental, distrital y en los Comités de base. Las
discusiones y debates se desarrollarán con absoluto respeto a las divergencias y a las minorías. El
resultado de los procesos democráticos de discusiones será cumplido por todos los militantes y los
organismos de base. Los Comités de base podrán hacer llegar sus sugerencias o inquietudes a través de
sus representantes al órgano competente más próximo de su municipio. Se comunicará por los medios
más adecuados a todas las instancias y organismos de base las resoluciones políticas adoptadas por los
órganos de conducción.
Artículo 28. Lo prescrito en el Artículo anterior es de obligatorio cumplimiento para toda la militancia
e instancias del Partido. Los miembros que tuvieran disenso en los acuerdos, deberán respetar, acatar y
fortalecer los lineamientos y decisiones partidarias; es decir no debilitar, ni interna, ni públicamente la
ejecución de todo acuerdo.

TÍTULO IV
DEL FUNCIONAMIENTO, LA ORGANIZACIÓN E INSTANCIAS.CAPITULO I.
DEL FUNCIONAMIENTO Y LA ORGANIZACIÓN.
Artículo 29. El funcionamiento del Partido se caracterizará por: Una democracia amplia en el interior
de la organización, con debates en las distintas instancias internas en las Asambleas Nacionales,
Departamentales, Distritales y de Base. Las discusiones y debates deberán desarrollarse con absoluto
respeto a las divergencias y a las minorías; la actuación unificada de la militancia, por una sola línea
política a aplicar, producto de procesos democráticos de discusiones; y la comunicación a todas las
instancias partidarias de las resoluciones adoptadas por los órganos de gobierno. Las diferentes
instancias, órganos, corrientes, grupos y militantes del Partido tendrán autonomía para deliberar sobre
cuestiones de política, estrategia, planes, tácticas y líneas de acción dentro del ámbito de intervención
que les corresponde.
El PARTIDO DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA se organiza en instancias de Conducción
Nacional, Departamental, Distrital y de Base, con sus respectivos órganos ejecutivos.

CAPITULO II.
DE LA CONDUCCIÓN DEL PARTIDO.
Artículo 30. En orden jerárquico, los órganos de gobierno e instancias organizativas son las siguientes:
A nivel Nacional: a) ASAMBLEA NACIONAL; b) DIRECCIÓN NACIONAL y c) COMITÉ
EJECUTIVO NACIONAL. A nivel Departamental: a) COORDINACION DEPARTAMENTAL y b)
COMITÉ EJECUTIVO DEPARTAMENTAL. A nivel Distrital: a) ASAMBLEA DISTRITAL; b)
COORDINACION DISTRITAL. A nivel de Base: a) Círculo.
TRIBUNAL ELECTORAL INTERNO; TRIBUNAL DE CONDUCTA; SINDICATURA
GENERAL

CAPÍTULO III.
DE LAS ASAMBLEAS NACIONALES.
Artículo 31. La Asamblea Nacional es la máxima autoridad del Partido. Se constituye en el órgano de
nivel nacional con funciones deliberativas, normativas y resolutivas, aprueba o reforma los estatutos,
define la línea política del partido, su ideario y programa estratégico. Es la expresión soberana de los
militantes. Podrá ser Ordinaria o Extraordinaria. Ninguna instancia podrá dictar resoluciones o adoptar
decisiones contrarias a las resueltas por la Asamblea Nacional, ya que ésta representa la máxima
instancia de democracia interna y de la expresión de la decisión soberana de los militantes. Las
convocatorias a las Asambleas Nacionales las realizará el Tribunal Electoral Interno por lo menos con
veinte días previos a su realización. Deberá expresar el local, fecha, hora, y el Orden del Día,
conteniendo con claridad los asuntos a tratar. Será publicada por los medios idóneos, asegurándose que
la misma sea divulgada y conocida por los delegados con derechos al voto por los demás militantes.
Asistirán a la asamblea extraordinaria los delegados electos y las delegadas electas para la asamblea
ordinaria inmediatamente anterior.
Artículo 32. La Asamblea estará constituida por cien Delegados titulares y cincuenta Delegados
Suplentes, electos en internas a nivel nacional, por departamento y de acuerdo al Sistema D´Hont. El
Tribunal Electoral Interno determinará el número de escaños correspondientes a cada Departamento,
según la cantidad de afiliados inscriptos en el mismo. Cada Departamento contará como mínimo con
un Delegado o Delegada.
Artículo 33. El tribunal Electoral Interno convocará a comicios para elección de delegados titulares y
suplentes ante las Asambleas Ordinarias o Extraordinarias, pudiendo investir en esa representación
cualquier militante que cuente con la antigüedad mínima de dos años de pertenencia activa en la
organización, salvo en la etapa fundacional. El Tribunal Electoral Interno reglamentará todo lo relativo
a las elecciones de delegados, observando el principio de representación proporcional. Son requisitos
para participar como delegado o delegada en las Asambleas del Partido: a) Ser afiliado o afiliada
militante, haber sido electo o electa y contar con la debida acreditación del TEI; b) Haber cumplido las
obligaciones relacionadas al Partido en su calidad del afiliado o afiliada militante; c) Tener la
antigüedad exigida para la función; d) No estar sujeto a sanción de suspensión o exclusión; e) No estar
incurso en las inhabilitaciones contempladas en la legislación electoral.
Artículo 34. Quórum necesario. La Asamblea Nacional Ordinaria se reunirá cada 12 meses en el local
que fije la Dirección Nacional. Será necesaria la presencia de más del cincuenta por ciento de los
Delegados empadronados que cuenten con la habilitación para deliberar válidamente a la hora fijada
en la convocatoria. Si no se llegare al quórum, la Asamblea se reunirá válidamente una hora más tarde,
toda vez que el número de delegados acreditados sea superior al 25% del total de habilitados. El
Tribunal Electoral hará una nueva convocatoria para una nueva fecha no superior a los treinta días, la
que deliberará válidamente con la asistencia del 25% de delegados y delegadas. Artículo 35. Es
competencia de la Asamblea Nacional Ordinaria: a. Elegir sus autoridades. b. Someter a debate y
resolver los asuntos del Orden del día; c. Fijar líneas y estrategias políticas acorde a los acontecimientos
nacionales de orden político, social o económico; d. Considerar, aprobar, o rechazar total o
parcialmente la Memoria y Balance de la Dirección Nacional y las demás instancias del Partido; e.
Decidir sobre la conveniencia o no de establecer alianzas, acuerdos, concertaciones, frentes,
coaliciones, negociaciones, consensos u otras formas de asociaciones o articulaciones con
organizaciones políticas, sociales, gremiales, nacionales y/o extranjeras, en el marco de los principios
democráticos y de integración regional, continental y mundial y, en consecuencia, autorizar o no a la
conducción nacional a suscribir los respectivos convenios, concertaciones, tratados, u otras formas de
asociación política para futuros eventos electorales, o cualquier otro documento a estos efectos; f.
Considerar, discutir, y aprobar las estrategias y planes para el próximo periodo; g. Establecer los
principios básicos de la plataforma electoral y remitirlos a la Dirección Nacional, previa consulta y
recepción de respuestas de las diferentes instancias Departamentales, Distritales y de Base del Partido,
promoviendo la participación, directa y protagónica de la militancia en igualdad de condiciones,
mediante la aplicación de amplios mecanismos democráticos; h. Considerar en grado de apelación las
sanciones impuestas a los afiliados y afiliadas; i. Establecer el monto del aporte de los afiliados y
afiliadas; j. Dictar y reformar sus propios reglamentos; y, k. Aprobar el código de Ética del Partido.
Artículo 36. Procedimiento. Verificado el quórum mínimo, la Presidencia electa declarará abierta la
Asamblea. Se elegirán en el acto un Secretario o Secretaria de Actas y un Secretario o Secretaria de
mesa, quien dará lectura al orden del día para su aprobación y/o modificación, dando luego inicio a su
tratamiento.
Artículo 37. La Presidencia es la encargada de moderar y conducir el debate, auxiliada por la secretaría
de mesa, quien llevará el orden de los oradores y consignará la sucesión de los asuntos a ser tratados
de acuerdo al orden del día. La secretaría de actas levantará el acta de la realización de la Asamblea,
tomará nota de su desarrollo, de las mociones, y portavoces, y de las resoluciones recaídas.
Artículo 38. Mayoría. Será necesaria la mayoría simple de votos para la adopción de resoluciones, con
excepción de aquéllas para las que se necesita una mayoría calificada.
Artículo 39. La Presidencia no vota, salvo que surgiere empate en las votaciones. Cuando el empate se
produjera en asuntos que atañen personalmente a la presidencia, se procederá a una nueva votación. Si
persistiere el empate, desempatará la secretaría de mesa electa.
Artículo 40. Deliberaciones y debates. Al inicio de la reunión, la Presidencia aclarará el uso de la
palabra, que le será concedido por riguroso orden de petición.
Artículo 41. La Presidencia podrá limitar el tiempo de las intervenciones cuando así convenga al mejor
desarrollo de la Asamblea. Quien desee efectuar replica, deberá igualmente solicitar la palabra, e
intervendrá cuando sea concedida por la presidencia en el orden establecido. El orador o la oradora en
el uso de la palabra deberá ser respetado o respetada hasta que culmine su intervención, salvo que
surgiere una moción de orden.
Artículo 42. Serán tratadas como moción de orden todas aquellas tendientes a reencausar la reunión,
tales como; a. Considerar el asunto de debate fuera del tema; b. Solicitar que la Asamblea pase a un
cuarto intermedio; c. Dar el asunto por suficientemente discutido; d. Limitar el tiempo de los oradores
u oradoras; e. Cerrar la lista de oradores u oradoras.
Artículo 43. Solicitada la moción de orden, la Presidencia la pondrá a consideración de los asambleístas
y determinará su votación. La decisión sobre el punto se cumplirá de inmediato.
Artículo 44. La consideración de una resolución deberá ser inmediatamente después de ser culminada
la votación del tema en cuestión, y, para su procedencia deberá contar como mínimo con el voto
favorable de las dos terceras partes de delegados y delegadas presentes. De prosperar la moción de
reconsideración, para aprobarse el tema planteado se deberá contar con el voto afirmativo de la mayoría
simple de asambleístas.
Artículo 45. Son atribuciones de la Presidencia de la Asamblea: a. Dirigir la sesión de conformidad a
las reglas establecidas en este estatuto, debiendo adoptar las medidas que permita el normal desarrollo
de la Asamblea; b. Resolver que la Asamblea pase a cuarto intermedio, si así conviniere para su mejor
desarrollo, por un plazo no superior a diez días; c. Trasladar el recinto de las deliberaciones, cuando las
circunstancias lo aconsejen, siempre que sea en el mismo día; d. Apercibir asambleístas en caso de
conducta indebida; e. Ordenar la expulsión de personas que ocasionen inconvenientes, o cuya presencia
afecte al ordenado desarrollo de la sesión, debiendo previamente apercibirla.
Artículo 46. ASAMBLEAS EXTRAORDINARIAS. La Asamblea Extraordinaria se reunirá para
discutir o resolver asuntos de orden político, estratégico u organizativo que merezcan urgente
tratamiento. Su convocatoria por el órgano competente se basa en las siguientes reglas: a) Será
convocada a petición de la Dirección Nacional, del 1% de los afiliados/as o de la Presidencia por
resolución fundada en casos excepcionales de carácter impostergable. b) La petición escrita deberá
dirigirse a la Presidencia del Partido, con expresión de los asuntos que merezcan ser tratados.
Contendrá, a demás, los nombres, números de cedula de identidad y firmas de los delegados y delegadas
solicitantes. c) La Presidencia, cumplidos los requisitos estatuarios, comunicará al Tribunal Electoral
para la organización de la Asamblea.
Artículo 47. Convocatoria. Quórum. El Tribunal Electoral convocará a la Asamblea Extraordinaria con
un mínimo de veinte días de anticipación a la fecha de su realizaron y la misma deberá expresar con
claridad el lugar, la fecha y la hora de su realización, y el orden del día, el que no podrá ser modificado
sino en el orden de su tratamiento. En cuanto al quórum requerido para la validez de las decisiones,
aplicará el criterio establecido para las Asambleas Ordinarias.
Artículo 48. En los casos de propuestas electorales, alianzas, acuerdos políticos u otras situaciones que
requiriesen urgente resolución, se podrá acortar los plazos para la convocatoria hasta un mínimo de
cinco días de anticipación. La pertinencia de estos casos será considerada y resuelta por la presidencia
del Partido, quien remitirá la documentación de referencia al TEI con carácter de urgencia y comunicará
a los miembros de la Dirección Nacional en el plazo de veinticuatro horas. Artículo 49. Atribuciones
y deberes. Será competencia de la Asamblea Extraordinaria: a. Reformar total o parcialmente estos
Estatutos; b. Considerar, debatir y decidir los asuntos políticos, electorales, concertaciones, alianzas,
coaliciones, frente, apoyos a otras organizaciones políticas previo análisis de las conveniencias o no de
las propuestas y acuerdos programáticos, así como los compromisos en la gestión gubernamental; c.
Pronunciarse públicamente ante los hechos que afecten al Partido y sobre otras cuestiones de interés
público;
d. Crear, ampliar o suprimir órganos del Partido; e. Entender en grado de apelación las resoluciones del
TRIBUNAL DE CONDUCTA de acuerdo a los términos del presente Estatuto; f. Llenar las vacancias
que se producen en los órganos del Partido que sean de su competencia; g. Considerar convenios,
adhesiones o incorporaciones a otras organizaciones políticas; h. Otorgar reconocimientos a personas
o instituciones; i. Otorgar mandatos especiales a los órganos de gobierno del Partido o cualquiera de
sus afiliados o afiliadas; j. Crear órganos transitorios y otorgar mandatos especiales por tiempo
determinado; k. Disponer lo relativo a la disolución del Partido y a la liquidación de sus bienes
conforme a las previsiones de este Estatuto; l. Debatir y resolver sobre los asuntos que no sean de la
competencia de otros órganos del Partido.

CAPÍTULO IV.
DE LA DIRECCIÓN NACIONAL.
Artículo 50. La Dirección Nacional es la máxima instancia de dirección y gobierno permanente del
Partido. En el orden jerárquico, es inmediatamente subalterna a la Asamblea Nacional. Consta de 18
miembros titulares y 8 suplentes, electos democráticamente, mediante elecciones universales, libres,
directas, iguales, secretas, personales e intransferibles, adaptándose al sistema proporcional o D`Hont,
conforme a la legislación electoral. Asimismo, serán miembros la Presidencia, la Vicepresidencia del
partido. Los Coordinadores/as Departamentales podrán participar de las sesiones con derecho a voz y
voto.
Artículo 51. La Dirección Nacional elegirá de entre sus integrantes a quienes conformarán el Comité
Ejecutivo Nacional.
Artículo 52. Duración. Cada integrante de la Dirección Nacional tendrá un mandato de treinta meses
de duración, salvo los casos de revocatoria, renuncia, fallecimiento u otras causas que impidan el
ejercicio de la representación. Podrán ser reelectos o reelectas por un periodo más en forma
consecutiva, y alternativamente sin limitación alguna.
Artículo 53. Quórum. La Dirección Nacional y demás órganos colegiados del Partido podrán sesionar
válidamente con la mitad más uno de los miembros titulares y sus resoluciones serán adoptadas por una
mayoría simple de los habilitados para votar. Se reúne en forma extraordinaria cuando sea necesaria,
convocada por la Presidencia, en caso de ausencia de ésta, por la Vicepresidencia o por diez miembros
de la dirección nacional.
Artículo 54. La Dirección Nacional se reúne en forma ordinaria cada 60 días, para analizar la situación
política, económica y social nacional e internacional, evaluar las tareas del Comité Ejecutivo, elaborar
la estrategia y el Programa de Gobierno del Partido acordados por la Asamblea Nacional, emitiendo en
forma permanente las directrices que considere necesarias y para tomar decisiones.
Artículo 55. Son atribuciones de la Dirección Nacional: Llevar la conducción de la actividad política
e institucional del Partido fijando estrategias en función al devenir del proceso político cotidiano en
base a la realidad económica, demanda social etc. y formular las orientaciones políticas necesarias para
cada coyuntura de acuerdo a los principios sustentados en el Partido; Tomar las decisiones relativas a
la administración de los bienes y servicios del Partido; de los demás órganos del Partido y de los
Afiliados; Dictar su propio reglamento de sesiones y crear secretarías, comisiones de trabajo y las
reparticiones que fueren necesarias, reglamentando sus funciones; Fiscalizar y controlar el respeto a la
orientación política, fines y principios del Partido. Establecer y mantener las relaciones internacionales,
siempre sujeto a las disposiciones electorales; Cumplir y hacer cumplir este Estatuto y resoluciones de
las Asambleas; Mantener la comunicación y cohesión entre los representantes nacionales, electos o
nombrados pertenecientes al Partido; Aprobar el otorgamiento de menciones especiales a personas o
instituciones por servicios relevantes a la nación y/o al Partido; Resolver sobre las oposiciones que se
formulen en relación a las personas que deseen afiliarse al Partido. Acatar y garantizar la aplicación de
las orientaciones políticas decididas en la Asamblea Nacional y dar curso a sus mandatos; Dictarse
propio reglamento interno de funcionamiento, Establecer los nudos de relacionamiento con referentes
políticos, agrupaciones, organizaciones políticas y sociales; Establecer y mantener las relaciones
internacionales, de conformidad a las bases ideológicas del Partido; Emitir pronunciamientos
relacionados a hechos de repercusión nacional;
Solicitar informes a cualquier otra instancia relativos al proceso de construcción y afianzamiento del
Partido; Aprobar el presupuesto anual; Remitir directivas a otros órganos de la organización; Estudiar
y decidir sobre otros asuntos no previstos en este reglamento que merecen urgente tratamiento;
Convocar a militantes o responsables políticos en los casos que sean menester.

CAPÍTULO V. DEL COMITÉ EJECUTIVO


Artículo 56. En el orden jerárquico, es inmediatamente subalterno a la Dirección Nacional. Está
integrado por: la Presidencia, la Vicepresidencia, la Secretaría General y 11 Secretarías definidas más
abajo.
Artículo 57. Presidencia y Vicepresidencia del Comité Ejecutivo: serán electas en comicios
universales, libres, directos, iguales, secretos, personales, e intransferibles de todos los miembros
inscriptos en el registro de militantes del Partido en conformidad a la legislación electoral. Estos cargos
son reelegibles por un período más en forma consecutiva. Podrán candidatarse para el mismo cargo en
períodos alternativos.
Artículo 58. Revocabilidad. Los cargos de Presidencia, Vicepresidencia, y de integrantes de la
Dirección Nacional, del Tribunal de Conducta, del Tribunal Electoral Interno y la Sindicatura del
Partido serán revocables por referéndum revocatorio convocado al efecto por petición del treinta y tres
por ciento de afiliados a la Dirección Nacional, la cual remitirá al Tribunal Electoral Interno que
revisará la petición y si procediere convocará al referéndum en un plazo no mayor a noventa días de
la presentación del pedido.
Artículo 59. El Comité Ejecutivo se reúne en forma ordinaria cada 7 días y en forma extraordinaria
cuando lo considere necesario, convocado por la Presidencia, la Vicepresidencia, o por la mayoría
simple de sus integrantes. Esta instancia tiene la atribución de ejecutar las decisiones adoptadas por la
Dirección Nacional, y, ante casos extraordinarios, convocar a una sesión extraordinaria de la Dirección
Nacional.
Artículo 60. Son atribuciones del Comité Ejecutivo: a. Ejercer la política del Partido; b. Fijar
estrategias en función al acontecer del proceso político cotidiano, en base a la realidad socioeconómica
y formular las orientaciones políticas necesarias para cada coyuntura, de acuerdo a los principios
sustentados por el Partido; c. Elaborar la Estrategia de Campaña Electoral del Partido emitiendo en
forma permanente las directrices que considere necesarias. d. Desarrollar la Plataforma Electoral del
Partido. e. Acatar y garantizar la aplicación de las orientaciones políticas decididas por la Asamblea
Nacional y la Dirección Nacional y dar curso positivo a sus mandatos; f. Coordinar con las instancias
competentes el calendario de las Asambleas Departamentales y Distritales; g. Dictarse propio
reglamento interno de funcionamiento, f. Disponer la difusión de materiales entre los militantes; h.
Establecer los medios de relacionamiento con referentes políticos, agrupaciones, organizaciones
políticas y sociales; i. Establecer y mantener las relaciones internacionales, de conformidad a las bases
ideológicas del Partido; j. Emitir pronunciamientos relacionados con hechos de repercusión nacional e
internacional; k. Acordar la elaboración de estudios e informes, por iniciativa propia, y aprobarlos, en
su caso; l. Solicitar a cualquier otra instancia informes relativos al proceso de construcción y
afianzamiento del Partido; m. Aprobar el presupuesto anual; n. Remitir directivas a otras instancias de
la organización; ñ. Estudiar y decidir sobre otras cuestiones no previstas en este reglamento que
merezcan urgente tratamiento; o. Convocar a militantes en los casos que sean menester.

CAPÍTULO VI.
DE LA PRESIDENCIA Y LA VICEPRESIDENCIA:
Artículo 61. Competencias. Corresponde a la Presidencia: a. Presidir las sesiones ordinarias y
extraordinarias de la Dirección Nacional y del Comité Ejecutivo; b. Ejercer la representación legal,
política, administrativa e institucional del Partido de conformidad a los términos de este Estatuto y de
la ley. c. Llevar el gerenciamiento del Partido con facultades para comprometer, adquirir derechos y
contraer obligaciones. f. Otorgar poderes de conformidad a lo dispuesto inciso b; g. Realizar las
demás tareas que surjan de las resoluciones de las Asambleas, de la Dirección Nacional, del Comité
Ejecutivo, de estos estatutos y de la ley. h. Intervenir en los procesos de conflictos orgánico-
institucionales y las relaciones con Partidos Políticos y Organizaciones Sindicales en niveles
operativos. Tendrá derecho al voto en el Comité Ejecutivo y a un voto más en caso de empate. En la
Dirección Nacional sólo votará para desempatar.
Artículo 62. Competencias. Corresponde a la Vicepresidencia: a. Presidir las sesiones ordinarias y las
extraordinarias de la Dirección Nacional y del Comité Ejecutivo Nacional y la representación
institucional del Partido en caso de ausencia o impedimento de la Presidencia, de conformidad con los
términos de este estatuto; b. Cumplir con los mandatos y misiones que fueran encomendadas por los
órganos superiores del Partido; c. Contribuir con la Presidencia en el gerenciamiento del Partido; d.
Realizar las demás tareas que surjan de las resoluciones de las instancias de la Dirección Nacional y el
Comité Ejecutivo. Tendrá derecho al voto en el Comité Ejecutivo y a un voto más en caso de empate
cuando supla a la presidencia. En la Dirección Nacional votará para desempatar cuando supla a la
presidencia.

CAPÍTULO VII.
DE LAS SECRETARÍAS:
Artículo 63. Los encargados de las distintas Secretarías del Comité ejecutivo Nacional, serán
designados por la Dirección Nacional, y para ello, se tomarán en cuenta los perfiles y aptitudes
pertinentes.
Artículo 64. Las secretarías serán responsables de la ejecución de las decisiones tomadas por la
Asamblea Nacional, Dirección Nacional y del Comité Ejecutivo. Tendrán como función desarrollar las
diversas tareas conforme los objetivos de orden político u organizativo del proceso de crecimiento de
la organización. Sus propuestas de labores serán aprobadas por el Comité Ejecutivo Nacional.
Artículo 65. Sin ser limitativas en la etapa inicial se estructurará las siguientes secretarías: a) Secretaría
General; b) Secretaría de Organización; c) Secretaría de Asuntos Políticos; d) Secretaría de
capacitación y formación; e) Secretaría de Actas y Documentación; f) Secretaría de Finanzas; g)
Secretaría de Relaciones Internacionales; h) Secretaría de Asuntos Sociales y Sindicales; i) Secretaría
de Equidad y Género; j) Secretaría de juventud; k) Secretaría de Comunicación; l) Secretaría de
Asuntos Rurales.
Artículo 66. Son atribuciones y deberes de las Secretarías:
SECRETARÍA GENERAL:
La Secretaría General es un Órgano político especializado del Comité Ejecutivo con funciones para
dirigir y ejecutar los programas, proyectos, planes y actividades partidarias. La Secretaría General
tendrá a su cargo:
a) Coordinar los trabajos de las Secretarias del Comité Ejecutivo;
b) Presentar ante la Presidencia el orden del día del Comité Ejecutivo;
c) Realizar seguimiento de las afiliaciones al Partido;
d). Mantener relacionamiento con otras organizaciones políticas, así como las distintas organizaciones
sociales;
e. Constituirse en nexo entre los diversos órganos del Partido.
f) Las demás tareas que le encomiende la Conducción Nacional y el Comité Ejecutivo.-
SECRETARÍA DE ORGANIZACIÓN: a. Responsabilizarse del funcionamiento y desarrollo orgánico
del Partido y mantener la relación con las instancias orgánicas en todos sus niveles, velando por el
cumplimiento de las decisiones emanadas de los órganos competentes. b. Coordinar los operativos de
crecimiento a nivel nacional. c. Mantener informado al Comité Ejecutivo Nacional sobre el estado de
la organización de las diversas instancias operativas del Partido.g. Apoyar a las demás secretarías en
sus funciones operativas.
SECRETARIA DE ASUNTOS POLITICOS: a. Proponer a nivel nacional, regional y local la línea
política y la propuesta programática de la organización y atender la ejecución de dichas propuestas, a
efectos de garantizar su coherencia y cumplimiento; b. Mediar en los conflictos internos que pudieran
presentarse en las diversas instancias del Partido; c) Proponer a la Presidencia temas políticos para el
análisis y debate en las diferentes instancias partidarias.
SECRETARÍA DE CAPACITACION Y FORMACION: a. Responsabilizarse de la elaboración y
seguimiento de la política de formación del Partido y las relaciones con los distintos sectores que
desarrollan su actividad en estos ámbitos. b. Formular e impulsar la elaboración de las propuestas del
Partido en materia de formación continua y política científica. c. Promover la relación de colectivos,
asociaciones y personas que desarrollan su actividad en el ámbito de la creación científica con el
Partido. e. Velar por la capacitación continua de los afiliados y afiliadas, detectando, analizando y
proyectando al conjunto del Partido cuantas innovaciones teóricas, instrumentos, herramientas o
experiencias útiles para el conocimiento de los problemas políticos, la gestión pública o las técnicas
electorales. f. Analizar, en colaboración con las distintas Secretarías, las carencias formativas del
Partido, así como los planes que en este ámbito se puedan desarrollar para los afiliados y afiliadas.
SECRETARÍA DE ACTAS Y DOCUMENTACIÓN: a. Elaborar y archivar las actas oficiales de las
todas las reuniones del Comité Ejecutivo Nacional. b. Remitir a quienes integran el Comité Ejecutivo
Nacional copia de las actas labradas. c. Establecer la guarda y custodia de los documentos oficiales de
la organización. d. En cada convocatoria del Comité Ejecutivo nacional, el Acta de la sesión anterior
estará disponible en la Secretaría de Actas, desde el día siguiente en que se convoque la reunión hasta
una hora antes de su comienzo, con el objeto de que pueda ser conocida con carácter previo a su
consideración. e. Establecer un flujo permanente de comunicación o información entre el Comité
Ejecutivo Nacional y las instancias departamentales, distritales y de base.
SECRETARÍA DE FINANZAS: a. Mantener un inventario actualizado de los recursos materiales de
la organización a nivel nacional. b. Ejecutar las políticas de captación de recursos financieros, y de uso
de los mismos, decididas por el Comité Ejecutivo Nacional, definir y desarrollar estrategias específicas
para ello. c. Informar al Comité Ejecutivo Nacional sobre las solicitudes que en materia financiera
planteen las diferentes instancias del Partido. d. Realizar un estricto control de ingresos y egresos,
llevando la contabilidad oficial y el registro detallado de los aportes y donaciones, con especificación
de su procedencia, de tal manera que no se vulneren ninguna de las leyes de la República. e. Movilizar
las cuentas centrales del Partido, con su firma, y las de la Presidencia o Vicepresidencia. f. Informar
mensualmente al Comité Ejecutivo Nacional sobre el estado de las cuentas del Partido, así como sobre
la marcha de las políticas de captación y usos de los recursos financieros. g. Coordinar y dirigir las
tareas de finanzas llevadas a cabo por las instancias departamentales, distritales y de base del partido.
SECRETARÍA DE RELACIONES INTERNACIONALES: a. De acuerdo con la política establecida
por la Dirección Nacional, aplicar y desarrollar las relaciones internacionales del Partido. b. Llevar la
guardia y custodia de las documentaciones que recojan la marcha de esas relaciones. c. Proponer al
Comité Ejecutivo la posición del Partido en todos aquellos asuntos que tengan conexión con la política
exterior. d. Diseñar y proponer al Comité Ejecutivo alternativas políticas del Partido en materia de
relaciones internacionales. e. Participar de reuniones con organizaciones políticas extranjeras
representando al Partido, si así lo considera el Comité Ejecutivo Nacional. f. Mantener y estrechar
relaciones bilaterales con otros partidos, instituciones y organismos de carácter internacional, afines a
los Principios del Partido.
SECRETARÍA DE ASUNTOS SOCIALES Y SINDICALES: a. Formular y proponer a la
Dirección Nacional políticas sociales de protección social, desarrollo humano, sanidad y defensa de los
derechos de los trabajadores y trabajadoras, promoviendo su implementación en todos los acuerdos,
decisiones, acciones, propuestas, planes, programas, plataformas y lineamientos, emanados de las
instancias del Partido, así como su aplicación práctica en todas las esferas de la vida partidaria; b.
Formular y proponer a la Dirección Nacional líneas de acción en las siguientes áreas: Mayores,
Discapacitados, otras minorías, trabajadores y trabajadoras, promoviendo la defensa holística de los
sectores más débiles de la sociedad y la lucha contra toda forma de exclusión. c. Elaborar las líneas de
actuación dirigidas a promover una mayor conciencia ciudadana sobre un cuidado responsable del
medio ambiente. d. Conjuntamente con la Secretaría Política, fomentar y promover la relación con
sindicatos, colectivos, y asociaciones con principios comunes.
e. Establecer una estrecha vinculación con las instituciones encargadas de programas sociales y de
desarrollo regional y municipal
SECRETARIA DE GÉNERO Y EQUIDAD: a. Promover políticas de género que tiendan a lograr una
mayor participación de la mujer en todos los ámbitos políticos, sociales, económicos y culturales. b.
Propiciar talleres de participación, conjuntamente con las Secretarías de Organización y de Formación
y Capacitación, para la formación política de las afiliadas, especialmente en materia de género. c.
Fomentar el relacionamiento con colectivos de mujeres y asociaciones similares.
SECRETARIA DE JUVENTUD: a. Promover políticas que tiendan a lograr una mayor participación
de la juventud en todos los ámbitos sociales. b. Propiciar talleres de participación, conjuntamente con
la Secretaría de Organización, y de Formación y Capacitación, para la formación de los afiliados
jóvenes. c. Fomentar el relacionamiento con asociaciones de carácter juvenil. d. Propiciar estrategias
para una mayor captación de afiliados jóvenes. e. Propiciar la formación de estructuras internas en
materia juvenil dentro del Partido.
SECRETARÍA DE COMUNICACIÓN: a. Proponer y ejecutar las estrategias de comunicación,
necesarias para desarrollar las políticas del partido a nivel nacional. b. Conducir la relación con los
medios de comunicación, difusión interna y externa de los acuerdos y documentos del partido. c.
Coordinar los aspectos formales y comunicacionales en los actos públicos. d. Diseñar una política
editorial que, además de los medios impresos, radiales y televisivos, incluya el uso de los medios
electrónicos. e. Conducir y coordinar las estrategias de comunicación de las distintas instancias del
Partido, a fin de mantener la coherencia entre las mismas.
SECRETARIA DE ASUNTOS RURALES: a. Propiciar el desarrollo de políticas públicas que tiendan
de a la implementación efectiva de la reforma agraria y el desarrollo rural. b. Establecer
relacionamiento con las organizaciones campesinas. c. Promover la realización de talleres que
promuevan la integración efectiva del sector rural a la vida política, económica, social y cultural del
País.
Artículo 67. El Comité Ejecutivo Nacional dictará las reglamentaciones necesarias para el buen
funcionamiento de las Secretarías. La Dirección Nacional queda facultada para la creación o supresión
de secretarías, de acuerdo con las coyunturas o necesidades.

CAPÍTULO VIII.
DE LAS AUTORIDADES DEPARTAMENTALES
Artículo 68. LA COORDINACIÓN DEPARTAMENTAL. Es un órgano regional con competencias
políticas y organizativas dentro del Departamento respectivo. Está conformada por los
Coordinadores/as Distritales Electos. De entre sus miembros se elegirán un/a Coordinador/a Titular y
un/a Coordinadora Adjunto/a. Los miembros de la Coordinación Departamental designarán a
responsables de Secretarías Departamentales de acuerdo al Artículo 65 de estos estatutos y a la
pertinencia del caso, pudiendo ser designados como tales, cualquier miembro de una Coordinadora
Distrital de ese Departamento. Las Secretarías Departamentales deberán trabajar bajo la coordinación
de las Secretarías nacionales correspondientes.
Artículo 69. Cada Coordinación Departamental es un órgano deliberativo y de ejecución de los
mandatos emanados de los distritos y de los órganos de dirección partidaria a nivel nacional. Para la
designación se tomará en cuenta la representación de los diversos sectores de militantes de bases de
acuerdo a los perfiles y aptitudes adecuadas. Para invocar la representación será necesaria la
acreditación correspondiente expedida por el Tribunal Electoral Interno. El mandato de sus integrantes
es revocable por la mayoría simple de la Coordinación Distrital a la que pertenezcan. Artículo 70. La
Coordinación Departamental se reunirá ordinariamente una vez al mes y extraordinariamente las veces
que el Coordinador, o su Adjunto la convoque. En caso necesario la reunión podrá ser peticionada por
un mínimo del veinte por ciento de sus integrantes; el quórum para la validez de las sesiones estará
constituido por la presencia de la mitad más uno de ellos. Las resoluciones se adoptarán por mayoría
simple de votos de los integrantes presentes. El Coordinador o su Adjunto cuando presida las sesiones,
votaran sólo en caso de empate. El cargo de Coordinador y del Adjunto es revocable por mayoría simple
de la Dirección Departamental.
Artículo 71. La Coordinación Departamental tendrá facultades operativas para llevar adelante las
labores de orden organizativo y político en el proceso de crecimiento y consolidación en su respectivo
territorio. Las Coordinaciones departamentales se regirán por el reglamento común que será elaborada
en coordinación con la Secretaría de Organización, con aprobación del Comité Ejecutivo Nacional.
Artículo 72. DE LA COORDINACIÓN DEPARTAMENTAL. Son sus atribuciones: a. Cumplir los
mandatos de la Asamblea Nacional, Departamental, del Comité Ejecutivo y de la Dirección
Departamental; b. Implementar las actividades políticas y organizativas que en el departamento se
resuelva llevar a cabo en función al crecimiento del Partido, en coordinación con las Secretarías de
Organización y de Asuntos Políticos; c. Recepcionar las solicitudes de incorporación de militantes; j.
Realizar jornadas y eventos de orden organizativo, político y de organización de militantes; k. Elaborar
el reglamento interno en coordinación de la secretaría de Organización, con aprobación de la Dirección
Departamental y del Comité Ejecutivo Nacional.

CAPÍTULO IX.
DE LAS AUTORIDADES DISTRITALES.
Artículo 73. LA ASAMBLEA DISTRITAL. Es la que define la línea política para las intervenciones
en los distritos, en concordancia con las decisiones adoptadas por las Asambleas Nacionales y por las
Direcciones Nacional y Departamental. Será convocada cada año antes de la Asamblea Nacional.
Artículo 74. La Asamblea Distrital estará constituida todos los afiliados/as del Distrito.
Artículo 75. LA COORDINACIÓN DISTRITAL. Está integrada por siete miembros titulares y tres
suplentes, electos en elecciones a nivel distrital mediante el Sistema D´Hont. La Coordinación Distrital
designará de entre sus miembros titulares a un/a Coordinador/a Titular y un/a Coordinador/a Suplente.
Artículo 76. El Coordinador Distrital convocará a una plenaria distrital consultiva por lo menos dos
veces al año, a la cual asistirán tres representantes de los Círculos de base constituidos y reconocidos.
Dicha Plenaria tendrá como fin debatir asuntos políticos relevantes de carácter distrital. Esta instancia
consultiva podrá elevar sus recomendaciones, observaciones o propuestas a la Coordinación Distrital,
y a las demás instancias del Partido.
Artículo 77. Corresponde a la Coordinación Distrital: a. Deliberar, orientar y dirigir los procesos de
afianzamiento del Partido en su respectivo distrito mediante políticas organizativas en función a la
formalización y movilización de militantes; b. Recoger y elevar iniciativas e inquietudes de militantes
a la Asamblea Distrital, o las demás instancias del partido; c. Elaborar su reglamento interno en
coordinación con la Dirección Departamental, con aprobación de la Secretaria de Organización; d.
Crear mecanismos económicos capaces de soportar las actividades del Partido en el ámbito distrital; e.
Informar sobre sus sesiones y actividades a la Dirección Departamental. f. Difundir los principios,
programas, del Partido en el seno de los grupos sociales organizados en el distrito de su actividad
partidaria; g. Recibir orientaciones e implementarlas; h. Discutir e implementar métodos organizativos
en el seno de las organizaciones de base, conforme a las particularidades de la realidad sociocultural
local; i. Viabilizar las inquietudes y sugerencias a la Asamblea Distrital y demás instancias del partido;
j. Realizar jornadas cívicas, políticas y culturales conforme a los principios y programas; en
Coordinación con las Secretarías de Organización y de Asuntos Políticos y la Dirección Departamental.

CAPÍTULO X.
DE LAS AUTORIDADES DE BASE.
Artículo 78. EL CIRCULO DE BASE. Es la piedra fundamental y columna vertebral del Partido. Se
organiza en función de territorios, actividades laborales, sector estudiantil, gremiales, organizaciones
civiles, y en toda área o zona geográfica que sea considerada de importancia para el Partido. La
Secretaria de Organización del Comité Ejecutivo Nacional elaborará el reglamento que regirá a los
Círculos de Base, el cual serpa aprobado por la Dirección Nacional.-
Artículo 79. Un Círculo de Base podrá constituirse en un barrio, comunidad, compañía rural,
asentamientos rural o urbano, lugar de trabajo, lugar de estudio u según ocupación, debiendo contar
para tal efecto con por lo menos seis afiliados/as. La Dirección Nacional o el Comité Ejecutivo
Nacional, reconocerá a cada Círculo de Base que cumpla con los requisitos establecidos.-
Artículo 80. Al momento de su constitución, cada Círculo de Base designará un Coordinador/a Titular
y un/a Coordinador/a Adjunto/a, debiendo constar esto en acta y ser comunicado a las instancias
partidarias pertinentes.-
Artículo 83. El Círculo de Base se reunirá por lo menos una vez al mes, para tratar asuntos de interés
político partidario o de la comunidad. El Círculo de Base podrá efectuar recomendaciones y solicitudes
a las demás instancias del partido.-
CAPÍTULO XI.
DEL TRIBUNAL ELECTORAL INTERNO.
Artículo 84. El Tribunal Electoral Interno es un órgano jurisdiccional, independiente, con autonomía
administrativa en el ámbito de su competencia, dentro de los límites establecidos en el presente estatuto,
los reglamentos y la legislación electoral vigente. Se compondrá de tres integrantes titulares y tres
suplentes que serán electos o electas por la Asamblea Nacional. Durarán treinta meses en sus funciones
y podrán ser reelectos o reelectas una vez en forma consecutiva y las demás en forma alternativa.
Artículo 85. Perfil. Serán integrantes del Tribunal Electoral Interno los o las militantes de reconocida
honestidad, entereza moral, honorabilidad y capacidad, preferentemente de profesión abogados o
abogadas y con experiencia en gerenciamiento de procesos electorales.
Artículo 86. Sus integrantes no podrán desempeñar ningún otro cargo en el Partido mientras duren en
sus funciones. El cargo de integrante del Tribunal Electoral es incompatible con las candidaturas
nacionales, departamentales y municipales.
Artículo 87. El Tribunal Electoral Interno dictará el reglamento Electoral del Partido. Los casos
llevados ante el Tribunal Electoral Interno deben ser de carácter sumario y sus fallos serán recurribles
a la Justicia Electoral.
Artículo 88. En los casos en que este estatuto o los reglamentos no se ajusten al caso concreto, se
aplicaran en forma supletoria las disposiciones del Código Electoral. La integración de los cargos
pluripersonales se hará por aplicación del sistema D`Hont, del sistema de representación proporcional,
garantizándose la participación de los mismos en las minorías internas.
Artículo 89. SON FUNCIONES DEL TRIBUNAL ELECTORAL INTERNO: a. Convocar, organizar,
supervisar y vigilar el desarrollo de los procesos electorales internos; b. Juzgar y proclamar el resultado
final de las elecciones para los cargos nacionales, departamentales y distritales del partido, y para las
candidaturas del partido a los cargos pugnados en elecciones nacionales, departamentales, municipales.
c. Proponer al comité Ejecutivo Nacional la cantidad de personal administrativo transitorio a ser
contratado, vinculado a los procesos electorales y coordinar sus tareas; d. Designar delegados
electorales para las diferentes localidades donde se desarrollan eventos electorales; e. Elaborar los
padrones electorales en base a los registros de militantes y demás documentos electorales del Partido,
mantenerlos al día y habilitar a los militantes, previendo su entrega a los movimientos internos por lo
menos treinta días antes de las elecciones; f. Dictar resoluciones en las áreas de su competencia; g.
Reglamentar el reconocimiento de los movimientos internos del Partido; h. Elaborar el presupuesto de
gastos las elecciones y someter a consideración del Comité Ejecutivo a más tardar con sesenta días de
anticipación; i. Distribuir a las organizaciones de base del Partido, los enseres necesarios para las
elecciones, pudiendo acudir a los diversos órganos a tales efectos; j. Implementar la convocatoria y
preparar los Asambleas Ordinarias y Extraordinarias conforme lo que establece este Estatuto; k.
Informar al TRIBUNAL DE CONDUCTA los casos de irregularidades durante las elecciones o actos
vinculados a ellas; y, l. Procesar y controlar la acreditación de quienes participarán de las Asambleas
Nacionales en calidad de delegados o delegadas.
Artículo 90. CRITERIOS DE SUSTITUCIÓN. a. Ante la posibilidad de que un candidato electo o
una candidata electa en elecciones internas no pudiera inscribir su postulación, para cualquier cargo
en elecciones nacionales, departamentales o municipales, le sucederá el siguiente candidato o la
siguiente candidata con más votos para el mismo cargo, y sucesivamente para todas las postulaciones.
b. En los casos previstos con suplencia, le sucederá al titular electo o a la titular electa en forma
automática el primer suplente nominado o la primera suplente nominada para el mismo cargo, y así
sucesivamente en el mismo orden. c. En caso de renuncia, revocación, fallecimiento o cualquier otro
impedimento sobreviviente en el ejercicio de las funciones de la Presidencia, la misma será sustituida
por la Vicepresidencia. Si el caso afectaré a ésta, la sustituirá el candidato o la candidata que haya
obtenido la mayor cantidad de votos en las mismas elecciones para el referido cargo. La sustitución se
extenderá por el plazo que faltaré para completar el período del mandato. Todo lo relativo al proceso
de sustitución de candidatos, candidatas o titulares electos será competencia del Tribunal Electoral
Interno.
CAPÍTULO XII. DEL TRIBUNAL DE CONDUCTA.
Artículo 91. El Tribunal de Conducta es el órgano que se encarga de juzgar el comportamiento público,
la ética, el cumplimiento de los principios y las actuaciones políticas de las autoridades y militantes del
Partido, así como de aplicar las sanciones que correspondan en el marco de estos Estatutos y sus
respectivas reglamentaciones. Su competencia alcanza a todos los afiliados y las afiliadas. Instruirá
sumario por la comisión de faltas previstas y aplicará, en consecuencia, la sanción que corresponda.
Artículo 92. El Tribunal dictará su propio reglamento interno y sus actuaciones deberán garantizar la
transparencia, la equidad y la razonabilidad de las sanciones, así como el debido proceso. Le
corresponde igualmente aplicar el código de ética ante hechos o conductas que pudieran considerarse
como lesivas a la imagen institucional de la organización. Sus integrantes no podrán desempeñar otros
cargos paralelos a sus funciones.
Artículo 93. En caso de que las resoluciones y disposiciones de los órganos del Partido sean
cuestionadas, el Tribunal de Conducta actuará como instancia de Alzada.
Artículo 94. El Tribunal de Conducta estará compuesto por tres integrantes titulares y tres suplentes,
electos o electas por la Asamblea Nacional. Durarán en sus funciones treinta meses pudiendo ser
reelectos o reelectas una vez en forma consecutiva y las demás veces en forma alternativa.
Artículo 95. Condiciones: Para ser elegido o elegida para este cargo el o la militante deberá: a. Contar
con una antigüedad mínima de dos años, salvo en la etapa fundacional; b. Contar con más de treinta
años de edad; c. Contar con el reconocimiento por su idoneidad, imparcialidad y probidad. Artículo
96. Integración. El Tribunal de Conducta estará constituido por una Presidencia, una Vocalía y una
Secretaría. Los y las suplentes reemplazarán a los o las titulares en caso de impedimento o ausencia.
Artículo 97. Atribuciones. El Tribunal de Conducta tendrá las siguientes facultades: a. Proteger los
derechos de las autoridades y militantes consignados estos estatutos; b. Garantizar el cumplimiento de
estos estatutos y las resoluciones emergentes de los órganos legítimamente constituidos; c. Dar salida
con criterio de equidad a los conflictos que se presenten en el interior del Partido, d. Atender las quejas
por actos u omisiones de los órganos de todos los niveles.

CAPÍTULO XIII. DE LA DISCIPLINA. FALTAS Y SANCIONES.


Artículo 98. La disciplina constituye el respeto debido a las resoluciones de órganos establecidos en
estos estatutos, el acatamiento de los términos de los principios y programas y las decisiones que hayan
surgido de debates democráticos en el interior de la organización política.
Artículo 99. El Tribunal de Conducta actuará de oficio o a petición de parte en los casos de faltas o
inobservancia de lo dispuesto en el Artículo anterior.
Artículo 100. Constituyen faltas: a. La comisión de actos de corrupción, fundados y probados sobre el
patrimonio público o del Partido; b. La violación o incumplimiento de estos estatutos y de las
resoluciones del Partido y de sus órganos de dirección; c. El apartarse manifiestamente de los
principios, lineamientos éticos y políticos enunciados en la declaración de los principios del Partido y
en estos estatutos; d. Cometer hechos que comprometan el prestigio del Partido y el uso indebido del
nombre, siglas, símbolos y recursos del Partido. e. El incumplimiento de las funciones como
autoridades de los órganos de gobierno; f. Participar y/o propiciar proyectos, candidaturas, partidos o
entidades que sustenten una posición abiertamente contraria a las candidaturas y postulaciones
realizadas oficialmente por el Partido;
Artículo 101. DE LAS SANCIONES. Será pasible de sufrir sanciones el afiliado o la afiliada cuyas
acciones se encuentren dentro de lo establecido en estos estatutos, independientemente del cargo que
ocupe, en cuyo caso el Tribunal de Conducta estará facultado a aplicar a los afiliados y las afiliadas del
Partido las siguientes sanciones: a. Amonestación; b. Suspensión temporal; c. Destitución del cargo
político o administrativo del Partido; d. Inhabilitación temporal para ocupar cargos dentro del Partido;
y, e. Expulsión, previo sumario a la persona afectada y por mayoría de los miembros del Tribunal de
Conducta. La sanción de expulsión podrá ser recurrida ante la Asamblea Nacional Ordinaria siguiente.
Artículo 102. Las sanciones previstas en este estatuto serán aplicadas en cada caso concreto por el
Tribunal de Conducta, otorgándose a la persona afectada el derecho a la defensa en el marco del debido
proceso. Las sanciones impuestas por el Tribunal de Conducta podrán ser reconsideradas por el Comité
Ejecutivo que precisará del voto de dos tercios de sus afiliados o afiliadas par la procedencia del
recurso. La pena de expulsión solo podrá ser reconsiderada por la Asamblea Ordinaria.
Artículo 103. El Tribunal de Conducta podrá elevar los antecedentes a la justicia ordinaria cuando
tenga conocimiento de la comisión de algún hecho punible por parte de algún o de alguna militante.
Artículo 104. Expulsión. Serán expulsados los afiliados o las afiliadas que incurrieran en las siguientes
causales: a. Activar contra la decisiones de los órganos directivos del Partido; b. Mostrar actitudes
irrespetuosas u ofensivas reiteradas a dirigentes o a cualquier militante; c. Mostrar conducta personal
indecorosa; d. Desobedecer las decisiones políticas en cualquier cargo ejecutivo, legislativo,
departamento o municipal; y e. Sufrir condena por actos criminales o por prácticas administrativas
ilícitas.

CAPÍTULO XIV. DE LA SINDICATURA GENERAL.


Artículo 105. La Sindicatura General se encarga de la vigilancia y fiscalización de los recursos y
patrimonios, ingresos y gastos de todas las instancias. Los organismos que forman la estructura general
deberán proporcionar a la Sindicatura General las informaciones, libros, registros y documentaciones
necesarias para las tareas propias de control.
Artículo 106. Se trabajará bajo la dirección de una Sindicatura general y una Sindicatura adjunta, y
quienes cubran dichos cargos serán designados o designadas por la Asamblea Nacional. Durarán en
sus funciones treinta meses y podrán ser reelectos o reelectas una vez en forma consecutiva y las demás
veces en forma alternativa.
Artículo 107. Perfil. Los candidatos o candidatas a ejercer la Sindicatura General deben ser personas
de reconocida buena reputación pública y privada, de alto nivel técnico y moral, de preferencia con la
profesión de licenciado o licenciada en administración de empresas o ciencias contables. La Sindicatura
Adjunta cubrirá las ausencias temporales o accidentes de la Sindicatura General.
Artículo 108. Las funciones, estructura y organización de la Sindicatura General y sus dependencias
serán reglamentadas por el Comité Ejecutivo Nacional. Se aplicará supletoriamente la Ley Orgánica de
la Contraloría General de la República en lo que fuere compatible. El síndico general o la síndica
general designará a sus colaboradores y colaboradoras y presentará al Comité Ejecutivo Nacional su
proyecto de presupuesto.

TÍTULO V. DEL GERENCIAMIENTO DE LOS RECURSOS. CAPÍTULO UNICO. DEL


REGIMEN ECONOMICO-FINANCIERO-PATRIMONIAL.
Artículo 109. El patrimonio del Partido se constituye con las contribuciones de los afiliados y afiliadas,
los subsidios y aportes que le asigne el Estado paraguayo y los bienes muebles e inmuebles que los
adquiera, por compra, permuta, legado o donación o mediante cualquier otro acto jurídico lícito. Las
donaciones deberán ser autorizadas por el Comité Ejecutivo Nacional.
Artículo 110. El Partido podrá adquirir bienes muebles e inmuebles para sus locales partidarios y
demás fines políticos, así como podrá disponer de los mismos en caso de necesidad.
Artículo 111. En ningún caso serán consideradas obligaciones partidarias las asumidas por otras
personas que no sean las designadas en el presente Estatuto con capacidad de obligar al Partido.
Artículo 112. La forma de administración y fiscalización de los bienes y recursos del Partido será
reglamentada por el Comité Ejecutivo Nacional atendiendo al principio de transparencia y de
conformidad a estos Estatutos y las Leyes Electorales de la República. Conforme el Artículo 66 de
estos estatutos, corresponde a la Secretaria de Finanzas la gestión de finanzas y de su contabilidad,
pudiendo conformar equipos de trabajo y administración que colaboren con esta actividad. Este órgano
deberá contar con los recursos humanos, instrumentales administrativos y técnicas de contabilidad
adecuados al mejor manejo de su trabajo.
Artículo 113. Los fondos líquidos y los valores (títulos de créditos) pertenecientes al Partido deberán
estar depositados en bancos o instituciones financieras de reconocida solvencia. Su extracción y
disposición estará reservada a las autoridades competentes (la Presidencia o la Vicepresidencia y la
Secretaría de Finanzas) que actuarán de acuerdo a las previsiones legales, estatutarias, reglamentarias
y presupuestarias debidamente aprobadas.
Artículo 114. Las autoridades y militantes que tengan a su cargo la administración de bienes partidarios
y/o la facultad de disponer de sus fondos y valores, serán personal y solidariamente responsables por
los daños y perjuicios que ocasionaren al Partido por actos irregulares cometidos con los mismos. El
Comité Ejecutivo, previo informe de la Secretaría de Finanzas, deberá presentar un informe detallado
de las finanzas a la Asamblea Nacional del Partido.
Artículo 115. Los fondos partidarios serán destinados a: a. Manutención de los locales y personal de
servicio del Partido; b. Expansión y difusión ideológica y política; c. Campañas electorales; d.
Contribución con otras instituciones y campañas de educación cívica y formación política de la
ciudadanía, sean entidades privadas o públicas.
Artículo 116. El Comité Ejecutivo, previa discusión, fijará anualmente el monto de las contribuciones
de los afiliados y de las afiliadas, las que serán distribuidas entre los distintos órganos operativos del
Partido.
Artículo 117. En caso de disolución o extinción del Partido, todos sus bienes pasarán a propiedad ser
de otra entidad de similar naturaleza, principios y fines, a ser elegida por la misma Asamblea Nacional
Extraordinaria, y por el voto favorable de las tres cuartas partes de los delegados y las delegadas
presentes.

TITULO VI. DE LOS MOVIMIENTOS INTERNOS.


Artículo 118. El Partido garantiza el pleno derecho de los afiliados y afiliadas a organizarse en
movimientos, considerando que esta práctica democrática robustece al Partido siempre y cuando se la
realice preservando la unidad doctrinaria y política del Partido, observando las normas previstas en este
Estatuto y las resoluciones de la Dirección Nacional. Los Movimientos Internos están constituidos por
grupos de afiliados y afiliadas que establecen relaciones entre los mismos, para defender al interior del
Partido, determinadas posiciones políticas.
Artículo 119. Toda agrupación de afiliados y afiliadas, para la constitución de un Movimiento Político
Interno, deberá cumplir los requisitos legales propios de los Movimientos Políticos en lo que fuere
pertinente, y deberá estar registrado por el Tribunal Electoral Interno. Los nombres o denominación
utilizados por los Movimientos Políticos Internos se regirán por lo establecido en el Art. 28 del Código
Electoral.
Artículo 120. Los Movimientos Internos podrán producir boletines informativos o publicaciones
volcadas al debate político y teórico sobre las propuestas del Movimiento. Estas publicaciones sólo
podrán circular internamente dentro del Partido. A este respecto, está prohibida la publicación de
folletos, revistas o cualquier otro medio escrito de comunicación que tengan como objetivos difundir
posiciones políticas ajenas o contrarias a los fines, principios y objetivos del Partido.
Artículo 121. Los Movimientos Internos podrán crear mecanismos de obtención de recursos
económicos, con la debida comunicación a la Dirección Nacional del Partido. Dichos recursos deberán
ser manejados en forma totalmente independiente a las finanzas del Partido.

TÍTULO VII. DISPOSICIONES FINALES.


Artículo 122. DE LA MODIFICACIÓN DE ESTOS ESTATUTOS. La modificación parcial o total de
estos Estatutos podrá realizarse a partir de un año de su aprobación por los órganos oficiales
competentes, de conformidad a la legislación electoral vigente, mediante el voto afirmativo de las dos
terceras partes de los delegados y las delegadas presentes en la Asamblea Nacional Extraordinaria
convocado al efecto. El quórum requerido será de una mayoría simple de los delegados habilitados y
las delegadas habilitadas por el Tribunal Electoral Interno.
Artículo 123. DE LA EXTINCIÓN Y LIQUIDACIÓN. La propuesta de fusión del Partido de la
Participación Ciudadana con otras agrupaciones políticas será considerada y decidida mediante el voto
afirmativo de las tres cuartas partes de los delegados y las delegadas presentes en una Asamblea
Nacional Extraordinaria, una vez llenado el quórum requerido.
Artículo 124. La extinción del Partido de la Participación Ciudadana será decidida en Asamblea
Nacional Extraordinaria, convocada a ese efecto como único punto del orden del día. La disolución
será necesariamente aprobada por el voto favorable de las tres cuartas partes de los delegados y las
delegadas presentes, una vez llenado el quórum requerido, y, una vez aprobada la extinción de la
organización, todos los bienes y propiedades serán destinados a otra entidad de similar naturaleza,
principios y fines, a ser elegida por la misma Asamblea Nacional Extraordinaria, y por el voto favorable
de las tres cuartas partes de los delegados y las delegadas presentes.
Artículo 125. El quórum requerido para la fusión y/o disolución del Partido será necesariamente de la
mitad más uno de los delegados habilitados y las delegadas habilitadas por el Tribunal Electoral Interno.
En los puntos no previstos, la fusión y extinción del Partido se regirá por las disposiciones de la ley
electoral vigente.

TÍTULO VIII. DISPOSICIONES TRANSITORIAS


Artículo 126. Serán considerados afiliados y afiliadas al Partido de la Participación Ciudadana, con
todos los derechos y obligaciones que correspondan a tal condición, todas las personas que firmen el
Acta Constitutiva del Partido. A los efectos del cumplimiento del requisito establecido en el Art. 21,
inc. f. de la Ley 834/96 del Código Electoral, también serán consideradas como afiliados y afiliadas,
las personas que soliciten su afiliación. En la etapa fundacional y hasta la constitución definitiva del
partido, la incorporación de nuevos afiliados o afiliadas se realizará mediante el aval de un militante
fundador, quien oficiará de garante político. Será necesario que el o la postulante manifieste
explícitamente la aceptación de la declaración de principios, las bases programáticas y el
Estatuto. Los Militantes que avalen a los y las postulantes a ser afiliados, se responsabilizarán de la
formación política y la militancia mínima de dichos postulantes. En todos los casos estas solicitudes
deberán ser aprobadas por el Comité Ejecutivo Nacional. Las personas que se hayan constituido en
afiliados o afiliadas en virtud del presente Artículo y las disposiciones del Artículo 130, adquirirán de
forma inmediata todos los derechos y obligaciones establecidos en el presente estatuto. Artículo 127.
Las autoridades electas en la presente asamblea constitutiva tendrán el carácter de provisorias, y
durarán en sus cargos 12 meses, tras lo cual deberán llamar a elecciones generales internas para elegir
a las nuevas autoridades, quienes durarán 30 meses en sus mandatos, salvo los casos de revocatoria
previstos en el presente estatuto.
Artículo 128. Una vez otorgado el Reconocimiento del Partido, el Tribunal Electoral Interno, en la
primera oportunidad señalada por el Código Electoral, convocará a elecciones internas para integrar
los órganos y autoridades mencionados en el presente Estatuto y con arreglo a sus disposiciones.
Artículo 129. Queda facultada la Dirección Nacional del Partido para aceptar las modificaciones que
las autoridades electorales dispongan y a designar Apoderados o Apoderadas que se ocupen de todos
los trámites relativos al registro del Estatuto ante la Justicia Electoral.