Вы находитесь на странице: 1из 5

El papel de las incubadoras

en las universidades
Por: Andrea Barragán
http://www.pymerang.com/emprender/645-el-papel-de-las-incubadoras-en-las-
universidades

1. Emprender

Asesoría especializada, formación y visibilidad son los tres


elementos que prometen a sus incubados. Estos centros tratan,
por tanto, de que los emprendedores se capaciten para hacer crecer
su compañía en la buena dirección pero, además, buscan que sus
proyectos empresariales traigan la prosperidad a sus comunidades de
origen en forma de empleos.

La actividad en esta red de incubadoras no se reduce a elaborar el


plan de negocios, sino más bien a brindar al emprendedor las
herramientas y habilidades que le permitan gestionar de manera
eficiente su empresa, reduciendo, así, las probabilidades del fracaso
del negocio.

Para conocer cómo trabajan estas incubadoras, Pymerang ha


conversado con Michelle Valdespín, coordinadora de la Incubadora
de Empresas Tenancingo, situada en este campus.

¿Qué papel desempeña esta incubadora en


el contexto universitario?
En primer lugar, capacitación y asesoría a los estudiantes en temas
relacionados con el emprendedurismo, así como la oportunidad de
realizar servicio social y prácticas profesionales que les permitan
desarrollar habilidades y afianzar conocimientos. Por otro lado al
concluir sus estudios pueden generar su autoempleo a partir del
desarrollo de ideas propias sobre alguna actividad, con lo cual se
genera el arraigo a sus comunidades o municipios de origen y en un
mediano plazo podrán brindar nuevas plazas de trabajo.

Además, la incubadora juega un papel como mediadora entre


empresas establecidas y estudiantes, que por necesidades
presentadas se pueden canalizar a éstas.

Actualmente se cuenta aproximadamente con 30 proyectos


generados por alumnos o egresados del Centro Universitario UAEM
Tenancingo, quienes han incubado sus ideas de negocio durante los
últimos años. Algunos de ellos se contemplan como casos de éxito,
sobresaliendo entre los proyectos más exitosos que se han gestado
en la incubadora.

¿Cuál es su objetivo?
Brindar apoyo y consultoría empresarial personalizada de alto nivel a
la comunidad de la UAEM y al público en general, mediante un
modelo certificado que permite la generación de impacto y desarrollo
económico en el Estado de México. También, crear empresas con
bases firmes para evitar su desaparición, apoyar en la consolidación
y crecimiento de empresas establecidas, así como motivar la
formalidad en pequeños negocios que pueden lograr impacto social o
económico de beneficio para las comunidades de la región.

¿En qué sentido puede ayudar a los


estudiantes universitarios?
Puede auxiliar y dar seguimiento a las ideas de negocio que se
presenten por parte de la comunidad estudiantil, a través del
desarrollo de planes de negocios, consultoría y cursos de
capacitación que resulten benéficos y complementarios para el
desarrollo de un negocio.
Igualmente, contribuye a hacer realidad una idea de negocio a través
del acompañamiento permanente durante la planeación de la
empresa, así como durante su inicio de operaciones, o en la
búsqueda de nuevos retos como la exportación, registro de marcas,
patentes, etc.

¿Qué reciben ellos durante el proceso de


incubación?
La asesoría especializada para la planeación de su empresa (plan de
negocios) y la creación de su imagen corporativa, la orientación y
acompañamiento para el registro de marcas o patentes, la
vinculación con otras empresas, escuelas, incubadoras e institucion es
en donde pueden ofrecer sus productos o servicios, así como la
oportunidad de utilizar una oficina para el inicio de operaciones.

¿Y al finalizarlo?
Dentro de los beneficios que reciben podemos señalar: la
oportunidad de realizar alianzas estratégicas con otros proyectos
incubados; la participación en ferias, foros o exposiciones nacionales
e internacionales en donde den a conocer sus productos o servicios;
la vinculación con empresas mexicanas y extranjeras; así como la
difusión permanente de sus productos y servicios a través de los
diversos medios de comunicación universitarios, digitales o masivos.

¿En qué consiste el periodo de incubación?


Primeramente, se realiza una entrevista inicial, se aplica un
diagnóstico, se informa cuáles son los requisitos para ingresar, una
vez cubiertos los requisitos se asigna un consultor de negocios
(asesor) y comienzan asesorías en un periodo promedio de seis
meses (mínimo 2), donde se lleva a cabo un proceso de formación
personalizado.

Se realizan sesiones de asesoría semanales de una o dos horas, en


las cuales abordan los tópicos de cada estudio que conforma el plan
de negocios, así mismo se les asignan tareas de investigación a los
emprendedores/empresarios para la construcción de su plan de
negocios.

Este proceso representa una dinámica de capacitación permanente,


donde se busca, más que concretar un documento (plan de
negocios), que el emprendedor adquiera herramientas y habilidades
que le permitan administrar de manera eficiente su empresa, y con
ello aminorar los riesgos de su cierre.

¿Qué tipo de proyectos acoge?


Los proyectos que ingresan a la incubadora son de diversos ámbitos:
restaurantes, productoras de mermeladas, operadoras turísticas,
agencias de viajes, producción y comercialización de artesanías,
producción y comercialización de pan, producción y comercialización
de flores, comercializadoras, manufactura, trasformación de
alimentos.

¿Cómo es el antes y el después de entrar?


Para las empresas que ya se encontraban establecidas, su mejoría se
ve al aplicar estrategias que les permiten tener una mejor
organización interna, así como analizar cuáles son las actividades
que les limitan el crecimiento, logrando aplicar algunas herramientas
que contrarresten este suceso.

Con respecto a las nuevas empresas, la asesoría les permite definir


mejor su negocio, analizar cuáles son sus fortalezas, debilidades,
oportunidades y amenazas, identificar a sus clientes potenciales y
sus competidores, definir cuál es la mejor ubicación para establecer
el negocio y lo más importante es que pueden tomar una mejor
decisión al conocer si su proyecto es viable o no, con lo cual
disminuyen sus riesgos al iniciar operaciones.

Para ambos casos existe la misma posibilidad de acceder a foros,


exposiciones, ferias o eventos de microempresas, para que
promocionen sus productos.
¿Cuáles son los ingredientes para que un
proyecto tenga éxito?
La asesoría, la capacitación, la disposición, la dedicación, la
apertura, la perseverancia y el esfuerzo de cada uno de los
emprendedores/empresarios.

Por ejemplo, en el año 2010 se atendieron 20 proyectos de los


cuales siguen operando 16. En 2011, se atendieron 25 proyectos de
los cuales 15 se encuentran operando. En 2012 se atendieron 21
proyectos de los cuales siguen operando 17 y en el año pasado se
atendieron 18 proyectos, de los cuales operan 13, aunque algunos
otros están por iniciar operaciones.

Me gustaría destacar algunos casos de éxito que nos tienen muy


orgullosos en la Incubadora UAEM Tenancingo, porque son empresas
creadas por alumnos o egresados del Centro Universitario UAEM
Tenancingo. Son 'Maliemociones Malinalco', una operadora turística
integrada por egresados de Turismo de la UAEM; 'Flores Latinas',
conformada por un Ingeniero Agrónomo en Floricultura y una
egresada de Relaciones Económicas Internacionales dedicada a la
comercialización de flor y 'Kuanaua', una empresa creada por una
Licenciada en Turismo enfocada en el desarrollo de productos e
innovaciones con base en rebozo artesanal de Tenancingo
(accesorios, zapatos, carteras, bolsas, bisutería, corbatas).

Похожие интересы