Вы находитесь на странице: 1из 1

CLOROQUINA

La cloroquina es un fármaco del grupo de las 4-aminoquinolinas que se utiliza en el


tratamiento o prevención de la malaria, así como en el de determinadas enfermedades
autoinmunitarias, como la artritis reumatoide o el lupus eritematoso sistémico.

Hans Andersag y su equipo descubrieron en 1934 la cloroquina en los


laboratorios Bayer de Elberfeld, dándole el nombre de Resochin. Considerada en un
principio demasiado tóxica para uso humano, la molécula fue ignorada durante una
década. Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de los Estados
Unidos patrocinó una serie de ensayos clínicos que demostraron más allá de toda duda el
valor terapéutico del fármaco. En 1947 se autorizó su uso médico en el tratamiento
profiláctico de la malaria.

En la actualidad, la cloroquina figura en la Lista de Medicamentos Esenciales de la OMS.


Suele encontrarse en forma de fosfato de cloroquina. El nombre comercial más conocido
es Aralen.

Entre los medicamentos contra el VIH, la cloroquina se clasifica como un


inmunomodulador. Los inmunomoduladores son sustancias que ayudan a activar,
reforzar o restaurar la función inmunitaria normal.