Вы находитесь на странице: 1из 4

Presentamos la primera parte de un interesante artículo de Raúl Chávez Álvarez* sobre los

orígenes de la central hidroeléctrica del Mantaro, según el diseño propuesto por el sabio
Santiago Antúnez de Mayolo.

Génesis de la Central Hidroeléctrica del Mantaro (1ra. Parte)

El 4 de julio de 1943 durante el Gobierno del Presidente de la República Dr. Manuel Pardo,
se creó la Corporación Peruana del Santa (CORSAN), con el Ing. David Dasso como su
primer Presidente del Directorio.

Esta Corporación tuvo como principal encargo, el realizar estudios para nuevas centrales
hidroeléctricas -como la que se había realizado en el Cañón del Pato, Ancash, cuya potencia
inicial era de 125 000 Kilo Watts o 125 MW, -que se pronuncia 125 Mega Watts-; tanto para
el sur, centro y norte del país, con el objetivo de realizar desarrollos regionales empezando
por el Cuzco a fin de devolver a la Capital del Tahuantinsuyo, la importancia que tuvo en el
pasado. Fue así que estudiando el potencial del río Vilcanota, después se determinó la
construcción de la Central Hidroeléctrica de Machu Picchu (cuya potencia es de 110 MW).

A fines de 1943, por encargo de CORMAN, el sabio peruano Santiago Antúnez de Mayolo -
Asesor Técnico Principal-, realiza la primera exploración de la gran curva que forma el río
Mantaro en la península de Tayacaja.

Cuenta como anécdota el hijo del sabio (Erick), que cuando su padre, acompañado por él y
montados en sendas mulas buscaban arduamente un lugar apropiado en la península de
Tayacaja para ubicar la central hidroeléctrica. De pronto, en una de esas tardes tempestuosas
de lluvias torrenciales y relámpagos del mes de marzo de 1944, la mula del sabio que se había
adelantado, rodó junto a su jinete hacia las turbulentas aguas del río Mantaro. Suerte para
ellos un generoso molle detuvo la caída, ya casi al borde del río y sólo sufrió leves golpes.
Ese accidente permitió que se parase la delegación y el sabio pudiese reflexionar y ubicar el
lugar adecuado que tanto buscaba, en cuanto a la velocidad de las aguas, nudos, cotas,
volumen, los cerros apropiados y las coordenadas. A base de estos cálculos matemáticos y
geométricos, había logrado la gran hazaña de ubicar la futura central del Mantaro. Cuando
llegó su hijo a ayudarlo, lo recibió exclamando ¿Eureka hijo mío, la encontré!. Erick pensó
que su padre se había alocado con la caída, pero le seguía explicando …, en esta curva
tenemos casi 750 m de caída de agua, por tanto en esta península se hará la futura gran central
del Mantaro!, ¡Será la más potente del Perú!, ¡Dará energía a más de 7 departamentos que
son los más pobres del Perú!, ¡Tres millones de kilowatts acelerarán el desarrollo de estas
regiones pobres! …

Como resultado de esta exploración preliminar el sabio desde Huancayo envía un telegrama,
publicado por el diario El Comercio, el 26 de noviembre de 1943 que por ser histórico
reproduzco:

“Diputado Dr. Peñaloza –Congreso Nacional- Lima. “Conforme al deseo del Presidente de
la República Dr. Manuel Prado, he sido enviado por la Corporación Peruana del Santa
para estudiar la posibilidad de establecer la poderosa Central Hidroeléctrica para la
región del Centro. Stop.
Explorando el Mantaro he hallado en la sección más próxima a la gran curva que forma un
desnivel de novecientos ochenta metros, la más grande caída del mundo para la potencia de
cuatrocientos mil caballos de fuerza que se pueden generar ahí con sólo 40 metros cúbicos
de agua en la forma a 28 km al sur de La Mejorada. Stop
La Central Eléctrica estaría al pie del cerro granítico de Pongor a 2 km antes del puente
Huayo, al término de la quebrada de Colcabamba. Stop.
Se necesita de 18 a 19 km de túneles, de ellos el mayor de 15 km de longitud. Stop.”
(Firmado: Santiago Antunez de Mayolo).

Como resultado de esta exploración inmediatamente elaboró los planos del Informe
Preliminar y Final titulado: “Trazo Preliminar de la Central Eléctrica de Pongor”, que fuera
publicado en Informaciones y Memorias de la Sociedad de Ingenieros del Perú Nº 10, de
octubre de 1945.

Tuvieron que pasar luego largos 20 años para que en virtud a la Ley Nº 13769 y el Decreto
Supremo Nº 18 F del 4 de abril de 1963, recién se creara la Corporación de Energía Eléctrica
del Mantaro (CORMAN), cuando ya tenía en sus manos el Informe Técnico bien
documentado y aprobado sobre el “Proyecto de Aprovechamiento Hidro-Eléctrico del
Mantaro Inferior”, elaborado por Santiago Antúnez.

Este mega proyecto englobaba en un solo Estudio, la construcción de una Gran Central
Hidroeléctrica en la Primera Curva del Mantaro al nor este de la península de Tayacaja,
denominada de MR1 (Viscatán) con 1´000,000 HP de potencia (746 MW), y la adición de
otras dos centrales eléctricas más, en gradería señaladas como RP1 (Viscatan1) y RP2
(Cuquipampa), o Mantaro B y Mantaro C. . Este proyecto, además incluía la represa de
Vigapata (Tablachaca), dos líneas de transmisión en 220 000 Voltios (o 220 kV), una hacía
Lima de 390 km, pasando por la Oroya y otra hacía Pisco, pasando por Huancavelica y
Castrovirreyna.

Dicho Informe Técnico indicaba que la central MR1 generará en su primera etapa una
potencia de 330 MW y la segunda etapa 660 MW, utilizando entonces 96 m3/seg. Mediante
un reservorio (pulmón) contiguo al pozo de oscilación de la cámara de carga de las turbinas,
se podrá generar en una segunda central –contigua a la primera-, en las horas de fuerte carga
se generaría 440 MW adicionales dando entonces una potencia final de 1100 MW.

También señalaba dicho Informe, como de capital importancia para la utilización del
potencial hidroeléctrico del Mantaro en su primera curva, la posibilidad de aumentar el
volumen de agua disponible en los meses de poco agua, profundizando el canal de salida del
Mantaro y del lago Junín, mediante un corte y profundización del lecho del río Mantaro en
varios km, para la extracción de la mayor cantidad de agua no utilizada del lago Junín.

En conclusión, las tres centrales de las dos curvas del Mantaro tendrían una potencia total de
hasta 2 650 MW instaladas, junto con las subestaciones y las Líneas de Transmisión de
interconexión con el Sistema Eléctrico Nacional en 220 kV.

Dicho Informe también recomendaba que unos 52 MW de la potencia generada sirva para
alimentar una gran Fábrica de Fertilizantes Nitrogenados en las inmediaciones de Huancayo,
utilizando las calizas existentes en la región para producir hasta 100 000 toneladas de nitratos
por año, para todos los departamentos del centro del país, -como se construyó en Cachimayo,
Cuzco, con la energía proveniente del la central de Machu Picchu-.

Planteaba otra aplicación con gran consumo de energía, que sería una planta
electrosiderúrgica –como la de Chimbote, que se construyó con la central eléctrica de Cañon
del Pato-; utilizando el hierro del yacimiento de Huacravilca. Esta planta se instalaría contigua
a los yacimientos de Huancavelica, más allá de la laguna la Balsa en la carretera: Huancayo,
cerca de Puqyui –La Balsa-, camino a Yauyos.
Para una planta de 200 toneladas de arrabio por día y refinación en acero con una producción
de 65 000 toneladas por año, se utilizaría un total de 40 MW tanto para la planta como para
la extracción del mineral.

También sugería que podría instalarse una planta electrolítica de zinc, con producción de
ácido sulfúrico, para la fabricación de sulfato de amonio, otro abono de alto poder fertilizante.
Se ampliarían también las fábricas textiles del centro; y Huancayo quedaría convertida así en
el gran centro industrial del centro del país que merece ser.

La realidad actual es que, a pesar que sólo se llegaron a construir dos etapas de la Central
Eléctrica del Mantaro (genera una potencia de 1008 MW de los 2650 MW proyectados por
Santiago Antúnez). La central cuenta con la represa de Tablachaca con capacidad para
almacenar 7 millones de m3 de agua del río Mantaro, tiene un túnel de 19,8 km de longitud
y 4,8 m de diámetro desde Tablachaca hasta Ventana Cinco, la primera caída esta conformada
por tres tuberías de presión de 1600 m de longitud y 3,3 m de diámetro cada una con una
caída neta de 748 m, la casa de fuerza en caverna de la primera etapa denominada “Santiago
Antúnez de Mayolo”, esta conformada por 7 turbinas de 114 MW c/u. Luego estas aguas
turbinadas de la primera etapa son captadas y canalizadas mediante una tubería tipo puente
de 100 m y luego otro túnel de 800 m hacía una segunda caída de 257 m, la casa de fuerza de
esta segunda etapa denominada “Restitución”, está conformada por 3 turbinas de 70 MW.
Finalmente las aguas captadas en Tablachaca regresan al río Mantaro.

Es la principal Central Eléctrica del Perú, propiedad de todos los peruanos (felizmente y a
pesar de ser muy apetecida, no se llegó a privatizar), es una central base cuyas turbinas operan
todas juntas las 24 h del día, los 365 días del año, generando grandes beneficios y utilidades
para el país; mientras que todos los otros grandes proyectos asociados como los de
fertilizantes, minería y siderúrgica proyectados por Santiago Antunez de Mayolo, siguen
durmiendo el sueño de los justos, hasta que en algún momento la población del centro del
país logre despertar del letargo.

Autor: Raúl Chávez Álvarez

* Raúl Chávez Álvarez, terminó sus estudios secundarios en la primera promoción del
Colegio Santiago Antúnez de Mayolo de Colcabamba y luego se graduó como ingeniero
electricista en la Universidad Nacionaldel Centro del Perú (UNCP). Además estudió
Ecología, Humanidades, Literatura y Arqueología. Actualmente trabaja en una
importante Empresa de Electricidad en la ciudad de Lima y es Catedrático en la
Universidad César Vallejo.

Publicado por Blog Cultural en 10:10


Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en
Pinterest
Etiquetas: complejo mantaro, ingeniería, raúl chávez

1 comentario:

Anónimo dijo...
Raul Chavez buena tu cronica de la central hidrolectrica del mantaro espero q sigas
aportando a la cultura de nustro querido pueblo.
14 de agosto de 2010, 21:16
Publicar un comentario

Оценить