Вы находитесь на странице: 1из 1

Estimados:

Junto con saludarlos, y de acuerdo con lo solicitado se envía normas de comportamiento básicos
que se esperan en cada niño, es importante destacar que son sugerencias, ya que, cada padre tiene
un método de enseñanza distinto y no es nuestro deseo imponer tipos de crianzas.

Podemos señalar una serie de sugerencias para establecer normas de comportamiento:


 No hay que poner normas para todo. Los niños tienen que tener límites, pero también necesitan su
espacio para explorar, experimentar y desarrollarse.
 Los límites deberían adaptarse a cada niño, asegurándonos de que puedan cumplirlos y respetarlos.
 Necesitamos normas justas y coherentes, que se basen en las necesidades del niño. Además, deben
tener en cuenta el comportamiento de los padres. Si hay contradicciones entre su actitud y lo que piden
a su hijo, las normas solo le confundirán.
 Además de ser comprensibles, las normas deberían ir siempre en positivo. Decir “no” a todo puede
resultar agobiante para ambas partes; hay que enfatizar la parte positiva de los límites.
 Tanto las buenas conductas como las malas tienen consecuencias. Los comportamientos y las
recompensas o castigos que conlleven deben quedar siempre claros.

Normas de comportamiento básicas


 Saludar y despedirse. Tanto si llegamos a casa como si salimos, hacérselo saber a las personas con las
que convivimos es importante.
 Hablar siempre con respeto y prestando atención. Para comunicarnos es necesario expresarse
adecuadamente, pero también escuchar a la otra parte. Entender esto dará a tu hijo las claves para una
buena comunicación.
 Evitar las malas palabras. Una norma relacionada con la anterior, y que los padres tendrán que ser los
primeros en cumplir. Los más pequeños aprenden enseguida los insultos y las palabras malsonantes.
 Comer educadamente. No solo es cuestión de mantener una cierta compostura en la mesa, tampoco
podemos dejar que rechacen los alimentos o jueguen con la comida.
 Tener los juguetes recogidos y ordenados. Cada uno debe ser responsable de sus cosas. Los niños tienen
que ser conscientes de que no pueden dejarlos tirados por toda la casa, pues puede ser peligroso.
 Colaborar con las tareas del hogar. Siempre en la medida de sus posibilidades. Podemos separar esta
norma en tareas específicas, cada una con su respectiva recompensa.
 Evitar desperdiciar. Aprovechar los materiales, cerrar el grifo, apagar las luces al salir o la televisión
cuando nadie la vea son pequeñas pautas que además ayudarán a cuidar del medio ambiente.
 Compartir. Deben aprender a cooperar y compartir con su entorno. Se debe diferenciar las cosas que
puede y no compartir con amigos y familia.
 Pedir las cosas “por favor”. Relacionada también con el respeto, los niños tienen que aprender a pedir
desde la educación, sin tratar de imponer su voluntad.
 Aprender a pedir “perdón”. Si sabemos que hemos hecho algo malo, debemos reconocerlo y
disculparnos por ello. Una buena forma de inculcar esta norma sería reducir el castigo de la mala acción
si nuestro hijo reconoce y comprende su falta.
 No pelear. Los problemas se deben conversar, con mediación de un adulto.

Saludos.