You are on page 1of 22

ADAPARTA

ADAPARTA
Bryan Soto
ADAPARTA

“entre espejos impávidos un rostro me repite a mi rostro, un rostro que enmascara a mi rostro” –Octavio
Paz, Espejo.

Personajes:
Kathy
Layla
Daniel
Figura
Psicólogo
Profesor
ADAPARTA

ACTO I ESCENA I
Una habitación amplia, abandonada y oscura. Se encuentran tres chicos que apenas
aluzan el lugar con linternas del celular. Hay un marco enorme que abarca el centro,
centroizquierda y centro-derecha del escenario, dividiéndolo como si funcionara como un
espejo enorme. Al otro lado hay actores imitando a los personajes funcionando como
reflejos de los personajes. Katheryn, nuestra protagonista, se encuentra al centro
practicando pasos de ballet, mientras los otros dos personajes están detrás de ella jugando
cartas.

LAYLA:
Recuérdame por qué quieres practicar tu examen en éste lugar abandonado, Kathy.

KATHY: (concentrada)
Cuando era más chica había encontrado éste espejo cuando venía a explorar a ésta casa de
mi calle. (Cambia su tono de voz a uno más agresivo) Y necesito ensayar ya porque mañana
presento.

DANIEL: (irónico)
Alguien no anda de buenas o le llegó su periodo temprano éste mes.

LAYLA:
(le da un zape a David) Que maduro, Dany.

KATHY:
Perdón, pero estoy desesperada por pasar ya la materia. Reprobar es lo último que me falta
con toda la mierda que me ha pasado últimamente.

DANIEL: (incomodo)
La muerte de tu hermano no es tu culpa.

KATHY: (interrumpiendo)
No quiero hablar de eso. (Hace los movimientos de ballet más bruscos) Ya tengo suficiente
con que mi mamá está internada por eso.
ADAPARTA

Hay un incómodo silencio de voces en el que sólo escuchamos la música de la coreografía,


proveniente de una pequeña bocina.

LAYLA: (rompiendo el silencio)


La verdad es que éste lugar da algo de miedo. ¿Por qué estará abandonado?

DANIEL: (bajando las cartas)


Yo he escuchado algunas cosas.

Se escucha un crujido proveniente del piso de arriba. Kathy no le presta atención.

DANIEL: (continuando)
Según leyendas de la ciudad dicen que existía un culto satánico que estaba desesperado
por encontrar una forma de conectar la tierra con el infierno.

Se escuchan perros ladrando a lo lejos.

LAYLA: (intrigada)
¿Y luego? (cambia a una actitud escéptica) ¿Por qué nunca he escuchado esto?

DANIEL:
Porque un día desaparecieron sin explicación. Todos los miembros del culto… ya no
estaban.

LAYLA:
A ver ¿y eso qué tiene que ver con la casa?

DANIEL:
Comenzaron a ver a esas personas entrando a ésta casa. Cuando la policía decidió entrar por
la fuerza encontraron a los desaparecidos en éste mismo cuarto. Solo que llevaban semanas
muertos… o al menos eso dice mi tía, que pasó hace 20 años.

KATHY:
¿No es algo ridic-?

Un golpe fuerte resuena por toda la casa.

KATHY: (deja de bailar por el susto)


¿Qué fue eso?
ADAPARTA

LAYLA:
No sé… Dany, ven conmigo a revisar.

DANIEL:
¿Qué? ¿Por qué yo?

LAYLA:
(se cruza de brazos) ¿Me vas a dejar ir sola?

DANIEL: (resignado)
Bien, vamos. Kathy, quédate aquí por si acaso. (Salen Layla y Daniel)

Kathy observa por donde salieron un momento mientras juega con sus manos, nerviosa.
La bocina comienza a distorsionar la música hasta que lo único que se escucha es estática.
La chica se acerca para apagar la bocina, pero un par de voces comienzan a hacerse
audibles, así que se detiene para reconocer las voces.

VOZ DISTORSIONADA DE DANIEL:


¿Le va a doler?

VOZ DISTORSIONADA DE LAYLA:


Mucho, cuando le entierre el cuchillo en la oscuridad va a gritar como nunca.

Ambas voces comienzan a reír hasta que la bocina y todas las luces, menos una linterna, se
apagan de golpe dejando a Kathy en silencio y casi a oscuras.
Se logra ver en el reflejo a Daniel con ojos blancos detrás del reflejo de Kathy, sin
embargo no hay nadie realmente detrás de ella. También vemos a Layla tomar lugar a un
lado de Daniel.

KATHY:
¿Layla? ¿Daniel?

Ambos reflejos se acercan al de Kathy, se detienen un momento y luego la empujan. En la


realidad Kathy sí es empujada por algo invisible hasta que choca contra el espejo y todo se
apaga seguido de un sonido de espejo quebrándose.
ADAPARTA

ESCENA II
El mismo lugar se ilumina vagamente y se ve a Kathy acostada entre niebla densa. La
chica se despierta confundida y llama a sus amigos. Al no recibir respuesta mira su propio
reflejo unos momentos. En seguida se levanta y hace mutis. Acababa de quedarse atrapada
en un espejo sin darse cuenta.
ADAPARTA

ACTO II ESCENA I

Calle desértica iluminada por una vaga luz blanca, todo está cubierto de una densa niebla.
Kathy sale algo apurada y se detiene al ver su alrededor.
Kathy:
Pero qué... ¡Daniel, Layla! Esto no es gracioso, creo que ya se pasaron.
No recibe respuesta alguna más que pisadas lejanas. Kathy camina un poco, entonces ve
una figura enorme y negra acercarse. Ella se esconde en la densidad de la neblina. La
figura olfatea y hace sonidos incómodos mientras busca a la chica.
Figura:
(Utilizando una voz infantil.) Kathy, soy yo... tu hermanito. No me he ido.
Kathy:
¿Qué? (Se levanta un poco.)
La figura se mueve violentamente y deja salir un chillido irritable. Toma a Kathy mientras
ésta forcejea para que la suelte, hace un movimiento brusco, lo que hace que lastime sus
muñecas. Una vez libre corre a toda velocidad de aquel monstruo.

ESCENA II

Kathy entra a su recámara, la cual se reconoce por tener varios espejos. Sin embargo igual
que afuera hay neblina incluso dentro de su casa. Le pone seguro a la puerta y comienza a
llamar a sus padres mirando a ésta.
Kathy:
¡Mamá! (espera unos segundos) ¿Papá?
Después de varios segundos alguien rápidamente toca dos veces la puerta.
Kathy:
¡Mamá! (toma la perilla de la puerta y se prepara para abrirla, pero se detiene y duda)
Mamá… eres tú. ¿Verdad?
Hay varios segundos en que la chica espera la respuesta.
Voz de la figura: (al otro lado de la puerta)
Knock, knock. (Dice al mismo tiempo que se escuchan los dos toques de nuevo)
Kathy retrocede hasta tropezar con su propia cama. Busca en su bolsillo su teléfono y
comienza a marcar a su madre torpemente. Pone marcar y espera a que haya respuesta por
unos segundos.
ADAPARTA

Voz de la operadora: (con algo de interferencia)


El número que ha marcado se encuentra fuera del área o está ocupado. Deje su mensaje
después del tono. (Se escucha un tono pequeño)
Kathy:
¡Mami! No sé qué está pasando. ¿Dónde están? No encuentro a nadie y hay algo que me
quiere hacer daño. ¿Qué está pasando? (comienza a romper en llanto) Ayúdame… (se deja
caer en la cama después de mandar el mensaje)
Voz de la operadora:
Reproduciendo mensaje antes de ser enviado.
Se escucha la voz de Kathy, sin embargo no está diciendo nada de lo que acaba de grabar.
Parece que está diciendo cosas sin sentido. Palabras que parecen ser inventadas.
Kathy:
Tengo una pesadilla. Sí, eso está pasando. Solo me voy a dormir y todo esto no será real.
Sí… eso es. (Se comienza a poner las cobijas encima y abraza a un oso de peluche mientras
cierra los ojos y susurra) No puedo estar atrapada. No puedo. Estar. Atrapada.
Las luces se desvanecen lentamente hasta quedar en oscuro. Después de unos segundos se
escucha un crujido. Las luces se encienden, Kathy despierta y ve brevemente figuras
humanoides en el suelo, quienes inmediatamente salen en cuatro patas por la puerta, la
cual estaba abierta ahora. La chica en cuanto reacciona pega un grito y se tapa la cara.
Kathy:
¡Es real! Ya no quiero estar así. (Comienza a tallarse la frente con sus uñas bruscamente
hasta que comienza a tranquilizarse)
La habitación sigue igual con la excepción de que en la pared se ven rasgadas unas letras.
“!ematnerfne”. Kathy levanta la mirada y lo observa.
Kathy:
Nada de esto tiene sentido. (Se levanta e intenta observarse en un espejo) Mi reflejo… No
está. (Busca en cada espejo y no logra ver que lo tenga de vuelta. Se rinde y suspira) A este
punto no es sorpresa que eso pase. Tanta mierda ha pasado que no me sorprende no tener
mi estúpido reflejo. (Tira un espejo en su enojo y mira el suelo unos segundos.) Reflejo…
¡Eso es! (se acerca a las letras en la pared.) No es otro idioma. Esta al revés. (Tarda un
momento en descifrar lo que dice.) Enfréntame.
La chica mira los espejos y juega con sus manos.
Kathy:
La última vez que vi mi reflejo… fue en la casa abandonada. Aún me podía ver en el
espejo. (Hay un sonido extraño desde afuera de la puerta. Kathy voltea a ver.) Creo que sé a
donde tengo que ir.
ADAPARTA

Se levanta y comienza a caminar lentamente hacia la puerta hasta que sale de la


habitación.

ESCENA III

Otra vez en la habitación con el espejo de la casa abandonada. Kathy evita mirar el
espejo.
Kathy:
Por favor funciona.
Los amigos de Kathy se ponen frente a ella, pero en el reflejo ellos no se ven.
Kathy:
¿Dany? ¿Layla?
Ambos corren hacia ella. La sujetan y la fuerzan a mirar su reflejo mientras está gritando y
pataleando.

ESCENA IV

La escena se ilumina y vemos un pasillo de escuela. Dany y Layla sostienen a Kathy


mientras ésta los empuja y alcanza a golpear al chico.
Kathy:
¡Déjenme ir, idiotas!
Layla:
Katheryn. ¡Basta!
Kathy: (se aleja y los mira amenazante)
Me quieren hacer daño. Los escuche anoche en la casa.
Dany: (sobándose el golpe)
¡Kathy, por favor cálmate!
Kathy: (calmándose y mirando a su alrededor)
¿Qué? ¿Dónde estoy?
Layla: (furiosa)
Deja de hacerte la víctima. Llevas todo el día tratándonos como mierda, ¿y ahora dices que
somos nosotros quienes te lastimamos?
ADAPARTA

Kathy:
¿De qué hablas? Yo no he estado aquí desde anoche. (Mira su ropa, se da cuenta de que
tiene otro cambio y una mochila en su hombro) Yo no recuerdo esto…
Layla:
Definitivamente no has estado aquí. No eres la Kathy que conozco. (Se le rompe la voz y
mira la muñeca de Kathy) Y ahora hasta te cortas.
Dany:
Kathy, no… (La abraza) No andes haciendo éstas cosas.
Kathy:
Yo no… no lo hice yo.
Layla:
¿Quién fue entonces? ¿Un gato? (suspira) Escucha, Kathy. Entiendo que ahorita te sientes
muy estresada por todo lo que sucede en tu vida, pero en lugar de insultarnos y cortarte,
puedes hablar con nosotros. (Ve la hora) Me tengo que ir… (Sale de escena)
Dany:
Esto está mal, Layla. ¿Estás viendo a un psicólogo?
Kathy:
No estoy enferma. (Se suelta del abrazo) Anoche perdí la consciencia… o algo así. Tuve un
sueño muy extraño. Y lo último que recuerdo es que subieron a ver qué era ese ruido.
Dany: (algo incómodo)
No había nada. Cuando regresamos al sótano comenzaste a portarte muy grosera y nos
decías cobardes. Creí que estabas enojada. (Baja la mirada) Hoy llegaste criticando nuestra
ropa, y decías que eras muy buena amiga para nosotros. Entonces Layla quiso confrontarte
y…
Kathy:
¿Y?
Dany:
Le gritaste que no necesitabas a una… una amiga puerca como ella.
Kathy se lleva las manos a la boca asombrada.
Kathy:
Yo-
Dan: (interrumpiéndola)
Después ambas comenzaron a pelearse. Fue cuando me diste el golpe… por accidente, creo.
Kathy:
Dany perdóname. No quise hacerlo.
La campana suena avisando que las clases han comenzado.
ADAPARTA

Dany:
Ve a tu clase de danza. ¿Es tu examen, no?
Kathy:
(Suspira) Ovitamrifa.
Dany:
Sabes que yo no entiendo tu superpoder de decir las cosas al revés. Bien podrías estarme
insultando y no me doy cuenta.
Kathy:
Yo jamás te diría atoidi. (Sonríe un poco)
Ambos ríen un momento y se miran. Hay un silencio calmado, parecía que las cosas
comenzaban a volver a la normalidad.
Dany:
Hablamos después. (Da unos pasos, pero se detiene. Regresa tímidamente y le da un beso
en la frente.) Suerte. (Hace mutis)
Kathy se talla los ojos y mira sus heridas. Respira hondo y sale del escenario.

ESCENA V

Hay varios alumnos vistiendo su uniforme de ballet. Hay un espejo enorme al fondo del
salón y barras a los lados. Kathy está lejos del espejo mirando hacia el público para evitar
mirar su reflejo. Estira, calienta y se concentra tanto para su examen como para ver como
se le regresa la mirada al girar hacia ese cristal al fondo.
Hay murmullo de todos en lo que están preparándose. Lentamente el reflejo de Kathy deja
de imitarla y se gira para mirar a la Kathy real.
Kathy reflejo:
Chsst. Kathy. (Susurra)
La chica levanta la mirada y queda paralizada al escuchar aquella voz. Pues un extraño
presentimiento la hacía pensar que no venía de éste lado del espejo.
El sonido comienza a desaparecer y los demás reflejos igual la voltean a ver como si la
pudiesen ver a través del espejo. Todos al unísono le hacen “chsst.” Kathy se incorpora
lentamente y comienza a girar para mirar el espejo. Justo antes de que lo logra las luces
se apagan y la chica pega un grito.
ADAPARTA

ESCENA VI

Es el mismo salón de baile pero abandonado y con poca luz. El espejo del fondo ahora está
cubierto de una tela, hay varias figuras que parecen ser personas cubiertas de telarañas en
posiciones de baile y con una cuchilla en vez de manos. Al igual que la vez anterior hay
niebla alrededor.
Kathy: (comienza a hiperventilar)
No, no, no, no. Otra vez no.
Mira a su alrededor y comienza a jugar con sus manos, pero ahora agregándole que se
talla con las uñas sin darse cuenta. Observa el espejo cubierto al fondo.
Kathy:
El espejo.
Se encienden reflectores que iluminan a las figuras en el escenario. La mas cercana a
Kathy comienza a moverse algo mecánicamente pero siguiendo pasos de ballet. Se acerca
más a la chica e intenta atacarla siguiendo con los pasos. Ella los esquiva hasta que
tropieza y se salva de caer al utilizar un movimiento de baile. En cuanto hace esto, la
figura se detiene.
Comienza a darse cuenta de que mientras se mueva con un estilo de baile no le van a hacer
daño así que continúa haciéndolo hasta que tropieza y cae. Lo que ocasión que todas las
figuras reaccionen y comiencen a atacarla. No puede esquivar a todas, por lo tanto una
cuchilla roza su antebrazo causándole otra cortada.
Kathy empuja de una patada a una figura y corre hasta el espejo, toma la tela y descubre
éste.

ESCENA VII

La clase vuelve a estar como estuvo antes, con la excepción de que el espejo está ahora
golpeado, y una chica está en el suelo, pues al parecer Kathy le dio una patada.
Chica ayudando:
¿Katheryn, que te pasa? Ella no te hizo nada. ¡Estás loca!
Profesor:
No voy a soportar éstas conductas en mi clase señorita. Vaya a la dirección ahora mismo.
(Observa la nueva herida sangrante en su antebrazo) Pero primero vaya con la enfermera.
Kathy sale asustada, no se había acabado aún.
ADAPARTA

ESCENA VIII

Es la oficina del psicólogo de la escuela, solo esta Kathy sentada frente al escritorio con
un peluche algo tétrico encima. Al fondo hay una ventada donde se ve la oscuridad de
afuera. La chica tiene ya su muñeca vendada y parece estar esperando. Después de un rato
llega Dany.
Dany:
Escuché que estabas aquí.
Kathy: (con la voz quebrándose)
No estoy loca, Dany. No estoy…
Dany:
Hey, no creo que estés loca. Es normal que a la gente le pasen éstas cosas cuando son
sometidas a mucho estrés. (Suspira y se acerca) Pero sí necesitas algún tipo de terapia.
Kathy:
Ahorita llega el psicólogo, pero no tengo nada malo, Dany.
Dany:
No dije que tuvieras algo malo. De hecho una tía mía tenía depresión, y pudo combatirla.
Kathy: (algo ofensiva)
¿Es la misma tía que te contó del misterio de la casa abandonada o es otra chiflada?
Dany: (aprieta la mandíbula)
No tienes que ponerte así.
El teléfono de Kathy suena por una notificación. La chica lo toma.
Kathy:
Buzón de voz. (Dice extrañada) Nadie deja algo grabado en el buzón hoy en día. Y es un
número desconocido.
Presiona el botón para reproducir el mensaje. Se escucha una voz cavernosa.
Voz:
!Adaparta¡ Adaparta. Adaparta satse. Zev atro y anu, it rop érevlov erpmeis. Acnun sárdlas
on.
Hay un silencio en que ninguno de los dos sabe que decir.
Dany:
¿Qué fue eso?
Kathy:
No tengo idea… pero suena conocido.
ADAPARTA

Dany:
Tal vez solo era un atoidi queriendo hacerte una broma.
Kathy: (ríe leve)
¿Atoidi?
Dany:
Descubrí que me dijiste idiota, pero al revés.
Kathy:
Al revés… (Por un momento sus ojos se iluminan) Exacto. Dany, ¿tu celular puede
reproducir grabaciones al revés?
Dany:
Ummm, sí. (Saca su celular y se lo entrega.)
Kathy toma el celular y graba el mensaje que tenía en su buzón.
Kathy:
Por algo me parecía conocido. Es español, solo que al revés, como cuando hablo diciendo
las cosas así. (Termina de grabar el mensaje) ¿Listo?
Dany:
Supongo.
Reproduce la grabación al revés, y ahora se escucha algo entendible.
Voz:
No saldrás nunca. Siempre volveré por ti, una y otra vez. Estas atrapada. Atrapada.
¡Atrapada!
Dany:
¿Qué mierda fue eso?
Kathy:
Es de lo que hablaba, Dany. Algo me quiere hacer daño.
Hay un sonido que viene de fuera de la escena.
Dany:
Aquí quédate. (Se acerca a la salida) Veré si ya llegó el psicólogo. (Hace mutis)
Se queda ahí unos segundos, entonces la luz de la oficina comienza a fallar un poco. Se
asoma por la ventana y las luces se apagan de nuevo.
Kathy:
¿Dany? ¿Hola?
Susurro misterioso:
Hola.
ADAPARTA

Las luces se encienden de nuevo, todo igual, excepto que el muñeco de peluche ya no se
encuentra. Kathy se levanta asustada y busca al muñeco por todo el lugar. De forma casi
imperceptible la luz va cambiando para hacerse más opaca y el lugar se llena de niebla.
Cuando la luz llega a ser menos clara se observa el muñeco flotando en el aire que baja un
poco sin que Kathy se dé cuenta. La luz se apaga de nuevo, cuando se vuelve a encender se
ve a Dany flotando ahora con los ojos blancos. Suelta una carcajada que asusta a la
protagonista. De aquí en adelante la luz se vuelve un estrobo, lo poco que se observa es
que el chico baja y comienza a atacar a Kathy. Ella comienza a defenderse y lo golpea
contra el escritorio.
Kathy:
¡Sabía que eras tú! Te odio, estúpido Daniel. Nadie te quiere por pervertido, y ahora
también por asesino! (dice entre los golpes.)
La luz se va por varios segundos, una vez que vuelve a la normalidad se ve a Dany que
entró a la oficina con el psicólogo, mientras que Kathy está golpeando al muñeco que tiene
todo el peluche regado.
Psicólogo:
¡Katheryn!
Ella reacciona y mira a su alrededor confundida.
Kathy:
¿Qué pasó? ¿Dany?
Dany: (aguantándose las lágrimas y enfurecido)
¿Entonces soy un estúpido pervertido?
Kathy:
Dan, yo…
Dany:
Adiós, Katheryn. (Sale de la escena limpiándose las lágrimas)
Queda atontada por lo que acaba de suceder, el psicólogo se pone del otro lado del
escritorio.
Psicólogo:
Creo que es claro que te consigamos ayuda profesional, Kathy.
Kathy: (explota)
¡YO NO ESTOY LOCA! NO TENGO NINGUN PROBLEMA, YO ESTOY BIEN.
NADIE ME ENTIENDE, AES ATIDLAM. No necesito ayuda. ¡No quiero ayuda!
Toma sus cosas y sale corriendo. Se puede ver que ya estaba llorando para cuando se
retira.
ADAPARTA

ACTO III ESCENA I

Una banqueta se observa con Layla y Dany sobre ella. Ambos están algo decaídos. No se
hablan ni cruzan sus miradas.
Layla:
¿Has escuchado algo de ella?
Dany:
No. Solo la última vez que fue a la escuela hace dos días. ¿Tú?
Layla:
No… ¿Te puedo preguntar algo?
Dany:
Claro, Layla.
Layla:
¿Crees… crees que soy una mala amiga? (se le rompe la voz) No solo amiga. ¿Soy mala
persona?
Dany:
Claro que no. Eres mi amiga.
Layla:
Pero ya no soy la amiga de Kathy. ¿Y si ella me necesitaba pero la dejé sola?
Dany:
Pues… En todo caso yo también fui un mal amigo.
Layla:
Pero ella nos trató mal. Se lo merece ¿no?
Dany:
No lo sé. (Voltea la mirada.) Cuando hablé con ella parecía ser sincera de que no sabía del
daño que nos hacía.
Layla:
¿Cómo lo justificaba?
Dany:
Decía que algo la seguía. La verdad no le creería, pero…
Layla:
¿Pero?
Dany:
Le llegó un mensaje… pero era una voz extraña.
ADAPARTA

Se escucha que a ambos celulares les llega un mensaje. Los dos lo ven.
Dany:
Es Kathy.
Layla:
Dice que nos necesita.
Los chicos se miran dudosos.
Dany:
Creo que ésta es nuestra oportunidad de ver si somos buenos amigos.

ESCENA II

Vemos la recamara de Kathy, esta desordenada, y cada espejo y ventana están cubiertos
por sabanas. Kathy está sobre su cama y el cabello lo tiene desaliñado.
Kathy:
(Llorando) Ya no quiero. Ya no quiero sentirme así. Quiero estar bien. Por favor.
Entran Layla y Dany. Kathy se asusta el inicio, pero eventualmente llega con ellos y los
abraza.
Kathy:
Perdón. Necesito que me ayuden. Por favor…
Layla:
Kathy, te ayudamos. Pero cuéntanos que sucede.
Kathy:
(se sienta y espera a que hagan lo mismo.) Desde que fuimos a que ensayara en la casa
abandonada algo me sigue. Cuando veo mi reflejo termino en otro lado atrapada hasta ver
mi reflejo de nuevo. Tengo miedo porque ya se me aparecen cosas aún en la realidad. Y yo
tengo mucho miedo porque nadie me cree, lo que hace que se alejen y me vean como loca.
Los dos amigos se miran y asienten, como si hubieran acordado a algo antes de llegar.
Dany:
Kathy.
Kathy:
Entiendo que no me crean…
Layla:
Te creemos.
ADAPARTA

Kathy:
¿En serio?
Dany:
No realmente. Pero estamos dispuestos a creerte. (le sonríe.)
Layla:
¿Qué tenemos que hacer para ayudarte?
Kathy los abraza y se limpia las lágrimas.
Kathy:
Dany, ¿Qué sabes de las bocas del infierno?
Dany:
No mucho. ¿Yo por qué sabría de esas cosas?
Ambas lo miran diciendo “¿en serio?” hasta que Dany se rinde.
Dany:
Está bien, está bien. Una tía me dijo que son lugares que conectan al pasillo para el
infierno. En esos lugares es usual que la gente termine maldita o acosada por algún ente.
Kathy:
Sí… igual había investigado. En esa casa querían abrir una puerta al infierno. ¿Qué tal que
lo lograron pero nadie se dio cuenta? Siento que estoy atrapada entre la vida y lo que hay
más allá de ella.
Layla:
¿Cómo entramos nosotros en esto?
Kathy:
Lo que pasa es que sé cómo terminar con esto. Debo enfrentar lo que tanto he temido.
(Oscuro.) Tengo que volver.

ESCENA III

Aún a oscuras.
Kathy:
Voy a enfrentarlo como me había pedido. Pero tengo miedo. Así que necesito que estén
conmigo para darme valentía. Necesito ayuda.
Se ilumina vagamente la entrada de la casa abandonada. Kathy se detiene y mira la
entrada.
ADAPARTA

Dany:
Oye, vamos a estar bien. Hay que entrar.
Kathy:
Solo que si las cosas se ponen feas… prométanme que se irán.
Layla:
No. (Sonríe y le toma la mano.) Entramos todos y salimos todos.
Entran y el ambiente cambia bruscamente.

ESCENA IV

Están por un pasillo caminando con el flash del celular iluminando.


Kathy:
Hay cosas aquí. Tengan cuidado.
Comienzan a escucharse pasos rápidos y pesados. Al otro lado del escenario llega la
figura.
Figura con voz de niño:
Kathy volviste. ¿Me abrazas?
Kathy:
Tú no eres mi hermano.
Dany: (aterrado)
¿Qué mierda es eso? Es real… Decías la verdad.
Layla:
¿Qué hacemos?
Kathy:
Solo corran. ¡Ya!
Los tres se echan a correr hasta que salen de escena. Regresan por el lado contrario del
escenario dando a entender que llegaron a otra parte de la casa. Ahí hay bailarinas con
cuchillas en las manos. Comienzan a moverse en ballet y se acercan a atacarlos.
Kathy:
Hagan lo que yo. No los va a atacar así.
La chica comienza a bailar como en su examen. Y los chicos la imitan como pueden, esto
ocasiona que las figuras bailarinas se detengan hasta que logran cruzar.
Vuelven a entrar por el lado contrario y ahora se encuentran muñecos por el piso. Las
luces comienzan a parpadear rápidamente.
ADAPARTA

Kathy:
No. ¡Solo corran!
Los muñecos se levantan y empiezan a atacar a los tres, pero ellos no dejan de correr hasta
salir de ahí.

ESCENA V

Están en la habitación del inicio con el gran espejo de fondo.


Kathy:
Cierren los ojos. No miren el espejo.
Entran al lugar los tres con los ojos tapadas.
Kathy:
Pase lo que pase no abran los ojos. ¿Okay?
Los dos:
Okay.

Kathy:
Los quiero.

Abre los ojos y todo se pone oscuro.

ESCENA VI

Kathy está en la misma habitación, pero el espejo desapareció. Ahora hay varios espejos más
pequeños por el lugar pero cubiertos con sabanas. La chica toma una piedra del suelo. Comienzan
a escucharse susurros y el teléfono de Kathy suena con estática dependiendo de dónde se mueve.

Kathy:
¿Hay alguien?

Se escucha el eco de lo que dijo, pero al revés. Descubre un espejo y no ve su reflejo. Así sigue con
todos hasta que solo queda uno tapado, mientras más se acerca a éste, más se escucha la estática.
Levanta el arma para romper el espejo en caso de que salga algo peligroso. Descubre el espejo y
solo esta ella misma mirándose en el reflejo. No puede romper el cristal por impotencia. Deja caer
la piedra y suspira.

Kathy:
No… ya no me quiero lastimar. (Resuena el eco al revés.) Ya no.

Pone la mano contra el cristal como si tocara su mano.


ADAPARTA

Kathy:
A ti no, bonita. (Ésta vez el eco suena igual. Pues dijo una frase palíndroma sin darse cuenta.)

El espejo comienza a quebrarse poco a poco hasta hacerse añicos. Todo se ilumina de luz que cega
un momento, y el escenario vuelve a ser la habitación con Layla y Dany.

EPILOGO

Kathy:
Lo hice… ¡Lo hice! Abran los ojos.

Los dos abren los ojos y miran su propio reflejo.

Dany:
¿Tan rápido?

Layla:
Apenas y nos dijiste que cerráramos los ojos. ¿Cómo lo hiciste?

Kathy: (los abraza)


Eso no importa… Solo me confronté. Creo que eso fue. Ya no me quería sentir mal.

Dany:
¿Y el espejo? (se separa.)

Kathy:
Ya no me puede hacer daño. Siempre y cuando yo no lo permita. Y que ustedes estén aquí.

Layla:
Siempre cuentas con nosotros. (Sonríe.) Hay que salir de aquí, este lugar da miedo.

Kathy:
Salgan. Tengo que hacer algo. Ya es seguro afuera.

Ambos asienten y hacen mutis. Kathy mira su reflejo, se acerca a él y toca su mano. Extrañaba
tanto mirarse otra vez.

Kathy:
Y así fue. Le vencí a éstos demonios que querían atacarme, y no me di cuenta de que era yo
misma. No se han ido por completo. Sé que si algún día flaqueo pueden volver a atacar. Pero
mientras deje que me ayuden y me mantenga rodeada de amor no creo que suceda algo. (Se
separa y camina hacia el público.) Pero como dicen… algunas cosas nunca se van. (Hace mutis)

El reflejo de Kathy se queda en el escenario. Observa al público sonriendo. Lleva el dedo índice a
sus labios y hay un oscuro.
ADAPARTA

FIN.