You are on page 1of 12

CON ESTA EDICIÓN

Suplemento Administrativo

AÑO lxxvIii N° 111 DIRECTOR: JORGE HORACIO ALTERINI Tomo La Ley 2014-c
BUENOS AIRES, argentina - Lunes 16 de junio de 2014 ISSN 0024-1636

_Columna de OPINIÓN
Sobre la guarda de la cosa,
Condicionamien- su transferencia y los efectos
tos fiscales de la
inscripción de que ésta engendra
sociedades cons- Marcelo J. López Mesa
tituidas en el ex- SUMARIO: I. La guarda de la cosa. — II. La continuidad de la guarda. — III. La guarda en común y la guarda dividida. — IV. La transferencia de la

tranjero guarda. — V. Las formas de transferencia de la guarda. — VI. La transferencia de la guarda sobre automotores. — VII. El uso contra la voluntad
expresa o presunta del guardián.

Florencia Pagani
y Eduardo A. Roca La transferencia de la guarda tiene Basta que se tenga efectivamente la posibili- han admitido el principio general según el cual
dad de controlar, de vigilar la cosa y de evitar la calidad de guardián de una cosa no puede
que ser fáctica, material, por sobre los daños que ésta pueda causar, para estar en ser reconocida, en un momento dado, más que
todo, pues si el nuevo guardián no tiene condiciones de adquirir su guarda. a una sola persona. Este principio de carácter

D
esde hace una década toda Resolu- alternativo y no acumulativo de la guarda co-
ción General de la Inspección Gene- la posibilidad material, física, de vigilar Pero la condición de guardián tampoco pue- noce, sin embargo, en derecho positivo francés
ral de Justicia produce escozor en el la cosa, no se libera el anterior guar- de surgir de una relación efímera o lejana con la dos atenuaciones (4).
vasto público de la actividad empresarial. cosa, sino que tiene por requisito cierta estabi-
Pero no lo produce la reciente aparición de dián. Por el contrario, cuando el nuevo lidad temporal, alguna cercanía con la cosa, en Ellas son la guarda en común y la guarda
la Resolución General 1/2014 que introdu- guardián tiene tal posibilidad efectiva, suma, la existencia de las calidades y circuns- dividida de la cosa, que son situaciones no co-
ce modificaciones a una anterior del año tancias que permitan velar por que la cosa no rrientes, sino excepciones al principio general
2005 conocida como “la” Nº 7/2005. No lo el anterior guardián puede liberarse de dañe. De otro modo se trataría de una guarda de la guarda unificada y excluyente.
produce, porque es más de lo mismo; con- responsabilidad. La oposición al uso ficticia, de una mera ficción (2).
secuencia de la ampliación del sistema de Es que, en principio “la guarda presenta un
protección contra los países no considera- de la cosa por otro, de parte del guar- Por ello, una vez adquirida la guarda ella per- carácter alternativo, lo que significa que mu-
dos cooperadores a fines de resguardar la dián, tiene que ser una oposición seria, manece invariable, en tanto la situación fáctica de chas personas no pueden ser a un mismo tiem-
transparencia fiscal. Sólo se incorpora en el base no cambie. Una vez configurada la relación po guardianes de una cosa a un mismo título” (5),
artículo a la 7/2005 el nombre de una nueva firme, no omisiva, no culposa, para entre la cosa y el guardián, la guarda se mantie- pues ello implicaría una suerte de responsabili-
repartición creada posteriormente. liberarlo de responsabilidad. ne hasta tanto se produzca la transferencia de la dad colectiva, carente de sustento normativo.
cosa a otro dueño o de la guarda a otro guardián.
Empecemos por recordar que el Registro Excepcionalmente, existe la posibilidad de di-
Público de Comercio existe en el mundo ci- I. La guarda de la cosa El principio rector en la materia es el de con- vidir la guarda de una misma cosa confiriendo a
vilizado desde hace casi un milenio, bajo su- tinuidad de la guarda, en tanto la situación que dos personas la calidad de guardianes, cuando
pervisión del fuero comercial. Ello ocurría Recientemente nos hemos ocupado de di- originó esa adjudicación del rol de guardián no cada uno lo sea de un aspecto de esa cosa. El
también en el país, desde la Colonia. Pero versos problemas que plantea la responsabili- mute, cambie o evolucione, lo que se produce matiz más interesante de esta distinción es la
a fines del siglo XIX, con otros propósitos, dad del guardián de una cosa, en los términos normalmente a través de la transferencia de doctrina que divide entre la guarda de la estruc-
fue creada una oficina llamada precisamen- del art. 1113, Cód. Civil, avanzando en algunas esa guarda (3). tura y la guarda del comportamiento, que tiene
te Inspección de Justicia. Su función era precisiones relativas al propio concepto de por efecto atribuir a la cosa dos guardianes, uno
ocuparse de la regularidad de las socieda- guardián, a su configuración y a sus efectos, Por así decirlo, la guarda de la cosa no se pier- ejerciendo sus poderes sobre la estructura de la
des anónimas cuya constitución requería contribución a la que remitimos (1). de en el vacío, salvo que ella sea abandonada y cosa y otro sobre su comportamiento (6).
entonces decreto del Poder Ejecutivo. Ese hasta tanto sea tomada por otro poseedor, aun
requisito desapareció en la sanción de la Los tópicos que tratamos en este artículo de- vicioso, ya que la guarda nada predica —per se— Esta distinción, que significa un verdadero
ley 19.5560, pero eso siguió aplicándose por bieran haber integrado ese mismo aporte, pero sobre el derecho a poseer la cosa, sino sobre la afinamiento de la noción de guarda tiene un
otros medios (1). la extensión desmesurada que hubiera adquiri- relación física o material del guardián con la cosa. origen doctrinal (7), y significó en su tiempo
do una nota de doctrina así motivó este estudio una impactante sutileza, de esas a que nos ha
Más tarde nuestras leyes produjeron la aparte, que conceptualmente debe verse como III. La guarda en común y la guarda dividida acostumbrado el derecho francés.
fusión de las dos corrientes: la más antigua, parte de aquél, al que remitimos para el aborda-
proveniente de necesidades del comercio y je introductorio de la temática aquí estudiada. Normalmente cada cosa tiene un guardián. La guarda de la estructura se refiere a la
la moderna, de las del interés estatal. Tal fu- La pluralidad de guardianes es excepcional; responsabilidad por la materia que compon-
sión se operó incorporando el Registro a la II. La continuidad de la guarda casi una curiosidad, aplicable a casos de perfi- dría la cosa, el poder de control sobre los vicios
IGJ. Ahora tenemos otras dos más, la fiscal, les bastante extraños. de la cosa. En cambio, la guarda del compor-
que no requiere explicación, y la policial: el Guarda y tiempo tienen una relación estre- tamiento atañe al funcionamiento de la cosa, a
cha. Ciertamente que la guarda no requiere de Bien ha puntualizado Yannick Dagorne-Lab-
continúa en la página 5 una determinada preexistencia en el tiempo. be que la jurisprudencia y la doctrina francesa continúa en la página 2

COLUMNA DE OPINION. Condicionamientos fiscales de la inscripción de sociedades El derecho a la coparentalidad. Una sentencia con alto impacto en el derecho familiar
constituidas en el extranjero Mariel F. Molina de Juan........................................................................................................... 10
Florencia Pagani y Eduardo A. Roca.......................................................................................... 1
jurisprudencia
CORREO
doctrina. Sobre la guarda de la cosa, su transferencia y los efectos que ésta engendra Contrato de trabajo. Trabajador fuera de convenio. Reconocimiento de una dife-
Marcelo J. López Mesa.................................................................................................................. 1 rencia salarial respecto de los demás trabajadores. Cuantificación del diferencial jerárquico
ARGENTINO

CENTRAL B

(CNTrab.).............................................................................................................................6
bibliografía. Principios Generales y Políticas Públicas
FRANQUEO A PAGAR

Autora: Alessandra Minnicelli. Comentario: Luis A. Porcelli................................................ 6


CUENTA N° 10269F1

Patria potestad. Proceso de revinculación paterno-filial. Padre denunciado por abuso


NOTA A FALLO. Remuneración del personal “fuera de convenio” sexual de su hijo. Absolución en sede penal. Designación de un abogado del niño (SC Men-
Pablo Alfredo Devoto................................................................................................................... 6 doza)....................................................................................................................................8
2 | Lunes 16 de junio de 2014

Sobre la guarda La guardia dividida no puede ser una inven-


ción, una conjetura, pero cuando es el propio
estaba siendo guardada en común por el equi-
po de jugadores participantes en el juego y que
sividad, todos los condóminos son, a la vez de
dueños, guardianes. Claro que se trata de una

de la cosa, su legislador el que divide las esferas de actuación


legítima de diversos sujetos, cabe estar a su de-
terminación de poderes, para fijar el alcance o
la víctima en su calidad de co-guardiana no po-
día prevalecerse del beneficio del art. 1384 del
Code (17). En ese caso el planteo fue rechazado,
distinción irrelevante, ya que como no se pue-
de responder por un mismo hecho a dos títulos
distintos, el carácter de dueño absorbe el de
transferencia y los extensión de la guarda y su eventual división,
como ocurre con el régimen de la locación en
con nota laudatoria del comentarista (18). guardián, si ambos se superponen en la misma
persona (22).
efectos que ésta el Código de Vélez (10). De los ejemplos anteriores y de otros que
pueden fácilmente buscarse, como el ejemplo En un fallo de la Sala que integramos se ha di-
engendra Esta división de esferas de guarda no es un
desatino en algunos segmentos del derecho
de una partida de caza en que existe una guar-
da en común sobre las armas utilizadas (19),
cho que es evidente que un condómino no puede
cuidar parcialmente la cosa, en una porción ma-
viene de tapa argentino vigente, si se piensa que el propio surge con claridad que en ciertas ocasiones terial de ella (art. 2680 Cód. Civil, su doc.), por
Código es el que asigna determinadas faculta- una cosa puede quedar sometida a la guarda lo que el deber de guarda sería una obligación
des y obligaciones correlativas de custodia de en común de varias personas. de hacer indivisible (art. 680 ídem), cuyo íntegro
la responsabilidad derivada de su utilización. la cosa locada al locatario, mientras mantiene cumplimiento puede ser exigido a cualquiera de
El guardián del comportamiento no es, necesa- otras en cabeza del locador, estableciendo un Así en el marco de la práctica de un deporte los codeudores (art. 686 Cód. Civil) (23).
riamente, el guardián de la estructura (8). sistema de frenos y contrapesos de los poderes por equipos en un entorno natural —y sin que
y facultades de éstos, que torna hasta lógica exista un club o entidad organizadora—, como Dejando ello a un lado, expresaremos que
Es decir, que la guarda podría disociarse y cierta división en la guarda de la cosa. un simple partido de fútbol o rugby de fin de se- las anteriores son distinciones un tanto finas
atribuirse separadamente a distintas perso- mana, jugado en algún pedazo de césped libre o excesivamente sutiles y que, normalmente,
nas, teniendo en cuenta la causa del daño y se- En este sentido, bien se ha dicho que no es en un parque, una plaza o las afueras de una la cosa tendrá uno y solo un guardián en un
gún el poder que cada una de ellas pudo tener dable admitir que el dueño de un inmueble se ciudad, los objetos, instalaciones o sitios utiliza- momento dado, lo que no quita que la condi-
sobre la cosa en cuestión. haya desprendido de la guarda del calefón allí dos para la práctica por los contendores están ción de guardián pueda cambiar con el tiempo
situado por el hecho de haber alquilado o ce- sometidas en principio a la guarda conjunta de o transferirse (24).
Un interesante precedente, encuadrable en dido su uso por unos pocos días a las víctimas, todos ellos, quienes responden in solidum por las
este anaquel fue el fallado por la justicia fran- máxime cuando no se ha probado que éstas co- consecuencias del daño causado por el vicio de Y dicho ello nos concretaremos al tema más
cesa en un caso en que a consecuencia de una nocieran el defecto de instalación del artefacto alguna de esas cosas empleadas, por el riesgo importante de este estudio.
separación de cuerpos, en un matrimonio que que provocó su muerte, circunstancia que en que ellas presentan o por su ubicación anómala.
estaba pasando por una crisis, el esposo hizo su caso hubiera podido fundar la invocación de IV. La transferencia de la guarda
volar con explosivos la casa de su esposa. Esta presunciones recíprocas de causalidad donde el Bien se ha puntualizado que “el recurso a la
explosión provocó daños en un inmueble ve- concurso de las víctimas podría conducir a una guarda en común se revela muy beneficioso La magistratura nacional y extranjera suele
cino, cuyos propietarios reclamaron por ellos disminución de la cuantía del resarcimiento (11). para las víctimas: ellas disponen a su conjuro ser restrictiva para admitir la transferencia de
contra ambos esposos separados, con funda- con numerosos responsables, y de la casi cer- la guarda, criterio que no es descabellado, pues
mento en el art. 1384 del Code. La Corte de Ca- Otra construcción que se ha intentado para teza de ser indemnizados, además de subrayar la tesitura contraria implicaría abrir la posibi-
sación exoneró de responsabilidad a la esposa, ampliar el carácter de guardián de una misma el ponderable alivio del esfuerzo probatorio, ya lidad de infinitas alegaciones (25) y de todo gé-
en decisión criticada en el comentario al fallo, cosa, multiplicando los legitimados pasivos a que la guarda colectiva permite poner coto a nero de malas artes.
bajo el argumento de que el esposo que dispo- ese título, es la idea de la guarda en común, apli- toda discusión sobre el rol de cada uno de los
ne de medios de derecho para excluir o limitar cable a los deportes, la que ha sido vivamente protagonistas (y de las cosas que ellos manipu- Por ejemplo en un caso nacional se dijo que
su propia responsabilidad y no los emplea no criticada por prestigiosa doctrina francesa (12). laban) en la realización del daño” (20). la transferencia mediante un contrato de co-
puede ser exonerado de responsabilidad (9). modato de la guarda del acoplado que, circu-
Algunos deportes han llevado a la jurispru- También, ya fuera del ámbito de las cosas lando con un camión, causó un accidente, no
Compartimos el fallo de la Casación france- dencia gala a aplicar el concepto de guarda en inanimadas, puede citarse un caso francés de libera de responsabilidad al propietario si el
sa. La verdad es que —a pesar de lo que se teo- común de la cosa (13); tales por el ejemplo una guarda en común, pero respecto de un animal acoplado era un medio material prestado al
rice— la esposa en ese supuesto carecía direc- regata náutica en que se produjo un accidente domesticado: una comunidad de 18 personas transportista propietario del camión para la
tamente de la posibilidad efectiva de evitar el y ante un reclamo se adujo que el equipo que en la villa de La Mourre, de la comunidad de La realización de una actividad que se encontraba
daño o mantener inocua la cosa, pues no podía competía en el bote accidentado era co-guar- Garde-Freinet, “adoptó” a un pavo real, el que incorporada al giro empresario del titular del
ni siquiera prever que un energúmeno —como dián de la cosa (14). pasó a ser una especie de mascota popular, al mencionado acoplado, que éste organizaba y
su ex esposo— cometería un delito tan atroz que se permitía vivir en absoluta libertad en la dirigía (26).
como intentar matarla, volando la propiedad Otros supuestos de esta guarda son el de la villa. El problema vino cuando otro segmento
en que ella vivía, enceguecido por los celos. guarda en común de los tejos en un juego de de la población, menos romántico, demandó a Puede citarse también un interesante caso
hockey (15); la guarda en común de varios infan- los dieciocho “dueños” del animal, por los da- francés que así lo demuestra. En un pequeño
Si bien no participamos de esta teoría de la tes en un juego colectivo con objetos (16). ños que éste causaba con sus deposiciones, rui- autoservicio, un cliente desconocido fue a to-
guarda disociada hasta sus últimas consecuen- dos, su deambular, etc. (21). Subsidiariamente mar una botella de la estantería, la que estaba
cias y entendemos que ella no puede ser con- Pero puede citarse un caso todavía más inte- se planteó que ellos eran guardianes comunes al sol, y al levantarla y quitarla hizo estallar
jeturada en su aplicación a ciertos supuestos, resante: un juego de pétanque (especie de bochas del animal y debían responder a ese título. otra, causando daños a un parroquiano. Una
debiendo existir un régimen normativo que francesas, más pesadas en un extremo) produjo Corte de Apelaciones declaró que el comer-
brinde margen interpretativo suficiente para una herida a uno de sus jugadores, quien fue Asimismo podría existir una guarda dividida ciante era responsable por los daños bajo el
su empleo, no consideramos desatinada la so- lesionado por un adversario con una de las en dos o más personas en el caso del condominio, fundamento del art. 1384, como guardián de la
lución de la Segunda Sala Civil. bochas, sin que el jugador haya cometido falta siempre que uno de los condóminos no viviera cosa al no haber sido transferida la guarda de
alguna y siendo el daño una contingencia des- en la cosa común o la utilice en exclusividad. la botella dañosa al cliente desconocido que la
Todo lo contrario, porque mantener la guarda afortunada del juego; en tal situación la víctima tomara. El argumento fue que en los negocios
al punto de responder por daños causados por invocó para obtener reparación la responsabi- Si ninguno de los condóminos vive en la de autoservicio, la venta y la transferencia de
explosivos puestos por terceros implica, antes lidad del guardián por el hecho de la cosa. El cosa común y no han puesto alguien en ella, propiedad de las cosas exhibidas están subor-
que mantener la guarda, plasmar una ficción. jugador accionado replicó que la cosa dañosa que funja de guardián, o nadie la usa en exclu- dinadas al pago, pues hasta el último momen-

{ NOTAS }
Especial para La Ley. Derechos reservados (Ley 11.723) bilidad por el hecho de las cosas”, La Ley, op. cit. risques de la course”, Recueil Dalloz 1992, Sommaires que si bien ambas calidades están contenidas en el art. 1113
(1) Vid. LÓPEZ MESA, Marcelo J., “El guardián en la (9) Cfr. fallo de la Corte de Casación francesa, 2ª sala commentés p. 82. del Código Civil, se trata de dos responsabilidades distin-
responsabilidad por el hecho de las cosas” (De yerros, mal- Civil, del 4/3/1998, comentado por DAGORNE-LABBE, Y., (15) Trib. Grand Inst. Bourdeaux, 28/4/86, Juris Clas- tas, como que la responsabilidad del principal está recep-
entendidos y simplificaciones excesivas acerca de los di- “La destruction de l’immeuble par explosifs et la respon- seur, 1987-II, 20885. tada por su primer apartado, mientras que la responsabi-
versos inconvenientes y dubitaciones que la guarda plan- sabilité de son gardien”, Recueil Dalloz, t. 1999, sec. Juris- (16) BRUN, Philippe, “Responsabilité civile extracon- lidad del dueño o guardián de la cosa, lo está en el segundo
tea)”, en La Ley del día 14 de mayo, p. 1. prudence, p. 217. tractuelle”, 3ª edic., Edit. Litec - Lexis Nexis, París, 2014, párrafo. Es así que se trata de dos regulaciones diferentes,
(2) Cfr. LÓPEZ MESA, Marcelo, “Responsabilidad por (10) Vid. LÓPEZ MESA, M., “El guardián en la respon- p. 251, Nro. 381. destinadas a dos supuestos diferentes e incompatibles en-
accidentes de tránsito”, Edit. La Ley, Buenos Aires, 2014, sabilidad por el hecho de las cosas”, La Ley, op. cit. (17) MOULY, Jean, “La garde en commun dans le do- tre sí. O se responde como principal o se responde como
T. I, pp. 1020 y ss. (11) Cám. Civil y Com. Rosario, sala II, 22/03/1999, “Ha- maine du sport ...”, Recueil Dalloz, t. 1993, sec. Sommaires guardián, nunca se puede ser ambos, ya que la responsa-
(3) Cfr. Corte de Casación, 2ª Sala civ., 8/02/1989, en Gazet- llanib, Alberto J. A. y otros c. Grandinetti de Muraca, Ra- commentés, p. 336. bilidad del principal no es por el hecho de las cosas sino
te du Palais, t. 1990-1, sec. Somm. p. 9, con nota de F. CHABAS. quel y/u otros”, LLLitoral 2000, 644. (18) MOULY, J., “La garde en commun dans le domaine por el hecho ajeno —responsabilidad de los empleados—
(4) DAGORNE-LABBE, Yannick, “Absence de garde (12) MOULY, Jean, “La garde en commun dans le do- du sport ...”, cit, p. 336. mientras que la del guardián deriva del hecho de las cosas
collective d’un voilier qui a fait naufrage lors d’une régate”, maine du sport (participant à une partie de pétanque bles- (19) Corte de Apels. Afrique Équatoriale française, (Cám. Apels. Trelew, Sala A, 17/03/2010, “Prusso R., c/
Recueil Dalloz, t. 1991, sec. Jurisprudence, p. 367. sé par la boule d’un adversaire)”, Recueil Dalloz, t. 1993, 5/4/57, Juris Classeur 1957-II, 10339. Cooperativa”, en La Ley online, voto Dr. López Mesa).
(5) FABRE-MAGNAN, Muriel, “Droit des obliga- sec. Sommaires commentés, p. 336; (20) BRUN, Philippe, “Responsabilité civile extracon- (23) Cám. Apels. Trelew, Sala A, 19/4/2007, “Cabrera,
tions”, Edit. Thémis-PUF, París, 2008, tomo 2, p. 194, Nro. (13) Puede citarse como hito inicial de esta jurisprudencia tractuelle”, 3ª edic., p. 251, Nro. 381. Antonio F. y otra c/ Merino, Benjamín y otros s/ Daños y
79; en igual sentido, BUFFELAN-LANORE, Yvaine - LA- al precedente de la Corte de Casación francesa, 2ª Sala Civ., (21) Vid. BUGADA, Alexis, “Des paons sans-gêne... ou perjuicios”, en Eureka, voto Dr. Velázquez.
RRIBAU-TERNEYRE, Virginie, “Droit civil. Les obliga- del 20/11/1968, publicada en Bulletin civ. II, nº 277. Dicha ju- comment faire cesser une querelle de voisinage sans casser (24) LÓPEZ MESA, Marcelo, “Responsabilidad por ac-
tions”, 12ª edic., Edit. Sirey, París, 2010, p. 679, Nro. 1968. risprudencia se ha aplicado en diversos casos a los partici- d’oeufs?”, en Recueil Dalloz, 2001, sec. Jurisprudence, p. 3004. cidentes de tránsito”, Edit. La Ley, Buenos Aires, 2014, T.
(6) DAGORNE-LABBE, Yannick, “Absence de garde pantes de un deporte, por las cosas que utilizan, fundamen- (22) Este principio de que no se puede responder de un I, pp. 1020 y ss.
collective d’un voilier qui a fait naufrage lors d’une régate”, talmente los balones en los deportes que los emplean. mismo hecho por dos títulos distintos fue aplicado por no- (25) Cfr. JOURDAIN, Patrice, “Responsabilité du ma-
Recueil Dalloz, t. 1991, sec. Jurisprudence, p. 367. (14) Vid el caso y su análisis en DAGORNE-LABBE, sotros en un voto nuestro en una situación colindante con gasin en libre-service, gardien d’une bouteille qu’un client
(7) BRUN, Philippe, “Responsabilité civile extracon- Yannick, “Absence de garde collective d’un voilier ...”, la que aquí analizamos, en un caso en que el actor reclamó fait tomber”, Recueil Dalloz, t. 1997, sec. Sommaires com-
tractuelle”, 3ª edic., Edit. Litec - Lexis Nexis, París, 2014, p. 367; asimismo vid. RÈMOND-GOUILLOUD Martine, contra la Provincia demandada en su condición de dueña mentés, p. 29.
p. 252, Nro. 382. “L’absence de garde collective d’un voilier qui a fait nau- o guardiana de una cosa reputada riesgosa y a la par como (26) SCBA, 20/12/2006, “R., M. C. c. de la Canal, Hugo
(8) Vid. LÓPEZ MESA, M., “El guardián en la responsa- frage lors d’une régate et l’acceptation par l’équipage des principal de los empleados que la colocaron. Dijimos allí Ernesto y otros”, RCyS 2007-905.
Lunes 16 de junio de 2014 | 3

to, el cliente puede cambiar de idea y volver el locación de los pallets de materiales en la uña jurisprudencia. De manera tradicional, ella ha- Algo parecido ocurre aquí, aunque a veces
objeto a su lugar (27). de la autoelevadora y su elevación y extracción bía adoptado en efecto una concepción jurídica con notorios extremismos. Y así en un caso se
de la caja del camión marcan el hito de la trans- de la guarda considerando que esta prerroga- resolvió que si el locador de obra, cuando se dis-
Es un criterio curioso, porque con él los ferencia de la guarda de los materiales, del tiva era necesariamente ejercida por el propie- ponía a inspeccionar el techo que luego debía re-
clientes podrían no ser responsables de des- dueño del corralón al dueño de la obra y/o al tario de la cosa. Si una tal solución simplifica parar, pisa una chapa de fibra de vidrio que cede
truir o perjudicar mercaderías del dueño del contratista que éste contratara al efecto de la la designación del guardián, la dificultad se y provoca su caída y posterior muerte, resulta
negocio, entre que toman una y la pagan en descarga. Y si sobrevienen daños por el hecho presenta cuando el propietario es desposeído excesivo hacerle cargar de manera exclusiva
caja. Claramente es un criterio compatible con de las cosas, por caso, porque los materiales de contra su voluntad de la cosa, especialmente a con la responsabilidad por el hecho dañoso, pues
la ideología de la reparación que, según el caso, construcción colocados en la uña del autoele- consecuencia de un robo” (35). el fundamento de esta última postura radica en
puede ser correcto o no y que aparece un tanto vador se precipitasen, cayeran sobre un auto la guarda y control que debe tener sobre la cosa
abstracto e inasible, así formulado. estacionado, durante el traslado del camión a la Claramente el propietario desposeído sigue para cuya reparación se había contratado (38).
obra, causándole daños, los responsables —en siendo propietario, ¿pero sigue siendo guardián?
El problema de la “transferencia de la guar- tanto guardianes de tales materiales— serían En su caso ¿es equitativo que siga siendo res- La solución puede ser correcta o no depen-
da” sólo reviste interés cuando se debe determi- el dueño de la obra y/o el conductor de la pe- ponsable de cuanto hagan los ladrones con la diendo de los hechos del caso, pero da la impre-
nar si hay o no un guardián al que se desea res- queña grúa autoelevadora y no el dueño del cosa que le han quitado? Creemos rotunda- sión de que es discutible o imprecisa, en el me-
ponsabilizar por los daños, ya conjuntamente corralón de materiales, que ha transferido la mente que no. jor de los casos: si una persona está inspeccio-
o ya con exclusión del propietario (quien de to- guarda desde la descarga de la caja del camión, nando los trabajos a realizar en compañía del
dos modos siempre responde) (28) juntamente quedando desde entonces desvinculado de res- La transferencia de la guarda puede produ- dueño de la cosa, todavía no es conceptualmen-
con el guardián. ponsabilidad por el hecho de la cosa, al menos cirse de manera voluntaria o involuntaria. Se te locador de obra y, correlativamente, tam-
en cuanto a su carácter de guardián y en lo con- produce involuntariamente, cuando el propie- poco guardián de la cosa, lo que no quita que
Dentro del ámbito de la responsabilidad ob- cerniente al hecho riesgoso de ellas. tario de la cosa es privado de su uso contra su pueda responder por culpa suya, máxime si se
jetiva, el tema de la “transferencia de la guar- voluntad; en estos casos la transferencia se trata de un profesional de la construcción (39).
da” sólo tiene relevancia si se trata de respon- Ejemplos similares pueden surgir de cual- opera en detrimento del utilizador de la cosa.
sabilizar al “guardián”, mas no para exonerar quier contrato que establezca una obligación En todos los casos de desposesión involuntaria Suponiendo que no hubiera habido culpa, el
al “dueño”, ya que éste, por vía de principio, de dar cosas ciertas, esto es, de entregar de- (robo, abuso de confianza), el ladrón o el deten- guardián de la cosa seguiría siendo el dueño.
siempre responderá, haya habido o no trans- terminada mercadería. Según las modalidades tador irregular es el responsable del hecho de Pero si el locador de obra ya ha asumido como
ferencia de la guarda (29). Cabe aclarar igual- de la entrega pactada, será el momento en que la cosa (36). Y el propietario o guardián despo- tal, al celebrar el contrato y haber tomado la
mente que este principio lo entendemos aplica- se produzca la transferencia de la guarda de seído con fuerza, violencia o intimidación se guarda de la obra, inspeccionándola solo, el
ble solamente a la transferencia voluntaria de las cosas entregadas. libera de responsabilidad, por el uso posterior razonamiento de ese fallo es inadmisible (40),
la cosa, pues en lo que toca a la transferencia de la cosa, en manos de ladrones o terceros. con lo que se explicaría exclusivamente por la
forzosa o violenta, la desposesión, en principio, La jurisprudencia gala se ha mostrado muy adopción larvada de una solución de ideología
libera al desposeído de la responsabilidad pos- restrictiva y exigente para admitir la transfe- Ello así, salvo que el robo o el abuso de con- reparatoria. Como sea, así formulada, la solu-
terior a ella, por los daños que causara la cosa rencia de la guarda en perjuicio de personas fianza se hubieran hecho posibles, por la con- ción es —al menos— dudosa.
en manos de terceros. que se relacionan temporalmente con el uso de ducta gravemente culpable del desposeído,
una cosa (31). supuesto en el que no queda éste liberado de Es que, la locación de obra produce —por
En otro caso se decidió que la transferencia responsabilidad, por el hecho de la cosa en regla y normalmente— la transferencia de la
de la guarda de una cosa riesgosa como es el El principio es lineal y comprensible: hasta manos de los tenedores irregulares, salvo que cosa al locador de obra, ya que éste goza de
petróleo, efectuada a los fines del transporte que alguien adquiera efectivamente la guarda, demostrara que le fue imposible evitar el daño autonomía en el ejercicio de su métier y no está
de la sustancia, no exime de responsabilidad no se libera el guardián anterior (32). o que el detrimento se hubiera producido de sujeto a órdenes del comitente, sin que pueda
al dueño por los daños que ella provoque —en todos modos. Un ejemplo de estos supuestos excusar su responsabilidad en el cumplimiento
ese caso, el petróleo explotó mientras se realizaban Es más, tal criterio se completa con uno que sería el de la desposesión de una cosa —un au- de ellas, estando sometido, como está, a una
operaciones de descarga e incendió un buque y una enuncia Yannick Dagorne-Labbe: el propieta- tomóvil o un arma— en el marco de una crisis obligación de resultado (41).
oruga para carga y descarga—, pues el principal rio de una cosa no cesa de ser su guardián más social y política, con episodios de saqueo y su-
responde por los daños que causaren sus de- que si el tercero a quien se la ha confiado ha re- peración de las fuerzas policiales, como la que Excepcionalmente se ha decidido en algún
pendientes (30). cibido todas las posibilidades de prevenir por sufrió la Ciudad de Córdoba recientemente o fallo que si bien puede sostenerse que en el
sí mismo el perjuicio que ella puede causar (33). algunas ciudades del país como Rosario y el supuesto de haber transferido el propietario
Pensando un poco, pueden darse múltiples Ello es de toda lógica. Conurbano hace 25 años. la guarda de la cosa a otra persona se presu-
situaciones de transferencia de la guarda, in- mirá su culpa en esa transferencia, pero podrá
cluso en temáticas cotidianas que no se visuali- Sin llegar a tanto como el derecho francés, En la hipótesis de daño causado con la cosa, liberarse de responsabilidad probando que ha
zan claramente. Uno de estos ejemplos es el de también nuestro derecho muestra una mirada el guardián que ha transferido la guarda no res- transferido bien, es decir, que la ha transmitido
la descarga de materiales de construcción en restrictiva hacia la transferencia de la guarda, ponde en tanto demuestre la ausencia de culpa a una persona prudente y ha tomado las provi-
una obra: el dueño del corralón de materiales conforme veremos infra. de su parte, es decir, que ha efectuado esa trans- dencias necesarias para que no se causen da-
es guardián de tales materiales, si en el precio ferencia regular y efectiva a una persona com- ños, dando las instrucciones para su uso o ad-
pagado se ha incluido su descarga en obra y V. Las formas de transferencia de la guarda petente y responsable, a los efectos de la guarda. virtiendo sus peligros, en el caso el propietario
hasta que ésta se realice. Pero, si como muchas de la obra no obró de esta manera, puesto que
veces ocurre, lo pagado solamente involucra la Respecto de la transferencia de la guarda, Pero dicha transferencia de la guarda debe escogió para realizar el trabajo a una persona
puesta de los materiales sobre el camión, cuyo el maestro Le Tourneau ha expuesto que “... El ser real y efectiva, y estar presente quien se hace que no se hallaba habilitada para hacerlo, por
flete paga el dueño de la obra y contrata con propietario deja pues de ser responsable cuan- cargo de la cosa y advertido de sus eventuales lo que su responsabilidad es inexcusable (42).
un tercero, fletero o camionero, con la coloca- do la guarda ha sido transferida a alguien dife- vicios, pues de otro modo la transferencia de
ción de los materiales en la caja del camión se rente, sea involuntaria (por ejemplo un robo) o la guarda no es idónea para liberar de respon- Bien se ha declarado en un caso que si la re-
transfiere su guarda, siendo guardián de ellos, voluntariamente, aunque sea de manera tácita, sabilidad al propietario. De tal modo no existen paración del buque necesariamente requirió la
a partir de ese momento y hasta su descarga por ejemplo a un locatario (Corte de Casación, transferencias fictas de la guarda, sino que quien transferencia de su guarda (y de los elementos
el dueño del camión, sea por sí o a través de su 2ª Sala Civil, 12 de diciembre de 2002, Bull. civ. la recibe debe estar presente en el momento de que a la sazón se encontraban a bordo) a la con-
empleado, el conductor del rodado. II, Nº  288), a un transportador, a un mecáni- tomar la guarda, o hacerlo a través de represen- tratante encargada de la labor, que realizó la
co, a un empresario, a alguien que ayude al tantes suyos, instruidos al efecto o con faculta- tarea en su dique, con su personal y en virtud
Pero, la situación se puede complicar un propietario (Corte de Casación, 2ª Sala Civil, des suficientes para hacerse cargo de la cosa. del convenio por el cual se obligó a realizar ta-
poco más, ya que puede pasar que el corralón 10 de junio de 1998, Caries, JCP éd. G 1999, II, les arreglos, ésta no puede ser desligada de las
de materiales entregue en obra los materiales, 10042, nota de F. Mandin, con respecto a una Con esta exigencia de la transferencia efecti- consecuencias dañosas de un accidente que se
pero sin descarga, quedando la labor de descar- escala)” (34). va y en otros criterios la jurisprudencia gala se produjo con una cosa sobre la cual detentaba
ga a cargo del dueño de la obra, quien la puede muestra muy restrictiva y rigurosa para admi- la guarda material, jurídica e intelectual (43).
hacer a través de sus propios albañiles o de un Llegado este punto cabe recordar un agudo tir la transferencia de la guarda en cabeza de
tercero contratado al efecto, por ejemplo, con párrafo de la maestra Porchy: “la noción de personas que se relacionan temporariamente
una pequeña autoelevadora. En tal caso, la co- guarda ha sido objeto de una evolución de la con el uso de una cosa (37). continúa en la página 4

{ NOTAS }

(27) JOURDAIN, Patrice, “Responsabilité du magasin en d’une chose ne cesse d’en être le gardien que si le tiers à qui (39) Atinadamente se decidió en un caso que la deman- cual el dueño no puede ser responsabilizado objetivamente,
libre-service, gardien d’une bouteille qu’un client fait tomber”, il l’a confiée a reçu toute possibilité de prévenir lui-même dada no resulta responsable por los daños y perjuicios pa- máxime cuando es evidente que el daño se produjo exclu-
Recueil Dalloz, t. 1997, sec. Sommaires commentés, p. 29. le préjudice qu’elle peut causer”, en Recueil Dalloz, t. 1994, decidos por un obrero de la construcción contratado para el sivamente por la gravísima culpa del actor (Cám. 1a Civil y
(28) Cám. CC Mercedes, Sala II, 2/12/97, “Falasco e Hi- sec. Jurisprudence, p. 80. derrumbe de una losa, siendo que en los términos de un con- Com. Bahía Blanca, sala II, 22/09/2009, “Maidana, Daniel
jos S. A., Octavio c. Glucovil S.A. y otros”, LLBA, 1998-90. (34) LE TOURNEAU, Philippe, “La responsabilité civi- trato de obra, el propietario se desprendió transitoriamente Horacio c. Club Atlético Villa Mitre”“, en La Ley online, cla-
(29) Cám. CC Mercedes, Sala II, 2/12/97, “Falasco e Hi- le”, PUF, París, 2003, pp. 120/121. de la guarda de la cosa a favor de la víctima y si ésta, por su ve AR/JUR/58804/2009, voto Dr. Peralta Mariscal).
jos S. A., Octavio c. Glucovil S.A. y otros”, LLBA, 1998-90. (35) PORCHY-SIMON, Stéphanie, “Droit civil. Les obli- actividad era quien se encontraba en mejores condiciones de (41) Cfr. LÓPEZ MESA, Marcelo, “Responsabilidad
(30) Cám. Nac. Civil y Com. Fed., sala II, 14/05/2002, gations”, Edit. Dalloz, 5ª edic., París, 2008, p. 328, Nro. 686. comprender y prevenir los riesgos derivados de ella, no existe contractual y extracontractual en la construcción de
“La Gioconda S.R.L. c. Yacimientos Petrolíferos Fiscales (36) PORCHY-SIMON, Stéphanie, “Droit civil. Les obli- el presupuesto inicial para imputar responsabilidad al dueño obras““, en “Revista de Derecho de Daños”, Edit. Rubinzal
(YPF)”, RCyS 2003, 853. gations”, 5ª edic., p. 329, Nro. 692. (Cám. 1ª Civil y Com. Bahía Blanca, sala II, 22/09/2009, “Mai- y Culzoni, t. 2004-1I, pp. 209 y ss. Y fallo de la Excma. Sala
(31) Cfr. sent. Corte de Casación, 2ª Sala civ., (37) Cfr. sent. Corte de Casación, 2ª Sala civ., dana, Daniel Horacio c. Club Atlético Villa Mitre”, en la Ley A, de la Cám. Apels. Trelew, 05/03/2009, “Galarza, S. Ruth
10/02/1982, Juris Classeur Périod., t. 1983-II, nº 20069, 10/02/1982, Juris Classeur Périod., t. 1983, II, nº 20069, con online registro AR/JUR/58804/2009, voto Dr. Pilotti). c/ Rojas, P. I. s/ cumplimiento de contrato (sumario)”, en
con nota de A. COEURET. nota de A. COEURET. (40) Se ha dicho que es improcedente responsabilizar a La Ley online, voto Dr. López Mesa.
(32) Cfr. Corte de Casación, 2ª Sala civ., 8/02/1989, (38) Suprema Corte de Mendoza, sala I, 01/07/2013, la demandada por los daños y perjuicios padecidos por un (42) Cám. Civil y Com. Mercedes, sala I, 19/08/1995, “Fag-
en Gazzette du Palais, t. 1990-1, sec. Somm. p. 9, con “J.J.I.y.o. c. Titular Registral de la Bodega Viñas de Vila obrero de la construcción contratado para realizar el de- nani, María del Carmen c. Tannerco S. A.”, LLBA 1995, 1091.
nota de F. CHABAS. S.R.L. y ots.”, LLGran Cuyo 2013 (noviembre), 1096 y rrumbe de una losa, pues tratándose de un contrato de loca- (43) C. Nac. Trab., sala I, 18/06/1991, “Agosta, Jorge L. c.
(33) DAGORNE-LABBE, Yannick, “Le propriétaire RCyS 2014-IV, 163. ción de obra, se desplazó la guarda de la cosa riesgosa, por la Asydisa S. A. y otro “, DT, 1992-A, 1127.
4 | Lunes 16 de junio de 2014

viene de PÁGINA 3 cumentación necesaria para que el adquirente transcribirse: “En el caso del flete, deberá pri- no quiera o no pueda explotar por sí la unidad,
efectuara la correspondiente matriculación en meramente especificarse cuál es el objeto del una solución que se ha encontrado es el alqui-
el Registro de la Propiedad automotor (48). contrato, si éste es expreso y escrito o verbal, ler del vehículo a un chofer, el que le entrega al
Una transferencia de guarda que presenta qué cosas son las fletadas, si ha existido lími- dueño al cabo del día de trabajo una suma fija,
especiales connotaciones es la que analizare- Y en otro fallo se indicó también agudamente te alguno de responsabilidad, etc. o sea que variable según el vehículo de que se trate.
mos seguidamente. que la concesionaria de automotores codeman- del análisis de cada caso en particular debe
dada no tiene responsabilidad en el accidente extractarse la naturaleza misma del contrato El conductor que alquila la unidad sale a ha-
VI. La transferencia de la guarda sobre automo- que protagonizó el automóvil que había reci- y las relaciones jurídicas que a partir de él se cer su trabajo, sabiendo que para que el día le
tores bido como parte de pago de una operación co- crean” (54). rinda tiene que obtener el dinero del alquiler,
mercial, dado que al momento del siniestro la más el del suministro de gasoil o del gas que usa
Brillantemente ha afirmado Le Tourneau guarda del rodado estaba en cabeza de quien lo Agrega luego dicha autora que “el caso de los y el de algún gasto que surja y recién allí comien-
que “La transferencia no será de todas formas había comprado, siendo irrelevante que a dicho micros que el propietario fleta a una determina- za su ganancia. Es normal, en tal caso, que éste
reconocida, sino en la medida en que la trans- adquirente no se le haya dado toda la documen- da firma; que se encarga a su vez de organizar se muestre apurado en la conducción, tomando
misión de la guarda de la cosa haya sido efecti- tación del vehículo —en el caso, sólo se le dio la un determinado servicio de transporte por cuen- riesgos que otros choferes tal vez no tomarían,
va y que ella haya sido probada por el guardián cédula verde para poder transitar—, por adeudar ta de un tercero. Puede ocurrir aquí y es lo más porque debe hacer rendir el tiempo, para que le
precedente ... Una condición suplementaria es parte del precio (49). Recuérdese con esto a la usual que el micro llegue a manos de quien lo quede al fin del día una ganancia para sí.
exigida a propósito de la transferencia de la vista la idea de la facticidad primordial del con- requirió, bajo la conducción de un chofer que es
guarda de una cosa peligrosa por un profesio- cepto de guardián. dependiente del propietario del mismo. El ómni- Quienes utilizamos habitualmente taxis como
nal: dicha transferencia no tiene lugar sino en bus queda, entonces, con su conductor a dispo- medio de transporte comprobamos empírica-
la medida en que se establezca que el tercero En otro caso se resolvió que si el dueño de un sición de la empresa fletataria, quien ordenará mente que en las calles de la Capital Federal
ha recibido, correlativamente a la tenencia de automóvil lo entrega a una persona para que se efectúe el transporte, que a su vez ha contra- esta modalidad va en aumento y hoy un porcen-
la cosa, ‘toda posibilidad de prevenir él mismo lo disfrute temporariamente y ésta al utilizarlo tado con un tercero ajeno a la relación original. taje significativo de taxímetros circulan en esta
el perjuicio que puede causar’, es decir que él ocasiona perjuicios, ambos son responsables Surge aquí entonces el obvio interrogante: ¿se condición. Es más, muchos taxis son alquilados
ha sido informado por el profesional de los ries- en forma objetiva, indistinta y concurrente ha operado la transferencia de la guarda? Para por el —o la— titular de la licencia a un mismo
gos de la cosa y de la manera de evitarlos” (44). frente a los damnificados, salvo que el propie- algunos, indudablemente no, puesto que el due- inquilino durante meses o años (58). Que una
tario del vehículo demuestre que medió culpa ño de la cosa permanece dirigiéndola a través de Ordenanza municipal lo impida no parece haber
Hemos dicho con anterioridad que si bien de la víctima o de un tercero por el que no debe su dependiente, y siempre le asiste la posibilidad sido un freno a la modalidad, a la que se ha bus-
tiene un componente jurídico el concepto de responder, o que la cosa fue usada en contra de de ordenar el cese del servicio, por lo que ten- cado un atajo o subterfugio, para llevarla a cabo.
guarda, en general él posee en gran medida su voluntad (50). drá que responder ante el fletatario. Cualquier
un componente fáctico o material. No es una incumplimiento del conductor en sus obligacio- Y todavía más, existen flotas enteras de licen-
facticidad desnuda, sino revestida de algunos Una situación particular de transferencia nes o cualquier problema que surja entre él y ciatarias de taxis organizadas como empresas,
contenidos jurídicos. En suma, la pura factici- de guarda se da en el supuesto de entregarse el personal de la firma contratante, deberá ser que ponen los vehículos a trabajar con chofer,
dad es, de ordinario, insuficiente para configu- el auto a un pintor de automotores, chapista, decidido por el propietario del micro, que a su a las que se ha dado en llamar “mandatarias”.
rar una guarda, pero también es inviable una mecánico u otro experto automotor para que vez se encuentra en la necesaria posición de dar
guarda puramente jurídica, despojada de la lo repare, si éste lo utiliza en beneficio perso- explicaciones al fletatario en caso de que aquel La pregunta es ¿se produce la transferencia
materialidad de la posibilidad efectiva del con- nal suyo, como por ejemplo, llevar sus hijos al incumplimiento haya ocasionado una falla en de la guarda del taxi al conductor?
trol y dirección de la cosa (45). colegio, dar un paseo con su novia u otros me- el servicio... De esta forma existiendo relación
nesteres similares. de dependencia entre el chofer y el propietario Por nuestra parte consideramos que no se
Es decir que la transferencia de la guarda fletante, la cosa permanece bajo la vigilancia produce la transferencia de la guarda con el
tiene que ser fáctica, material, por sobre todo, En este marco se ha dicho que el tallerista y contralor de su titular. Si por el contrario, el alquiler del taxi a un chofer. No puede dejarse
pues si el nuevo guardián no tiene la posibi- es guardián cuando el propietario o poseedor micro se entrega para su conducción por parte pasar por alto un dato práctico de cierta gravi-
lidad material, física, de vigilar la cosa, no se entrega un vehículo o máquina para su repa- de personal de la firma fletataria, el contrato se tación: normalmente estos alquileres de taxis
libera el anterior guardián. Por el contrario, ración, y si aquél la emplea en su provecho asemejaría mucho más a la simple locación de se hacen informalmente y en forma precaria
cuando el nuevo guardián tiene tal posibilidad causando daños, la solución se encuentra en la cosas, con lo que se efectivizaría la transferencia en lo estrictamente jurídico, por una razón
efectiva, el anterior guardián puede liberarse interpretación del último párrafo del art.  1113 de la guarda y por tanto, de la responsabilidad muy simple, porque la Ordenanza capitalina
de responsabilidad. del Cód. Civil, esto es, determinar si la cosa ha ante un ilícito...” (55). veda el alquiler.
sido usada contra la voluntad expresa o pre-
Este principio fue receptado en un fallo na- sunta del dueño o guardián. La prueba de que La amplitud de las posibilidades en materia Por tal motivo no es raro que no existan
cional en que se resolvió que existe una efecti- el vehículo ha sido usado contra esa voluntad de microómnibus fletados torna imposible una constancias escritas del alquiler o que, si las
va transferencia de la guarda de la cosa, en los —expresa o presunta— incumbe al que pre- respuesta única, respecto de cuándo se trans- hay, ellas sean de un informalismo manifies-
términos exigidos por el art. 1113 del Cód. Civil, tende liberarse (51). fiere la guarda y cuándo no. Pueden sí darse to: el contrato carece de fecha cierta, no tie-
cuando el sujeto que recibe la cosa adquiere un pautas precisas para aplicar a los diversos ca- ne firma certificada o es un mero contrato de
poder autónomo de gobierno sobre ella, que le En cambio, si el pintor o mecánico utiliza el sos, según sus circunstancias. Una pauta es si librería. Por otra parte, si bien cada régimen
permite hacer valer sus prerrogativas de di- automóvil para probarlo, antes o después de re- el ómnibus se fleta con chofer dependiente del municipal es particular, en general, las orde-
rección, control y vigilancia (46). pararlo y no en su beneficio, no se produce trans- dueño del micro. En este caso existe una do- nanzas regulatorias del funcionamiento de ta-
ferencia de la guarda, por lo que la responsabili- ble fuente de responsabilidad del principal: su xis prohíben el alquiler de estos vehículos, es-
En línea con ello correctamente se decidió dad en tal caso sigue siendo sólo del dueño (52). condición de dueño de la cosa y de principal del tableciendo que el ejercicio del servicio público
allí que debía rechazarse la demanda por me- conductor, por lo que éste mantiene la guarda se realice por el propio dueño de la licencia o
dio de la cual el actor procuraba responsabili- Otro supuesto especial de transferencia de de la cosa bajo su dominio (56). empleados suyos, siendo la licencia personal e
zar a una gomería por los daños que sufrió al la guarda se da en el caso de venta del vehículo intransferible (59).
intentar por su cuenta reparar los neumáticos a través de una subasta judicial. Sobre el par- Si en cambio el micro no fuese guiado por
del camión que había llevado para componer, ticular se ha juzgado que no resulta razonable un empleado del dueño de la cosa, ya no sería Ello es de toda lógica, como que el de taxis
pues no hubo una efectiva transferencia de la ni justo mantener la responsabilidad del dueño un supuesto de fletamiento, sino de locación de es un servicio público y no podría habilitarse
guarda del automotor a la demandada, siendo de la cosa, cuando está desligado por medio de cosa, que produce la transferencia de la guar- un “servicio público al portador” o concedido a
insuficiente el solo hecho de haber ingresado el un remate judicial de la posesión y por consi- da en el momento de la entrega de la cosa. Pero persona indeterminada.
vehículo en la playa de la gomería (47). guiente del cuidado y la conservación perma- dada la multiplicidad de variantes que pueden
nente de ella y otro guardador tiene facultad existir en la práctica, fomentadas normalmen- Si en el Municipio donde se encuentra habi-
Cabe también mencionar que en un fallo para obrar sobre la misma con total indepen- te por la intención de saltar prohibiciones de litado el taxi que produjo el daño rigiera este
catamarqueño se resolvió atinadamente que dencia de acción o dirección. Ello, por cuanto las reglamentaciones del transporte de pasaje- tipo de Ordenanza —que es lo corriente—, no
resultaba indebido extender a la concesionaria ese acto jurídico de transmisión es coactivo y ros, pueden existir supuestos híbridos, que de- se produciría la transferencia de la guarda,
de automotores la responsabilidad derivada del excluye toda posibilidad de conferir a la volun- berán analizarse en cada caso en concreto (57). porque estaríamos frente a un acto prohibido
fallecimiento de la hija de los actores en un ac- tad del dueño de la cosa poder decisorio algu- por la ley  (60), lo que lo torna jurídicamente
cidente de tránsito protagonizado por un auto- no; se verifica prescindiendo de esa voluntad, y En cuanto a los automóviles de alquiler, la inexistente y como tal carente de efectos jurí-
móvil sin patentar, si quedó demostrado que no aun obviamente contra su voluntad (53). realidad de nuestros días demuestra que una dicos frente a terceros.
omitió el cumplimiento de ningún trámite ad- de las figuras que más en auge se encuentra en
ministrativo y sólo limitó su accionar a celebrar Otro caso interesante es el de los micros fle- las calles de Buenos Aires es el alquiler de ve- Resta analizar otro supuesto de interés: la
un contrato de compraventa, desprendiéndose tados y el de los autos de alquiler. Una autora hículos habilitados a conductores que no tienen situación de los vehículos pertenecientes a es-
de la posesión y guarda del automóvil 0 Km, que ha analizado específicamente el primer caso, licencia y no son empleados suyos. Suponga- cuelas de conducción, mientras está al volante
fue vendido al entregarlo juntamente con la do- haciendo importantes aportes que merecen mos que un propietario de una licencia de taxi un alumno de dicha escuela.

{ NOTAS }

(44) LE TOURNEAU, Ph., “La responsabilité civile”, (48) Corte de Justicia de Catamarca, 31/03/2010, “Zuni- (52) LÓPEZ MESA, M., “Responsabilidad por acciden- (56) LÓPEZ MESA, M., “Responsabilidad por acciden-
cit., p. 121. no, Jorge F. y o. c. Barros, Jorge Luis Del V. y O.”, LLNOA tes de automotores”, cit., p. 137. tes de automotores”, cit., p. 138.
(45) Vid. LÓPEZ MESA, Marcelo J., “El guardián en la res- 2010 (julio), pp. 549 y ss. (53) Cám. CC Córdoba, 7ª Nom., 30/11/92, “Lagger, Raúl (57) LÓPEZ MESA, “Responsabilidad por accidentes
ponsabilidad por el hecho de las cosas” (De yerros, malentendi- (49) Cám. Civil y Com. 1ª Nom. Santiago del Estero, D. c/ Peralta, César H. y otro”, LLC, 1993-279. de automotores”, cit., p. 138.
dos y simplificaciones excesivas acerca de los diversos incon- 22/05/2006, “Rodríguez de Suárez, Sara G. c. Marina, (54) PARADISO FABBRI, Gabriela, “El guardián de (58) LÓPEZ MESA, M., “Responsabilidad por acciden-
venientes y dubitaciones que la guarda plantea), La Ley, op. cit. Gustavo W. y otra”, LLNOA 2006 (octubre), 1091. un automotor y el artículo 1113 del Código Civil (Transfe- tes de automotores”, cit., p. 139.
(46) Cám. Civil y Com. Mercedes, sala I, 28/06/2005, (50) Cám. Fed. San Martín, 5/3/90, “Vita, Nicolás R. rencia de la guarda en el flete y el alquiler de autos con (59) LÓPEZ MESA, M., “Responsabilidad por acciden-
“Angrigiani, Fabio M. c. Neumáticos Navarro S.A.”, LLBA c/ Empresa Ferrocarriles Argentinos”, LA LEY, 1990-E, chofer)”, LA LEY, 1989-B, 840. tes de automotores”, cit., p. 139.
2005 (octubre), 1122. 453 y DJ 1991-1-512. (55) PARADISO FABBRI, G., “El guardián de un automo- (60) Cabe recordar que conforme el texto del art. 953
(47) Cám. Civil y Com. Mercedes, sala I, 28/06/2005, “Angri- (51) CNCiv., Sala C, 26/4/94, “Benítez, María c/ Núñez, tor y el artículo 1113 del Código Civil”, cit., LA LEY, 1989-B, C.C., los actos prohibidos por las leyes son absolutamente
giani c. Neumáticos Navarro S.A.”, LLBA 2005 (octubre), 1122. Rafael”, JA 1994-IV-506. 841. nulos, como si no tuvieran objeto.
Lunes 16 de junio de 2014 | 5

Adscribimos a la opinión de que mientras Las pautas dadas en este ejemplo pueden use sea un tercero. En estos casos, el dueño sigue Esa es otra cuestión: en caso de un automó-
un alumno de una escuela o academia de con- transpolarse a la responsabilidad de un ins- respondiendo por el uso que se haga de la cosa. vil ganancial del matrimonio, basta la autori-
ductores se halla al volante de un vehículo de la tructor o academia de vuelo de aviones, heli- zación de uso de uno de los cónyuges, incluso
misma academia, no se produce la transferen- cópteros, parapentes, planeadores, lanchas, En primer lugar, aunque parezca obvio, cabe tácita, para que ninguno de los dos cónyuges
cia de su guarda al alumno (61). etc. Si el novel aviador o inexperto navegante aclarar que el tercero por el cual el dueño de la puede alegar el uso de la cosa contra la volun-
conduce su vehículo acompañado de su ins- cosa riesgosa que causó el daño no debe respon- tad expresa o presunta del bien, salvo que hu-
Ello, por dos razones distintas: tructor, éste no transfiere la guarda de la cosa. der, es el tercero “extraño”, es decir, la persona biera éste tomado medidas concretas y efecti-
Es muy común en estas actividades que el ins- que utiliza la cosa contra la voluntad expresa o vas para evitarlo y, pese a ello, la cosa hubiera
a) normalmente tales vehículos están equipa- tructor permanezca al lado del alumno hasta presunta del propietario y carece de vínculo con sido utilizada igual.
dos con doble comando, es decir con el volante el final del curso. Es más, es común, que ya éste, quien resulta ajeno a su empleo (66).
y pedalera tradicional de cualquier vehículo en obtenida la licencia de piloto civil de aviones, En un voto de nuestra autoría hemos acla-
el sector delantero izquierdo y en el asiento del por ejemplo, en las primeras horas de vuelo del Como primera aproximación al concepto rado un poco la cuestión manifestando que en
acompañante, donde viaja el instructor mien- piloto, el instructor siga acompañándolo, aun- que menta, la expresión que utiliza, el in fine la expresión “voluntad expresa o presunta” la
tras el alumno pilotea, poseen ellos un doble co- que jugando un papel pasivo (62). del art. 1113, Cód. Civil, “uso contra la voluntad voz presunta no puede ser cambiada por “con-
mando, que como mínimo permite al instructor expresa o presunta” del dueño o guardián no jeturada”, como intenta el titular registral que
realizar maniobras de emergencia como frenar Ahora ¿qué ocurre cuando el flamante pilo- puede ser interpretada de un modo voluntaris- esgrime conjeturas e inferencias de volunta-
o girar para evitar una colisión; y to le alquila un avión al aeroclub local o a una ta, para cubrir con ella cualquier supuesto por des retenidas en su mente, las que no pueden
empresa privada para adquirir experiencia y vía de conjetura. tomarse por válidas aquí, so riesgo de generar
b) porque estando dichos autos dispuestos sumar horas de vuelo y pilota solo? enormes inseguridades en adelante, pues cual-
para el aprendizaje de noveles conductores que La oposición al uso de la cosa por otro de quier vendedor de un auto luego podría afirmar
circulan acompañados de su instructor, siguien- Creemos que, en tal caso, si el piloto está re- parte del guardián tiene que ser una oposición que, en realidad, no tenía intención de que fuera
do las órdenes de éste, es el mismo quien conti- glamentariamente habilitado para volar avio- seria, firme, no omisiva, no culposa, para libe- usado, lo que constituye todo un contrasentido,
núa siendo el guardián de la cosa, ya que el alum- nes, mientras vuele los aviones que está habili- rarlo de responsabilidad. Si el guardián es per- pues los autos están hechos para circular (67).
no o bien obedece sus instrucciones —en cuyo tado a volar y no otros de superiores exigencias, misivo con sus hijos, por ejemplo, posibilitando
caso es éste el guardián— o no quiere o no puede y si lo hace él solo, sin la tutoría de otro aviador que ellos usen su vehículo a vista y paciencia La eventual sanción del Proyecto de unifica-
hacerlo —supuesto en que debe ser desplazado más experimentado, se produce la transferencia suya, dejando sus llaves a mano, no estable- ción legislativa civil y comercial, al que el Senado
del lugar de conductor, tomando el control efec- de la guarda del avión al piloto que lo alquila (63). ciendo reglas claras en la familia, dejando ha- diera media sanción, no influirá en la cuestión,
tivo del vehículo el profesor de conducción—. cer, no puede luego de que un “nene de papá” ya que salvo alguna diferencia terminológica, el
Finalmente, respecto de otro supuesto, se mate —al conducir ebrio, saliendo de un boliche criterio del art. 1758, 1º párrafo in fine es idéntico
En cualquiera de estos dos casos, el automó- ha dicho que el conductor no es guardián por bailable a las seis de la mañana— a un humilde al que sigue el art. 1113 en materia de exonera-
vil de una escuela de conductores sigue bajo la el simple manejo del auto (64), por lo que no se trabajador que va a tomar labores, exonerarse ción de los legitimados pasivos. Y la expresión
guarda de su instructor. Ahora ¿qué pasaría si desplaza la guarda del propietario si se le cede de responsabilidad alegando graciosamente utilizada es exactamente igual en ambos: uso
como última lección de manejo, se le indicase el volante a un tercero (65). que la cosa —automóvil— ha sido usado con- contra la voluntad expresa o presunta. l
al alumno que diese una vuelta conduciendo el tra su voluntad presunta.
auto, sin compañía del instructor? VII. El uso contra la voluntad expresa o presunta
del guardián La voluntad —expresa o presunta— debe Cita on line: AR/DOC/1543/2014
En este caso, si el alumno ya había obtenido exteriorizarse con seriedad, sin bromas ni
su licencia de conducir y era el final del curso, Una cuestión de gran importancia es de- conjeturas, como se debe manifestar en otros
se produce la transferencia de la guarda del terminar además de cuándo se ha producido supuestos de declaración de voluntad, sólo que MAS INFORMACIÓN
vehículo a su conductor. En cambio, si se per- la transferencia de la guarda, a la vez, cuán- aquí es más factible de acompañarse de hechos
mitiese que quien no está habilitado reglamen- do la cosa ha sido utilizada contra la volun- o actos concluyentes, como la colocación de López Mesa, Marcelo J., “El guardián en la responsa-
tariamente para conducir vehículos, lo haga tad expresa o presunta del dueño o guardián. las llaves del vehículo en una gaveta cerrada bilidad por el hecho de las cosas”. La Ley, 14/05/2014, 1.
sin estar preparado tampoco para hacerlo, o bajo la mirada atenta del propietario, cuan- Compagnucci de Caso, Rubén H., “Caracterización
independientemente de quien detenta la guar- Es que podría darse —y de hecho se da frecuente- do éste tiene en su casa hijos tarambanas, que del ‘guardián’ (uno de los legitimados pasivos en la res-
dia, existiría una responsabilidad del instruc- mente— un supuesto de transferencia de la guar- no dudarían en usar el vehículo incluso contra ponsabilidad por el hecho de las cosas)”. RCyS, 2014-V,
tor y de la academia que permite que alguien da de un vehículo, pero sin uso contra la voluntad alguna indicación del padre o bajo la complici- 143.
maneje un vehículo suyo en estas condiciones. expresa o presunta de su dueño o sin que el que la dad de la madre.

{ NOTAS }

(61) LÓPEZ MESA, M., “Responsabilidad por acciden- sécurité des organisateurs de vols en parapente biplace““, ja”, LA LEY, 1991-C, 284. (67) Cám. Apels. Trelew, sala A, 5/7/2011, “Nagüelquin,
tes de automotores”, cit., p. 141. Recueil Dalloz, 1998, sec. Jurisprudence, p. 271. (65) SCBA, 29/11/00, “Angelelli, Luis Victorio c/ Guag- M. I. y otro c. Díaz Godoy, D. H. y otros s/Daños y Perjui-
(62) Cfr. LACABARATS, Alain, “L’obligation de sécu- (63) LÓPEZ MESA, M., “Responsabilidad por acciden- nano, Aldo y otros”, en Juba sum. B25558. cios”, La Ley online, voto Dr. López Mesa.
rité des organisateurs de vols en parapente biplace est une tes de automotores”, cit., p. 142. (66) Cám. Nac. Civil y Com. Fed., sala II, 14/05/2002,
obligation de résultat““, Recueil Dalloz 1999, sec. Sommai- (64) SILVESTRE, Norma O., “El uso de la cosa contra “La Gioconda S.R.L. c. Yacimientos Petrolíferos Fiscales
res commentés, p. 85 y BRUN, Philippe, “L’obligation de la voluntad del dueño o guardián y la responsabilidad refle- (YPF)”, RCyS, 2003, 853.

_Columna de OPINIÓN

Condicionamientos fiscales más de la ley 19.550 y sus modificaciones y nos in-


troducimos en el derecho tributario y el policial.
el listado de los países considerados coope-
radores a los fines de la transparencia fiscal.
reemplazarlos por células madres o declarándo-
los irregulares. Es que no corresponde discrimi-
de la inscripción nar a las sociedades constituidas en el extranjero
Ello, consecuencia de que entró en vigor la Con- Por su parte, la AFIP mediante la Resolución con motivo de su inscripción en el Registro Pú-
de sociedades constituidas vención sobre Asistencia Administrativa Mutua 3576/2013 resolvió que a partir del 01/01/2014 blico de Comercio en los términos de los artícu-
en Materia Fiscal impulsada por la Organización se publicaría el listado de los países incluyendo los 118 o 123 de la ley Nº 19.550, según su categori-
en el extranjero para la Cooperación y el Desarrollo Económicos aquellos que suscriban convenios con la Repúbli- zación como provenientes de países cooperado-
(OCDE) a la que adhirió la República Argentina. ca Argentina, siempre que se haga efectivo el in- res o no a los fines de la transparencia fiscal.
viene de tapa Permite que nuestro país pueda intercambiar in- tercambio de información (con o sin evaluación
formación con numerosas organizaciones y paí- positiva de efectivo cumplimiento de intercam- En su momento, el Dr. Julio C. Otaegui (2)
ses referida a la transparencia internacional. bio de información), así como los que hayan ini- manifestó que: “Es cuestionable que la IGJ
control de la delincuencia mediante el “lavado ciado el proceso de negociación o de ratificación aprecie con criterio restrictivo la inscripción
de dinero” para evitar impuestos y combatir Mediante aquellas normas se modificó la de un Convenio de Doble Imposición o Acuerdo de sociedades creadas en jurisdicciones de
el terrorismo; por un lado la AFIP y por otro reglamentación de la ley de impuesto a las ga- de Intercambio de Información, y del que se ex- baja o nula tributación, en tanto ... nada tiene
la Unidad Financiera (U.I.F.) y el grupo de Ac- nancias, estableciéndose que “toda referen- cluirán los que no satisfagan tales requisitos. que hacer la tributación del país de origen con
ción Financiera Internacional (G.A.F.I.). cia efectuada a ‘países de baja o nula tribu- la LSC art. 124; la política fiscal no es de incum-
tación’, deberá entenderse efectuada a paí- Eso es todo, ahora bien, analizando el siste- bencia de la IGJ; la conducta fiscal de las socie-
La reciente resolución general Nº 1/2014 mo- ses no considerados ‘cooperadores a los fines ma desde el punto de vista del derecho comer- dades constituidas en el exterior es ajena a la
dificó los artículos 192 y 248 de la famosa resolu- de la transparencia fiscal’ y estableció los cial y su necesidad de registrar y dar publicidad competencia que la ley 22.315 asigna a la IGJ”.
ción general IGJ Nº 7/05 referidos a las “socieda- supuestos en los cuales dichos países serán a los actos propios del tráfico mercantil, esa lu-
des extranjeras provenientes de jurisdicciones considerados “cooperadores a los fines de la cha contra la delincuencia debiera darse fuera Respecto de la calificación de sociedades
de baja o nula tributación o no colaboradoras en transparencia fiscal.” Se facultó a la AFIP a del Registro Público de Comercio. Afecta la vida constituidas en jurisdicciones no colaborado-
la lucha contra el lavado de dinero y el crimen (i) efectuar el análisis y la evaluación del cum- empresaria dañando los principios de su celeri- ras en la lucha contra el lavado de dinero o el
transnacional”, sólo a fin de adaptarlos a lo dis- plimiento, de los acuerdos de intercambio de dad y seguridad. Es como si el Registro Civil con- crimen internacional, el Dr. Otaegui también
puesto en el Decreto 589/2013 y la resolución información y de los convenios para evitar la trolara el ADN de cada recién nacido antes de consideró cuestionable dicha clasificación, en
AFIP 3576/2013. Es decir nos alejamos cada vez doble imposición internacional; y (ii) elaborar inscribirlo, para extirpar sus genes delictuales y tanto: “(i) la política penal no es de incumben-
cia de la IGJ; (ii) de mediar un delito, el funcio-
nario que lo conozca en ejercicio de sus funcio-
{ NOTAS } nes debe denunciarlo (CPPN art. 177 inc.1)”.

Especial para La Ley. Derechos reservados (Ley 11.723) (2) OTAEGUI, Julio C”., “De la sociedad constituida en (3) MANÓVIL, Rafael M. “Una lectura crítica de la re- Por su parte, otra autoridad académica, el
(1) ROCA, E.A. “Demasía Registral”. Sup. Especial el extranjero o sociedad externa”, LA LEY, 2006-F, 989, solución Inspección General de Justicia 2/2005”, LA LEY, Dr. Rafael Manóvil (3) se expidió acerca de la
Sociedad sobre Sociedades extranjeras. La Ley, 2003, Derecho Comercial. Sociedades. Doctrinas Esenciales 2005-B, 1090, Derecho Comercial. Sociedades. Doctrinas
pág. 65. Tomo IV, 305. Esenciales Tomo I, 669. continúa en la página 6
6 | Lunes 16 de junio de 2014

viene de PÁGINA 5 den ser y son relevantes a efectos tributarios, dica que una mera resolución administrativa Inspección General de Justicia. Nos permitimos
o para la prevención del lavado de dinero de disponga no inscribir a sociedades de una de un comentario más. Resulta paradójico que la re-
origen delictivo, pero no son categorías admi- esas clases, e inscribir con exigencias adicio- partición más opaca de la administración violan-
ilegalidad de ciertas diferenciaciones que la tidas en la ley societaria, y la IGJ no es el orga- nales y discriminatorias a las de las dos cate- do las mismas leyes que la constituyeron fuera,
resolución general Nº 2/05 realizaba respec- nismo competente para ocuparse de ese tipo gorías restantes”. precisamente, custodia de transparencia. l
to de las sociedades extranjeras, “... como las de problemática. Esté uno de acuerdo, o no,
relativas a las sociedades de países de baja o con la necesidad de un tratamiento especial o Compartimos las críticas transcriptas, las que
nula tributación, o como las de jurisdicciones diferenciado en alguna de esas tres situacio- se mantienen en su totalidad luego de la entrada Cita on line: AR/DOC/1697/2014
no colaboradoras .... Esas distinciones pue- nes, es contrario a la ley y a la pirámide jurí- en vigencia de la resolución general Nº 1/2014 de la

bibliografia
Título: Principios Generales binacional compuesto por el Dr. Juan Carlos son entonces abordadas con criterios multidis- del Estado y las Políticas Públicas” y la otra “Es-
y Políticas Públicas Cassagne (catedrático de la Universidad de Bue- ciplinarios por el reconocimiento de su comple- tado Social en Derecho Administrativo”. Cada
nos Aires), la Dra. Esther del Campo García jidad y bajo la premisa que resultan incomple- parte se compone de capítulos y éstos en total
Herramientas del Derecho (catedrática de la Universidad Complutense de tos los análisis sólo económicos o jurídicos, aun son cinco.
Administrativo para optimizar Madrid, España) y el Dr. Angel Sánchez Blanco cuando se admite que estos últimos resultan una
la satisfacción de necesidades (catedrático de la Universidad de Málaga, Espa- condición necesaria pero no suficiente para el El texto tiene permanentes aclaraciones me-
y universalizar los derechos ña); como Secretario de dicho jurado actuó el examen integral. Y en ese camino en forma ex- diante notas de pie de página que referencian
humanos en un estado eficaz. Dr. Dámaso F. J. V. Blanco presa se asevera en la misma Introducción ... El fuentes y dan sustento a lo aseverado. Esas no-
Derecho en un sentido objetivo brinda el necesario en- tas y la bibliografía utilizada exhiben un profun-
Autor: Alessandra Minnicelli Estos antecedentes sintetizan tanto la ca- cuadramiento o estructuración a un curso de acción do diseño de la prueba, lo que da absoluta cien-
Editorial: La Ley, Bs. As., 2013 lidad del trabajo, que exime de cualquier otro pública que de otro modo sería completamente libre, tificidad al discurso y descarta connotaciones
comentario, como la exposición de la temática por no decir eventualmente caótico o desenfrenado... adjetivas o meramente literarias. Hay una sin-
que se dirige al interesado en su contenido. gular coherencia explicativa y epistemológica,
Esta obra constituye la tesis doctoral de la De esta manera no se hace un análisis exegé- lo que implica el grado de compromiso de la au-
autora que presentara en la Universidad de Sa- Las “políticas públicas” son tratadas como tico de las “normas”, sino uno vinculado con la tora con sus interlocutores a quienes se dirige.
lamanca del Reino de España; su título descri- esencialmente instrumentales y en relación di- “realidad social” admitiéndose una dialéctica in-
be el corpus de lo que examina e investiga. recta con una escala axiológica y objetivos que teractiva entre ambas, lo que es advertido en la De esta manera se cubre un vacío doctrina-
determina sus funcionalidades; dentro de esos citada Introducción ... El quehacer político del Es- rio y se conforma una referencia obligada para
Fue realizada bajo la dirección de los Dres. fines se estiman como particularmente significa- tado y el encuadramiento en el derecho de la acción estudios posteriores del tema elegido.
Ricardo Rivero Ortega (catedrático de derecho tivos la erradicación de las desigualdades socia- pública resultan ejes de análisis de necesaria refe-
administrativo y decano de la Facultad de Dere- les y de los supuestos indeseables que llevan a la rencia en este trabajo de tesis, porque en definitiva Corresponde por último destacar la erudi-
cho de dicha Universidad de Salamanca), Bernar- marginalidad, a la falta de educación suficiente y las políticas públicas, vistas como exteriorización y ción y la profesionalidad que exhibe la obra en
do Kliksberg (economista, Asesor Principal del al hambre, con el explícito propósito de mejorar contenido de la acción estatal, cumplen una función comentario, lo que acrecienta el interés por la
Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo la calidad de vida de la población. Para ello deben primordial de satisfacción del bien común... misma a medida que se avanza en su análisis.
—PNUD— y Presidente de la Red Latinoameri- satisfacerse empíricamente los principios de “efi-
cana de Universidades por el Emprendedurismo cacia”, “eficiencia” y “efectividad”, lo que lleva al En consecuencia, también aparece nítida- Dejo así manifestada mi convicción de que el
Social) y Walter F. Carnota (catedrático de la planteo de la necesidad de indicadores preesta- mente definido el enfoque metodológico utiliza- lector se verá enriquecido y gratificado intelec-
Universidad de Buenos Aires). blecidos que midan y mensuren a los mismos. do, enfatizada su necesidad de manera explícita. tualmente con su lectura. l

A la tesis se le confirió la calificación de “so- Dichas políticas públicas se erigen como res- La investigación se expone en dos partes: la
bresaliente cum laude” por el jurado académico puestas a situaciones sociales problemáticas y primera de ellas se denominada “La evolución Luis A. Porcelli

jurisprudencia
Contrato de trabajo do con el paso del tiempo. La Cámara mo-
dificó la sentencia apelada, estableciendo
2. - Cuando un empleador asciende a un traba-
jador para realizar tareas superiores, se da
ral atravesó, sino que debe reconocerse el
derecho a un diferencial jerárquico míni-
el monto de condena. por supuesto, por ser condición implícita, el mo que debe ser cuantificado conforme a
Trabajador fuera de convenio. Recono- aumento salarial y, en virtud de lo previsto los principios de interpretación de buena
cimiento de una diferencia salarial respecto 1. - La existencia de cláusulas individuales en el art. 62 de la LCT, la ausencia de esti- fe, teniendo en cuenta todos los adiciona-
de los demás trabajadores. Cuantificación de contratación más favorables no ex- pulación en tal sentido importa el recono- les que el trabajador ha de percibir como
del diferencial jerárquico. cluye la aplicación supletoria de nor- cimiento de una diferenciación salarial en- consecuencia del cumplimiento normal del
mas convencionales o de la misma ley, tre el anterior puesto y el actual; y, en el caso débito laboral.
Véase en esta página, Nota a Fallo pues lo que excluye la actuación de la de existir subordinados, respecto de ellos.
norma convencional no es un acto de 117.850 — CNTrab., sala V, 04/02/2014. - J., E.
Hechos: El juez hizo lugar parcialmen- voluntad del empresario o trabajador, 3. - La colocación del trabajador como “fuera M. c. Galeno Argentina S.A. s/ despido.
te a la demanda cuyo objeto era el resar- sino la segmentación –en el mismo con- de convenio” importa para la empleadora
cimiento derivado del pago sólo parcial venio de trabajo– de su ámbito de ac- el reconocimiento de un diferencial sala-
de las obligaciones salariales que surgi- tuación, pues, los convenios colectivos rial respecto de los demás trabajadores, Cita on line: AR/JUR/6422/2014
rían de una disminución de la diferencia no crean obligaciones, sino normas pero ello no implica mantener la situación
jerárquica salarial entre la actora y sus coactivas con función imperativa y su- congelada más allá de las circunstancias [El fallo in extenso puede consultarse en Atención
subordinados, que se habría ido achatan- pletoria de orden público de protección. sociales y económicas que la relación labo- al Cliente, o en laleyonline.com.ar]

nota a fallo

Remuneración del personal “fuera de convenio”


SUMARIO: I. Introducción. Breve descripción del caso. — II. La buena fe contractual: los artículos 62 y 63 de la Ley de Contrato de Trabajo. — Cuestionó asimismo la demandada por la nor-
III. El tratamiento desigual y el principio de equidad. — IV. Comentario. ma que daría derecho al actor a reclamar dife-
rencias salariales, fundando ello en el principio
de que nadie está obligado a hacer lo que la ley no
Pablo Alfredo Devoto nución, con relación a sus subordinados, de la
diferencia jerárquica salarial que se habría ido
manda ni privado de hacer lo que ella no prohíbe.

achatando con el transcurso del tiempo. En tal sentido, la alzada basó sus funda-
I. Introducción. Breve descripción del caso Contra la sentencia de grado que hizo lugar mentos (modificando el monto de condena en
a la demanda llegaron los autos a la Cámara El primer agravio que planteó la demanda- favor del actor) en el primigenio concepto de
En el presente trabajo comentaré un fallo de apelando parcialmente las partes. da se fundó en la existencia de una norma que la buena fe contractual, en relación directa a
la Sala V de la Cámara Nacional de Apelacio- habilite el pago de diferencias salariales, sos- lo estipulado en los artículos 62 y 63 de la Ley
nes del Trabajo (Sentencia definitiva número La demanda tuvo por objeto resarcir el pago teniendo que la actora jamás dejó de percibir de Contrato de Trabajo, jugando el primero de
75939), en los autos “J.E.M. c. Galeno Argenti- parcial de las obligaciones salariales que, en aumentos y afirmando que la mayor responsa- ellos en cuanto a la máxima mediante la cual los
na S.A. s/despido”. opinión de la actora, surgirían de una dismi- bilidad del trabajador nunca existió. contratos obligan no sólo a lo que está formal-
Lunes 16 de junio de 2014 | 7

mente expresado en ellos, sino a todas las con- sino por negarse a pagar sin razón; y si lo que que resulta expresamente en los términos Por su parte, la Ley de Contrato de Tra-
secuencias que puedan considerarse que han se quería era evitar las consecuencias del dis- del contrato, sino a todos aquellos compor- bajo no establece una enumeración de reglas
sido comprendidos en ellos (integralidad de los tracto por falta de pago, podría haber pagado tamientos que sean consecuencia del mismo, que deben interpretar el contrato de traba-
contenidos del contrato); y el segundo como las diferencias bajo condición resolutoria para resulten de esta ley, de los estatutos profe- jo. Pero de diversas normas de la misma ley,
instrumento para evitar el abuso del derecho. el supuesto de que el diferendo, sometido a un sionales o convenciones colectivas de traba- de la jurisprudencia y de la doctrina, puede
fallo judicial, le diera la razón. jo, apreciados con criterios de colaboración enumerarse y sistematizarse una serie de
Agregó la sentencia de Cámara que cuando y solidaridad”. principios vinculados con este tema: a) la
un empleador asciende a un trabajador para II. La buena fe contractual: Los artículos 62 y 63 buena fe; b) la determinación de la común
realizar tareas superiores, la lógica es que esta de la Ley de Contrato de Trabajo Siguiendo a Etala (1), el artículo comenta- intención de las partes; c) la interpretación
nueva condición de labor trae aparejado un in- do reproduce sustancialmente el principio congruente de las cláusulas del contrato de
cremento remunerativo. II. 1. Como paso previo al análisis legal del que estaba incluido en el art. 1198 del Código trabajo; d) el principio de la conservación del
caso que nos ocupa, he de comentar que la Civil, antes de su reforma por la ley 17.711, y contrato (artículo 10, LCT); e) los usos y cos-
Ahora bien, si dicho ascenso laboral fuese problemática de la cuestión salarial del per- cuyo texto decía así: “Los contratos obligan tumbres que prevalecen en la interpretación
en el marco de un acuerdo en el sentido de sonal denominado comúnmente “fuera de no sólo a lo que está formalmente expresado (son fuente de derecho); f) aplicación de la
que las nuevas funciones no llevaran consigo convenio” (o jerarquizado) es de muy actual en ellos, sino a todas las consecuencias que interpretación más favorable al trabajador
un aumento salarial, siendo ello concluyente vigencia desde hace unos años a la actualidad, puedan considerarse que hubiesen sido vir- en caso de duda (artículo 9, LCT); g) preva-
en orden a la voluntad de las partes expresa- en el seno de la gran mayoría de las empresas tualmente comprendidas en ellos”. lencia de la actividad productiva y creadora
das con pleno discernimiento, intención y li- (tanto grandes como pymes). del hombre (artículo 4, LCT); h) el silencio
bertad, no habría ningún inconveniente para Así, el núcleo del contrato está constituido del empleador a una intimación, que consti-
que así se lleven adelante. Lo cierto y concreto es que, concordando por prestaciones básicas que están a cargo tuye una presunción en contra (artículo 57;
con el voto del Dr. Arias Gibert, durante los úl- de cada una de las partes: para el trabajador, LCT); y i) la voluntad de las partes, que debe
Pero si nada se dice al respecto, el silencio timos años (más específicamente desde 2003) prestar el trabajo; para el empleador, pagar interpretarse a través de sus actos posterio-
sobre la remuneración debe regirse en función la política laboral que impulsó el Estado se la remuneración. Junto a éstas existen pres- res, excluyendo el uso abusivo de los dere-
de lo ya expresado en el art.  62 de la L.C.T., puede considerar con algunos caracteres bá- taciones accesorias que completan el plexo chos que se configuran como un ilícito espe-
siendo que la ausencia de estipulación importa sicos: sustitución de importaciones, fomento de deberes de cumplimiento que correspon- cífico, con el cual se viola el orden jurídico.
el reconocimiento de una diferenciación sala- del empleo apuntando al pleno empleo, baja den a cada una de ellas.
rial entre el anterior puesto y aquel al que se del empleo no registrado, etc.; y dentro de Alimenti, (4) en el mismo sentido, sostiene
promovió al trabajador y, en el caso de existir este esquema, una característica notoria fue Pero al lado de los deberes de cumplimien- que es oportuno destacar que en el contra-
subordinados, respecto de ellos. la vuelta al sistema permanente de negocia- to, están los deberes de conducta que envuel- to de trabajo es ostensible que las partes se
ciones colectivas de trabajo. ven todo el comportamiento de las partes en encuentran en una posición mixta de concor-
Ahonda aún más el fallo de la Cámara, ha- ejecución del contrato de trabajo. dancia y contraposición, de intereses diver-
ciendo un análisis de la historia laboral re- Así las cosas y en esta nueva etapa, la política gentes y de ánimo de conciliación de esos in-
ciente ocurrida en el país, conceptuando que gubernamental apuntó a un rol activo del Esta- Puede esbozarse esta enumeración de los tereses. Esa necesidad de alcanzar una situa-
al momento de pactar el salario del actor, las do en función de fomentar el esquema de ne- deberes de conducta de las partes: a) deben ción estable de compromiso forzará en oca-
remuneraciones del personal de convenio se gociación de condiciones de trabajo, siendo la evitar todo abuso de derecho y cuidar de no siones la búsqueda de un equilibrio no pocas
encontraban deprimidas, como consecuencia más esencial la de pactar básicos de convenio frustrar los valores protegidos legalmente, veces esquivo. En ese orden, no debe dejarse
del desempleo crítico, a tal punto que quienes (en la mayoría de los casos en períodos anua- manteniendo recíproca lealtad; b) deben ac- de lado que la relación de trabajo cobra vida
querían celebrar nuevos convenios a la baja les) y privilegiando los consensos con acuerdos tuar con claridad, teniendo en mira la sub- en el marco de una organización productiva
eran los empleadores, estimulado por un Esta- que superaran la inflación de cada año. sistencia del vínculo —no su disolución—; a encaminada a la obtención de un fin —econó-
do que había tomado partido a favor de quie- tal efecto no debe guardarse silencio frente a mico o benéfico—, para cuya obtención todos
nes poseían el capital económico, todo ello bajo En este proceso, con creación permanente los reclamos de la otra parte y siempre debe deben cooperar y abstenerse de obstaculizar.
el argumento de mejorar la competitividad. de puestos de trabajo, los sindicatos —acom- acordarse la posibilidad de que se enmiende
pañados por la gestión gubernamental— lo- el error en que pueda haberse incurrido o II.3. Hemos ya hecho referencia que el prin-
Al producirse una recuperación del empleo a graron satisfacer sus demandas salariales, y se remedie el daño causado; c) cada una de cipio establecido en el artículo 62 de la L.C.T.
través de políticas activas del empleo y de rein- las negociaciones pasaron a ser “ofensivas” las partes debe tratar que la otra obtenga un juega juntamente con el de buena fe, y que
dustrialización, de sustitución de importaciones (fueron los sindicatos quienes presionaron resultado útil de su prestación; d) cualquier este último debe entenderse como buena fe
y de fomento de empleo, los conflictos colectivos fuertemente), en contraposición con las de ad- ejercicio caprichoso o negligente del derecho calificada, puesto que las partes, además de
dejaron de ser defensivos para transformarse ministraciones anteriores (defensivas). es irregular o antifuncional; e) la conducta ajustar sus conductas a las reglas propias
en ofensivos, aumentando de tal manera con- exigida tiene que ser coherente con la actua- de todo acto jurídico, deben comportarse de
siderablemente los salarios para el personal de Ahora bien, ¿cómo y de qué forma estas nue- ción en una comunidad organizada para la acuerdo con los principios de colaboración y
base, lo cual produjo un achatamiento de las di- vas políticas laborales salariales impactaron obtención de una finalidad común (la produc- solidaridad.
ferencias salariales entre el salario de convenio en el interior de las empresas? ción de bienes o la prestación de servicios) y,
y los de los trabajadores fuera de convenio. por lo tanto, queda excluida toda actividad La principal exigencia de comportamiento
Con relación al tema salarial podemos dar que tienda a frustrar la vida en dicha comu- legal de buena fe se encuentra en el artículo
Ello constituyó la explicación económica con- como una primera respuesta que en las empre- nidad o la obtención de sus fines propios, y f) 63 de la L.C.T., que expresa: “Las partes están
creta de las causas constatadas de la reducción sas (en la gran mayoría de los casos) el “costo” de el empleador debe excluir toda actividad que obligadas a obrar de buena fe, ajustando su
de la brecha salarial, lo que impidió conside- esas nuevas negociaciones paritarias lo afrontó tienda a perjudicar la persona del dependien- conducta a lo que es propio de un buen emplea-
rarlo un supuesto de trato desigual sin razones el personal fuera de convenio. Es decir, las em- te y alterar fundamentalmente su condición dor y de un buen trabajador, tanto al celebrar,
objetivas frente a los aumentos concedidos a presas, apuntando a mantener su rentabilidad y laboral. ejecutar o extinguir el contrato de trabajo”.
la gran mayoría de la población en relación de sus presupuestos, al acordar aumentos salariales
dependencia laboral. con el personal dentro de convenio por encima Por su parte, Fernández Madrid (2) sostie- Así, la Ley de Contrato de Trabajo, siguien-
de la inflación, lo hicieron por debajo de la infla- ne que la relación laboral supone un vínculo do la línea trazada por la reforma al Código
Descartada entonces la hipótesis de un dere- ción con el personal jerarquizado (recordemos de derecho (vínculo jurídico o relación obli- Civil (art. 1198, reformada por la ley 17.711), in-
cho al sostenimiento de la brecha, y conforme que este personal —salvo algunas excepciones— gatoria) que crea deberes de crédito y débito corpora de manera expresa el principio de la
al criterio de la Cámara, se reconoció al actor no está amparado por la defensa de sindicatos). para las partes, relaciones recíprocas y mu- “buena fe”, como pauta rectora de la conduc-
el derecho a un diferencial jerárquico mínimo tuas, que van acompañadas de deberes de ta de los trabajadores y de los empleadores
(condición implícita del contrato) cuantificán- Las empresas con este segmento de personal conducta, también recíprocos. Y estas obli- en la celebración, ejecución y extinción del
dolo en un 10% respecto del máximo salario de (fuera de convenio) aplicaron en forma concre- gaciones que derivan del contrato, de la ley, contrato o de la relación de trabajo.
los trabajadores comprendidos en el convenio ta las disposiciones que le permiten los poderes del convenio colectivo, de los reglamentos de
colectivo de trabajo, teniendo en cuenta las di- de dirección y organización conferidos por la empresa o de los usos y costumbres, están A su vez, como consecuencia, les exige a
ferencias de categorías existentes. Ley de Contrato de Trabajo (arts.  64 y 65) y particularmente modalizadas por los deberes las partes que adecuen sus conductas a “ti-
dispusieron conforme a sus criterios los incre- de colaboración y solidaridad y por el princi- pos sociales” medios, que denomina “buen
Por último, y en cuanto al segundo agravio mentos salariales para dicho personal. pio de la buena fe, a la cual se deben ajustar empleador” y “buen trabajador”, así como en
de la accionada, el mismo versa sobre el dere- las conductas de las partes. el derecho civil se habla del “buen padre de
cho del actor a considerarse en situación de II. 2. De esto se trata el caso que nos ocupa, familia” o en el derecho comercial del “buen
despido indirecto, ya que la demandada sostu- siendo que para la solución de los presentes Como señala Liveralla (3), dentro de este hombre de negocios”.
vo que al negarse a pagar, admitir la existencia autos, y a mi criterio con un adecuado criterio, complejo de obligaciones recíprocas, cabe
de injuria conculca su derecho constitucional el fallo de Cámara se fundó en lo que disponen distinguir las que se refieren a la ejecución De tal modo, se arranca del principio gene-
de defensa en juicio. los arts. 62 y 63 del referido cuerpo normativo. del acuerdo, llamadas de cumplimiento (po- ral y abstracto de la buena fe que brinda di-
ner la capacidad de trabajo a disposición rectivas generales, como las relativas a todo
Opinó la Cámara que el planteo es inadmisi- *El art.  62 RCT reza: “Las partes están de la otra parte, recibirla, abonar el salario, acto que lleve la intención de perjudicar al
ble, pues no ha sido condenada por defenderse obligadas, activa y pasivamente, no sólo a lo etc.); de las de conducta o éticas, que se refie- otro contratante o implique, de algún modo,
ren al modo o forma de hacerlo y se traducen el ejercicio antifuncional de los derechos y
en determinados imperativos de orden moral deberes conferidos a las partes (art. 68 de la
{ NOTAS } (abstenerse recíprocamente de actuaciones LCT y 1071 del Código Civil), y se corporizan
contrarias a la buena fe y a la equidad, la mu- dichas directivas, en el caso dado, de acuerdo
Especial para La Ley. Derechos reservados (Ley 11.723) de Contrato de Trabajo comentada”, Tomo II, Ediciones tua tolerancia, no agravar la situación de la a sus particulares circunstancias, emitiéndo-
(1) ETALA, Carlos Alberto, “Contrato de Trabajo”, Edi- La Ley, Buenos Aires, 2007. otra parte, tanto en lo biológico, como en lo se —en definitiva— un juicio concreto, empí-
ciones Astrea, Buenos Aires, 1998. (4) ALIMENTI, Jorgelina Fulvia, “Ley de Contrato psicológico y económico, dar los avisos opor- rico, adecuado a los usos profesionales, labo-
(2) FERNÁNDEZ MADRID, Juan Carlos, “Ley de Con- de Trabajo, comentada y concordada”, Director Anto- tunos para evitar daños, prestar colabora- rales y comerciales, pues todo derecho debe
trato de Trabajo, comentada y anotada”, Ediciones La Ley, nio Vázquez Vialard y Coordinador Raúl Ojeda, Tomo I, ción y hasta servicios extraordinarios en las
Buenos Aires, 2009. Rubinzal - Culzoni Editores, Buenos Aires, 2005. emergencias que se planteen, etc.) a los que
(3) Carlos Liveralla, en RODRÍGUEZ MANCINI, “Ley están comprometidas ambas partes. continúa en la página 8
8 | Lunes 16 de junio de 2014

viene de PÁGINA 7 actor y sus subordinados se “acható” de forma Staforini (12) refirió sobre la supremacía de formado por un núcleo duro consistente en
notoria, siendo que lo que se analizó en el caso la equidad en la labor de los jueces del traba- el trabajo y el salario comprometido, cuyas
ser ejercido con precauciones ordinarias, sin es si el actor tendría algún derecho a mantener jo, pues, al ser más sensibles a las considera- modalidades están condicionadas por nor-
abuso y sin exceder los puntos límites como incólume la brecha salarial respecto del colec- ciones de equidad que los jueces de la justicia mas imperativas (leyes, decretos, convenios
la prudencia de la que habla el art.  902 del tivo de los trabajadores subordinados. común, deben indagar el espíritu que anima colectivos) que limitan la libertad de la vo-
Código Civil. a la norma jurídica, conduciendo a una apli- luntad de los celebrantes, que deben consi-
Tal cual afirma Ackerman (8), el tema del cación menos rígida y más humana de la ley. derar las disposiciones respectivas como el
Krotoschin (5) señala que en el contrato de tratamiento desigual se emparenta con el prin- piso contractual. Pero el contrato no agota
trabajo, la ejecución de la buena fe coincide con cipio de equidad, y esto conduce al tema de que En un sentido coincidente la Corte Supre- su contenido obligacional con las prestacio-
la finalidad de la ley, máxime que ésta no sólo los casos desiguales deben tener un trato des- ma de Justicia de la Nación ha afirmado rei- nes de carácter patrimonial, pues a la par
contiene reglas precisas de ejecución, sino que igual o diferencial y la norma debe ser adapta- teradamente a la equidad como criterio para del trabajo y del salario y como derivadas
es expresión manifiesta de una política jurídi- da por el operador jurídico a la realidad y a las la aplicación e interpretación de las normas, del hecho del trabajo se originan conductas,
ca destinada a orientar las relaciones contrac- singularidades de cada supuesto. definiendo que “hacer justicia no importa poderes y deberes que deben ser asumidos o
tuales entre trabajadores y empleadores hacia otra cosa que la recta determinación de lo acatados por las partes del contrato, según
determinadas pautas, que están dadas por Es lo que Perelman (9) sistematizó en sus justo in concreto” (Fallos, 308:1978; 302:1611). los casos.
la colaboración y la solidaridad. No actúa de fórmulas: “A cada uno según su mérito” y/o
buena fe, ni es un buen empleador ni un buen “a cada uno según su contribución”, “a cada IV. Comentario Al respecto, y tal como hemos menciona-
trabajador, quien desconoce estos principios, uno según su capacidad”, “a cada uno según su do, la posibilidad del empleador de definir
los que exigen un especial cuidado y previsión rango o condición”. Trata el caso en análisis sobre el fallo de la las remuneraciones del actor (personal fue-
en el ejercicio de los propios derechos como, Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones ra de convenio) si bien está dentro de sus
asimismo, en el cumplimiento de los deberes. Esto nos sitúa en la cuestión relacionada con del Trabajo, que resolvió a favor del trabaja- atribuciones en función de ostentar el poder
la existencia de estratos de iguales, es decir, los dor una demanda basada en el reconocimien- de organización y dirección empresarias
Tal como refiere Etala (6), este principio grupos de quienes están en idéntica condición, to a la percepción de un diferencial remune- (artículos 64 y 65 de la L.C.T.), las mismas
debe ser tenido en cuenta para la aplicación de que se diferencian de otros, caracterizados por rativo jerárquico mínimo, cuantificándolo en habrán de aplicarse con el concebido prin-
todos los derechos y obligaciones que las par- otras particularidades que los convierten, en un 10% respecto del máximo salario de los cipio de equidad, contempladas asimismo
tes adquieren como consecuencia del contrato cada conjunto, en iguales entres sí. trabajadores comprendidos en el convenio dentro del omnicomprensivo concepto de
de trabajo, dado que el mencionado artículo se- colectivo de trabajo, teniendo en cuenta las buena fe.
ñala que el obrar de buena fe debe existir “tan- De tal forma, con relación al principio de diferencias de categorías existentes.
to al celebrar, ejecutar o extinguir el contrato o igualdad y justamente al tratar cuestiones de Así, el empresario debe ejercer las faculta-
la relación de trabajo”; concretándose particu- discriminación, tiene dicho nuestro más Alto En tal sentido, el origen del reclamo nació des de dirección que se le confieren de modo
larmente este concepto en el hecho de mante- Tribunal, como intérprete último de nuestra en la decisión del empleador de producir el funcional, lo que implica la exclusión de su
ner recíproca lealtad y en el caso particular del Constitución Nacional, que por igualdad debe achatamiento de la brecha salarial entre el voluntad arbitraria y la justificación de sus
empleador de excluir toda actividad que tienda entenderse “igualdad entre los iguales” (10). actor (catalogado como fuera de convenio) actos en los fines de la empresa. Su actuación
a perjudicar la persona del dependiente. y sus trabajadores subordinados, todos ellos está condicionada por la consideración que
Por ello, y en el caso concreto que nos ocupa amparados dentro de las prescripciones del merece el trabajador como persona humana
Por su parte, Ruprecht (7) manifiesta que la (el actor considerado como personal “fuera de convenio colectivo de trabajo de la especia- y por lo que debe acordarse al trabajo como
buena fe es una de las expresiones de la colabo- convenio”), cuando la norma se refiere a iden- lidad. “actividad productiva y creadora del hom-
ración que establece el art. 62 de la LCT. Ella se tidad de situaciones, se está refiriendo al con- bre” (artículo 4 de la L.C.T.)
exige tanto al empresario como al trabajador, cepto de igual de los iguales. Habiéndose comprobado que el actor reali-
para todos los aspectos del contrato y su cum- zaba tareas superiores a las contempladas en En definitiva, el poder de organización
plimiento, de manera tal que el juez al tener que Todo esto se relaciona en forma directa y el referido convenio colectivo, el voto del Dr. y dirección de la empresa está concebido
resolver sobre una cuestión planteada entre las palmaria con el principio de la equidad, indi- Arias Giribert es ejemplificador en el sentido en beneficio del interés colectivo de la em-
partes del contrato, debe tomar en considera- soluble dentro del ámbito de las relaciones de resolver la cuestión apelando al primige- presa (como organización), no en interés
ción —y muy especialmente— la buena o mala laborales y un vector imprescindible para defi- nio concepto de buena fe laboral contractual. personal del empresario (fin de lucro), lo
fe con que hayan procedido cada una de ellas. nir cuestiones como las del caso en análisis que cual excluye la admisibilidad de un uso me-
nos ocupa. Así, en dicho voto hace referencia a la de- ramente caprichoso o arbitrario de dichos
III. El tratamiento desigual y el principio de equi- finición que realiza Betti, conceptuándola poderes.
dad Tal cual afirma Rubio (11), en el ámbito del como aquella que consiste en una actitud de
Derecho del Trabajo (y las relaciones labora- activa cooperación en interés ajeno, en una Armonizando de tal forma el contenido del
Ahora bien, hemos dicho ya, al bosquejar les) existe una norma que consagra expresa- actitud de fidelidad al vínculo, por el cual una Tribunal de Alzada junto con la normativa
sintéticamente de qué se trata el caso en estu- mente como principio especial a “la equidad”, de las partes está pronta a satisfacer la ex- referida a los principios de buena fe y equi-
dio, que el fallo de Cámara es claro y contun- en tanto medio apto al que debe recurrirse pectativa de prestación de la contraparte, en dad, es que comparto la sentencia de la Sala
dente al conceptuar que no existió tratamiento para aplicar e interpretar el Derecho y cubrir una actitud de cooperación que es debida por V de la Cámara Nacional de Apelaciones del
desigual hacia el actor, en tanto y en cuanto las lagunas legales, así como en los casos civi- cada parte a la otra. Trabajo. l
por las circunstancias históricas, sociales y la- les lo hace el artículo 16 del Código Civil que se
borales del tiempo, y más específicamente por refiere en forma expresa al “espíritu de la ley” En el mismo orden, Fernández Madrid (13) Cita on line: AR/DOC/1593/2014
su explicación económica, la brecha entre el como norma aplicable. asiente que en suma el contrato laboral está

{ NOTAS }

(5) KROTOSCHIN, Ernesto, “Acotaciones sobre el abu- (7) RUPRECHT, Alfredo, “Contrato de trabajo, em- (9) PERELMAN, Chaim, “De la justicia”, Gedisa, Ma- Rubinzal - Culzoni Editores, Buenos Aires, 2004.
so del derecho en material laboral (con referencia especial pleo y desocupación”, Ediciones Zavalía, Buenos Aires, drid, 1945. (12) STAFORINI, Eduardo, “Derecho Procesal Social”,
a la Ley de Contrato de Trabajo)”, LT XXII. 1992. (10) Esta aparece consolidado en la doctrina del Alto Tipofráfica Editora Argentina, Buenos Aires, 1955.
(6) ETALA, Carlos, “Interpretación y aplicación de (8) ACKERMAN, Mario, “Tratado de Derecho del Tra- Tribunal y, así como en Fallos: 126:106; 180:149; 310:381 y (13) FERNÁNDEZ MADRID, Juan Carlos, “Tratado
las normas laborales”, Ediciones Astrea, Buenos Aires, bajo”, Tomo I, Teoría General del Derecho del Trabajo, Ru- 304:390. práctico de derecho del trabajo”, Tomo II, Ed. La Ley, Bue-
2004. binzal - Culzoni Editores, Buenos Aires, 2005. (11) RUBIO, Valentín, “Derecho individual del trabajo”, nos Aires, 2007.

Patria potestad 1. - Un proceso psicoterapéutico de revincula-


ción entre un menor y su padre debe llevar-
permiten concluir que no se encuentra
en condiciones de representar y defender
I, 447, AR/JUR/64441/2010, sostuvo que a los efectos
de atender primordialmente al interés del niño y con el
se a cabo, pues no existen razones objeti- adecuadamente los intereses de su hijo, objeto de que las menores implicadas en la causa —ten-
Proceso de revinculación paterno-filial. Pa- vas y válidas que justifiquen la ausencia de máxime que resultaría una grave anoma- diente a obtener el cese del régimen de contacto que
dre denunciado por abuso sexual de su hijo. contacto entre ellos, dado que las pericias lía que ambos sean defendidos por un mis- mantienen con su padre— sean escuchadas con todas
Absolución en sede penal. Designación de psiquiátricas y psicológicas realizadas no mo letrado. [1] las garantías a fin de que puedan hacer efectivos sus
un abogado del niño. arrojan la existencia de alguna patología o derechos, corresponde hacer lugar a la medida sugerida
impedimento para que la comunicación se 117.851 — SC Mendoza, sala I, 08/04/2014. - por el Defensor Oficial ante la Corte Suprema y solicitar
Véase en página 10, Nota a Fallo intente, y el supuesto abuso sexual por el DYNAF s/ solicita medida conexa s/ inc. al juez de la causa que proceda a designarles un letrado
cual fue imputado el progenitor no ha sido especializado en la materia para que las patrocine.
Hechos: Una mujer denunció que el padre de probado en modo alguno, por lo que fue ab-
su hijo había abusado sexualmente de él. El suelto en sede penal. Cita on line: AR/JUR/7091/2014
juez dispuso una prohibición de acercamiento
y, posteriormente, la Cámara estableció un 2. - Debe designarse un abogado que defien- COSTAS
régimen de visitas. La progenitora interpuso da exclusivamente los derechos de un me- CONTEXTO DEL FALLO
recurso de inconstitucionalidad contra dicha nor, particularmente en lo que se refiere A la recurrente vencida.
resolución. La Suprema Corte de Justicia de al contacto con su padre, pues la animo- Jurisprudencia vinculada: [1] La Corte Supre-
Mendoza lo rechazó, ordenando la fijación de sidad de su madre con este último y las ma de Justicia de la Nación en “G., M. S. c. J. V., L.”,
un proceso psicoterapéutico de revinculación dificultades que presenta para ejercer 26/10/2010, LA LEY 2010-F, 423; DJ 23/02/2011, [El fallo in extenso puede consultarse en Aten-
y la designación de un abogado del niño. las funciones inherentes al rol maternal 27; LA LEY, 2011-A, 215; DJ, 06/07/2011, 13; JA 2011- ción al Cliente, o en laleyonline.com.ar]
Lunes 16 de junio de 2014 | 9
10 | Lunes 16 de junio de 2014

nota a fallo

El derecho a la coparentalidad
Una sentencia con alto impacto en el derecho familiar
SUMARIO: I. Introducción. — II. El caso. — III. Los límites al ejercicio de la responsabilidad parental. El derecho a la coparentalidad. — IV. Los jue- En consecuencia dispone las siguientes me-
ces como partícipes activos de la protección de los derechos de la infancia. — V. Conclusiones. didas:

(a) La necesaria intervención de la multidisci-


Mariel F. Molina de Juan reconoce el derecho de todo niño a alcanzar
un “pleno y armonioso desarrollo de su per-
plina

sonalidad en el marco de un contexto fami- La Corte es consciente que la sentencia, por


I. Introducción (exámenes psiquiátricos y psicológicos a los liar donde participen activamente sus dos sí sola, no puede transformar una realidad con-
progenitores, examen psicofísico del niño, au- progenitores en un ambiente de felicidad, solidada por el paso del tiempo, anclada en las
El 8 de abril del 2014, la Suprema Corte de diencias con el niño y los progenitores). Ante amor y comprensión”. A su vez el artículo 7º nefastas influencias de la progenitora y abue-
Justicia de Mendoza dictó una sentencia que las dificultades en el mecanismo de comunica- subraya el derecho del niño, “en la medida la materna. En el afán de refundar el vínculo
precisa algunos límites en el ejercicio de la res- ción establecido, en marzo del año 2012 dispu- de lo posible, a conocer a sus padres y a ser paterno-filial —cuestión que excede las posibi-
ponsabilidad parental. Advierte que no está so la suspensión del régimen fijado. cuidado por ellos”. El artículo 9º en su pri- lidades del orden jurídico— recurre al auxilio
dispuesta a tolerar que los odios y venganzas mer inciso dispone que “Los Estados parte interdisciplinario, e impone la obligación de
entre los progenitores irroguen mayores da- La sentencia rechazó el recurso de incons- velarán porque el niño no sea separado de realizar y acreditar terapia a los progenitores.
ños a los niños, al tiempo que manifiesta su titucionalidad y dispuso la reanudación del sus padres contra la voluntad de éstos, ex-
profunda preocupación por la eficacia de los régimen de comunicación entre el progenitor cepto cuando, a reserva de revisión judicial, Pero el mandato no concluye en la orienta-
derechos de la infancia. y su hijo. Los argumentos centrales partieron las autoridades competentes determinen de ción psicológica de los adultos, sino que ne-
del interés superior del niño como regla recto- conformidad con la ley y los procedimientos cesariamente exige que el niño sea parte del
Con lamentable frecuencia los hijos quedan ra para el análisis y resolución de la causa, y aplicables que tal separación es necesaria en abordaje de revinculación. Para evitar un nue-
entrampados en la batalla que se desenvuelve del derecho a la co-parentalidad como un man- el interés superior del niño.” Por fin, el artículo vo boicot por parte de su entorno conviviente,
entre los adultos que los rodean, quienes son dato unánimemente aceptado. Se valoró asi- 18º garantiza el principio por el cual “am- adopta una razonable medida preventiva: hace
—o deberían ser— los responsables de su bien- mismo, la absolución del padre en sede penal bos padres tienen obligaciones comunes en directamente responsable a la madre de la
estar y garantes de sus derechos. Entonces, (art. 1103, Cód. Civil). lo que respecta a la crianza y desarrollo del eventual inasistencia de su hijo a las sesiones
cuando los problemas humanos desbordan los niño”. terapéuticas pautadas.
moldes jurídicos, la única solución posible exi- Tal vez lo más interesante sea que el fallo no
ge jueces activos capaces de brindar respues- se limita a decidir el restablecimiento del con- El segundo párrafo del art. 7º de la ley 26.061 (b) La designación de un abogado para el niño
tas creativas y firmes. tacto, sino que, a partir de la premisa de que establece: “el padre y la madre tienen respon-
el Poder Judicial no es sólo un garante de los sabilidades y obligaciones comunes e iguales El Máximo Tribunal provincial advierte que
No sorprende que en el caso el progenitor derechos de la infancia, sino un partícipe acti- en lo que respecta al cuidado, desarrollo y la madre no se encuentra en condiciones de re-
haya sido excluido de la vida del hijo a partir de vo de su protección, dispuso una serie de me- educación integral de sus hijos.” La comuni- presentar ni defender a su hijo y considera una
una denuncia de abuso sexual, que a la postre didas tendientes a la eficacia de la resolución: cación con ambos contribuye y afianza el de- grave anomalía que un mismo letrado defien-
terminó con una sentencia de absolución en (i) la designación de un abogado del niño para sarrollo personal, la seguridad y autoestima da los intereses de ambos. Para subsanar esta
sede penal. Como en tantas otras ocasiones se que represente exclusivamente sus intereses del hijo. Por ello, la Corte Federal dijo en un falencia, ordena —para el futuro— la desig-
trata de un macabro mecanismo utilizado por en la causa; (ii) la celebración de una audien- importante precedente, que deben favorecer- nación de un abogado que defienda exclusiva-
uno de los padres para lograr el mismo come- cia para acordar el régimen de revinculación a se las medidas que contribuyan a subsanar la mente los intereses del niño. Su nombramiento
tido, ser el único y exclusivo referente de su implementar, las fechas y modalidades; (iii) la deficiencia que se presenta, en la asiduidad del estará a cargo del juez de primera instancia,
hijo (1). Pero el Máximo Tribunal deja en claro obligación de los padres de realizar y acreditar trato, respecto de quien no ejerce la custodia, debiendo informarse periódicamente a la Cor-
que el derecho a la coparentalidad de los niños tratamiento psicológico; (iv) la imposición de a raíz de la falta de convivencia (3). En el mis- te sobre su desempeño.
es un derecho fundamental; y que la comunica- una multa para el caso de no concurrencia a mo sentido, la Cámara Nacional Civil, sala B,
ción con ambos padres sólo puede ser limitada los encuentros que se acuerden, en beneficio exhortó a ambos progenitores a hacer efectivo De este modo visualiza el verdadero conflic-
o suprimida si se configuran circunstancias del padre que asista ($5.000 por cada inasis- el espacio de coparentalidad, “pues resulta ello to de intereses entre el niño y la madre, quien
sumamente graves. tencia); (v) la imposición a la progenitora de la indispensable a fin de colocar en el centro de en realidad no representa la voz del hijo sino la
obligación de garantizar la concurrencia del su genuino interés la salud psicológica y emo- suya propia. Tal como recuerda el precedente
La problemática abordada y la forma en que niño a la terapia de revinculación, sin que pue- cional del niño” (4). de la CIDH “Atala Riffo” (2012), la noción de
se resuelve invitan a reflexionar sobre cues- da invocar a su favor la eventual negativa del los niños como sujetos de derechos separados
tiones que tienen que ver con el ejercicio de la pequeño a asistir; (vi) el apercibimiento de que En el caso en comentario, la Suprema Corte o diferenciados de los adultos implica que, en
responsabilidad parental, la participación del la falta de colaboración activa por parte de la mendocina se enfrentó con la difícil tarea de este tipo de conflictos, la figura jurídica de
niño en el proceso, el aporte interdisciplinario madre con el proceso de revinculación será se- enmendar el vínculo paterno-filial quebranta- carácter “sustitutivo” o “reemplazo” no sea
y la eficacia de las resoluciones judiciales, al- riamente considerada a los fines de modificar do por cuestionables motivaciones de los adul- viable, necesitándose que los hijos tengan un
gunas de las cuales procuraré revisar en este el actual régimen de tenencia (cuidado perso- tos, que se olvidaron de la subjetividad de este espacio propio (6).
breve comentario. nal) del niño. niño, tomado como un objeto de disputa entre
ellos. La participación en el proceso del niño y la
II. El caso III. Los límites al ejercicio de la responsabilidad intervención de un abogado que lo represente
parental. El derecho a la coparentalidad IV. Los jueces como partícipes activos de la protec- configuran la manifestación más compleja del
El Juez de Familia ordenó la prohibición de ción de los derechos de la infancia derecho a ser oído, que de nada valdría “si no
acercamiento del progenitor a su hijo de tres Los niños, como sujetos plenos de derechos se lo puede ejercer de modo útil y eficaz” (7). La
años de edad, en forma provisoria y supedita- y participantes activos de la familia y la co- El fallo recuerda que el artículo 2º in fine cuestión involucra dos aspectos en íntima rela-
da a la incorporación de mayores elementos munidad (2), no son propiedad de ninguno de de la ley 26.061 establece enfáticamente que ción: el derecho a la defensa técnica idónea, y el
de prueba. Apelada la resolución, las nuevas sus progenitores, más allá de las contingen- los derechos y garantías consagrados en derecho a un abogado de confianza.
probanzas aconsejaron acoger parcialmente cias que pueda atravesar su relación. Los ro- esa normativa son de orden público, irre-
el recurso; la alzada estableció un régimen de les parentales no son derechos absolutos, ni nunciables e intransigibles. A partir de este Se trata de una garantía procesal que en-
visitas supervisado con una frecuencia de un meramente poderes/deberes, sino facultades postulado propicia el reconocimiento de un cuentra sustento en la propia CDN. El artícu-
día a la semana. El contacto, que comenzó a limitadas por el interés superior de sus hijos derecho efectivo y ejercido por el niño, se lo 12, inc. 2, consagra el derecho a ser escucha-
desarrollarse en la casa de la madre (con la (art. 3º CDN) y se incardinan hacia la protec- erige como último bastión de su protección, do, sea directamente o por medio de un repre-
presencia de una escribana, de la abuela y de ción y el desarrollo de su autonomía; son ta- y decide intervenir de oficio en defensa de sentante, el artículo 37 inc. d) reconoce a todo
la asistente social), no se desenvolvió del modo les en cuanto responden a esa función y ese sus intereses. Argumenta que “los jueces no niño privado de libertad el derecho a un pronto
que hubiese sido esperable, ni recomendable. objetivo. pueden cerrar los ojos ante la realidad y mi- acceso a la asistencia jurídica; y el artículo 40
La progenitora interpuso recurso extraordi- rar para otro lado cuando se les exhibe una inc.  2 b) les garantiza el derecho a asistencia
nario de inconstitucionalidad cuestionando el El derecho a la coparentalidad es un com- afectación significativa de los derechos de letrada en la preparación y presentación de su
levantamiento de la medida de restricción. ponente esencial del interés superior del los niños entrampados en una problemática defensa.
niño, porque le asegura el mantenimiento de familiar compleja, por lo que deben desem-
Recibida la causa, la Suprema Corte de Jus- una relación estrecha y fluida con ambos pa- peñar un rol activo y comprometido en la En algún sentido, la ley  26.061 ha venido a
ticia adoptó una serie de medidas probatorias dres; tan así es que el preámbulo de la CDN causa.” (5). clarificar y ampliar las garantías procesales

{ NOTAS }

Especial para La Ley. Derechos reservados (Ley 11.723) resguardar los derechos de la infancia”, RDF, 2009 II 159 y ss. (5) CNCiv Sala B, 06/12/13, “L.N.A. c/ Z.M. s/ art. 250 ser oído de niños y adolescentes en el ámbito regional”, La
(1) CÁRDENAS, Eduardo “El abuso de la denuncia de (3) CSJN, 26/10/2010, “G., M. S. c. J. V., L.; Fallos: CPC Incidente de Familia.” Ley online 20/12/2011, CIDH “Atala Riffo y niñas vs. Chi-
abuso”, LA LEY, 2000-E, 1042 y ss. 333:2017. (6) KEMELMAJER de CARLUCCI, Aída y HERRE- le”24.02.2012 considerando 6.
(2) Conf. ITURBURU, Mariana, “Cuando los padres no (4) CNCiv. sala B, 20/12/2013, “R. F. J. c/ A. P. M. E. s. RA, Marisa, “Cuando la Corte Interamericana de Dere- (7) MORELLO de RAMÍREZ, María Silvia y MORI-
pueden o no quieren, es el operador del derecho quien debe régimen de visitas” MJ-JU-M-83966-AR | MJJ83966. chos Humanos habla hay que escucharla. El derecho a LLO, Augusto, “El abogado del niño”, ED, 164-1180.
Lunes 16 de junio de 2014 | 11

de la Convención. El artículo 27 inc.  c) con- Adviértase que en este caso se ha decido la legítima de una letrada patrocinante que no le son permitidos por el ordenamiento jurídico.
sagra el derecho del niño: “a ser asistido por intervención de un abogado para un niño de había sido elegida por los interesados, ya que En situaciones de conflicto de intereses con
un letrado preferentemente especializado en siete años que, según el informe pericial (va- estaban imposibilitados para comprender la sus representantes legales, puede intervenir
niñez y adolescencia desde el inicio del pro- lorado por el Tribunal), cuenta con un grado trascendencia de dicha actuación. Sin em- con asistencia letrada. La persona menor de
cedimiento judicial o administrativo que lo de madurez y desarrollo acordes a su edad, bargo, al resolver, y atento a que los niños no edad tiene derecho a ser oída en todo proceso
incluya. En caso de carecer de recursos el Es- con un rendimiento intelectual aparentemente fueron escuchados, ordenó al Juez de la causa judicial que le concierne así como a participar
tado deberá asignarle de oficio un letrado que normal, promedio, de acuerdo con la estimula- designar un letrado especializado en la materia a en las decisiones sobre su persona”.
lo patrocine”. ción ambiental recibida y sin patologías en cur- los efectos de que los patrocine en el proceso (14).
so, aunque presenta dificultades en el lenguaje El punto es que la ley 26.061 no priva de esta
A pesar de que han transcurrido varios años expresivo, que resulta inferior al esperable De ello parece desprenderse que la limita- garantía a los niños que no han alcanzado la
desde su recepción legislativa, la puesta en para su etapa evolutiva. ción de la edad opera únicamente para la de- edad o el grado de madurez suficiente. ¿Cómo
práctica de esta figura no resulta fácil ni está signación (probablemente bajo sospecha de se ejerce en estos casos? Las dos últimas posi-
exenta de polémicas. Quizás la que más con- El fallo recuerda un precedente de la CSJN estar influida por uno de los progenitores), ciones explicadas sostienen que toda vez que
troversia ha generado es la relativa a si existe (2010) que confirmó la sentencia por la que pero no habría problemas en su intervención, exista conflicto de intereses para con el niño
o no una edad mínima para ejercer esta ga- suspendieron las visitas entre las niñas, de 10 cuando sea designado por el juez. (sea por su edad en el caso de la postura rígi-
rantía. La sentencia sostiene que no y ordena y 14 años de edad, y su padre. Acogió la medida da (19), o por su falta de desarrollo y madurez
designar un abogado para el pequeño involu- sugerida por el Defensor Oficial y ordenó la de- (iii) Para la designación del abogado, se requie- en la intermedia), debe designarse un tutor ad
crado en el conflicto de sus padres. signación de un letrado especializado en la ma- re que el niño cuente con madurez suficiente litem.
teria para que patrocine a las niñas atendiendo
Sobre este tópico, podría decirse que —con primordialmente a su interés y con el objeto de El reconocimiento de la subjetividad de los En verdad, ambas figuras no son idénticas.
algunos matices— se han desarrollado tres que sean escuchadas con todas las garantías, niños trae consigo la consideración de las po- El tutor ad litem es un instituto de protección
posiciones que merece la pena recordar, con de modo que puedan hacer efectivos sus dere- sibilidades de cada uno, determinadas por sus que supone la incapacidad de poder discernir
la advertencia de que es tal la complejidad del chos (10). propias circunstancias de maduración y desa- por sí y procede sin perjuicio de la representa-
tema que ni siquiera la Corte Federal ha brin- rrollo. Esta visión viene de la mano del reco- ción promiscua que ejerce el Ministerio Pupi-
dado una respuesta uniforme. (ii) El abogado sólo puede ser designado para nocimiento de la autonomía progresiva —dife- lar (20). Representa los intereses particulares
los mayores de 14 años renciada de la capacidad civil tradicional (15)— del niño en conflicto con sus padres (art. 61 y
En un extremo se ubica la postura amplia, que rechaza la aplicación de criterios rígidos art.  397 CC), actúa exclusivamente para ese
que admite la designación, cualquiera sea la En el otro extremo se afirma que para po- fundados en la edad, como los adoptados por acto único y sin desplazarlos en las restantes
edad de ese niño; en el otro, la visión restrin- der intervenir con abogado, el niño debe tener la Corte Federal, cuando lo que se valora es el esferas de la vida del hijo (21). Defiende el in-
gida, que exige discernimiento para los actos 14 años. Antes de esa edad, conforme a los ejercicio de derechos esenciales para su vida. terés del niño de acuerdo con su leal saber y
lícitos y se sustenta en el criterio cronológico. artículos 54 y 921 del Código Civil, carece de entender, desde la mirada adulta, quedando
En el medio, buscando el equilibrio, la visión capacidad de hecho para realizar por sí mis- Por ello, en la búsqueda del equilibrio en- mediatizada o directamente desconocida su
que se asienta en la valoración de la madurez mo actos jurídicos; no puede dar mandato ni tre ambas posiciones, se ha desarrollado un verdadera opinión (22). Esta figura es recepta-
del niño y su autonomía progresiva. indicaciones y, por lo tanto, no puede ser parte criterio intermedio que rechaza la fijación de da por el artículo 109 del Proyecto de Código
en el proceso ni contar con la asistencia de un limites etarios excluyentes y aconseja dejar Civil y Comercial (23).
(i) El abogado puede ser designado con inde- abogado (11). En estos casos, la representación librado al arbitrio judicial cuándo procede la
pendencia de la edad del niño corresponde a los padres, el tutor o el asesor designación. El abogado del niño, en cambio, no lo re-
de menores (12). presenta, sino que lo patrocina; lo escucha e
La postura más amplia es la que cuenta con A diferencia del derecho a ser oído, que debe interviene presentando la postura de su pa-
la adhesión del Máximo Tribunal de Mendo- Esta posición cuenta con el respaldo de pre- efectivizarse siempre que el niño lo solicite, trocinado. Expresa “los intereses personales e
za: sostiene que el derecho de defensa técnica cedentes más recientes de la Corte Federal, independientemente de su grado de madurez, individuales de los niños, niñas y adolescentes
constituye una garantía del debido proceso que resolvieron en sentido diverso al antes el derecho a intervenir como parte, requiere legalmente ante cualquier procedimiento civil,
legal que protege a todos los niños y adoles- citado. En un caso, en el que se debatía la cus- la valoración de su desarrollo (16). En otras familiar o administrativo que los afecte, en el
centes. En este contexto la designación de un todia de una niña de 11 años, se rechazó la in- palabras, no sólo debe evaluarse la edad, sino que interviene en carácter de parte, sin perjui-
abogado es siempre procedente, con indepen- tervención del patrocinante, sosteniendo que esencialmente el grado de madurez alcanzado, cio de la representación promiscua que ejerce
dencia de la edad y madurez. las disposiciones del Código Civil que legislan así como también la naturaleza de la contro- el Asesor de Incapaces” (24).
sobre la capacidad de los menores tanto impú- versia (17). La Opinión Consultiva 17 de la CIDH
En consecuencia todo niño que se ve afecta- beres como adultos no han sido derogadas por sostiene que el aplicador del derecho, “sea en Como se sostuvo, el fallo recoge la posición
do por un proceso tiene derecho a contar con la Ley de Protección Integral de los Derechos el ámbito administrativo, sea en el judicial, de- más garantista, adopta el criterio amplio y or-
un abogado de su confianza. En caso que no lo de las niñas, niños y adolescentes; y que los me- berá tomar en consideración las condiciones dena al Juez de Familia designar un abogado
designe él mismo, el Estado le deberá asignar nores impúberes son incapaces absolutos, por específicas del menor y su interés superior para el niño de siete años.
uno de oficio (8). Para Solari tanto el derecho a lo que no pueden realizar por sí mismos actos para acordar la participación de éste, según
ser oído como el del patrocinio letrado deben jurídicos como la designación y remoción de corresponda, en la determinación de sus de- Quedan pendientes, sin embargo, algunos
ser respetados cualquiera fuera la edad del un letrado patrocinante, ni actuar por derecho rechos. En esta ponderación se procurará el interrogantes: ¿cómo designará el Juez al
niño. Lo que cambia, en todo caso, es la con- propio en un proceso, en calidad de parte (13). mayor acceso del menor, en la medida de lo abogado?; (25) el niño, ¿tendrá algún grado de
sideración subjetiva que va a adoptar el juz- posible, al examen de su propio caso.” (18). En intervención en su elección? ¿qué sucede si el
gador y no la viabilidad de tales derechos. En Con algunas variantes la Corte Suprema de esta línea, el artículo 26 del Proyecto de Refor- niño se niega a participar en el proceso?; el de-
caso que el niño no tenga discernimiento y no la Nación reiteró esta postura en un fallo del ma del Código Civil y Comercial establece: “La recho a la defensa técnica, ¿es una facultad o
pueda dar instrucciones, la función del aboga- 27 de noviembre de 2012 alegando que la cir- persona menor de edad ejerce sus derechos a un deber para el niño en conflicto con los pa-
do será asumir la defensa de los derechos y ga- cunstancia de que los menores representados través de sus representantes legales. No obs- dres? (26) ¿quién pagará sus honorarios, si los
rantías del niño (9), por ello es muy importante tuvieran ocho y nueve años de edad impide que tante, la que cuenta con edad y grado de madu-
que sea un profesional especializado. pueda considerarse la actuación como parte rez suficiente puede ejercer por sí los actos que continúa en la página 12

{ NOTAS }

(8) RODRÍGUEZ, L. “Admisibilidad, rol y facultades del 24/07/2012 y 08/08/2012; con nota de GOZAINI, Osvaldo mulación de las nociones de defensa jurídica, representa- flicto de intereses entre los representados y sus repre-
abogado de niñas, niños y adolescentes”. RDF y P La Ley, Alfredo “El niño y el adolescente en el proceso”, LA LEY, ción legal y asistencia de los menores de edad a partir de sentantes; si el representado es un adolescente puede
2011-10, 11. 2012-D, 600; JÁUREGUI, Rodolfo G. “La CSJN y un fallo las leyes de protección integral de derechos de la infancia, actuar por sí, con asistencia letrada, en cuyo caso el juez
(9) SOLARI, Néstor, “Un importante precedente de que deja dudas a propósito de la intervención del abogado APBA 2009-3-262”). puede decidir que no es necesaria la designación del tutor
la Corte Suprema sobre la figura del abogado del niño”, del niño” RDyFP LL 2012 (noviembre) p. 271. Ver también (18) CIDH, Opinión consultiva Nº 17, Párrafos 101-102. especial...”.
01/12/2010, LA LEY, 2010-F 422. LEONARDI, Celeste; “El abogado del niño, niña y adoles- (19) CNCiv Sala I 15/10/2013, B. L. A. E. c. G., Y. A. s/ ré- (24) Artículo 1, ley 14.568, Provincia de Buenos Aires.
(10) CSJN “G., M. S. c. J. V., L. s/ divorcio vincular” cente. A propósito del fallo “M., G. c/ P., C. A.”http://www. gimen de visitas, Abeledo Perrot Nº: AR/JUR/69621/2013, (25) El decreto 415/2006 convoca a las Provincias y
26/10/2010, La Ley 19/11/2010, 7 y 01/12/2010, con nota cuestiondederechos.org.ar/pdf/revistas/Revista-nume- APJD 20/02/2014 a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a que adopten
de SOLARI, Néstor, “Un importante precedente de la ro3.pdf, (20) Conf. Decreto reglamentario 415 /06. las medidas necesarias para garantizar la existencia
Corte Suprema sobre la figura del abogado del niño”, LA (14) CSJN 27/11/2012 “P., G. M. y P., C. I”, APJD (21) Por ejemplo, Cám. Apel. En lo Civil, Comercial y de servicios jurídicos que aseguren el acceso al dere-
LEY, 2010-F, 422 y JÁUREGUI, Rodolfo G. ”Supuesto abu- 06/12/2012, Abeledo Perrot Nº: AP/JUR/3498/2012 Laboral de Gualeguaychú, “C. J. M. c/ G. M. s/ ordinario”, cho a la asistencia letrada. A tal efecto podrán recu-
so sexual de niñas cometido por su padre y prohibición (15) FAMÁ, María Victoria “La competencia del adoles- 31/05/2012; MJ-JU-M-72995-AR | MJJ72995 | MJJ72995. rrir a abogados que sean agentes públicos y/o a con-
provisional de contacto” LA LEY, 2011-A, 215. cente para reconocer hijos”, RDF 2009-I, 113 Ver también la designación de tutor ad litem en un recien- venios con organizaciones no gubernamentales, cole-
(11) CNCiv. Sala K, 28/09/2006 “R.M.A s/ protec- (16) FAMÁ, María Victoria. “Alcances de la participa- te pronunciamiento relativo a la maternidad subrogada gios de abogados o universidades. En la Provincia de
ción de personas,” Abeledo Perrot Nº: 70056938 CN- ción de los niños y adolescentes en los procesos de familia”. y la voluntad procreacional para determinar la filiación Buenos Aires, recientemente se ha dictado la ley que
Civ. Sala B, 19/03/2009, “K., M. y otro c. K., M. D.” SJA 1/7/2009. Lexis Nº 0003/014560. (Juzgado de Familia de Gualeguay, “B. M. A. c/ F. C. C. R. crea el Registro Provincial de Abogados del niño
La Ley 15/04/2009, AR/JUR/3038/2009; Tribunal (17) Silvia Fernández sostiene que deben existir de- | ordinario” 19-nov-2013 MJ-JU-M-83567-AR | MJJ83567 (ley Nº 14.568 B.O.: 6/02/2014). En la provincia de San-
de Familia Nro. 2 de Mar del Plata, 18/02/2009, M., rechos o intereses del niño directamente afectados que MJ,SYD). ta Cruz, la ley 3.062 crea el Registro Provincial de Abo-
C.A, Abeledo Perrot Nº: 1/70058594-1, CNCiv. Sala I justifiquen la intervención y que deben ser intereses con- (22) PÉREZ MANRIQUE, Ricardo C., “La participa- gados Patrocinantes de Niñas, Niños y Adolescentes
15/10/2013, B. L. A. E. c. G., y A. s/ régimen de visi- trapuestos con los de los representantes legales; caso con- ción judicial de los niños, niñas y adolescentes”, Informe en Jurisdicción del Tribunal Superior de Justicia. En
tas, Abeledo Perrot Nº: AR/JUR/69621/2013 APJD trario, presuponer que los padres no defenderán adecua- presentado en el Segundo Encuentro Regional de Derecho la Provincia del Chubut esa tarea fue encomendada al
20/02/2014. damente los derechos de sus hijos implicaría borrar toda de Familia en el MERCOSUR, “Los derechos humanos en Ministerio de la Defensa Pública (Res Nº 62/12 D.G. del
(12) MORENO, Gustavo, “La participación del niño en la construcción que desde la doctrina y jurisprudencia se la familia hacia una armonización de las legislaciones en el Ministerio de la Defensa Pública | www.defensachubut.
los procesos a través del abogado del niño”. RDF 35, p. 56 viene sosteniendo en cuanto a la intervención supletoria MERCOSUR”, celebrado el 24 y 25 de agosto 2006, Facul- gov.ar (05/04/2013).
y ss. del Estado o terceros dentro del seno familiar (“El proceso tad de Derecho, UBA, p. 12 y 13. (26) Compulsar MORENO, Gustavo Daniel. “La parti-
(13) CSJN, 26/06/2012, “M., G. v. P., C. A s. recur- justo constitucional de niños y adolescentes y la construc- (23) “Corresponde la designación judicial de tutores cipación del niño en los procesos a través del abogado del
so deducido por la defensora oficial de M.S.M,” La Ley ción de la tutela judicial efectiva de sus derechos. Refor- especiales en los siguientes casos: a) cuando existe con- niño”, RDF 2006 35, 58.
12 | Lunes 16 de junio de 2014 Síganos en /thomsonreuterslaley @TRLaLey

viene de PÁGINA 11 incumplimiento de la terapia de revinculación


($ 5.000). El fallo cita un precedente reciente
que fijó una suma a pagar ante el incumplimien-
edictos
padres tienen posibilidades económicas? ¿es to de las medidas adoptadas, de $ 10.000 por
El Juzgado Nacional de Primera Instancia Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 28 El Juzgado Nacional de Primera Instancia en
factible establecer la relación de confianza ne- cada día de inasistencia a los encuentros a los en lo Civil Nº 49, Secretaría única de la de mayo de 2014 lo Civil Nº 3, Secretaría Única, cita y emplaza
cesaria entre el niño y un abogado designado que fueren citados los padres (31). En otro caso, Cap. Fed., cita y emplaza por treinta días Cecilia V. Caire, sec. por el plazo de treinta días herederos y acree-
por el juez (27)? ¿cómo evitar que la progeni- la misma Cámara Nacional Civil, Sala B, esta- a herederos y acreedores de DAVILA LA LEY: I. 13/06/14 V. 17/06/14 dores de VICTOR MONCARZ a los efectos de
tora y abuela materna continúen ejerciendo bleció que la negativa de una de las partes a CARMEN ESTELA. Publíquese por tres días que comparezcan a hacer valer sus derechos.
influencia negativa —en este caso en relación garantizar el derecho a la coparentalidad auto- en el diario “LA LEY”. El Juzgado Nacional de 1° Instancia en lo El presente deberá publicarse por el término
C.A.B.A., 23 de mayo de 2014 Civil N° 16, cita y emplaza por treinta días de tres días en el Diario LA LEY.
con el abogado— que obstaculice la interac- riza a la otra a pedir la aplicación de una multa Viviana Silvia Torello, sec. a herederos y acreedores de LUIS MARIA Buenos Aires, 28 de mayo de 2014
ción del niño con su letrado? ¿ será necesario de quinientos pesos (32). LA LEY: I. 16/06/14 V. 18/06/14 DENNEHY a fin que comparezcan a hacer Marcelo M. Pelayo, sec.
alguien que mediatice el vínculo entre am- valer sus derechos. Publíquese por tres LA LEY: I. 12/06/14 V. 16/06/14
bos?; y, en ese caso, ¿quien ejercerá ese rol?, (b) Advierte sobre la posibilidad de revisar El Juzgado de Primera Instancia en lo Civil días.
etc. Probablemente, algunos de estos interro- con quién vivirá el niño hacia el futuro, en caso Nº 96 sito en la calle Av. de los Inmigrantes Buenos Aires, 29 de abril de 20 El Juzgado Nacional de Primera Instancia en
1950, piso 6º, Ciudad de Buenos Aires, Adrián E. Marturet, sec. lo Civil Nº 59, Secretaría Única, cita y empla-
gantes encontrarán su respuesta a lo largo de mantenerse la conducta obstructiva des- cita y emplaza por 30 días a herederos ya LA LEY: I. 13/06/14 V. 17/06/14 za a herederos y acreedores de NORA MAR-
del proceso de revinculación, cuando se vaya envuelta por el entorno cercano del pequeño. acreedores de MARTA RITA FRIDMAN, a GARITA MISENTA y ABEL OSCAR GIMBA-
haciendo camino el andar, mientras que, para Esta medida pretende evitar toda posible es- fin de hacer valer sus derechos. El presente El Juzgado Nacional de Primera Instancia TTI, por el término de 30 días, a fin de hacer
otros, habrá que esperar nuevas y fecundas trategia de manipulación de las opiniones del edicto debe publicarse por tres (3) días en el en lo Civil N° 55, Secretaría Única de la valer sus derechos. El presente edicto deberá
oportunidades. niño y se vislumbra como un buen recurso para diario “La Ley” de la Ciudad de Buenos Aires. Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cita publicase por 3 días en el Diario “LA LEY”.
Buenos Aires, 12 de mayo de 2014 y emplaza por el término de treinta días a Buenos Aires, 23 de mayo de 2014
hacer reaccionar a la progenitora que no pare- María Constanza Caeiro, sec. herederos y acreedores de LUIS PEDRO Santiago Villagrán, sec. int.
(c) Las garantías para una tutela judicial efec- ce advertir todo lo que su hijo ha sufrido por la LA LEY: I. 16/06/14 V. 18/06/14 LABORDA, a los efectos de hacer valer sus LA LEY: I. 12/06/14 V. 16/06/14
tiva pugna entre los adultos, quienes no pudieron derechos. El presente edicto deberá publi-
desarrollar mecanismos adecuados para man- 2 3 1 3 8 / 2 0 1 4 G R EG OI R E , V I RG INIA carse por tres días en el diario “LA LEY”. El Juzgado Nacional de 1º Instancia en lo Ci-
La responsabilidad estatal de justicia no tenerlo al margen de sus conflictos (33). M A R G A R ITA s / SU C ESION AB - Buenos Aires, 9 de mayo de 2014 vil No. 90, Secretaría Única, cita y emplaza
INTESTATO. El Juzgado Nacional de Olga María Schelotto, sec. por treinta días a herederos y acreedores de
termina cuando las autoridades competentes Primera Instancia en lo Civil Nº 11, Secretaría LA LEY: I. 13/06/14 V. 17/06/14 MARIA CROCITTA, a efectos de que hagan
emiten la decisión o sentencia. Se requiere, V. Conclusiones Unica, cita y emplaza por treinta (30) días valer sus derechos. El presente deberá pu-
además, que el Estado garantice los medios a herederos y acreedores de VIRGINIA El Juzgado Nacional de Primera Instancia blicarse por tres días en el diario “La Ley”.
para ejecutar dichas decisiones. La sentencia de la Suprema Corte provincial MARGARITA GREGOIRE. Publíquese por en lo Civil N° 93, cita y emplaza por 30 días Buenos Aires, 7 de mayo de 2014
tres días en el diario La Ley a herederos y acreedores de ROBERTO SE- Gustavo Alberto Alegre, sec.
puede ser recibida con renovadas expectati- Buenos Aires, 19 de mayo de 2014 BASTIAN GRANATO. Publíquese por 3 días LA LEY: I. 12/06/14 V. 16/06/14
El principio de tutela judicial efectiva se en- vas con vistas a la protección judicial de los Javier A. Santiso, sec. en La Ley.
cuentra consagrado en los tratados interna- derechos de la infancia; es de esperar que los LA LEY: I. 16/06/14 V. 18/06/14 Buenos Aires, 20 de mayo de 2014 El Juzgado Nacional de Primera Instancia en
cionales de derechos humanos (28). Implica el apercibimientos dispuestos hagan reaccionar M. Alejandra Tello, sec. lo Civil Nº 97, Secretaría Única a mi cargo,
derecho a un juicio justo, a ser oído, a rendir a éstos, y —por qué no— a otros adultos que El Juzgado Nacional de Primera Instancia LA LEY: I. 13/06/14 V. 17/06/14 cita y emplaza por treinta días a herederos y
en lo Civil Nº 6, a cargo del Dr. Juan Manuel acreedores de OFELIA ESTHER GARCIA y
prueba, a que se dicte sentencia sin dilaciones con sus conductas mezquinas arrastran a sus Converset, Secretaría Unica a cargo de la El Juzgado Nacional de 1° Instancia en lo de ARMANDO FERNANDES RODRIGUES
indebidas y a que esa sentencia se cumpla (29), hijos en el conflicto parental. Dra. Silvia Cantarini, sito en Avda. de los Civil N° 16, cita y emplaza por treinta días a a los efectos de hacer valer sus derechos. Pu-
pues, de otro modo, esa tutela dista mucho de Inmigrantes Nº  1950, CABA, cita a los herederos y acreedores de NIEDERMAYER, blíquese por tres días en el diario “LA LEY”.
ser realmente efectiva (30). Es sabido que este tipo de situaciones con- herederos y acreedores de MARIA INES FRANCISCO PEDRO, a fin que comparez- Buenos Aires, 21 de mayo de 2014
figuran verdaderos dramas con los que deben ADELA DELRIO, por el plazo de 30 días a can a hacer valer sus derechos. Publíquese María Verónica Ramírez, sec.
los efectos de que hagan valer sus derechos. por tres días. LA LEY: I. 12/06/14 V. 16/06/14
La cuestión de la eficacia de las resolucio- lidiar jueces y abogados del derecho familiar, El presente edicto debe publicarse por tres Buenos Aires, 29 de mayo de 2014
nes judiciales que imponen obligaciones de ha- que movilizan a buscar estrategias para preve- (3) días. Adrián El. Marturet, sec. BIUNDO MARIA ANGELICA Y OTRO s/SU-
cer —como el cumplimiento de una terapia de nirlos, porque, una vez instalados, se enquistan Buenos Aires, 25 de abril de 2014 LA LEY: I. 13/06/14 V. 17/06/14 CESION AB-INTSTATO. El Juzgado Nacio-
revinculación o de los contactos pautados— es tan profundamente que no siempre es posible Silvia Cantarini, sec. nal en lo Civil Nº 71 cita y emplaza por el plazo
superarlos. LA LEY: I. 16/06/14 V. 18/06/14 El Juzgado Nacional de Primera Instan- de treinta días a herederos y acreedores de
siempre un motivo de preocupación de los ope- cia en lo Civil número 80 sito en Av. de los LUIS ELBERG a presentarse en autos a fin de
radores jurídicos. No es suficiente que el juez El Juzgado Nacional de Primera Instancia Inmigrantes 1950 piso 6to. de la Ciudad hacer sus derechos. Publíquese por tres días.
declare o reconozca el derecho del padre y del En la búsqueda de estas estrategias, tal vez en lo Civil Nº  97, secretaría única a mi Autónoma de Buenos Aires cita y emplaza Buenos Aires, 26 de mayo de 2014
hijo a comunicarse, sino que se requiere un plus sirva recordar que el régimen de responsabili- cargo, cita y emplaza por treinta días a los por treinta días a herederos y acreedores de Inés María Leyba Pardo Argerich, sec.
de garantía: contar con medios que aseguren dad parental que diseña el Proyecto de Código herederos y acreedores de SANZ LEONOR CARLOS HORACIO YOSHIZAKI a los efec- LA LEY: I. 12/06/14 V. 16/06/14
a los efectos de hacer valer sus derechos. tos de hacerle saber que deberán compare-
su cumplimiento oportuno. Pero la ejecución Civil y Comercial parte de la regla inversa a la cer a hacer valer sus derechos. 105703/2013 REMON, ENZO WALDE-
Publíquese por tres días en el diario LA LEY
forzada de una obligación de este tipo no es fá- actual: su ejercicio es compartido y excepcional- Buenos Aires, 22 de abril de 2014 Buenos Aires, 21 de mayo de 2014 MAR s/SUCESIÓN AB-INTESTATO. El
cil de obtener; podría pensarse en una solución mente unilateral. Entre los muchos objetivos de María Verónica Ramírez, sec. Santiago Pedro Iribarne, sec. Juzgado Nacional de Primera Instancia en
que provenga del derecho penal, mediante el la propuesta se señala el propósito de evitar los LA LEY: I. 16/06/14 V. 18/06/14 LA LEY: I. 13/06/14 V. 17/06/14 lo Civil Nº 67, a cargo de la Dra. Marcela Eiff,
recurso de la figura típica del impedimento tironeos de los hijos y su utilización como rehe- Secretaría Única, a cargo de la Dra. Paula
El Juzgado Nacional de Primera Instancia El Juzgado Nacional de Primera Instancia Andrea Castro, cita y emplaza a los here-
de contacto (ley  24.270). Pero la amenaza de nes de la batalla judicial de sus padres. en lo Civil Nº 21, secretaría única con sede en lo Civil N° 91, a cargo del Dr. Carlos Gog- deros y acreedores de ENZO WALDEMAR
la pena impuesta por el delito dista mucho de en Talcahuano 490 piso 1º de la Ciudad gi, Secretaría Única, a mi cargo, con asiento REMON por el término de treinta días a
configurar un verdadero medio de persuasión, Es cierto que ninguna ley de por sí es garan- Autónoma de Buenos Aires, cita y emplaza en la calle Av. de los Inmigrantes 1950 piso efectos de hacer valer sus derechos. Publí-
y a menudo no resulta eficaz para lograr el ob- tía de la modificación de las conductas, por eso por treinta días a herederos y acreedores de 4to., de esta ciudad, cita y emplaza por quese por tres días en LA LEY.
jetivo buscado: el restablecimiento del contac- se impone un verdadero “cambio cultural” que RAÚL VARELA a los efectos que hagan valer treinta días a herederos y acreedores de Buenos Aires, mayo de 2014
sus derechos. El presente deberá publicarse doña ROBERTO IGNACIO ALBANESI DNI Paula Andrea Castro, sec.
to sin dilaciones. permita revisar los roles de ambos progenito- por tres (3) días en el diario “La Ley” 4.548.878 a los efectos de que hagan valer LA LEY: I. 11/06/14 V. 13/06/14
res en relación con sus derechos y los límites Buenos Aires, 29 de mayo de 2014 sus derechos. Publíquese por tres días en
En el fallo se ofrecen dos tipos de soluciones de su ejercicio. Valga entonces la apuesta para Horacio Raúl Lola, sec. LA LEY. El Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo
frente a esta problemática. Ambas medidas que una nueva ley, junto a la jurisdicción activa LA LEY: I. 16/06/14 V. 18/06/14 Buenos Aires, 26 de mayo de 2014 Civil Nº 37, Secretaría única, cita y emplaza a he-
son contundentes y apuntan a provocar un y comprometida, coadyuven para evitar casos María Eugenia Nelli, sec. rederos y acreedores de HERNÁN LORENZO
79917/2013 BARRELLA MARIA LUISA s/ LA LEY: I. 13/06/14 V. 17/06/14 PAYBA, a fin que se presenten a estar a derecho
verdadero impacto en la conducta de la proge- como el presente y estimulen el ejercicio de una SUCESION AB-INTESTATO. El Juzgado dentro del plazo de treinta días. El presente de-
nitora: paternidad verdaderamente responsable. l Nacional de Primera Instancia en lo Civil El Juzgado Nacional de Primera Instancia berá publicarse por tres días en LA LEY.
Nº 11, Secretaría única, cita y emplaza por en lo Civil N° 21, secretaría única con sede Buenos Aires, 26 de mayo de 2014
(a) Impone una condena pecuniaria sufi- treinta (30) días a herederos y acreedores en Talcahuano 490 Piso 1° de la Ciudad M. Pilar Rebaudi Basavilbaso, sec.
Cita on line: AR/DOC/1763/2014 de BARRELLA MARIA LUISA. Publíquese Autónoma de Buenos Aires, cita y emplaza LA LEY: I. 11/06/14 V. 13/06/14
cientemente elevada como para desalentar el
por tres días en el diario “La Ley”. por treinta días a herederos y acreedores
Buenos Aires, 15 de mayo de 2014 de GERARDO GABRIEL GUERRIERI a los Orlando J. Beinaravicius, Juez Juzgado Civil
Javier A. Santiso, sec. efectos de que hagan valer sus derechos. El y Comercial Nº 17, secretaría, a cargo de la
{ NOTAS } LA LEY: I. 16/06/14 V. 18/06/14 presente deberá publicarse por tres (3) días Dra. Alejandra Piedrabuena, con domicilio
en el diario “La Ley”. en Av. Laprida Nº 33, Torre II, 1º piso, de la
El Juzgado Nacional de Primera Instancia Buenos Aires, 9 de junio de 2014 ciudad de Resistencia, cita por 2 días en el
(27) Se ha sostenido que si el Estado es quien lo designa, (29) MORELLO, Augusto y MORELLO de RAMÍREZ,
en lo Civil N° 58, Secretaría Única, cita y Horacio Raúl Lola, sec. Boletín Oficial y en un diario de la Ciudad
difícilmente se consiga superar el problema de la indefen- María, “El moderno derecho de familia. Aspectos de fondo emplaza por el término de treinta días a LA LEY: I. 13/06/14 V. 17/06/14 Autónoma de Buenos Aires y emplaza por
sión, pues si bien el niño contará de cobertura profesional, y procesales”, Platense, La Plata, 2002, p. XIII. herederos y acreedores de DE PALMA, RI- quince (15) días, con más cinco (5) días en
estará ausente la confianza personal que presume la libre (30) KEMELMAJER de CARLUCCI, Aída, Principios CARDO a los efectos de hacer valer sus de- El Juzgado Nacional de Primera Instancia razón de la distancia a los Sucesores del Sr.
elección de letrado (compulsar GOZAÍNI, Osvaldo Alfre- Procesales en el derecho de familia contemporáneo”, RDF rechos. Publíquese por tres días en La Ley. en lo Civil Nº 42, a cargo de la Dra. Paola TOMAS ATWELL, más la ampliación que
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 28 Mariana Guisado, Secretaría única, sito en por derecho corresponda, a fin de que tome
do, “El niño y adolescente en el proceso”, LA LEY, 2012-D, Nº 51 2011 295.
de mayo de 2014 Uruguay 714 piso 2º Capital Federal, cita intervención en autos, bajo apercibimien-
600). (31) CNCiv. Sala B, 06/12/2013, “L.N.A. c/ Z.M. s/ Art. María Alejandra Morales, sec. y emplaza por treinta días a herederos y to de designarse al Defensor de Ausentes
(28) El Art. 8.1 de la Convención Interamericana de De- 250 CPC Incidente de Familia”. LA LEY: I. 13/06/14 V. 17/06/14 acreedores de RODRÍGUEZ, JOSEFINA para que lo represente en los autos cara-
rechos Humanos dispone: “Toda persona tiene derecho a (32) CNCiv. Sala B, 20/12/2013 R. F. J. c/ A. P. M. E. régi- BERENICE, a los efectos de que hagan valer tulados MARTINEZ NICOLAS OSVALDO
ser oída, con las debidas garantías y dentro de un plazo ra- men de visitas MJ-JU-M-83966-AR MJJ83966. El Juzgado Nacional de Primera Instancia sus derechos. Expediente 19.353/13 “RO- c/ATWELL TOMAS y/o Sucesores de TO-
en lo Civil N° 14, Secretaría Única, cita y em- DRÍGUEZ, JOSEFINA BERENICE s/SUCE- MAS ATWELL y/o quien resulte respon-
zonable, por un juez o tribunal competente, independien- (33) Compulsar un antecedente en que se revoca la te-
plaza por treinta días a herederos y acree- SIÓN AB-INTESTATO”. Publíquese por tres sable s/prescripción adquisitiva”. Expte.
te e imparcial, establecido con anterioridad por la ley, en nencia provisoria y se dispone la guarda alternada (Cám. dores de CLARA GOLDSCHMIDT a efectos días en LA LEY. Nº 4604/12, bajo apercibimiento de ley.
la sustanciación de cualquier acusación penal formulada Apel. en lo Civil y Comercial de Mercedes, Sala III, M. R. de hacer valer sus derechos. El presente Buenos Aires, 26 de mayo de 2014 Resistencia, 31 de marzo de 2014
contra ella, o para la determinación de sus derechos y obli- J. c/ B. M. de las M. inf. ley 12.569, 9-sep-2010 MJ-JU-M- deberá publicarse por tres días en el diario Laura Evangelina Fillia, sec. Patricia Morgan, sec.
gaciones de orden civil, laboral, fiscal o de cualquier otro 58259-AR MJJ58259). “LA LEY”. LA LEY: I. 12/06/14 V. 16/06/14 LA LEY: I. 11/06/14 V. 12/06/14
carácter”.

Propiedad de La Ley S.A.E. e I - Administración, Comercialización y Redacción: Tucumán 1471 (C. P. 1050 AAC) Teléfono: 54-11-4378-4765 - Bs. As. Rep. Arg. - Registro Nacional de la Propiedad Intelectual Nº5074180
Impreso en La Ley, Rivadavia 130, Avellaneda, Provincia de Buenos Aires.