Вы находитесь на странице: 1из 2

LIDERAZGO EMOCIONAL Y COMUNICACIÓN ASERTIVA

Las personas con capacidades desarrolladas en su inteligencia emocional manifiestan:

• Autoconciencia de sus capacidades, habilidades de introspección y autoanálisis.


• Autocontrol emocional en situaciones de conflicto.
• Motivación por el logro. Satisfacción por a obtención de os objetivos fijados sin
necesidad de un apoyo emociona externo.
• Capaces de crear situaciones de empatía con otros miembros del grupo social.
• Alcance de un éxito social y eficacia en su trabajo. Llegan a alcanzar puestos
relevantes en as empresas pese a su mediocre desempeño académico.

Los sujetos con una inteligencia emocional desarrollada poseen un alto nivel de confianza
en si mismos ante situaciones nuevas, son personas seguras y con capacidad de iniciativa y
adaptación. Se implican fácilmente en proyectos de futuro, poseen influencia sobre los
demás, se hacen escuchar debido a su fluidez comunicacional y convincente, poseen
carisma que da seguridad hacia sus ideas.

El liderazgo que fluye de la inteligencia emocional se manifiesta de manera diferente según


cada individuo y la combinación de otras inteligencias dentro de sus capacidades.
Existen diferentes manifestaciones de liderazgo entre los responsables de grupos humanos,
entre estos están:

• Liderazgo didáctico: Se centra en el crecimiento profesional de sus colaboradores


para implicarlos en proyectos futuros de manera cualificada y colaborativa.
• Liderazgo afiliativo: Un liderazgo preocupado en crear buen clima social en la
organización para implicar afectivamente a la gente en proyectos. Es de suma
importancia que los colaboradores se sientan a gusto en el trabajo para que los
conflictos se asuman con ánimo constructivo.
• Liderazgo democrático: Autoridad de forma horizontal mediante la participación
activa de los miembros del equipo. Crea compromiso y mediante el compromiso la
colaboración desinteresada.
• Liderazgo autorizado: Se adquiere mediante el prestigio, la gente le sigue debido a
la seguridad que les proporciona por una visión a largo plazo.

La comunicación asertiva es saber comunicar lo que se desea de manera adecuada. Es una


habilidad social que se puede aprender y que implica responsabilidad, libertad y respeto por uno
mismo y por los demás.
Una persona que se comunica de manera asertiva posee:

• Lenguaje no verbal: establece contacto visual, utiliza un nivel de voz adecuado, habla
fluidamente, sus gestos son firmes, mantiene una postura erecta y sus manos y cuerpo se
perciben relajados.
• Sentimientos y emociones: es emocionalmente honesto, se siente a gusto y se respeta a sí
mismo y a los demás, tiene la sensación de poder controlar la situación y su autoestima es
adecuada.
• Pensamiento: piensa que tiene derechos y los ejerce, piensa que los demás también tienen
derechos y los respeta y no se siente superior o inferior a los demás.