Вы находитесь на странице: 1из 5

CAUSAS DE LA DEGLUCION ATIPICA

La principales causas de deglución atípica están relacionadas con la


interposición labial y lingual: 22

La interposición lingual o lengua protráctil, consiste en la acción de empujar o


proyectar la lengua hacia delante en el momento de la deglución, hay quienes
la consideran como el hábito bucal más frecuente, atribuyéndole una
prevalencia del 50% a los seis ó siete años y de menos del 25% a los 16 o18
años. 26, 27

Existe gran diversidad de teorías acerca de las causas que dan lugar a la
aparición de la interposición lingual, entre las que se encuentran: 28, 29

 La succión digital y/o del chupete, provoca el hábito como una actividad
muscular de compensación para lograr el sellado anterior durante la
deglución.
 Alimentación artificial inadecuada que fuerza al bebé a interponer la
lengua para frenar el exceso de flujo de leche.
 Problemas respiratorios, trae problemas de sellado labial con
disminución del tono y de la actividad muscular de los orbiculares.
 Existencia de amígdalas inflamadas o hipertrofiadas, que por
movimiento reflejo la mandíbula desciende, los dientes quedan
separados y la lengua se coloca entre ellos durante los últimos fases de
la deglución.
 Macroglosia: obliga a la lengua, por su discrepancia con el tamaño de la
cavidad bucal, a adoptar una posición más adelantada.
 Las alteraciones cerebrales dificultan la coordinación motora necesaria
para las funciones que realizan las arcadas y la lengua
 Problemas psicológicos: la alteración de la deglución puede expresar
una inmadurez afectiva con gran habilidad emocional y dificultad en la
adaptación.
 Pérdida prematura de los dientes temporales
FACTORES ETIOLÓGICOS QUE FAVORECEN LA INSTAURACIÓN
DE LA DEGLUCIÓN ATÍPICA 1,5:

Pueden ser múltiples y variados, siendo la deglución atípica uno de los


temas más discutidos en el campo profesional entre la Ortodoncia y la
Logopedia o Fonoaudiología. Entre ellos se mencionan:

 Factores que han incidido sobre la evolución de las prácticas


estomatológicas durante la infancia, impidiendo la maduración
adecuada y la adquisición de patrones musculares adultos de
tipo hereditario, que responden a patrones de tipo óseo y/o a
patrones de conducta heredados.

 Factores relacionados con una malnutrición, con dificultades


para abandonar la alimentación materna, o en el cambio de
líquidos a sólidos.

 Falta de maduración a nivel orofacial; la persistencia de hábitos


perniciosos o parafunciones son fácilmente observables en
niños que siguen succionando objetos (el dedo, los labios, entre
otros), y, que además, han utilizado el tetero hasta edades
avanzadas.

 Respiración bucal, frenillos linguales y/o labiales cortos y


amígdalas hipertróficas o inflamadas.

 Desequilibrios del control nervioso que afectan el mantenimiento


del equilibrio muscular durante la deglución.

 Macroglosia, es poco frecuente y ocurre generalmente en


pacientes portadores de Cretinismo.

 Pérdida prematura de los dientes temporales anteriores y


presencia de diastemas interincisales grandes, estos hacen que
el niño comience a colocar la lengua en estos espacios,
adquiriendo el hábito de la deglución con interposición lingual
anterior.
CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS DE LA DEGLUCIÓN ATÍPICA:

1. Aprisionamiento atípico de la lengua por interposición lingual: el


cual puede ser anterior o lateral para algunos autores, y según
Strauss, puede ser producto de alteraciones neuromusculares.
Según Moyers, 1964 11, puede ser consecuencia de una
retención de la deglución infantil o visceral, trayendo como
resultado maloclusiones, presión labial y problemas en la
fonación.

2. Contracción de la musculatura peribucal


3. Movimiento de la cabeza al deglutir, como compensación de la
elevación del hueso hioides.

4. Alteración de los fonemas, siendo los más alterados: /l, n, t, d, s,


z/.

5. Aumento del volumen de la lengua, pudiendo existir


macroglosia, que puede provocar biprotrusión de los maxilares y
mordida abierta tanto anterior como posterior.

6. Aumento de salivación y acumulación de saliva en los cantos de


la boca.

7. Dificultad para deglutir por encontrarse los labios separados 2.

TIPOS DE DEGLUCION ATIPICA

A. Deglución con presión atípica de la lengua entre los incisivos


superiores e inferiores:

Provoca mordidas abiertas anteriores con protrusión de los


incisivos 6,2.

En pacientes con este tipo de problema, en el momento de deglutir los


dientes no entran en contacto. La lengua se aloja entre los incisivos
interponiéndose, a veces lateralizada entre premolares y molares
(expansión lateral), expandiendo lateralmente la musculatura lingual
de esta zona.
 Clasificación de la deglución con presión atípica de la lengua:

1. Tipo I: no causa deformación.

2. Tipo II con presión lingual anterior: la lengua durante la


deglución, ejerce presión sobre los dientes anteriores por lingual o
entre ellos. Este tipo de presión causa Mordida abierta anterior,
la presión se realiza en la región anterior y la deglución se efectúa
con los dientes desocluidos y la lengua se queda en una posición
que parece que va a ser mordida. En consecuencia, hay una
mordida abierta anterior. A su vez causa la vestibulizacion de las
piezas dentales debido a la fuerza de presión y empuje.

3. Tipo III con presión lingual lateral: la presión lingual se realiza en


la región lateral del arco dental, a la altura de los premolares, con
obtención de apoyo entre estos dientes de ambos arcos dentales,
superior e inferior. Este tipo de presión lingual ocasiona Mordida
abierta lateral: la deglución se realiza con depresión de la
mandíbula, y la lengua es retenida en la región de los premolares.

4. Tipo IV con presión lingual anterior y lateral: Este tipo de


presión es la combinación de los 2 tipos anteriores

B. Deglución con presión atípica del labio inferior: Está


relacionada con Llave de Angle II con mordida abierta anterior, ya que
se ha comprobado que las personas con este tipo de maloclusión
degluten con más frecuencia.

Se presenta en los casos de extremo overjet. Ocurre en pacientes que


se encuentran normalmente en reposo y los labios no están en
contacto. En el momento de la deglución el sellado de la parte anterior
de la cavidad bucal no se realiza por el contacto simple del labio
superior con el inferior, sino mediante una fuerte contracción del labio
inferior que se interpone entre los incisivos superiores e inferiores. Los
incisivos inferiores, de esta manera, se inclinan en sentido lingual
apiñándose, mientras que los incisivos superiores se vestibularizan 2.

Como el labio superior no participa en la deglución, se torna cada vez


más hipotónico, y adquiere un aspecto de labio corto. Sin embrago, el
labio inferior por su gran participación, se torna cada vez más
hipertónico, así como los músculos del mentón. La pérdida del
contacto funcional anterior favorece la extrusión dentaria, aumentando
el resalte horizontal y la sobremordida vertical. El desplazamiento
vestibular de los incisivos superiores rompe el punto de contacto entre
los incisivos laterales y caninos, y favorece la migración de los
segmentos posteriores

C. Deglución con contracción comisural, es una deglución en la


cual se observa la producción de hoyos cerca de las comisuras de la
boca. Se trata de la contracción de los músculos risorios.

En estos casos se puede observar una endognatia (maxilar hacia


dentro), de los maxilares a nivel de los caninos, sumada a la
endognatia total a causa de la ausencia de la lengua en el paladar al
momento de deglutir, y de esta manera no estimula a éste
transversalmente.