Вы находитесь на странице: 1из 13

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN MARTÍN

FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS


ESCUELA PROFESIONAL DE ECONOMÍA
¡Preparándote para el éxito!

MODELO DE ARROW-DEBREU

CICLO : VI

CURSO : Crecimiento Económico

DOCENTE : Mg. Econ.Hugo Guillermo Seguro Vega

INTEGRANTES :
 Javier Cruz Vanessa
 Ríos Vásquez Mack Jeffry
 Shapiama Tuanama Cesar Augusto
 Silva Jiménez Alexander

TARAPOTO-PERÚ
JUNIO-2018
DEDICATORIA

El presente trabajo se lo dedicamos A


nuestros padres por confiar en
nuestra Capacidad intelectual y
objetiva de seguir Adelante en
nuestros estudios en la vida
Universidad, por darnos todo su
apoyo Incondicional.

Dedicamos este trabajo a Dios, Supremo


creador de todo, que cada día nos brinda
la fuerza e inteligencia necesaria para
poder realizar nuestros trabajos para así
alcanzar nuestros objetivos y metas

Al Mg. Econ.Hugo Guillermo Seguro


Vega brindarnos su experiencia
laboral de Enseñanza como docente
en su trayectoria De vida en la
educación que para nosotros Es muy
valorable aprender de ello.
INDICE
DEDICATORIA .................................................................................................. 2
INTRODUCCION ............................................................................................... 4
OBJETIVOS ....................................................................................................... 5
General:............................................................................................................................... 5
Específicos: ....................................................................................................................... 5
CAPITULO I ....................................................................................................... 6
1.MODELO ARROW-DEBREU. ........................................................................ 6
1.1. LA TEORÍA NEOCLÁSICA DEL EQUILIBRIO GENERAL. ............. 7
Demostración de la existencia del equilibrio competitivo general. ........................ 8
CAPITULO II ........................................................................................................................... 9
2.Teoría del Equilibrio General........................................................................ 9
2.1. Arrow y Debreu (1954), y Debreu (1959)........................................................... 10
2.2. CARACTERÍSTICAS DEL MODELO ARROW-DEBREU ................................ 11
2.3. LOS DOS TEOREMAS DE LA ECONOMÍA DEL BIENESTAR ...................... 12
BIBLIOGRAFÍA ............................................................................................... 13
INTRODUCCION

El problema central en la Teoría del Equilibrio General de una economía bajo


competencia perfecta consiste en explicar un modelo en el que los precios de las
mercancías son tornados exógenamente (es decir, que ninguno de los agentes de la
economía tiene influencia sobre ellos), en el que los agentes buscan maximizar
funciones objetivo (el beneficio en el caso de los productores y la satisfacción en el caso
de los consumidores) y en el que existe igualdad entre la oferta y la demanda agregadas
en todos los mercados. El primer modelo de la Teoría del Equilibrio General fue
elaborado por León Walras (1874). Walras y sus sucesores percibieron que su teoría
sería poco sólida sin un argumento que soportara la existencia de por lo menos un
equilibrio. Walras notó la correspondencia entre el número de precios por determinar y
el número de ecuaciones que expresan la igualdad entre la oferta y la demanda; pero
esto no era suficiente para determinar el equilibrio porque sólo los precios relativos
afectan el comportamiento de los agentes y las ecuaciones no son necesariamente
independientes. La Teoría del Equilibrio General identificó dos problemas adicionales al
de la existencia del equilibrio: su estabilidad y su unicidad. Cada uno tuvo un desarrollo
histórico diferente pero, de los tres, el más importante fue, quizás, el de la existencia.
Es en el contexto de este problema que se enmarca el aporte del modelo Arrow-Debreu
(en adelante A-D).
OBJETIVOS

General:

 Analizar el modelo de Arrow- Debreu

Específicos:
CAPITULO I

1. MODELO ARROW-DEBREU.

Es en 1954 que Arrow (1921) y Debreu (1921) resuelven el problema


planteado por Walras, mostrando que si las relaciones de preferencia de los
consumidores, y las funciones de producción de las empresas poseen ciertas
propiedades a las cuales se les puede dar un significado económico,
entonces existe un sistema de precios para el cual las oferta y las demandas
globales de cada bien son iguales.

El interés de esta demostración, si se les compara con iniciativas


precedentes, es que se apoya exclusivamente en los comportamientos
maximizadores individuales, esto es “microeconómicos”. De allí la
importancia central tomado por el modelo Arrow-Debreu, denominado de
competencia perfecta en la microeconomía actual. En 1959, Debreu ha
publicado un libro, Teoría del valor, en el cual presenta en 100 páginas, una
forma definitiva del modelo; el subtítulo es bien diciente: Un análisis
axiomático del equilibrio económico, lo que es significativo del cambio de
perspectiva con relación al proyecto marginalista. En efecto, Debreu no
emplea por casualidad el término “axiomático”; matemático de formación y
todavía de práctica, no oculta que su procedimiento consiste en deducir
resultados con el empleo de las matemáticas, partiendo de axiomas, de
hipótesis expresados también en forma matemática.

Como lo veremos en los dos próximos capítulos, en los cuales se


examinaran en detalle las hipótesis planteadas por Arrow y Debreu,
concluiremos que estas últimas no son completamente arbitrarias y se les
puede dar un contenido o una interpretación de tipo económica accesible por
la intuición.

Sin embargo, este contenido es de alguna manera subordinado a las


necesidades de demostración matemática al punto que el economista no
especializado puede legítimamente preguntarse sobre la relación entre los
modelos construidos en tal perspectiva y la realidad que presumen describir.
El problema del realismo de las hipótesis.
Se llega al debate sobre el “realismo de las hipótesis”, que ha hecho correr
ríos de tinta y que además, está lejos de estar resuelto; en tal debate la
microeconomía no está por fuera, en tanto es la rama más matematizada de
la economía.

1.1. LA TEORÍA NEOCLÁSICA DEL EQUILIBRIO GENERAL.

La Teoría del Equilibrio General Walrasiano (TEGW) ocupa el lugar central


del análisis económico moderno desde hace medio siglo.

Aparece como la más desarrollada en el cumplimiento del tema central de


los economistas, esto es, resolver la pregunta de A. Smith sobre el proceso
y las condiciones de la coordinación mercantil de los individuos
descentralizados. En la Riqueza de las Naciones, A. Smith (1776/1997)
señalaba “que la economía política es uno de los ramos de la ciencia del
legislador o del estadista” (a fin de determinar cuál es la mejor organización
económica) “para enriquecer al soberano y al pueblo” (p. 377). La
propuesta de A. Smith es que una economía liberal y mercantil
(individualista, libre de los intervencionismos estatales o colectivos) es la
organización ideal para obtener un resultado óptimo para todos, pues a
pesar“de que el individuo sólo piensa en su ganancia propia es conducido
por una mano invisible a promover un fin que no entraba en sus intenciones”
(p. 402) . Los economistas teóricos han querido aclarar científicamente las
condiciones bajo las cuales se puede aceptar la posición de A. Smith, y así
entender las ventajas del liberalismo económico (coordinación exitosa de
múltiples agentes comerciantes, gracias al sistema de precios) como el
sistema más conveniente para la economía moderna. En este sentido, se
trata de producir como ha dicho Hahn “una respuesta abstracta a una
pregunta abstracta” que sirva de teoría general para entender y discutir las
realidades económicas.

Arrow y Hahn han declarado que este tema es central para la ciencia
social:
La noción de que un sistema social movido por acciones independientes
en búsqueda de valores diferentes es compatible con un estado final de
equilibrio coherente, donde los resultados pueden ser muy diferentes a los
buscados por los agentes; es sin duda la contribución más importante que
ha aportado el pensamiento económico al entendimiento general de los
procesos sociales (Arrow y Hahn 1977, 14, subrayado nuestro).

1.2. Demostración de la existencia del equilibrio competitivo general.


Arrow y Debreu muestran las condiciones lógicas para la existencia de
situaciones de equilibrio de precios (vectores P*, X*, Y*) que hacen
compatibles las acciones decididas por los distintos agentes. La unicidad
de esta situación se obtiene con requisitos especiales

Los modelos de Walras y Arrow-Debreu consiste en suponer que todos


los agentes puedan ser reunidos antes que comience la actividad
económica propiamente dicha, o al menos, que estén en condiciones de
comunicarse entre ellos con el fin de las negociaciones anteriores a la
firma de los contratos. Se podría decir que deben ser reunidos en un
cónclave de donde surgirá una red de contratos privados El papel del
subastador es precisamente el de generar esa armonización y de
conducir los planes iniciales de los individuos hacia una situación de
compatibilidad y de optimización. Destaquemos un punto central de tal
sistema: mientras el acuerdo final no sea alcanzado, no existe
compromiso real entre los agentes sino solamente promesas, conjeturas
sujetas a renegociación. Hacer una oferta no compromete nada. Uno
siempre puede volver sobre su palabra mediante la retroalimentación del
proceso de información dado por el subastador. La regla del juego es
que es necesario llegar a un consenso antes que el cónclave concluya.
Por definición, lo que sale del cónclave es un equilibrio. Es, a causa de
esta validación ex ante, que el modelo neoclásico puede ser calificado
de centralizado en la medida en que se afirma que lo propio de la
centralización es la existencia de un juicio previo respecto a la utilidad
social de una actividad antes de la ejecución de esa actividad ( De Vroey
1984, 132, subrayado nuestro) .
CAPITULO II

2. Teoría del Equilibrio General

El problema central en la Teoría del Equilibrio General de una economía bajo


competencia perfecta consiste en explicar un modelo en el que los precios
de las mercancías son tornados exógenamente (es decir, que ninguno de los
agentes de la economía tiene influencia sobre ellos), en el que los agentes
buscan maximizar funciones objetivo (el beneficio en el caso de los
productores y la satisfacción en el caso de los consumidores) y en el que
existe igualdad entre la oferta y la demanda agregadas en todos los
mercados. El primer modelo de la Teoría del Equilibrio General fue elaborado
por León Walras [1874].

Walras y sus sucesores percibieron que su teoría sería poco sólida sin un
argumento que soportara la existencia de por lo menos un equilibrio. Walras
notó la correspondencia entre el número de precios por determinar y el
número de ecuaciones que expresan la igualdad entre la oferta y la
demanda; pero esto no era suficiente para determinar el equilibrio porque
sólo los precios relativos afectan el comportamiento de los agentes y las
ecuaciones no son necesariamente independientes.

La Teoría del Equilibrio General identificó dos problemas adicionales al de la


existencia del equilibrio: suestabilidad y su unicidad. Cada uno tuvo un
desarrollo histórico diferente pero, de los tres, el más importante fue, quizás,
el de la existencia. Es en el contexto de este problema que se enmarca el
aporte del modelo Arrow – Debreu (enadelanteA-D).

Aun antes de la formulación del modelo A-D en los años cincuenta, ya se


habían dado pasos hacia una prueba de existencia del equilibrio competitivo,
fundamentalmente en el trabajo de Wald [1936] y Von Neumann [1937]. Sin
embargo, debe notarse que antes de que se abordara de nuevo el problema
de la existencia, los aportes se encaminaron más hacia la estabilidad
dinámica del equilibrio general. Fue Samuelson [1947] el que distinguió
claramente entre equilibrio y estabilidad. Quizás la razón por la que el
problema de la dinámica del equilibrio precedió en cierta medida al de su
existencia sea que aunque exista un equilibrio competitivo, es necesario
estudiar las condiciones que garantizan que una economía competitiva
tienda en el tiempo a un equilibrio.

Volviendo a la existencia del equilibrio general competitivo, el problema


central desde Walras había sido demostrar la existencia de un sistema de
precios que satisficiera las siguientes condiciones:
1. Que igualara las ofertas y demandas agregadas en todos los mercados
simultáneamente;
2. Que cada consumidor satisficiera sus preferencias al máximo dentro de
su conjunto de consumo y sujeto a su restricción presupuestaria; y,
3. Que cada productor maximizara sus beneficios dentro de su conjunto de
producción y bajo supuestos económicamente plausibles.

2.1. Arrow y Debreu (1954), y Debreu (1959)


formularon el teorema de existencia bajo hipótesis plausibles.'
El modelo de equilibrio general A-O es un formato para resolver sólo
algunas preguntas, o mejor, se creó para explicar el problema
especificado anteriormente; sin embargo, a él se lo critica porque no
puede dar cuenta de algún fenómeno económico en particular. Lo que sí
debe enfatizarse es que el modelo A-O ha comprobado ser muy flexible
en el tratamiento de algunos temas que originalmente fueron excluidos:
la incertidumbre, los mercados de activos, los mercados incompletos, un
número infinito de mercancías, bienes públicos y externalidades, entre
otros. Debe decirse claramente, pues, que si el modelo A-O en sus
versiones más generales no da cuenta de algún fenómeno económico,
esto por sí mismo no quiere decir que la teoría 'falsee' en cualquier
sentido la realidad.

2.2. CARACTERÍSTICAS DEL MODELO ARROW-DEBREU


La economía se desarrolla en un período de tiempo previamente
establecido y que se divide en un número finito de intervalos llamados
fechas. El espacio en el que se desarrolla la actividad económica se
divide, a su vez, en un número finito de regiones llamadas lugares. Así,
una mercancía del tipo A-O es un bien o servicio que se caracteriza por
sus propiedades físicas y por la fecha y el lugar en los que se encuentra
disponible. Por ejemplo, dos bienes con características físicas idénticas
en una fecha determinada pero situados en dos lugares diferentes, se
consideran dos mercancías diferentes. De forma análoga, dos bienes
idénticos físicamente y localizados en un mismo lugar pero en dos fechas
diferentes, representan dos mercancías distintas.
Ahora bien, la cantidad de cada mercancía se representa por un número
real y su precio es un número real asociado a ella. Esta definición de
precio no hace referencia a ninguna unidad monetaria. Existe un número
entero positivo de mercancías. Un sistema de precios p es un punto de
R1. De otra parte, la economía está conformada por dos sectores: un
número finito de consumidores y un número finito de productores. El
comportamiento de cada uno de los agentes se explica cómo el proceso
de maximizar una función objetivo sujeta a restricciones: el consumidor
maximizará su satisfacción sujeto a la restricción de presupuesto, y el
productor intentará maximizar sus beneficios sujeto a la restricción de
sus posibilidades de producción.
Finalmente, el modelo A -D es un modelo estático definido para un
período previamente determinado. Walras creó de manera exógena un
agente, llamado subastador, quien al comienzo del período emite unos
precios para cada una de las mercancías. El objetivo del subastador es
maximizar la función del valor del exceso de demanda. Esta es su
función de utilidad y debe escoger un sistema de precios que la
maximice.
La función de este último agente, no proviene de un comportamiento
racional: los consumidores y productores buscan maximizar sus
funciones de utilidad y beneficio, objetivos que pueden considerarse
plausibles; pero la maximización de la función del valor del exceso de
demanda es una hipótesis exógena que no se deriva del comportamiento
racional de los agentes individuales. No obstante, aunque el objetivo del
subastador no provenga de un comportamiento racional, una vez que se
acepta su papel de maximizar la función del valor del exceso de
demanda, él es un agente como cualquier otro, consumidor o productor.
Este comportamiento del subastador refleja la conocida regla de la ley
de la oferta y la demanda, es decir, ante un exceso de demanda en el k-
ésimo mercado, su precio se incrementa, y ante un exceso de oferta, su
precio disminuye. Sin embargo, el subastador no hace verdaderamente
dinámico el modelo AD.

2.3. LOS DOS TEOREMAS DE LA ECONOMÍA DEL BIENESTAR


En 1951-52, Arrow y Debreu, separadamente, trataban y resolvían otro de
los problemas centrales de la Teoría del Equilibrio General: el problema
del bienestar económico.
Definición: Un estado ((X¡),(yj» de E se dice sostenible si satisface: X¡E
X¡ para todo i, yj E Yj para todo j, x -y = w. Es decir, un estado ((X¡),(yj»
es sostenible si Xi es un consumo posible para cada consumidor, yj es
una producción posible para cada productor, y es un equilibrio de
mercado.
Dada una economía E, un consumo Xipara el i-ésimo consumidor es
sostenible si existe un estado sostenible cuya componente
correspondiente a este consumidor es Xi. El conjunto de todos sus
consumos sostenibles es llamado su conjunto de consumo sostenible.

AMPLIACIONES DEL MODELO ARROW-DEBREU


BIBLIOGRAFÍA

Arrow, K. (1994). Individualismo metodológico y conocimiento social.


Documentos y procedimientos de AEA. Mayonesa.
Arrow, K. y Hahn, F. (1977). Análisis general competitivo. México: FCE.
Arrow, K. (1987/1991). Teoría económica y la hipótesis de la racionalidad. El
mundo de la economía. En J. Eatwell et al. (Eds.), The New Palgrave:
Un Diccionario de Economía. Londres: Macmillan Press.