Вы находитесь на странице: 1из 6

DUELO SIMBÓLICO

SÍNDROME DE YACENTE , PARA ILUMINAR A UN SER QUERIDO, HACER SU DUELO O PARA ILUMINAR
LA RELACIÓN CON NOSOTROS MISMOS

➢ Comprar una vela: Sentirla a la hora de elegirla, que nos vibre para esa persona a quien se
la queremos dedicar o en caso de iluminar la relación con nosotros mismos, que nos vibre
para nosotros

➢ Escribimos en un papel: "Lo siento, yo no lo sabía, por favor perdóname, te amo, gracias"

➢ En la parte de atrás de ese mismo papel, se pueden colocar unas palabras dedicadas a ese
ser o a nosotros mismos. (Lo bueno y lo malo, lo “no dicho”, los perdones, los errores y logros que se
quieren destacar, y todo lo que necesitemos expresar allí, incluso se puede transmitir lo que ya no
queremos tener mas en nuestra vida.

EJ: Si mi abuela antes de morir me dijo: “Nunca abandones a tu madre”. Y siento que eso es lo que
hoy me limita para independizarme, le puedo escribir a esa abuela, que esté tranquila que cuidaré a
mi madre aunque físicamente no me encuentre en el mismo lugar, de ese modo libero la lealtad
familiar a esa abuela).
Un ejemplo para la relación con nosotros mismos puede ser: He llevado una vida que hasta ahora
que no me agrada, no me hace feliz, a partir de hoy y de estas palabras me desprendo por completo
de esa vida para dar lugar a una nueva y mas sana, libre de: culpas, remordimientos, enojos, y todo
lo que quiera expresar aquí.
Ejemplo Yacente: Le escribimos a ese hermano o a esa persona de la que somos Yacente todo lo que
nos surja de corazón, si nos sentimos culpables podemos transmitirlo, podemos pedir los perdones
que necesitemos, y le decimos que con todo nuestro amor lo liberamos y nos liberamos para poder
progresar y para que él pueda trascender. De ese modo lo iluminamos y nos liberamos.
➢ Lo más importante es la intención que le ponemos y que lo hagamos de corazón. Se puede
personalizar tanto como queramos.

➢ Ponemos la vela en un plato y la encendemos. Es recomendable colocar el plato dentro de


una bandeja de metal, por si se cae y rueda que no queme nada a su alrededor. SIEMPRE SER
PRECAVIDOS A LA HORA DE ELEGIR DONDE COLOCARLA, ya que pasará unas cuantas horas
encendida.

➢ Leer la nota que se le ha escrito a ese ser 3 veces: 1º en voz alta, 2º susurrando, 3º
mentalmente. A continuación se quema la nota con la llama de la vela y se dejan las cenizas en el
plato hasta que se consuma la vela o colocar debajo del plato la nota hasta que la vela se consuma.

➢ Cuando la vela se ha consumido, se observa todo lo sucedido con ella, la forma que tomó el
cebo, cuanto demoró en apagarse, etc.

➢ Luego se toman los restos de la vela y las cenizas de la carta y se pueden enterrar en la tierra
como acto de unión con la naturaleza y el universo.
“LO QUE EL INCONSCIENTE TIENE PENDIENTE SANAR,
LO HARÁ SALIR DE NUEVO A LA LUZ”

Para poder liberarnos del Inconsciente Familiar, tenemos que restablecer cualquier
desequilibrio dentro de nuestro Sistema Familiar. Una de las causas sería que los
difuntos de la Familia no pudieron liberarse de sus traumas antes de fallecer y eso
hace que se transmiten de inconsciente a inconsciente. Los Fallos de nuestros
abuelos o padres se pueden ir transmitiendo en la 3a o 4a generación siguiente.

Si nos cuesta encontrar información sobre los sucesos familiares: los desequilibrios se
pueden descubrir en las repeticiones de pautas de comportamiento o cuando se repiten los
mismos sucesos: adicciones, adulterios, accidentes, suicidios, abortos, enfermedades, etc,
entre los integrantes de una familia.

Para evitar la repetición se tiene que ser consciente de ello, reconocer el dolor del
Ancestro, hacer un duelo, por ejemplo con la psicomagia: Escribiendo una carta hablando
sobre el suceso y después quemar la carta, para liberar la lealtad familiar.
Cuando vamos tomando consciencia de un problema familiar y lo transformamos,
automáticamente el inconsciente familiar se va resolviendo, liberamos a los Ancestros,
liberamos a nuestros Descendientes y nos liberamos a nosotros mismos.
Cuando más conciencia tengamos, podemos ir Iluminando todo nuestro Árbol Genealógico
hasta elevar a cada uno de los familiares a su máxima Perfección Divina.
DECRETO PARA ILUMINAR MI ÁRBOL GENEALÓGICO

Imagina a todos tus Ancestros y Descendientes delante de ti.


Repite el siguiente Decreto durante un periodo de 7, 14 o 21 días seguidos. X3 significa
repetir el párrafo 3 veces seguidas.

“Desde mi amada presencia yo soy, a todos mis guías y seres de luz/


que me acompañan, y a todos mis ancestros y descendientes: /
Pido liberar del inconsciente familiar de mi árbol genealógico
cualquier desequilibrio, conflicto, falta de armonía, deuda, lealtad o
fidelidad limitante /
y a todo ancestro que haya sufrido (X3)/
A partir de ahora pido purificar e iluminar todo mi árbol genealógico, tanto los ancestros que
son mis raíces, como los descendientes y yo mismo/a, que somos sus frutos. (X3)
Que todo mi árbol genealógico sea llevado a la máxima perfección divina y a su bien más
elevado. (X3) Que así sea, así es, hecho está.”

FRASE DEL “PERDÓN”

Si se hace al final del día, limpia todas las particulas de negatividad que ayudan a
construir nuestras paredes de separación. Se ha comprobado en muchos casos que si se

trabaja con esta oración durante 32 dias consecutivos se pueden sanar innumerables
situaciones de dolor y separación de nosotros mismos, con Dios/Espiritu/Fuente, con
otras personas y situaciones en nuestras vidas. No es necesario conocer la causa raíz, solo
tenemos que estar dispuestos a perdonar. El perdón es la llave que abre las puertas del
Amor.

“SI ALGO O ALGUIEN ME HIRIÓ EN EL PASADO CONSCIENTE O INCONSCIENTEMENTE, YO


LO PERDONO Y LO LIBERO.

SI YO HE HERIDO A ALGUIEN O A ALGO EN EL PASADO CONSCIENTE O


INCONSCIENTEMENTE, YO LO PERDONO Y LO LIBERO.

SI YO ME HERÍ A MI MISMO EN EL PASADO, CONSCIENTE O INCONSCIENTEMENTE, YO ME


PERDONO Y ME LIBERO.”
ACTO SIMBÓLICO: ILUMINA TU ÁRBOL GENEALÓGICO

➢ Comprar una vela para cada persona del árbol que vamos a iluminar (Sentir a la hora de
elegirlas, que nos vibren para esas persona a quienes se las queremos dedicar).

➢ Escribimos en un papel para cada persona su nombre y la frase

"Lo siento, yo no lo sabía, por favor perdóname, te amo, gracias"

➢ En la parte de atrás de ese mismo papel, se pueden colocar unas palabras dedicadas a ese
ser. Lo más importante es la intención que le ponemos y que lo hagamos de corazón. Se puede
personalizar tanto como queramos. Se pueden utilizar fotos de la persona.

➢ Ponemos las velas en un plato c/u y la encendemos. Es recomendable colocar el plato dentro
de una bandeja de metal, por si se cae y rueda, que no queme nada a su alrededor. SIEMPRE SER
PRECAVIDOS A LA HORA DE ELEGIR DONDE COLOCARLA, ya que pasarán unas cuantas horas
encendidas.

➢ Colocar cada nota debajo del plato hasta que las velas se consuman.

➢ Cuando las velas se han consumido, se observa todo lo sucedido con cada una de ellas, la
forma que tomó el cebo, cuanto demoró en apagarse cada una, cual fue la última, etc.

➢ Luego se pueden quemar las notas y las cenizas junto al cebo de cada vela se pueden
enterrar en la tierra como acto de unión con la naturaleza y el universo. Y plantar una semilla
como símbolo del nacimiento de algo nuevo y sano.
CARTA DE LIBERACIÓN DEL CLAN FAMILIAR
Con esta carta liberas y te liberarás, de todo aquello que puedas estar heredando de tu
familia y personas que te rodean y que no te corresponde como enfermedades, culpas,
rencores, frialdad, indiferencia, violaciones, mala suerte en el amor, falta de cariño, dureza,
secretos, tragedias, engaños, infidelidades, traiciones, robos, mentiras, etc. Vas a liberarte de
todo aquello, que está provocándote enfermedades o problemas el día de hoy. Esta carta la
redactarás de puño y letra.

Modelo de la Carta
Yo… (escribe tu nombre y apellidos) en este acto de mi puño y letra, redacto hoy esta carta
como regalo a la familia a la cual pertenezco. Con la ayuda, el amor y la presencia de Dios y
del Espíritu Santo, yo bendigo a mi familia y los perdono. Yo libero a mi familia y me libero de
ella.
Me libero y libero a mis bisabuelos, a mis abuelos, a mis padres, a mis tíos, a mis primos, a
mis hermanos, a mis hijos (aunque no los tengas), a los amigos o enemigos de la familia, a
toda persona a mi alrededor y a toda persona que en algún momento haya estado conmigo,
de todos los programas inconscientes que me han heredado. Los libero y me libero, de
cualquier ofensa que otra familia haya recibido de la mía, y pido perdón a todos, en nombre
de aquel que haya ofendido por parte de mi familia.

Hoy me libero y libero a toda mi familia y conocidos, de memorias de pérdida económica,


conflictos por herencias, derroches, asesinatos, muertes repentinas o violentas, suicidios,
enfermedades mentales, enfermedades físicas, accidentes, violaciones, tocamientos,
adulterios, hijos no deseados, hijos no nacidos, hijos no reconocidos, hijos abandonados,
incestos, abandonos, crueldades, golpes, violencia física, violencia emocional, infidelidades,
engaños, traiciones, mala suerte en el amor, maldiciones, desarraigos, desamor, trabajos
forzados, esclavitud, guerras, secretos no revelados, memorias de dolor, tristeza y llanto, y
de todo aquello que sea una vergüenza o una limitación.

Hoy me libero y libero a toda mi familia y conocidos, de todo aquello que haya afectado a los
miembros de mi familia y a otras familias, para que estas memorias, ya no se sigan
heredando a través mío, para que ya no se sigan perpetuando en mi persona ni en
generaciones venideras.

Por ejemplo: Hoy Libero y me libero de mi padre (Nombre), de sus maltratos y su


alcoholismo. Hoy libero y me libero de mi madre (Nombre), su carácter sumiso y su diabetes,
etc. Hoy corto todo lazo con esa memorias y me libero de todas las cargas que no me
corresponden. Para mi bien y el de todos los involucrados. Hoy agradezco a Dios, al Espíritu
Santo y al Universo. Hoy sé que soy libre y quedo libre. Hecho está.
Gracias, Gracias, Gracias!

Cuando hayas finalizado tu carta, la lees en voz alta, la quemas y te deshaces de las
cenizas. Así de sencillo y con conciencia, te liberas de todo aquello que tu inconsciente viene
cargando y peor aún, heredando. Una vez realizada la ceremonia de lectura y quema de la
carta, deberás esperar 30 días (Cuarentena), para que tu mente vaya asentando lo vivido, lo
sentido, lo soltado. Serán 30 días de cambios de ánimo intensos.
Algunos días, podrás tener mucho sueño, o no tener nada de sueño, estar alegre, triste,
eufórico, emocionado, deprimido, etc. Todo esto es normal. Para el día 30, te sentirás
increíblemente ligero, con los pensamientos más claros, con más paz interior, con la certeza
de todo lo que has soltado y con la seguridad para tomar nuevos rumbos y decisiones en tu
vida. Para comenzar por fin, tu nueva vida.

Importante
El período de cuarentena varía de persona a persona, por lo que puede ser que los cambios
se noten a los 15 días para algunas personas, y para otras, 30. O bien, en algunas otras,
demore hasta 60 o 90 días. Esta carta se puede hacer todas las veces que sea necesario,
por las mismas personas, pero No por los mismos motivos. Es decir, si ya hice una carta de
duelo por mi padre alcohólico, ya la quemé, ya hice mi cuarentena y dentro de 6 meses,
recuerdo que una noche atropelló a una señora, hago nuevamente una carta, pero sólo por
este atropellamiento, ya no menciono el alcoholismo, porque de eso ya se hizo duelo.
Y esta carta sirve para eventos futuros también, porque nos faltan muchas cosas por vivir.
Por lo tanto, si en 10 años, tenemos nuevos problemas cargando, con familiares, amigos,
compañeros de trabajo, jefes, etc. Podemos volver a hacerla para no heredar a nuestros
hijos nuestros futuros errores o fallas.