Вы находитесь на странице: 1из 35

“AÑO DEL DIALOGO Y LA RECONCILIACION NACIONAL”

FACULTAD DE EDUCACION
SECUNDARIA

TEMA
EL ALCOHOLISMO
ESCUELA: CIENCIAS SOCIALES Y DESARROLLO RURAL

CICLO :I

INTEGRANTES : LLIHUA MENDOZA NILA CATERIN


SALVATIERRA CARHUAPOMA MARYORY

DOCENTE : CHRISTIAN TORRES ACEVEDO

CURSO : ETICA Y LIDERAZGO

HUANCAVELICA
PERU -2018

1
DEDICATORIA

A NUESTROS PADRES

Por el apoyo económico

Que nos brindaron para


poder realizarnos

Como profesional y así


seguir luchando frente a
todo

Lo que se pueda
presentar.

AGRADECIMIENTO

A DIOS

Por hacernos personas de

bien y ver la vida hacia un

futuro mejor.

2
INDICE

CAPITULO I ----------------------------------------------------------------------------------------------- 6
1.1. DEFINICION...................................................................................................... 6
1.2. ALIANZAS EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: ......................................... 6
a. POTENCIAS DEL EJE: ..................................................................................... 6
b. LOS ALIADOS:.................................................................................................. 7
1.3. CAUSAS QUE ORIGINARON LA GUERRA: ..................................................... 8
a. EL TRATADO DE VERSALLES: ....................................................................... 8
b. LA EXALTACIÓN NACIONALISTA: .................................................................. 8
c. EL AFÁN IMPERIALISTA: ................................................................................. 9
d. LA CARRERA ARMAMENTISTA: ..................................................................... 9
e. NUEVAS ALIANZAS DE PAISES: ................................................................... 10
f. EL PREDOMINIO IDEOLÓGICO:.................................................................... 10
1.4. CARACTERÍSTICAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: ....................... 11
1.5. FASES DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: ............................................. 11
a. LA OFENSIVA ALEMANA: .............................................................................. 12
1. LA INVASIÓN DE POLONIA: ...................................................................... 12
2. RENDICIÓN DE DINAMARCA: ................................................................... 13
3. INVASIÓN DE NORUEGA: ......................................................................... 13
4. INVASIÓN DE BÉLGICA, HOLANDA Y LUXEMBURGO: ............................ 13
5. INVASIÓN DE FRANCIA: ............................................................................ 14
b. ATAQUE AEREO A INGLATERRA: ................................................................ 15
c. LUCHA EN EL MEDITERRÁNEO Y ESTE EUROPEO: .................................. 16
1. LA LUCHA EN LOS BAUSANES: ................................................................ 16
2. EL EPISODIO AFRICANO: ......................................................................... 17
3. INVASIÓN DE RUSIA:................................................................................. 17
d. GUERRA ENTRE EL JAPÓN Y LOS ESTADOS UNIDOS: ............................. 18
e. OFENSIVA ALIADA:........................................................................................ 18
f. DERROTA ALEMANA: .................................................................................... 21
g. RENDICIÓN DEL JAPÓN:............................................................................... 22
1.6. PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: ......... 24
1.7. AMERICA LATINA EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: ........................... 25
1.8. EL PERÚ Y LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: ............................................ 27
1.9. CONSECUENCIAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: .......................... 28

3
CONCLUSIONES -------------------------------------------------------------------------------------- 32
BIBLIOGRAFIA ----------------------------------------------------------------------------------------- 33
ANEXOS ------------------------------------------------------------------------------------------------- 34

4
INTRODUCCION

La segunda guerra mundiaI fue un conflicto armado que se extendió


prácticamente por todo eI mundo entre Ios años 1939 y 1945. Los principaIes
beIigerantes fueron, de un Iado, AIemania, ItaIia y Japón, IIamadas Ias potencias
deI eje, y deI otro, Ias potencias aIiadas, Francia, eI Reino Unido, Ios Estados
Unidos, Ia Unión Soviética y, en menor medida, China. Tras un difíciI paréntesis
de veinte años, de Ias graves disputas que Ia primera guerra mundiaI había
dejado sin resoIver. La frustración aIemana después de Ia derrota y Ios duros
términos deI Tratado de VersaIIes, junto con Ia intranquiIidad poIítica y Ia
inestabiIidad sociaI que afectaron crecientemente a Ia repúbIica de Weimar,
tuvieron como resuItado una radicaIización deI nacionaIismo aIemán. De esta
forma se produjo eI advenimiento aI poder de AdoIf HitIer, jefe deI Partido Obrero
AIemán NacionaI SociaIista (NSDAP), o partido nazi, de ideoIogía totaIitaria,
uItranacionaIista y antisemita. La segunda guerra mundiaI arrojó un baIance de
entre 35 y 60 miIIones de muertos, de eIIos gran número de civiIes. Los
bombarderos masivos de ciudades e instaIaciones industriaIes generaron
asimismo enormes pérdidas materiaIes. La capacidad ofensiva de Ias nuevas
armas y tácticas de guerra (transportes y bombardeos aéreos, portaaviones,
unidades de paracaídas, tanques con potentes cañones, bombas
autopropuIsadas −como Ios cohetes V−1 y V−2 que Ianzaron Ios aIemanes
sobre Londres− y bombas atómicas) expIica Ias grandes destrucciones y
matanzas producidas, sobre todo, en Ia Unión Soviética, AIemania, Japón,
Francia y eI Reino Unido.

Las conferencias de paz de Teherán (1943), YaIta y Potsdam (ambas en 1945)


cambiaron eI mapa deI mundo y sentaron Ias bases de un nuevo período
histórico en eI que Ia vieja Europa cedió su hegemonía a Ias dos nuevas
superpotencias que se consoIidaron durante y tras Ia guerra: Ios Estados Unidos
y Ia Unión Soviética. AI finaI deI confIicto Ia Organización de Ias Naciones Unidas
(ONU) reempIazó a Ia Sociedad de Naciones (SDN), fundada en 1919, y se
otorgó a sí misma Ia misión de resoIver Ios confIictos, en generaI béIicos, de
carácter internacionaI.

5
CAPITULO I

LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

1.1. DEFINICION

Entendemos por segunda guerra mundial al conflicto armado que se


desató entre 1939 y 1945, en el cual tuvo como adversarios a las
potencias totalitarias del Eje (Alemania, Italia y Japón y sus satélites,
Hungría, Eslovaquia, etc.) y a las potencias democráticas aliadas (Gran
Bretaña, Francia, Estados Unidos, Polonia, Países Bajos entre muchos
otros países y más tarde la URSS, China, y la mayoría de los países de
América latina). Esta guerra sin duda ha sido la más generalizada y
destructiva, en todos los sentidos, que ha conocido la Humanidad.

1.2. ALIANZAS EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL:


a. POTENCIAS DEL EJE:

También llamada Eje Berlín-Roma-Tokio. Se refiere a los pactos firmados


por Alemania e Italia antes de la Segunda Guerra Mundial, a los que
también se adhirió Japón una vez comenzada la guerra. Además de estas
tres potencias, otros estados menores se agregaron a estos pactos, unos
por afinidad política y otros por temor.

Las Potencias del Eje la conformaban el Reino de Italia, Alemania nazi e


Imperio de Japón. Dichos países formaron un Pacto Tripartito que
posteriormente derivó en lo que se llamó el Bloque Berlín-Roma-Tokio.
Este nuevo bloque logró su establecimiento debido a las coincidencias
que existían entre sus sistemas de gobierno, económico e ideológico de
los tres países. De igual forma, compartían tres coincidencias de
connotación negativa: fueron los países menos beneficiados por el
Tratado de Versalles.

El término Eje Roma-Berlín fue utilizado por primera vez por Benito
Mussolini en noviembre de 1936, cuando refiriéndose al tratado de
amistad firmado el 25 de octubre de 1936 entre el Reino de Italia y la
Alemania nazi, dice que los dos países formarían un Eje alrededor del cual

6
girarían los otros estados de Europa. Este pacto de amistad se forjó a
iniciativa de Italia, que se estaba enfrentando a una fuerte oposición en la
Sociedad de Naciones con motivo de sus guerras de ocupación en
Somalia y Abisinia (Etiopía), consiguiendo con ello el apoyo de Alemania
que ya había abandonado la Sociedad de Naciones en 1933.
Posteriormente, en mayo de 1939, esta relación devendría en la alianza
denominada Pacto de Acero y finalmente integraría también a Japón tras
la firma del Pacto Tripartito el 27 de septiembre de 1940. Además de las
tres grandes potencias que dan nombre al pacto, se adhirieron al mismo:
Hungría, Rumanía, Bulgaria y Eslovaquia, ya separada del resto de
Checoslovaquia en virtud de los acuerdos de Múnich de 1938.

b. LOS ALIADOS:

Los Aliados de la Segunda Guerra Mundial fueron los países opuestos


oficialmente a las Fuerzas del Eje durante este conflicto Armado que fue
muy devastador. Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, la
República de China ya se encontraba luchando contra el Imperio de Japón
desde 1937.

Durante los años veinte, el gobierno del Kuomintang fue asistido por la
Unión Soviética, la cual ayudó a reorganizar el partido junto al modelo
leninista de la unificación del partido, Estado y ejército. Sin embargo, tras
la unificación de China, el generalísimo Chiang Kai-Shek purgó a los
izquierdistas de su partido y rehusó aliarse con el Partido Comunista de
China para luchar contra los nipones; en su lugar, optó por luchar con
ambos a la vez. Siguió siendo así aún después del incidente de Mukden
y el régimen títere de Manchuria establecido por las tropas japonesas en
1931. Las campañas anticomunistas de Chiang continuaron mientras
luchaba en conflictos pequeños e incesantes contra Japón a lo largo de
los años 30. China vio perder sus territorios ante Japón pedazo por
pedazo en este periodo.

A pesar de que China había estado luchando más tiempo que cualquiera
de las fuerzas aliadas, sólo se unió a los Aliados, de manera oficial,
después del ataque a Pearl Harbor, el 7 de diciembre de 1941. Chiang

7
Kai-shek sintió que la victoria aliada estaba asegurada con la entrada de
los Estados Unidos en la guerra y declaró la guerra a Alemania y a las
otras naciones del Eje. Sin embargo, la ayuda aliada permaneció baja
mientras se cerraba el camino a Birmania y sufrieron una serie de derrotas
militares contra Japón en el comienzo de la campaña. El grueso de ayuda
militar no llegaría hasta la primavera de 1945. Más de 1.5 millones de
tropas japonesas fueron atrapadas en el teatro de operaciones de China;
las tropas que de otra manera pudieron haber sido desplegadas en otra
parte, tenían a China colapsada e hicieron una paz separada con Japón.

1.3. CAUSAS QUE ORIGINARON LA GUERRA:


a. EL TRATADO DE VERSALLES:

Se ha establecido que un 90% de las causas que generaron la Segunda


Guerra, se encuentran en el Tratado de Versalles (cuyas consideraciones
se vieron anteriormente). Él no es sino la materialización del afán
revanchista francés, luego de la derrota a manos de Rusia en 1870. Las
cláusulas que allí se insertan, tienden a la eliminación de Alemania como
potencia; lo que debía pagar cómo indemnización 37,000'000,000 de
Marcos de Oro, era poco menos que imposible. Precisamente, para
ayudar a Alemania a cancelar esta deuda, surgieron los planes Dawes y
Young que, en base a empréstitos, lograrían la recuperación de la
industria germana. Así, hasta 1931, Alemania había recibido la suma de
27'000,000; sólo había pagado 17000,000, en adelante y con la ascensión
de Hitler al poder, dejó de pagar.

Por eso, a partir de 1933 se fue dejando, paulatinamente, sin efecto el


tratado hasta que, posteriormente, era letra muerta. A la revancha
francesa, surgía ahora la revancha Alemana.

b. LA EXALTACIÓN NACIONALISTA:

En el período de 1920 a 1939, pueblos como Alemania, Italia y Rusia,


desarrollaron un profundo sentimiento nacionalista. Sus habitantes
encontraron en las nuevas ideas, entonces imperantes, la esencia tantas
veces acariciada y soñada del amor al suelo patrio, del engrandecimiento

8
de la nación y, fundamentalmente, de la creencia del predominio de su
país sobre otro o todos los demás. En este sentido, el Nacional Socialismo
y .el Fascismo, doctrinas de las cuales ya hemos hablado anteriormente,
inculcaron estas creencias en la juventud en formación. El nazismo buscó
la integración de los pueblos de raza germana; en Italia se habló de una
"Italia irredenta" que incluía Córcega, Niza, Saboya. Rusia, se desenvolvía
dentro de los moldes del comunismo, que buscaba la transformación en
una nueva nación bajo el predominio del proletariado. En una u otra forma,
el celo y afán nacionalista, vinculó pueblos y ciudades, pero enemistó
regiones y estados.

c. EL AFÁN IMPERIALISTA:

O sea la búsqueda del predominio político y económico, fue un anhelo que


nuevamente se hizo presente, tal vez con un criterio revanchista, tanto en
Alemania como en Italia. Se buscaron y plantearon anexiones; se habló
de incorporación de regiones que habían sido segregadas, en 1919, de
sus estados de origen. Así, Alemania reclamó sus colonias perdidas en la
Primera Guerra; proclamó el "espacio vital" que necesitaba para su debido
desenvolvimiento, dirigiendo sus miradas hacia los llanos de la Ucrania
Rusa y aun de las cuencas carbonineras del Sarre. Entretanto, los
italianos, para no ser menos, pretendían Albania, en Europa, Etiopía,
Túnez y el dominio del Canal de Suez, en África. Por su parte las
potencias occidentales, al consolidar su autoridad sobre sus imperios
coloniales de ultramar, trataron de intensificar el comercio en todo orden
de cosas.

d. LA CARRERA ARMAMENTISTA:

La Sociedad de las Naciones y las conferencias sobre la limitación de


armamentos y desarme, que hasta entonces se habían venido haciendo,
no habían surtido los efectos deseados. Europa, así, se vio empeñada en
una nueva carrera armamentista, especialmente Alemania donde Hitler y
los dirigentes nazis anunciaron, enfáticamente que preferían poseer
“fábricas de cañones y no fábricas de mantequilla". Sus soldados fueron
convenientemente equipados con los más modernos armamentos,

9
grandes divisiones de tanques (panzer divisions) estaban prontas a entrar
en acción, mientras que la aviación y la marina, desconociendo el Tratado
de Versalles sobre la limitación de tonelaje, construían acorazados,
submarinos y aviones en busca del dominio del mar y del aire. Italia, por
su parte, destinó gran parte de su presupuesto al equipo bélico y afirmaba
contar con más de ocho millones de bayonetas listas para combatir.
Inglaterra, Francia y Rusia, aunque en menor escala, también hacían
grandes inversiones en procura de renovación y equipamiento de sus
ejércitos para una guerra que ellos veían próxima a estallar, pero que, a
toda costa, trataban de evitar.

e. NUEVAS ALIANZAS DE PAISES:

Frente al armamentismo y el afán imperialista, los países europeos


nuevamente iniciaron una política de alianzas que les permitiera, llegado
el caso, afrontar con éxito el desencadenamiento de la guerra. Así
Alemania se aproximó a Italia, de tal manera que ambos países de orden
totalitario constituyeron en 1936, el llamado Eje Berlín-Roma que, en
1937, se integró con el Japón. Ante esta actitud de los países del Eje, se
organizaron los aliados: Francia, Bélgica e Inglaterra quienes para evitar
el estallido de la contienda practicaron la llamada política del
"apaciguamiento".

f. EL PREDOMINIO IDEOLÓGICO:

Evidentemente el nazismo alemán y el fascismo italiano tenían


ambiciones de predominio mundial. Ya Hitler había proclamado la
superioridad de la raza germana y, más de una vez, éstos habían dicho:
"temblará la humanidad cuando se levanten los germanos por la gloria y
la libertad". No menos ambiciones mostraba el fascismo, cuyo jefe
“Mussolini” anhelaba imperar en el mundo.

Pero aquí cabe agregar, también, la posición del comunismo ruso que, día
a día, se afianzaba más y cuya fuerza, a no dudarlo, terminaría por
imponerse en el oriente europeo.

10
1.4. CARACTERÍSTICAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL:

La Segunda Guerra Mundial fue similar en parte a la Primera (Alemania


luchó en dos frentes contra Francia, Gran Bretaña, la URSS y EEUU),
pero también tuvo muchas diferencias respecto a ésta.

La primera diferencia es que la Segunda Guerra Mundial se produjo en


territorios mucho más amplios que la Primera (Europa, Norte de África,
Sureste Asiático, Océano Atlántico, Océano Pacífico, etc.).

Otra diferencia es que, mientras en la Primera Guerra Mundial, Alemania


tuvo oportunidad de victoria hasta el último año de guerra, en la Segunda
Guerra Mundial tenía la guerra perdida ya en 1943, dos años antes de
terminar el conflicto.

Si la Primera Guerra Mundial fue una Guerra de Trincheras, la Segunda


Guerra Mundial fue una Guerra de Movimientos, debido sobre todo a la
utilización masiva de grandes formaciones de tanques en colaboración
con la aviación.

Esta guerra veloz y móvil fue creada por los alemanes y gracias a ella
consiguieron enormes éxitos al principio de la guerra. Posteriormente,
ingleses, americanos y rusos la utilizaron contra el Eje con el mismo éxito.

La Primera Guerra Mundial había afectado enormemente a la población


civil, pero en la Segunda, la población civil sufrió especialmente, de
manera que murieron más civiles que militares. Las muertes de civiles se
debieron a los bombardeos aéreos (especialmente los bombardeos sobre
ciudades alemanas, o las bombas atómicas lanzadas sobre Japón), pero
también a las represalias de los ejércitos contra la guerrilla y la población
civil y al exterminio de judíos, gitanos, etc., en los Campos de
Concentración Alemanes.

1.5. FASES DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL:

Contando con su formidable máquina guerrera y en su afán


eminentemente expansionista en procura del “Espacio Vital”, Hitler

11
desencadenó la Segunda Guerra Mundial, cuyos hechos más saltantes
son:

a. LA OFENSIVA ALEMANA: Dentro de esta fase debemos considerar:


1. LA INVASIÓN DE POLONIA:

En la primavera de 1939, ya Hitler había anunciado la suerte que le


tenía reservada a Polonia y pretextando la negativa polaca de la
entrega de Dantzig y el llamado Corredor Polaco, zonas habitadas por
germanos, tal como lo había planeado, ordenó el rompimiento del
fuego al despuntar el crepúsculo del 1º de setiembre de ese año. En
realidad, la Segunda Guerra Mundial, había comenzado.
Inmediatamente la Wehrmacht (ejército alemán), aplicó la nueva
concepción estratégica en materia guerrera, desarrollando la
"Blitzkrieg" (guerra relámpago) que se caracterizaba por ataques de
sorpresa ejecutados por intermedio de miles de tanques o panzer
divisioos y otros vehículos blindados, tropas motorizadas y
bombardeos en serie de la aviación, en acción sincronizada al
máximo, que producían el desconcierto en el enemigo. Cincuentiocho
divisiones, bajo el mando supremo del general von Brauchisch y con
la colaboración de los generales Fedor von Bock y Gerd von
Rundstedt, penetraron rápidamente en territorio polaco. En menos de
48 horas la aviación polaca fue destruida; el ejército nada pudo hacer
ya que estaba aferrado a las tácticas que habían predominado en la
Primera Guerra, dándose el caso, quijotesco tal vez, de una carga de
caballería sobre tanques ligeros alemanes, produciéndose una
espantosa masacre y carnicería como jamás antes se vio. En esta
situación desventajosa, Polonia resistía con heroísmo; Varsovia sufrió
un bombardeo aterrador, miles de civiles sucumbieron bajo sus
escombros, al final, sobre desolación y ruinas, fue tomada el 27 de
ese mes. Diez días antes, o sea el 17, Rusia había entrado en la
guerra para participar del festín en el reparto de Polonia que se firmó
el 28 de setiembre con Alemania.

12
2. RENDICIÓN DE DINAMARCA:

En medio de estas circunstancias de intranquilidad, el mundo entero


se sobresaltó con la noticia del asalto de Alemania hacia Dinamarca
y Noruega el 9 de abril de 1940.

Dinamarca fue ocupada sólo en 24 horas y sus aeropuertos fueron


aprovechados como bases de apoyo para la acción contra Noruega.
El anciano rey danés Christian X pidió a su pueblo que no resistiera y
ordenó a sus tropas que depusieran las armas. Dinamarca cayó en
poder nazi sin que se disparase, prácticamente, un solo tiro.
Tardíamente, y cuando ya la resistencia en Europa era ostensible
contra Alemania, el pueblo danés se aunaría a la reconquista de su
patria.

3. INVASIÓN DE NORUEGA:

Otra fue la actitud de Noruega, nación que pese a la traición del mayor
Vidkun Quisling quien abrió el acceso de sitios estratégicos a las
tropas germanas, sin embargo, la defensa fue encarnizada gracias al
apoyo aliado. Se luchó con denuedo no obstante la superioridad del
enemigo, teniendo como acción fundamental la batalla naval de
Narvik entre el 9 y 10 de abril que, si bien es cierto, favoreció a la
marina alemana, también estuvo a punto de ser reconquistada el 7 de
mayo, pero, en estas circunstancias, llegó la orden del alto mando
aliado de reembarcar tropas antes del ataque alemán a Holanda y
Bélgica. Así, Noruega se vio obligada a capitular el 9 de junio. ;
Alemania extendía sus dominios y afianzaba su llamado "espacio
vital".

4. INVASIÓN DE BÉLGICA, HOLANDA Y LUXEMBURGO:

En la madrugada del 10 de mayo, nuevamente la Wehrmacht hizo


funcionar la blitzkrieg. Ciento veinticinco divisiones, 7,500 tanques,
1,500 aviones de caza y 3,000 de bombardeo irrumpieron hacia el Mar
del norte. Holanda y Bélgica fueron invadidas por el general Von Bock,

13
mientras que von Rundstedt se aprestaba a penetrar en el indefenso
Luxemburgo.

Utilizando unidades aerotransportadas, Holanda fue vencida en 5 días


no sin antes soportar un atroz bombardeo en la ciudad de Rotterdam
que dejaron como saldo 25,000 personas muertas y curen de 80,000
sin hogar, en acto de crueldad sin precedentes. El 15 de mayo
Holanda capituló; la Reina Guillermina hubo dé refugiarse en Londres
junto con los demás miembros de su gobierno.

Bélgica no tardaría en correr la misma suerte. El rey Leopoldo III que


había apartado a su país de la alianza franco-inglesa» en busca de
una absurda neutralidad, solicitó el auxilio de estas naciones cuando,
en realidad, ya nada había que hacer. El general francés Gamelín
trató, vanamente, de reunir las divisiones blindadas para lanzar un
contraataque contra el invasor alemán, pero ello ya no fue posible.

El 27 de mayo Bélgica, por decisión de su rey Leopoldo, capítulo


incondicionalmente; los ejércitos aliados se retiraron hacia el Oeste
quedando encerrados en una gran "bolsa" sobre la que
amenazadoramente se cernían como tenazas los ejércitos alemanes
y que, más tarde, darían lugar a la acción épica del "Milagro de
Dunkerque".

5. INVASIÓN DE FRANCIA:

Hacia 1940 Francia, bélicamente, no estaba preparada como para


soportar con éxito una guerra. Sus generales se habían confiado
demasiado en la famosa Línea Maginot, a la cual consideraban
inexpugnable y que ningún ejército enemigo podría vencer y
atravesar. Sin embargo bien pronto la realidad sería completamente
distinta. Por su parte, los nazis habían planeado lanzar el peso de sus
fuerzas a través de la región luxemburguesa para irrumpir por la zona
más débil de las líneas defensivas francesas. Otra vez la blitzkrieg
entró en acción: mi-llares de aviones castigaron despiadadamente la
región, mientras que 3,000 tanques ligeros y pesados acompañados

14
de brigadas de infantería motorizada, ocupaban rápidamente cuanto
pueblo y ciudad encontraban en su camino. Luxemburgo nada
significó ante esta fuerza colosal; el río Mosa fue atravesado
quebrándose toda resistencia. Nada podía oponérseles. El 14 de
mayo el frente aliado Había sido rotó, las fuerzas alemanas
avanzaban en dirección a Sedán, partiendo en dos al país.

El general francés Gamelín fue reemplazado por el general Veygand


quien tampoco nada pudo hacer para contener la ofensiva alemana;
entretanto, las fuerzas británicas y francesas encerradas en el Norte,
sólo disponían de una pequeña área de defensa que en cualquier
momento podía ser quebrantada. Su única débil esperanza, era el ser
evacuado por el mar a través del puerto de Dunkerque.
Efectivamente, al amanecer del 26 de mayo se dio comienzo a la
evacuación en medio de un incesante bombardeo de la Luftwaffe
(aviación alemana), pese; a esto, entre los días que corrieron del 27
de mayo al 4 de junio, fueron reembarcados 327,000 hombres,
225,000 ingleses y 102,000 franceses, la operación-en sí fue un éxito
por lo que se le ha denominado el "Milagro de Dunkerque", aunque
hubo de abandonarse por completo gran cantidad de material y
equipo bélico que no se pudo transportar.

b. ATAQUE AEREO A INGLATERRA:

Vencida Francia, a Alemania no le quedaba sino Inglaterra para completar


su supremacía en el continente. El 19 de julio de 1940 Hitler le ofreció la
paz, pero Londres no lo tomó en consideración. Desde entonces, el Fuhrer
pensó, seriamente, en invadir la isla. Por aquellos instantes Gran Bretaña
había perdido casi todo su material de guerra, el ejército estaba en
reorganización, la Real Fuerza Aérea (RAF) era superada numéricamente
por la Luftwaffe alemana. Pese a esto el pueblo inglés se preparó a
resistir. Neville Chamberlain como Primer Ministro fue cambiado por el
gran estadista, estratega y político Winston. Churchill, quien frente al
panorama que se le ofrecía sólo prometió: "SANGRE, SUDOR Y
LAGRIMAS" para la heroica defensa del pueblo inglés.

15
El 8 de agosto de 1940 se dio comienzo a la batalla aérea de Inglaterra
que habría de prolongarse hasta mayo del año siguiente. Al haber
desistido Hitler de sus planes de invasión, ordenó a su mariscal del Aire,
Herman Goering, que bombardease los puntos vitales, caminos, vías
férreas, zonas industriales y puntos de abastecimiento para así rendir al
León Inglés. Oleadas de cientos y miles de cazas y bombarderos
alemanes atravesaban día y noche el Canal de la Mancha para descargar
toneladas de bombas en las castigadas ciudades inglesas, especialmente
en Birmingham. Manchester, Sheffield, Liverpool, Plymouth,
Southampton, Portsmouth, Bristol, Londres y Coventry; ésta última fue
casi borrada del mapa en una noche por efecto del bombardeo.

Sin embargo, las pérdidas que experimentaba la aviación alemana


también eran considerables, debido a la rapidez con que actuaban los
cazas ingleses y al descubrimiento del "radar" que permitía detectar
anteladamente el acercamiento de los vuelos enemigos. La nación
británica soportó con estoicismo estos cruciales momentos, alentados por
el entusiasmo y perseverancia de Churchill, el cual al rendir tributo a los
heroicos pilotos británicos habría de decir:' "Jamás en el terreno de los
conflictos humanos, tantos debieron tanto a tan pocos". Alemania había
fracasado, el curso de la guerra habría de tomar otros rumbos; Inglaterra
se alzaba como el baluarte en la defensa continental y de las naciones
libres del mundo.

c. LUCHA EN EL MEDITERRÁNEO Y ESTE EUROPEO: En este período


se pueden considerar las siguientes acciones:
1. LA LUCHA EN LOS BAUSANES:

Italia, para no ser menos en materia de conquistas y anexiones, invadió


Grecia, en la península balcánica, y, Libia en el África. En ambos
puntos sufrió grandes reveses ya que los ingleses acudieron en
defensa de los griegos, eliminando a la escuadra italiana fondeada en
el puerto de Tárente, mientras que en África se internaban en la región
de Bardia y de Bengasi (7 de febrero de 1941).

16
Estos fracasos italianos obligaron a Hitler el 2 de marzo de dicho año,
a intervenir en la región balkánica. Obligó a Bulgaria a adherirse al
Pacto Tripartito del Eje Berlín - Roma -Tokio, al cual se habían plegado
ya Hungría, Rumania y Eslovaquia. Poco después lo haría Yugoslavia
que, pese a todo, sería invadida para dar paso a tropas alemanas
rumbo a Grecia. Con ayuda, nuevamente, de algunas divisiones
inglesas, los griegos resistieron desesperadamente. Todo fue inútil, el
2 de mayo todo el país fue ocupado; acto seguido Hitler se lanzó sobre
la isla de Creta.

2. EL EPISODIO AFRICANO:

Entretanto, en África, se libraban violentos combates entre ingleses,


italianos y alemanes, éstos últimos enviados en auxilio de los italianos
contaban con la excelente dirección y comando técnico del general
Erwin Rommel, apodado el Zorro del Desierto, y quien al frente de sus
divisiones de tanques "Afrika Korps", ocupó Bengasi, Cirenaica y el 20
de junio de 1942 se apoderaba del importante puerto de Tobruk, punto
clave en el Mediterráneo Oriental.

3. INVASIÓN DE RUSIA:

Hitler, pretextando que Rusia había hecho traición a sus compromisos


y que favorecía a la causa de Inglaterra, decidió atacar a este enorme
e inmenso país. En efecto, en la madrugada del 22 de junio de 1941
dio comienzo a una gigantesca operación bélica: 180 divisiones que
representaban a más de un millón ochocientos mil hombres
atravesaron el río Niemen en dirección a Moscú, siete mil carros
blindados y más de 3,300 aviones acompañaban la formidable
expedición. Los avances nazis iniciales fueron rapidísimos, el 24 cayó
Brest-Litovsk, el 7 fue capturada, la ciudad de Minsk donde se hicieron
324,000 prisioneros; después de encarnizada lucha fue tomada la
ciudad de Smolensko en los primeros días de agosto, el avance era
incontenible, el 19 de setiembre los alemanes conquistaron la
importante ciudad de Kiev donde hicieron prisioneros la fabulosa
cantidad de 670 mil hombres. Entre tanto las fuerzas del mariscal Von

17
Leeb, ponían sitio a la ciudad de Leningrado que, además, era
castigada fuertemente por la aviación y disparos de artillería de largo
alcance; la resistencia sin embargo era por demás heroica.

d. GUERRA ENTRE EL JAPÓN Y LOS ESTADOS UNIDOS:

Dando cumplimiento al pacto del Eje Berlín-Roma-Tokio, el Japón


planeaba convertirse en potencia en el Pacífico Noroccidental y todas las
islas que él comprendía. En este sentido los Estados Unidos debían
oponer sus dominios insulares que aparecían como colonias,
protectorados, o países donde se había invertido grandes capitales
norteamericanos; por ello, las relaciones entre el Imperio Oriental fueron
haciéndose cada vez más tirantes, pero sin que ello presagiase una
declaratoria de guerra inmediata.

Pero, súbitamente, el mundo quedó conmovido y asombrado al mismo


tiempo, cuando el día 7 de diciembre de 1941, la aviación japonesa atacó
el puerto estadounidense de PEARL HARBOUR, hundiendo cinco
acorazados y averiando a otros tres. Ello para los EE.UU. representaba
un desastre naval puesto que de golpe, ocho de sus mejores unidades de
la marina habían sido puestos fuera de combate.

Después de Pearl Harbour, los japoneses obtuvieron otro resonante


triunfo al hundir a los acorazados ingleses "Repulse" y el "Prince of
Wales", luego efectuaron una serie de desembarcos" magistralmente
planeados en Borneo, Malasia y la isla de Luzón, lo mismo que las islas
de Guam y Wake; Hong Rong, Manila y Singapur fueron, también,
ocupadas a fines de 1941 y, poco después, lo fueron Java, Sumatra y
Birmania. ¡El avance japonés parecía incontenible!

e. OFENSIVA ALIADA:

Transcurridos dos años de guerra, y frente a la agresión de los países del


Eje, las naciones aliadas tenían, únicamente, como baluartes defensivos
a la castigada y heroica Inglaterra y al gigantesco aporte capitalista y
bélico de los Estados Unidos. Los dos grandes estadistas de los pueblos
democráticos: Roosevelt y Churchill se entrevistaron en Canadá para

18
coordinar esfuerzos en aras de la defensa mundial; ya en 1941, luego del
alevoso ataque japonés a Pearl Harbour, Roosevelt había dicho: "Nos
comprometemos solemnemente ante el mundo entero a no deponer las
armas, estas armas que hemos tomado en defensa de la libertad, antes
de que la libertad quede restablecida con firmeza en el mundo". Así fue
como también se estimó conveniente la ayuda a Rusia para evitar el
avance alemán hacia el Cáucaso y el Cercano Oriente.

Los éxitos conseguidos por el general Rommel en el Norte de África


culminaron, como ya quedó anotado, con la toma de Tobruk y, luego, la
ocupación del Alameín; la situación de los ingleses se hacía difícil debido
al abastecimiento que los alemanes enviaban a sus tropas a través del
Mediterráneo. En el mes de agosto de 1942 fue nombrado Comandante
en Jefe de las fuerzas británicas en el África el general Bernard Law
Montgomery, al mismo tiempo que llegaba un numeroso material
americano que había sido transportado por aire, mar y tierra, con lo cual
se permitía reorganizar las tropas. En contraste, ya en este año, Rommel
no recibía ninguna clase de refuerzos los que habían sido empeñados por
Alemania en la ofensiva contra Rusia. El Norte de África sufrió algunos
meses de inquietante y nerviosa espera e inactividad. Pero en el mes de
agosto Rommel decidió lanzar sus blindados para romper el frente
británico y ocupar Suez; no lo consiguió. El Afrika Korps no recibía
suministro de combustible y había que ahorrarlo al máximo, pos el
contrario, Montgomery contaba con la llegada de mayor número de
tanques livianos y pesados que triplicaban la potencia de fuego en el
desierto. En realidad, la situación de Rommel se hacía desesperante ya
que había recibido la orden de resistir hasta el último. El "Zorro del
Desierto", veía en la estrategia en retirada el único camino de poder salvar
los pocos 50 tanques que le quedaban. En octubre de 1942, Montgomery
rompió el frente de Rommel en el Alameín, obligándolo a retirarse hasta
Tripolitania. Para agravar más la situación de los germanos, el 8 de
diciembre se efectuó un desembarco aliado en Marruecos y Argelia,
operación que fue dirigida por el general Dwight Eisenhower. En enero de
1943, Rommel se vio obligado a evacuar Trípoli y, poco después, las

19
tropas alemanas capitulaban en Túnez y, con ello 250,000 soldados caían
prisioneros en poder de los aliados.

Entretanto, los rusos preparaban la contraofensiva ante los alemanes. El


punto de partida lo habría de marcar la gran batalla de Stalingrado, ciudad
de unos 500,000 habitantes ubicada sobre la cuenca del Volga. El 19 de
setiembre de 1942, la ofensiva soviética fue iniciada por el general
Rokossovski, y tras intensos bombardeos y ataques de días y semanas,
el asedio se prolongó hasta el 24 de enero del año siguiente en que las
tropas alemanas habían reducido, considerablemente, su radio de acción
y el general von Paulus, luego de sangrienta resistencia se vio obligado a
capitular el 3 de febrero. Stalingrado representa así, junto cotí el Alemán,
el viraje completo de la Segunda Guerra Mundial. El ejército ruso se puso
en movimiento contando con el formidable apoyo bélico de EE.UU. y de
Inglaterra. A Stalingrado siguieron la Batalla de Kursk, se cruzó el río
Dniéper, luego se levantó el cerco de la heroica Leningrado, se ocupó la
cuenca del Donetz, se recuperó Odesa y Sebastopol. ¡Ahora, sobre
Alemania se cernía la amenaza de la invasión!

Al haber culminado con éxito la campaña aliada en el Norte de África, el


ejército bajo el mando de los generales Montgomery y Patton
desembarcaron en Sicilia (10 julio 1943). Mussolini había sido
reemplazado en el gobierno por el general Pietro Badoglio, por orden del
rey Víctor Manuel III. Badoglio pactó con los aliados el armisticio de
Siracusa, lo que motivó la inmediata intervención alemana en territorio
italiano. En octubre de ese año los aliados tomaron Nápoles y en enero
de 1944 desembarcaron sobre las costas del Mar Tirreno a sólo 50 km.
de Roma. Mientras tanto, los alemanes se habían hecho fuertes en el
monasterio de Monté Cassino el cual fue sometido a un intenso
bombardeo por parte de la aviación y artillería aliada. El 4 de junio Roma
fue ocupada después de ser declarada Ciudad Abierta por el general
alemán Kesserling, así se lograron salvar los valiosos monumentos de la
antigüedad. Luego de Roma se ocupó la región del Po, en tanto que los
alemanes se retiraban hacia el Norte. En realidad, ya Italia estaba perdida
para los germanos. Más tarde (28 de abril de 1945) Mussolini sería

20
fusilado y su cadáver, colgado de los pies y expuesto para el escarnio
público; ¡el fascismo había entrado en agonía!

1. DESEMBARCO ALIADO EN NORMANDÍA:

La historia de la humanidad recordará por siempre el 6 de junio de


1944, conocido, también, como el Día "D", o, con justicia y con razón,
como el "Día Más Largo del Siglo". Y, en realidad, no es para menos.
En aquella fecha, se efectuó el desembarco aliado en la península de
Normandía, dando comienzo, así, a la invasión de Francia. El alto
mando aliado, bajo la dirección del general Eisenhower lo planeó y
ejecutó a la perfección, previamente la aviación caer millares de
toneladas de bombas a lo largo de la costa francesa del Canal de la
Mancha'; ese mismo día, al despuntar el alba y como preludio del
desembarco, el bombardeo fue más intenso aún por parte de la
artillería, luego, más de cuatro mil embarcaciones entre acorazados,
buques de transporte, lanchones de desembarco, etc., condujeron a
millares de soldados que bajo un infierno de fuego, pusieron pie en la
costa francesa.

Mientras los aliados penetraban en el interior de Francia, graves


acontecimientos se producían en el seno del comando ale¬mán,
llegándose, inclusive, a atentar contra la vida del Führer, y, el posterior
suicidio del famoso "Zorro del Desierto", general Erwin Rommel. La
guerra, pues había herido ya de muerte al nacional socialismo; la crisis
había hecho presa en los afamados jerarcas de la orgullosa Alemania.

f. DERROTA ALEMANA:

A partir de la liberación de París, el avance aliado fue fulminante de tal


manera que a fines de setiembre casi todos los territorios de Francia y
Bélgica estaban en poder de las fuerzas aliadas, que habían hecho más
de 600,000 prisioneros. Por aquel entonces, también los rusos iniciaron
una ofensiva contra los alemanes por el lado Este, se apoderaron de
Finlandia, llegando hasta el Vístula. Finlandia, Rumania, y Bulgaria
solicitaron el armisticio con las potencias aliadas, poco después lo harían

21
Yugoslavia y Hungría, países sobre los cuales pasaron los soldados rusos
en su violenta embestida contra Alemania que se había quedado
prácticamente, sola en la lucha.

En un supremo esfuerzo por defenderse, Hitler el 17 de setiembre de


1944 lanzó una vigorosa contraofensiva; todo fue en vano, los aliados
penetraban por dos frentes, ahora ya en territorio germano el cual,
además, era violentamente castigado por los diarios bombardeos sobre
sus importantes ciudades: Berlín fue casi totalmente destruido, lo mismo
que Hamburgo. De esta manera Alemania se derrumbaba por todas
partes; la lucha era ya sin esperanza. La situación se les agravó todavía
con una nueva y colosal ofensiva rusa en enero de 1945, de tal manera,
que las tenazas de los ejércitos aliados se cerraban cada vez más. Los
rusos cruzaron el Oder, los ingleses y norteamericanos el Elba. El 23 de
abril los soviéticos ocuparon Berlín; el 26 ambos ejércitos trabaron
contacto, ¡Alemania estaba perdida!

Ante tal grave situación Hitler propuso el armisticio que ni siquiera fue
tomado en cuenta por las potencias aliadas. El 30 de abril el Führer se
suicidó, designando, previamente, para sucederle al Almirante Doenjtz.
Frente a este desastre el Tercer Reich hubo de capitular. El armisticio fue
firmado en Reims el 7 de mayo de 1945, en el puesto de mando del
general Eisenhower; el día 9 fue ratificado desde Berlín, firmando en
nombre de Eisenhower, el general británico Arthur Tedder, en el de Rusia,
el mariscal Geqrgi Zhukov y en el de Alemania, el mariscal Wilhélm Keitel.
¡Los sueños de dominio del mundo por parte de Alemania y del Führer
Adolfo Hitler, habían terminado!

g. RENDICIÓN DEL JAPÓN:

Mientras se desarrollaban los acontecimientos europeos, la lucha en el


Pacífico continuaba entre el Japón y los Estados Unidos. Si bien es cierto
que los éxitos iniciales obtenidos por el país oriental, se debieron más que
nada a la sorpresa, no es menos cierto, también, que en agosto de 1943,
gracias a la superioridad naval, los norteamericanos pasaron a la ofensiva
realizando desembarcos en Nueva Guinea, de tal manera que a fines del

22
mismo año, el conjunto de las islas Salomón ya estaban reconquistadas,
lo mismo que se iniciaba una ofensiva en Birmania, contando con el
concurso de los chinos en vista del pacto de Chian-Kai-Ghek y Roosevelt.
En estas circunstancias, pues, resultaba evidente que el Japón había sido
arrastrado a la guerra en base a ideas por demás ilusorias que
sobrepasaban sus posibilidades, tanto económicas como industriales.

En su avance, dificultoso por la naturaleza del terreno y la tropicalidad de


la zona, las fuerzas norteamericanas iban conquistando isla por isla en el
Pacífico. En marzo de 1944, ocuparon las Marshall y las islas Carolinas,
esto era obra del general Douglas Mac Arthur que lo planeaba con
perfección y precisión casi matemática. La ofensiva estadounidense cobró
más impulso luego del desembarco aliado en Normandía, lo que permitió
trasladar mayor material bélico al Pacífico. En noviembre, EE. UU,
Inglaterra y China firmaron un acuerdo en el que se comprometían a la
derrota total del Japón. A partir de entonces las incursiones aéreas fueron
constantes, dejando efectos espantosos sobre los aterrados pobladores
del Japón, cuya Capital, Tokio, soportaba terribles bombardeos, lo mismo
que las grandes ciudades y los centros industriales.

En esta situación, pues, el Japón estaba perdido. Al sellarse el armisticio


y la capitulación de Alemania, el Imperio del Sol Naciente poco habría de
resistir. Por entonces, Roosevelt había muerto y su reemplazante, Harry
S. Traman, de común acuerdo con el alto mando aliado, decidió el empleo
de la más terrorífica arma guerrera: la Bomba Atómica. Previo a ello, se
envió un ultimátum al Japón intimidándole su rendición, lo cual no fue
aceptado.

Entonces el 6 de agosto de 1945, el Avión Enola Gay se lanzó la primera


bomba sobre el puerto de Hiroshima; sus efectos, en realidad, fueron
indescriptibles por lo desastroso, una población de 350,000 habitantes
sufrió la pérdida de 160,000; el 60% de los edificios fueron destruidos, un
ambiente de radioactividad hacía imposible toda supervivencia. El 7 Rusia
declaró la guerra al Japón, el día 8 una nueva bomba atómica fue lanzada
sobre Nagasaki. Esto fue convincente para la rendición incondicional del

23
Japón. Ésta fue firmada a bordo del acorazado "Missouri" el 2 de
setiembre de 1945, haciéndolo Mac Arthur en representación del gobierno
norteamericano.

¡El Japón también había terminado con su sueño imperialista de


dominación en el Pacífico!

1.6. PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL:

El 23 de octubre de 1940 se celebró la llamada entrevista de Hendaya en


la que Francisco Franco se reunió con Adolf Hitler en presencia sus
ministros de Asuntos Exteriores, Ramón Serrano Suñer y Joachim von
Ribbentrop, para tratar la posible entrada de España en la guerra, en el
bando alemán. Sin embargo, Hitler no consiguió convencer a Franco,
aunque éste cambió la declaración de España de neutral a no beligerante
para mostrar de esta forma el apoyo de España al Eje Roma-Berlín. En
junio de 1941 se autorizó el reclutamiento de voluntarios para luchar
contra el comunismo, dando origen a la División Azul, la cual combatió en
el ejército alemán durante la invasión de la Unión Soviética.

Franco que había recibido el apoyo británico y estadounidense, lo seguía


compensando con las explotaciones mineras británicas, como Riotinto, a
la vez que permitía el paso de refugiados judíos o militares (principalmente
pilotos) hacia Portugal. La intención era quedar bien con cualquiera que
ganara la guerra. Esta posición se apreció especialmente desde que
Franco pretendió suavizar la posición de su régimen con las destituciones
del ministro germanófilo Ramón Serrano Suñer en 1942, y la repatriación
de los voluntarios de la División Azul en 1943, después de la Conferencia
de Casablanca.

a. EN EL EJÉRCITO ALEMÁN:

Los voluntarios españoles fueron encuadrados en la 250 Einheit


spanischer Freiwilliger de la Wehrmacht (la División Azul), lucharon
como voluntarios contra la Unión Soviética en el frente oriental,
operando principalmente en el frente de Leningrado hasta 1943.

24
b. EN EL EJÉRCITO ROJO DE LA UNIÓN SOVIÉTICA:

Muchos exiliados, tanto niños como adultos, habían sido acogidos por
el gobierno soviético tras la Guerra Civil Española. Después, tras la
entrada de la URSS en la guerra en 1941, algunos se presentaron
voluntarios y otros muchos fueron llamados a filas como compensación
por la ayuda recibida del pueblo soviético. Los que no querían luchar,
normalmente fueron encarcelados.

c. EN EL EJÉRCITO FRANCÉS Y LA RESISTENCIA:

El otro país que más exiliados españoles recibió fue Francia, debido a
que cientos de miles de republicanos españoles huyeron al otro lado
de la frontera tras la derrota en la guerra civil. Cuando estalló la guerra,
muchos antiguos combatientes republicanos españoles se presentaron
voluntarios en el ejército regular francés. Tras la derrota francesa de
1940 y cuando Francia estaba ocupada por las fuerzas del eje, algunos
se incorporaron a la Resistencia francesa.

d. EJÉRCITO BRITÁNICO:

El ejército británico, como no aceptaba extranjeros, creó una compañía


española llamada: Spanish Company Number One, que incluso luchó
en la batalla de Normandía (pero no desembarcó el Día D).

1.7. PARTICIPACIÓN DE AMERICA LATINA EN LA SEGUNDA GUERRA


MUNDIAL:

A pesar que Argentina se trataba de un país neutral, en los primeros años


de la guerra, un grupo de aviadores argentinos se alistaron como
voluntarios en la Royal Air Force británica, dando lugar al 164 Escuadrón
de la RAF de voluntarios argentinos, el cual combatió en el norte de
Francia y Bélgica. Se presentaron 776 argentinos como voluntarios en las
fuerzas aéreas de Gran Bretaña, Canadá, Sudáfrica En total, se estima,
que unos 4.000 argentinos combatieron durante la Segunda Guerra
Mundial como voluntarios de los aliados.

25
En diciembre de 1941 tras el Ataque a Pearl Harbor, Cuba fue el único
país independiente antillano que le declaró la guerra al Eje. En el país
fueron arrestados varios agentes alemanes y se convirtió en el principal
proveedor de azúcar a los aliados. Alemania hundió 5 buques mercantes
cubanos con un saldo de 82 muertos. Por su parte los cazasubmarinos
cubanos hundieron al submarino alemán U-176.

También como consecuencia del ataque a Pearl Harbor, Venezuela


rompe relaciones con las potencias del Eje en diciembre de 1941. A raíz
de ello, el 16 de febrero de 1942, los tanqueros venezolanos Monagas y
Tía Juana son torpedeados y hundidos por submarinos del Tercer Reich
en aguas del Golfo de Venezuela, tras lo cual, el gobierno del presidente
Isaías Medina Angarita, aunque sin declarar la guerra, pasa a cooperar
con el esfuerzo aliado de manera más estrecha, autorizando incluso el
uso temporal de bases militares venezolanas por el Ejército y la Armada
de los Estados Unidos, así como garantizando el suministro de
combustible a dichas fuerzas.

En mayo de ese mismo año, Alemania hundió dos navíos petroleros


mexicanos (el Potrero del Llano y el Faja de Oro); con este hecho se da
inicio a la única participación de México en la Guerra Mundial. Ante la
descortesía del Eje de no contestar a la nota de protesta enviada por la
cancillería mexicana, el Congreso mexicano le declaró la guerra el 22 de
mayo de 1942, siendo el tercer y último país norteamericano en entrar en
la guerra. De fines de junio a principios de septiembre los submarinos
alemanes hundirían 4 barcos más: Tuxpan, Oaxaca, Las Choapas y
Amatlán. De esta forma, la aviación mexicana conformada por el
escuadrón 201 participó en la guerra del Pacífico.

Si bien varios países sudamericanos le declararon la guerra a las


potencias del Eje, solo Brasil envió una fuerza expedicionaria a combatir.
Entre julio y agosto de 1942, submarinos alemanes hundieron 18 barcos
brasileños, y aunque el gobierno de Brasil se mostraba reacio a entrar en
el conflicto, la indignación pública empujó a Brasil a declarar la guerra a

26
Alemania en noviembre de 1942, y a enviar casi 30 mil hombres al frente
de Italia.

Colombia declaró la guerra en 1943, porque un submarino alemán hundió


uno de sus barcos, que acababa de transportar soldados ingleses a la isla
de San Andrés. El resto de los países sudamericanos como Perú,
Ecuador, Uruguay, Paraguay, Venezuela, Chile y Argentina, sólo
rompieron relaciones diplomáticas con los países del Eje entre 1942 y
1944. La mayor parte de los cuales declararon, finalmente, la guerra al Eje
recién en febrero de 1945. Salvo Argentina que le declaró la guerra a
Alemania y al Japón el 27 de marzo y Chile que hizo lo propio con el Japón
a fines de abril de 1945, siendo el último país en emitir una declaración de
guerra.

Los países centroamericanos lo hicieron bien al lado de México, o bien al


lado de Brasil; excepto Costa Rica, que declaró la guerra a Japón el 8 de
diciembre de 1941, al mismo tiempo que los Estados Unidos.

1.8. EL PERÚ Y LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL:

Al desatarse la Segunda Guerra Mundial, el Perú fue uno de los primeros


países americanos en situarse al lado de las democracias occidentales. A
lo largo de esta guerra nuestras importaciones bajaron marcadamente,
pero, en cambio, los productos de exportación como el algodón, la caña
de azúcar y minerales experimentaron aumento.

Es de destacar que, debido a los nuevos elementos bélicos y motorizados


que se emplearon en la guerra, nuestra exportación de caucho también
aumentó, lo que llevó al gobierno de entonces, a crear la Corporación
Peruana del Amazonas con el fin de otorgar el impulso necesario a dicha
industria. De otro lado, al no importarse productos que demandaba el
mercado interno, entonces surgieron en el país otras industrias que
reemplazaron a los productos extranjeros y que trataron de abastecer el
consumo nacional. Así, la guerra hizo aparecer a numerosos nuevos
comerciantes que, prontamente, se enriquecieron y que, políticamente, se
constituyeron en elementos de apoyo al gobierno.

27
1.9. CONSECUENCIAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL:

La Segunda Guerra Mundial, determinó consecuencias que quienes la


originaron no pensaron jamás, que ellas pudieran cobrar efectos tan
terribles que la humanidad aún asombrada, tal vez no alcance a
comprender el porqué de esta conflagración que dejó hambre, desolación
y muerte en los pueblos y países que la sufrieron en forma directa. Hoy, a
cuatro décadas de este horroroso acontecimiento, el pensamiento de las
conciencias libres de los hombres de bien, y, por qué no decirlo, de la
humanidad entera, se concentra en un sólo y vehemente anhelo: ¡Ojalá
nunca más se vuelvan a repetir acontecimientos de esta índole!

a. CONSECUENCIAS POLÍTICAS:

Dentro de este aspecto se incluyen el desastre de las llamadas Potencias


del Eje: Alemania, Italia y Japón.

Muy ufanamente, Hitler al desencadenar la guerra había manifestado que


"No se daría jamás otro 1918, pero se produjo, en cambio, un 1945". De
este modo, Alemania sufrió un completo desastre; su territorio se vio
seccionado por la penetración Rusa en la parte Oriental, mientras que el
resto del país era ocupado por Ingleses, Franceses y Norteamericanos.
Posteriormente, Berlín, su capital, fue dividida en Berlín Occidental y
Berlín Oriental, lo mismo que el país. Así se ha tratado de evitar la
reunificación y remilitarización del pueblo alemán.

Italia, que había desempeñado un papel segundón al lado de Alemania y


que más que nada fue una carga para los Germanos, perdió sus colonias
en el Continente Africano, pero su territorio no sufrió mayor mutilación,
pese a las pretensiones de Yugoslavia, por cuanto, al final había prestado
ayuda a los norteamericanos luego de la caída del Fascismo.

Japón, vio desvanecerse sus sueños de constituir un nuevo orden y de


formar la Gran Asia Japonesa con predominio en el Pacífico. Al final, su
extensión territorial se circunscribió a sus cuatro islas que,
perentoriamente, fueron ocupadas por tropas norteamericanas al mando
del general vencedor Douglas Mac Arthur.

28
b. CONSECUENCIAS CIENTÍFICAS:

A diferencia de la Guerra de 1914, en esta segunda contienda bélica


mundial, hicieron su aparición nuevas armas de fuego, nueva técnica
guerrera, de la táctica de posiciones (trincheras) se pasó a la táctica de
movimientos con gran despliegue de elementos motorizados y blindados.
El perfeccionamiento y uso en gran escala de la aviación y de los tanques;
los cañones y baterías de largo alcance, el uso del fusil ametralladora, los
lanza llamas, el radar, las baterías lanza cohetes, las bombas voladoras
VI y V2 y, fundamentalmente, la bomba atómica, como la más terrorífica,
mortal y destructora de todas. En conjunto, todas ellas implicaron la
devastación de grandes ciudades y regiones al mismo tiempo que
ocasionaron la pérdida de millones de vidas. Esta inventiva, sin embargo
aplicada, ahora, a la producción fabril ha permitido el desarrollo
tecnológico que se ve favorecido aún más, con la aplicación de la energía
atómica para usos de paz.

1. CREACIÓN DE LAS BOMBAS ATÓMICAS:


Las investigaciones sobre energía nuclear, permitieron la construcción
del más adelantado dispositivo de destrucción masiva desarrollado a
finales de la guerra: la Bomba Atómica. Se emplearon dos de ellas, la
primera utilizada en Hiroshima fue llamada Little Boy, la segunda que
destruyó Nagasaki, fue bautizada como Fatman.
a. LITTLE BOY Y FAT MAN:
Desde antes de 1945, se sabía que si los estadounidenses no
fabricaban la bomba, lo habrían hecho los alemanes quienes, se
suponía, estaban trabajando en ello desde antes de esa fecha. Las
plantas de agua pesada fueron el preludio de lo que podría haber
sido el desarrollo del arma atómica alemana que habrían cambiado
el curso de la guerra.
c. CONSECUENCIAS SOCIALES

Aquí mencionamos los más de 20 millones de personas que murieron en


esta Segunda Gran Guerra. Ellas perecieron no sólo en los campos de
batalla, sino como consecuencia de los bombardeos aéreos a las grandes

29
ciudades, al hambre, las epidemias y las torturas a que, en calidad de
prisioneros, fueron sometidos en algunos casos, especialmente por parte
de los Germanos. Un alto porcentaje de personas desaparecidas, niños
inocentes, madres que quedaron solas al ofrendar a la defensa de la
Patria, al esposo y al hijo; ancianos abandonados, millares de mutilados
por causas de la contienda, la angustia, la sicosis de guerra. En fin,
efectos sociales que mueven a una grave y profunda reflexión y que,
consiguientemente, resienten el espíritu humano.

La Desmovilización: Al terminar la guerra el gran contingente humano, que


había integrado los ejércitos, tanto de las naciones vencedoras como de
las vencidas, inició su proceso de desmovilización. Millares y millares de
soldados que fueron licenciados en sus respectivos cuerpos, iniciaron el
retorno a sus respectivos países, muchos de ellos distantes y lejanos. Por
decir así, Europa y sus principales ciudades, aún destruidas por los
estragos de la guerra, sufrieron un nuevo tipo de invasión: "la de los
soldados sin armas", los desmovilizados, que en tránsito a su tierra natal
volvían por sus pasos con la dura experiencia adquirida en los frentes de
batalla.

Los Apátridas: El término apátrida significa "sin Patria" o "quien dice no


tenerla". Este fenómeno se dio, en muchos casos, luego de concluida la
Segunda Guerra Mundial. Y se dio por la circunstancia de que muchos
soldados "desmovilizados", antes que retornar a su patria de origen,
prefirieron quedarse en los campos de Europa y aun en los mismos
escenarios de los frentes, deambulando o buscando un porvenir que
posiblemente no hallarían en su tierra natal. De esta manera cruzarían
regiones y fronteras sin identificarse con patria alguna. ¿Qué los impulsó
a esto? Las respuestas son muchas. Pero creemos que de por medio
están las tensiones vividas, la incertidumbre de encontrar ocupación al
volver al suelo de origen, la perspectiva de instalarse en una nueva tierra,
en fin, satisfacer el anhelo trashumante del hombre, o, sabe Dios qué
cosas, que sólo la inquietud y el pensamiento de estos apátridas podrían
resolver.

30
d. CONSECUENCIAS ECONÓMICAS:

Junto a las pérdidas humanas, están las pérdidas de orden material que
afectaron profundamente la economía. Ciudades enteras desaparecidas,
importantes edificios destruidos, construcciones, fábricas, caminos, vías
férreas, puertos, campos agrícolas incinerados, todo ello en busca de la
victoria sobre el enemigo que hizo que la guerra asumiera una dimensión
total.

Es decir, Europa quedó virtualmente destrozada; sin producción fabril,


escasez de producción agrícola y ganadera, desocupación. En suma, una
crisis que favoreció a los Estados Unidos que se alzó como potencia
económica de primer orden.

Estados Unidos fue el país que destinó más dinero a la guerra: el gasto
aproximado fue de $ 341’000 millones de dólares, incluidos $ 50’000
millones asignados a préstamos y arriendos; de éstos, $ 31’000 millones
de dólares fueron destinados a Gran Bretaña, $ 11’000 millones a la
URSS, $ 6’000 millones a China y $ 3’000 millones fueron repartidos entre
otros 35 países.

La segunda nación fue Alemania, que dedicó $ 272’000 millones de


dólares; le sigue la URSS con $ 192’000 millones; Gran Bretaña, con $
120’000 millones; Italia, con $ 94’000 millones; y Japón, con $ 56’000
millones. No obstante, a excepción de Estados Unidos y algunos de los
aliados menos activos desde el punto de vista militar, el dinero empleado
no se aproxima al verdadero coste de la guerra. El gobierno soviético
calculó que la URSS perdió el 30% de su riqueza nacional. Las exacciones
y el saqueo de los nazis en las naciones ocupadas son incalculables. Se
estima que el importe total de la contienda en Japón ascendió a $ 562’000
millones.

31
CONCLUSIONES

1. El Tratado de Versalles tenía por finalidad establecer la paz mundial


después de concluida la primera guerra mundial, sin embargo ello no se
cumplió, puesto, pero no lo logró, ya sea por los intereses opuestos y
erróneos de las potencias intervinientes como por el ingenio de Alemania
y de las demás potencias afectadas para resucitar y aprovecharse de la
más mínima coyuntura del tratado.
2. Desde mediados de 1942 se conocía que Alemania fracasaría en el
desarrollo de la guerra puesto que no pudo soportar tantos frentes
abiertos. Sin embargo la obstinación de Hitler, el fanatismo y fe en sus
partidarios conllevaron tanto a Alemania como al resto del mundo a una
catástrofe humana y material de increíbles proporciones.
3. Se estima que la guerra costó la vida a unos 60 millones de seres
humanos. Las pérdidas más considerables fueron sufridas por la Unión
Soviética, Alemania y Japón. Además, muchísimas ciudades y pueblos
enteros, de Europa y Japón principalmente, quedaron reducidos a
montones de ruinas.
4. En esta guerra, se utilizaron armas potencialmente destructoras que
acabaron sin ningún problema con miles de vidas. Tal es el ejemplo de
las bombas atómicas. Dos de éstas fueron suficientes para desaparecer
a dos importantes ciudades japonesas, como Hiroshima y Nagasaki.
5. La segunda gran guerra dejó como saldo un caudal igualmente importante
en lo que se refiere a déficit económico; los aparatos productivos de las
principales potencias de Europa occidental se encontraban destruidos y
las posibilidades de auto abastecerse en su reconstrucción eran ínfimas
e imposibles.
6. Pero no todo es malo en esta guerra. Esa es la visión de los Estados
Unidos, puesto que fueron quienes ganaron la guerra. Pero más allá de
ello, Estados Unidos fue el país que más capital aportó para la para
carrera armamentista; la misma que tomó mayor relevancia durante el
desarrollo de la guerra, logrando así su victoria.

32
BIBLIOGRAFIA

a) El Tratado CASTILLO MORALES, Juan. “Historia Universal”. Editorial Jalsa.


Lima. 1986.

b) http://es.wikipedia.org/wiki/Potencias_del_Eje_en_la_Segunda_Guerra_Mu
ndial

c) CASTILLO PLASENCIA, José Eduardo. “Historia del Perú y del Mundo 4”


Editorial Eda. Chiclayo. 2000.

d) ENCICLOPEDIA BASICA ESCOLAR INTERACTIVA. Editorial Cultural S.A.


Madrid – España.

e) ACHAHUI FERRO, Mamerto. “Historia Universal – Compendio y


Bibliografía”. Ed. MAFERRO. Lima.

f) ECICLOPEDIA VIRTUAL ENCARTA. “Software: Microsoft Student con


Encarta 2009.

g) http://portalacademico.cch.unam.mx/materiales/prof/matdidac/sitpro/hist/uni
v/univ2/HUMCII/Carrillo-HDCH%205.doc

h) Artola, Ricardo. “LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL”. Editorial Alianza.


2007. Madrid – España. Pág. 200.

33
ANEXOS
FOTOGRAFÍAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

FOTOGRAFÍA DE ENOLA GAY, EL AVIÓN QUE LANZÓ LAS BOMBAS ATÓMICAS

FOTOGRAFÍA DE LAS BOMBAS ATÓMICAS

LITTLE BOY, LA PRIMERA BOMBA ATÓMICA LANZADA EN HIROSHIMA

34
FAT MAN, LA SEGUNDA BOMBA ATÓMICA LANZADA EN NAGASAKI

EXPLOSIÓN DE LAS BOMBAS ATÓMICAS

35