Вы находитесь на странице: 1из 4

ACTIVIDAD 2.

RELACIONES DE LA
EVALUACIÓN, LA POBREZA Y LA ÉTICA
Módulo 5. Políticas públicas y programas sociales en México

Unidad 3. Evaluación y seguimiento de las políticas y los programas sociales

Sesión 7. Seguimiento, ética, control y evaluación en la política social

Alumna: Andrea Cruz Hernández

Profesora: Ana Joaquina Ruíz Guerrero

19 DE AGOSTO DE 2018
Introducción

En esta Actividad veremos los procesos de evaluación a través del CONEVAL, continuando con una
reflexión sobre la ética aplicada a los procesos de evaluación concluyendo con la identificación del
concepto de pobreza como herramienta de evaluación.

La relación de la evaluación, la pobreza y la ética en los programas sociales

En México una de las prioridades que tiene el gobierno es la aplicación de la evaluación en los
programas sociales, principalmente aquellos encaminados a combatir la pobreza, la desigualdad
social e incrementar los ingresos de la población. Para que todo esto sea posible es necesario que
se lleven a cabo evaluaciones constantes programas, lo que permitirá constatar que estos están
cumpliendo los objetivos programados.

Uno de los principales objetivos de la mayoría de los programas sociales que implementan los
diferentes niveles de gobierno tiene que ver con contribuir en el combate a la pobreza, las
desigualdades sociales y mejorar por supuesto las condiciones de vida de la población; sin embargo,
es importante y vital considerar evaluaciones periódicas en los programas sociales, que permitan
verificar si están funcionando para lo cual fueron creados, poniendo énfasis en el cumplimiento de
metas y objetivos, de esta manera se pueden mejorar o corregir las acciones que se implementan,
entendiendo que la evaluación siempre irá encaminada a una mejora continua es por ello que desde
mi punto de vista considero que los programas sociales deberían tener por lo menos dos
evaluaciones anuales, lo cual permitiría tener una transformación verdadera que impactaría en
mayores y sobre todo mejores beneficios a los ciudadanos.

Ahora bien, si en México la evaluación a los programas sociales se considera como un elemento
obligatorio se debe observar lo establecido en la Ley de Planeación (2015) y que en determinado
momento ayudar a mejorar los diseños de los programas, podríamos hablar de que se abren las
posibilidades a dar continuidad a los programas sociales que hasta ahora se implementan como es
el caso de PROSPERA que es un programa que viene modificándose, y a decir de las autoridades
mejorándose para tener mejor impacto, pues ha pasado de administración en administración,
aunque cambiando el nombre y ampliándose en atención.

Por otro lado, el CONVEVAL, tiene definidos los esquemas de indicadores de resultados lo cual ayuda
en mucho para realizar una buena evaluación, aunque hoy en día en la realidad todo esto no ha
dado los resultados esperados y las cifras no se modifican mucho en cuanto al combate de la
pobreza.

Refiriéndonos al tema de la pobreza no podemos dejar de lado la desigualdad en lo económico y


social y es que en México existe una enorme concentración de riqueza, en un grupo reducido
mientras que una gran mayoría, más de la mitad de la población vive en pobreza y pobreza extrema.
En la ejecución de los programas sociales se vienen a dar diversas situaciones que solo van en
beneficio de los gobernantes, funcionarios públicos y partidos políticos quienes ocupan la entrega
de apoyos para sus intereses personales, lo cual se convierte en clientelismo político, pues se olvidan
de la población objetivo a la cual quieren beneficiar para realizar entregas solamente a personas
que les aseguran la preferencia de un partido político o un voto, situaciones que son recurrentes y
que al final obstaculizan el camino a un desarrollo y que puedo afirmar que es una de las principales
razones por las cuales nunca habrá éxito en los programas sociales por muy buen diseño que tengan.

En este sentido, es importante considerar el tema de la ética, pero sobre todo ponerlo en práctica
y si es necesario obligar a los funcionarios públicos a llevarla a cabo, es decir aplicarla con el fin de
que exista confianza, en la ciudadanía, y es que la ética no es un tema nuevo, siempre ha estado
presente, pero en la administración pública es muy difícil de encontrar.

Conclusión

Como pudimos darnos cuenta evaluar un programa social sea cual sea, nos da un parámetro para
saber si este está teniendo los resultados que se esperan o no, pero detrás de una evaluación existe
la ética profesional de aquellos que se encargar de llevar a cabo tales tareas, que en muchas
ocasiones la ética queda de lado cuando se da información completamente alterada con el fin de
engañar a la sociedad, como es el caso de SEDESOL
Referencia

Оценить