Вы находитесь на странице: 1из 2

RESÚMENES

ALUMNA: SILVANA LÓPEZ HUAYTALLA JUAN O’GORMAN

PRIMER TEXTO:
Jimenez, Víctor – Los estudios de Juan O’Gorman para Diego Rivera y Frida
Kahlo. En Nuria, Santiago. Arquitectura moderna en México. Buenos aires:
Nobuko, 2007. Págs. 11-24.
A finales del siglo XVIII el Renacimiento se encontraba en decadencia y nuevas
oportunidades surgirían para la arquitectura en el siglo XIX, sin embargo estas
solo miraban al pasado, ya que solo eran sucesión de estilos que solo cambiaban
la ornamentación de los edificios, la arquitectura no encontraba aún su propio
rostro. Algunos personajes estaban en contra de esto y alertaron de esta
decadencia, tales como William Morris; Louis Sullivan en Estados Unidos, quien
fue conocido por el famoso slogan “form follows function”; Adolf Loss en
Alemania, quien publicaría “ornamento y delito”. A esta vanguardia se le llamaría
“la estética del ingeniero”, en la que no tendría lugar el ornamento, más bien las
formas resultaban de un riguroso análisis científico, técnico y económico, en el
que una casa se consideraba como una “máquina para vivir”.
En este contexto, Juan O’ Gorman un joven arquitecto de 26 años adoptaría
estas ideas con mucho apasionamiento, altamente influenciado por Le Corbusier
y su revista “L’Esprit Nouveau”, iniciaría su primera obra, obra que lo llevaría a
conocer a Diego Rivera, quien encantado con su trabajo, le pidió que diseñe un
par de casas-estudio para él y su esposa Frida Kahlo.
El proyecto se inició en 1931 y terminó en 1932. Las construcciones parecían
surgidas de una pintura cubista, con la geometría más simple y audaz, en el que
las escaleras se diferenciarían, por tener formas cilíndricas y helicoidales.
Además de asumir los postulados de Le Corbusier, tales como la construcción
elevada sobre el suelo, fachadas libres, cubierta dentada, azoteas habitables y
grandes ventanales tal como hiciera Le Corbusier en la casa del pintor Ozenfant;
O’ Gorman demostraría una originalidad evidente: volumetría casi abstracta, una
doble altura en la casa de Diego, un puente que conecta ambas casas, las
instalaciones a la vista, tal como haría Le Corbusier años más tarde, y la
utilización de los parasoles. Pensadas también para ser un lugar de trabajo las
casas cuentan con abundante luz.
Juan O’Gorman no desvincularía la arquitectura popular de México de su obra,
ya que es una preocupación que siempre tuvo arraigada, esto se manifestaría
en el uso de los matices de colores rojo azul y blanco, las bardas de cactus y la
jardinera, elementos propios del lugar y de la cultura mexicana. Estas y todas las
características anteriormente señaladas le dan a estas casas un lugar importante
en la historia de México. Solo basta imaginarse el contraste que tuvo con las
construcciones de la época, caminar por aquella calle llena de mansiones y
chalets decimonónicos y encontrar de pronto esta obra con volúmenes tan
simples y sin ornamentación alguna. Juan O ‘Gorman, Diego Rivera y Frida
Kahlo sabían que con estas casas nacería la arquitectura moderna en México.
RESÚMENES
ALUMNA: SILVANA LÓPEZ HUAYTALLA JUAN O’GORMAN

SEGUNDO TEXTO:
Villarreal Ugarte, Luis – La casa de Juan O' Gorman, la crisis de la modernidad
y la vuelta a las raíces, 2009 – 2017. In: Sans Solei. Estudios de la imagen.
Madrid Vol. 4 pág. 299 – 308, mayo. 2012.
En la primera mitad del siglo XX muchas tendencias empezaron a emerger en
todas las expresiones artísticas. En este marco nace la Arquitectura moderna,
como una ruptura con los academicismos y romanticismos decimonónicos. Sin
embargo con el tiempo se conocerían sus límites, y se crearían nuevas
tendencias, en la que la arquitectura dejaría de tener un carácter general, para
adecuarse a las condiciones específicas del lugar (geográficas, climáticas,
sociales y culturales) y en el que le podría atribuir una interpretación individual.
El concepto de obra de arte dejó de atribuírsele solo a la pintura, se trató de una
total integración de todas las disciplinas, entre ellas la arquitectura.
Después de la época funcionalista de los años treinta O’ Gorman se desconecta
de la arquitectura para dedicarse a la pintura mural y de caballete, exploró
nuevas técnicas, haciendo uso de los mosaicos.
En la década del 1950 se le encarga el edificio de la Biblioteca Central de
México, el realismo se hace presente en los mosaicos que recubren el edificio.
Es así que O’ Gorman materializa sus ideas en el diseño de su propia casa en
el barrio del Pedregal, que se encuentra sobre una superficie de formación
rocosa. Luis Barragán había sido el que le dio forma al paisaje años antes, con
formas lisas que contrastaban con el lugar. Sin embargo; O’ Gorman adquiriría
otra postura, intento relacionar su arquitectura directamente con el lugar,
definiendo a los edificios como un complemento de las formaciones rocosas.
La arquitectura organicista de Wright influía notablemente, el resultado fue una
cueva casi natural, que se asemejaba a las construcciones manieristas del
siglo XVI y lograba hacerse una con el paisaje y al mismo tiempo lo trascendía,
Gaudí fue otro gran referente en esta obra.
O’ Gorman le atribuye a su obra características que la relacionan íntimamente
con la cultura mexicana, tales como la vista hacia las montañas sagradas de
las culturas prehispánicas, atribuye también elementos de la cultura maya. La
decoración realista que atribuía al mundo mítico prehispánico (jaguares,
monos, dioses aztecas, etc). Su intención principal era revivir el pasado mítico
de estas tierras. Tanto en el interior como exterior se tienen estos motivos
prehispánicos, logrando realizar una fusión de estos espacios.
Esta obra es una fusión de lo grotesco, inconsciente, maravilloso, y fantástico a
la vez, tan diferente de su época inicial, en la que solo intentaba satisfacer la
necesidades biológicas del hombre, pero sin dejar atrás a la cultura mexicana,
que siempre estaría arraigada de alguna manera a su arquitectura. A esta gran
obra se le atribuye como una de las obras que dio origen al surrealismo.