You are on page 1of 11
vidal ya cferenciaactvados por el postestructulismoy las aso fiascl la dsconstruccién) y el Feminismo com potencia estética de descakey alteraciin de as codificacionessociles (el estado de los seria) ano hace bien en sas sigoosdelarey dela teraturaqueperforanfaconmuni Eats textos consiceran quel fa pechardelas lausuras monokgicas qucannarran hs tétminos "nit ier cosilzado, en bates les supuestos metafsicos def nanuralsmo sexu iting “Rlentidad, “diferencia etc. aun sents finalizady Pero al misma tiempo, pose a csestabilzacinextica del "yy del Snosoeras” que hoy defaron deser los referentesabsolutoscle iden- Cidades homogéneas, estos textos plantean que el feminisma debe seguir impulsando nuevas foarvas desubjeivided politica sapaces de inervenirerlas miiples huchasde poderesque sedan enttecaerpas, pricticaseinstuciones. La ferrarenovadora dal feminine como uno de losinsteu- mentosmdspeclerosos del etca contemporinea sarge desea ten sign —nunea resuelta— entie, por un lilo, la necesidad politica de configuaridemidaces prices (wticionalesysiacionalss)parscom- but asformas de subosdinacin y margsalizardn soaks que agencia ladesigualdad de género, y porotto,el juego pluralde las diferencias «que se sale elo amnbguo para fisuarineeenamente ls oposicones binarias (por ejemplo, la opasieién maseulino / exner lincales. Nilo lo “feminist son concebidos aq cono contends pedoter tearlaspertenencias de idea fj dos, sina como estiaeepiaede enunciacién y puntas devises que usan diferencia genétice- sexual paraceconstrrvaloresy reoonstut sig icadosen tomo alas constelacionesflucsuanees deta identi ba diferencia yla alter, Nelly Richard ¢Tiene sexo la eseritura? En agosto de 1987, un grupo de mujeres esritoras y de criticaschilenas antopestion6 la realisacién deun evento (el pri onal de Literarura Femenina Latinoa- mer “Congreso Inter rmeticana") que se convirtié en “el evento Titerario mds impor: dictadure”*, por su desbordada conwosatoria publics i de suscitar-un espacio inédice de preguntas en. tame y eu capaci torno a"mujer” y“esctiturs”. Sin ningtin andaje institucional, sinel resguardo académico de sahereslegivimador, este Congre- so se lanaé —audarmente— 4 la reeonquista de una palabra infractora que habia sido doblemente confiscada tanta por Ia ancoridad literaria de la tradicin oficial come por el enmarque represive de la dictadura, El primer “Congeess Internacional de fungisnd como un co junta de ntersidades que, aunque todavia inegur respecto de Lireratura Femenina Latinoamericans Jas enengfas que iba a disparar en el fucuro + las msquinas de sled copitlo que iad wisn tune: Nely Prades dle cieenie yuan decd, Sit *j Contco Intama cpl de Lites erenie Laiavrca fue o-ngik ‘ransformacidn cultural cout las que esas encrglas irfama conec- ‘arse, se atriesgé sin embargo a pensar desde el margen de la clifecencia sexual como una zona de desaffoy cuestionamiento-a las hegemonfas discusivas. |Las preguntas lanzadas por el Congreso se contextuslica ‘on bajo una doble marca de enunciacién: la de lavilenctay la censura politiggs del Chile de la diceadura en euye dislocado pisaje se reali el evento; la dela mnarginalidad periférica dela ‘sctituta latinoamericana freare al discurso aeadético metro- Politano, Si biew Ia primera de estas dos marcas se vio Inego ‘ransfornada por la reapertara democrstica, la segunda de ella sigue enfrertandl la eritica local a la necesidad de 1 saber imporrada de la teoréa feminists internacional en fumcign cde lo que provacan y demandan en Chile la postica y la nattati vacmergentes star el Uno de los primeros saldas favorables que nos dejé el Congreso parece ser una toma deconciencia mis extensivamén- ‘e compartida entre ls escrtoraschilenas de cues san ls pre- cariedades y ls ambiglicdades de inscripeidn que afecean a la Ticeracara de mujeres cxuriva de lainstcucionalidad literaria y dlel mercado edicorial, Gracia la reflexidn del Congreso, salte a fa vista céma la eradicién candnica de ls lie‘anura nacional ticnde a omitir la produccién de las mujeres © bien rata de recuperarla desu marginacidn bajo el subtecfgio paternalista del Falso reconocimiento de lo “femenina’”. ¥ tambien amo el merends promucy isidiosamente la literatura de mujeres cn tanco simulacro deuna “diferencia” (de gusto ysensbilidad) cuyo género entea.a ser parte de la feria del coneumo que mulkiplica banalmence la “diferenciaciéa” de sus productos. $i bien se ha toducide una mayor difusidn sociecaleutal del tenaa dela lite 0 ratara de niseresen los anos posteroresal"Congresolneera- sional de Literatura Femenina Latinaamericana” en Chile, que- da pendiente averiguar sila articulaeidn feminista en tome a la relacidn rmufer/cultura que se habia propwesto desplegar el Con- igreso ha tenilo la real capacidad de alterar las suposcionesy las disposiciones de lectuea de la riticalieraria estableciday,acle- ands, de levar las articlaciones del signa “mujer" a hacerse parte —instigadorameate— del debare cultural sobre la redemocrat- cavidn cultural en losafios de la Transicién’. Me propongo aqui retomar el hilo de alguaas inter antes lanzadas en el Congreso en tomo ala especificidad y la diferencia de la “femenino"’ como una ocasién pera revisar ¥ sratia femninista comencar algunos planteamientos de la critica eh tornea sexo, péneray escricura Fame a ous RO we F ; pee ltr era nen eno cura ea ratory Labo Nl den, AMG be mujer pesca, Saplemen Lt t so 1991) del ita Ea Hp UX propéste- ds Heertara le mujete. crt lcara» discus fai rede eu ie Trot del di dir it is imal ida que Maino Aqui, elot : Fa etal fn wince encanta ep el acc eraser publ, : tin (urea gue conpuea Rep Porat oan leva Cries ok ae ies Chl ah racers rat eee eran Universidad de iteratura cle mujeres y escritura femenina: jeomo textualizar la diferencia genérico-sexual? mareriade relativo acuerdo deci que “er: os ileimos diez anos en Chile Las iujereshan peoducido una nocable cantidad yrcalidad de texcoslirerarios". Secita coma peusba dees un signi- Fcativo-conjunea de naradoras (Diamcla Ekic, Mercedes Valve so, Ana Matta del Bio, Pia Barros, Guadalupe Santa Crt . Sonia Moniecino, ecc,) y de poetas (Carmen Berenguer, Saledad Farifia, Fuga Brivo, Teresa Adrinsola, Mald Uyiolt, Nadia Prado, Nati hha Asrate,etc:)cuya lisa testimonia de eéme las mujeres protago- nizan unatomacolectiva dela palabra litraia, Adiferencia defo uanseutrido hasta ahora en la wadi- apie del tna menor del fury Libros N89, aowerae La nataora le" Marea Sabo) "Tete ewer, Ale de Pin Baars) en & Suplemesto Li 199i del dso Le Epo 3