Вы находитесь на странице: 1из 8

Summit

en Español
Lloyd Mann
El Evangelio en Levítico
Levítico 10:1-3; 16:1-29

Introducción
Muchos empezaron a leer la Biblia con nosotros al principio del año. Les gustó las historias de
Génesis y Éxodo, pero sospecho que cuando llegaron a Levítico, por allí del 1 de marzo, dieron un
frenazo de emergencia . . . o simplemente perdieron interés . . . porque pensaron “y d’ay ¿qué es
esto?

Levítico nos parece un libro MUY raro. Primero, su nombre se parece a un pantalón de mezquilla.
Segundo, está lleno de reglas en cuanto a dieta, vestido y ritos religiosos raros . . . algunas MUY
extrañas:
• Está bien comer saltamontes, pero es pecado comer camarón (Levítico. 11:10-22)
• A Dios le encanta que el hombre tenga patillas, porque es un pecado cortárselas
• No se permiten tatuajes (19:28)
• Si les respondes mal a tus padres, te deben apedrear (20:9)
• Es absolutamente prohibido usar ropa con dos clases de hilo (19:19). Así que si llevas un
pantalón de polyester hoy, no sólo estás fuera de moda, sino que estarías en pecado si
vivieras en esos días. Si estás llevando un pantalón tallado de licra hoy, ¡definitivamente
estás en pecado por múltiples razones!
• Una de las leyes dice que si dos hombres están peleando y uno agarra al otro en las partes
privadas, se le tiene que cortar la mano. (Deuteronomio 25:11)
o Y piensas “De todas las reglas que Dios sentía la necesidad de aclarar, ¿por qué esa?
¿Era un problema común en esos días? Aquí en Summit tenemos un Manual que
todos los empleados de la iglesia tienen que seguir, pero ¡NUNCA han sentido la
necesidad de mencionar esto!
Con esto, mi propósito no es menospreciar a la ley, que toda la Biblia nos dice que es perfecta. Es
simplemente decir que a muchas personas todo esto les parece MUY raro.

Muchas personas se preguntan “Por qué ustedes, los evangélicos, siguen algunas de las leyes de
Levítico, pero otras, no? Cuando Levítico habla de pecados sexuales ¿por qué nosotros afirmamos
eso, pero cuando dice que no se debe comer mariscos o ponerle queso a nuestra hamburguesa1, ¿por
qué decimos “eso no se aplica hoy”?

No tenemos tiempo hoy para entrar en esta pregunta, pero si vas a nuestra página de Summit en
Español ( summitesp.info) y oprimes el menú al lado extremo derecho, Blog, hay un artículo que
explica por qué.

Hoy vamos a ver el capítulo 16 de Levítico. Los eruditos nos dicen que todo el libro de Levítico gira
alrededor de este capítulo. En el capítulo 16 Dios nos da instrucciones acerca del día más importante
del calendario judío: “Yom Kipur” (el Día del Perdón). Literalmente en hebreo significa “el día de
cubrir” (cubrir nuestro pecado)


1 (Éxodo 34:26 la restricción de no combinar carne y productos lácteos en la misma comida)

1
Summit en Español
Lloyd Mann
Al ver lo que relata este capítulo, quizá piensas: “¿Por qué debo pensar que esto es relevante para mi
vida hoy.” El libro de Levítico trata un problema que todos nosotros enfrentamos en algún momento
de nuestras vidas: qué hacer con los sentimientos de culpa debido a algunas cosas que hemos hecho.
• Cada vez que alguien dice, “Oye, necesitamos hablar,” piensas “¡Ay no, me descubrió!”
--Pecado sexual
--Has sido un mal padre/madre, hermano, esposo . . . y te sientes mal por la forma de actuar con
alguien en tu vida.
• Quizá esa persona ya no está para que le pidas perdón.
--el tipo de culpa que nos hace sentir vergüenza. Es lo que nos hace preguntarnos “¿Qué tipo de
persona soy yo que pude haber hecho eso? O “¿Qué si la gente supiera que hice tal o cual cosa?”
• Hay pecados que cuando los confesamos le gente reacciona con empatía. “Lucho con el
orgullo; o con lujuria.”
• Pero hay otros pecados, que si los confesaras en tu Grupo de Estudio Bíblico, crearía una
situación MUY embarazosa. “¡Hiciste ¿QUÉ?!!!
• Aun después de confesar esos pecados, la vergüenza permanece.”2

Levítico es relevante para nosotros hoy porque todos tenemos esa experiencia universal.

En mayor o menor grado todos nosotros contemplamos nuestra vida con una pregunta como ésta:
“Cuando me muera, habré hecho lo suficiente bueno como para cancelar todo lo malo que he hecho?
¿Seré lo suficientemente bueno para que Dios me deja entrar?” . . . porque pensamos que nuestro
bienestar eternal depende de nuestras obras. Nos preguntamos “¿Soy realmente culpable? y si así es,
¿Qué puedo hacer para remediarlo?”

Vamos a empezar nuestro estudio del “Día de Perdón” con un incidente en Levítico 10 que da de que
pensar: 1Pero Nadab y Abiú, hijos de Aarón . . . ofrecieron ante el Señor un fuego que no tenían por
qué ofrecer, pues él no se lo había mandado. 2 Entonces salió de la presencia del Señor un fuego que
los consumió, y murieron ante él.

Esto prepara la escena para el capítulo 16: 2 Le dijo el Señor a Moisés: «Dile a tu hermano Aarón que
no entre a cualquier hora en la parte del santuario que está detrás de la cortina(Aarón, ¿te acuerdas
de Nadab?) es decir, delante del propiciatorio que está sobre el arca, no sea que muera cuando yo
aparezca en la nube por encima del propiciatorio.
3
»Aarón deberá entrar en el santuario con un . . . y allí le describe cómo debe entrar.

En el Tabernáculo había dos partes: Gráfica
• El Lugar Santo y más allá de éste, el Lugar Santísimo.
• En el Lugar Santísimo estaba el Arca del Pacto. Gráfica
o Encima del Arca estaba el Propiciatorio (tapa/cubierta) – el lugar de expiación o
dónde se reconciliaba al hombre con Dios. Allí reposaba la presencia de Jehová.
Otro nombre que se le da es: Silla de Misericordia porque allí Dios muestra Su
misericordia.


2 David Powlison, http://www.ccef.org/podcast/what-difference-between-guilt-and-shame

2
Summit en Español
Lloyd Mann
• El Lugar Santo Gráfica tenía actividad todo el tiempo. Los sacerdotes entraban varias veces
al día para ofrecer sacrificios y llevar a cabo diferentes ritos. Pero en el Lugar Santísimo sólo
podía entrar una persona (el Sumo Sacerdote), una vez al año – en el día Yom Kipur (el Día
de Perdón). (Quita la Gráfica)

El resto del Capítulo 16 describe el proceso que el Sumo Sacerdote llevaba para entrar en el Lugar
Santísimo.

RESUMEN: (Una semana antes, el Sumo Sacerdote se aislaba de todo – salía de su hogar y se
iba a un lugar donde podía estar completamente solo – para que no tocara nada inmundo por
accidente o comiera algo impuro. Se le traía comida limpia y se lavaba el cuerpo y preparaba
su corazón.

La noche antes del Día de Perdón, no dormía, sino que oraba y leía la Palabra de Dios para
purificar su alma. Al llegar Yum Kipur, se bañaba de pie a cabeza y se vestía en una túnica de
lino blanco sin mancha. Luego ENTRABA 3 VECES AL LUGAR SANTÍSIMO: una vez para ofrecer
el sacrificio de la sangre de un animal para pagar el castigo por sus propios pecados; luego
salía para bañarse completamente otra vez, cambiarse de ropa totalmente nueva para luego
entrar la segunda vez para ofrecer la sangre de otro animal para pagar el castigo de los
pecados de los sacerdotes. Luego salía otra vez, se bañaba otra vez de pie a cabeza y se vestía
de nuevo con ropa limpia para entrar en el Lugar Santísimo la tercera vez para lograr el
perdón de los pecados de todo el pueblo.

. . . todo esto se hacía en público. El patio del Tabernáculo estaría lleno de gente, viendo
atentamente todo lo que hacía. El Sumo Sacerdote se bañaba detrás de un biombo semi-
transparente. El pueblo lo observaba bañarse, vestirse, entrar, y volver a salir. Él era su
representante ante Dios, así que lo animaban y apoyaban. Les interesaba MUCHO que todo se
hiciera bien y con pureza porque él los representaba delante de Dios. 3

El capítulo 16 explica que parte de este rito sacrificial era la presentación de dos chivos. A
uno lo mataban como un sacrificio . . .
10
pero presentará vivo ante el SEÑOR, como propiciación, el macho cabrío que soltará en el desierto ….
(el verbo “propiciar” significa “Ablandar, aplacar la ira de alguien, haciéndolo favorable) 21 y le
impondrá las manos sobre la cabeza. Confesará entonces todas las iniquidades y transgresiones de
los israelitas, cualesquiera que hayan sido sus pecados.(pobrecito, ¡seguramente estuvo allí más de
24 horas para confesar TODAS! Así el macho cabrío cargará con ellos, y será enviado al desierto por
medio de un hombre designado para esto. 22 El hombre soltará en el desierto al macho cabrío, y éste
se llevará a tierra árida todas las iniquidades.

Lo que aprendemos sobre nuestra culpa y nuestro pecado de este capítulo:



1. Nuestro pecado es mucho peor de lo que nos imaginábamos
• Al leer Levítico, uno siente vez tras vez que un gran abismo existe entre nosotros y
Dios. – Por eso un velo grueso separaba a todo hombre de la Presencia de Dios.

3 Tim Keller, citando un sermón de Rays Dillard. King’s Cross: The Story of the World in the Life of Jesus, 79-80.

3
Summit en Español
Lloyd Mann
• Al principio de este mensaje les mencioné la pregunta que casi todos tenemos:
“Cuando muera, ¿sabré que podré entrar al cielo?” Detrás de esa pregunta es la
pregunta: ¿Cuál es la medida que Dios usa para decidir eso? ¿Cuál es la calificación
mínima? ¿Qué tan bueno tengo que ser para agradar a Dios? Levítico te da la
respuesta: ¡Tienes que ser absolutamente perfecto, sin ningún pecado!
o Nadab y Abiú te muestran que eres tan pecaminoso(a) que ¡un solo desliz, y
estás muerto! ¡Solo un pecado y te conviertes en chicharrones!
o Tenemos un concepto del pecado muy centrado en el hombre. “Ah, ¡eso no es
tan malo!” ¡Pero sí lo es! El más mínimo pecadillo . . . .
o El pecado es pecaminoso debido a contra quién se peca. . . le das una patada a
una pared y es un pecado de frustración; pateas a un perro y puedes pagar una
pequeña multa; pateas a un humano y te irá peor; pateas al Presidente de los
EE.UU. y estarás en la cárcel por un buen rato; das patadas contra el Dios
Omnipotente, Santo, Creador del Universo, y estás frito.
• Todos nosotros estamos LLENOS de pecado. En todo lo que pensamos, decimos, todo
lo que hacemos. Levítico hasta tiene una categoría para “pecados desconocidos”4.
Santiago 4:17 dice, “Así que comete pecado todo el que sabe hacer el bien y no lo
hace.” ¿Cuántas veces has pensado, “Sé que debo hacer algo para conocer a mis
vecinos, pero estoy cansado”? o “La próxima vez . . .”
• Levítico nos muestra que nuestro pecado es mucho peor y que contamina todo lo que
hacemos. Es como si estuvieras recibiendo una transfusión de sangre y descubres que
la etiqueta dice “sólo contiene 1 microbio del virus SIDA por mililitro.” O si yo te diera
un vaso de leche para tomar y a mitad del vaso de digo que sólo tiene una cucharadita
de orines.
o Sólo que es mil millones de veces peor. Entrar en la presencia de Dios con
cualquier pecado es como una hoja de papel que toca el sol.
o Hay un hombre en la Iglesia Summit que ha cruzado a nado el Canal de la
Mancha (21 millas). Yo no puedo cruzar la longitud de una piscina dos veces sin
casi morir de un infarto. Pero si la meta es nadar de California a Japón, los dos
vamos a ahogarnos. Es así con la santidad de Dios (aunque algunos sean
mejores que otros, nadie alcanza la perfección).

2. La gracia de Dios es MUCHO más grande de lo que soñábamos

¿Por qué Dios les dijo que usaran DOS cabritos? Para ilustrar dos cosas diferentes que Dios hace con
nuestro pecado.
• Se sacrificaba un cabrito por nuestros pecados, indicando que se ha pagado el castigo de
nuestros pecados.
• Éste es un concepto teológico que llamamos justificación La justificación significa
literalmente que ya nadie puede reclamarnos nada.
o Si chocas el carro de otra persona y la compañía de seguros paga los daños, la otra
persona no te puede reclamar nada. Se ha saldado la deuda.
• El otro cabrito, el que expulsaron hacia el desierto, ilustra el concepto de Limpieza Dios no
sólo paga por nuestros pecados, sino que nos los remueve o nos los quita.

4 Levítico 5:17. Hay 613 mandamientos en los 5 primeros libros de la Biblia. Hay miles de maneras de pecar.

4
Summit en Español
Lloyd Mann
o Mientras el primer cabrito nos muestra que Dios nos ha perdonado a base de un
sustituto, el segundo nos muestra que Dios nos los removió, como el salmista dijo,
“Como está de lejos el oriente del occidente, así alejó de nosotros nuestras
transgresiones.” (Salmo 103:12)
o El Profeta Miqueas dice que Dios ha puesto nuestros pecados en el fondo del océano.
Corrie Ten Boom, una autora cristiana que sobrevivió el Holocausto, dijo, “Y Dios puso
un letrero en ese lugar que dice “¡Prohibido Pescar!”
• Quizá algunos de ustedes dirán, “Siento que mis pecados son demasiados grandes.” “No
creo que Dios me pueda perdonar.” Mira al versículo 16: “. . . cualesquiera que hayan sido
sus pecados.”
o ¿Ves ALGUNA condición allí?
• Cuando dices “Dios no me puede perdonar,” no estás exagerando la gravedad de tus
pecados, sino disminuyendo el poder de Dios para perdonar. Tu pecado es grande, ¡pero la
gracia de Dios es aun más grande!
• Quizá digas “Bueno, quizá Dios me puede perdonar, pero yo no puedo perdonarme a mí
mismo.”
o Ahora estás diciendo que tu opinión vale más que la de Dios. ¿Quién piensas que
eres? Si Dios te ha perdonado y promete restaurarte, ¿quién eres tú para exaltar tu
opinión sobre la de Dios?

3. El “Día de Perdón” se trata de Jesús
• En toda esta ceremonia se ve reflejado Jesús. Aquí se ve la Semana Santa. Al leer el relato en
los evangelio de la última semana de Jesús, es evidente que Jesús estuvo llevando a cabo el
Día de Perdón para todos nosotros.
o Tal como el Sumo Sacerdote . . . empezó a prepararse una semana antes.
o La noche antes de Su sacrificio, Jesús no durmió nada.
o Diferencia: Jesús no estuvo vestido con ropa lujosa como el Sumo Sacerdote. Le
quitaron toda su ropa.
o En vez de recibir el apoyo y el ánimo del pueblo, se burlaron de Él y hasta sus
discípulos lo abandonaron.
o No se bañó en agua purificante, sino que le escupieron.
o Cuando estuvo colgado en la cruz ante Dios, no recibió palabras de aliento, sino que
el Padre lo abandonó
o En la cruz, cuando murió clamó “¡Consumado Es!”
§ Griego: Te-te-les-tai. Esa palabra se encuentra escrita en recibos del primer
siglo. Literalmente significa “Se ha pagado.”
§ En Cristo ni Dios mismo puede reclamarte por tus pecados. ¡Eres justificado!
o La cortina rasgada que nos separaba de Dios fue un símbolo de Su carne rasgada para
que pudiéramos entrar en la presencia de Dios. Durante la crucifixión, esa cortina
literalmente fue rasgada en dos y por primera vez en la historia, se abrió el paso a
todo hombre para estar en la presencia de Dios.
o El cuerpo de Jesús fue el Propiciatorio o el lugar donde se rociaba la sangre del
sacrificio para obtener nuestro perdón.
o Cuando los discípulos entraron en la tumba de Jesús (Juan 20:12) Juan dice que dos
ángeles estaban allí, uno a la cabeza y otro a los pies de donde Jesús había yacido

5
Summit en Español
Lloyd Mann
(como los serafines en el cobertor (o tapa) del Arca. Por medio del cuerpo muerto de
Jesucristo recibimos acceso a la misericordia de Dios.
o Levítico 16 dice que cuando Aarón terminaba cada año con esta ceremonia de
perdón, se quitaba sus ropas de lino. ¿Se acuerdan de lo que los discípulos
encontraron en la tumba de Jesús? Sólo las vendas . . . porque ya había logrado el
perdón de nuestros pecados.
Jesús fue el Chivo Expiatorio que llevó nuestros pecados para siempre a Su tumba y 3 días después
resucitó, pero nuestros pecados quedaron enterrados.

El profeta Zacarías del Antiguo Testamento, escribiendo 500 años antes de que naciera Jesús,
describió una visión que tuvo en que el Sumo Sacerdote llamado Josué estaba a punto de entrar en la
presencia de Dios (Lugar Santísimo). Pero para su consternación, Zacarías ve que Josué está
cubierto de excremento humano. Eso hubiera sido un desastre, no sólo para Josué, sino para todo el
pueblo. Este momento en que él los representaba ante Dios era su única esperanza de perdón.

Pero al último momento, Zacarías escuchó a Jehová decirles a la gente presente:
«¡Quítenle las ropas sucias!» Y a Josué le dijo: «Como puedes ver, ya te he liberado de tu culpa,
y ahora voy a vestirte con ropas espléndidas.» . . . Estoy por traer a mi siervo,
estoy por traer al Renuevo. (está hablando del Mesías) ¡En un solo día borraré el pecado de
esta tierra! —afirma el Señor Todopoderoso—.

Dios le había dado a Zacarías una visión de cómo Él nos ve a todos nosotros cuando nos acercamos a
Él, aun los más religiosos. Y le dio la promesa de que Él quitaría de nosotros esa profanación, para
siempre, “en un solo día”.

Ante Dios, somos como ese Josué, cubierto con excremento. ¿Sabían ustedes que el nombre Josué
es el nombre hebreo para Jesús? Puesto que un nuevo Josué, quien era 100% perfecto, fue
arropado en la suciedad de nuestro pecado y sufrió las consecuencias al estar ante Dios en la cruz,
nosotros nos podemos poner la ropa limpia, espléndida, de la justicia de Dios. Jesús recibió lo que
merecíamos nosotros para que nosotros pudiéramos recibir la aprobación del Padre, al ser
declarados justos ante Sus ojos.

El evangelio en cuatro palabras: Jesús en mi lugar. Jesús no sólo murió por nosotros; murió en
nuestro lugar.

Él tomó nuestro pecado; Él sufrió el castigo que merecíamos nosotros. Él resucitó de la muerte,
venciendo la tumba. El mundo nunca ha conocido un amor como ése , ni antes, ni después.

• La gente malentendía Levítico . . . dicen, “¡miren cuántas leyes!”
• Levítico no fue escrito para decirles todo lo que necesitaban hacer, sino para mostrarles lo
que Dios haría por ellos.
• El efecto sobre una persona al leer Levítico no debe ser, “¡Ay caramba! mira todo lo que
tengo que hacer para Dios”, sino “Oh Señor, ¡mira todo lo que hiciste tú por mí!”

4. No todos los caminos llevan a Dios

6
Summit en Español
Lloyd Mann
• Noten cómo Dios puso el escenario para todo esto: 2 Le dijo el Señor a Moisés: «Dile a tu
hermano Aarón que no entre a cualquier hora en la parte del santuario que está detrás de la
cortina, . . . no sea que muera.
• Es muy popular hoy pensar que todas las religiones llevan a Dios, siempre y cuando seas
sincero en lo que crees.
o Nadab y Abiú fueron sinceros.
o Si le hubieras dicho a Aarón inmediatamente después de la muerte de sus dos hijos,
“Todos los caminos llevan a Dios”, Aarón le hubiera respondido, Tengo dos hijos míos
que eran sinceros, pero están muertos porque no se acercaron a Dios en la forma en
que Dios demandó que se hiciera.
• Todo el capítulo declara: Hay un solo camino para acercarse a Dios, y Dios ha designado ese
camino: Jesucristo.

5. Tienes que aceptar el perdón que Dios ofrece – tú mismo. (16:29)
• Aunque Jesús pagó el castigo que nosotros merecíamos, tú tienes que apropiarte por ti
mismo el perdón que Él te ofrece. Lo que los judíos tenían que hacer para recibir el perdón
de sus pecados era descansar y no hacer nada ese día. No se trata de HACER nada. Se trata
de aceptar la oferta.
• Para apropiarse del perdón que Dios ofrecía, puesto que el Día de Perdón siempre caía en un
día de descanso obligatorio, los israelitas no tenían que hacer nada -- descansar
• El hombre siempre está pensando que tiene que hacer algo para ganar el favor de Dios. Mira
lo que dijo Jesús cuando le hicieron esa pregunta: 28 —¿Qué tenemos que hacer para realizar
las obras que Dios exige? —le preguntaron. (¿Cuáles obras exige Dios para obtener Su
favor?) 29 —Ésta es la obra de Dios: que crean en aquel a quien él envió —les respondió Jesús.
• Creer no es solamente aceptar que ciertas doctrinas son correctas. Tampoco es solamente
sentir una necesidad de acercarte a Dios. Creer en el sentido bíblico incluye estas dos cosas,
pero implica rendirle tu voluntad a Dios, invitar a Dios a que entre en tu vida para cambiarte,
para hacer y deshacer, para perdonarte y para dirigir tu vida.
• Uno de los veredictos más extraños que la Suprema Corte de los EE.UU. jamás haya
dictaminado fue el caso de los EE.UU. vs. Wilson en 1833. George Wilson fue declarado
culpable de varios robos y atentar contra la vida de un cartero postal. Sus crímenes, por
alguna razón fueron considerados lo suficientemente serios como para condenarlo a muerte.
Pero el Presidente Andrew Jackson, le otorgó un perdón completo. Pero el Sr. Wilson, por
alguna razón que nunca se explicó, rehusó aceptar el perdón. El caso terminó en la Suprema
Corte y la corte falló lo siguiente: “Un perdón es un acto de gracia – un acto cuya validez
depende de haber sido entregado, y la entrega no se completa sin el acto de recibirlo. Si se
rechaza, esta corte no tiene el poder para forzarlo a recibirlo.”5 La oferta de Dios de
perdonar tus pecados está allí, pero tú tienes que recibirlo con un acto de tu voluntad.
• El orden de los eventos en Levítico es muy importante. La primera parte de Levítico da
instrucciones sobre la construcción del Tabernáculo, cómo santificar a los sacerdotes, etc. El
capítulo 16 es el capítulo cumbre – el Día del Perdón. Después del Perdón, el enfoque en
Levítico cambia a instruir en cómo vivir como el pueblo de Dios. La primera mitad tiene que
ver con la adoración. La segunda mitad tiene que ver con vivir la vida como pueblo de Dios.


5 https://en.wikipedia.org/wiki/United_States_v._Wilson

7
Summit en Español
Lloyd Mann
• Éste es un patrón común en la Biblia: Dios obra la salvación primero. No se trata de hacer el
bien para ganarse la salvación. Uno es bueno, vive correctamente y le sirve a Dios porque YA
es salvo(a).
• Esto hace una diferencia ENORME.
o Martín Lutero fue un monje católico que descubrió de nuevo esta verdad: la Biblia
enseña que la salvación no es el premio que Dios le da al hombre por portarse bien,
sino un regalo gratuito que uno recibe por fe.
La iglesia de su día reaccionó fuerte y declaró que si uno quitaba el miedo del castigo de Dios,
le quitaría la motivación para obedecer a Dios. Pero el miedo del castigo es una motivación
EXTERNA que sólo funciona por un rato. La única manera de desarrollar un amor verdadero
hacia Dios es remover el miedo. La única forma de empezar a amar más a Dios que a
cualquier otra cosa es tener la seguridad de que Dios nos ama sin condiciones.6
o La Iglesia Anglicana encarceló a Juan Bunyan, el autor del libro El Progreso del
Perigrino por predicar el evangelio de la gracia no merecida de Dios hacia el pecador.
El argumento de la iglesia fue que si el miedo del castigo se remueve, la gente se
desenfrenaría en el pecado, haciendo lo que les diera la gana. Bunyan les respondió: Si
la gente realmente entiende que Cristo ha quitado el miedo del castigo de ellos al
cargar Él mismo ese castigo, no harán lo que les dé la gana, sino lo que Dios quiere que
hagan.7

¿Qué si vivieras TODA tu vida como una respuesta al evangelio de lo que Dios hizo por ti el día que
quitó tus pecados?
o Hebreos dice que en respuesta al sacrificio de Cristo por nosotros, ahora a Él le debemos
ofrecer “sacrificios de alabanza” (Hebreos 13:15
o No sacrificios para ser salvos, sino porque somos salvos
o El autor de Hebreos dice que la motivación para ofrendar, para servirles a otros y para
ayudar a los necesitados debe ser nuestra gratitud a Dios por lo qué ha hecho por
nosotros. (Hebreos 3:16)
o Toda la vida cristiana es, “Cómo tú has sido conmigo, yo seré con otros.”

Dos Preguntas:
• ¿Has recibido la salvación gratuita que Dios te ofrece? ¿Has aceptado Su oferta de perdón?
¿Has dejado de esforzarte, tratando de ganar el favor de Dios con lo que haces?
• Tendremos bautismos el próximo domingo. Si quieres confiar tu vida hoy a Cristo, o
bautizarte, habla hoy durante el canto con uno de los Ancianos: Roger, Paul, o conmigo.
• ¿Estás respondiendo correctamente al evangelio, mostrándoles a otros la misma gracia que
Dios te ha mostrado?


6 1 Juan 4:19; Martín Lutero, Lectures on Galatians 1535: Chapters 1-4, LW 26. Editado por Jaroslav Pelikan, St. Louis,
Mo.; Concordia Publishing House, 1963.
7 Citado por Bryan Chappell en Christ-Centered Preaching.