Вы находитесь на странице: 1из 3

Anayatzin Larios Candelas

Hacer un ensayo –comparativo- en el que expliquen las semejanzas y diferencias de los


principios metodológicos del conocimiento científico en las Ciencias Sociales, vinculando estos
con su proyecto de investigación.

El impacto de las Remesas en el desarrollo humano, desde la perspectiva de la explicación.

Al hacer una aproximación del tema sobre el impacto de las remesas (R) en el desarrollo
humano (DH), desde un enfoque científico, nos sitúa ante una de las aspiraciones de la
realización de un trabajo de investigación.

La aspiración del quehacer de las investigaciones en ejercicio es decir, dentro del quehacer
científico como labor característica de esta profesión, se sitúa en cuatro niveles, podemos
aspirar a crear conceptos, realizar normativas, hacer descripciones, o, realizar una explicación
del fenómeno social.

Vamos entonces en la relación de nuestro objeto de estudio particular, el desarrollo humano


en los hogares receptores respecto de su variable explicativa, las remesas una aspiración
explicativa de nuestra parte.

El proceso científico de las Ciencias Sociales puede definirse como lo hace Sahu (2013:p1),
como “un camino o método de conocimiento de lo desconocido, es dar respuesta a la
curiosidad entre los diversos métodos, el método científico es el de mayor uso. El método
científico tiene como objetivo el describir o dar una explicación, y entender, el método
científico para él esta caracterizado por su objetividad, verificabilidad y credibilidad”.

Cuando hablamos de principios metodológicos nos referimos a conocer y a explicar las causas
de un fenómeno determinado. Centrados en el conocimiento científico, y en el género especial
del lenguaje utilizado en este campo que nos permita mediante unas reglas o métodos
emprender el establecimiento de la relaciones planteadas, entre el desarrollo humano y las
remesas, debemos seguir un procedimiento y protocolo que nos permita alcanzar el fin que de
explicar esta interacción, y por ello necesitamos un método, y más ampliamente una
metodología.

La metodología fija los criterios de verificación y demostración de nuestro objeto de estudio,


es decir, ¿cómo vamos a establecer la relación entre el desarrollo humano y las remesas?

El conocimiento es “un proceso que se efectúa en una cultura concreta. La ciencia pretende la
explicación causal de los hechos. Por ello se suele hablar de una serie de características
específicas: objetividad, racionabilidad, sistematicidad, generalidad y falsabilidad”. (Nogueira:
2008).

Par alcanzar el objetivo de mi investigación, es necesario seguir procedimientos y protocolos


que me permitan alcanzar el fin (explicar la relación entre remesas y desarrollo humano), es
necesario un método, que me ayude a conseguirlo. De esta manera, si mi pretensión es,
encontrar la relación que entre ellos se fijan (DH, R), es necesario seguir las orientaciones
epistemológicas que sobre el tema se encuentren, los criterios comunes que guiarán mi propio
quehacer, como conjunto de datos de la realidad, y la construcción de modelos teóricos o
abstracciones capaces de expresar las conexiones entre el desarrollo humano y las remesas.

Cortés (2014) nos realiza un recuento de las metodologías de la Ciencias Sociales en América
Latina a partir de la década de los sesenta han fluctuado a la par de los reajustes en el campo
de la política y la economía. El propone, construir una explicación referente a la polisemia del
término de metodología, basado en la relación histórica de los procesos de transformación
social como su propia lógica interna. Enmarca el uso de determinadas técnicas (muestreo,
construcción de cuestionarios, entrevistas, observación participante, investigación, etc.) como
el vuelco que sufre la metodología ante un cambio de paradigma emanado de un proceso de
reajuste o adelgazamiento de las funciones del estado hacia las fuerzas del mercado; como
resultado de una adscripción a la tendencia hegemónica de Estados Unidos.

“La metodología de las ciencias enseña que los conceptos pueden ser vagos o precisos,
aplicables o inaplicables, iluminadores o no para organizar la experiencia, estériles o fecundos,
pero no pueden ser verdaderos o falsos; sólo los enunciados, proposiciones o hipótesis pueden
serlo. El sentido de un enunciado teórico no enraíza en su falsación sino está dado por las
proposiciones antecedentes y por las que se derivan de él (Bunge, 1999: 83-95), lo que es
equivalente a plantear que el sentido de los conceptos y las proposiciones está dado por la
teoría en que se hallan situados. El significado pleno de un enunciado está dado no sólo por el
sentido sino también por su clase de referencia, que equivale a la colección de objetos
contenidos en los dominios de los predicados que forman parte de la proposición.” (Cortés,
2014:199).

Comte es el primero que dota de un objeto a la ciencias sociales al cambiar el concepto de


física social con el de sociología, Bergel y Luckmann en la construcción social de la realidad,
consideran que la historia de las ideas es una es solo parte del conocimiento y que la historia
de las ideas (de las teorizaciones), es solo parte del conocimiento de que participan todos los
integrantes de una sociedad y que deben ser su verdadero objeto de estudio. La participación
del sociólogo la ubican como un mediador entre el hombre de la calle que vive un mundo real
y el filósofo que se interroga acerca del carácter último de la “realidad”. Así pues el quehacer
del sociólogo será indagar entre l estas diferencias entre la realidad y el conocimiento.

Se trata entonces de un análisis de la construcción social de la realidad. La realidad social


construye su propio lenguaje si signos sus significados, sus símbolos mismos que se
subjetivizan en un mismo objeto y que a la vez objetivizan a los sujetos en algunos otras casos.
Juega el lenguaje, un papel primordial en este enorme entramado en el cual se construyen las
realidades sociales.

Por otra parte, Castro (2008) nos muestra como el lenguaje tiene una faceta lógica como
transmisor del pensamiento, y es a su vez el objeto de la lógica, por esta misma razón. En esta
condición, y centrados en el conocimiento científico, nos permitirá mediante unas reglas y
métodos establecer el planteamiento de unas relaciones sociales planteadas.

La principal diferencia metodológica lo señala Castro (2008) entre las Ciencias Naturales y las
Ciencia Sociales, nace de la relación del científico con los fenómenos que investiga. El científico
natural es un observador externo de su material, pero el científico social vive dentro del
sistema social, y tiene, junto con otros humanos, la condición de participante en
acontecimientos sociales.
En Weber siempre está presente la intencionalidad subjetiva de las personas, es decir, una
situación social determinada ha de ser comprehendida intelectualmente, poniéndonos en el
lugar de sus actores para así poder entender y explicar (Castro: 2008).

Así entonces, para nuestro proyecto de investigación, habremos de encontrar la explicación a


la relación entre desarrollo humano y las remesas desde dos ámbitos, uno en el cual haremos
uso de método cuantitativo en el que a la usanza de la posición neopositivista, nos permita de
manera por medio la técnica de muestreo y entrevista hacernos de la información cualitativa y
cuantitativa que nos permita explicar de manera objetiva (donde los procedimientos y
hallazgos no han de ser influenciados por los sentimientos, valores y creencias personales de
un investigador), general (se refiere al poder de generalización de la forma de estudio a un
fenómeno particular en estudio) y universal (se refiere al hecho de que el estudio puede
proveer un resultado similar bajo las mismas situaciones), según Sahu (2013), que nos permita
estar en capacidad de determinar y explicar de manera cualitativa y cuantitativa el tipo de
interacción y relación que entre ellas se genera.