You are on page 1of 2

El uso del combustible fósil en relación al calentamiento global

“Combustible fósil es cualquier tipo de material capaz de soltar energía cuando se


oxida de forma forzada con desprendimiento de calor.
El carbón, el petróleo y el gas natural son productos de la descomposición de antigua
vida animal y vegetal en la tierra.
La energía solar produjo estos combustibles fósiles que nos sirven como principal
energía, el recurso de estos fósiles es finita, aunque no son renovables.”
La utilización de estos combustibles fósiles está impactando gravemente en nuestro
medio ambiente: en la contaminación del aire, el derrame de petróleo, la lluvia ácida;
en especial, el Co2. que toma un papel determinante para nuestro futuro.

En lo que se describe el uso del combustible fósil en relación al calentamiento global no


nos encontramos ante una sola causa del problema si no de varios factores: como el
carbón, el derrame del petróleo, por último, CO2.

En cuanto el carbón, es el que mayor perjudica al clima mundial por su proceso de


combustión al liberar mayor cantidad de carbono.
Se afirmo que en el 2002 al usar estos combustibles soltó un total de 21 mil millones de
toneladas de Co2 a nuestra atmosfera, siendo el 41 por ciento producido por el carbón,
el 39 por ciento por el petróleo y el 20 por ciento por el gas.
El carbón es el más contaminante y también más abundante en la tierra; el carbón se
origina de los restos fosilizados de las plantas de lugares pantanosos que con la ayuda
de la presión y el calor se va transformando, primero en lignito, después en carbón
bituminoso, y por último en una mejor apariencia, la antracita; este proceso se requiere
de millones de años.

El petróleo este “oro negro” como suele llamarse encontró su gran desarrollo en el siglo
XX, los principales yacimientos y desarrollo de este combustible se localizaron hacia
mediados del siglo, y posteriormente, al parecer a encontrado su declive, aunque se
asegura que falta mucho por descubrir.
El delta de Nigeria ha sido afectado durante decenios por derrames de petróleo que
tienen sitio tanto en tierra firme como costa afuera. Los derrames en tierra firme
arruinan frutos y deterioran la calidad y productividad del suelo que lo utilizan para la
explotación agropecuaria. Los derrames en el océano se estropea los bancos de peces y
contamina el agua que se utiliza en la población.

En el ritmo en que asciende la demanda de energía no es compatible con la perduración


a largo plazo del planeta. El hoyo en la capa de ozono y las lluvias acidas son tan solo
unas de las consecuencias más relucientes de nuestro insaciable consumo de energía. El
causante principal es el CO2. Las chimeneas en las fábricas y los tubos de escape de los
vehículos arrojan a la atmosfera cantidades masivas de este gas. Esta disposición
constituye uno de los motivos de mayor importancia en la preocupación de la Unión
Europea.
Para detener el incremento de las emisiones del CO2, por causa de los automóviles, la
comunicada a tenido estrategias sobre el CO2/Automóvil. En esta estrategia los
fabricantes europeos de vehículo se han comprometido a disminuir a un 25% las
emisiones del CO2 de los turismos, además, la comunidad aprobara la legislación a fin
de garantizar que los consumidores europeos tenga aclaración sobre el rendimiento de
los vehículos modernos, en cuanto al uso del combustible.