You are on page 1of 3

Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación

Universidad Nacional de La Plata

DOCTORADO EN LETRAS

Seminario: Derivas del simbolismo en la poesía latinoamericana del siglo XX


Profesor: Dr. Edgardo Dobry (Universidad de Barcelona, España)

1. FUNDAMENTACIÓN:

Las poéticas de la modernidad se forjan en los cuarenta años que van de 1857 a 1897, en
París: es decir, entre la primera edición de Les Fleurs du Mal y la publicación de Un
coup de dés. En ese arco de tiempo se fijan los temas y las formas que van a dominar,
en buena medida, todo el siglo XX y principios del XXI: la experiencia urbana como
escena exclusiva, la figura del “flaneûr” como quien, estando en la calle y atento a todo
lo que sucede, queda sin embargo aparte, al margen, en una posición marginal o
“maldita”, en todo caso inadecuada; la ruptura de las formas tradicionales de la poesía,
precisamente en el momento en que los poetas necesitan afirmar con mayor intensidad
su carácter de artistas de la palabra (frente a la creciente circulación de material escrito
que la industria periodística y editorial pone en circulación). Es la situación que
Verlaine resume memorablemente en su “Art poétique”, donde afirma que la poesía
debe ser “música ante todo” y que todo lo demás “es literatura”: en el poema la palabra
no dice lo que es sino que es lo que dice; la palabra se crea como elemento de arte, no
como medio de comunicar un contenido; la poesía está en un lugar aparte de la
literatura. Con el Coup de dés de Mallarmé la poesía europea llega al fin de su largo
viaje de la oralidad (en su nacimiento griego como “poesía lírica”: hecha para el canto)
a la escritura, puesto que el poema de Mallarmé está completamente escrito, solo existe
del todo en tanto obra (tipo)gráfica.
De la idea de Verlaine y de Rimbaud del poema como música derivarán, ya en los años
de la vanguardia, los poemas en lenguas inventadas, como el “Karawane” de Hugo Ball
y la Ursonate de Kurt Schwitters; del uso de la página como espacio gráfico, en el
último Mallarmé, saldrán los caligramas de Apollinaire: son diversas manifestaciones
de lo que George Steiner, en After Babel, denominará “la palabra faltante”: el paso de la
percepción de la lengua como casa de la poesía a coerción incómoda y hostil que debe
romperse. Manifestaciones que tendrán, también, un largo impacto en la poesía
latinoamericana: Rubén Darío es inconcebible sin el magisterio de Verlaine, que se
prolonga en el Vallejo de los Heraldos negros, y hasta cierto punto incluso en Trilce,
donde las palabras se dejan inventar, en ocasiones, por el impulso de la prosodia y la
subjetivación del lenguaje. De las sinestesias simbolistas y los caligramas de Apolinaire
salen buena parte de la primera obra de Girondo y todo el libro/objeto 5 metros de
poemas de Carlos Oquendo de Amat. De las fantasmagorías teratológicas de
Lautréamont, el gran forjador del poema en prosa, sale buena parte de la obra de
Pizarnik, y no pocas zonas de Orozco, Molina o Rosamel del Valle.
En definitiva, el largo imperio de la vanguardia en América Latina no puede afiliarse
solo al Primer manifiesto del surrealismo de Breton, de 1924: antes y después, la
concepción simbolista de la poesía –la primera que se forja en la oposición entre belleza
sublime y fealdad del ambiente, entre “reino interior” e imperio del kitsch, entre el poeta
como aristócrata del espíritu y el mismo poeta como ciudadano cuasi lumpen– perdura
en el aliento de lo que se escribe en nuestros países. Las derivas de “Une Charogne” de
Baudeliare, por poner un ejemplo, llegan hasta El guadal de García Helder, los
“Cadáveres” de Perlongher y Carroña última forma de Leónidas Lamborghini. Los
poderosos ecos románticos del Victor Hugo de La Légende des siècles, que aún están
presentes en Baudelaire, alcanzan de lleno al Neruda del Canto general. Por otra parte,
¿no escribió acaso el mismo Lezama Lima que “tres siglos después parece como si
Mallarmé hubiese escrito la mitología que debe servir de pórtico a don Luis de
Góngora”? ¿No está Mallarmé, a través de Deleuze, de Lacan, de Sarduy, y todo ello
anudado con las Soledades de Góngora, presente de manera inextricable en el extenso
arco de modulaciones que conocemos bajo el nombre de “neobarroco”? ¿Por qué un
poeta como Fabián Casas, uno de los más destacados del coloquialismo objetivista, se
siente tentado a hacer una alusión tan fuertemente baudelairiana como llamar El spleen
de Boedo a uno de sus libros?
El curso se propone recorrer todas estas líneas de deriva que, sin ser siempre advertidas,
conectan algunas de las más importantes manifestaciones de la poesía latinoamericana
de la modernidad y de la contemporaneidad con sus orígenes simbolistas, y el
significado que esa presencia puede tener aún para nosotros.

2. OBJETIVOS:

Al término del cursado del seminario, los estudiantes serán capaces de:
- Recorrer la tradición poética que va desde Les Fleurs du Mal y los Petits
poèmes en prose de Baudelaire hasta Dadá y el suerrealismo.
- Estudiar el significado del cambio de paradigma de la poesía “como la pintura”
(según la clásica sentencia horaciana) a la poesía como música, según el mandato de
Verlaine.
- Identificar los las características de lo que se denomina “simbolismo” y qué
tipo de novedad significa respecto de las poéticas anteriores.
- Estudiar líneas de deriva desde las principales manifestaciones de esa poética
hasta la poesía escrita en América Latina en las cuatro o cinco últimas décadas.
- Poner en cuestión las líneas de filiación con las que ha venido trabajando la
crítica (académica y no académica) en el ámbito de la poesía.
- Elaborar una propuesta o propuestas de monografías específicas, en las cuales
los alumnos puedan identificar elementos de las mencionadas líneas de deriva del
simbolismo.

3. LINEAMIENTOS METODOLÓGICOS:

1. Clases teóricas a cargo del profesor;


2. Preparación de breves informes (tres páginas) sobre la bibliografía específica
para someter a la discusión;
3. Elaboración de un breve proyecto (dos páginas) para la monografía final y
4. Breves sesiones de comentario de los informes y de los proyectos preparados
por los asistentes al seminario.

4. SISTEMA DE EVALUACIÓN:

Entrega de los informes solicitados y presentación de una monografía sobre un


tema estrictamente relacionado con los contenidos desarrollados en el seminario.

5. RÉGIMEN DE ACREDITACIÓN Y PROMOCIÓN:

Se requerirá al menos el 75% de asistencia a las clases.