Вы находитесь на странице: 1из 4

SEÑOR DE LOS TEMBLORES PATRÓN JURADO DEL CUSCO: “PROTECTOR Y

BENEFACTOR DEL CUSCO, CAPITAL DEL IMPERIO DE LOS INKAS”


A Pocas horas de la Solemne Procesion y Bendicion de #LunesSanto
=======================
“LA ANTIGUA PROCESIÓN DEL 31 DE MARZO”
(1650 - 1747)
“Desde este año quedó establecida la procesión que cada año se hace á 31 de Marzo en
la iglesia Catedral, con asistencia de ambos Cabildos, clero, religiosos y gran número de
penitentes, en que sale la hermosísima imagen del Crucifijo intitulado el Señor de los
Temblores, que está colocada en la iglesia con gran culto y frecuencia del pueblo, por ser
su único refugio y asilo, no sólo en los temblores, sino también en las pestes, secas, y
otras tribulaciones” (Anales del Cusco - 1650)
Desde entonces y por casi un siglo, la procesión del Señor de los Temblores se realizaba
en memoria del terrible terremoto de 1650, y cada 31 de marzo (independientemente del
conteo de la cuaresma y la semana santa) la sagrada imagen recorría las calles del Cusco,
en medio de gran fervor y devoción. Desde entonces; muchas veces la imagen salió en
recorridos extraordinarios luego de sismos, epidemias, sequias, pero siempre se mantuvo
inalterable la procesión del 31 DE MARZO.
“Lunes de carnestolendas, 9 de Febrero, después del sermón se hizo una muy devota
procesión de penitencia con el Señor de los Temblores, y otras imágenes, en la misma
forma que el 31 de Marzo” (Anales del Cusco – 1739)
EN 1743; fue la primera vez que se registran en las crónicas el cambio de la procesión al
“Lunes Santo”, quedando registrado:
“El Viernes 22 de Marzo, alas tres de la mañana, hubo en esta ciudad un temblor... El
Lunes 8 de Abril se hizo la procesión del Señor de los Temblores… El Domingo de
Pascua, 14 de Abril, á, las ocho y cuarto de la noche, salió por la parte de poniente, en
dirección del cerro de Piccho, una exhalación ígnea que llegando de un vuelo á la media
región aerea, cerca del zenit, se deshizo, partiéndose en muchas chispas que luego se
apagaron” (Anales del Cusco - 1743)
En 1743, el domingo de Pascua cayó el 14 de abril, por ende el día 8 fue Lunes Santo. La
razón de este primer cambio, se debió al sismo ocurrido el 22 de marzo, originando
rogativas especiales y la unión de la procesión tradicional con el inicio de la semana santa.
Sin embargo, la procesión del 31 de marzo se mantuvo inalterable:
“El 31 de Marzo se hizo la procesión del Señor de los Temblores, con la asistencia del
señor Obispo y la solemnidad acostumbrada. Predico el sermón un jesuíta. Muchísimos
penitentes de azotes de sangre, pesadas cruces y otras penitencias, acompañaron la
procesión. Los disciplinantes pasarían de cien, lo que jamás se había visto” (Anales del
Cusco – 1746)
Este año (1746) el “Domingo de Pascua” cayó el 10 de abril (y lunes santo 4 de abril).
Meses después ocurrió en Lima el viernes 28 de octubre, el devastador terremoto y
posterior tsunami, que desapareció el puerto del Callao, cuya intensidad fue tal que llego a
sentirse en la zona sur del virreinato.
Este evento fue tan devastador que provoco en el Virreinato una reacción de intenso temor
y una reavivación de la piedad y devoción popular. En el caso del Cusco, las rogativas
fueron intensas y quizá el cambio más significativo, fue el traslado de la fecha tradicional
de la Procesión del Señor de los Temblores al Lunes Santo:
- “El Domingo de Ramos, 26 de Marzo, hizo la distribución de palmas el señor Obispo; y
después de la procesión se fué en su silla de manos. Estuvo con dolor en ambos brazos
desde mediados de Marzo y se dijo que era parálisis.
- La procesión del Señor de los Temblores se hizo el Lunes Santo, 27 de Marzo; hubo
muchos disciplinantes, unos cargaban cruces, otros pesados maderos. Asistió el señor
Obispo de medio pontifical con mitra y báculo. Fué la última vez que se le vio en público.
- El Miércoles Santo, 29 de Marzo, mandó el señor Obispo avisar que estaba indispuesto y
que no podía consagrar al día siguiente óleos, y así deshicieron el tablado que estaba
hecho para el efecto. Fué un accidente de parálisis, y le hicieron unas sangrías en los
tobillos.
- El Jueves Santo, 30 de Marzo, por la noche, recibió el señor Obispo los santos
sacramentos de manos del Arcediano Rivadeneyra. Al día siguiente se distribuyó su plata
labrada entre las familias.
- El Viernes Santo, 31 de Marzo, por la tarde, fueron las comunidades religiosas á casa del
señor Obispo á cantar el Credo. El señor Arcediano pregunto, muy en forma, al maestro de
ceremonias, si podían tocar las campanas en la agonía del señor Obispo. A lo que el
maestro respondió que de ninguna manera. Tocaron, pues, las agonías con matracas.
- El Sábado Santo, l de Abril, bizo los oficios en la Catedral el señor Tesorero doctor D.
Fernando Pérez Oblitas. Estando comenzando la misa se anticiparon los repiques en la
iglesia de la Merced, á la que siguió la de la Compañía. Después de un rato se dijo en la
Catedral el gloria in exelsis etc., siguiéndose los repiques” (Anales del Cusco - 1747).
Este año se conjuncionaron eventos extraordinarios: El terremoto de Lima de 1746 y sus
réplicas que se prolongaron hasta el año siguiente, la coincidencia del Domingo de Pascua
de 1747 en 31 de marzo (y la imposibilidad dogmática y teológica de una procesión de un
Cristo Crucificado el Domingo de Pascua de Resurrección), el traslado de la Procesión del
Señor de los Temblores a Lunes Santo y el fallecimiento del Obispo del Cusco en Viernes
Santo. Es a partir de entonces que la procesión respeto la última disposición del Señor
Obispo Don Pedro Morcillo Rubio y Auñon, Vigésimo Prelado de la Ciudad del Cusco.
La Procesión del 31 de Marzo, se realizó de esta forma por casi un siglo, desde 1650
hasta 1746. Siendo la razón del cambio de fecha, otro evento telúrico de gran magnitud,
como lo fue el propio inicio de la devoción del Patrón Jurado del Cusco.
En recuerdo del evento telúrico, origen de la devoción al Patrón Jurado del Cusco,
compartimos la Sagrada Imagen de Nuestro Patrón y Protector del Cusco Capital del
Tawantinsuyo. Y sumamos ademas, datos históricos del cambio de la fecha de su
procesión.
¡Rogando a Nuestro Taytacha Temblores que siempre proteja a Nuestra Tierra y su
Pueblo Amado!
Investigación etnográfica, recopilación de mitos, edición y publicación por Puccaponcho
Paucarruna Cusco 2019 / D.L. 822 - LEY SOBRE EL DERECHO DE AUTOR copyright © -
2019. PUCCAPONCHO PAUCARRUNA 2019.
LA ANTIGUA PROCESIÓN DEL 31 DE MARZO”
(1650 - 1747)

“Desde este año quedó establecida la procesión que cada año se hace á 31 de Marzo en la iglesia Catedral,
con asistencia de ambos Cabildos, clero, religiosos y gran número de penitentes, en que sale la
hermosísima imagen del Crucifijo intitulado el Señor de los Temblores, que está colocada en la iglesia
con gran culto y frecuencia del pueblo, por ser su único refugio y asilo, no sólo en los temblores, sino
también en las pestes, secas, y otras tribulaciones” (Anales del Cusco - 1650)

Desde entonces y por casi un siglo, la procesión del Señor de los Temblores se realizaba en memoria del
terrible terremoto de 1650, y cada 31 de marzo (independientemente del conteo de la cuaresma y la
semana santa) la sagrada imagen recorría las calles del Cusco, en medio de gran fervor y devoción. Desde
entonces; muchas veces la imagen salió en recorridos extraordinarios luego de sismos, epidemias,
sequias, pero siempre se mantuvo inalterable la procesión del 31 DE MARZO.

“Lunes de carnestolendas, 9 de Febrero, después del sermón se hizo una muy devota procesión de
penitencia con el Señor de los Temblores, y otras imágenes, en la misma forma que el 31 de Marzo”
(Anales del Cusco – 1739)

EN 1743; fue la primera vez que se registran en las crónicas el cambio de la procesión al “Lunes Santo”,
quedando registrado:

“El Viernes 22 de Marzo, alas tres de la mañana, hubo en esta ciudad un temblor... El Lunes 8 de Abril se
hizo la procesión del Señor de los Temblores… El Domingo de Pascua, 14 de Abril, á, las ocho y cuarto
de la noche, salió por la parte de poniente, en dirección del cerro de Piccho, una exhalación ígnea que
llegando de un vuelo á la media región aerea, cerca del zenit, se deshizo, partiéndose en muchas chispas
que luego se apagaron” (Anales del Cusco - 1743)

En 1743, el domingo de Pascua cayó el 14 de abril, por ende el día 8 fue Lunes Santo. La razón de este
primer cambio, se debió al sismo ocurrido el 22 de marzo, originando rogativas especiales y la unión de la
procesión tradicional con el inicio de la semana santa.

Sin embargo, la procesión del 31 de marzo se mantuvo inalterable:

“El 31 de Marzo se hizo la procesión del Señor de los Temblores, con la asistencia del señor Obispo y la
solemnidad acostumbrada. Predico el sermón un jesuíta. Muchísimos penitentes de azotes de sangre,
pesadas cruces y otras penitencias, acompañaron la procesión. Los disciplinantes pasarían de cien, lo que
jamás se había visto” (Anales del Cusco – 1746)

Este año (1746) el “Domingo de Pascua” cayó el 10 de abril (y lunes santo 4 de abril). Meses después
ocurrió en Lima el viernes 28 de octubre, el devastador terremoto y posterior tsunami, que desapareció el
puerto del Callao, cuya intensidad fue tal que llego a sentirse en la zona sur del virreinato.

Este evento fue tan devastador que provoco en el Virreinato una reacción de intenso temor y una
reavivación de la piedad y devoción popular. En el caso del Cusco, las rogativas fueron intensas y quizá
el cambio más significativo, fue el traslado de la fecha tradicional de la Procesión del Señor de los
Temblores al Lunes Santo:

- “El Domingo de Ramos, 26 de Marzo, hizo la distribución de palmas el señor Obispo; y después de la
procesión se fué en su silla de manos. Estuvo con dolor en ambos brazos desde mediados de Marzo y se
dijo que era parálisis.

- La procesión del Señor de los Temblores se hizo el Lunes Santo, 27 de Marzo; hubo muchos
disciplinantes, unos cargaban cruces, otros pesados maderos. Asistió el señor Obispo de medio pontifical
con mitra y báculo. Fué la última vez que se le vio en público.
- El Miércoles Santo, 29 de Marzo, mandó el señor Obispo avisar que estaba indispuesto y que no podía
consagrar al día siguiente óleos, y así deshicieron el tablado que estaba hecho para el efecto. Fué un
accidente de parálisis, y le hicieron unas sangrías en los tobillos.

- El Jueves Santo, 30 de Marzo, por la noche, recibió el señor Obispo los santos sacramentos de manos
del Arcediano Rivadeneyra. Al día siguiente se distribuyó su plata labrada entre las familias.

- El Viernes Santo, 31 de Marzo, por la tarde, fueron las comunidades religiosas á casa del señor Obispo á
cantar el Credo. El señor Arcediano pregunto, muy en forma, al maestro de ceremonias, si podían tocar
las campanas en la agonía del señor Obispo. A lo que el maestro respondió que de ninguna manera.
Tocaron, pues, las agonías con matracas.

- El Sábado Santo, l de Abril, bizo los oficios en la Catedral el señor Tesorero doctor D. Fernando Pérez
Oblitas. Estando comenzando la misa se anticiparon los repiques en la iglesia de la Merced, á la que
siguió la de la Compañía. Después de un rato se dijo en la Catedral el gloria in exelsis etc., siguiéndose
los repiques” (Anales del Cusco - 1747).

Este año se conjuncionaron eventos extraordinarios: El terremoto de Lima de 1746 y sus réplicas que se
prolongaron hasta el año siguiente, la coincidencia del Domingo de Pascua de 1747 en 31 de marzo (y la
imposibilidad dogmática y teológica de una procesión de un Cristo Crucificado el Domingo de Pascua de
Resurrección), el traslado de la Procesión del Señor de los Temblores a Lunes Santo y el fallecimiento del
Obispo del Cusco en Viernes Santo. Es a partir de entonces que la procesión respeto la última disposición
del Señor Obispo Don Pedro Morcillo Rubio y Auñon, Vigésimo Prelado de la Ciudad del Cusco.

La Procesión del 31 de Marzo, se realizó de esta forma por casi un siglo, desde 1650 hasta 1746. Siendo
la razón del cambio de fecha, otro evento telúrico de gran magnitud, como lo fue el propio inicio de la
devoción del Patrón Jurado del Cusco.

En recuerdo del evento telúrico, origen de la devoción al Patrón Jurado del Cusco, compartimos la
Sagrada Imagen de Nuestro Patrón y Protector del Cusco Capital del Tawantinsuyo. Y sumamos ademas,
datos históricos del cambio de la fecha de su procesión.

¡Rogando a Nuestro Taytacha Temblores que siempre proteja a Nuestra Tierra y su Pueblo Amado!

Investigación etnográfica, recopilación de mitos, edición y publicación por Puccaponcho Paucarruna


Cusco 2019 / D.L. 822 - LEY SOBRE EL DERECHO DE AUTOR copyright © -2019.
PUCCAPONCHO PAUCARRUNA 2019.