Вы находитесь на странице: 1из 8

ENFERMEDADES DEL SISTEMA ENDOCRINO CAUSAS, SINTOMAS Y

TRATAMIENTO

Son alteraciones que se producen por el exceso o defecto de las endocrinas. Las
principales glándulas afectadas son el tiroides, las glándulas paratiroides, la hipófisis, el
páncreas y las glándulas suprarrenales. El mal funcionamiento de estas glándulas se
refleja en la aparición de las siguientes enfermedades:

1. ENANISMO HIPOFISARIO

Es el conjunto de alteraciones que aparecen como consecuencia de un déficit en la


secreción o en la acción de la hormona del crecimiento (GH). Así la falta de GH en la
infancia ocasiona una talla inferior a la normal en la edad adulta, por ello se le denomina
enanismo hipofisario o talla baja de origen hipofisario

SÍNTOMAS

Los signos y síntomas, además de la estatura baja, varían considerablemente en el


espectro de los trastornos.

TRATAMIENTO:

• El tratamiento consiste en la sustitución hormonal con GH. La respuesta es buena tras


la administración continuada de GH.

• El aumento de crecimiento se acompaña de una disminución de la grasa corporal y de


un aumento de la masa muscular.

• La mejor vía de administración de la GH es la vía subcutánea en inyección diaria.

2. BOCIO

El bocio es un aumento del tamaño de la glándula tiroides, Se traduce externamente por


una tumoración en la parte antero-inferior del cuello justo debajo de la laringe.

SINTOMAS

La mayoría de los pacientes no presentan síntomas en el momento del diagnóstico, y la


presencia de bocio se descubre de manera casual durante una exploración física realizada
por otro motivo. En otras ocasiones, el paciente acude a su médico por notarse en la cara
anterior del cuello la aparición de un bulto o tumoración, de tamaño variable, que puede
ser o no doloroso con la palpación.

La complicación más frecuente del bocio, cuando éste presenta gran tamaño, es la
compresión de las estructuras vecinas que se encuentran en el cuello, provocando así en
el paciente síntomas como dificultad para respirar, tos irritativa, dificultad para tragar,
ronquera o cambios en la voz. A pesar de todo, estos síntomas no soy muy frecuentes.

TRATAMIENTO

El tratamiento del bocio depende de la causa que lo origina y de los síntomas que
produce. Independientemente de la causa, si el bocio es muy grande y produce síntomas
por compresión (ronquera, dificultad para respirar o para tragar…) se suele realizar
tratamiento quirúrgico, que consiste en la extirpación de una parte
del tiroides (hemitiroidectomía) o de la totalidad de éste (tiroidectomía total). Es
necesario valorar, en función de cada caso (edad, sexo, enfermedades previas…), los
riesgos que puede conllevar la realización de cirugía.

Cuando el bocio no da síntomas la conducta terapéutica va a ser diferente. En algunos


casos el tratamiento consiste únicamente en realizar un seguimiento del paciente cada
cierto tiempo, vigilando así su evolución. El seguimiento de bocio difuso debe constar de
una exploración física que incluya la exploración del tiroides y de los ganglios linfáticos,
así como la valoración de los síntomas, signos y parámetros analíticos de disfunción
tiroidea. Por tanto, es importante solicitar analíticas de control para ver la función del
tiroides. El seguimiento se puede hacer cada varios meses o de forma anual, dependiendo
de cada paciente.

Otra opción de tratamiento cuando el bocio no da síntomas se basa en la supresión de la


secreción de TSH (hormona estimulante del tiroides, secretada por la glándula hipófisis)
mediante la administración de una sustancia denominada levotiroxina sódica, que se
administra en las fases tempranas del proceso, cuando no se ha establecido todavía la
transformación nodular del tiroides. La terapia con levotiroxina tiende a abandonarse con
el tiempo, ya que obliga a mantener el tratamiento de por vida (si se retira el tratamiento
recurre el bocio), con los efectos secundarios a nivel cardíaco y óseo que conlleva.
La última opción terapéutica es la utilización de radioyodo (yodo 131), que es el
tratamiento de elección en pacientes de alto riesgo quirúrgico y clínica compresiva. Puede
presentar efectos secundarios, como inflamación del tiroides (tiroiditis postradioyodo

3. DIABETES

Es una enfermedad crónica (que dura toda la vida) caracterizada por niveles altos de
glucemia. La insulina es una hormona producida por el páncreas para controlar la
glucemia. La diabetes puede ser causada por muy poca producción de insulina ,
resistencia a ésta o ambas.

SINTOMAS

Los síntomas de la diabetes incluyen:

 Aumento de la sed y de las ganas de orinar


 Aumento del apetito
 Fatiga
 Visión borrosa
 Entumecimiento u hormigueo en las manos o los pies
 Úlceras que no cicatrizan
 Pérdida de peso sin razón aparente

Los síntomas de la diabetes tipo 1 pueden aparecer rápidamente, en cuestión de semanas.


En cambio, los síntomas de la diabetes tipo 2 suelen progresar muy despacio, a lo largo
de varios años, y pueden ser tan leves que a veces ni siquiera se notan. Muchas personas
con diabetes tipo 2 no tienen síntomas. Algunas solo se enteran de que tienen la
enfermedad cuando surgen problemas de salud relacionados con la diabetes, como visión
borrosa o problemas del corazón.

.
TRATAMIENTO:

Tratamiento de la diabetes no farmacológico • La pérdida de peso es el factor clave para


reducir el riesgo de diabetes en personas con alto riesgo y sobrepeso. Tratamiento de la
diabetes farmacológico • El tratamiento de la diabetes farmacológico se basa en la
utilización de “pastillas”, en ocasiones asociadas a insulina.

INSULINA:

Cuando no es posible controlar la diabetes con las medidas referidas anteriormente, se


hace imprescindible la utilización de la insulina. • Básicamente, las insulinas se clasifican
por su modo-duración de acción en: • Insulina regular (acción rápida): inicio 30 a 60
minutos – máximo 2-4 horas – duración 5 a 7 horas. • Intermedia (acción lenta): inicio 1
a 2 horas – máximo 5-7 horas – duración 12 a 13 horas. • Mezclas, compartiendo
características de las anteriores.

4. INSUFICIENCIA SUPRARRENAL

Una de las enfermedades del sistema endocrino más letales, es la insuficiencia


suprarrenal, debido a que esta puede causar la muerte. Esto es causado por la enfermedad
suprarrenal primaria o la enfermedad suprarrenal secundaria, en la cual se sufre de
alteración del eje hipotálamo-hipofisario.

Esta enfermedad es la presentación clínica de la deficiencia de creación o acción de los


glucocotirocoides, con deficiencia de minerales corticoides y andrógenos suprarrenales.

SÍNTOMAS

 Debilidad
 Fatiga
 Anorexia
 Dolor en el abdomen
 Disminución de peso
 Hipotensión ortostatica
 Apetencia de sal
 Híper pigmentación epidérmica
5. HIPERTIROIDISMO

Se trata de una afección por la cual la glándula tiroides desarrolla demasiada hormona
tiroidea. Esta afección muchas veces se denomina como tiroides hiperactiva. Esta
enfermedad del sistema endocrino, es causada por el crecimiento desproporcionado del
funcionamiento de la glándula tiroides. La consecuencia de esta enfermedad se basa en el
aceleramiento desmedido del metabolismo.

SINTOMAS

 Problemas de concentración
 Fatiga
 Degradaciones frecuentes
 Tiroides visible agrandada o nódulos tiroideos
 Caída del cabello
 Estremecimiento en las manos
 Inadaptación al calor
 Acrecentamiento del apetito
 Ampliación de la sudoración
 Anomalías en la período menstrual en las mujeres
 Nerviosidad
 Latidos cardíacos demasiado potentes o frecuencia cardíaca demasiado acelerada
 Intranquilidad
 Dificultad para dormir
 Perdida o aumento de peso dependiendo del caso

TRATAMIENTO

Existen varios tratamientos para el hipertiroidismo. El mejor enfoque para tu caso


depende de tu edad, tu estado físico, la causa oculta del hipertiroidismo, la preferencia
personal y la gravedad del trastorno:

YODO RADIOACTIVO.

Tomado por boca, el yodo radioactivo es absorbido por la glándula tiroides, donde
provoca que esta se contraiga y los síntomas disminuyan, en general, en el plazo de tres
a seis meses. Debido a que este tratamiento provoca una disminución considerable de la
actividad de la glándula tiroides, haciendo que esté subactiva (hipotiroidismo), es posible
que con el tiempo necesites tomar medicamentos todos los días a fin de reemplazar la
tiroxina. El yodo radioactivo demostró ser generalmente seguro luego de usarse por más
de 60 años para tratar el hipertiroidismo.

Medicamentos antitiroideos. Estos medicamentos reducen, gradualmente, los síntomas


del hipertiroidismo al evitar que la glándula tiroides produzca hormonas en exceso. Entre
ellos, se incluyen el propiltiouracilo y el metimazol (Tapazole). Por lo general, los
síntomas empiezan a mejorar en 6 a 12 semanas, pero el tratamiento con medicamentos
antitiroideos típicamente continúa al menos un año y, a veces, más tiempo. Esto resuelve
el problema de manera permanente para algunos, pero otras personas pueden sufrir una
recaída. Ambos medicamentos pueden provocar daño hepático grave, que a veces
conduce a la muerte. Debido a que el propiltiouracilo ha provocado muchos más casos de
daño hepático, en general, debería usarse solo cuando no puedes tolerar el metimazol. Un
pequeño número de personas alérgicas a esos medicamentos pueden presentar erupciones
en la piel, urticaria, fiebre o dolor en las articulaciones. También pueden hacerlo más
vulnerable a infecciones.

Betabloqueantes. Estos medicamentos normalmente se usan para tratar la presión arterial


alta. No reducirán tus niveles de hormona tiroidea, pero pueden disminuir la frecuencia
cardíaca y ayudar a prevenir palpitaciones. Por ese motivo, tu médico puede recetarlos
para que te sientas mejor hasta que tus niveles tiroideos estén más cerca de lo normal. Sus
efectos secundarios pueden ser fatiga, dolor de cabeza, dolor de estómago, estreñimiento,
diarrea o mareos.

Cirugía (tiroidectomía). Si estás embarazada o no puedes tolerar los medicamentos


antitiroideos y no quieres o no puedes recibir la terapia radioactiva de yodo, puedes ser
candidato para la cirugía de tiroides, si bien esto es posible en solo algunos casos.

En una tiroidectomía, tu médico quita gran parte de la glándula tiroides. Los riesgos de la
cirugía consisten en dañar las cuerdas vocales y las glándulas paratiroides, cuatro
glándulas pequeñas ubicadas en la parte posterior de la glándula tiroides que ayudan a
controlar el nivel de calcio en la sangre. Además, necesitarás tratamiento de por vida con
levotiroxina (Levoxyl, Synthroid, otras) para suministrar a la sangre cantidades normales
de hormona tiroidea. Si también te quitan las glándulas paratiroides, necesitarás
medicamentos para mantener niveles normales de calcio en sangre.

LAS ENFERMEDADES DEL SISTEMA NERVIOSO

Existen una gran cantidad de trastornos y enfermedades que afectan al sistema nervioso.

Si bien pueden considerarse también como tales aquellas enfermedades que afectan al
cerebro y al cerebelo, en este artículo nos vamos a intentar centrar en las provocan un
efecto en el conjunto del sistema nervioso, tanto a nivel de sistema nervioso central como
periférico.

1. EPILEPSIA

La epilepsia es un trastorno producido por una hiperactivación de determinados grupos


neuronales los cuales por algún motivo se encuentran hipersensibilizados, y ante una
mínima activación reaccionan anómalamente produciendo diversos síntomas como las
típicas convulsiones (si bien estas sólo ocurren en el caso de las crisis de gran mal),
pérdida de conciencia, descoordinación y descontrol de los músculos y vísceras,
enlentecimiento y debilidad.

Artículo relacionado: "Epilepsia: definición, causas, diagnóstico y tratamiento"

2. TUMORES

Existen una gran cantidad de tumores que pueden afectar al sistema nervioso, tanto si se
originan en él como si éste se ve afectado por la metástasis de un cáncer en otra parte del
organismo. Dentro de estos tumores podemos encontrar astrocitomas, glioblastomas,
gliomas, meningiomas o meduloblastomas, entre otros.

Los daños son causados tanto por la proliferación celular como por la ruptura de
conexiones sinápticas o la compresión de las neuronas contra otras estructuras.

3. SÍNDROME DE ENCLAUSTRAMIENTO

Este extraño síndrome tiene su origen en lesiones del tronco del encéfalo o bien en las
conexiones nerviosas. El sujeto está consciente pero no puede comunicarse ni moverse
debido a la falta de conexión nerviosa entre cerebro y otras partes del cuerpo.
4. ESCLEROSIS MÚLTIPLE

Los trastornos desmilinizantes son un conjunto de trastornos en los que los axones de las
neuronas van perdiendo de manera progresiva la sustancia llamada mielina, de gran
importancia a la hora de trasladar los impulsos bioeléctricos a través del sistema nervioso.

Esto causa que el organismo pierda poco a poco la facultad de enviar mensajes de manera
eficiente al organismo, produciendo síntomas como tensión muscular, debilidad, dolor y
alteraciones perceptivas.

Quizás te interese: "Esclerosis múltiple: tipos, síntomas y posibles causas"

5. ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA

En esta enfermedad se produce un progresivo deterioro de las células motoras del sistema
nervioso, muriendo estas poco a poco. Así, con el paso del tiempo los músculos dejan de
recibir impulsos nerviosos y terminan por atrofiarse. Ello impide el movimiento
voluntario.

Asimismo, según el trastorno avanza puede llegar a afectar finalmente a los músculos
cardíacos y respiratorios y producir la muerte.