Вы находитесь на странице: 1из 4

CONCEPTOS DE ETIQUETA, REGLAS BASICAS DE LA ETIQUETA Y LOS

BUENOS MODALES.

Etiqueta es un sustantivo femenino que, según su etimología griega,


significa orden, por eso se usa en todos los ámbitos donde el orden y la
armonía son requeridos.
Por extensión, la etiqueta es considerada como el conjunto de cumplidos y
ceremonias que debemos emplear con todas las personas y en todas las
situaciones de vida. Esta especie de etiqueta comunica, al trato en general y en
medio de la más íntima confianza, cierto grado de circunspección que no
excluye la especie del alma.
En el ámbito social, hace referencia a las reglas de elegancia que se deben
guardar para adaptarse a los formalismos o solemnidades de ciertos actos
públicos o privados, importantes socialmente, y que determinan el uso de
ciertos protocolos establecidos y aceptados convencionalmente. Por ejemplo,
en una comida formal se expresa en la manera de cómo se debe utilizar los
cubiertos, las copas, comer con la boca cerrada, tomando pequeños bocados
de comida, etc. También determina qué clase de vestimenta utilizar en
determinadas ocasiones, por ejemplo, la vestimenta para un encuentro formal
seria para los caballeros un traje y las damas un vestido largo.
Se debe siempre tener en cuenta que es una norma de conducta que invita
a usar las normas que demuestran diferentes expectativas para el
comportamiento social de acuerdo con las normas convencionales dentro de
una sociedad, clase social o grupo.
La etiqueta es un código que gobierna las expectativas del comportamiento
social de acuerdo a las normas convencionales dentro de una sociedad, clase
social o grupo social, refleja fórmulas de conducta establecida socialmente.
La palabra etiqueta nos describe un verdadero sistema de actos sociales,
tanto en eventos familiares, como en grandes ceremonias, que garantizan el
respeto mutuo en nuestro entorno, elementos que nos permiten tener buenas
relaciones con los demás y, por consiguiente, vivir mejor.
Los códigos de etiqueta prescriben y restringen las maneras en que las
personas interactúan con los demás, basados en el respeto para los otros y las
costumbres aceptadas en una sociedad como, por ejemplo, saludar a nuestros
familiares, amigos y conocidos con calidez y respeto, abstenerse de insultos,
ser hospitalarios con los invitados, usar ropa adecuada, tener un buen
comportamiento en la mesa, la puntualidad, entre otros.
Siguiendo el protocolo la etiqueta va de la mano con los buenos modales,
los cuales son los sentimientos de los sacrificios impuestos al amor propio por
las relaciones sociales, es no hacerse molesto sobre cosa alguna, o burlarse
igualmente de sus sentimientos y sus debilidades, como de los defectos y
virtudes de los demás.
Los buenos modales, son necesarios para vivir en sociedad, para
conseguir las metas que nos hemos propuesto y para poder disfrutar de una
vida tranquila. Hay que saber que en el trato con las demás personas hay unas
ciertas reglas que deben aplicarse, así sean o no de tu agrado.
Lo más importante es que una persona, además de saber, debe también
ser, pues no solo con educación se puede actuar en sociedad. Una persona no
es solo cultura, formación, educación o amabilidad. Una persona es un
conjunto de todos esos elementos que, combinados entre sí, hacen posible que
una persona sea completa.
Muchas veces nos hemos encontrado con personas muy educadas, con
grandes títulos profesionales, económicamente bien posicionadas, pero con
faltas de cualquier tipo de contenido, o, por el contrario, grandes profesionales,
expertos en determinadas materias, pero faltos de educación y buenos
modales. Para lograr un equilibrio en nuestras relaciones deberíamos saber
que nuestro comportamiento es más importante que cualquier otra cosa que
haga parte de nuestras vidas.
La etiqueta junto con los buenos modales, embellecen a las personas, pues
estos aprendizajes hacen lindas a las personas, más dulces y más agradables.
Permitiéndoles así conservar valores principales como la consideración y el
respeto que se debe practicar siempre por los seres humanos y así viviremos
en armonía.
REGLAS BASICAS DE LA ETIQUETA
1. Presentarse limpio y arreglado a la mesa.
2. Al sentarse, no se deje caer en la silla.
3. No pase los brazos detrás de la silla, (es una muestra de pereza).
4. No tome bocado tras bocado.
5. Mantenga la boca cerrada hasta que el alimento llegue a sus
labios.
6. Mastique con la boca cerrada y sin hacer ruido.
7. No hable con bocado en la boca.
8. Nunca lleve las manos a la cara mientras come y menos ni use
los cubiertos o los dedos para rascarse.
9. No se estire en la mesa.
10. No limpie el plato con pan o tortilla.
11. No se chupe los dedos, ni se limpie los dientes.
12. No juegue con los cubiertos, ni le dé vueltas al salero o al
cenicero.
13. No le sople a la sopa para enfriarla, ni llene la cuchara.
14. Cuando quede poca sopa, tómesela suavemente con la cuchara
hacia dentro del plato. Nunca lo incline para tomar el resto.
Dentro de la etiqueta social encontramos puntos claros y explicativos que
debemos manejar con glamour y cordialidad, para obtener un aspecto
relevante que es el manejo de nuestra personalidad en ámbitos sociales.
ASPECTOS RELEVANTES DE UNA PERSONALIDAD AGRADABLE,
CAPACITADA PARA SU COMPORTAMIENTO EN UNA SOCIEDAD.
1. Utilizar un tono de voz bajo y bien modulado.
2. Saber escuchar.
3. Mirar a los ojos a nuestro interlocutor.
4. No hablar excesivamente de nuestros propios intereses.
5. No jactarnos de nuestras cualidades ni hablar en exceso de
nuestros bienes.
6. Evitar el uso de bromas pesadas.
7. La edad y las virtudes de una mujer no se deben cuestionar.
8. Evitar discutir sobre temas de política o religión con
desconocidos.
9. Evitar las quejas continuas de nuestro trabajo y de nuestra vida
en general.
10. Evitar el uso de palabras vulgares tanto de palabras rebuscadas y
gestos exagerados, son una clara señal de inseguridad.
11. Evitar ser arrogante, petulante. La sabiduría no se impone
simplemente se manifiesta y los demás la perciben.
12. Respetar lo ajeno.
13. Las oficinas privadas (en las oficinas) y las habitaciones (en las
casas), no deben penetrarse sin antes tocar la puerta y esperar
aprobación.
14. Evitar discusiones estériles.
15. POR FAVOR y GRACIAS son las palabras mágicas que nos
abren todas las puertas.
16. Sonría al solicitar, ofrecer o agradecer un servicio o un favor.
17. Aceptar los defectos de los demás. Es la única opción en
nuestras relaciones humanas, pues cada persona en un universo, con sus
virtudes y sus defectos.
18. Responder siempre a una invitación que se le haga, ya sea
confirmando su asistencia o excusando su ausencia.
La etiqueta y los buenos modales pueden entenderse como formas, más o
menos mecánicas, de demostrar valoración a terceros. Con “mecánicas” se
intenta referir a que son establecidos de manera cultural y tienen rasgos más o
menos permanentes. Así, por ejemplo, hablamos de los siguientes puntos:
1. Saber saludar. El saludo es un gesto de cortesía que debe
hacerse a todo el mundo, con independencia del grado de cercanía que
se tenga. El saludo puede variar en función de esta "relación" de
cercanía.
2. Saber presentar, social o laboralmente, es preciso hacer
presentaciones de personas que no se conocen entre sí, bien sea en
una fiesta o celebración, o bien sea en una reunión de trabajo.
3. Saber hablar. Las conversaciones son un eje importante en las
relaciones sociales o laborales. Hay que saber cómo y de qué hablar.
4. Saber escuchar. Si es importante saber hablar, es tanto o más
importante saber escuchar. Estar atento a lo que dicen los demás.
Remarcamos, saber escuchar que no es lo mismo que oír.
5. Saber vestir adecuadamente. El vestuario es la mejor tarjeta de
presentación de una persona. Cambiar una mala primera impresión es
bastante difícil. Hay que saber vestir de forma correcta en función del
qué, cómo, cuándo y dónde.
6. Ser puntual. La puntualidad, dicen, "es la cortesía de los reyes".
Ser impuntual significa hacer esperar a otras personas, hacerlas perder
un tiempo que no deberían malgastar en esa espera. Es una gran falta
de cortesía y de educación.
7. Ser respetuoso. Las personas tienen sus ideas, sus creencias,
sus formas de ver las cosas... y todo eso hay que respetarlo. El respeto
también supone tratar a la gente acorde a su cargo, edad o jerarquía. El
respeto supone no tutear a un desconocido. El respeto es el acatamiento
que se hace a alguien (según definición del diccionario de la Real
Academia Española R.A.E.).
8. Ser cordial y amable. Es importante tratar a los demás con
amabilidad y cordialidad. No cuesta nada y se consigue mucho. Una
frase mal dicha, un gesto grosero, un tono de voz inadecuado... son
formas de actuar que no favorecen nada la buena convivencia entre las
personas. En cambio, saber pedir las cosas "por favor", dar las "gracias",
saber pedir disculpas y, muchas veces, saber pedir perdon... ayudan a
mejorar nuestras relaciones con los demás y ayudan a tener una
convivencia muchos más cordiales y pacíficos.
9. Saber despedir. Un saludo es un inicio. Una despedida, es un
término, una conclusión. Hay que saber terminar una celebración, una
reunión, una visita... de forma educada y cordial.
10. Ser cívico. Importante, aunque parece un término caído en el
olvido. Tirar un papel al suelo, una colilla de cigarro, una lata de refresco,
dar los buenos días, respetar el mobiliario urbano, ceder el paso, sujetar
una puerta, etc., son formas de actuar en la vida que deben inculcarse a
todo el mundo.
Hay que enseñar estas reglas y formas de comportarse tanto en casa como
en el colegio-escuela.

https://www.protocolo.org/social/etiqueta-social/10-reglas-de-oro-para-
comportase-en-sociedad.html

Похожие интересы