Вы находитесь на странице: 1из 16

LA VOZ DE LA AFICIÓN

Número 49 / Octubre de 2016


Boletín de la Asociación El Toro de Madrid,
inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el nº 160.852
Sede Social: Fundación Casa Patas, C/ Cañizares, 10 • 28012 Madrid
Tirada: 4.000 ejemplares, de distribución gratuita

ii E D I T O R I A L ii

Gloria eterna

C
a los toreros caídos
on la Feria de Otoño y los festejos del Día de la Hispanidad
ponemos fin a una temporada gris, marcada por la dure-
za del toro. Han sido muchos los percances: Antonio
Ferrera, torero lidiador al que hemos echado en falta, no pudo hacer
ningún paseíllo; Manuel Escribano y Roca Rey se han visto obliga-
dos a cortar la temporada; y el banderillero José Manuel Soto perdió
una pierna tras una cornada y un cúmulo de despropósitos en el
momento de recibir las primeras atenciones médicas. Son sólo algu-
nos ejemplos a los que se podría aportar alguno más. Pero ninguno
como el vivido en la plaza de Teruel el pasado 9 de julio, cuando un
toro sorprendió a Víctor Barrio toreando con la muleta en la mano
izquierda, le prendió tirándole a la arena, le buscó y le dio una cor-
nada en el pecho mortal de necesidad. En alguna plaza recóndita de
América han sucedido tragedias de esta índole, pero en España había
pasado tiempo desde la última vez que un torero perdía la vida en la
arena de un coso. Los avances de la ciencia y la medicina hacen mila-
gros con cornadas gravísimas que no hace tanto eran de extremaun-
ción y ahora apenas valoramos, sin embargo, la muerte de Víctor
Barrio nos despertó del letargo y nos puso de manifiesto la realidad

Víctor Barrio, Torero. DEP (foto de Ana Escribano)


de la fiesta de toros, recordándonos que estamos ante un rito de una
magnitud sin parangón, donde se ponen en liza valores superiores
del ser, como son la vida y la muerte. El hombre pone a disposición
del toro su bien más preciado, la vida; y ante esto, los argumentos En plena actualidad tenemos a los políticos de la CAM decidiendo los
demagógicos y sensibleros de los antropomorfistas se deshacen y candidatos que van a regir Las Ventas los próximos cuatro años, y no
caen por su propio peso, reducidos a la nada frente a los valores éti- es cuestión baladí. Son dos los concursantes, por un lado Martínez
cos que entraña la tauromaquia. Uranga junto con Alberto Baillères, un empresario mexicano acau-
dalado; y Simón Casas junto con la agencia de viajes Nautalia.
A Víctor Barrio le recordamos con agrado en sus primeros años de Ninguna de las opciones encandila, pero el caso de Simón Casas,
novillero, en su presentación en Las Ventas en 2010 con utreros de conociendo los mensajes que ha lanzado varias veces a los aficiona-
Rehuelga, cortando una oreja; y en aquella gran tarde que dio con dos reivindicativos de la plaza, sus carteles de ferias basados en el
novillos de Flor de Jara, en la feria de San Isidro 2011. Esta campa- monoencaste, junto con una agencia de viajes que promete llenar la
ña, en San Isidro, se enfrentó con toros de Baltasar Ibán en la que a plaza de guiris... no nos hace especial ilusión.
la postre ha sido una de las corridas más encastadas de la tempora-
da. El presidente de nuestra Asociación y algunos miembros más se El pliego de condiciones fue recibido con revuelo, tiene luces y som-
acercaron a Sepúlveda a dar la última despedida y presentar condo- bras, pero no es tan nefasto como han manifestado los empresarios
lencias a los familiares. Descanse en paz Víctor Barrio, gloria eterna a través de ANOET, a quienes barruntamos las ganas de acabar con la
a los toreros caídos frente al toro. temporada de Madrid más allá de las ferias de abono. Ya saben: San
(Sigue en la página 2)
ii LA VOZ DE LA AFICIÓN ii

Isidro, se hace caja y adiós muy buenas. Precisamente es uno de los los pilares de la tauromaquia, junto con la integridad del toro, desde
aspectos positivos que vemos para los aficionados, el nuevo pliego es la selección, pasando por el manejo y terminando con la presentación
continuista con la temporada y pone mecanismos para impulsarla, los final en la plaza. Razón de ser de nuestra Asociación.
cuales no servirán de nada si no es con el trabajo concienzudo y bien
Esperamos y deseamos un buen final de temporada con los feste-
hecho por parte de la empresa que venga. Los toreros también deben
jos de esta –barata- feria de Otoño y la traca final con la corrida
poner de su parte, actitudes estratégicas y caprichosas hacen muy difi-
de Palha en la que están anunciados grandes toreros como son
cultosas las negociaciones y una gran parte se niega a torear ante la
Fernando Robleño y Alberto Aguilar, aunque no pasen por su mejor
afición de Madrid si no es al abrigo del abono. Entre los puntos nega-
momento. Después vendrá el largo invierno sin toros que intenta-
tivos vemos que nuestra propuesta en cuanto a la diversidad de encas-
remos sobrellevar con las tertulias taurinas en Casa Patas.
tes no ha sido acogida dada la dificultad de encontrar encierros de
estas ganaderías (sic). La diversidad de la raza de lidia debe ser uno de Asociación El Toro de Madrid

Sobre el llamado “ciclo de encastes minoritarios”

E
y el abandono de la empresa
ste pasado mes de septiembre hemos presenciado como la mos que entre todas ellas no se puedan sacar cuatro corridas para
empresa ha dado carpetazo al llamado “ciclo de encastes Madrid que no sean del encaste dominante. Sabemos que muchas pla-
minoritarios” que se ha celebrado los últimos años. De las zas serias y en algunos casos comisiones de aficionados, la mayor de
cuatro corridas anunciadas sólo dos podrían entrar dentro de esta las veces de origen francés, recorren el campo bravo en busca de la
categoría (San Martín y Conde de la Maza), siendo las dos restantes flor y nata de la ganadería, reservando con muchos meses de antela-
de El Montecillo (por tercera vez esta temporada) y Lagunajanda, que ción para sus plazas. Tenemos la ligera impresión que no es el caso de
a la postre lidió una corrida de toros blanda y bobalicona. La empre- la empresa de Madrid, o incluso peor, es probable que ni siquiera se
sa, a través del perfil oficial de twitter de Las Ventas, afirmó en un hayan molestado en buscar, comprando donde sabían que vendían a
mensaje publicado el día 28 de agosto que “no ha sido posible encon- buen precio. Nos parece que estamos ante un caso de abandono de
trar encierros aptos para Madrid. Se pidió autorización a la Comunidad funciones, de pasotismo y de desprecio a los aficionados que deman-
y ésta dio su visto bueno”. dan todo tipo de toros y encastes; y no están los tiempos para tratar
de este modo al cliente, el pozo se está secando y no parece que ame-
Tales manifestaciones dicen mucho de cómo trata la empresa a la que
nace lluvia.
dicen que es la plaza más importante del mundo. Existen centenares
de ganaderías de lidia entre España, Portugal y Francia; no nos cree- Asociación El Toro de Madrid

ACTIVIDADES DE NUESTROS SOCIOS

– El domingo 5 de junio celebramos una tertulia interesantísima como – Nuestro Presidente junto a otros miembros de la Plataforma de
balance de la feria de San Isidro, contamos con la presencia de los Aficionados se reunió con el Director Gerente Manuel Ángel
críticos Antonio Lorca y Pedro María Azofra. Fernández Mateo quien explicó los nuevos Pliegos de adjudicación
– Nuestra Socia Yolanda Fernández participó una vez más como de la Plaza de Toros de Las Ventas. Puede leer el informe completo
miembro del jurado de los premios a la feria de San Isidro de la emi- en nuestra web www.eltoro.org
sora Onda Cero y fue entrevistada el 25 de septiembre en el progra- – Nuestra socia Yolanda Fernández participo en los Cursos de Verano
ma Tendido de Sol. de la Universidad de La Rioja, DERECHO, TOROS Y SOCIEDAD con el
tema La situación actual de los aficionados a los toros. Contra-
– Nuestro Socio Juan Sanz Mínguela participió en el encuentro de afi-
dicciones y retos.
cionados celebrado en Madrid el 5 de junio al que asistieron repre-
sentantes de diversos colectivos, blog taurinos entre otros para – El Presidente Roberto García Yuste participa como miembro del
expresar su preocupación sobre el declive de la fiesta nacional. Jurado del certamen de escuelas taurinas que se está celebrando en
la comunidad de Madrid.
– Durante la feria de san Isidro se remitió una carta a diferentes
estamentos sobre la integridad de las reses lidiadas en la feria y – El socio Carlos Hernández Basilio participa como tertuliano en el
su sospecha. programa Tendido de Sol en la emisora Onda Diamante
– El socio Álvaro Ponce Cabrera participa como tertuliano en el pro-
– Nuestro Presidente, D. Roberto García Yuste, participó en varias
grama taurino Centenario de Onda San Clemente
emisoras de radio como onda Sierra Villalba en el programa tauri-
no de Jorge Fajardo y en es.radio de Albacete El Arrastre dirigido por – El socio Mario de Los Reyes continúa colaborando y escribiendo
el crítico Alejandro Martínez, en ambas realizo un resumen de la crónicas para la revista taurina francesa, Toros.
feria de S. Isidro destacando que en toda ella no se había visto una – Nuestros socios Roberto, Pedro y Rosco fueron entrevistados para un
corrida completa en casta bravura y si algún toro suelto. reportaje sobre la tauromaquia dirigido por el filósofo Francis Wolff.

2
Nada tiene “sentido” si no hay toro
Nuestros lectores habrán identificado rápidamente el lema de la
Asociación El Toro de Madrid en el título de este artículo; se trata,
efectivamente, de la misma frase con una pequeña variación, la sus-
titución del término “importancia” por el de “sentido” que añade nue-
vas connotaciones a nuestro acertado lema.
El título pretende poner de manifiesto que, no se trata solamente de
que el toro sea el elemento o “guión” que permite valorar la impor-
tancia y el mérito de lo que hacen los que se ponen delante, a los que
tanto admiramos, sino que además va a ser, el toro, lo que de senti-
do y justificación a todo el conjunto de artes y técnicas que se englo-
ban en la palabra de origen griego “tauromaquia” (lucha con el toro),
palabra que define a la perfección la esencia de este viejo Rito.
Para verlo claramente podemos centrarnos en dos aspectos de la lidia,
actualmente en franca decadencia por la falta generalizada de casta
en el toro: La suerte de varas y el toreo ortodoxo cargando la suer-
te, (diferencia entre el toreo y el destoreo).

Cuando las condiciones lo permiten


la suerte de varas crea belleza Cargando la suerte
con el espectáculo incomparable
del toro bravo en acción acobardarse. Quien ha tenido la oportunidad de verlo no lo olvidará
jamás. Todo lo contrario del monopuyazo inmisericorde, tan frecuen-
te en nuestros días, que sólo causa repulsión y asco en el aficionado
La decadencia de estos aspectos fundamentales de la lidia, es la base y en el que no lo es.
de la decadencia actual de la fiesta, como hemos podido comprobar en
la alarmante disminución de la asistencia de público a las plazas estas Otro elemento que destacábamos entre los que pierden sentido si no
últimas temporadas, consecuencia de un espectáculo, en la mayoría de hay toro es el del toreo cargando la suerte.
las tardes, aburrido y mediocre, que ha prescindido de la importancia Si nos atenemos a la definición del gran periodista, ensayista y críti-
del toro, al que ya no hace falta picar y que, por su docilidad, “colabo- co taurino Gregorio Corrochano
ra” con un toreo ventajista que ya no necesita mandar ni dominar.
“cargar la suerte es indicarle al toro el camino y obligarlo a seguir ese
La suerte de varas, y su protagonista, el picador, es la heredera direc-
camino......¿cómo? Adelantándole la pierna por donde ha de pasar y
ta de las suertes caballerescas de alancear toros de las que tenemos
salir el toro, sin mover la otra.....Con el paso hacia delante, el torero se
noticia desde el siglo XI e incluso antes, origen de la corrida tal como
acerca más y carga la suerte; con el paso hacia atrás, se quita un paso
la conocemos actualmente, y que, en su desarrollo popular, a partir
al toreo y se descarga la suerte; hacia adelante se acentúa el toreo;
del siglo XVIII otorgó una importancia fundamental al picador, com-
hacia atrás, se destorea; hacia adelante, se manda; hacia atrás se pier-
parable a la de los propios matadores.
de el mando, ya no va el toro hacia donde quiere el torero....”
Es importante la lucha de los aficionados para recuperar, en toda su
integridad, este tercio de la lidia, devolviendo el protagonismo que Hemos subrayado los términos clave, obligar y mandar, que sólo tie-
merecen al toro y a los buenos picadores. nen sentido ante un toro encastado y fiero. Al toro “bobo” y descas-
tado no es necesario cargarle la suerte para traerlo y llevarlo en línea
Por mucho que se empeñen críticos y comentaristas tramposos, y recta, cien veces, hasta que se aburre o suena el aviso.
ganaderos criadores de “toros artistas” ó “toros para la muleta”, el
primer tercio es el único que nos permite valorar las condiciones de Frente a la concepción clásica del arte de torear nos encontramos
fuerza ó debilidad (aptitud para la lidia), casta y temperamento, bra- hoy, la mayoría de las tardes, con lo que se ha venido a llamar “toreo
vura o mansedumbre, prontitud, fijeza y humillación; características moderno” ó “tauromaquia 2.0”, un toreo predecible, siempre igual,
cuya consideración es imprescindible para que aficionados, ganade- disimulando sus limitaciones tras una falsa estética incapaz de emo-
ros y toreros puedan valorar las condiciones y dificultades a las que cionar; causa fundamental de la decadencia del espectáculo, de la
se va a enfrentar su lidiador, y, en consecuencia juzgar su labor. cada vez menor asistencia de público y del riesgo claro de su desapa-
rición, por su falta de interés, en ciudades y pueblos con larga tradi-
Cuando las condiciones lo permiten la suerte de varas crea belleza ción de “fiestas de toros”
con el espectáculo incomparable del toro bravo en acción. Cuando se
arranca con alegría al caballo, recarga y puesto nuevamente en suer- Carlos Mª Hernández Basilio
te, repite una, dos, tres y más veces, cada vez desde más lejos y sin Aficionado y miembro de La Asociación El Toro de Madrid

3
ii LA VOZ DE LA AFICIÓN ii

¿Qué futuro?

L a cuestión de las novilladas, tanto de caballos como sin ellos,


ha sido el tema de la temporada, sobre todo en verano. Los
novilleros, esa parte del escalafón donde debería estar el
futuro de esta fiesta de los toros que poco a poco, por culpa de poli-
tiqueos, mafias, corrupción, la poca profesionalidad de todos los esta-
mentos que viven de esto y para esto, etc...va quedando reducida a
algo penoso, demacrado, pernicioso, vulgar... Aun así, para los aficio-
nados en algún momento se despierta la expectación y la emoción
por cualquier detalle: un buen toro, un natural, por una suerte de
varas bien hecha... Y así, aunque sea por pequeños detalles seguimos
yendo a la plaza; y a veces a nuestro pesar, continuamos engancha-
dos a esta afición llena de pasión y eso es lo que de momento la salva.
A la juventud hay que proporcionarla ilusión y afición
Mirando las estadísticas, el número de novilladas va decreciendo poco
a poco. Si es verdad que, a nivel económico, quizás sea uno de los con caballos y sin ellos, que desaparezcan esos depravados empresa-
espectáculos taurinos más deficitario, lo que hace que, donde antes rios que juegan con la vida de los chavales a cambio de cuatro perras
se formaban los aspirantes a toreros y figuras, por los pueblos y alre- mal dadas, tal y como han manifestado dos valientes novilleros, que
dedores de las grandes capitales, hayan disminuido o prácticamente este verano han tenido el arrojo de denunciar. Si lo hicieran todos,
hayan desaparecido, siendo las figuras las que ocupen esos puestos. otro gallo cantaría. Los novilleros deben forjarse en personalidad, en
Si tuvieran un poco de dignidad evitarían ocupar carteles que habilidad con los trastos, en sus posturas y cuando llegue el momen-
deberían estar compuestos por jóvenes novilleros aspirantes a ser to de venir a Madrid, vengan chavales con ganas de comerse el
figuras del toreo, pero aquí vale todo. Se salvan Sevilla, Zaragoza, mundo, con afición y ambición para llegar a ser alguien, con recur-
y algunos pueblos que todavía hacen certámenes de novilladas, como sos para aprobar la asignatura que les llevará a tomar la alternativa
Arnedo, Arganda del Rey, Algemesi,... y por supuesto Madrid, donde como Dios manda, hechos unos tíos.
cada vez se dan más novilladas, para rellenar el pliego.
¿Pero qué pasa con los novilleros
que se presentan en Madrid?
Madrid, oportunidad sí.... ¿pero qué pasa con los novilleros que se pre-

Ahí está “la madre del cordero”.


sentan en Madrid? Ahí está “la madre del cordero”. La mayoría vienen

La mayoría vienen sin experiencia,


sin experiencia, sin bagaje, sin recursos, incluso con varios años sin tore-

sin bagaje, sin recursos, incluso


ar, solo a ver si la trompeta suena, dan el zambombazo y con ello abren

con varios años sin torear


las puertas del triunfo. Desde que soy aficionada a esto, siempre he
pensado que Madrid para los novilleros, debería ser como la selectivi-
dad para un estudiante, algo que te dará el aprobado para seguir con
la carrera de torero. Hacerse un torero curtido, para poder con todo lo La base del futuro de la fiesta no está para que cuatro figuritas del
que salga por chiqueros, hoy y el día de mañana. Pero cuando hay cogi- toreo hagan unas cositas más o menos pintureras a toritos elegidos
das y percances en las novilladas en Madrid, en seguida la culpa es de en plazas se segunda y tercera, ni para que los aficionados estemos
la afición de la capital por exigir el tipo de novillo que sale a la plaza. reclamando todos los días la verdad sobre el ruedo, sin hacernos ni
Y es que el novillo que se lidia en de Madrid es el ”toro” que muchas puñetero caso. De lo se trata es de eliminar la corrupción y la mafia
figuras lidian en cualquier otra plaza de esta piel de toro. instaurada en este mundo del taurineo que van solo a ganar, ganar
¿Cuál es la solución, bajar la exigencia del novillo? No señores, no.... el dinero sin mirar la calidad del espectáculo. Eliminando todo aque-
esa no es la solución. La solución es que programen más novilladas llo que vaya buscando la emoción, la rivalidad, la expectación que es
lo que debe primar en un espectáculo atrayente. Todo ello lo da el
toro en primer lugar, y luego un torero con ganas de ser figura, pero
con letras grandes. El futuro de la fiesta pasa por volver a un toro
integro, que de emoción y por fomentar a unos novilleros a los
que ofrezcan oportunidades en las que hacerse y forjarse como
toreros y como personas, desarrollando sus personalidades, y no
siendo fotocopias de las figuras de ahora. Que toreando de verdad
y por derecho lleguen a Madrid, curtidos en mil batallas; aunque para
ello hayan tenido que sufrir, pero con dignidad y torería como muchos
lo hicieron antes, por ejemplo, en el Valle del Tiétar. Sé que es muy
difícil según esta montado todo este tinglado... pero señores la fies-
ta se acaba porque los pilares de su existencia se van desmoronan-
do. Luego nos echarán la culpa a los aficionados exigentes. ¡De pena!
Rosa Heras
Aficionada y miembro de La Asociación El Toro de Madrid
Debemos cuidar la cantera

4
Los saltillos de Moreno Silva

M ucho se ha escrito de la corrida celebrada el 31 de mayo


en la Plaza de Toros de las Ventas. Probablemente estas
líneas aquí expuestas causen reprobación, escandalicen
a algún crítico y se me tache de mal aficionado o ignorante del espec-
tro taurino. Pero la fiesta de los toros necesita los astados de Moreno
Silva, y aquí expongo mis razones.
Después de tragarnos las mansadas que año tras año se nos brinda
del mal llamado mono-encaste, viene una de Saltillo con sus mati-
ces y su casta. Mala, pero casta al fin y al cabo.
En esta corrida no se comía pipas, y sí que se estaba pendiente de lo
que estaba ocurriendo en el albero. En el mismo había un animal que
vendía cara su vida, que no se dejaba manipular e inclusive uno,
“Luvino”, que tomó la puerta de chiqueros como queriendo decir al
respetable: “no habéis podido conmigo”.
Efectivamente no fue una buena corrida de toros y solo quedará para David Adalid, una tarde más, pletórico
el recuerdo la devolución a corrales del anteriormente citado y las
banderillas negras que hacía tiempo no se veían en esta plaza al que sus dos hierros, El Vellosino o el Pilar, y estas sí que volverán la tem-
hacía cuarto llamado “Cazarrata”. Fue una corrida de principios del porada venidera y de nuevo con las llamadas “figuras”, en las que el
siglo pasado, con toros a los que ni la afición, ni el público y ni tedio, el aburrimiento y la desilusión fue lo predominante en esa
tampoco la crítica está acostumbrada a ver. Toros a los que hay tarde. No les oí, ni leí, el mismo empeño en resaltar la magnífica corri-
que lidiar y poder, que no permiten el lucimiento y con los que no se da que envió este mismo ganadero y con este mismo hierro en sep-
puede hacer esa tauromaquia moderna que tanto se pondera y valo- tiembre del año pasado. ¿Por qué esa diferencia de trato?.
ra actualmente. En cambio sí que hubo la emoción que trasmite la La afición al toreo va decayendo en la misma proporción que se va
incertidumbre y el riesgo. perdiendo la diversidad de encastes, la variación de comportamien-
Enfrente tres valientes lidiadores con mayúsculas: SÁNCHEZ VARA, to del toro en la lidia, la emoción en el ruedo que proporciona la
ALBERTO AGUILAR Y JOSE CARLOS VENEGAS. Toreros que no llenan casta, que llega y contagia al público asistente. Hoy debido a esta
páginas, que no generan expectación, que no tienen contratos y que tauromaquia moderna en la que solamente tiene cabida un tipo de
probablemente no tendrán cortijo. Toreros que dignifican su profe- toro, el aburrimiento está garantizado. Cuando sale el astado por el
sión, aunque esto no los reconforte, consuele y tampoco les llene la ya mal llamado portón de los sustos (algunas veces dan más lástima
cuenta corriente. Toreros que pueden y deben tener el orgullo y la que miedo), y según quien esté en el cartel, ya sabemos que es lo que
satisfacción de poder presumir que lo vivido, penado y sufrido ese día va a ocurrir, como se lo va a hacer y de qué manera (salvo contadas
( y alguno más), ninguno de los llamados “maestros” y primeros espa- excepciones que algunas veces las hay). El día 31 de mayo eso no
das del escalafón podrán decir nunca que han vivido y podido. Va por sucedió. Hubo incertidumbre, peligro, riesgo, valor y emoción.
Uds TOREROS. Ingredientes básicos en una corrida de toros.

Esta corrida, para aficionados que no solamente valoran el toreo de Al Sr. Moreno Silva no le salió la corrida que esperaba, que en nada se
muleta, nos dejó tres momentos para el recuerdo: 1º los pares de ban- pareció a la que nos deleitó el 13 de septiembre del año pasado. En ese
derillas de poder a poder, arriesgando, de DAVID ADALID (¿y cuántos encierro se lidió “Viergado” el toro más bravo y completo de la tempo-
van?) al toro que se fue vivo a corrales; 2º la brega con el capote de rada pasada en las Ventas y que fue premiado por esta Asociación.
CESAR PUERTO a “Jabalinoso”. Los de plata también pueden ser figu- Curiosamente también salió por chiqueros un “Luvino”, que nuestra
cronista ROSA definió como “encastado y con clase”, dándose la cir-
ras; y 3º, como he comentado anteriormente, la gallarda entrada en
cunstancia que también le tocó en suerte a JOSÉ CARLOS VENEGAS.
chiqueros de “Luvino” después de los tres avisos y dos estocadas.
No sé quién regirá los destinos de la Plaza de Toros de las Ventas la pró-
JOSÉ CARLOS, aunque esto no te de contratos, puedes estar seguro
xima temporada, pero si me gustaría, nos gustaría a muchos aficio-
que ninguno de los que se llevan los titulares lo hubiera hecho mejor
nados, volver a ver los Saltillos de Moreno Silva de nuevo en San
que tú. Es más, nunca se han puesto ni quieren ponerse para saber
Isidro, eso sí, mejor presentados ya que varios ejemplares no tenían
si son capaces. En eso, tú, sí que los ganas. Ya nos demostraste tu
el remate que Madrid exige, y si es posible con algún “figura” acarte-
hombría y valía delante de “Macetero” de Cuadri el 2 de junio de
lado con ellos para que pueda demostrarnos su condición de “maestro”.
2014. Seguro que el destino te tiene una oportunidad guardada y los
aficionados te estaremos esperando. Que lo primero no quede en saco roto y de lo segundo... algunas veces
los sueños se cumplen. Que así sea.
Los críticos y cronistas taurinos tanto verbales como de prensa,
se han cebado con esta corrida. Pero no lo han hecho con el mismo Miguel Requis
énfasis a las enviadas por Núñez del Cuvillo, Juan Pedro Domecq con Aficionado y miembro de la Asociación El Toro de Madrid

5
ii LA VOZ DE LA AFICIÓN ii

Tiempos de incertidumbre

N o reconocer que corren malos tiempos para los espec-


táculos taurinos es negar la evidencia. Una evidencia
que ha llegado marcada por una indefensión por parte
de los responsables políticos y judiciales, donde determinadas
Comunidades Autónomas de manera irresponsable y sin base
la base de su existencia, ya que sobre ellos recaen determinados
rumores, fundados o infundados, confesados por algunos medios
de comunicación, de estar financiados desde empresas afincadas
en otros países de Europa y relacionadas con el negocio de los
animales de compañía, poniendo en entredicho, tanto la dignidad
popular suficiente que avalara esta decisión han suspendido las de su protesta como de las personas que las llevan a cabo, tratando
corridas de toros. de mostrar lo que llaman en política, “mensajes enmarcados”, con
el único propósito de inculcar en los ciudadanos una corriente de
Pero hay detalles que llaman poderosamente la atención. Tanto la
afecto a los animales, ocultando la verdadera razón de su
prensa como los políticos antitaurinos, independientemente del
existencia: el lucro a través de estos sentimientos en detrimento
negocio de sus funciones, no han reflejado nunca la verdad de los
de nuestras ancestrales raíces, donde un animal de bella estampa
hechos, tratando con ello de alimentar a la corriente antitaurina,
como el toro de lidia es criado con esmero durante sus años de
dando más peso a las manifestaciones de protesta en las proxi-
vida, para luego darle la oportunidad de ser admirado por su
midades de las plazas de toros, que a los espectadores que acuden
comportamiento en el ruedo. De la misma manera que son
en masa a presenciar los espectáculos, los cuales se han visto en
“admirados” los animales para el consumo humano, donde son
todas las ocasiones desprotegidos por las instancias públicas.
criados como ya expuse, siendo el final de sus vidas un frio

Los movimientos
matadero, donde serán recibidos con un toque mortal de corriente

antitaurinos han recibido


eléctrica que les harán caer fulminados, sin otra posibilidad de
defensa, sobre la cama de cemento donde serán descuartizados.
la colaboración de
políticos que no han
Estos hechos, de conocimiento público por ser el medio de

dudado en prestarles su
sustento de la humanidad, son silenciados por estas organiza-
ciones, lo que demuestra que su interés es puramente comercial,

apoyo, sin caer en la cuenta


de la misma manera que será baladí exponer ante estas camarillas

en el daño que hacen


de nula compresión animalista, que la crianza del toro bravo en
nuestro país no es rentable para muchos ganaderos, que la
mantiene por afición y tradición, pero es muy significativa para
el mantenimiento de un número extenso de hectáreas que
Estos individuos que dan la impresión de ser un grupito de jóvenes
sirven para el sostenimiento del ecosistema, y que si este
inquietos, que prestan su inocencia en contra del maltrato animal,
animal desapareciera sería casi imposible su conservación. Esta
aprovechan el vacío o la desidia gubernamental, en muchas
corriente antitaurina a pesar de ser minoritaria ha conseguido a
ocasiones premeditada, para vocear su desprestigio, calificándolos
través del ruido generado en sus manifestaciones y en los medios
de incruentos y antisociales, montando sainetes en las plazas de
de comunicación ganarle la partida a la ingente cantidad de aficio-
toros sin que la autoridad muestre ningún signo para evitarlo,
nados que aman la fiesta, que se ha dedicado a defenderla de
sesgando con ello la libertad de los ciudadanos que acuden a estos
manera silenciosa. Sin embargo los movimientos antitaurinos han
festejos, llegando incluso al insulto con el propósito de provo-
recibido la colaboración de políticos que no han dudado en
carlos, y si alguno de ellos cae en este juego, sentirse víctimas de
prestarles su apoyo, sin caer en la cuenta en el daño que hacen,
la violencia que bajo su criterio emana del público que asiste a
primero a esta cultura ancestral a través de cientos de años y
este tipo de espectáculos, a la vez que la opinión pública afín a
después, teniendo en cuenta hechos materiales, como son, la
estos movimientos, los silencian.
destrucción de puestos de trabajo y los impuestos que generan
Expuesto lo anterior, todo parece indicar que estos señores que estos espectáculos. Pero a muchos ciudadanos nos cuesta trabajo
están en contra del trato que reciben los toros durante la lidia, solo creer que tras estos movimientos políticos, de pequeño calado
les mueve una incondicional defensa de este animal. Esta social, se lleven a cabo con el único fin de conseguir un manojo de
condición de naturalista en la actualidad está bien considerada votos. Sería inicuo por su parte, pero ajustándonos a la realidad del
por la sociedad, donde haciendo uso de “su libertad”, mani- panorama político a nadie le sorprendería. Pero como decía un
fiestan la opinión que el mal trato animal es más propio de una gran aficionado a los toros: “los aficionados seremos humildes y
sociedad sin valores. Sin embargo estos movimientos naturalistas tendremos limitado nuestro campo de acción en defensa de la
no mueven un ápice en defensa de los animales que son criados en fiesta, pero eso no implica que seamos tontos”. Lo que ocurre
condiciones infrahumanas y que luego son utilizados para el en este caso es que la protesta social va recalando poco a poco en
sostenimiento de la humanidad, sin llegar a nombrar a los que son la sociedad, y los ciudadanos que no tienen un marcado interés
tratados fraudulentamente con productos químicos de engorde por los toros, posiblemente les cueste menos desmarcarse de ellos
poniendo en peligro a las personas con el único propósito de que implicarse en su existencia.
lucrarse en un asunto tan serio como la alimentación.
Nuca he tenido la tentación de comparar la fiesta de los toros con
Lo fundamental de este montaje antitaurino, de falso enfoque otros espectáculos de masas, pero se olvidan determinados próceres
proteccionista, no es la protesta en sí de un grupito de inocentes de la pluma y de la libertad, que mientras todos los años no olvidan
exaltados, Ni mucho menos. Sus gritos desaforados chirrían sobre denostar a la fiesta a través de sus artículos en los medios de

6
comunicación, dejan en la absoluta impunidad periodística, creemos

La protesta social va
que con premeditación y alevosía, hechos tan evidentes como los

recalando poco a poco en


que ocasiona la pasión de una gran parte de la sociedad por el
deporte rey. Cierto que en este manifiesto público no fallece ningún
animal, lo que indica que los han dejado sin argumentos para
la sociedad, y los
ciudadanos que no tienen
tratarlos con el mismo desprecio que tratan a la fiesta de los toros,

un marcado interés por los


pero se da la circunstancia que los que fallecen en los estadios o en

toros, posiblemente les


sus aledaños, son personas, y no precisamente de infartos motivados

cueste menos desmarcarse


por la emoción de una buena faena, perdón, por un gol, sino por
enfrentamientos de grupos descerebrados, que marcan cada fin de

de ellos que implicarse en


semana las notas necrológicas de los medios de comunicación.
En estos medios colaboran determinados escritores y periodistas su existencia
que aprovechando su libertad y la situación privilegiada del libre
uso de la palabra escrita, no cesan de difamar, tanto a la fiesta
como a los ciudadanos que libremente asisten a ella, mostrando
una evidente falta de respeto llegando incluso a la “vesania que la defensa que hacen de ella tiene un recorrido de marcado
antitaurina”. Sin embargo hay que recordarles a estos grupos de corte beneficiario, y cuya responsabilidad ha quedado en entre-
“documentados” animalistas y a sus insignes plumas que airean dicho, y de la misma manera que hay políticos comprometidos con
su heroica defensa de los animales, que rara vez aparecen en las la protesta antitaurina y han conseguido cerrar plazas de toros,
páginas de los periódicos sucesos que indiquen la existencia de los que no lo están no ha sabido defenderla, permitiendo que los
enfrentamientos entre grupos violentos en las plazas de toros. Sin empresarios y apoderados hicieran de su gestión un campo
embargo, esta prensa desde donde la fiesta de los toros recibe esta abonado a la corruptela en la única dirección de su beneficio y el
injusta sevicia, mitiga o trata con guantes de seda a los exaltados de sus toreros, olvidándose de la integridad de la fiesta creando un
grupos, violentos en toda regla, que se retan antes, durante o animal totalmente adulterado y consiguiendo que la emoción
después de los espectáculos deportivos, llegando en muchas desaparezca de los espectáculos. Estos gestores no moverán un
ocasiones a causar la muerte, bien de algún espectador inocente dedo en contra de sus intereses, deberán ser los responsables
o algún contrincante por el solo hecho de pensar de otra manera, públicos, los que reciben el beneficio de los impuestos, los que
con el agravante que estos “grupitos de exaltados”, como los llama deberán marcan la línea de defensa, tratando que la emoción
la prensa afín a estos espectáculos, han sido financiados por las vuelva a reinar en la fiesta, de otra manera será el final de estos
mismas entidades deportivas de las cuales son socios. A pesar de espectáculos. Si lo consiguen, los aficionados apoyarán su gestión
este comportamiento diferenciador entre ambos tipos de con la única arma que disponen, acudir a las plazas, si no es así
espectadores, no ha existido el más leve rechazo a que este tomarán el camino contrario y la fiesta quedará en total
deporte desaparezca, ocultando en todo momento toda la desamparo, tanto pública como de espectadores, en manos de
violencia que aglutina a su alrededor, pero el negocio es el negocio, unos señores con una ambición desmedida y de unos grupitos de
y en este caso da para tapar todas las opiniones que sean jóvenes gobernados por unos empresarios sin escrúpulos que solo
necesarias y vayan en contra de su existencia. adoran el interés que puedan sacar al negocio de los animales.

A pesar de estos movimientos de nueva aparición, no debemos Pepeillo


olvidar que los verdaderos enemigos de la fiesta están dentro, ya Aficionado y miembro de La Asociación El Toro de Madrid

LA VOZ DE LA AFICIÓN
Órgano de expresión de la Asociación EL TORO de Madrid
Sede Social: Fundación Casa Patas, C/ Cañizares, 10 • 28012 Madrid • Correo Postal: Apartado 37014, 28080 Madrid
Junta directiva:
La Junta directiva de la Asociación EL TORO de Madrid, elegida en la Asamblea General celebrada el 25 de enero de 2015,
está formada actualmente por las siguientes personas:
Presidente: D. Roberto García Yuste • Vicepresidente y Tesorero en Funciones: D. José Barranco Fernández
Secretaria: Dª Esther Arribas González • Vocales: Pedro Ángel del Cerro Molina, Dª Rosa María Heras Heras y D. Juan Sanz Minguela.
Delegado: D. Faustino Herranz González.
Internet:
E-mail: asociacioneltorodemadrid@hotmail.com • URL: http//www.eltoro.org/
Twitter: @ATorodeMadrid • Facebook: ATorodeMadrid
El presente Boletín es gratuito y sus informaciones pueden ser reproducidas por cualquier medio, siempre que se notifique por escrito a
la Asociación Editora, la cual no se responsabiliza del contenido de los artículos o noticias que van firmados.
Copyright © 1996-02, Asociación El TORO de Madrid, Depósito Legal: 10.678-1996
Diseño e impresión: Método Gráfico S.L. • Albasanz, 14 bis - planta 1.ª naves a y b • 28037 Madrid
ii LA VOZ DE LA AFICIÓN ii

Hacen falta más aficionados exigentes

L a Fiesta de los toros está cada vez más sensibilizada.


Cuando se habla de los males de las Fiesta se acusa a los
taurinos en general, es decir a los que viven del Toro, pero
también a los políticos, a los antitaurinos y ¡cómo no!! al periodis-
mo taurino, ya que la crítica es prácticamente inexistente. Pero en
En el espectáculo taurino aparte del drama, del éxito o del fraca-
so, siempre han existido las broncas por parte de los aficionados;
ahora se han perdido ¿por qué? Nos estamos haciendo blandos y
de eso se están valiendo las cuatro figuritas y los empresarios que
manejan esto. Atrás quedaron broncas como el conflicto de orden
realidad muchos de los que se denominan “aficionados” son tam- público que protagonizó la afición en la alternativa de Belmonte,
bién culpables. lanzándose al ruedo con el “Toro” vivo en señal de protesta por la
baja presentación y juego de los astados. Los enfados en bastantes
Hay diferentes clases de aficionados; los que les gusta un espectá-
tardes en las que se mostraban las entradas exigiendo la devolu-
culo íntegro y ven al toro como el verdadero protagonista de esta
ción del dinero por sentirse estafados, hasta el lanzamiento de
Fiesta, que denuncian las irregularidades y luchan contra el frau-
tablas de madera que descolgaban de las gradas y andanadas. Las
de. Otros que lo que de verdad les gusta es el triunfalismo y ven al
monumentales y famosas salidas del coso escoltados por la Policía
torero como lo fundamental de la corrida. Actualmente estos dos
de Chenel y Curro Romero porque se les exigía. La continúa pro-
grupos bien diferenciados, estamos cada vez más desunidos para
testa por la caída de los toros en la época de Manuel Chopera etc.
luchar contra los fraudes perpetrados por los taurinos. Y por
Y ahora ¿qué? Parece que está muy mal visto protestar, se consien-
supuesto, no puede faltar ese público que va a la plaza muchas
te todo, hasta que Morante descabelle desde el burladero, se con-
veces incluso desconociendo el cartel, pero con un objetivo, que
siente un destoreo generalizado, una inexistente suerte de varas y
triunfe el torero y si se pueden hacer una foto con algún persona-
no digamos las muy defectuosas estocadas. Pero sobre todo en
je famoso para luego ponerlo en Twitter mejor.
muchos casos, existe la sospecha de la integridad de las reses, prin-
Una vez leí al maestro Joaquín Vidal, “lo mejor que podemos hacer cipal protagonista, sin protestar nada. Todo se consiente, no se
frente a los taurinos es alejarnos lo más posible de ellos, para evitar protesta apenas porque está mal visto, y así nos va. Recientemente
contaminaciones y que jamás puedan acusarnos luego de aceptar un joven aficionado en Albacete por criticar la tauromaquia de El
sus favores o mediatizar nuestras reacciones ante el espectáculo que Juli fue echado en volandas de su localidad. No sé dónde vamos a
darán después en la plaza, siendo ésta la única manera de poder llegar, pero pinta mal, muy mal. Es verdad que quedan buenos afi-
manifestarnos con total independencia en aquélla, aplaudiendo lo cionados que expresan sus críticas y opiniones en las redes socia-
que nos gusta y protestando lo que nos desagrada”. les pero no se atreven a expresarlas desde el tendido, que es donde
de verdad hace falta.
Hay gente que va a los toros como simples espectadores, sin
pretender entender ni profundizar en lo que ven, ya que esos Desde esta líneas animo a los aficionados a que alcemos nues-
sólo van a divertirse, que es muy legítimo; pagan, aplauden y tra voz, nos reivindiquemos en nuestro tendido y exijamos desde
no pretenden nada más. Van a que les vean, para poder decir luego la integridad de las reses hasta la realización del toreo como Dios
que estuvieron presentes si es que hubo algún triunfo. Otros vamos manda, no el destoreo que estamos viendo porque si nos calla-
a los toros a emocionarnos y si para eso tenemos que sufrir, sufri- mos somos cómplices con este silencio y nada cambiará.
mos. Aguantamos más de setenta tardes, pasando frio, calor, agua,
Incluso un colaborador-profesor de la escuela taurina de Madrid
granizo, lo que sea... para al final salir de la plaza emocionado tan
nos ha llamado criminales...sólo por defender nuestros derechos de
solo unas tres o cuatro tardes por temporada. !Qué le vamos hacer¡
clientes indignados y exigir el toro con trapío para Madrid, por lo
que en muchas ocasiones nos acusan de haber sacado ganaderías
de tipo, cuando nosotros solo queremos que para la primera plaza
del mundo salga el toro serio, rematado, que imponga el miedo y
respeto que el escenario merece. No nos cansamos de solicitar
variedad de encastes y en especial mayor atención a esos especia-
les que no están pasando por su mejor momento debido a lo mal
que está montando este tinglado.
Hay que luchar porque en todos los foros, en todos los comités haya
aficionados, pero no una representación testimonial, donde nos lle-
van los taurinos para decir que hemos estado, dándoles de alguna
manera una coartada para vocearlo, sino participar en igualdad de
condiciones con los que viven de esto. Menos gente influyente, por-
que la mayoría no son independientes ni aficionados, debería estar
en esos Comités. Somos nosotros, los aficionados íntegros y caba-
les, los que deberíamos marcar las pautas, que para eso pagamos
y mucho. Como ejemplo, sirvan ciertas ferias del sur de Francia,
donde los taurinos deben aceptar las leyes y condiciones que dic-
tan las asociaciones de aficionados. En caso contrario, reciben el
veto durante varios años. Por esto deberíamos luchar. No por dar
Que lo tengan en cuenta

8
homenajes o poder subir a ciertos palcos a presidir o como aseso-
res o comentaristas, donde estos se venden a lo que les digan.
Las Ventas en toda su historia se ha caracterizado entre otras cosas
por ser la plaza qué más da y que más quita, por ser la más difícil
y exigente y por ser una plaza vociferante, siempre contando con
un sector de aficionados exigentes, críticos y por qué no vocingle-
ros que no pasaban ni una, ni en la presencia y comportamiento de
los toros ni en las actuaciones de los espadas. Antiguamente fue el
tendido 3, posteriormente la andanada del 8 y desde hace bastan-
tes años el tendido 7 que con importantes bajas se sigue mante-
niendo. El estar callado y mantenerse en silencio es lo que desean
los taurinos, como ha dicho el indecente Simón Casas, comentan-
do en unas declaraciones que sobramos; claro, para que él siga
haciendo sus fechorías y llenarse los bolsillos a cuesta de nosotros.
Basta ya, estamos cansados y la afición debe alzar su voz, como El Tendido 7, protestando
dice la cabecera de esta revista, que escuchen la voz de la afi-
ción. Somos abonados y aficionados de la primera plaza del mundo dé la importancia que merece. Los toros son nuestra pasión y parte
y debemos exigir. Lo primero el trapío del toro, de acorde a su encas- de nuestro patrimonio cultural, le dedicamos muchas horas y mucho
te, pero siempre un toro serio que es como se caracteriza al toro de dinero para que cuatro personajes que están mandando actualmen-
Madrid. Debemos exigir que se desarrolle la suerte de varas y se le te, se lo quieran cargar. Pues bien, a veces hay que dar un golpe en
la mesa, cuando no nos dejan otra escapatoria. Y los taurinos y las
autoridades sólo se asustan cuando hay BRONCA y si es en la
misma plaza desde nuestra localidad, mejor. Si nos mantenemos
así, alejados e independientes, nos mereceremos el respeto que se
debe tener a un cliente de un espectáculo la mayoría de las veces
adulterado. Como decía mi amigo Joaquín Monfil tenemos la Ley y
la Razón de nuestra parte. Sólo pedimos que se cumplan ambas. De
la primera los presidentes, como máxima autoridad de las plazas,
tienen la palabra. La otra, con los vacíos crecientes en los cosos, nos
la terminarán de dar hasta los taurinos, cuando comprueben que se
están cargando ellos solitos la Fiesta Nacional por la falta de emo-
ción. No hacen falta abolicionistas, ni ecologistas ni protectores de
animales. El bicho está dentro, pero nosotros tenemos el derecho a
exigir y a expresar nuestras reivindicaciones, hagámoslo.

Roberto García Yuste


Rosco y Roberto exigiendo Aficionado y miembro de La Asociación El Toro de Madrid

SOLICITUD DE INFORMACIÓN
Si desea hacerse socio, y que le enviemos información al respecto, cumplimente este cupón (o una fotocopia del mismo) con los
datos que se solicitan y envíelo por correo a la Asociación EL TORO de Madrid, Apartado de Correos 37014, 28080 Madrid.
También puede hacerlo a traves de nuestro correo electrónico: asociacioneltorodemadrid@hotmail.com
Sus datos personales serán tratados con la más absoluta reserva.

Nombre y apellidos: .................................................................................................................................................................................................................

Dirección: ....................................................................................................................................................................................................................................

Código Postal: ..........................................................Localidad: .........................................................Provincia: ..............................................................

Teléfono de contacto: ................................................E-mail: ................................................................................Fecha y firma: ................................

9
ii LA VOZ DE LA AFICIÓN ii

La creciente pérdida de mi aficción

D
espués de más de treinta y cinco años de Abonado en el tendido alto del cuatro, de Las Ventas, en Madrid
De haber seguido en distintas etapas por las que creo pasamos todos los aficionados, unas veces a toreros otras
a ganaderías, por distintas plazas, y distintas ferias por España
Este pasado S. Isidro, no he renovado mi abono, y voy perdiendo la afición de forma creciente, no sin que esto
me produzca cierto pesar
Leyendo a Antonio Lorca, su artículo de El País:
Me identifico totalmente y os invito a leerlo, para en la medida de lo posible nos ayude a levantar el ánimo, en
mi caso, y a reforzar el que aun os quede a vosotros, que deseo sea mucho y de muchos por el bien de la Fiesta
Estas son las causas de la “CRECIENTE PERDIDA DE MI AFICION”

El toreo, una MAFIA sin competencia

E
Publicado en el diario

La fiesta desaparecerá, y no por imposición de los políticos,


El País el 29-8-2016

sino por desidia de los que pagan


escrito por Antonio Lorca

l torero Andrés Roca Rey sufre una seria voltereta en dos escrúpulos, que actúa al margen de sus clientes, a los que enga-
Málaga y se ‘cae’ de la feria de Bilbao. El cartel queda ña y decepciona tarde tras tarde. Por eso, la gente no va a las pla-
en un ‘mano a mano’ entre López Simón y José Garrido zas, porque está cansada de mentira y aburrimiento.
por imposición del primero y la posterior e inexplicable aceptación
Una mafia cerrada a cal y canto que impide la necesaria revolución
de la Junta Administrativa. Se cerró, así, el paso a otro torero
y el paso a los nuevos toreros. Y cuando alguno consigue entrar por-
joven –caso de Javier Jiménez, reciente triunfador en Las Ventas–,
y el público, lógicamente, expresó su malestar. que se le considera beneficioso para el sistema, se convierte en el
peor enemigo de sus compañeros aspirantes. Por esta razón, entre
El rejoneador Diego Ventura aún no ha debutado en los Sanfermines otras, es tan difícil que los jóvenes triunfen. Si ser figura ya es más
por decisión expresa de Hermoso de Mendoza, que manda en aque-
difícil que alcanzar el papado de Roma, el asunto se complica si el
lla plaza, ante el silencio culposo de la Casa de Misericordia.
sistema obstaculiza y cercena los sueños de los que llegan. En dos
Enrique Ponce, figura indiscutible, lleva años lidiando inválidos palabras: que el negocio es de cuatro, y ya se esmeran en que no
y demostrando que es un perfecto resucitador de muertos vivientes. aumente el número de los que se reparten los beneficios. Por eso,
El Juli, otro torero que ha alcanzado la gloria por méritos propios, los carteles son siempre los mismos, interesen o no a los públicos.
está encasillado en un encaste bondadoso y tullido que le permite Además, el sector taurino no conoce la competencia en el sentido
mantenerse con comodidad en las alturas. comercial del término. No existe regulación del mercado que pro-
José Tomás, un diestro de leyenda, goza de unas rentables vaca- mueva la ‘competencia justa’ entre los toreros y los obligue a un
ciones. Erigido en fenómeno social, huye con descaro de la exigen- esfuerzo para conseguir el mayor número de clientes.
cia, y hace caja, (¡y qué cajas!), ante corridas muy escogidas en pla-
El toreo es un monopolio de cuatro figuras y cuatro empresas que
zas sin responsabilidad.
imponen toros y compañeros. Abusan de su posición dominante y
No son más que cinco ejemplos, pero el toreo actual está plagado ofrecen a los clientes un producto que, a la vista está, solo intere-
de casos como estos. Y de todos ellos se pueden entresacar dos con- sa a los que se benefician de él. Vamos, que si el toreo fuera algo
clusiones y una causa. Las primeras: por lo general, las corridas son serio, no se le permitiría a José Tomás anunciarse en plazas de
un pestiño, y, en consecuencia, el público abandona las plazas.
segunda con toretes de amable condición, del mismo modo que el
La feria de Bilbao ha sido un desierto; en presencia de las figuras Real Madrid no juega con el Alcantarilla C.F.
más reconocidas y con los toros más comerciales, las entradas no
Por todo ello, -y por fuertes razones políticas y animalistas-, la fies-
vendidas se han acumulado en las taquillas. El mismo caso se ha
ta de los toros desaparecerá más pronto que tarde. Pero no suce-
producido en la reciente feria de Almería. Madrid es un dolor cada
tarde, y esta es la tónica habitual en todos los ciclos taurinos que derá tal cosa por imposición de los que mandan, sino por la desidia
se celebran en este país. La verdadera noticia es una plaza llena. de los que pagan.

Y lo más curioso, -también lo más preocupante-, es que no sucede Y todo ello sucede con la cooperación necesaria de unos periodis-
nada. Nadie se da por aludido. Está demostrado que las figuras no tas -aquí nos incluimos todos- empeñados en cuidar, proteger y
interesan, pero continúan en el palmito. Fracasan las empresas, pero preservar la fiesta de los toros, y, en consecuencia, ocultar sus
ahí siguen. El toro está desaparecido, pero no importa. pecados.
¿Qué ocurre, entonces? (La causa) Ocurre que el toreo es una mafia, El periodista, ya lo dijo el crítico Alfonso Navalón, “no debe erigir-
un grupo organizado para la defensa de sus intereses sin demasia- se en publicista del sistema”, ni en agradador de toreros, empresa-

10
rios y ganaderos, ni en besamanos de todos ellos. El periodista debe po es una victoria y muchos puestos libres para los jóvenes; quizá, El
buscar la verdad y contarla. Sin más. Juli entienda entonces que no se pueden lidiar borregos todas las tar-
¿Sufriríamos los anodinos carteles, los toros tullidos, las acomodadas des; y algunos empresarios comprendan, de una vez, por qué cada vez
e insulsas figuras y los dislates y profundas injusticias del mundo del se vendían menos entradas. Quizá, a José Tomás le remuerda la con-
toro si existiera una clase periodística comprometida y exigente con ciencia de no haber ejercido el liderazgo para el que nació, y por haber
la fiesta? aprovechado su leyenda para ganar mucho dinero fácil en circunstan-
cias poco exigentes.
Muy pronto, la fiesta de los toros será historia, y serán muchos los que,
entonces, lamentarán su desaparición. Quizá, entonces, este periodista se deba confesar de no haber sido más
responsable y comprometido. Pero ya nada tendrá solución.
Pocos, sin duda, se acordarán del gravísimo daño infligido por la mafia
del toreo, por ese reducido, compacto, rancio, viejo, inmovilista y ego- A estas causas que expone en su artículo Antonio Lorca solo me queda
ísta grupo de taurinos que se reparte las migajas de un negocio con- por añadir, el pinchazo hondo que me produjo el presenciar la muerte
denado por ellos a muerte. de VICTOR BARRIO, que además de modificar mi vara de medir a los
Toreros, ha hecho que merme un poco más mi afición
Quizá, entonces, López Simón lamente su oposición a ofrecer una opor-
tunidad a un compañero; quizá, Hermoso de Mendoza recuerde a Teodoro Orgaz
Ventura; quizá, Ponce caiga en la cuenta de que una retirada a tiem- Aficionado y miembro de La Asociación El Toro de Madrid

Con fundas y a lo loco


Han pasado seis años desde mi artículo «Pitones y pistones» sobre las convenga. Mirando solo el interés económico empresarial, no el gene-
controvertidas y feas fundas. Desde entonces, lejos de retroceder o sim- ral y público de la fiesta. La longitud a cubrir en el cuerno —pitón, pala
plemente mantenerse a raya, la moda se ha extendido hasta por las y cepa— es también ahora decisión arbitraria de cada ganadero. Igual
ganaderías más reacias, acostumbrándonos a ver toros vendados en que aplicar tranquilizantes o manejar sin ellos, emplear el mueco o uti-
las dehesas y en las revistas. Incluso se vuelven a enfundar las reses lizar otro método de inmovilización y, en fin, devolver al campo de
sobrantes o rechazadas en los reconocimientos. La voz de los críticos, inmediato o previo un lapso de adaptación.
desengañados y aburridos, permanece adormecida, si no yace defini-
tivamente callada. De su anterior clamor no percibimos ni el eco. Se Como ninguna de estas cuestiones puede quedar al albur de cada finca,
nos ha impuesto lo que no nos gustaba. Los puristas, que se negaban parece necesaria una normativa común que fije las condiciones gene-
a fotografiar ejemplares enguantados, han pasado por el aro y con ellos rales a cumplir sobre los tipos de envoltorios y su elaboración, plazos
ilustran reportajes o filmaciones. Nunca mejor aplicado el dicho «A la de portarlos, profesionales que controlen y garanticen la colocación,
fuerza ahorcan». Porque ya me dirán qué cabe sino tragar saliva y bilis, prohibición de reenfundar al mismo animal, etc. Cuanto crea necesa-
salvo el muy alto precio de renunciar a observar al más selecto y bello rio el organismo que tenga la competencia, asesorado por quienes
ganado bravo en su ambiente campero. sepan del tema y oyendo a empresarios, toreros y asociaciones. Si no
es posible la desaparición de este postizo industrial, refractario a la
Yo sigo sosteniendo que no es una práctica legal. Aunque su prohibi- intangibilidad del ganado de lidia, que al menos se cuente con una
ción no figure en el reglamento —que no podía contemplar algo impen- regulación uniforme que asegure por encima de todo el respeto que
sable cuando se redactó—, de los principios inspiradores e interpreta- merecen su misterioso origen y su noble destino, reclamantes ambos
ción sistemática de la legislación taurina se deduce el deber de salva- de un existir natural y puro.
guardar la integridad del toro en todas sus partes, lo que obliga a una
completa naturalidad de crianza*. Además, la ley administrativa, al Le pongo mucha pasión a esta propuesta, pero me temo que, como
contrario de la civil, solo permite lo autorizado expresamente, y no al otras, irá al fondo de la cesta, pues «Poderosos caballeros son nuestros
revés (que sería tolerar todo, salvo lo prohibido). Por tanto, al no hallar- ganaderos punteros».
se previsto el enfundado, no cabe hacerlo, sin que valga agarrase a que ————————————————
no está explícitamente vetado. De lo contrario, se podrían poner herra-
duras o colgar cencerros, taponar las orejas y recortar o trenzar el rabo * El prólogo del Real Decreto 145/1996, de 2 febrero de 1996
para tal o cual fin que se estimase oportuno. (BOE 2 de marzo), que dio nueva redacción al Reglamento de
Espectáculos Taurinos (atendiendo la moción del Senado de
¿Pero qué hacer ante la evidencia de unos hechos cuya consumación 16/11/94 sobre erradicación del fraude en las astas), dice: «Las reses
reduce a inútiles las quejas y protestas una vez sucumbidos hasta los bravas, eje sobre el que giran los espectáculos taurinos en sus diver-
hierros escrupulosos, los veterinarios reglamentistas y los aficionados sas modalidades, son objeto de especial y minucioso tratamiento con
puritanos? Como hay poco que elegir frente a una derrota cantada (por el fin irrenunciable de articular las medidas precisas para asegurar
más que no se base en la certeza científica de que el invento sea ino- la integridad del toro, su sanidad y bravura y la intangibilidad de sus
cuo), únicamente cabría el remedio extremo a posteriori de exigir a los defensas, previendo a este fin la práctica de reconocimientos y aná-
poderes institucionales que regulen una actividad llena de artificiosi- lisis que lleguen a determinar con absoluto rigor científico y con total
dad, donde, por mor del vacío legal, reina la anarquía y hasta el capri- objetividad las posibles manipulaciones fraudulentas».
cho de vaqueros o consiliarios espontáneos. Y no puede ser que cada
cual opere a su santísima voluntad, usando el material que se le anto- Eduardo Coca Vita
je, por el plazo que le parezca y con la anticipación o demora que le Abonado de la tercera edad
ii LA VOZ DE LA AFICIÓN ii

Sacrificio a una religión pagana


Sabio aquel que sabe escapar pronto

E
allí donde la gloria no perdura.
Pues aunque pronto crece el laurel
mucho antes que la rosa se marchita.

n mitad del jolgorio, de la vitalidad de las fiestas de San


Fermín, la noche del 9 de julio, a las once, como de costum-
bre, sobre la ciudad sonó el estallido de los fuegos artificia-
les. En los bulevares, en los parques y en las explanadas, la gente se
congregó para ver las luces. Nadie, o casi nadie, sabía que, pocas horas
antes, un toro había matado a Víctor Barrio en la plaza de Teruel. La
universalmente llamada “Fiesta del Toro” continuaba sin rastro de
dolor o luto. Y nadie era culpable ni de la reciente desgracia ni de la
irrefrenable alegría que desbordaba Pamplona. Nadie. Porque morir en
el ruedo es la letra pequeña en el contrato de cualquier torero, es un
ofrenda a su vocación.
La muerte es una vieja historia y, sin embargo, siempre resulta nueva
para alguien [Ivan Turgueniev]; incluso para los que conviven con ella.
Tras el funeral de Víctor Barrio en Sepúlveda, un amigo, un torero, me El 7 recordó a Víctor Barrio
reconocía: “La frase de nos jugamos la vida es real pero, a veces,
nosotros mismos no le damos importancia”. A propósito de esta corrida de toros es un espectáculo cruel y, por lo tanto, serio y fuera
confesión, Stefan Zweig escribió que no bastaba con pensar en la de alegrías, aunque sólo sean superficiales y fugaces”.
muerte, sino que se debía tener siempre delante: “Entonces la vida se
hace más solemne, más importante, más fecunda y alegre”. La súbita muerte de Víctor Barrio en la arena el pasado 9 de julio, nos
ha hecho reflexionar sobre el valor de la vida y, si tenemos fe,
Después del fallecimiento de Paquirri, Yiyo, Manolo Montoliú o Soto devolverá los fulgores a aquellos que se visten de luces y calmará la
Vargas, la muerte ha vuelto a visitar el ruedo para poner las cosas en sed de los dioses por varias temporadas. La parca ha venido a ajustar
su sitio. Todas las religiones a lo largo de los tiempos han exigido un viejo reloj que iba perdiendo precisión... Y por las gradas ya sube
sacrificios a los dioses y, el toreo -que es una religión pagana- Víctor con toda su muerte a cuestas. “Buscaba su hermoso cuerpo y
también cumple esta imposición universal. Es un mecanismo tan fácil encontró su sangre abierta”.
como antiguo. Una cornada certera se lleva por delante, no sólo la
vida de un hombre, sino, además, todo lo excesivo y dionisíaco que Ante esa joven cabeza laureada
encierra la Fiesta. contemplarán tu cuerpo inerte
El toreo siempre ha sido una aventura en la que se puede perder la vida y descubrirán entre los rizos de tu pelo
o ganar la gloria. No obstante, como ya apuntaba Antonio Díaz una guirnalda aún sin marchitar.
Cañabate en 1970: “Los riesgos de la profesión taurina, por los avances (Alfred E. Housman)
de la cirugía [...], son mucho menores que los de antaño y por
consecuencia la aureola heroica del torero ha empalidecido con Gloria Sánchez-Grande
pérdida de sus vivos fulgores”. Y otra frase del mismo libro: “Una Aficionada y periodista

Entre todos la mimaron,


pero Antonio Lorca se la cargó, ¿no?

M enuda ha liado Antonio Lorca, periodista del diario El País,


con lo que escribió hace algunas semanas en dicho perió-
dico. Seguro que si se lo llegan a contar, se lo hubiera
pensado dos veces y, quizás, se hubiera mordido la lengua.
bien gorda, a unos pocos taurinillos de poca monta, pseudoinforma-
dores y pagafantas del taurineo, que a lo largo de aquel día en el que
le dio por hablar, me cuentan mis buenas fuentes, colapsaron las
urgencias de los hospitales de toda España, siendo atendidos de asfi-
Lo de Antonio Lorca ha sido intolerable. Impropio de todo un periodis- xia. Asfixia en su propia bilis, que la verdad que no ha sido poca. Así
ta taurino. Vergonozoso y censurable. ¡¡Qué mal aficionado a los toros!! no, señor Lorca. No tiene usted vergüenza, mire que echarle la culpa
Y sobre todo, qué mal compañero de profesión, pues se la ha liado, y del mal que asola la Tauromaquia a los propios taurinos, precisamen-

12
De que haya muchas ferias de provincias
sin novilladas, y lo que es peor, plazas
de tercera y portátiles donde las
te a ese putrefacto sistema que no ha roto un plato en su vida... ¡¡Mire
que acordarse también en su escrito de sus colegas de profesión!!
figuras no dejan una triste migaja a los
novilleros, los cuales necesitan
¿No se da cuenta, señor Lorca, de que peca usted de cinismo?
Sí, señor Lorca, es usted un cínico y un hipócrita, y le voy a explicar por aprender el oficio y curtirse, la culpa,
qué. Verá, aquí el único antitaurino que hay es usted, no le quepa la menor señor Lorca, es de usted
duda. Con gente como usted no nos hacen falta ni el PACMA, ni Unidos
(ya no) Podemos, ni los boxeadores esos chatarreros que cada vez que
También otro compañero suyo, Paco March, le llama antitaurino, ¿sabe
hablan sube el pan (y baja la droga), ni nada de nada de nada de nada...
señor Lorca? Es cierto, no me acordaba que es usted quien tiene la
No mienta ni sea hipócrita, señor Lorca, que le hemos pillado. ¿Sabe culpa de que en la tierra de su compañero March, Cataluña, los toros
por qué? estén prohibidos. Ni Balañá, ni la lamentable gestión de Matilla en la
Monumental, ni rábanos, señor Lorca. ¡¡Usted, usted es el culpable!!
Pues mire, porque de que haya muchas ferias de provincias sin novi-
lladas, y lo que es peor, plazas de tercera y portátiles donde las figu- ¿Y qué me dice, señor Lorca, del negocio que hay escondido detrás del
ras no dejan una triste migaja a los novilleros, los cuales necesitan homenaje que se tributó al pobre Víctor Barrio en Valladolid? ¿No tiene
aprender el oficio y curtirse, la culpa, señor Lorca, es de usted. nada que decir? Yo sí, desde luego: la culpa es de usted.
De que se organicen taaaaaaantas ferias en las que los organizadores Oiga, señor Lorca, me estoy acordando también de los bailes de corra-
no pagan los mínimos a los toreros, y lo que es peor, que algunos de les que provocan las figuras cuando aterrizan en Madrid, la supuesta
estos se malvendan y denigren su profesión y a sus compañeros, la primera plaza del mundo. En especial, de los mamoneos que se trae el
culpa, señor Lorca, es de usted. muñeco de Velilla de San Antonio sieeeeeeempre que torea por aquí.
De que hayan desaparecido tantas ganaderías y encastes míticos que Recuerdo la última, aquella corrida de Jandilla rechazada que se sus-
un día dignificaron la Fiesta y le daban variedad, señor Lorca, la culpa tituyó por una infame bueyada del Vellosino, y de la que misteriosa-
la tiene usted. mente desaparecieron dos toros, los dos más serios, que días antes sí
llegaron a enchiquerarse en la misma plaza pero que no pudieron ser

¿Sabe que he visto muy alterado a su


lidiados al suspenderse la corrida por lluvia. ¿Qué me va a decir, señor

colega de profesión José Miguel


Lorca, que llegó usted, impuso la bazofia del Vellosino, y a esos dos

Martín de Blas con su escrito? El de


toros antes mencionados se los llevó usted a escondidas esa misma

las retrasmisiones de Castilla la


noche y los dio el cambiazo por otros dos mojones? ¡¡Lo sabía, sabía

Mancha Televisión, efectivamente


que usted tenía mucho que ver con aquello!! Pobre Julián, que cargó
con las culpas de algo que no había hecho. Si nunca ha roto un plato,
la criatura.

De que la suerte de varas esté prácticamente extinguida y apenas tenga Hablando de Madrid, me gustaría también hacer hincapié, señor Lorca,
importancia, señor Lorca, ¿Sabe de quién es culpa? Pues sí señor, de usted. en el daño que causa usted a esa plaza. Usted es el responsable de pro-
gramar tantas novilladas con chavales que no vienen preparados para
Oiga, señor Lorca, y lo que le ha pasado a Javier Jiménez en Bilbao, pasar ese duro examen; y también tiene la culpa de tanto saldo gana-
que fue capaz nadie de darle la sustitución después de triunfar días dero en esta plaza, y de que los tendidos permanezcan vacíos de tarde
antes en Las Ventas, ¿de quién es culpa? Sí hombre sí, de usted.
en tarde, siendo usted también incapaz y, por ende, el culpable, de pro-
Y siguiendo el hilo de Javier Jiménez y teniendo en cuenta de que eso gramar festejos sin el más mínimo interés para atraer al aficionado a
es solo la punta del iceberg en ese tema, ¿quién es culpable de que a la plaza.
los jóvenes que tienen muchas facultades se les corten las alas? Pues
de quién va a ser, de usted señor Lorca. Y señor Lorca, ya no hablamos de la alarmante falta de casta y bravu-
ra de la que hace alarde el toro actual, ni de lo vulgar que es el toreo
Y sobre el fraude y la mala imagen que dan los toros que salen al ruedo moderno, ni de que se haya perdido el respeto al aficionado, ni de que
escobillados, sangrando de los pitones y clamorosamente afeitados, este haya desertado las plazas harto y hastiado de tanto despropósi-
señor Lorca, ¿qué tiene que decir? Usted no sé, pero yo lo tengo claro: to. Usted tiene la culpa de todo ello, no le quepa duda, pero seguro
que es usted el culpable. que los salvapatrias que en el día en que usted dejó de morderse la
Por cierto señor Lorca, ¿sabe que he visto muy alterado a su colega de lengua por poco se ahogan en su propia bilis, darán palmas de alegría
profesión José Miguel Martín de Blas con su escrito? El de las retras- por ello. Tan contentos, es lo que buscan.
misiones de Castilla la Mancha Televisión, efectivamente.
Y querido don Antonio Lorca, menos mal que hoy esos simpatiquísi-
Pues sí, le llama antitaurino y dice que usted no respeta o no se qué. mos y encantadores (anti)taurinos a los que se refirió aquel día no esta-
Claro, señor Lorca, usted también tiene la culpa de las bochornosas ban muy inspirados, que si no le culpan a usted también de la crisis
retrasmisiones de televisión que este señor capitanea. Vamos, que usted económica, de que no tengamos Gobierno, del hundimiento del Titanic,
tiene la culpa de la pésima imagen que dan los festejos retrasmitidos de la traición de Judas Iscariote, y de su puñetera madre.
por ese pobre mártir de usted y, además, usted le obliga a guardar silen-
cio sobre ello y a no poner el grito en el cielo contra el fraude. ¡¡No Luis Cordón
faltaba más!! Aficionado

13
ii LA VOZ DE LA AFICIÓN ii

Cuatro grandes toros de San Isidro 2016


Afortunadamente, echamos una feria de San Isidro positiva en cuanto al apartado ganadero se refiere. Corridas en un tono de casta muy alto,
como la de Alcurrucén del día 24 de mayo, la de Victorino Martín, la de Baltasar Ibán, la de Victoriano del Río, la de Montealto, o la de El Torero,
ésta última suavona, pero muy buena para los matadores. Aparte, toros sueltos de buen juego a puñados, de diferentes estilos.
En este artículo voy a recordar cuatro ejemplares que me impresionaron y que a mi modo de ver se podrían calificar de bravos. Cuatro colores
en la heterogénea paleta de la bravura. Y es que no hay un toro igual a otro, uno de tantos aspectos que maravillan de este espectáculo.

Por orden cronológico: donde merecía tamaño toro. Podría haber sido una vuelta al ruedo en
Cubilón, de El Puerto de San Lorenzo
vez de una oreja, pero no era, ni mucho menos, para protestar al tore-
ro. Se pidió la vuelta al ruedo al toro, mas la presidencia no se enteró
A pesar de la ojeriza que le he cogido a los Lisardos de Valdefresno y de nada. Últimamente, a tenor del criterio que observamos en el palco,
El Puerto por su comportamiento bueyancón, cuando sale un animal solo asoma el pañuelo azul si se desoreja al toro y sin que lo pida el
así no queda otra que dar la enhorabuena y despedirlo en pie batien- público, en caso contrario no merece reconocimiento.
do palmas, como fue el caso. Este toro me llegó por su casta fiera, con
nervio. Tuvimos la dicha de que Román lo pusiera en suerte y más toda- Porque Camarín acudió de largo al caballo y empujó fijo en el peto.
vía de que a caballo lo ahormara Pedro Iturralde, extraordinario jinete Poderoso en el primer encuentro, en el siguiente lo sacaron rápido. Pedía
que hace bravo a una burra. En los dos puyazos se arrancó de largo pelea y no vimos el ansiado tercer puyazo porque no se administra el
galopando, cumpliendo sin alardes bajo el peto, y lo pareó magistral- castigo y se lidia de pena, sin mirar las condiciones del toro. En bande-
mente Raúl Martí sin levantar los pies rillas no hizo ademán de manso y per-
del suelo. Cubilón fue muy codicioso siguió a Rafael González. Todo ello con
por el pitón izquierdo y repetía con el viveza, con brío de bravo, codicia y
rabo enhiesto, Román se vio desbor- galope que era todo un deleite.

Garrochista, de Victorino
dado en todo momento y eso que
Martín
faenó resguardado en el tercio. Al salir
me preguntaba qué hubiera sido de la
tarde si Ponce, que tuvo el día de que- Garrochista no aparentó de salida pero
rer, se las hubiera visto con este ejem- fue creciendo según se desarrollaba la
plar. A lo mejor estábamos hablando lidia, a cada lance más grande y más
de otro hito histórico, como el de serio. No fue el más fiero ni el más exi-
Lironcito, quién sabe. gente de la corrida de Victorino, pero

Camarín, de Baltasar Ibán


sí el más bravo en conjunto. El que
mejor cumplió en el caballo y con la
Lo de Camarín fue bravura auténtica, embestida más franca de la tarde,
Tabernero de salida (foto las-ventas.com) larga y humillada; desde el principio
en puridad. La bravura que defino lla-
namente con la frase “hasta aquí que se dejó torear de capa, cosa rara
hemos llegado”. La RAE sólo necesita en esta ganadería. Una tercera vara
una palabra para explicarlo: “Dicho de cambiaría mucho la percepción de
un animal: fiero o feroz”. Porque Garrochista y podría colocarlo en un
Camarín, después de cinco tandas en pedestal. Estoy seguro que la hubiera
las que Alberto Aguilar, en un gesto de tomado de buena gana. El Cid estuvo
valor y buen gusto, le dio distancia y ora aseado, ora superado por el mor-
se lo dejó llegar de largo, sin escon- laco. Muy lejos de la excelencia de
derlo, intentando gobernar las codi- tiempos pretéritos. El de la A corona-
ciosas acometidas del burel sin termi- da fue arrastrado con todos los hono-
nar de conseguirlo, como los bravos de res y no era para menos.

Tabernero, de Miura
veras, en vez de mirar con tontuna a
los tendidos y huir a tablas, Camarín
dijo que se acababa la historia y que Lo primero que hay que decir es que
no le pegaban ni uno más. A esas altu- este toro no lo hubiéramos visto si no
ras de faena Camarín no embestía, es por el valor y la maestría de
cazaba. Aguilar se percató, cogió la Rafaelillo, en manos de otro coleta
espada y se lo llevó a los adentros con nadie en este momento se acordaría de
varios muletazos por bajo que tanto Tabernero. Fue el más serio de la corri-
gustan en esta plaza, sin lucimiento, y da, un Miura monumental como los
se tiró de verdad, con el cuerpo tras la que se ven en Pamplona; en Madrid,
espada, llevándose un pitonazo en el por desgracia, salen mucho más livia-
pecho y colocando el estoque arriba, nos. Era todo poderío y animalidad,
Camarín, empujando en varas (foto Álvaro Marcos)

14
verlo arrancarse al galope constituía de por sí todo un espectáculo. Donde momento podía soltar el hachazo al cuerpo del torero. A continuación,
se le ofrecía pelea allí que acudía, y si no también. Porque era un Miura viendo que había opciones, Rafaelillo dio el medio pecho, encajó riñones
con todas las de la ley y si alguno se confiaba, como le sucedió al ban- y le sopló algunos naturales que hicieron rugir la plaza. Fueron pocos
derillero José Mora, Tabernero se arrancaba a tirar la cornada, que es el pero cundió la emoción. Lástima la suerte de matar, el de Zahariche no
deber del toro. Pegajoso de salida, Rafaelillo se hizo notar y desde el prin- quiso cuadrar, Rafaelillo pinchó varias veces, siempre señalando arriba y
cipio dejó claro quién iba a mandar ahí, capeando hasta pararlo en los dejó finalmente una estocada decorosa. Para los restos una nueva lec-
medios haciendo que solo viera percal. En la pelea en varas el Miura se ción del que se ha convertido en icono de la afición con toros de toda
estiraba al sentir la puya y parecía aún más grande, empujando con la sangre y condición, con toros-toros. Hace tiempo que le sobra el dimi-
cabeza arriba. Qué furia. Rafaelillo se percató de que cazaba moscas por nutivo y por todos debería ser conocido como Rafael Rubio, El Grande.
el derecho y se cambió a la zurda en los mismísimos medios, la mano
que siempre ha funcionado en Las Ventas, la que daba cortijos. Las pri- Pedro del Cerro
meras series, aunque mandonas, fueron despegadas. En cualquier Aficionado y miembro de la Asociación El Toro de Madrid

wwww
wwwwwwww
wwwwwwww
wwwwwwww El año del cambio

A
wwww
principios de la temporada, los medios especializados tau- Si alguien cree que ha cambiado algo en la suerte de varas, le reco-
rinos, empresarios y profesionales, nos vendieron que este mendaría que se acercara un domingo cualquiera a Las Ventas. Sin
año sería el año del cambio, que la Tauromaquia y la Fiesta datos objetivos y estadísticos para afirmarlo, la gran mayoría de puya-
de los Toros daría un cambio y que iba a recuperar el estatus de lo que zos son traseros, caídos, y rara vez en el sitio, por no hablar que en
en un tiempo fue. Todo esto fue debido a la aparición en el escalafón ocasiones es un simple simulacro de la suerte.
de una generación de jóvenes toreros entre los que destacan como Rara vez se torea a caballo, y cuando sucede se comenta en los corri-
máximos representantes Lopez Simón y Roca Rey, entre otros. llos de aficionados como si fuera algo extraordinario, cuando debería
Tal fue la fuerza con la que llegaron, que se alabó que las llamadas de ser lo normal. Lo último ya para sentenciar de muerte esta suerte,
figuras del toreo, abrieran carteles y aceptaran torear con ellos, como es promocionar desde el canal de televisión especializado, la reflexión
de suprimir en las plazas de primera categoría el segundo encuentro
si fuese un gesto, cuando cuentan los aficionados veteranos, que siem-
con el caballo, ya que según ellos, muchos de los toros con un puya-
pre fue y debería haber sido así. Tal vez no les quedó otra opción a las
zo, están suficientemente ahormados.
figuras, ya que necesitaban un impulso para llenar los tendidos, ya que
por ellos mismos, a día de hoy no llenan las plazas, salvo la excepcio- Tal vez, lo que deberían de plantearse y reflexionar, no es rebajar ni
nal campaña de “marketing” que rodea a José Tomás. mutilar esta suerte, si no el solicitar, reclamar y proteger, toros con
casta y poder, que puedan recibir, dos o más puyazos. Algunos aficio-
Bajo mi punto de vista y con total humildad, creo que no se ha pro- nados lo agradeceríamos.
ducido ningún cambio, y que a día de hoy, la fiesta esta igual o
peor que hace un año. Esta nueva generación de toreros y las llama- Nada ha cambiado en cuanto a los indultos, cada vez más habi-
das figuras siguen lidiando ya no solo el encaste mayoritario, si no que tuales, con menos rigor y exigencia, y no siendo objetivos, ya que lo
que debería de marcar un indulto es el comportamiento en la suerte
ya incluso se ciñen a tres o cuatro ganaderías de su gusto, siendo la
de varas. Cada plaza y afición desea y anhela un indulto en su feria,
mayoría de las ferias prácticamente iguales. Sin ningún tipo de ali-
tal vez producido por el efecto “Cobradiezmos” en Sevilla, por lo que
ciente, interés, y lo que es peor, que los aficionados no acudan a las
la pérdida de exigencia y conocimientos de lo que debe de ser en rea-
plazas por la monotonía. lidad el indulto es cada vez mayor.
Tampoco ha cambiado nada el maldito afeitado. Gracias a las redes Por el contrario si hubo un cambio, como fue el suprimir durante el
sociales, muchos aficionados vemos a menudo imágenes de toros por mes de septiembre el mal llamado ciclo de “encastes minoritarios” en
lo menos “sospechosos” de pasar por el mueco, cosa que nos avergüen- la temporada venteña. La empresa se excusó en que a estas alturas de
za y se denuncia pero ¿sirve de algo? ¿La autoridad perseguirá y denun- temporada, en el campo estas ganaderías no disponen de corridas com-
ciara estas acciones? ¿Cuántos análisis de astas se realizarán este año? pletas con el suficiente trapío para Las Ventas. ¿Tan difícil hubiera sido
¿Algún ganadero se atreverá a denunciar que le han pedido manipu- programar una corrida concurso? ¿Tan complicado hubiera sido pro-
lar sus toros? ¿Algún medio de comunicación taurino se atreverá a gramar un duelo de ganaderías, por ejemplo?
denunciar una supuesta manipulación?
Sin embargo, en muchos cosos de Francia se lidian este tipo de gana-
Personalmente, el caso de manipulación más difícil de digerir este año derías, tal vez porque se trabaja, planifica, y hay voluntad de lidiar esas
para este que escribe, fueron las palabras de un prestigioso ganadero, corridas. Algunos aficionados deben de desplazarse muchos kilómetros
semanas después de lidiar sus toros en San Isidro, justificando el com- fuera de su plaza, para poder ver toros de estos encastes, cuando
portamiento de los mismos por la inyección de una vacuna “anti-pele- Madrid, debería de convertirse en el centro y exposición de todos los
as”, y que como consecuencia de esta vacuna los toros se “abueyaron”. encastes posibles.
Tan denunciable y lamentable es la manipulación de las astas, como Estimados amigos, terminando la temporada taurina, creo que el famo-
la manipulación del comportamiento, la única vacuna que debe de so cambio no ha llegado, y por lo que me temo tardará en llegar.
existir es la de la bravura, casta y trapío, y esa se consigue mediante David Castuera
la selección y la máxima integridad del TORO. Aficionado y miembro de La Asociación El Toro de Madrid

15
El ayer y el hoy en el mundo de los toros

T
Depositarios de Torería
orería, sacrosanta palabra del lenguaje taurino que en los es de toreros la actitud de los peones retando a los públicos a sacar
tiempos que corren en el mundillo de la fiesta parce haber con urgencia los pañuelos...? ¿ Y los indultos vergonzosos a toritos
perdido su verdadero significado. Sin intentar hacer un sesu- carretones que se han concedido en muchas plazas pedidos por el
do ensayo lingüístico-semántico, si me gustaría que en este breve artí- torero de turno...?.Hay mucho más, podría seguir pero no quiero depri-
culo precisar algunas consideraciones que nos ayuden a entender mir más a los lectores. Si después alguien osa calificar a esos profe-
mejor el significado que hoy tiene. sionales del toro como toreros con torería, estarán prostituyendo tan
Vayamos a la definición: ¿cómo define torería el Diccionario de la sagrada palabra.
RAE?, en su primera entrada:”Gremio o conjunto de toreros “en su En otro sentido y siguiendo la definición de la RAE, vemos actitudes
segunda acepción “Maestría, garbo y valor propios del torero” y una en toreros y aficionados, que sí son depositarios de ese rasgo de “valor,
tercera muy usada en países sudamericanos, “Travesura, calaverada”. garbo y maestría” aunque muchos de ellos, no se vista de luces.
Es curioso cómo cuando hablamos de torería como cualidad positiva
Torería a raudales tienen los aficionados que cada tarde pasan por
propia de un torero sólo nos atenemos a la segunda. Y es lógico, pues
taquilla esperando ver el toreo de verdad y a toros con casta y bravu-
siempre en la fiesta poseer esa cualidad y exhibir sus rasgos en la plaza
ra, manteniendo con su dinero la fiesta.
y fuera de ella, han sido objeto de respeto y dignificación de un pro-
fesional de la fiesta. Se acostumbraba a decir con expresión admira- Torería, la actitud de continuada defensa de la Tauromaquia que
tiva: anda con torería, sale de la cara del toro con torería, faena llena demuestra André Viard a pesar de estar amenazado de muerte por los
de torería, vive con torería...y así se quería demostrar el arte, el saber antitaurinos.
del oficio, el valor, la disposición, la verdad ante el toro que derrocha- Torería la demostrada por las asociaciones y peñas de pequeños pue-
ba en la plaza un torero; por desgracia hoy esta mágica palabra llena blos y ciudades de este país que luchan por mantener sus fiestas y tra-
de esencias, y clave para definir y explicar ritos taurinos, está perdien- diciones con dignidad. Como ejemplo, mi homenaje al pueblo sego-
do sentido y cada vez se escucha menos o lo que es peor, se denigra viano de Riaza y a su peña taurina por organizar dos festejos con casta
más por su inadecuada utilización. Las palabras, organismos vivos de y verdad.
nuestra comunicación, también pueden envejecer, dejar de tener su
sentido original o pervertirse con su mal uso. Torería la del abogado y aficionado José Ramón García, pues gracias
a su valor torero y maestría, va a lograr sentar en el banquillo a los
agresores antitaurinos del Aula de Tauromaquia del CEU. Torería, y mi
homenaje, la del gran corredor de Pamplona, Julen Madina, (DEP) sím-
bolo de tantos miles de corredores en encierros populares de los pue-
blos de España.
Torería, valor y sensibilidad la del Senado francés por llevar el debate
y el coloquio sobre el hombre y los animales a su seno; así como la
demostrada por las siete ciudades taurinas de Francia que el 5 de octu-
bre firmarán “ La carta por las libertades y la diversidad cultural”.
Torería la de cientos de aficionados anónimos que siguen organizan-
do coloquios, conferencias, cursos en universidades y foros, mante-
niendo viva la fuerza de la palabra Tauromaquia.
Torería y valor la del periodista Antonio Lorca por su artículo, “El toreo,
una mafia sin competencia” del 29 de agosto de El País; duro, crítico
Eso si es Torería, Rafaelillo dominando a Baratillo de Adolfo Martín pero por desgracia, real.
Torería la que mantienen ganaderos enamorados de sus encastes no
Pero vayamos al grano. Hoy la torería escasea en el mundo de los toros
comerciales desechados por las figuras que luchan por sobrevivir y
y además me atrevería a afirmar que no es ya patrimonio exclusivo de
mantener su genuino patrimonio genético contra viento y marea.
los taurinos. Sí claro, ellos son “un gremio o conjunto de toreros” como
Torería, valor y perseverancia es lo que demuestran los toreros que se
dice la RAE, ¿pero, se comportan con “maestría, garbo y valor propio
enfrentan con pundonor y honradez a ganaderías duras y encastadas
de toreros”...?, me temo que viendo y siguiendo a muchas de las lla-
sin poder competir en carteles de relumbrón.
madas primeras figuras del escalafón por esas plazas de Dios duran-
te este verano, nuestra respuesta es un No rotundo. Por citar algunos Torería a raudales la que derrochó en la goyesca de Arlés, el maestro
ejemplos. ¿Qué me dicen del bochornoso espectáculo del artista Luis Francisco Esplá, bordando el torero clásico y auténtico.
Morante de la Puebla en la Malagueta, es torería?, bueno sí, atenién- Torería a chorros, la que tienen los toreros que por su valor y verdad
donos a la definición de “travesura o calaverada”, aunque yo diría ante el toro han sufrido cornadas y a pesar de ello, siguen amando a
mejor, falta de vergüenza torera. ¿Y las puertas grandes del fino y ele- los toros y a la vida. Pero es sin duda Víctor Barrio que con su muer-
gante Manzanares tras dos bajonazos en Albacete?, ¿Y qué les pare- te en el ruedo, nos ha dejado la mejor definición de Torería y Vida,
ce ver a un Ponce encarándose con un aficionado que paga, porque le demostrando heroicamente ser maestro, tener garbo y valor pro-
reprochó el excesivo ventajismo de su toreo en esa misma plaza... ¿ pios de los toreros, RAE dixit.
Yes de torería esa costumbre de pedir los toreros los el cambio de ter-
cio en banderillas para no poner el tercer par y permitirlo la presiden- Yolanda Fernández Fernández-Cuesta
cia en plazas de segunda y tercera, burlándose de los clientes ...? ¿Y Aficionada y miembro de la Asociación El Toro de Madrid

16

Похожие интересы