You are on page 1of 4

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACION SUPERIOR


UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL RÓMULO GALLEGOS
AREA CIENCIAS DE LA SALUD
PROGRAMA DE MEDICINA

IP 4:
PRIMERA KARELYS
C.I: 26238085
AÑO: 4°
DR. JUNIOR YEPEZ
CÁTEDRA:
ANATOMIA PATOLÓGICA.

CHIVACOA, ABRIL, 2019.


LA DESICIÓN DE ANNIE

Aspecto Moral

La familia Fitzgerald se encuentra en un desequilibrio en cuanto al


aspecto moral, debido a que en el entorno familiar existe un favoritismo hacia
Kate, la niña enferma; en relación con el enfoque emocional y perceptivo de
los padres hacia los otros dos hijos en cuestión.
Desde este punto de vista, ellos resultan una familia bien articulada y
dentro de lo que cabe, feliz. Encontramos pues, una familia unida en la lucha
por preservar la vida de Kate, pero se han centrado en ello y de esta forma
dejando a un lado su foco primordial. Las actitudes de los padres, sobretodo
de la madre, son egoístas conforme avanza la trama, es por esta razón que
Kate decide tomar parte y establecer su autonomía individual. En este sentido,
ella piensa en sí misma y en su familia, en el desgaste físico y emocional al
que se someten debido a su condición por lo que decide no seguir luchando y
dejarse morir.
Por eso, su decisión es plenamente autónoma porque está bien
meditada e informada y toma en criterio los intereses de los demás, así como
los suyos; se guía por lo condicionadas que están sus vidas por la suya. La
vida de su madre que requirió abandonar su propia carrera para centrarse en
ella; la de su padre, quien es arrastrado por la protección exhaustiva de su
esposa y no se dedica al trabajo que le gustaría; la de su hermana menor, la
cual no puede llevar una vida normal como lo desearía y debe seguir
soportando intervenciones sobre su cuerpo sin aclarar si ella está de acuerdo
con esto; y por último la del hermano menor, quien parece ser el que menos
atención recibe por los padres y presumiblemente el más desmoralizado.
En cuanto al deber moral de Annie, es importante resaltar si ella tiene
el deber o no de ayudar a su hermana y como lo presenta la historia, la
protagonista opta por proceder a ello. Instaura una serie de estrategias, las
cuales tienen un único fin, colaborar con su hermana quién en su
desesperación acude a esta para desvanecer por completo.

Aspecto Religioso

La religiosidad se mantiene al margen, el cual no implica en la


susceptibilidad de la historia como tal. Teniendo en cuenta que las
enfermedades y la muerte no distinguen ni sexo, ni edad, ni religión, ni estado
socioeconómico. Especialmente la madre se aferra a Dios, con la esperanza
de que su hija continúe una vida plena y normal, vive un conflicto espiritual
consigo misma y finalmente se reconcilia con Dios habiéndose dado cuenta
cuál era su propósito para con Kate.

Aspecto Científico

Bien se conoce que la leucemia se puede curar con un trasplante


de médula ósea, pero en el caso de Kate presenta una enfermedad
adicional, la cual complica el cuadro y es insuficiencia renal, dicha
afección requiere de un trasplante de riñón por parte de una persona
histológicamente compatible por lo que los padres de Kate optan por
concebir a Annie.
De este modo, Annie fue concebida en el laboratorio, fruto de
una fertilización in vitro; es decir que el embrión del que surgió fue
seleccionado entre otros para que fuesen compatibles con Kate. La
finalidad de estos hechos es obtener una secuencia genética que se
ajuste a las necesidades de su hermana, la cual padece leucemia desde
los dos años de edad, con la intención de que dichos tejidos sean útiles
para curarla.
En otras palabras, Annie fue una especie de experimento del
cual nunca se pidió su consentimiento y al que se expuso desde su
nacimiento. Inicialmente le realizaron distintas intervenciones en
donde ciertamente resaltó el ámbito científico, instrumental y médico.

Aspecto Legal

En el ámbito jurídico se desarrolla mucho más amplia la


historia, puesto que Annie decide demandar a sus padres por lo que
contrata a un abogado para que éste solicite y consiga una declaración
de independencia médica por parte de un tribunal, y de esta manera
pueda negarse ante sus padres a seguir siendo partícipe del tratamiento
de su hermana.
Dicho proceso judicial se pone en marcha, el abogado solicita
una especie de emancipación parcial que le permita a Annie tomar las
decisiones sobre su cuerpo y en este momento toma lugar la madre,
quien retoma su empleo como abogado para dar batalla legal a su hija
formando la contraparte, representándose a sí misma y a su esposo. En
medio de todo esto, se inicia el juicio con los personajes en cuestión,
la madre se dirige a interrogar a su hija Annie y es aquí donde el
protagonista se vuelve el hermano de las chicas, pues rompe el silencio
para confesar el complot que existía entre ellos para ayudar a Kate.

Jurídicamente el juicio procede a favor de Annie, quien no sólo


resultó victoriosa en ello, sino que también terminó con el apoyo
dirigido a su hermana, lo que era el fin primordial de la historia.