Вы находитесь на странице: 1из 11

Para responder a este documento, favor citar este número: 2-2018-039252 6.

MULTIAFILIACIÓN (RÉGIMEN DE EXCEPCIÓN)

Referencia: CONCEPTO – MULTIAFILIACIÓN (RÉGIMEN DE EXCEPCIÓN)

Referenciado: 1-2018-029771

Respetada señora:

De conformidad con las funciones establecidas en el artículo 8° del Decreto 2462 de 2013, esta
Oficina procede a dar respuesta, de manera general y abstracta, a la petición de la referencia, en los
siguientes términos:

La consulta.

“(…)
1. De manera respetuosa me permito solicitar me sea informado si el Hospital Central
de la Policía Nacional debe aplicar el Decreto número 780 de 2016 en su artículo
2.1.13.6. (…)
2. Si debe aplicar el Decreto número 780 de 2016 en su artículo 2.1.13.5. (…)
3. Si debe aplicar que teniendo en cuenta que la Salud es un derecho fundamental
establecido dentro de nuestra Constitución Política y que el Hospital Central de la
Policía Nacional en su calidad de establecimiento de asistencia médica, sin poder
negar su atención en casos de urgencia, como fue el caso de mí esposa Adriana
María Velandia Pedraza, a quien el Hospital le atendió la urgencia de una cirugía
de peritonitis la cual es objeto de cobro persuasivo, bajo los anteriores argumentos
totalmente válidos el Hospital Central de la Policía, está en condiciones de exigirle a la
Empresa Promotora de Salud SURA, el pago de atención de esta urgencia.
4. Si el procedimiento que se encuentra adelantando actualmente el Hospital Central
de la Policía Nacional, que es iniciar el proceso de cobro en mi contra de la factura
No. 2014-001294 de fecha 24-11-2014 la cual no cuenta con firma de aceptación del
paciente y lleva más de tres años de expedida generando prescripción de la acción
cambiaria, al igual que los servicios médicos fueron prestados hace más de cinco
años; justificando este proceso en mi contra al haber accedido a los servicios médicos
una beneficiara mía y al yo tener la calidad de cotizante activo del régimen especial,
Dirección de Sanidad Policía Nacional se ajusta en derecho, pese a los anteriores
argumentos que expongo.
5. Qué actuaciones debería adelantar en Hospital Central de la Policía Nacional, para
este caso.”
MARCO NORMATIVO Y CONCLUSIONES:

Con el fin de absolver el predicamento planteado, y, orientar desde la normatividad legal aplicable
la solución del problema jurídico constatado, esta Oficina, en primer lugar, se referirá respecto de
la afiliación de las personas al Sistema General de Seguridad Social en Salud, y, la existencia
de régimen especiales o exceptuados, los cuales como se ilustrará, se rigen por normas propias.
En segundo lugar, nos pronunciaremos sobre el tratamiento de la situación de multiafiliación, que
como se verá, se encuentra gobernada por el Decreto 780 de 2016 “Por medio del cual se expide el
Decreto Único Reglamentario del Sector Salud y Protección Social”, D.O. 49.865 de mayo 6 de 2016.
. Y, finalmente, a título ilustrativo, se enrostrará el procedimiento de cobro coactivo, reglado por la
Ley 1437 de 2011 “Por la cual se expide el Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso
Administrativo”, D.O. 47.956 de enero 18 de 2011. , en el caso bajo análisis, al parecer, para el cobro
de facturas derivadas de la prestación de servicios de salud.

2.1.
DE LA AFILIACIÓN AL SISTEMA GENERAL DE SEGURIDAD SOCIAL EN SALUD:

De conformidad con lo previsto en el artículo 48 de la Constitución Política, la Seguridad Social


es, por un lado, un derecho irrenunciable, y, por otro, un servicio público de carácter obligatorio,
que se presta bajo la dirección, coordinación y control del Estado, con sujeción a los principios de
eficiencia, universalidad y solidaridad, en los términos señalados en la Ley.

Por otro lado, según el artículo 49 Constitucional, la atención en salud en un servicio público a cargo
del Estado, el cual garantiza a todas las personas el acceso a los servicios de promoción, protección
y recuperación de la salud.

Así, dentro de este marco jurídico-constitucional, el legislador expidió la Ley 100 de 1993 “Por la
cual se crea el sistema de seguridad social integral y se dictan otras disposiciones”, D.O. 41.148 de
diciembre 23 de 1993. , a través de la cual estableció el Sistema General de Seguridad Social en
Salud (Art. 152), asignándole a éste la prestación del Servicio Público Esencial de Salud.

No obstante, también, de acuerdo con el artículo 279 ibídem, consagró la existencia de regímenes
exceptuados del Sistema Integral de Seguridad Social, contenido en la Ley 100 de 1993. De esta
manera, por ejemplo, la seguridad social de los miembros de las Fuerzas Militares y la Policía
Nacional se rigen por su propio Sistema. De igual manera sucede con el Magisterio, los trabajadores
de Ecopetrol y las Universidades Públicas, quienes ostentan cada uno, un sistema propio de
seguridad social.

Ahora bien, por regla general, en virtud del principio de universalidad, previsto en el numeral 1° del
artículo 153 de la Ley 100 de 1993, modificado por el artículo 3° de la Ley 1438 de 2011 “Por medio
de la cual se reforma el Sistema General de Seguridad Social en Salud y se dictan otras disposiciones”,
D.O. 47.957 de enero 19 de 2011. , todos los residentes en el país, en todas las etapas de la vida,
están cubiertos por el Sistema General de Seguridad Social en Salud, y, de conformidad con lo
previsto en el literal b.) del artículo 156 de la Ley 100 de 1993, “Todos los habitantes en Colombia
deberán estar afiliados al Sistema General de Seguridad Social en Salud, previo el pago de la cotización
reglamentaria o a través del subsidio que se financiará con recursos fiscales, de solidaridad y los
ingresos propios de los entes territoriales”.

De este modo, de conformidad con lo previsto en el artículo 157 de la Ley 100 de 1993, aquellas
personas que tengan capacidad de pago, ya sea porque son personas con contrato de trabajo,
servidores públicos, pensionados, jubilados o trabajadores independientes, tienen la obligación
de afiliarse al Sistema General de Seguridad Social en Salud en calidad de afiliados cotizantes,
a través del régimen contributivo; por otro lado, las personas que carezcan de capacidad de pago
estarán afiliadas al Sistema mediante el régimen subsidiado.

Así, quienes estén vinculados por un contrato de trabajo, tendrán la obligación legal de afiliarse al
Sistema General de Seguridad Social en Salud por medio de la E.P.S. de su preferencia, adquiriendo
el derecho a recibir las prestaciones consagradas en la Ley 100 de 1993.

Sin embargo, cosa distintita ocurrirá con las personas que estén cobijadas por un régimen
exceptuado, quienes deberán afiliarse al respectivo subsistema, realizando las cotizaciones a
que haya a lugar. De esta forma, por ejemplo, el personal de la Policía Nacional deberá afiliarse
al Sistema de Salud de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, obligándose a hacer los
correspondientes aportes.

Ahora bien, la afiliación al Sistema de Seguridad Social en Salud se encuentra regulada por la Parte
1° del Libro 2° del Decreto 780 de 2016, estableciéndose en el artículo 2.1.1.2, el siguiente campo
de aplicación:

“ARTÍCULO 2.1.1.2. CAMPO DE APLICACIÓN. Las disposiciones contenidas en la presente


Parte se aplican a la población que deba afiliarse y a los afiliados al Sistema General de
Seguridad Social en Salud; a las Entidades Promotoras de Salud (EPS) y Entidades Obligadas
a Compensar (EOC); a los administradores y operadores del Fondo de Solidaridad y Garantía
(Fosyga) o quien haga sus veces; a los aportantes, administradores y operadores de información
de la Planilla Integrada de Liquidación de Aportes (PILA); a los prestadores de servicios de salud
y a las entidades territoriales.

A los regímenes exceptuados y especiales establecidos legalmente les aplica lo dispuesto en los
artículos 2.1.2.2, numeral 2, 2.1.13.5, 2.1.13.6 y 2.1.13.7 del presente Título. (Subrayado fuera
de texto).
(Artículo 2° del Decreto 2353 de 2015)”
En este orden, en respuesta a las interrogantes 1 y 2 del derecho de petición, en efecto, los
artículos 2.1.13.6 y 2.1.13.5 del Decreto 780 de 2016 son predicables respecto de los regímenes
exceptuados y especiales, previstos en el artículo 279 de la Ley 100 de 1993 y, el artículo 57 de la
Ley 30 de 1992 “Por la cual se organiza el servicio público de la Educación Superior”, D.O. 40.700 de
diciembre 29 de 1993. , modificado por el artículo 1° de la Ley 647 de 2001 “Por la cual se modifica
el inciso 3° del artículo 57 de la Ley 30 de 1992”, D.O. 44.345 de marzo 3 de 2001.

2.2.
DE LA MULTIAFILIACIÓN:

Como se anotó previamente, la afiliación al Sistema General de Seguridad Social en Salud es


obligatoria para todos los residentes en el territorio nacional. Así lo expresa, con prístina nitidez el
artículo 2.1.3.2 del Decreto 780 de 2016, según el cual:

“ARTÍCULO 2.1.3.2. OBLIGATORIEDAD DE LA AFILIACIÓN. La afiliación al Sistema General


de Seguridad Social en Salud es obligatoria para todos los residentes en Colombia, salvo
para aquellas personas que cumplan los requisitos para pertenecer a uno de los regímenes
exceptuados o especiales establecidos legalmente. (Subrayado fuera de texto).
(Artículo 17 del Decreto 2353 de 2015)”.

Sin embargo, como bien lo expone la norma transcrita, si una persona cumple los requisitos para
pertenecer a uno de los regímenes exceptuados o especiales establecidos en la Ley, esta deberá
afiliarse a dicho régimen y no al Sistema General de Seguridad Social en Salud.

No obstante, suele darse la situación de que un afiliado esté simultáneamente registrado en una
E.P.S. del Sistema General de Seguridad Social en Salud y en un régimen exceptuado o especial.
A esto se le llama “Afiliación Múltiple”. Sin embargo, la definición no se agota allí, como veremos a
continuación. Sobre el particular, el artículo 2.1.3.14 del Decreto 780 de 2016 entiende por dicho
acontecer, lo siguiente:

“ARTÍCULO 2.1.3.14. AFILIACIONES MÚLTIPLES. En el Sistema General de Seguridad Social


en Salud ninguna persona podrá estar afiliada simultáneamente en el régimen contributivo y
subsidiado ni estar inscrita en más de una EPS o EOC ni ostentar simultáneamente las calidades
de cotizante y beneficiario, cotizante y afiliado adicional o beneficiario y afiliado adicional,
afiliado al régimen subsidiado y cotizante, afiliado al régimen subsidiado y beneficiario o afiliado
al régimen subsidiado y afiliado adicional. Tampoco podrá estar afiliado simultáneamente
al Sistema General de Seguridad Social en Salud y a un régimen exceptuado o especial.
(Subrayado fuera de texto).

El Sistema de Afiliación Transaccional establecerá los mecanismos para controlar la afiliación o


registro múltiple con la información de referencia que disponga.
PARÁGRAFO 1°. Hasta tanto entre en operación el Sistema de
Afiliación Transaccional, cuando el afiliado se traslade de Entidad
Promotora de Salud antes de los términos previstos para ello y
se llegare a producir afiliación múltiple, se tendrá como válida la
última afiliación efectuada dentro de los términos legales. Cuando
la afiliación múltiple obedezca a un error no imputable al afiliado
que solicitó su traslado dentro de los términos legales, se tendrá
como válida la afiliación a la Entidad Promotora de Salud a la cual
se trasladó. (Subrayado fuera de texto).

Cuando el Ministerio de Salud y Protección Social o el administrador de la base de datos de


afiliados vigente evidencie la afiliación múltiple derivada de inconsistencias o duplicidad en
los datos o documentos de identificación del afiliado, adelantará los procesos de verificación y
cancelación de la afiliación múltiple, lo comunicará a las EPS involucradas y solicitará el reintegro
de las unidades de pago por capitación reconocidas sin justa causa. En caso de que las EPS no
realicen el reintegro, en los términos y plazos definidos por la normativa vigente, corresponderá a
la Superintendencia Nacional de Salud ordenar el reintegro inmediato de los recursos y adelantar
las acciones que considere pertinentes. (Artículo 29 del Decreto 2353 de 2015)”

De este modo, como se advierte, la afiliación múltiple también se predica cuando una persona
está afiliada simultáneamente en el régimen contributivo y subsidiado; o, cuando una persona
está afiliada en más de una E.P.S. o E.O.C.; o, cuando ostenta simultáneamente las calidades de
cotizante y beneficiario, cotizante y afiliado adicional o beneficiario y afiliado adicional, afiliado al
régimen subsidiado y cotizante, afiliado al régimen subsidiado y beneficiario o afiliado al régimen
subsidiado y afiliado adicional.

Con todo, el Decreto 780 de 2016 ha establecido reglas a fin de evitar dicha eventualidad, o, en
caso de que haya sucedido, se logre subsanar la situación. De esta forma, el artículo 2.1.13.5 de
dicho Decreto ha consagrado:

“ARTÍCULO 2.1.13.5. REGÍMENES EXCEPTUADOS O ESPECIALES Y AFILIACIÓN AL


SISTEMA GENERAL DE SEGURIDAD SOCIAL EN SALUD. Las condiciones de pertenencia
a un régimen exceptuado o especial prevalecen sobre las de pertenencia al régimen contributivo
y deberá afiliarse a los primeros. En consecuencia, no podrán estar afiliados simultáneamente
a un régimen exceptuado o especial y al Sistema General de Seguridad Social en Salud como
cotizantes o beneficiarios, o utilizar los servicios de salud en ambos regímenes.

Los miembros del núcleo familiar de las personas cotizantes que pertenecen a alguno de los
regímenes exceptuados o especiales deberán pertenecer al respectivo régimen exceptuado o
especial, salvo que las disposiciones legales que los regulan dispongan lo contrario. (Subrayado
fuera de texto).

Los regímenes exceptuados o especiales establecidos legalmente tendrán la obligación de


reportar al Sistema de Afiliación Transaccional la información de identificación y estado de
afiliación de su población afiliada.

Cuando la persona afiliada como cotizante a un régimen exceptuado o especial o su cónyuge,


compañero o compañera permanente tenga una relación laboral o ingresos adicionales sobre
los cuales esté obligado a cotizar al Sistema General de Seguridad Social en Salud deberá
efectuar la respectiva cotización al Fondo de Solidaridad y Garantía (Fosyga) o quien haga sus
veces. Los servicios de salud serán prestados, exclusivamente a través del régimen exceptuado
o especial y podrá recibir las prestaciones económicas que reconoce el Sistema General de
Seguridad Social en Salud en proporción al ingreso base de cotización por el que efectuó los
aportes al Sistema. Para tal efecto, el aportante tramitará su pago ante el Fosyga o quien haga
sus veces. (Subrayado fuera de texto).

Cuando las disposiciones legales que regulan el régimen exceptuado o especial no prevean la
afiliación de cotizantes distintos a los de su propio régimen, el cónyuge, compañera o compañero
permanente, incluyendo las parejas del mismo sexo, obligado a cotizar deberá afiliarse en el
Sistema General de Seguridad Social en Salud y los beneficiarios quedarán cubiertos por el
régimen de excepción o especial. Si el régimen de excepción o especial no prevé la afiliación
del grupo familiar o la composición del núcleo familiar según lo previsto en el presente decreto,
el obligado a cotizar al Sistema General de Seguridad Social en Salud y sus beneficiarios se
afiliarán a este último. (Artículo 82 del Decreto 2353 de 2015)”

De esta manera, de acuerdo con la norma citada, se desprenden las siguientes reglas, a saber:

A. en primer lugar, la máxima según la cual, si existen las condiciones necesarias para pertenecer a
un régimen exceptuado o especial, prevalece la pertenencia a dicho régimen sobre la pertenencia al
Sistema General de Seguridad Social en Salud;

B. en segundo lugar, el núcleo familiar de las personas cotizantes que pertenecen a alguno de
los regímenes exceptuados o especiales deberán pertenecer al respectivo régimen excepcional o
especial, salvo que haya norma que indique lo contrario;

C. en tercer lugar, y a fin de evitar las afiliaciones múltiples, los regímenes exceptuados o
especiales tienen la obligación de reportar al Sistema de Afiliación Transaccional la información de
identificación y estado de afiliación de su población afiliada;
D. en cuarto lugar, cuando la persona afiliada como cotizante a un régimen exceptuado o especial o
su cónyuge, compañero o compañera permanente, tenga una relación laboral o ingresos adicionales
sobre los cuales esté obligado a cotizar al Sistema General de Seguridad Social en Salud, deberá
efectuar la respectiva cotización al Fondo de Solidaridad y Garantía – FOSYGA, hoy, Administradora
de Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES).

En este caso, los servicios de salud serán prestados por el operador del régimen excepcional o
especial, y, el Sistema General de Seguridad Social en Salud reconocerá y pagará, en proporción
al ingreso base de cotización, las respectivas prestaciones económicas que el Sistema de Salud
reconoce. Para tal efecto, el aportante deberá tramitar su pago ante el ADRES; e.) en quinto lugar,
y, por último, cuando las disposiciones legales que regulan el régimen exceptuado o especial no
prevean la afiliación de cotizantes, distintos a los de su propio régimen, el cónyuge, compañera
o compañero permanente, incluyendo las parejas del mismo sexo, obligados a cotizar, deberán
afiliarse en el Sistema General de Seguridad Social en Salud, y, los beneficiarios quedarán cubiertos
por el régimen de excepción o especial. Ahora bien, si el régimen de excepción o especial no
prevé la afiliación del grupo familiar o la composición del núcleo familiar según lo previsto en el
Decreto 780 de 2016, el obligado a cotizar al Sistema General de Seguridad Social en Salud y sus
beneficiarios se afiliarán a este último.

En este punto es importante recalcar que, de acuerdo con lo previsto en el artículo 24 del Decreto
Ley 1795 de 2000 “Por el cual se estructura el Sistema de Salud de las Fuerzas Militares y de
la Policía Nacional”, D.O. 44.161 de septiembre 14 de 2000. , el cónyuge o el compañero o la
compañera permanente del afiliado al Sistema de Salud de las Fuerzas Militares y de la Policía
Nacional es un beneficiario; y, por lo tanto, deben pertenecer al régimen excepcional, no al Sistema
General de Seguridad Social en Salud.

Adicionalmente, el artículo 2.1.13.6 del Decreto 780 de 2016 previó las reglas financieras que
deberán tenerse en cuenta a la hora de presentarse la afiliación múltiple. Veamos:

“ARTÍCULO 2.1.13.6. RESTITUCIÓN DE RECURSOS POR EFECTO DE LA AFILIACIÓN


MÚLTIPLE QUE INVOLUCRE UN RÉGIMEN EXCEPTUADO O ESPECIAL. En el evento
de que un afiliado a alguno de los regímenes exceptuados o especiales se haya afiliado
simultáneamente a una Entidad Promotora de Salud (EPS), el Fondo de Solidaridad y Garantía
Fosyga o quien haga sus veces deberá solicitar a la respectiva EPS la restitución de los recursos
que por concepto de UPC se le hubieren reconocido por dicho afiliado durante el tiempo de la
afiliación múltiple.

Las EPS deberán solicitar al operador del régimen exceptuado o especial al que pertenezca el
afiliado, la restitución del valor de los servicios que le haya prestado durante el tiempo de la
afiliación múltiple y el operador del régimen exceptuado o especial deberá pagar el costo de los
servicios de salud a la EPS dentro de los treinta (30) días siguientes a aquel en que la EPS haya
efectuado la restitución de UPC al Fosyga o quien haga sus veces, so pena de la generación de
intereses moratorios de conformidad con lo previsto en el artículo 4° del Decreto-ley 1281
de 2002.

Cuando se trate de un afiliado a los regímenes exceptuados de las fuerzas militares y de la


Policía Nacional o del Magisterio, del monto a restituir por UPC giradas durante el período
que duró la afiliación múltiple las EPS podrán descontar el valor de los servicios prestados,
incluyendo el valor de la contratación por capitación y el valor de la póliza para la atención
de enfermedades de alto costo. Si el valor de los servicios prestados es inferior al valor de las
Unidades de Pago por Capitación giradas, la EPS deberá restituir la diferencia correspondiente
al Fosyga o quien haga sus veces. Si el valor de los servicios es superior al valor de las UPC
giradas la EPS así lo reportará al Fosyga o quien haga sus veces y podrá cobrar el remanente
directamente al operador del respectivo régimen de excepción.

De conformidad con lo previsto en el artículo 1668 del Código Civil, el Fosyga o quien haga sus
veces se subrogará en los derechos de las EPS para el cobro del valor de los servicios que fueron
descontados del monto de las UPC a restituir, a los operadores de los regímenes exceptuados de
las fuerzas militares y de la policía nacional o del magisterio.

PARÁGRAFO 1°. Las entidades que operen los regímenes


exceptuados o especiales deberán gestionar los recursos
necesarios para garantizar el pago de los servicios prestados por
las EPS a los afiliados a tales regímenes, producto de los estados
de afiliación múltiple.

PARÁGRAFO 2°. El Ministerio de Salud y Protección Social


establecerá los términos y condiciones para que las EPS
restituyan el valor de los recursos correspondientes a las Unidades
de Pago por Capitación (UPC) giradas durante el tiempo de la
afiliación múltiple, para lo cual podrá suscribir acuerdos de pago
por las UPC adeudadas.

PARÁGRAFO 3°. El Ministerio de Salud y Protección Social


definirá los términos y condiciones para la procedencia del
descuento del valor de las UPC, giradas durante el período que
duró la afiliación múltiple, de los servicios prestados al afiliado a
los regímenes exceptuados de las fuerzas militares y de la Policía
Nacional o del Magisterio.(Artículo 83 del Decreto 2353 de 2015)”
En este orden de ideas, como se vislumbra, el reglamento contiene disposiciones tendientes al
restablecimiento de las cosas a su estado anterior, a través de restituciones que deberán realizarse
entre la E.P.S., la ADRES, y, el operador del régimen exceptuado o especial.

Finalmente, es pertinente tener en cuenta que, en virtud del numeral 6° del artículo 2.1.3.17 del
Decreto 780 de 2016, la inscripción en una E.P.S. se terminaría por la siguiente causal: “Cuando el
afiliado cumpla con las condiciones para pertenecer a un régimen exceptuado o especial legalmente
establecido”; de modo que, si un afiliado cumple con las condiciones para pertenecer a un régimen
exceptuado o especial, la afiliación a la E.P.S. deberá darse por terminada.

Por lo tanto, es claro que el Decreto 780 de 2016 contiene las normas necesarias para conjurar la
situación de múltiple afiliación, las cuales, son de obligatorio cumplimiento, tanto por las Entidades
Promotoras de Salud como por los Operadores de los regímenes exceptuados o especiales, e
inclusive, por los usuarios.

2.3.
PROCEDIMIENTO DE COBRO COACTIVO:

Al respecto, el artículo 98 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso


Administrativo reviste de la prerrogativa de cobro coactivo a las entidades públicas definidas en
el parágrafo del artículo 104 del mismo compendio normativo, a fin de recaudar las obligaciones
creadas en su favor, que consten en documentos que presten mérito ejecutivo de conformidad con lo
dispuesto en dicho Código.

De esta forma, según el artículo 99 de la Ley 1437 de 2011, prestan mérito ejecutivo para su
cobro coactivo, siempre que en ellos conste una obligación clara, expresa y exigible, los siguientes
documentos, a saber:

“1. Todo acto administrativo ejecutoriado que imponga a favor de las entidades públicas a las
que alude el parágrafo del artículo 104, la obligación de pagar una suma líquida de dinero, en los
casos previstos en la ley.

2. Las sentencias y demás decisiones jurisdiccionales ejecutoriadas que impongan a favor del
tesoro nacional, o de las entidades públicas a las que alude el parágrafo del artículo 104, la
obligación de pagar una suma líquida de dinero.

3. Los contratos o los documentos en que constan sus garantías, junto con el acto administrativo
que declara el incumplimiento o la caducidad. Igualmente lo serán el acta de liquidación del
contrato o cualquier acto administrativo proferido con ocasión de la actividad contractual.
4. Las demás garantías que a favor de las entidades públicas, antes indicadas, se presten por
cualquier concepto, las cuales se integrarán con el acto administrativo ejecutoriado que declare
la obligación.

5. Las demás que consten en documentos que provengan del deudor.”

En este punto es importante resaltar que, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 621 del Código
de Comercio, en concordancia con lo previsto en el artículo 772 del mismo, modificado por el
artículo 1° de la Ley 1231 de 2008 “Por la cual se unifica la factura como título valor como mecanismo
de financiación para el micro, pequeño y mediano empresario, y se dictan otras disposiciones”, D.O.
47.053 de julio 17 de 2008. , es requisito para que la Factura Comercial sea Título Valor, y, por lo
tanto, vinculante, que el original de la factura esté firmado por el emisor y el obligado (deudor). Por
lo tanto, si la factura comercial no está firmada por el deudor, esta no reúne los requisitos necesarios
para ser título valor, en los términos dispuestos en el artículo 774 del Código de Comercio,
modificado por el artículo 3° de la Ley 1231 de 2008.

Ahora bien, respecto del procedimiento, el Código de Procedimiento Administrativo y de lo


Contencioso Administrativo, a través de su artículo 100, contempla las siguientes reglas:

“ARTÍCULO 100. REGLAS DE PROCEDIMIENTO. Para los procedimientos de cobro coactivo


se aplicarán las siguientes reglas:

1. Los que tengan reglas especiales se regirán por ellas.

2. Los que no tengan reglas especiales se regirán por lo dispuesto en este título y en el Estatuto
Tributario.

3. A aquellos relativos al cobro de obligaciones de carácter tributario se aplicarán las


disposiciones del Estatuto Tributario.

En todo caso, para los aspectos no previstos en el Estatuto Tributario o en las respectivas
normas especiales, en cuanto fueren compatibles con esos regímenes, se aplicarán las reglas
de procedimiento establecidas en la Parte Primera de este Código y, en su defecto, el Código de
Procedimiento Civil en lo relativo al proceso ejecutivo singular.”

De esta manera, la Administración, cuando pretenda la satisfacción de deudas creadas a su favor,


deberá observar, por vía general, las normas adjetivas contenidas en el Estatuto Tributario (Arts.
823 y siguientes), y si existen procedimientos especiales, estos últimos. Sin embargo, en aquellos
aspectos no previstos en el Estatuto Tributario o en las normas especiales, deberán aplicarse las
reglas de procedimiento establecidas, por un lado, en la parte primera del Código de Procedimiento
Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, y, por otro, en el Código General del Proceso, en
lo que respecta al Proceso Ejecutivo.

En conclusión, las entidades públicas que en uso de la prerrogativa de cobro coactivo inicien
procedimientos administrativos encaminados a la satisfacción de las deudas creadas a su favor,
deberán observar los ritos propios previsto en la Ley, aun cuando se trate del cobro de facturas
provenientes de la prestación de servicios de salud; las cuales, deben cumplir todos los requisitos
establecidos en la Ley comercial.

3.
ALCANCE DEL CONCEPTO:
La presente consulta se absuelve en los términos descritos en el artículo 28° del Código de
Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, sustituido por el artículo 1° de la
Ley 1755 de 2015 “Por medio de la cual se regula el Derecho Fundamental de Petición y se sustituye un
título del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo”, D.O. 49.559 de
junio 30 de 2015. , y, en consecuencia, salvo disposición legal en contrario, los conceptos emitidos
por la Superintendencia como respuesta a la petición realizada en ejercicio del derecho a formular
consultas no son de obligatorio cumplimiento o ejecución.

VOLVER A LA TABLA DE CONTENIDO