Вы находитесь на странице: 1из 2

MICROALBUMINURIA

DEFINICIÓN
La prueba de la albúmina en orina detecta y mide la cantidad de albúmina en orina. La
presencia de una pequeña cantidad de albúmina en orina constituye un indicador precoz
de daño renal. Anteriormente, cuando se detectaban estas pequeñas cantidades de
albúmina en orina se hablaba de "microalbúmina".
La medida de albúmina en orina es útil en el cribado de algunas enfermedades crónicas
como diabetes e hipertensión; ambas favorecen el desarollo de daño o enfermedad
renal. Mediante esta prueba se pueden detectar bastantes años antes de que una lesión
renal significativa se haga manifiesta, pequeñas cantidades de albúmina que se
excretan hacia la orina por una alteración del mecanismo normal de control del riñón.
El plasma o parte líquida de la sangre, contiene muchas y diversas proteínas. Una de
las funciones principales de los riñones es la de conservar las proteínas plasmáticas, es
decir, evitar que se pierdan o se excreten en la orina junto con sustancias de desecho
del organismo.

Existen dos mecanismos que evitan el paso de las proteínas hacia la orina:
1) el glomérulo renal ejerce de barrera, permitiendo que las proteínas de mayor tamaño
queden retenidas en la circulación sanguínea y
2) las proteínas de menor tamaño que sí pueden pasar a través del glomérulo se
reabsorben prácticamente en su totalidad a nivel de los túbulos renales.

La albúmina es una proteína plasmática que se encuentra a elevadas concentraciones


en sangre, de manera que cuando los riñones funcionan adecuadamente no se pierde
prácticamente albúmina por la orina. Cuando existe una lesión o enfermedad renal, los
riñones empiezan a perder su capacidad de retener la albúmina y otras proteínas. Esto
puede observarse en enfermedades crónicas, como diabetes e hipertensión; el aumento
de la cantidad de proteínas que se pierde refleja un aumento de la lesión o trastorno
renal.

Los valores normales de albuminuria son menores a 30 mg/día. Valores persistentes


entre 30 y 300 mg/día se consideran como microalbuminuria y mayores a 300 mg/día
se consideran macroproteinuria o clínicamente significativa. Debe reconocerse que el
término microalbuminuria no refleja la medición de una albúmina de menor tamaño, sino
que es un modo de referir a un rango determinado de la concentración de albúmina en
orina. Hay que tener en cuenta que muchos laboratorios miden proteinuria y no
albuminuria, por lo tanto ese tipo de medición no se puede extrapolar a los valores
anteriormente descriptos.

METODOS PARA LA DETERMINACION DE LA MICROALBUMINURIA

1-Métodos semicuantitativos:
Se han descrito varias pruebas semicuantitativas para la determinación de
microalbuminuria: basadas en turbiedad, el principio del error proteico de los
indicadores, colorimetría y en la aglutinación de partículas de látex, para esta última
prueba se señala una sensibilidad y una especificidad de un 95%. También existen
cintas reactivas especialmente desarrolladas para el tamizaje de microalbuminuria.
Una de estas cintas utiliza azul de bromofenol en una matriz alcalina para detectar
concentraciones de albúmina que excedan 40 mg/L. Se detectan también otras
proteínas y se declara una especificidad de un 80-90% y una sensibilidad de 90-95%.

Otra de estas cintas utiliza un anticuerpo monoclonal lgG contra albúmina unido a
ßgalactosidasa. La albúmina en la orina se une al conjugado anticuerpo-enzima en la
cinta de prueba. El exceso de conjugado se retiene en una zona de separación que
contiene albúmina inmovilizada y únicamente difunden a la zona de reacción los
inmunocomplejos conjugado albúmina. Estos reaccionan con el sustrato (galactósido de
clorofenol) para producir una coloración roja. La intensidad de color después de 5 mm
es proporcional a la concentración urinaria de albúmina. Para este sistema se señala
una sensibilidad y una especificidad de 90 a 95% y 80 a 93% respectivamente.

Los métodos semicuantitativos tienen ciertas limitaciones: ya que no son métodos


exactos, un valor normal no descarta enfermedad renal y además con ellos no se puede
realizar un seguimiento del paciente para detectar alguna tendencia en la tasa de
excresión de albúmina.

2- Métodos cuantitativos:
Los métodos para la cuantificación de microalbuminuria deben ser sensibles,
específicos y reproducibles en el intervalo de 2 a 200 mg/L.
Los métodos basados en unión de la albúmina a indicadores y en la precipitación
proteica, que normalmente se usan para proteinuria son poco sensibles e inespecíficos.
Además se ha demostrado, que no hay una relación lineal entre la albuminuria y la
excresión de proteínas totales en orina. Todas las pruebas sensibles y específicas,
descritas hasta ahora, para la determinación de albúmina en orina tienen fundamentos
inmunoquímicos y utilizan anticuerpos contra albúmina humana. Existen varias
opciones: el radioinmunoensayo, que fue el método que se estableció primero, ha sido
desplazado por pruebas inmunoenzimáticas (ELISA), métodos nefelométricos, pruebas
inmunoturbidimétricas y la inmunodifusión radial. Cada método tiene ventajas y
desventajas. Todos los sistemas tienen sensibilidad, especificidad e intervalo analítico
similares. Debido a que estas pruebas son bastante exactas, la elección del tipo de
sistema depende del equipo de que se dispone y de la experiencia del personal de
laboratorio.

Похожие интересы