Вы находитесь на странице: 1из 44

Tema 1

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL NIÑO Y LA NIÑA HASTA LOS


SEIS AÑOS. PRINCIPALES FACTORES QUE INTERVIENEN EN SU
DESARROLLO. ETAPAS Y MOMENTOS MÁS SIGNIFICATIVOS. EL
DESARROLLO INFANTIL EN EL PRIMER AÑO DE VIDA. EL PAPEL
DE LOS ADULTOS

1.- INTRODUCCIÓN
2.- CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL NIÑO Y LA NIÑA HASTA LOS SEIS AÑOS
2.1.- Desarrollo biológico
2.2.- Desarrollo psicológico
2.4.- Necesidades básicas
3.- PRINCIPALES FACTORES QUE INTERVIENEN EN SU DESARROLLO
4.- ETAPAS Y MOMENTOS MÁS SIGNIFICATIVOS Y EL DESARROLLO INFANTIL EN
EL PRIMER AÑO DE VIDA
4.1.- Desarrollo cognitivo
A. Período sensoriomotor (0-2 años)
B. Período preoperatorio (2-7 años)
C. Período intuitivo y organización mental de las representaciones obtenidas (4-7 años)
4.2.- Desarrollo social
4.3.- Desarrollo motriz según OSTHERRITH
4.4.- Desarrollo de las emociones
4.5.- Desarrollo lingüístico
4.6.- Otras clasificaciones
5.- EL DESARROLLO INFANTIL EN EL PRIMER AÑO DE VIDA
5.1.- Progresos más importantes de los niños de cero a seis años
6.- EL PAPEL DE LOS ADULTOS
6.1.- Funciones de los adultos
6.2.-Pautas de intervención de los adultos con los niños de cero a seis años
6.3.-Capacidades a potenciar

CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 9
Cuerpo de Maestros

7.- CONCLUSIÓN
8.- GUIÓN-RESUMEN
9.- REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Y LEGISLATIVAS

CEP
10 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

1.- INTRODUCCIÓN
El éxito de una correcta intervención educativa pasará necesariamente por el
conocimiento de los niños y niñas con los que vamos a trabajar. Por tanto debemos
tener los conocimientos básicos de psicología del desarrollo y tener muy matizadas sus
características, así como sus necesidades para respetarlas, estimularlas y potenciarlas, y
ofrecer así una respuesta educativa adecuada.
Se comenzará con un sencillo análisis de la evolución del niño y la niña desde el
nacimiento hasta los seis años, centrándonos en los aspectos físico, mental y afectivo--
social, para pasar a ver la influencia de los factores interno y externos en su desarrollo.
Estos ámbitos se expondrán de acuerdo a cómo se ven reflejados en la NORMATIVA
EDUCATIVA VIGENTE, y apoyándonos en la Constitución Española de 1978
(nuestra actuación se apoyará en los principios de libertad, igualdad y justicia)
Posteriormente, se analizarán algunos momentos significativos con respecto a la
evolución mental y social fundamentalmente. La exposición de estos aspectos nos
permitirá conocer el desarrollo durante el primer año de vida para finalizar con el
importante papel que tienen los adultos en esta etapa, que actuarán acelerando o
frenando el desarrollo o maduración de los niños y niñas.
Estamos pues ante un tema de gran importancia dentro de nuestra especialidad ya
que el conocimiento de las características evolutivas de los niños de cero a seis años
nos permitirá adecuar los objetivos y los contenidos, así como los medios a utilizar e
intervenir en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
A lo largo de este tema profundizaremos en los siguientes aspectos:
- características generales del niño y la niña hasta los seis años
- principales factores que intervienen en su desarrollo
- etapas y momentos más significativos
- el desarrollo infantil en el primer año de vida. el papel de los adultos.

2.- CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL NIÑO Y LA NIÑA


HASTA LOS SEIS AÑOS
Las líneas siguientes explican desde un punto de vista teórico cuáles son las
características generales de los niños de cero a seis años, atendiendo a los aspectos
biológico, psicológico, y, socio- afectivos. Estas dimensiones se amplían en nuestra
exposición mediante el concepto de necesidad básica.
CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 11
Cuerpo de Maestros

Antes de entrar de lleno en la caracterización de estos aspectos es preciso que


destaquemos que desde el plano normativo la vigente LEY ORGÁNICA 2/2006, de 3
de mayo, de Educación, contempla entre sus principios de la Educación Infantil
rasgos que comentaremos más adelante. Así se enuncia en su artículo 12:
1. La Educación Infantil constituye la etapa educativa con identidad propia que
atiende a niñas y niños desde el nacimiento hasta los seis años de edad.
2. La educación infantil tiene carácter voluntario y su finalidad es la de contribuir
al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los niños.
3. Con objeto de respetar la responsabilidad fundamental de las madres y padres o
tutores en esta etapa, los centros de educación infantil cooperarán
estrechamente con ellos.
Partiendo de estos principios generales comenzamos la exposición de los diferentes
ámbitos de desarrollo:

2.1.- Desarrollo biológico


Al nacer, el niño tiene un organismo que responde bastante bien: los pulmones
ventilan, el corazón impulsa la sangre, los riñones segregan orina, la leche se digiere y
el sistema nervioso está todavía en periodo de formación: el sistema motor piramidal
no esta mielinizado y la mayoría de las neuronas están en periodo embrionario con
axones, dendritas y sinápsis subdesarrolladas.
El recién nacido no anda, no habla y carece de habilidades motoras. En este periodo
será completamente imposible que el niño lea un libro o maneje un ordenador porque
su cerebro no está suficientemente desarrollado. Pero poco a poco se van formando las
estructuras necesarias para su posterior funcionamiento.
Hay tres elementos que son completamente necesarios para el desarrollo biológico:
1. La herencia con sus códigos genéticos adecuados.
2. El aporte alimenticio primero a través del cordón umbilical y después de nacer
por ingestión, digestión y absorción intestinal.
3. Las recepciones sensoriales que constituyen un estímulo esencial, y poco
reconocido, para el desarrollo y adaptación funcional del sistema nervioso
infantil.
El conocimiento de estos hechos es importante para los educadores ya que las
neuronas fetales pueden aumentar o disminuir, dependiendo de los
factores que intervengan, siendo uno de los más importantes las
recepciones sensoriales. CEP
12 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

Existen sin embargo, importantes limitaciones biológicas que conviene recordar y


que dependen de nuestra estructura genética y evolutiva. Las principales son las
limitaciones sensoriales, y las limitaciones cerebrales.
La información que recibimos está limitada por la estructura y la sensibilidad de
nuestros sensores: ¿cómo será el espectáculo ultravioleta de las flores, que las abejas
perciben y nosotros no?, ¿cómo sonará la orquestación de ultrasonidos que los
insectos conocen y nosotros ignoramos? La concepción humana del mundo circundante
está limitada primero por los sentidos, aunque la tecnología empiece a hacer
perceptible los mundos de las partículas elementales, de la histología y de las estrellas.

2.2.- Desarrollo psicológico


Desde el punto de vista psicológico, el recién nacido pasa de carecer de las
estructuras necesarias para su desenvolvimiento a adquirirlas.
Características generales del niño y la niña hasta los seis años:
- Inteligencia
El bebé pasa de una serie de conductas adaptativas motrices al pensamiento
intuitivo, pasando por la adquisición del lenguaje y la función simbólica (hito
evolutivo muy importante en el desarrollo futuro). Aquí sería importante
recordar las aportaciones de Piaget sobre el desarrollo cognitivo.
- Lenguaje
El niño y la niña pasan de la emisión de una serie de sonidos sin
intencionalidad comunicativa, pues se emiten de modo espontáneo, a adquirir el
lenguaje de las personas que le rodean (adultos y maestros). La adquisición del
lenguaje influye en los otros aspectos del desarrollo psicológico.
Estas dos dimensiones han sido abordadas en multitud de ocasiones por
investigadores de prestigio como Piaget y Vigostky. Los cuales mantuvieron
posiciones contrarias.
- Afectividad
Las emociones en los niños recién nacidos son sencillas, definidas con facilidad
y casi puras, más intensas e inestables que en los adultos pero con la
adquisición del lenguaje van a ser capaces de controlarlas y comprenderlas.

2.3.- Desarrollo socio-afectivo


El bebé pasa de la no comunicación a la comunicación (primero es
una comunicación primitiva para pasar posteriormente a una CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 13
Cuerpo de Maestros

comunicación puramente lingüística). Algunos autores consideran que la socialización


es el proceso por el cual se transforma el individuo biológico en un ser social. Ello
contribuye al paso de la comunicación lingüística.
La primera conducta presocial es la sonrisa y la primera relación se establece con la
madre o figura materna (persona con la que establece el apego o vínculo afectivo).
Apoyado en esta relación el niño y la niña irán ampliando sus contactos e irán
relacionándose con otros adultos y con otros niños.
El niño es un individuo activo y posee unas conductas que le permiten interactuar y
relacionarse con el medio físico como humano. Durante los primeros meses de vida, el
niño ya establece las primeras interacciones sociales y afectivas, por ejemplo, sonreír,
balbucear, llorar, agitar las manos, etc.
Veámoslo a continuación por edades:
„ El niño de 1 año
Posee un importante papel social en el núcleo de la familia. Manifiesta una
tendencia a repetir las acciones. A través de las situaciones que viven, comienza a
formar su propia IDENTIDAD:
- Comienza a sentir miedo, cólera, afecto, ansiedad, celos y simpatía.
- Reacciona frente a la música, le gustan los sonidos sueltos repetidos
rítmicamente.
- Se vuelve más independiente: se alimenta con sus propios dedos, roza el plato
con la cuchara.
- Adopta una actitud sociable y si es necesario recurre a vocalizaciones u otros
medios para atraer la atención.
- Es receptivo a las emociones de los demás.
„ El niño de 2 años
Ya usa la palabra “mío” reflejando interés por la propiedad de las cosas. Se muestra
egocéntrico. Se limita a juegos solitarios o de tipo paralelo (difícilmente realiza juegos
bidireccionales). Demuestra cariño de manera espontánea y muestra señales de
compasión, simpatía, modestia y vergüenza.
„ El niño de 3 años
En esta etapa el niño necesita principalmente diferenciarse de los

CEP
demás. Pasa seguidamente a una fase de consolidación de su
anatomía, en la que desea realizarlo todo por sí mismo y a partir de
procesos complejos imitativos, realiza identificaciones y adopta
características de los papeles que tienen un mayor impacto para él. La
14 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

construcción de la noción de su propio cuerpo tiene una función importante en este


período.
„ El niño a los 4 años
Aparece una combinación de independencia y sociabilidad. Muestra confianza en sí
mismo y en los hábitos personales, y, seguridad en las afirmaciones, cierto espíritu
“mandón” y su enfático dogmatismo, le hacen más firme e independiente.
Entre los hitos evolutivos, en esta edad, destacamos:
- Realiza un mayor número de contactos sociales y para más tiempo en el grupo
de juego.
- Sus frases están saturadas con el pronombre “yo”. Es excelente para encontrar
pretextos.
- Demuestra tener conciencia de las actitudes y opiniones de los demás.
„ El niño de 5 años
Juega con compañeros imaginarios, les gustan las empresas de conjunto. El campo
de actuación social se amplía considerablemente, sobre todo cuando el niño se
escolariza.
Tanto en el núcleo familiar, facilitando la relación con otros niños o con los
hermanos, como en la escuela, el papel del adulto tiene gran importancia en el tipo de
relaciones que establecen los niños entre ellos. La actitud o tendencia a que discutan y
resuelvan los problemas sin su intervención directa es favorecedora para el desarrollo
de su autonomía intelectual, afectiva y social.

2.4.- Necesidades básicas


Se puede definir necesidad como un estado producido por una carencia. La
necesidad provoca un impulso destinado a satisfacerla para así recuperar el equilibrio
del organismo. Las necesidades existen en el individuo, sin que haya ningún bien
destinado a satisfacerla. Como se ha dicho antes, el ser humano nace totalmente
indefenso y depende de los demás para sobrevivir.
Un autor experto en el estudio de las necesidades es, sin duda, Maslow. Él cual
define necesidad como la falta de algo. Se divide en varios tipos de necesidades:
Necesidades deficitarias o inferiores:
Incluye necesidades fisiológicas y psicológicas, necesidades de
seguridad, de amor y de pertenecer, y necesidades de estimación. Si
hay una distorsión en ellas se producen problemas psicofisiológicos. CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 15
Cuerpo de Maestros

Necesidades de desarrollo o superiores:


Necesidades para lograr la autorrealización, no son tan poderosas como las
necesidades fisiológicas. Se dañan y dirigen de forma errónea mucho más fácilmente
que las necesidades primarias y requieren de un gran apoyo de las influencias
exteriores.
A su vez, se establece una jerarquía de las necesidades: estructura organizacional
con diferentes grados de potencia. Cuando un nivel de necesidades se satisface se
puede pasar al próximo. Las necesidades inferiores son déficit y las necesidades
superiores se relacionan con requerimientos del desarrollo.
Según Maslow, las necesidades inferiores son más potentes y tienen prioridades
superiores. Una vez satisfechas, aparecen las necesidades superiores y la persona se
motiva para satisfacerlas.
Maslow clasifica las siguientes necesidades en orden jerárquico:
1. Necesidades fisiológicas: Son las potentes de todas y las que tienen menor
significado para la persona en busca de la autorrealización. Entre se ellas se
encuentran la necesidad de liberación de sed y hambre; la necesidad de dormir,
de sexo, de alivio del dolor y de desequilibrio fisiológico.
2. Necesidad de seguridad: Si las necesidades fisiológicas son superadas o no
constituyen un problema serio para la persona, las necesidades de seguridad se
convierten en la fuerza que domina la personalidad. La mayoría de las personas
llegan sólo hasta este nivel y esto se refleja en la preocupación por grandes
ahorros, comprar seguros, etc. Este tipo de necesidades se puede manifestar
como miedo. Dentro de este tipo de necesidad se encuentran la necesidad de
seguridad, de protección, de estar libre de peligro, de orden y de un futuro
predecible.
3. Necesidad de amor y pertenecer: Son necesidades orientadas socialmente.
Depende de que ocurra cierto grado de satisfacción de las necesidades
fisiológicas y de seguridad. Las necesidades de amor son evidentes durante la
adolescencia y la edad de adultez joven.
4. Necesidad de estima: Son necesidades asociadas a nuestra constitución
psicológica. Se pueden subdividir en dos tipos: las que se refieren al amor
propio y las que se refieren al respeto de otros (reputación, condición social,
fama, etc.). Un trastorno en esta área lleva a un sentimiento de inferioridad que
se manifiesta con sentimientos de culpa y de vergüenza.
5. Necesidad de autorrealización: Son difíciles de describir, ya
que varían de un individuo a otro, incluye la satisfacción de la
naturaleza individual en todos los aspectos. Las personas que CEP
16 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

desean autorrealizarse desean ser libres para ser ellas mismas. Las personas que
se autorrealizan siguen las conductas dictadas por la cultura acorde a su sentido
del deber, pero si éstas intervienen con su desarrollo, fácilmente reaccionan
contra ellas. Para que una persona obtenga la autorrealización debe satisfacer
muchas necesidades previas para que éstas no interfieran ni utilicen energías
que están abocadas a este desarrollo. Dentro de éstas se encuentran las
necesidades de satisfacer nuestras propias capacidades personales, de
desarrollar nuestro potencial, de hacer aquello para lo cual tenemos mejores
aptitudes y la necesidad de desarrollar y ampliar los metamotivos (descubrir la
verdad, crear belleza, producir orden y fomentar la justicia).
Necesita que le ayuden a satisfacer una serie de necesidades básicas FÍSICAS. El
niño necesita de una serie de cuidados físicos como alimentación e higiene y limpieza.
Precisa de otros cuidados maternos como temperatura adecuada, ambiente sano y
ventilado, espacio para moverse y objetos que manipular. Así mismo necesita una serie
de estímulos físicos como: formas, sonidos, es decir, necesidades AFECTIVAS. El
niño necesita satisfacer una serie de necesidades afectivas para conseguir un óptimo
desarrollo y un buen estado mental. Necesita de la atención y cariño de los padres,
tiene que sentirse querido, aceptado y atendido, así como una estimulación y contacto
físico, caricias, seguridad afectiva, sentirse útil. De actividad y relación.
El niño necesita de su actividad para desarrollarse, ya que se desarrolla y aprende
partiendo de su propia actividad y movimiento. El niño necesita manipular objetos,
moverse, gatear, andar, reconocer estímulos visuales y acústicos.
Por otro lado, necesita relacionarse con su medio más próximo tanto físico como
humano. Necesita relacionarse con sus padres, con otros adultos y con otros niños.
Existen otro tipo de necesidades, las necesidades derivadas, que se originan en el
proceso de satisfacción de las básicas y que no son imprescindibles para la
supervivencia física del organismo, aunque en ciertas circunstancias pueden serlo para
mantener la salud mental. Y las necesidades adquiridas que son realmente necesidades
creadas.
El conocimiento de estas características, por parte, del maestro de Educación
Infantil permitirá establecer unas líneas de trabajo sistemáticas y rigurosas que
contribuyan al desarrollo de una serie de objetivos que desde la propia LEY
ORGÁNICA DE EDUCACIÓN de 2006 enuncia:
La Educación Infantil contribuirá a desarrollar en las niñas y niños las
CAPACIDADES que les permitan:
a) Conocer su propio cuerpo y el de los otros, sus posibilidades de acción y
aprender a respetar las diferencias.
b) Observar y explorar su entorno familiar, natural y social. CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 17
Cuerpo de Maestros

c) Adquirir progresivamente autonomía en sus actividades habituales.


d) Desarrollar sus capacidades afectivas.
e) Relacionarse con los demás y adquirir progresivamente pautas elementales de
convivencia y relación social, así como ejercitarse en la resolución pacífica de
conflictos.
f) Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de
expresión.
g) Iniciarse en las habilidades lógico-matemáticas, en la lecto-escritura y en el
movimiento, el gesto y el ritmo.
Así también la Orden 3960/2007, de 19 de diciembre, por la que se establece el
currículo y se regula la ordenación la Educación Infantil expone que el currículo
para la etapa de infantil pretende lograr un desarrollo integral y armónico de la
persona en los distintos planos: físico, motórico, emocional, afectivo, social y
cognitivo, y a procurar los aprendizajes que contribuyen y hacen posible dicho
desarrollo, lo que sin duda facilitará que se den los primeros pasos en la adquisición de
las competencias básicas cuya consecución se espera al final de la educación
obligatoria.
Con el fin de potenciar estas capacidades y, por tanto, logar que los hitos evolutivos
de los niños de cero a seis años lleguen a las cotas más altas, desde los centros docentes
se trabajará a través de unas áreas curriculares, que son:
- Conocimiento de sí mismo y autonomía personal
- Conocimiento del entorno
- Lenguajes: Comunicación y representación

3.- PRINCIPALES FACTORES QUE INTERVIENEN EN SU


DESARROLLO
En primer lugar, es preciso que nos detengamos en la consideración del término
desarrollo, vinculado a la esfera humana.
La psicología del desarrollo es una disciplina científica que forma parte de la
psicología. Algunos autores proponen la siguiente definición de esta disciplina:
“ La psicología evolutiva se preocupa por los cambios que tienen
lugar en la conducta y las habilidades que surgen al producirse los
cambios”
CEP
18 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

La psicología del desarrollo tiene dos objetivos fundamentales: describir la conducta


de los sujetos y la manera como evoluciona identificar las causas, y los procesos que
producen cambios (evolución) en la conducta entre una época y otra.
Palacios propone otra definición:
“ La psicología evolutiva es la parte de la psicología que se ocupa de los procesos
del cambio psicológico que ocurren a lo largo de la vida humana”
Esta definición es muy similar a la propuesta por los anteriores autores. Los
cambios, a los que se refiere este último investigador tienen que ver fundamentalmente
con tres cosas: la etapa de la vida, las circunstancias propias del entorno en las cuales el
sujeto se desarrolla, y las experiencias particulares que vive cada persona.
Tal como se puede observar en ambas definiciones aparece la palabra “cambio”, la
psicología del desarrollo es la psicología del cambio, el cuál se puede producir durante
toda la vida, por eso se le conoce también con el nombre de psicología del ciclo vital.
Para poder comprender qué es la psicología del desarrollo se hace imprescindible
comprender en primer lugar qué es el desarrollo. Por ello se definirá a continuación el
concepto de desarrollo. No es nada simple definir el desarrollo humano, existen tantas
variables que pueden afectar sobre el mismo que incluso, a veces, es difícil
identificarlas todas o conocer el grado de importancia que tiene cada una de ellas.
Algunas de estas variables son internas al propio sujeto, y muchas veces heredadas,
mientras que otras son externas, a menudo determinadas por el ambiente. El concepto
del desarrollo humano va ligado principalmente a tres aspectos: en primer lugar, a unos
factores explicativos que ayudan a comprender el cambio psicológico. En segundo
lugar, el concepto sobre el desarrollo está relacionado con los contextos en los que se
desarrollan las personas. Finalmente, el concepto sobre el desarrollo tiene unas
características propias.
Desde el punto de vista de la psicología el ser humano es algo inacabado, que está
en continuo desarrollo ya desde su período embrionario El desarrollo se presenta ante
todo como diferenciación de diversos órganos y de sus respectivas funciones, tanto en
la vida física como en la psíquica. Esto trae consigo el crecimiento del organismo que
constituye un cambio parcial del desarrollo, el crecimiento es un cambio cuantitativo,
mientras que el desarrollo es además un cambio cualitativo.
El desarrollo se nos presenta como una variación en el tiempo de las formas
orgánicas, de las conductas, de la formas de pensar y sentir. La variación va de un
estado inicial a un estado final considerado como término.
Frecuentemente este camino se recorre en varias etapas o estadios.

CEP
Recordemos además que según la genética no se trasmiten cualidades

Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 19


Cuerpo de Maestros

ya desarrolladas, sino potencializadas que se desarrollarán en mayor o menor grado


dependiendo de los estímulos que reciba del medio.
Teniendo esto en cuenta ha surgido la polémica entre si se deben adelantar o
acelerar el ritmo madurativo de cada niño o no. Piaget, por ejemplo, considera que es
poco eficaz adelantar aprendizajes especialmente si no se han adquirido los
prerrequisitos necesarios, mientras que Cohen sostiene que el aprendizaje precoz o
estimulación precoz incide favorablemente en el desarrollo impulsando el ritmo
madurativo.
Hay una serie de factores que intervienen en el desarrollo y más que cada uno por
separado es la interacción de todos ellos la que facilita o dificulta la maduración y
desarrollo de niño. El desarrollo es un proceso que está sometido a la influencia de
múltiples factores de tipo ambiental o de carácter hereditario.
Una de las definiciones más consensuadas acerca del término desarrollo es aquella
que dice: “Un conjunto de cambios que se producen a través de la vida de los
individuos y que se relacionan con diferentes formas de organización de su actividad”.
Para matizar el concepto de desarrollo hay que referirse a un conjunto de factores
que pueden agruparse en tres grandes núcleos:
- La naturaleza de los cambios que se manifiestan en la conducta a través del
desarrollo. En el caso de aceptar cambios cualitativos a través de la vida se
suponen estructuras, formas de organización de la conducta, que varían a través
de las distintas etapas de la vida. Otras teorías, por el contrario, suponen que los
cambios son menos radicales y podrían explicarse, por ejemplo, en función de
la cantidad de información y conocimientos que las personas van adquiriendo a
través de la vida.
- Las dimensiones del cambio: en primer lugar, horizontal o sincrónica, que alude
al estado de la conducta en un momento dado, por ejemplo, la organización de
la actividad del recién nacido, del niño a los dos años o a los cuatro; en segundo
lugar, la dimensión vertical o diacrónica, que se refiere a los procesos que
explican el paso de un momento al siguiente, se analizarían, desde este punto de
vista, los factores que contribuyen a explicar esos cambios en la conducta.
- La dimensión temporal del cambio. Los primeros psicólogos del desarrollo
solían aceptar, más o menos implícitamente, una noción de cambio muy
limitada: era suficiente analizar el cambio desde la infancia hasta la
adolescencia. Posteriormente los psicólogos del desarrollo han ampliado la
perspectiva desde la que analizar el cambio y tienen en cuenta no sólo la edad
de las personas, sino también la generación a la que
pertenecen y el momento histórico en el que viven.
CEP
20 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

El desarrollo es una sucesión ordenada de cambios que implican no sólo un


aumento cuantitativo sino cualitativo. Este orden se puede evidenciar en secuencias
como las siguientes: el niño/a aprende a controlar la cabeza, después controla el tronco,
se puede mantener sentado -, más tarde las piernas- mantendrá el equilibrio estando de
pie -, posteriormente iniciará la marcha, pronto podrá saltar, etc. Los patrones de
desarrollo son similares en todos los individuos. Obedecen a unas leyes determinadas;
a pesar de ello, cada sujeto posee unas características peculiares y un ritmo propio de
desarrollo, que hace que sea único y diferente. Por ello habrá que tener en cuenta el
principio de individualidad y de diversidad en todos los niveles de concreción de la
acción pedagógica.
Una característica esencial del desarrollo es su carácter integrativo. Este aspecto se
manifiesta a través de conductas dependientes de procesos o conductas prerrequisitos
anteriores: por ejemplo, para que un niño/a consiga comer solo manteniendo un grado
de coordinación aceptable, es preciso que antes haya aprendido a coger objetos,
teniendo una mínima coordinación óculo manual y un grado de percepción visual
aceptable, poder mantenerse sentado en situación de equilibrio, etc. Las conductas
posteriores suelen ser más organizadas y complejas.
A mayor nivel de desarrollo, hay una mayor diversificación de las capacidades del
individuo y de mayor complejidad – el niño y la niña aprenden a hablar, se relacionan
con los objetos de forma concreta contando, sumando, se relacionan con los demás,
adquieren habilidades motrices complejas, serán capaces de resolver problemas que
impliquen abstracciones, etc-; igual ocurre con el lenguaje, empieza balbuceando,
después aparece la palabra, posteriormente las frases simples, hasta conseguir un
lenguaje estructurado que les capacita para expresarse correctamente.
El desarrollo de la persona parte de unas primeras capacidades generales e
inespecíficas hasta llegar a la especialización de dichas capacidades, resultado de los
aprendizajes en el medio social en el que se desenvuelve. Si el sujeto se está
desarrollando en un medio estimulador del desarrollo de las capacidades motrices,
desde edades más tempranas, adquirirá un desarrollo sumamente especializado que le
permitirá poseer habilidades extraordinarias.
Son muchos los expertos en la materia los que afirman, a través de sus múltiples
investigaciones la presencia de unos factores internos y otros de carácter externo.
Veámoslos a continuación:
Factores internos:
Hacen referencia a la herencia, es una condición importante para el desarrollo,
aunque no la única. Los factores internos sí son decisivos en la maduración del
organismo, ya que la maduración supone la aparición de ciertas
conductas sin que haya existido aprendizaje previo. Supone procesos
de crecimiento independientes de la experiencia. CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 21
Cuerpo de Maestros

Factores externos:
Pueden ser biológicos o físicos como alimentación, higiene y riqueza estimular.
Otros factores que se han señalado como esenciales en el desarrollo de un niño son:
- Familiares, compuestos por todos los elementos materiales y formales como
número de miembros de la familia y relaciones entre ellos, afectividad, cultura,
riqueza estimular de la familia, lenguaje, juegos...
- Sociales ya que la familia se encuentra inmersa en grupos más amplios.
Relación entre ellos: No está claro el peso específico, de cada uno de ellos, las
respuestas a estos problemas han tomado tres posturas o visiones:
Concepción innatista. Defendían una prefiguración del desarrollo
psicológico en los genes.
Concepción ambientalista. Rechazaban toda idea de determinación genética
reclamando para el ambiente todo el peso de la determinación.
Concepción interaccionista.
Actualmente las concepciones innatista y ambientalista han quedado superadas en
beneficio de la educación ya que tenían consecuencias pedagógicas muy negativas.
La concepción interaccionista concibe la conducta y el desarrollo como una
resultante de la interacción entre los factores biológicos y ambientales. Es decir, entre
herencia-medio.
- HERENCIA: Se refiere a las características que el genotipo (conjunto de
factores hereditarios o genes, que los organismos reciben de sus padres) aporta
a cada uno de los individuos
- MEDIO: Es el conjunto de estímulos que el individuo recibe de éste, desde el
momento de su concepción hasta su muerte. Este influye en los procesos
psicológicos superiores: inteligencia afectividad, socialización, personalidad,
etc.
La dotación genética actúa aportando una serie de posibilidades de desarrollo que se
alcanzarán a través de la interacción con el medio ambiente.
- De la concepción interaccionista derivan las siguientes consecuencias
pedagógicas:
- Puesto que el desarrollo depende de la interacción (herencia-

CEP
medio) será necesario planificar esta interacción para
conseguir un máximo desarrollo.

22 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

- Cualquier retraso que no tenga como causa una lesión o una malformación, es
susceptible de ser superado mediante una planificación adecuada de
interacciones ambientales.
Ello exige que se vayan planteando al niño sucesivas tareas en dificultad creciente
pero que siempre estén en la medida de las posibilidades del niño. Una vez conocidos
los factores que intervienen en el desarrollo me centraré en las...
La literatura psicológica y pedagógica nos ha enseñado a lo largo de muchos años
que existen múltiples TEORÍAS ACERCA DEL DESARROLLO. Entre ellas
podemos destacar las siguientes:
1. Movimiento Psicométrico:
Arnold Gessel considera que el nivel de desarrollo de un niño se mide mediante
la comparación con el promedio de los niños de su edad. Diferencia cuatro
patrones de conducta: conducta motriz, conducta adaptativa, conducta social y
conducta del lenguaje.
2. Teorías Cognitivas:
Los autores más representativos son:
- D.P.Ausubel. La idea motriz de su teoría es el aprendizaje significativo.
- Piaget. Sus estudios se dirigieron a conocer cómo se construía el
conocimiento en el niño; concibe la mente como un instrumento para
adaptarse al medio que le rodea.
- Vygostki. Su teoría gira entorno a la influencia de los cambios sociales en el
aprendizaje del niño. Una idea clave en su pensamiento son los niveles de
desarrollo real y potencial y el espacio que los separa y que denomina zona
de desarrollo próximo. Para este autor el aprendizaje es el motor del
desarrollo y debe ir por delante de éste.
3. Teoría Ecológica:
Urie Bronfenbrenner da gran importancia al ambiente y su influencia sobre el
niño; este ambiente está determinado, sobre todo, por las relaciones (diadas)
que el niño establece con los que le rodean.
4. Teoría del Ciclo Vital:
Parte de la idea de que una persona se desarrolla como resultado de las
experiencias vitales en el contexto de cambios bioculturales.
Por lo tanto, considera que puede desarrollarse y "crecer" en
todas las edades. CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 23
Cuerpo de Maestros

5. Teorías Conductistas:
Entre los autores más significativos destacamos las aportaciones de:
- Paulov, Su teoría es la del condicionamiento clásico.
- F. B. Skinner. Su teoría es la del condicionamiento operante o instrumental.
Para este tipo de condicionante es esencial el concepto de refuerzo.
- Albert Bandura. Su teoría se denomina del aprendizaje social o vicario y se
basa en que es posible aprender y desarrollarse por imitación. Por eso es
necesario que para que se produzca existan dos personas por lo menos y por
ello se denomina social.
Para terminar con este apartado es preciso que dediquemos unas líneas al término
ESTADIO.
Tanto la infancia como la niñez han sido muy estudiadas por los psicólogos, en su
estudio han visto la necesidad de utilizar la noción de estadio. Los sistemas
clasificatorios son múltiples y variados, dependen de la heterogeneidad de
circunstancias sociales, del aspecto del desarrollo en que se ha centrado el estudio.
En general, se puede decir que un estadio es un corte en la educación que se
caracteriza porque el orden de sucesión de las adquisiciones o conductas se deben
considerar como constantes aunque pueden acelerarse o retardarse según, los
individuos, sus experiencias anteriores, su maduración y del medio social.
Por otro lado las estructuras construidas en un estadio son parte integrante de las
estructuras del estadio siguiente.

4.- ETAPAS Y MOMENTOS MÁS SIGNIFICATIVOS Y EL


DESARROLLO INFANTIL EN EL PRIMER AÑO DE VIDA
Estos dos apartados hemos creído conveniente analizarlos conjuntamente debido a
sus múltiples coincidencias.

4.1.- Desarrollo cognitivo


Destacamos como autor clave a Jean William Fritz Piaget psicólogo experimental,
filósofo, biólogo, suizo creador de la epistemología genética y famoso por sus aportes
en el campo de la psicología evolutiva, sus estudios sobre la infancia y su teoría del
desarrollo cognitivo.
Piaget es, como hemos dicho anteriormente, creador de la
epistemología genética, entendiendo aquí la epistemología no como la CEP
24 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

ciencia que estudia a la ciencia, sino como la investigación de las capacidades


cognitivas (de un modo absolutamente empírico, lo que le diferencia también de la
gnoseología), en cuanto al uso del concepto genética, éste no se refiere tanto al campo
de la biología que estudia los genes, sino a la investigación de la génesis del pensar en
el humano, aunque ciertamente Piaget reconoce que tal génesis del pensar tiene en gran
proporción (aunque de ningún modo totalmente) patrones que derivan de los genes.
Sin embargo, y es uno de los grandes descubrimientos de Piaget, el pensar se
despliega desde una base genética sólo mediante estímulos socioculturales, así como
también el pensar se configura por la información que el sujeto va recibiendo,
información que el sujeto aprehende siempre de un modo activo por más inconsciente y
pasivo que parezca el procesamiento de la información
Sus principales influjos iniciales, además de los de Binet, fueron los de James
Baldwin, de éste toma las nociones de adaptación por asimilación y acomodación en
circularidad (circularidad puede entenderse como retroalimentación).
Piaget cual explica el desarrollo Psicológico como un proceso continuo de
organización y reorganización de estructuras, y cada nueva organización integra a la
anterior. Nos habla de un primer período sensoriomotor.
En el desarrollo de la teoría piagetiana es importante tener presente la importancia
de dos conceptos claves, como son:
1. ASIMILACIÓN: Consiste en la interiorización o internalización de un objeto
o un evento a una estructura comportamental y cognitiva preestablecida. Por
ejemplo, el niño utiliza un objeto para efectuar una actividad que preexiste en
su repertorio motriz o para decodificar un nuevo evento basándose en
experiencias y elementos que ya le eran conocidos (por ejemplo: un bebe que
aferra un objeto nuevo y lo lleva a su boca, -el aferrar y llevar a la boca son
actividades prácticamente innatas que ahora son utilizadas para un nuevo
objetivo-).
2. ACOMODACIÓN: Consiste en la modificación de la estructura cognitiva o
del esquema comportamental para acoger nuevos objetos y eventos que hasta el
momento eran desconocidos para el niño (en el caso ya dado como ejemplo, si
el objeto es difícil de aferrar, el bebe deberá, por ejemplo, modificar los modos
de aprehensión). Ambos procesos (asimilación y acomodación) se alternan
dialécticamente en la constante búsqueda de equilibrio (homeostasis) para
intentar el control del mundo externo (con el fin primario de sobrevivir).
Cuando una nueva información no resulta inmediatamente interpretable basándose
en los esquemas preexistentes, el sujeto entra en un momento de crisis
y busca encontrar nuevamente el equilibrio (por esto en la
epistemología genética de Piaget se habla de un equilibrio fluctuante), CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 25
Cuerpo de Maestros

para esto se producen modificaciones en los esquemas cognitivos del niño,


incorporándose así las nuevas experiencias.

A. Período sensoriomotor (0-2 años)


El niño se relaciona con el medio a través de los sentidos y actuando de forma
motora, (inteligencia práctica). La repetición ocupa un papel muy importante y esencial
en el desarrollo del niño, porque le permite consolidar las conductas.
Se divide en SEIS ESTADIOS:
Ejercicio de los reflejos (0-1m)
El niño nace con una serie de reflejos como puede ser orientación hacia la luz y el
sonido, reflejo grasping, reflejo de succión, de la marcha automática. El niño es
incapaz de valerse por sí solo y necesita continuamente de la ayuda del adulto. Estas
conductas le permiten relacionarse con el medio, tanto con los objetos como con las
personas y durante el primer mes el niño ejercita estos movimientos. Los reflejos
iniciales dan lugar a conductas, acciones más complejas y flexibles. A esta forma de
actuación y sucesión de conductas se les denominan esquemas (unidades básicas de la
conducta. Un esquema es una sucesión de acciones que tienen una organización y que
pueden ser repetidas en situaciones semejantes.)
Reacciones circulares primarias (1-4m)
Son circulares porque se repiten; es frecuente que los niños repitan y repitan una
misma acción hasta llegar a dominarla perfectamente. Se inicia un proceso de
asimilación. Y son primarias porque se centran en el propio cuerpo. Estas acciones se
producen de manera fortuita, el niño tiende a reproducirlas y tienden a conservarse. El
niño adquiere unos hábitos: Mirar, agarrar, girar la cabeza. Comienzan a encadenarse y
surgen las primeras coordinaciones motrices: Presión – succión., las coordinaciones
intersensoriales.
Reacciones circulares secundarias (4-8 m)
Son secundarias porque ya no se centran en el propio cuerpo, sino en las
consecuencias de dichas acciones. El niño tiende a conservar las acciones centradas
sobre el medio. Explora con curiosidad sus propiedades, aplicándoles esquemas
conocidos y asociados a ciertos efectos. El niño es capaz de reconocer su valor
instrumental. En este estadio la atención y el interés del niño se desplaza hacia el
resultado de sus acciones con los objetos. Además, en este subestadio, si un niño está
jugando con un objeto y éste se oculta parcialmente, el niño será capaz de buscarlo. La
existencia del objeto está unida a las acciones y preocupaciones del
niño. La representación del objeto va unido y depende de la acción.
CEP
26 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

Destacar dos rasgos interesantes: o repetición y reproducción de una acción interesante


o el efecto obtenido se ha producido casualmente.
Coordinación de esquemas secundarios (8-12 m)
Destacar tres hitos significativos:
- Atención sobre lo que ocurre en el entorno.
- Aparece la intencionalidad.
- Aparecen las primeras coordinaciones de tipo instrumental.
El niño es capaz de encontrar un objeto que ha sido ocultado delante de él. Pero no
es capaz de encontrarlo en caso de ser ocultado, sin estar él presente. Por primera vez
aparece la causalidad, la relación causa efecto.
Reacciones circulares terciarias (12-18 m)
El niño realiza pequeños “experimentos” para así descubrir nuevas cualidades o
propiedades de los objetos. En este subestadio, la experimentación y el tanteo permiten
al niño lograr el resultado deseado, desarrollar y adquirir nuevos esquemas. Un niño no
es capaz de encontrar un objeto si ha sido sometido a un desplazamiento sin estar él
presente.
Invención de nuevos medios por combinación mental (18-24m)
Se trata de un estadio intermedio entre el período sensoriomotor y el preoperacional.
Se adquiere la capacidad para representar el objeto por medio de símbolos. El niño por
medio de la acción va elaborando su conocimiento acerca de los objetos que le rodean
y cuales son sus relaciones espaciales y causales.
Adquiere unos esquemas de representación, por lo tanto, la capacidad de
representación no sólo amplia las posibilidades de experimentación en el medio. Sino
que le permite operar cada vez más con representaciones, anticipando los efectos de
una acción.
Aparece la noción de permanencia del objeto, puesto que el niño es capaz de
buscar un objeto teniendo en cuenta sus desplazamientos.
Son características de este período:
- Se produce el juego asimilación o incorporación del medio al organismo,
acomodación o modificación del organismo por influencia del medio.
Asimilación en el sentido de utilizar las estructuras previas

CEP
que posee el individuo y acomodación en el sentido de

Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 27


Cuerpo de Maestros

modificar estructuras como demanda del medio ambiente. Esto trae consigo la
adaptación y por tanto el crecimiento intelectual.
- La inteligencia sensorio–motor es inmediata, no tiende al conocimiento, sino a
la satisfacción práctica, al éxito de la acción.
- La repetición ocupa un papel muy importante y esencial en el desarrollo del
niño, porque consolida las conductas.
Período preoperatorio (2-7 años)
Está caracterizado por la capacidad de representación y la inteligencia verbal. La
representación consiste en la alusión o evocación de un objeto o acontecimiento que
puede o no estar presente. Hacia los dos años, el niño adquiere la capacidad de
representar, mediante la utilización de un significante, que designa otra cosa diferente a
lo que denomina significado.
Aparición de la función simbólica (2-4 años). El niño y la niña son capaces de
manejar símbolos que representan el ambiente y comienza la interiorización de los
esquemas de acción y representación. A través de:
- La imitación diferida
El niño es capaz de reproducir o imitar una acción sin necesidad del modelo. La
imitación supone la representación del modelo ausente.
- El juego simbólico
El juego desempeña un papel muy importante en el desarrollo del niño. Éste
guarda una estrecha relación con la imitación y la representación. El niño
reproduce situaciones de la realidad, pero las adapta a sus necesidades y deseos.
Piaget distingue tres tipos de juegos:
Juegos de ejercicio:
Son la realización de acciones por el simple placer de realizarlas.
Juegos simbólicos:
A partir de 2 años. El niño representa y reproduce la realidad adaptándola a sus
necesidades. Crea e inventa unos símbolos que tienen significado dentro de la realidad
realizada. El juego simbólico ofrece al niño posibilidades de exploración y adaptación
al mundo.

CEP
28 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

Juego de reglas:
Desde los 6 años. Son juegos más sociables en el que el niño realiza ciertas
actividades, conforme a ciertas reglas. Tiene un papel de socialización.
- El dibujo. El niño empieza haciendo garabatos a los cuales le atribuirá un
significado. Pretende realizar dibujos realistas, pero reproduce la realidad que
percibe y conoce. El dibujar estimula la observación de la realidad y también el
desarrollo psicomotriz.
- La imagen mental. No es simplemente una copia de la realidad, sino que
supone un esfuerzo de asimilación y elaboración de la realidad. Las imágenes
son la reconstrucción que el sujeto hace de la realidad y lo que conoce de ella.
- El lenguaje. La adquisición del lenguaje supone uno de los aspectos
principales del desarrollo psicológico. Permitirá un mayor conocimiento de sí
mismo y del mundo que le rodea. Desde las primeras semanas de vida del niño,
éste en interacción con la madre aparecen las primeras formas de comunicación
e interacción y, se produce una alternancia de sonrisas y vocalizaciones. Se le
denomina protoconversación. Estas actividades comunicativas preparan al
niño para las actividades lingüísticas posteriores.

B. Período intuitivo y organización mental de las representaciones obte-


nidas (4-7 años)
Se denomina así porque el niño afirma sin pruebas y no es capaz de dar
demostraciones o justificaciones de sus creencias. El niño en un principio tiene
dificultad para tener en cuenta varios aspectos de la situación, centración, es decir, que
fija su atención en un solo aspecto del objeto, omitiendo otros.
Otros rasgos que caracterizan el pensamiento preoperatorio son:
- Egocentrismo. Tendencia a tomar el propio punto de vista como único,
desechando la de los demás. En relación con el egocentrismo que prevalece en
la etapa de Infantil, Piaget habló de que los niños eran incapaces no sólo de
atender a las razones de sus compañeritos, sino de captar su punto de vista. De
ahí que calificase las conversaciones a esa edad de "monólogos colectivos.
Esto, por ninguna manera, significa que son egoístas, sino que no tienen todavía
la suficiente habilidad mental para entender a otras personas que puedan tener
diferentes opiniones y creencias con respecto a la de ellos. Piaget hizo una
prueba para investigar el egocentrismo llamada el estudio de las montañas.
- Irreversibilidad. El niño no es capaz de volver a la premisa
inicial. No hay una “conservación en el pensamiento”. Los
niños de la etapa preoperacional también cometen errores de CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 29
Cuerpo de Maestros

pensamiento por causa de la irreversibilidad, es decir, su incapacidad para


reconocer que una operación puede realizarse en ambos sentidos. Por ejemplo,
no entienden que si se vierte agua de un recipiente alto a uno extendido, puede
trasvasarse otra vez al primer recipiente, manteniendo la misma cantidad de
agua. Los niños de la etapa properacional no pueden aceptar mentalmente que
sea posible recuperar el estado original.
- Artificialismo. Las cosas son consideradas como producto de la fabricación y
voluntad humana.
- Animismo. Tendencia a percibir como vivientes y conscientes cosas y
fenómenos inertes.
- Centración. Tendencia que tiene el niño al fijarse en algunos aspectos de la
acción, desechando otros. Parte de la razón por la cual los niños en la etapa
properacional no pueden pensar de manera lógica es que concentran la atención
en un aspecto o detalle de la situación a la vez y son incapaces de tomar en
consideración otros detalles. Esta tendencia es conocida como centración.
- Razonamiento transductivo: es el método de pensamiento que utiliza el niño
sin basarse en la lógica abstracta.

4.2.- Desarrollo social


Todo hombre nace en el seno de una comunidad ( una familia que está inmersa en
grupos cada vez mayores), con los que interacciona de forma constante. Para el niño,
cuando nace, el nexo de unión entre él y su grupo es la madre, ésta le proporciona los
mayores momentos de placer y atiende sus necesidades, paulatinamente, a través de la
madre y apoyado en la seguridad que esta le proporciona, irá abriéndose al mundo que
le rodea.
Para hablar de las etapas más significativas respecto a la evolución social me voy a
basar en Reymond- River:
- Actividad esencialmente solitaria, aunque hay un descubrimiento de las
personas que le rodean.
- Juego paralelo. Aparece sobre los tres años, los niños y las niñas juegan con
otros, pero no existe verdadera comunicación, es el momento del monólogo
colectivo.
- Juego asociativo hasta los 5 años, los niños y niñas juegan con otros hasta los
5 años, se da un pseudoreparto de papeles y una

CEP
pseudocolaboración, aparecen unas reglas de juego simples
que se saltan con facilidad, se vuelve con frecuencia al juego
paralelo.

30 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

- Fase de colaboración (6-7 años). Existe conciencia de grupo, idea de


colaboración, ayuda a los demás, solidariedad... existe normas en el juego y se
respectan. Tiene gran importancia la escolarización.

4.3.- Desarrollo motriz según OSTHERRITH


Primer estadio ( 0-15m)
El recién nacido va a comenzar a adquirir las cualidades motoras, sensitivas,
afectivas... que se irán enriqueciendo a estadios posteriores. A partir del caos inicial de
sensaciones en que se encuentra el niño inmerso, se van a comenzar a organizar los
diferentes aspectos psicomotores, por medio de la repetición de acciones que en un
principio serán de tipo reflejo.
La motricidad se reduce en un principio a movimientos espasmódicos masivos e
incoordinados que se irán organizando siguiendo las leyes céfalo – caudal y próximo
distal. Su esquema corporal se reduce a la zona oral y a los datos propioceptivos que
recibe del propio cuerpo, poco a poco estos datos van perdiendo importancia para irse
ganando el movimiento. Existe un principio de organización del espacio próximo en el
control de la mirada y de la mano. Para el niño hay sólo un universo manipulativo,
realiza fundamentalmente el juego ejercicio.

4.4.- Desarrollo de las emociones


El primer signo de conducta emocional se puede observar después del nacimiento,
el niño se encuentra en un estado de excitación general por estímulos fuertes que se
irán matizando según crece, presentando un repertorio de respuestas emocionales,
alegría, miedo, celos, felicidad, curiosidad. Progresivamente la repuesta emocional
pasa de ser caótica y casual a ser cada vez más dirigida.
El recién nacido es un ser indefenso que necesita del adulto para sobrevivir. Sus
respuestas se reducen al llanto o sonrisa según su estado de bienestar, estableciendo sus
principales vínculos afectivos con las personas que le rodean(familia) por los que
muestra una preferencia absoluta. Este tipo de relación especial es lo que se conoce en
la actualidad con el nombre de figura de apego, y hace referencia a las estrechas
relaciones afectivas que el bebé establece entre él y sus padres (fundamentalmente con
la madre). A través del llanto y la sonrisa el niño/a trata de satisfacer sus necesidades
biológicas y afectivas reclamando la proximidad de las figuras de apego.
El contacto corporal es un elemento fundamental en la comunicación y básico para
el futuro del niño/a, por lo que no se ha de prescindir, basándose en escrupulosas
consideraciones higiénicas, ni de los besos ni de las caricias.

CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 31
Cuerpo de Maestros

Las respuestas del niño/a ante este tipo de interacciones se realizan a través de la
llamada sonrisa social que hace su aparición hacia el segundo mes de vida.
Paulatinamente el niño/a aumenta su caudal socioafectivo y establece claras
diferencias entre las personas con las que mantiene un intercambio emocional y el
resto. En este sentido, hacia el sexto mes de vida del niño y la niña diferencian
claramente entre personas de su entorno cotidiano (padre, madre, hermano, educadores
y cuidadores) y rostros extraños, desempeñando aquellos un papel muy importante en
el desarrollo infantil.
Comienzan a aparecer los llamados juegos sociales (cucu-tras) donde el niño/a ya
asume un papel activo Este rechazo por los rostros extraños y deseo por las caras
familiares suele adquirirse entre las doce y las veinte semanas para diferenciar entre las
figuras de apego y las personas desconocidas en base a informaciones perceptivas que
hacen que hacia la segunda mitad del primer año de vida, los niños/as manifiesten una
clara preferencia por las figuras de apego y rechacen a los desconocidos.
Entre los logros más significativas de este período señalamos:
- Aparición de la sonrisa social electiva.
- Imitación parcial de los comportamientos del adulto (decir adiós, hacer
palmitas)
- Primeras reacciones ante su imagen en un espejo.
Las formas de conducta emocional establecidas al principio de la vida tienden a
persistir conforme el niño se hace mayor El ambiente sereno y relajado, el nivel de
exigencia de los padres marcan el ritmo y las tensiones emocionales que puede sufrir el
niño.

4.5.- Desarrollo lingüístico


Durante el primer año de vida el niño vive en una etapa prelingüística, es capaz de
comunicarse con los demás mediante gestos (se establece un diálogo gestual) y sonidos
como gritos, llanto, risa, balbuceos...
(0-7 Semanas)
El niño o la niña emiten una serie de sonidos traqueolaríngeos sin imtencionalidad
comunicativa, son sonidos de tipo reflejo o vegetativos (en general relacionados con
estados de necesidad). Al final de esta etapa irá apareciendo cierta intencionalidad.
(7 Semanas a 3 meses)
La comunicación ya dirigida va independizándose de la necesidad.
Aparecen los arrullos vocálicos y algunos juegos gestuales.
CEP
32 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

(3-6 meses)
Los arrullos vocálicos van siendo acompañados por sonidos consonánticos, en un
principio son sonidos diferentes a los del lenguaje adulto, sin embargo por medio de la
imitación y el refuerzo, el niño irá seleccionando aquellos sonidos que aparecen en el
lenguaje maduro.
(6-12 meses)
Aparecen símbolos motores, así como emisiones comodín con valor indicativo, (a),
(ba), (pa). Hacia el primer año se emite la primera palabra.

4.6.- Otras clasificaciones


Chuchon presenta esta clasificación, muy comúnmente aceptada:
- 1ª infancia vida intrauterina 2 años y medio.
- 2ª infancia 2.5 años a 7 años.
- 3ª infancia 7 años a 11 años.
- Adolescencia 11-12 años a 17 años.
El psicoanálisis considera estas etapas, según Freud:
- Etapa oral (0-1 año): El centro de actividad del niño, durante el primer año, es
la boca. Explora activamente con la boca, chupa, y muerde, no sólo para comer,
sino porque obtiene placer. Durante esta fase, el niño depende absolutamente de
la madre, se produce un proceso de identificación con ella, lo que es importante
para la formación de la seguridad. Su afectividad se caracteriza por una
discontinuidad de sentimientos, debido a que todavía no tiene Ego.
- Estadio anal (1 a 3 años). : El interés se desplaza de la región oral a la anal. Se
distingue dos fases:
- Una activa: Anal expulsiva : en la que el niño siente placer con la
expulsión de sus heces.
- Una pasiva: Anal retentiva. Disfruta con el dominio de los músculos del
esfínter reteniendo su expulsión. Su afectividad sigue caracterizándose por
la discontinuidad de sentimientos, a partir de los 2 años y medio comienza
a emerger el Ego, se va haciendo más constante en sus afectos.
- Etapa fálica (3-6 años): El niño se interesa por sus órganos
genitales y por las diferencias anatómicas entre los dos sexos.
Desde el punto de vista afectivo lo más importante es que CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 33
Cuerpo de Maestros

aparece el complejo de Edipo (en las niñas el complejo de Eletra), caracterizado


por una atracción hacia el progenitor del sexo opuesto, a la vez que lo considera
como un rival. Se resuelve hacia los 6 años.
- Etapa de latencia (6-11 años): Es un período estable en l que los intereses
sociales y culturales afectivo se produce una ordenación de los sentimientos. El
proceso de identificación edípica, al resolverse se orienta hacia el progenitor
del mismo sexo aventajan a los de los instintos, que entran en una fase de
reposo o latencia.
- Adolescencia (11-...): Se manifiesta en intereses heterosexuales, centrados
fuera de la familia. Todo esto coincide con la maduración de las glándulas
genitales y el desarrollo de algunos caracteres secundarios.

5.- EL DESARROLLO INFANTIL EN EL PRIMER AÑO DE VIDA


El desarrollo en este período asienta las bases para la posterior maduración y futuros
aprendizajes. Tres son las características del desarrollo en el primer año de vida:
1. Rapidez con que se efectúan los cambios.
2. Apertura y plasticidad: El niño está abierto a todos los estímulos que puedan
acelerar o enriquecer su desarrollo.
3. Estrecha relación con la madre o figura materna. De ella es de quien va a
recibir más influencia.
Los distintos momentos de su desarrollo según Spizt:
1. Fase narcisista (0-2m):
Al nacer: nutrición, sueño. El único afecto observable es el desagrado y su contra
partida la quietud.
2ª Semana: Al tomarle en brazos se gira como buscando el pecho.
3ª Semana: Reacciona con movimientos de succión ante la voz humana.
Meses: Sonríe a la voz humana y deja de llorar al acercarse un adulto.
Meses: Sonríe a la mirada de un adulto y llora cuando éste se va.
2. Fase preobjetal (3-8m):
3 Meses: Sonríe ante la cara frontal de una persona o máscara.
CEP
34 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

5 Meses: Sonríe ante la vista de un juguete o biberón, pero no lo reconoce


invertido.
6-8 meses: Sonríe sólo a personas conocidas.
3. Fase objetal (8-10m):
8 Meses: Crisis de angustia. El bebé reacciona con angustia ante la vista de una
persona en ausencia de la madre.
9 Meses: Celos, ternura, enfado, envidia. El bebé llora si el adulto se interesa por
otro que no sea él.
10 Meses: Preferencia por un objeto en particular.
Esta evolución objetal coincide con la construcción del objeto según Piaget. No se
aconseja la inserción en la Escuela Infantil a la edad de los 8 meses.

5.1.- Progresos más importantes de los niños de cero a seis años


En los primeros meses:
Se da una actividad difusa y generalizada, esta actividad está dirigida por los centros
subcorticales. El niño se mueve sin que sus movimientos respondan a un
comportamiento intencional y tengan un objeto concreto.
A partir de los 4 meses:
Se inicia la actividad motriz coordinada gracias a la intervención de la corteza
cerebral, que ejerce una influencia directa e inhibidora. Los movimientos de abrir y
cerrar las manos, ya no tienen un carácter mecánico y automático sino que tienen un
carácter instrumental. En cuanto a la musculatura del tronco, se halla en vías de
organización. Le complace sentarse apoyado en la almohada y levantar la cabeza. Le
gusta mirar a su alrededor.
A partir de los 7 meses:
Está en una etapa intermedia, en el camino hacia el completo dominio de la
posición erguida. Se sienta sin ayuda, pudiendo mantener erguido el tronco. Si el niño
tiene un cubo a la vista se inclina sobre él y lo toma con la mano inclinada. Decir que la
acomodación ocular se halla más avanzada que la manual.
Hacia el final del primer año:
La actividad motriz tiene la coordinación suficiente para permitir
las actividades de manipulación y desplazamiento. Las piernas ya
sostienen el peso total del cuerpo, pero el equilibrio independiente no CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 35
Cuerpo de Maestros

llegará hasta finalizar el año. El equilibrio en la posición sedente está perfectamente


dominado. La presión ostenta nuevos refinamientos, el pulgar y el índice revelan una
movilidad y extensión especializadas para buscar, resolver y arrancar. El niño es capaz
de gatear con gran destreza, asir objetos, meterlos y sacarlos de determinados
recipientes... Por tanto, posee la facultad de soltar las cosas voluntariamente.
El niño de dos años
La actividad cortical alcanza unos niveles de funcionamiento considerables. El niño
dispone de mecanismos perceptivo – motores. Disfruta enormemente de la actividad
motriz gruesa. Posee más precisión, soltura, eficacia y flexibilidad en sus movimientos.
Le gusta el juego fuerte y de revolcones, tanto en solitario como en respuesta a un
estímulo. Tiende a expresar sus emociones o alegría, etc.
El niño de 3 años
El niño anda con seguridad, puede acelerar o moderar la marcha, cambiar de
dirección y detenerse, a su voluntad. Puede saltar con los pies juntos.
Los niños de 4 y 5 años
Tienen una gran destreza y finura en los movimientos. Corre con facilidad y es
capaz de alternar los ritmos regulares de su paso. El sentido del equilibrio es más
maduro. Brinca y salta sin dificultad. Por tanto, se produce un incremento de su fuerza
y resistencia, que coincide con el desarrollo muscular. Muestra mayor precisión y
dominio en el manejo de herramientas.
Es capaz de manejar el lápiz con seguridad y decisión. Para finalizar señalar dos
aspectos de gran importancia, relacionados con el desarrollo Psicomotriz, que el niño
va a adquirir durante este período que son:
- La construcción del esquema corporal.
- El proceso de lateralización.
La normativa legal vigente, nos recuerda, que todos estos aspectos anteriormente
mencionados se trabajarán en ambos ciclos y se atenderá progresivamente al desarrollo
afectivo, al movimiento y los hábitos de control corporal, a las manifestaciones de la
comunicación y del lenguaje, a las pautas elementales de convivencia y relación social,
así como al descubrimiento de las características físicas y sociales del medio. Además
se facilitará que niñas y niños elaboren una imagen de sí mismos positiva y equilibrada
y adquieran autonomía personal.

CEP
36 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

6.- EL PAPEL DE LOS ADULTOS


Desde la Orden 3960/2007, de 19 de diciembre, por la que se establece el currículo
y se regula la ordenación la Educación Infantil expone en su artículo 10:
1. La figura del tutor resulta fundamental para favorecer el proceso de
construcción personal. Por ello, el tutor será la persona de referencia que ayude
a establecer un vínculo afectivo entre el niño y el centro.
2. En la Educación Infantil cada grupo de niños tendrá un tutor, que será la
persona de referencia para el niño, que establecerá la relación y coordinación
educativa con la familia y tendrá la responsabilidad de coordinar todas las
acciones de los profesionales que pudieran relacionarse con el niño.
3. Los tutores coordinarán su trabajo con el resto de tutores del ciclo y con todos
los profesionales que intervengan en el centro con el fin de ofrecer una
respuesta educativa coherente.
4. Los centros cooperarán estrechamente con las familias generando cauces de
participación y colaboración mutua y harán explícitas las actuaciones previstas
para favorecer su participación en el proceso educativo de sus hijos.
En la educación del niño es importante la relación con los adultos,
fundamentalmente por dos razones:
1. Por la indefensión y las múltiples necesidades del niño, se hace necesaria la
presencia del adulto para su supervivencia.
2. La relación con los adultos es una necesidad básica y por tanto necesaria para
su desarrollo. El niño y la niña se desarrollan fundamentalmente en el ambiente
familiar y en la escuela.
Así reciben la influencia de sus padres y educadores. Los padres transmiten a sus
hijos los valores que consideran adecuados y las pautas de comportamiento, ofreciendo
al niño/a un ambiente sereno, afecto y aceptación. La escuela complementa la tarea
educativa del hogar y la suple donde ésta no puede llegar. El adulto tiene un papel
importante en el desarrollo de la personalidad del niño/a. Este adoptará posturas muy
distintas ante el mundo y ante sí según se sienta querido, aceptado, rechazo,...
A la vez el adulto va a ser modelo a imitar por el niño/a, por tanto los adultos deben
cuidar sus conductas para que estos sean coherentes con lo que se quiere enseñar a los
niños. No debe olvidarse la función motivadora de los adultos.
Las familias habrán de colaborar estrechamente y deberán
comprometerse con el trabajo cotidiano de sus hijos y con la vida de
CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 37
Cuerpo de Maestros

los centros docentes. Los centros y el profesorado deberán esforzarse por construir
entornos de aprendizaje ricos, motivadores y exigentes.
El protagonismo que debe adquirir el profesorado se desarrolla en el Título III de la
Ley Orgánica de Educación.
En él se presta una atención prioritaria a su formación inicial y permanente, cuya
reforma debe llevarse a cabo en los próximos años, en el contexto del nuevo espacio
europeo de educación superior y con el fin de dar respuesta a las necesidades y a las
nuevas demandas que recibe el sistema educativo. La formación inicial debe incluir,
además de la adecuada preparación científica, una formación pedagógica y didáctica
que se completará con la tutoría y asesoramiento a los nuevos profesores por parte de
compañeros experimentados. Por otra parte, el título aborda la mejora de las
condiciones en que el profesorado realiza su trabajo, así como el reconocimiento,
apoyo y valoración social de la función docente.

6.1.- Funciones de los adultos


Las relaciones niño/adulto se producen desde el mismo nacimiento del pequeño,
fruto de la preocupación de los padres/cuidadores por las necesidades infantiles. Bien
es cierto que las primeras preocupaciones del adulto se centran preferentemente en el
estado de salud del bebé con la intención de satisfacer de forma correcta las
necesidades fisiológicas del pequeño. Este tipo de relaciones comunicativas son
imprescindibles para el progresivo desarrollo del bebé.
El desarrollo infantil no solo se produce por las relaciones del sujeto con los objetos
y por las interacciones con sus iguales, sino también es una consecuencia de las
relaciones que establece con los adultos. A través de ellas el niño/a capta multitud de
valores, actitudes, normas, etc. que influyen poderosamente en su forma de ser y de
actuar. Porque la influencia de los adultos no solo se establece desde una intervención
educativa dispuesta intencionalmente para tal fin, sino que es fruto, asimismo, de todas
aquellas interacciones continuas que no han sido previamente planificadas.
Por medio de las relaciones que el niño y la niña experimentan con los objetos de su
entorno y de las interacciones con las personas que les rodean los niños y niñas
progresan en el conocimiento y valoración de sí mismos y, por consiguiente, en la
formación del autoconcepto y la autoimagen que tan importante papel desempeñan en
el desarrollo infantil. La autoimagen infantil se forja a partir de la combinación de
múltiples variables entre las que destaca de forma especial la valoración que los adultos
poseen del propio sujeto.

CEP
38 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

6.2.- Pautas de intervención de los adultos con los niños de cero a


seis años
Facilitarles
Ambientes acogedores, cálidos y seguros, espacios amplios exentos de peligros y
ricos en estímulos, evitando los cambios continuos de lugar y de las personas que les
atienden.
Contribuir
Al desarrollo infantil respetando y dando siempre la oportunidad al niño/a para que
actúe de forma independiente y con la mayor autonomía posible, según sus
capacidades.
Estimular
La exploración y manipulación de objetos próximos ayudándoles a descubrir sus
cualidades y características más importantes.
Convertir
Las rutinas diarias en momentos especialmente relevantes en torno a los cuales se
pueden organizar con intencionalidad educativa múltiples y variables actividades para
el desarrollo de los multilenguajes.
Convertir
En juego cualquier actividad/tarea, sin forzar las posibilidades del sujeto, evitando
las imposiciones y facilitando todo tipo de relaciones e interacciones deseadas.
Ejercitar
Los órganos de los sentidos a través de un desarrollo multisensorial que propicie los
contactos niño/adulto/niño para avanzar en la construcción del esquema corporal.
Hablar
Frecuentemente con los niños/as de manera clara y correcta, con un lenguaje
sencillo y exento de expresiones excesivamente infantiles. En los primeros años del
desarrollo infantil los niños y niñas necesitan la confirmación de que las personas que
les “cuidan” están a su lado y se preocupan de ellos. Los niños/as están necesitados de
diálogos, sonrisas y muestras de satisfacción ante cualquiera de sus actuaciones o
progresos por pequeños que éstos sean. Somos los adultos los que estamos obligados a
generar ambientes adecuados para contribuir al desarrollo de las
capacidades infantiles.
CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 39
Cuerpo de Maestros

6.3.-Capacidades a potenciar
El desarrollo sensorial.
A través de los sentidos el niño/a descubre e investiga su medio, percibe
sensaciones diversas y recibe las primeras informaciones de su entorno. La dimensión
sensorial integra todos los procesos de recepción de estímulos y recogida de
información del entorno más próximo al niño/a.
El desarrollo personal.
Las actuaciones del adulto irán encaminadas a propiciar el paso de una total
dependencia inicial a una progresiva independencia personal. La dimensión personal
pretende el conocimiento de uno mismo, el descubrimiento de la intimidad, la
potenciación de la autonomía y la persecución de mayores niveles de independencia.
El desarrollo lingüístico.
Buscaremos la progresión del gesto a las primeras palabras, de las comprensiones
más sencillas a las más complejas, de las expresiones más simples a los enunciados
más complejos. Propiciaremos un desarrollo del lenguaje en sus tres componentes
esenciales: forma, contenido y uso. La dimensión comunicativa considerada como
soporte de los procesos interactivos con los iguales, con los adultos y con el propio
medio.
El desarrollo social.
En su doble aspecto de relación con las personas y con las cosas, desarrollando
valores de solidariedad..., actitudes de respecto..., y aceptación de las normas que
permiten en los niños y niñas una actuación cada vez más autónoma en su mundo.
El desarrollo cognitivo.
Facilitando ambientes estimuladores y ricos para que los niños/as adquieran
aquellas etapas cognitivas que le son propias por su edad y grado de madurez.

7.- CONCLUSIÓN
Es importante conocer las características del niño/a de a 6 años puesto que es así
donde se ponen las bases para el posterior desarrollo, ya que su psicología, su sistema
nervioso y su personalidad están en plena formación. El conocimiento de estos
aspectos contribuye a lo que desde un punto de vista normativo, se enuncia en la Ley
Orgánica de Educación en su artículo 5 “El aprendizaje a lo largo de

CEP
la vida”: El sistema educativo tiene como principio básico propiciar
la educación permanente. A tal efecto, preparará a los alumnos para

40 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

aprender por sí mismos y facilitará a las personas adultas su incorporación a las


distintas enseñanzas, favoreciendo la conciliación del aprendizaje con otras
responsabilidades y actividades.
La calidad de la Educación Infantil depende, en gran medida, de este conocimiento.
Hay que detectar las necesidades, carencias, posibilidades, aptitudes... de los niños/as
para dinamizarlas al máximo. Así pues en ambos ciclos de la etapa se atenderá
progresivamente al desarrollo afectivo, favoreciendo la creación de nuevos vínculos y
relaciones, así como que a los niños y las niñas elaboren una imagen positiva y
equilibrada de sí mismos y adquieran autonomía personal.
Es, además, el mejor momento de descubrir y corregir las posibles deficiencias o
retrasos. La estimulación temprana puede salvar problemas posteriores. Así pues
corresponde a las Administraciones públicas promover, ofertas de aprendizaje flexibles
que permitan la adquisición de competencias básicas.

CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 41
Cuerpo de Maestros

8.- GUIÓN-RESUMEN

1.- INTRODUCCIÓN
Estamos pues ante un tema de gran importancia dentro de nuestra especialidad ya
que el conocimiento de las características evolutivas de los niños de cero a seis años
nos permitirá adecuar los objetivos y los contenidos, así como los medios a utilizar e
intervenir en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
A lo largo de este tema profundizaremos en los siguientes aspectos:
- características generales del niño y la niña hasta los seis años
- principales factores que intervienen en su desarrollo
- etapas y momentos más significativos
- el desarrollo infantil en el primer año de vida. el papel de los adultos.

2.- CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL NIÑO Y LA NIÑA HASTA


LOS SEIS AÑOS

2.1.- Desarrollo biológico


Hay tres elementos que son completamente necesarios para el desarrollo biológico:
La herencia con sus códigos genéticos adecuados.
El aporte alimenticio primero a través del cordón umbilical y después de nacer por
ingestión, digestión y absorción intestinal.
Las recepciones sensoriales que constituyen un estímulo esencial, y poco
reconocido, para el desarrollo y adaptación funcional del sistema nervioso infantil.
La información que recibimos está limitada por la estructura y la sensibilidad de
nuestros sensores: ¿cómo será el espectáculo ultravioleta de las flores, que las abejas
perciben y nosotros no?, ¿cómo sonará la orquestación de ultrasonidos que los insectos
conocen y nosotros ignoramos? La concepción humana del mundo circundante está
limitada primero por los sentidos, aunque la tecnología empiece a hacer perceptible los
mundos de las partículas elementales, de la histología y de las estrellas.

CEP
42 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

2.2.- Desarrollo psicológico


Inteligencia
El bebé pasa de una serie de conductas adaptativas motrices al pensamiento
intuitivo, pasando por la adquisición del lenguaje y la función simbólica. Sería
importante recordar las aportaciones de Piaget sobre el desarrollo cognitivo.
Lenguaje
El niño o la niña pasan de la emisión de una serie de sonidos sin intencionalidad
comunicativa, pues se emiten de modo espontáneo, a adquirir el lenguaje de las
personas que le rodean. La adquisición del lenguaje influye en los otros aspectos del
desarrollo psicológico.
Estas dos dimensiones han sido abordadas en multitud de ocasiones por los
investigadores y autores de prestigio como Piaget y Vigostky.
Afectividad
Las emociones en los niños pequeños son simples, definidas con facilidad y casi
puras, más intensas e inestables que en los adultos y con la adquisición del lenguaje
van a ser capaces de controlarlas y comprenderlas.

2.3.- Desarrollo socio-afectivo


El niño de 1 año
Posee una importante posición social en el seno de la familia. Manifiesta una
significativa tendencia a repetir las acciones. A través de las situaciones que viven
comienza a formar su propia identidad.
El niño de 2 años
Usa la palabra “mío” manifestando un interés por la propiedad de las cosas. Es
egocéntrico en buena medida. Se limita a juegos solitarios o de tipo paralelo.
Demuestra cariño espontáneamente y muestra síntomas de compasión, simpatía,
modestia y vergüenza.
El niño de 3 años
En esta etapa el niño necesita diferenciarse de los demás. Pasa seguidamente a una
fase de consolidación de su anatomía, en la que desea realizarlo todo por sí mismo y a
partir de procesos complejos imitativos, realiza identificaciones y adopta características
de los papeles que tienen un mayor impacto para él. La construcción
de la noción de su propio cuerpo tiene una función importante en este
período. CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 43
Cuerpo de Maestros

El niño a los 4 años


Aparece una interesante combinación de independencia y sociabilidad. Su confianza
en sí mismo y en los hábitos personales, su seguridad en las afirmaciones, cierto
espíritu “mandón” y su enfático dogmatismo, le hacen más firme e independiente.
El niño de 5 años
Juega con compañeros imaginarios, les gustan las empresas de conjunto. El campo
de actuación social se amplía considerablemente, sobre todo si el niño ingresa en un
centro escolar.
Normativamente, la Educación Infantil contribuirá a desarrollar en las niñas y
niños las CAPACIDADES que les permitan:
a) Conocer su propio cuerpo y el de los otros, sus posibilidades de acción y
aprender a respetar las diferencias.
b) Observar y explorar su entorno familiar, natural y social.
c) Adquirir progresivamente autonomía en sus actividades habituales.
d) Desarrollar sus capacidades afectivas.
e) Etc
Así también la Orden 3960/2007, de 19 de diciembre, por la que se establece el
currículo y se regula la ordenación la Educación Infantil expone que el currículo
para la etapa de infantil pretende lograr un desarrollo integral y armónico de la persona
en los distintos planos: físico, motórico, emocional, afectivo, social y cognitivo, y a
procurar los aprendizajes que contribuyen y hacen posible dicho desarrollo, lo que sin
duda facilitará que se den los primeros pasos en la adquisición de las competencias
básicas cuya consecución se espera al final de la educación obligatoria.
Con el fin de potenciar estas capacidades y, por tanto, lograr que los hitos evolutivos
de los niños de cero a seis años lleguen a las cotas más altas, desde los centros docentes
se trabajará a través de unas áreas curriculares, que son: Conocimiento de sí mismo y
autonomía personal, Conocimiento del entorno y Lenguajes: comunicación y
representación.

3.- PRINCIPALES FACTORES QUE INTERVIENEN EN SU DESARRO-


LLO
Palacios dice:
“ La psicología evolutiva es la parte de la psicología que se
ocupa de los procesos del cambio psicológico que ocurren a lo largo
de la vida humana”
CEP
44 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

La literatura psicológica y pedagógica nos ha enseñado a lo largo de muchos años


que existen múltiples TEORÍAS ACERCA DEL DESARROLLO. Entre ellas
podemos destacar las siguientes:
Movimiento Psicométrico:
Arnold Gessel considera que el nivel de desarrollo de un niño se mide mediante la
comparación con el promedio de los niños de su edad. Diferencia cuatro patrones de
conducta: conducta motriz, conducta adaptativa, conducta social y conducta del
lenguaje.
Teorías Cognitivas:
- D.P.Ausubel. La idea motriz de su teoría es el aprendizaje significativo.
- Piaget. Sus estudios se dirigieron a conocer cómo se construía el conocimiento
en el niño; concibe la mente como un instrumento para adaptarse al medio que
le rodea.
- Vygostki. Su teoría gira entorno a la influencia de los cambios sociales en el
aprendizaje del niño. Una idea clave en su pensamiento son los niveles de
desarrollo real y potencial y el espacio que los separa y que denomina zona de
desarrollo próximo. Para este autor el aprendizaje es el motor del desarrollo y
debe ir por delante de éste.
Teoría Ecológica:
Urie Bronfenbrenner da gran importancia al ambiente y su influencia sobre el
niño; este ambiente está determinado, sobre todo, por las relaciones (diadas) que el
niño establece con los que le rodean.
Teoría del Ciclo Vital:
Parte de la idea de que una persona se desarrolla como resultado de las experiencias
vitales en el contexto de cambios bioculturales. Por lo tanto, considera que puede
desarrollarse y "crecer" en todas las edades.
Teorías Conductistas:
- Paulov, Su teoría es la del condicionamiento clásico.
- F. B. Skinner. Su teoría es la del condicionamiento operante o instrumental.
Para este tipo de condicionante es esencial el concepto de refuerzo.
- Albert Bandura. Su teoría se denomina del aprendizaje social

CEP
o vicario y se basa en que es posible aprender y desarrollarse

Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 45


Cuerpo de Maestros

por imitación. Por eso es necesario que para que se produzca existan dos
personas por lo menos y por ello se denomina social.

4.- ETAPAS Y MOMENTOS MÁS SIGNIFICATIVOS Y EL DESARRO-


LLO INFANTIL EN EL PRIMER AÑO DE VIDA

4.1.- Desarrollo cognitivo


- ASIMILACIÓN: Consiste en la interiorización o internalización de un objeto
o un evento a una estructura comportamental y cognitiva preestablecida. Por
ejemplo, el niño utiliza un objeto para efectuar una actividad que preexiste en
su repertorio motriz o para decodificar un nuevo evento basándose en
experiencias y elementos que ya le eran conocidos (por ejemplo: un bebe que
aferra un objeto nuevo y lo lleva a su boca, -el aferrar y llevar a la boca son
actividades prácticamente innatas que ahora son utilizadas para un nuevo
objetivo-).
- ACOMODACIÓN: Consiste en la modificación de la estructura cognitiva o
del esquema comportamental para acoger nuevos objetos y eventos que hasta el
momento eran desconocidos para el niño (en el caso ya dado como ejemplo, si
el objeto es difícil de aferrar, el bebe deberá, por ejemplo, modificar los modos
de aprehensión). Ambos procesos (asimilación y acomodación) se alternan
dialécticamente en la constante búsqueda de equilibrio (homeostasis) para
intentar el control del mundo externo (con el fin primario de sobrevivir).
Período sensoriomotor (0-2 años)
El niño se relaciona con el medio a través de los sentidos y actuando de forma
motora, (inteligencia práctica). La repetición ocupa un papel muy importante y
esencial en el desarrollo del niño, porque le permite consolidar las conductas.
Se divide en SEIS ESTADIOS:
- Ejercicio de los reflejos (0-1m)
- Reacciones circulares primarias (1-4m)
- Reacciones circulares secundarias (4-8 m)
- Coordinación de esquemas secundarios (8-12 m)
- Reacciones circulares terciarias (12-18 m)
- Invención de nuevos medios por combinación mental (18-
24m)
CEP
46 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

Período preoperatorio (2-7 años)


Está caracterizado por la capacidad de representación y la inteligencia verbal. La
representación consiste en la alusión o evocación de un objeto o acontecimiento que
puede o no estar presente. Hacia los dos años, el niño adquiere la capacidad de
representar, mediante la utilización de un significante, que designa otra cosa diferente a
lo que denomina significado.
Período intuitivo y organización mental de las representaciones obtenidas (4-7
años)
Rasgos que caracterizan el pensamiento preoperatorio son:
- Egocentrismo. Tendencia a tomar el propio punto de vista como único,
desechando la de los demás. En relación con el egocentrismo que prevalece en
la etapa de Infantil, Piaget habló de que los niños eran incapaces no sólo de
atender a las razones de sus compañeritos, sino de captar su punto de vista.
- Irreversibilidad. El niño no es capaz de volver a la premisa inicial. No hay una
“conservación en el pensamiento”. Los niños de la etapa preoperacional
también cometen errores de pensamiento por causa de la irreversibilidad, es
decir, su incapacidad para reconocer que una operación puede realizarse en
ambos sentidos.
- Artificialismo. Las cosas son consideradas como producto de la fabricación y
voluntad humana.
- Animismo. Tendencia a percibir como vivientes y conscientes cosas y
fenómenos inertes.
- Centración. Tendencia que tiene el niño al fijarse en algunos aspectos de la
acción, desechando otros. Parte de la razón por la cual los niños en la etapa
properacional no pueden pensar de manera lógica es que concentran la atención
en un aspecto o detalle de la situación a la vez y son incapaces de tomar en
consideración otros detalles. Esta tendencia es conocida como centración.
- Razonamiento transductivo: es el método de pensamiento que utiliza el niño
sin basarse en la lógica abstracta.

4.2.- Desarrollo social


Para hablar de las etapas más significativas respecto a la evolución social nos
basamos en Reymond- River:
- Actividad esencialmente solitaria, aunque hay un
descubrimiento de las personas que le rodean. CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 47
Cuerpo de Maestros

- Juego paralelo. Aparece sobre los tres años, los niños y las niñas juegan con
otros, pero no existe verdadera comunicación, es el momento del monólogo
colectivo.
- Juego asociativo hasta los 5 años, los niños y niñas juegan con otros hasta los
5 años, se da un pseudoreparto de papeles y una pseudocolaboración, aparecen
unas reglas de juego simples que se saltan con facilidad, se vuelve con
frecuencia al juego paralelo.
- Fase de colaboración (6-7 años). Existe conciencia de grupo, idea de
colaboración, ayuda a los demás, solidariedad... existe normas en el juego y se
respectan. Tiene gran importancia la escolarización.

4.3.- Desarrollo motriz según OSTHERRITH


Primer estadio ( 0-15m)
El recién nacido va a comenzar a adquirir las cualidades motoras, sensitivas,
afectivas... que se irán enriqueciendo a estadios posteriores. A partir del caos inicial de
sensaciones en que se encuentra el niño inmerso, se van a comenzar a organizar los
diferentes aspectos psicomotores, por medio de la repetición de acciones que en un
principio serán de tipo reflejo.

4.4.- Desarrollo de las emociones


El recién nacido es un ser indefenso que necesita del adulto para sobrevivir. Sus
respuestas se reducen al llanto o sonrisa según su estado de bienestar, estableciendo sus
principales vínculos afectivos con las personas que le rodean (familia) por los que
muestra una preferencia absoluta.

4.5.- Desarrollo lingüístico


Durante el primer año de vida el niño vive en una etapa prelingüística, es capaz de
comunicarse con los demás mediante gestos (se establece un diálogo gestual) y sonidos
como gritos, llanto, risa, balbuceos...
(0-7 Semanas)
El niño o la niña emiten una serie de sonidos traqueolaríngeos sin imtencionalidad
comunicativa, son sonidos de tipo reflejo o vegetativos (en general relacionados con
estados de necesidad). Al final de esta etapa irá apareciendo cierta intencionalidad.
(7 Semanas a 3 meses)
La comunicación ya dirigida va independizándose de la necesidad.
Aparecen los arrullos vocálicos y algunos juegos gestuales.
CEP
48 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

(3-6 meses)
Los arrullos vocálicos van siendo acompañados por sonidos consonánticos, en un
principio son sonidos diferentes a los del lenguaje adulto, sin embargo por medio de la
imitación y el refuerzo, el niño irá seleccionando aquellos sonidos que aparecen en el
lenguaje maduro.
(6-12 meses)
Aparecen símbolos motores, así como emisiones comodín con valor indicativo, (a),
(ba), (pa). Hacia el primer año se emite la primera palabra.

5.- EL DESARROLLO INFANTIL EN EL PRIMER AÑO DE VIDA


Tres son las características del desarrollo en el primer año de vida:
- Rapidez con que se efectúan los cambios.
- Apertura y plasticidad: El niño está abierto a todos los estímulos que puedan
acelerar o enriquecer su desarrollo.
- Estrecha relación con la madre o figura materna. De ella es de quien va a
recibir más influencia.

5.1.- Progresos más importantes de los niños de cero a seis años


En los primeros meses:
Se da una actividad difusa y generalizada, esta actividad está dirigida por los centros
subcorticales. El niño se mueve sin que sus movimientos respondan a un
comportamiento intencional y tengan un objeto concreto.
A partir de los 4 meses:
Se inicia la actividad motriz coordinada gracias a la intervención de la corteza
cerebral, que ejerce una influencia directa e inhibidora. Los movimientos de abrir y
cerrar las manos, ya no tienen un carácter mecánico y automático sino que tienen un
carácter instrumental. En cuanto a la musculatura del tronco, se halla en vías de
organización. Le complace sentarse apoyado en la almohada y levantar la cabeza. Le
gusta mirar a su alrededor.
A partir de los 7 meses:
Está en una etapa intermedia, en el camino hacia el completo
dominio de la posición erguida. Se sienta sin ayuda, pudiendo
mantener erguido el tronco. Si el niño tiene un cubo a la vista se
CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 49
Cuerpo de Maestros

inclina sobre él y lo toma con la mano inclinada. Decir que la acomodación ocular se
halla más avanzada que la manual.
Hacia el final del primer año:
La actividad motriz tiene la coordinación suficiente para permitir las actividades de
manipulación y desplazamiento. Las piernas ya sostienen el peso total del cuerpo, pero
el equilibrio independiente no llegará hasta finalizar el año. El equilibrio en la posición
sedente está perfectamente dominado.
El niño de dos años
La actividad cortical alcanza unos niveles de funcionamiento considerables. El niño
dispone de mecanismos perceptivo – motores. Disfruta enormemente de la actividad
motriz gruesa. Posee más precisión, soltura, eficacia y flexibilidad en sus
movimientos..
El niño de 3 años
El niño anda con seguridad, puede acelerar o moderar la marcha, cambiar de
dirección y detenerse, a su voluntad. Puede saltar con los pies juntos.
Los niños de 4 y 5 años
Tienen una gran destreza y finura en los movimientos. Corre con facilidad y es
capaz de alternar los ritmos regulares de su paso. El sentido del equilibrio es más
maduro. Brinca y salta sin dificultad.

6.- EL PAPEL DE LOS ADULTOS


Desde la Orden 3960/2007, de 19 de diciembre, por la que se establece el currículo
y se regula la ordenación la Educación Infantil expone en su artículo 10:
La figura del tutor resulta fundamental para favorecer el proceso de construcción
personal. Por ello, el tutor será la persona de referencia que ayude a establecer un
vínculo afectivo entre el niño y el centro.
En la Educación Infantil cada grupo de niños tendrá un tutor, que será la persona de
referencia para el niño, que establecerá la relación y coordinación educativa con la
familia y tendrá la responsabilidad de coordinar todas las acciones de los profesionales
que pudieran relacionarse con el niño.
Los tutores coordinarán su trabajo con el resto de tutores del ciclo y con todos los
profesionales que intervengan en el centro con el fin de ofrecer una

CEP
respuesta educativa coherente.

50 Editorial CEP
Educación Infantil. Vol. I

Los centros cooperarán estrechamente con las familias generando cauces de


participación y colaboración mutua y harán explícitas las actuaciones previstas para
favorecer su participación en el proceso educativo de sus hijos.

6.1.- Funciones de los adultos


Las relaciones niño/adulto se producen desde el mismo nacimiento del pequeño,
fruto de la preocupación de los padres/cuidadores por las necesidades infantiles. Es
cierto que las primeras preocupaciones del adulto se centran preferentemente en el
estado de salud del bebé con la intención de satisfacer de forma correcta las
necesidades fisiológicas del pequeño. Este tipo de relaciones comunicativas son
imprescindibles para el progresivo desarrollo del bebé.

CEP
Mario Cortés Díaz y Carolina Romero Vargas 51
Cuerpo de Maestros

9.- REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Y LEGISLATIVAS


- PALACIOS, J., MARCHESI, A., Y COLL, C. Compilación.(1990).
Desarrollo psicológico y educación. Volumen I Psicología evolutiva. Editorial.
Alianza. Madrid.
- AA.VV. (2002): La Psicología en la escuela infantil. Madrid. Anaya
- GALLEGO ORTEGA, J.L. (1994): Educación Infantil. Editorial. Aljibe.
Málaga.
- PIAGET, J. (1985) .Seis estudios de psicología. Editorial. Planeta- Agostini.
Barcelona.
- Constitución Española de 1978
- Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo de la Educación.
- Real Decreto 1630/2006 de 29 de diciembre que fija la Enseñanzas mínimas del
segundo ciclo de la Educación Infantil.
- Orden 3960/2007, de 19 de diciembre (publicada en el B.O.E. el 5 de enero de
2008), por la que se establece el currículo y se regula la ordenación de la
Educación Infantil.

Direcciones Internet
- www.mec.es
- www.educaguía.com
- www.aulainfantil.com
- www.educación infantil.com
- Diccionario de la Real Academia de la Lengua www.rae.es

CEP
52 Editorial CEP