Вы находитесь на странице: 1из 4

El condicionamiento clásico

El condicionamiento clásico es un proceso de aprendizaje que se produce a


través de asociaciones entre un estímulo ambiental y un estímulo natural.

El condicionamiento clásico consiste en la asociación de un estímulo inicialmente


neutro con un estímulo significativo. De esta manera, cuando se presente el
estímulo neutro, en ausencia del otro estímulo, se dará una respuesta similar a
la que se produciría si se presentara el estímulo significativo. Esta capacidad de
asociar estímulos, por muy dispares que sean los mismos, nos ayuda en multitud
de situaciones diarias.

El experimento de Iván Pávlov y sus perros es uno de los más conocidos y


notables (por lo que supuso) de la historia de la psicología. Gracias a este
pequeño descubrimiento accidental, se empezó a construir una teoría
psicológica del aprendizaje. Los estudios de Pávlov nos han ayudado a
comprender el aprendizaje asociativo a través del condicionamiento clásico.

1. Conceptos clave

En el condicionamiento clásico, el estímulo (E) desencadena la respuesta (R) de


un organismo. Por la exposición del organismo a los estímulos, resultan los
reflejos. El reflejo es un comportamiento involuntario de raíz interna. Uno de los
reflejos más comunmente observables en nosotros es el parpadeo del ojo
cuando se sopla aire en él o cuando se acerca un objeto extraño. El concepto de
reflejo como la carencia de un control consciente, se incorpora en el
condicionamiento clásico.

Pavlov desarrolló un modelo de condicionamiento clásico para poder tener una


mejor comprensión de éste. En general, hay cuatro conceptos consecutivos bajo
este modelo, que incluyen:

a) El estímulo incondicionado (E.I), activa la respuesta incondicionada


(RI)

Esto significa que sin necesidad de un aprendizaje, un estímulo puede


provocar un reflejo. Al reflejo se le denommina respuesta incondicionada
por lo que mencionamos anteriormente, es involuntaria y no necesitamos
aprenderlo para que el evento se produzca.

b) El estímulo neutro (EN) es un estímulo que no provoca la respuesta


incondicionada (RI)

Esto significa que cuando el estímulo es presentado al organismo, éste no


ejecutaría la misma respuesta que mostró cuando se encontró con el EI.

c) EI y EN son repetidamente emparejados y presentados al organismo


en conjunto

d) El emparejamiento de EI y EN transforma al EN en un Estímulo


Condicionado (EC)

Esto significa que cada vez que cada vez que el estímulo previamente
neutro se presenta solo (el EI no es mostrado) al organismo, causa que
se produzca la RI. Pero esta vez, la RI se tranforma en Respuesta
Condicionada (RC), porque la respuesta es provocada por el
condicionamiento. Por lo tanto, EC provoca RC.

2. El experimento de Pávlov

Iván Pávlov, fisiólogo ruso, investigó la salivación de los perros en presencia de


la comida. En este contexto, un día se percató de que los perros empezaban a
salivar antes de presentarles la comida. Solo el hecho de someter a los perros a
las condiciones del experimento les provocaba la respuesta de salivación.

La deducción a la que llegó Pávlov fue que sus perros de alguna manera habían
asociado el experimento con la presentación de la comida. Así, para desentrañar
los misterios de ese aprendizaje, Pávlov empezó a diseñar una serie de
experimentos. Su objetivo era contrastar su hipótesis de que cuando dos
estímulos son presentados de manera contingente, estos quedan asociados.

El experimento que demostró la existencia del condicionamiento clásico fue la


asociación de un sonido de una campana con comida. Para lograr esto, Pávlov
colocó a una serie de perros unos medidores de salivación. El procedimiento
consistía en que Pávlov tocaba una campana y después se les presentaba la
comida. Y obviamente, después de presentar la comida, los medidores indicaban
salivación en los perros.

Ahora bien, tras una serie de presentaciones de los dos estímulos (campana y
comida) de manera contingente, Pávlov logró que estos quedaran
asociados. Esto quedó demostrado porque la presentación del sonido de la
campana en solitario lograba provocar la salivación en los perros. Eso sí, es
importante matizar que esta era menor que la salivación que se producía ante la
presentación de la comida.

Este experimento demostró que un estímulo inicialmente neutro puede provocar


una respuesta totalmente nueva a través de la asociación de este a un estímulo
significativo. Esto es lo que se conoce como condicionamiento clásico.

Para entender mejor los conceptos básicos del condicionamiento clásico,


echemos un vistazo a las observaciones que Pavlov realizó en su perro, tal como
se ilustra en la siguiente imagen:

a) Antes del Condicionamiento


A medida que Pavlov observó a su perro comprendió que debe haber un
estímulo presente que automáticamente pueda desencadenar una respuesta
refleja (EI> RI). Dado que no existe ningún aprendizaje en la relación entre
ese estímulo y su respuesta correspondiente, tanto el estímulo como la
respuesta son consideradas incondicionados. En el experimento, el EI es la
comida, que reflexivamente provoca la RI, salivación. Además, antes de que
el condicionamiento se produzca el EN también se debe presentar al
organismo. En la imagen, cuando el tenedor (EN) se toca, no se produce la
salivación.

b) Durante acondicionado
Cuando se inicia el condicionamiento, el estímulo neutro se presentará junto
con el estímulo incondicionado. Como se muestra en la imagen, el tenedor
(EN) se presenta con la comida (EI), causando la salivación (RI). Con la
presentación repetida de esta vinculación, el organismo aprenderá a crear
una conexión entre el EN y el EI.

c) Después del Condicionamiento


Después del condicionamiento, el EI se convierte en EC y la RI se convierte
en RC, ya que ambos son productos del proceso de condicionamiento.
Simplemente tocando el tenedor, sin siquiera encontrarse con la comida, el
perro babea. Aunque el condicionamiento es un tipo de aprendizaje, se dice
que no hay nuevas conductas aprendidas. Lo que se aprende es la conexión
entre los dos estímulos