Вы находитесь на странице: 1из 2

OBLIGACIONES DE DAR

La obligación de dar, es la que tiene por objeto la entrega de una cosa, mueble o inmueble,
con el fin de constituir sobre ella derechos reales, o de transferir solamente el uso o la
tenencia, o de restituirla a su dueño.

La obligación de dar cosas ciertas comprende todos los accesorios de éstas, aunque en los
títulos no se mencionen, o aunque momentáneamente hayan sido separados de ellas.

El deudor de la obligación es responsable al acreedor, de los perjuicios e intereses, por falta de


las diligencias necesarias para la entrega de la cosa en el lugar y tiempo estipulados, o en el
lugar y tiempo que el juez designare cuando no hubiese estipulación expresa.

Antes de la tradición de la cosa, el acreedor no adquiere sobre ella ningún derecho real.

Si la obligación de dar una cosa cierta es para transferir sobre ella derechos reales, y la cosa se
pierde sin culpa del deudor, la obligación queda disuelta para ambas partes.

Si la cosa se pierde por culpa del deudor, éste será responsable al acreedor por su equivalente
y por los perjuicios e intereses.

Si la cosa se deteriora sin culpa del deudor, el deterioro será por su cuenta, y el acreedor podrá
disolver la obligación, o recibir la cosa en el estado en que se hallare, con disminución
proporcional del precio si lo hubiere.

Si la cosa se deteriorare por culpa del deudor, el acreedor tendrá derecho de exigir una cosa
equivalente con indemnización de los perjuicios e intereses, o de recibir la cosa en el estado en
que se hallare, con indemnización de los perjuicios e intereses.

Si la cosa se hubiere mejorado o aumentado, aunque no fuese por gastos que en ella hubiere
hecho el deudor, podrá éste exigir del acreedor un mayor valor, y si el acreedor no se
conformase, la obligación quedará disuelta.

Todos los frutos percibidos, naturales o civiles, antes de la tradición de la cosa, pertenecen al
deudor; más los frutos pendientes el día de la tradición pertenecen al acreedor.

Si la obligación fuere de dar una cosa cierta con el fin de restituirla a su dueño, y la cosa se
perdiese sin culpa del deudor, la cosa se pierde para su dueño, salvo los derechos de éste
hasta el día de la pérdida y la obligación quedará disuelta.

OBLIGACIONES DE DAR COSA CIERTA PARA CONSTITUIR DERECHOS REALES

Art 751.- Mejoras, concepto y clases: Mejora es el aumento de valor intrínseco de la cosa. Las
mejoras pueden ser naturales o artificiales. Las artificiales, provenientes de hecho del hombre,
se clasifican en necesarias, útiles y de mero lujo, recreo o suntuarias

Las mejoras necesarias, son aquellas sin cuales el inmueble no podría ser conservado; las
útiles, son cuales no siendo indispensables para la conservación del inmueble, sin embargo
resultan provechosas para el locatario o el locador; las de recreo o suntuarias, son las
realizadas en beneficio exclusivo de quien las hizo.
Art 752.-Mejora natural, efectos: La mejora natural autoriza al deudor a exigir un mayor valor.
Si el acreedor no lo acepta, la obligación queda extinguida, sin responsabilidad para ninguna
de las partes.

Son las producidas en la cosa poseída, por la simple acción de los fenómenos naturales y sin
intervención de la voluntad. Su destino es el de la cosa misma, por lo que pertenecerán a
quien pertenezca la cosa. Cuando las mejoras son producidas voluntariamente y su resultado
es el de evitar la pérdida o deterioro de la cosa, se habla de mejoras necesarias. En general, es
obligatorio realizarlas para conservar el valor de la cosa, encuadrándose entre los actos
conservativos.

Art 753.-Mejoras artificiales: El deudor está obligado a realizar las mejoras necesarias, sin
derecho a percibir su valor. No tiene derecho a reclamar indemnización por las mejoras útiles
ni por las de mero lujo, recreo o suntuarias, pero puede retirarlas en tanto no deterioren la
cosa.

Existen obligaciones en las que no coincide su nacimiento o celebración, con la oportunidad


prevista por las partes para el cumplimiento de la prestación acordada. Tal es el caso, por
ejemplo, de las obligaciones sujetas a plazo o a una condición suspensiva. En estos supuestos,
entre el nacimiento y el cumplimiento de la obligación, la cosa puede experimentar
modificaciones intrínsecas susceptibles de ocasionar un aumento de su valor, —denominadas
mejoras— las que pueden provenir única y exclusivamente de la naturaleza, o bien, por la
acción o intervención del ser humano. Si bien se mantienen en general las clasificaciones
establecidas por Vélez Sarsfield, el Código Civil y Comercial elimina el concepto de "aumentos"
y lo reemplaza por el de "mejoras naturales".

Art 754.-Frutos: Hasta el día de la tradición los frutos percibidos le pertenecen al deudor, a
partir de esa fecha, los frutos devengados y los no percibidos le corresponden al acreedor.

Art 755.-Riesgos de la cosa: El propietario soporta los riesgos de la cosa. Los casos de deterioro
o pérdida, con o sin culpa, se rigen por lo dispuesto sobre la imposibilidad de cumplimiento.

OBLIGACIONES EN GENERAL

Art 833.-Derecho a cobrar: El acreedor tiene derecho a requerir el pago a uno, a varios o a
todos los codeudores simultánea o sucesivamente.

Art 834.-Derecho a pagar: Cualquiera de los deudores solidarios tiene derecho a pagar la
totalidad dela deuda, sin perjuicio de los dispuesto en el artículo 837.

Похожие интересы