Вы находитесь на странице: 1из 6

HIDROGRAFÍA EN EL MUNDO.

Los glaciares se forman en sitios donde


la cantidad de nieve que se acumula es
mayor que la cantidad de nieve que se
derrite a lo largo de los años.
Un lago es un cuerpo de agua dulce o
salada, más o menos extensa, que se
encuentra alejada del mar, y asociada
generalmente a un origen glaciar o
tectónico. El aporte de agua a los lagos
viene de los ríos y el afloramiento de
aguas freáticas.
Los ríos y lagos forman parte de la
circulación general del agua o ciclo
hidrológico. La presencia de grandes cantidades de agua es lo que distingue a la Tierra de los
otros planetas y lo que hace aquí posible la vida.
Las mayores depresiones de la litosfera están cubiertas por aguas de océanos y mares; por su
parte, en los continentes y en las islas están presentes los cuerpos de aguas superficiales: ríos,
lagos, lagunas, aguas subterráneas y glaciares.
Estas aguas conforman la mayor capa del globo denominada hidrosfera.
En la Tierra hay más de 1.400 millones de km3 de agua que son continuamente reciclados y
transformados a su paso por los océanos, la atmosfera, la biosfera, por los suelos y las rocas de
la geosfera.

Hidrografía
El objeto de estudio de la hidrografía es fundamentalmente el de las aguas continentales, en
especial de los ríos, ya que los océanos y mares, son objeto de estudio de otra ciencia llamada
oceanografía. Mientras las aguas saladas representan el 94 % de la totalidad de las aguas, las
dulces solo alcanzan el 6 %.
Glaciares
Un manantial es un flujo natural de agua que surge del interior de la tierra desde un solo punto o
por un área pequeña. Los pozos artesianos, es donde el agua brota superficialmente como un
surtidor, son el resultado de perforar un acuífero confinado cuyo nivel freático es superior al nivel
del suelo.
Un río es una corriente de agua que fluye por un lecho, desde un lugar elevado a otro más bajo.
La gran mayoría de los ríos desaguan en el mar o en un lago, aunque algunos desaparecen
debido a que sus aguas se filtran en la tierra o se evaporan en la atmósfera.

RÍOS Y LAGOS
Las aguas superficiales son un
componente esencial del ciclo
del agua en la troposfera. Sólo
el 0,7% del agua de la Tierra
es dulce y se encuentra en
forma de lagos, ríos, acuíferos
y vapor.

LOS RÍOS
Los ríos son un claro ejemplo de
aguas superficiales. Se definen
como la corriente natural de agua
que fluye por un lecho, desde un

1
lugar elevado a otro más bajo. La gran mayoría de los ríos desaguan en el mar o en un lago,
aunque algunos desaparecen debido a que sus aguas se filtran en la tierra o se evaporan en la
atmósfera. Se constituyen como una importante fuente de suministro de agua para usos agrícolas y
domésticos.

LOS LAGOS
Tal y como hemos comentado, el agua dulce también se encuentra en forma de lago. Nos
referimos a lago cuando hablamos de agua dulce o salada, más o menos extensa, embalsada en
tierra firme.Las cuencas de los lagos pueden formarse debido a procesos geológicos como son
la deformación o la fractura de rocas estratificadas o fallas, y por la formación de una represa
natural en un río debida a la vegetación, un deslizamiento de tierras, acumulación de hielo o la
deposición de aluviones o lava volcánica, lagos de barrera. Las glaciaciones también han
originado lagos, ya que los glaciares excavan amplias cuencas al pulir el lecho de roca y
redistribuir los materiales arrancados. Otros lagos ocupan el cráter de un volcán dormido o
extinto; son los denominados lagos de cráter.

SITUACIÓN ACTUAL DEL AGUA EN EL MUNDO.

El agua está en todas partes, en las


nubes, en la humedad del ambiente, en
ríos, lagos y océanos, debajo de la tierra,
dentro de las plantas y los animales,
incluso dentro de nosotros. ¿Sabías que
aproximadamente el 75% de nuestro
cuerpo es agua?
Aunque existe mucha agua en nuestro
planeta, el 97% es salada, esta agua no
sirve para beberla, ni para usarla en las
industrias. El agua dulce que podemos
usar para consumo humano se encuentra
en los lagos, ríos y la lluvia, y ésta en total
es menos del 1% del planeta.
Según UNESCO, la demografía y el consumo son los principales responsables de la presión
ejercida sobre los recursos hídricos. Los factores demográficos y un aumento del consumo como
consecuencia de una mayor renta per cápita son los principales responsables de la presión
ejercida sobre los recursos hídricos. La población mundial está creciendo a un ritmo de 80
millones de personas al año, lo que implica una demanda de agua dulce de aproximadamente 64
mil millones de metros cúbicos
anuales.Con el rápido crecimiento de la
población, las extracciones de agua se
han triplicado en los últimos 50 años.
Esta tendencia se explica en gran
medida por el rápido incremento del
desarrollo de sistemas de irrigación,
estimulados por la alta demanda de
alimentos en los años 70 y por el
continuo crecimiento de economías
basadas en la agricultura. En el 2030, el
47% de la población mundial vivirá en
zonas con estrés hídrico.

2
La mayor parte del crecimiento de la población estará localizada en países en desarrollo, en
regiones sin un acceso sostenible al agua potable ni a un saneamiento adecuado.
EL AGUA EN LOS CONTINENTES.
Las aguas continentales son cuerpos de
agua dulce permanentes que se encuentran
sobre o debajo de la superficie de la Tierra1
alejados de las zonas costeras (excepto por
las desembocaduras de los ríos y otras
corrientes de agua). Además, son zonas
cuyas propiedades y usos están dominados
por los acontecimientos de condiciones de
inundación, ya sean estos permanentes,
estacionales o intermitentes.
Algunas aguas continentales
son ríos, lagos, llanuras de inundación,
reservas, humedales y sistemas salinos de
interior.

Aguas superficiales
El uso principal de estos
cursos de agua -ríos, arroyos,
cañadas, lagunas- tiene que
ver con el riego, la ganadería,
el consumo humano, la
hidroelectricidad, la
recreación y el vertido de
desechos domésticos e
industriales en la que estén
situados. Si ocupan una gran
extensión reciben el nombre
de mares interiores, además
de que se distinguen entre
lagos de agua dulce o lagos
salados (con una concentración de sales superior al 5 %). Asimismo dependiendo del sistema de
alimentación del lago, se clasifican en lagos de régimen pluvial, su agua proviene de las lluvias; nival, su
fuente proviene de la fundición de la nieve; pluvionival, al alimentarse tanto de precipitaciones como de la
nieve; fluvial, proviene de un río; glaciar, al venir de un glaciar y freático, al formarse cuando aumenta el
[nivel freático] de la zona en la que se encuentren situados, es decir, el nivel de aguas subterráneas. Pero
la clasificación más común es la que se hace atendiendo a su origen, distinguiendo entre:

 Lagos tectónicos, cuando de hallan en zonas de fracturas y hundimientos de la corteza terrestre


como las originadas por fallas, plegamientos o movimientos de elevación o hundimiento terrestre
(movimientos epirogénicos). Son los casos del mar Muerto, que está situado a 400 metros por
debajo del nivel del mar Mediterráneo.

 Lagos de barrera o embalsados cuando se han originado al taponarse las corrientes de agua en
un valle mediante morrenas glaciares, coladas volcánicas, desprendimientos de tierra, aludes o
el arrastre de materiales por los afluentes; también pueden encontrarse ante una barrera
artificial. Un ejemplo es la Laguna Negraen Soria.

 Lagos de erosión o glaciares, cuando las depresiones han sido excavadas por las
grandes lenguas glaciares durante el ciclo erosivo del glaciar, es decir, mientras esté en
movimiento al arrastrar el glaciar materiales constituyendo las morrenas, las cuales se depositan
en el extremo frontal de la lengua glaciar y, por sobreexcavación, se forma una hondonada que
da lugar a un lago.

3
 Lagos cráteres, son los que ocupan las calderas volcánicas, resultado de la explosión del cráter
de un volcán. Suelen ser muy reducidos, con paredes casi verticales y una superficie más o
menos vertical. Un ejemplo es la Laguna de Posadilla (Ciudad Real).

 Lagos de cuencas endorreicas, es decir, que no desembocan al mar; son depresiones del
terreno sin salida al mar. Sus aguas suelen ser saladas, por la evaporación de éstas y la
progresiva concentración de sales a lo largo del tiempo, caso de la laguna de
Gallocanta (Teruel).

 Lagos fluviales que surgen en valles muy llanos, apenas sin desagüe, cuando las grandes
avenidas de los ríos inundan los márgenes.

 Lagos residuales, que son testimonio de antiguos mares lentamente desecados y, con
frecuencia, de gran salinidad. Como por ejemplo el mar Caspio.

 Lagos cársticos, frecuentemente subterráneos, aparecen en las grietas y depresiones de las


rocas calizas al producirse la erosión de este tipo de rocas por la acción del agua.

Aguas polares
El agua dulce que forma parte de los ríos y los lagos es escasa comparada con el agua dulce que se
encuentra concentrada principalmente en las reservas de las regiones frías (65 % del total), como las
capas de hielo continentales, glaciares, y en forma de nieve o hielo.
Glaciares

Los glaciares son grandes masas de hielo situadas sobre una superficie de terreno, que se desplazan
lentamente en descenso a favor de la pendiente y a partir de una cuenca (circo glaciar). La condición de
formación de un glaciar es la de que la cantidad de nieve caída durante un invierno exceda a la fundida
durante el verano siguiente, constituyendo el nivel de las nieves persistentes, y si la nieve no funde nada
el de las nieves perpetuas. De este modo cada año se va superponiendo una masa de nieve a la ya
acumulada, y es su propio peso el que elimina las capas de aire que han quedado tras las sucesivas
nevadas, y por fusión parcial y rehielo se congela de nuevo, uniéndose los cristales aislados, este hecho
es lo que se llama re cristalización. Así se forma un agregado granular, llamado neviza. Por continuación
del proceso, la neviza se transforma en hielo blanco a partir del que se origina el hielo glaciar, de color
azulado. Al espesarse esta capa de hielo, comienza a desplazarse a favor de la pendiente convirtiéndose
así en un glaciar activo.

LA CONTAMINACIÓN DEL AGUA.

La contaminación hídrica o
la contaminación del agua es una
modificación de esta, generalmente
provocada por el ser humano, que
la vuelve impropia o peligrosa para
el consumo humano, la industria, la
agricultura, la pesca y las
actividades recreativas, así como
para los animales.1
Aunque la contaminación de las
aguas puede provenir de fuentes
naturales, como la ceniza de
un volcán,2 la mayor parte de la
contaminación actual proviene de
actividades humanas.
El desarrollo y la industrialización suponen un mayor uso de agua, una gran generación de
residuos, muchos de los cuales van a parar al agua y el uso de medios de transporte fluvial y
marítimo que en muchas ocasiones, son causa de contaminación de las aguas por su petróleo o
4
combustible. Las aguas superficiales son en general más vulnerables a la contaminación de
origen antrópico que las aguas subterráneas, por su exposición directa a la actividad humana.
Por otra parte, una fuente superficial puede restaurarse más rápidamente que una fuente
subterránea a través de ciclos de escorrentía estacionales. Los efectos sobre la calidad serán
distintos para lagos y embalses que para ríos, y diferentes para acuíferos de roca o arena y
grava de arena.

PRINCIPALES CONTAMINANTES DEL AGUA.


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el agua está contaminada cuando su composición se
haya alterado de modo que no reúna las condiciones necesarias para ser utilizada beneficiosamente en el
consumo del ser humano y de los animales. En los cursos de agua, los microorganismos
descomponedores mantienen siempre igual el nivel de concentración de las diferentes sustancias que
puedan estar disueltas en el medio. Este proceso se denomina auto depuración del agua. Cuando la
cantidad de contaminantes es excesiva, la autodepuración resulta imposible. Los principales
contaminantes del agua son los siguientes:

 Basuras, desechos químicos de las fábricas, industrias,


 Aguas residuales y otros residuos que demandan oxígeno (en su mayor parte materia orgánica,
cuya descomposición produce la desoxigenación del agua).
 Agentes patógenos, tales como bacterias, virus, protozoarios, parásitos que entran al agua
provenientes de desechos orgánicos, que incluyen heces y otros materiales que pueden ser
descompuestos por bacterias aerobias.
 Productos químicos, incluyendo los pesticidas, diversos productos industriales, las
sustancias tensoactivas contenidas en los detergentes, y los productos de la descomposición de
otros compuestos orgánicos.
 Petróleo, especialmente el procedente de los vertidos accidentales.
 Minerales inorgánicos y compuestos químicos.
 Sedimentos formados por partículas del suelo y minerales arrastrados por las tormentas y
escorrentías desde las tierras de cultivo, los suelos sin protección (cobertura vegetal), las
explotaciones mineras, las carreteras y los derribos urbanos.
 Sustancias radioactivas procedentes de los residuos producidos por la minería y el refinado del
uranio y el torio, las centrales nucleares y el uso industrial, médico y científico de materiales
radiactivos.
 El calor también puede ser considerado un contaminante cuando el vertido del agua empleada
para la refrigeración de las fábricas y las centrales energéticas hace subir la temperatura del agua de
la que se abastecen.
 Vertimiento de aguas servidas. La mayor parte de los centros urbanos vierten directamente los
desagües (aguas negras o servidas) a los ríos, a los lagos y al mar. Los desagües contienen
excrementos, detergentes, residuos industriales, petróleo, aceites y otras sustancias que son tóxicas
para las plantas y los animales acuáticos. Con el vertimiento de desagües, sin previo tratamiento, se
dispersan agentes productores de enfermedades (bacterias, virus, hongos, huevos de parásitos,
amebas, etc.).
 Vertimiento de basuras y desmontes en las aguas. Es costumbre generalizada en el país el
vertimiento de basuras y desmontes en las orillas del mar, los ríos y los lagos, sin ningún cuidado y
en forma absolutamente desordenada. Este problema se produce especialmente cerca de las
ciudades e industrias. La basura contiene plásticos, vidrios, latas y restos orgánicos, que o no se
descomponen o al descomponerse producen sustancias tóxicas (el hierro produce óxido de hierro),
de impacto negativo.
 Vertimiento de relaves mineros. Esta forma de contaminación de las aguas es muy difundida y
los responsables son los centros mineros y las concentradoras. Los relaves mineros contienen fierro,
cobre, zinc, mercurio, plomo, arsénico y otras sustancias sumamente tóxicas para las plantas, los
animales y el ser humano. Otro caso es el de los lavaderos de oro, por el vertimiento de mercurio en
las aguas de ríos y quebradas.

5
Causas de la contaminación del agua El ser
humano es el principal causante de la contaminación
del agua, que puede verse afectada de muchas
maneras: con el vertido de desechos industriales; por
culpa del aumento de las temperaturas, que provocan
la alteración del agua al disminuir el oxígeno en su
composición; o a causa de la deforestación, que
origina la aparición de sedimentos y bacterias bajo el
suelo y la consiguiente contaminación del agua
subterránea. De la misma manera, los pesticidas
utilizados en los campos de cultivo agrícola se filtran
por los canales subterráneos y llegan a las redes de
consumo; y también con el vertido accidental de
petróleo.

Consecuencias de la contaminación del agua ¿Qué efectos provoca la contaminación del agua? En
primer lugar, la desaparición de la biodiversidad y los ecosistemas acuáticos. También el ser humano se
ve muy perjudicado a causa de la alteración en la cadena alimentaria y contrae enfermedades al beber o
utilizar el agua contaminada. Por todo ello, debemos garantizar la disponibilidad de agua, su gestión
sostenible y el saneamiento para todos, tal y como recoge el sexto de los Objetivos de Desarrollo
Sostenible adoptados por Naciones Unidas en la Agenda 2030

COMO SE OBTENDRÁ EL AGUA.


Para que el agua sea apta para el consumo
humano no tiene que contar con minerales como la
sal, al menos en grandes cantidades. En caso de
que así ocurriera se debe proceder a la eliminación
o desalación del agua y luego sí ésta quedaría apta
para su uso como bebida. Las plantas de
desalinización son bastante comunes en Europa y
en Asia y con el correr del tiempo se irán
incrementando aún más por todo lo que la escasez
del agua dulce implica y la falta de renovación de la
misma.
La mayor porción del agua en la tierra no es
consumible y es con este gran porcentaje con el
que hay que trabajar cada vez más para poder
aprovechar el recurso. Los aspectos climáticos son
los que influyen en la mayor o menor concentración de cloruro de sodio en el agua puesto que la evaporación
reduce, en algunos casos, parte de su presencia.
Cómo se lleva a cabo la desalinización
Hay diferentes procesos que se pueden implementar para la desalinización de las aguas. Algunos de ellos son:
Ósmosis inversa
Mediante este proceso se separan el agua y la sal con presión sobre el líquido. Cuanto mayor presión más
desalinización se obtendrá. La respuesta es tres en uno. Por una porción de agua sin sal que se obtenga se habrán
tenido que usar tres porciones en el proceso de ósmosis.
Desalinización térmica
En este caso la separación de la sal y el agua se logra mediante la evaporación y una posterior condensación de la
sustancia que consiste en el paso de gas a líquido.
Congelamiento
Este procedimiento se lleva a cabo pulverizando agua de mar en una cámara que se encuentra refrigerada y a baja
presión. De esta manera se forman cristales de hielo sobre la salmuera y éstos al separarse darán lugar al agua
dulce.
Existen más procesos pero cuál se vaya a implementar en cada lugar depende mucho de las condiciones del
entorno.
Las decisiones sobre qué acción llevar a cabo tienen que estar bien cuidadas en relación con un análisis de costos,
de proyección y de impacto ambiental.