Вы находитесь на странице: 1из 6

PORCENTAJE

En matemática, se denomina porcentaje a una porción proporcional del número 100,


por lo tanto puede expresarse como fracción. Si decimos 50 % (este es el símbolo
que representa el porcentaje) significa la mitad de cien; el 100 % es el total.

Cuando queremos calcular determinado porcentaje de un número, multiplicamos el


porcentaje que necesitamos por el número, y luego lo dividimos por cien. Por
ejemplo el 25 % de 70, sería 70 x 25=1.750, y a ese resultado lo dividimos por 100,
lo que nos da: 17,50. En la calculadora pondríamos 70 x 25 %.

Si se desea convertir fracciones a porcentajes, primero debemos dividir el


numerador por el denominador, y luego a ese resultado se lo multiplica por 100. Si
se quiere convertir un porcentaje en fracción, se coloca el número porcentual como
numerador y al número 100 como denominador. Como vemos toda fracción o
número decimal puede expresarse en porcentajes, y viceversa.

Una fracción de 1/1 es 100 %


Una fracción de 9/10 es 90 %
Una fracción de 4/5 es 80 %

EJEMPLOS DE SOLUCIÓN DE PORCENTAJES

De los 800 alumnos de un colegio, han ido de viaje 600. ¿Qué porcentaje
de alumnos ha ido de viaje?
Soluciones:

800 alumnos 600 alumnos


100 alumnos x alumnos

El precio de un ordenador es de 1200 € sin IVA. ¿Cuánto hay que pagar por
él si el IVA es del 16%?
Soluciones:
Debido al IVA hay un recargo del 16%, es decir, de cada 100 € pagamos
16 € más, por tanto en vez de los 100 € pagamos pagamos 116 €
100 € 116 €
1200 € x€
UTILIZACIÓN DE PORCENTAJE EN NEGOCIOS

 Determinar en qué proporción se están logrando los objetivos de la


empresa. ¿Está creciendo o decayendo? ¿Las ventas están aumentando o
disminuyendo en relación a un período anterior?
 Para conocer la rentabilidad del negocio, en términos del capital de trabajo o de
la inversión realizada.
 Para establecer el interés que genera una cantidad de dinero.
 Para saber qué producto estamos vendiendo más y relacionarlo con un por qué.
 Para saber cuánta capacidad de producción estamos empleando de la
capacidad total de la que disponemos (esta última denominada capacidad
instalada).
 Para saber si un vendedor logra la mayor cantidad de pedidos de la empresa.
 Cuando tratamos de determinar qué producto de los que comercializamos es
más rentable para la empresa.
 Cuánto representa la planilla pagada en procesos del costo total de la
producción.
 Cuánto es el desperdicio que tenemos en materiales, tiempo, reprocesos,
desperfectos, etc.
 En cuántos proyectos logramos cumplir con la fecha de entrega.
 ¿Cuánta es la carga de administración en relación a la de producción?
 Cuántos clientes representan la mayor cantidad de ventas de la compañía,
cuánto ha crecido en el período la cartera de clientes.
 ¿Qué parte de los trabajadores de la empresa tiene calificación académica
media?

COMO UTILIZAMOS EL PORCENTAJE EN LA VIDA COTIDIANA

El porcentaje es un número asociado a una razón, que representa una cantidad


dada como una fracción en 100 partes. También se le llama comúnmente tanto por
ciento, donde por ciento significa «de cada cien unidades». Se usa para definir
relaciones entre dos cantidades, de forma que el tanto por ciento de una cantidad,
donde tanto es un número, se refiere a la parte proporcional a ese número de
unidades de cada cien de esa cantidad.
El porcentaje se denota utilizando el símbolo %, que matemáticamente equivale al
factor 0,01 y que se debe escribir después del número al que se refiere, dejando un
espacio de separación. Por ejemplo, «treinta y dos por ciento» se representa
mediante 32 % y significa ‘treinta y dos de cada cien’. También puede ser
representado:

y, operando:

El 32 % de 2000, significa la parte proporcional a 32 unidades de cada 100 de esas


2000, es decir:
640 unidades en total.

Importancia

El porcentaje se utiliza en distintos ámbitos de la vida cotidiana:


Tasa de Interés: Cuando en una entidad financiera aperturamos una cuenta de
ahorros ó solicitamos un crédito, medimos el rendimiento en nuestras cuentas de
CTS, etc.

 Encuestas realizadas: Para medir los niveles alcanzados de los datos


consultados.
 En el Comercio: Por ejemplo, para ver los descuentos realizados a determinados
productos o servicios.
 En la Tecnología: Un ejemplo sería, para ver el avance en la descarga de
archivos en la red o en un computador; espacio libre o utilizado en la unidad de
almacenamiento de datos, etc.

CAMPAÑA PUBLICITARIA

Una campaña publicitaria es una estrategia específicamente diseñada y ejecutada


en diferentes medios para obtener objetivos de notoriedad, ventas y comunicación
de una determinada marca, usando la publicidad.
Aunque muchos emprendedores piensan que hacer una campaña de publicidad es
simplemente crear un anuncio, se equivocan por completo. Para que la publicidad
obtenga los mejores resultados es imprescindible una buena organización desde el
principio.
ELEMENTOS PUBLICITARIOS

1. Balazo. El bullet —como se le conoce en inglés—, generalmente es una idea


corta introductoria y suele ser complemento de la idea principal que el Encabezado
expone. Podríamos decir que es un mini – encabezado cuya función es hacer
mancuerna con el “Headline” o encabezado principal.
2. Fotografía. La imagen es en un anuncio el elemento que atrae más
poderosamente la mirada del receptor en primera instancia. Los expertos
recomendamos que los anuncios presenten siempre personas, pues el ojo humano
se siente instintivamente atraído a la figura humana y en particular a los rostros.
3. Encabezado. Quiero enfatizar que el Encabezado es el principal responsable de
que el receptor casual de un anuncio lo lea completo. Existe la creencia de que la
gente no lee textos largos y es verdad porque la mayoría de los anuncios son poco
interesantes. Un encabezado tiene la misión de despertar el interés del lector
planteándole la solución a uno de sus problemas o intrigándole.
4. Cuerpo. Es aquí donde los publicistas debemos mostrar nuestra habilidad para
mantener despierto el interés del lector. Quizá estés de acuerdo en que ninguna
persona compra una revista o un periódico para ser asaltado por anuncios. Por esta
razón un anuncio realmente efectivo no sólo se apoyará en una buena fotografía y
un encabezado inteligente, sino que el “Cuerpo” o text body deberá estar bien
redactado y ser interesante. De esta manera no importará cuán largo sea, el lector
apreciará la información en él expuesto y lo leerá completo.
5. Logotipo. Un elemento que no requiere mayor explicación y cuya importancia es
indiscutible. Lo mejor sería que cada anunciante tuviera una marca brillante, sencilla
de comprender y sorprendentemente ingeniosa para que el lector la recuerde con
agrado.
6. Llamado a la acción. Nunca está de más darle un empujoncito al lector
diciéndole, por ejemplo, “¡Llame ahora y aproveche!” De esta manera podríamos
estar más seguros de que el receptor tome el teléfono, a diferencia de cuando solo
exponemos el número telefónico en el anuncio esperando que el lector se anime a
llamarnos. Un cierto grado de apremio puede ser recomendable: “Oferta válida solo
durante el mes de abril”.
7. Eslogan de campaña. En ocasiones una frase ingeniosa puede cerrar con
broche de oro un anuncio y dejar una impresión más permanente y agradable en el
lector. Los eslóganes de campaña por ende tienen que ser frases relacionadas
específicamente con el tema del anuncio, aunque podrían ser también frases que
acompañen a la firma anunciante de manera más bien permanente. ¿Conoces
algún eslogan? Anímate a escribir uno que te guste en los comentarios.
En San Luis Potosí, México, son famosos “El gusto de volver a casa” y “Los únicos
NISSAN que vuelan”. Ambos fueron creados por nosotros, los IMAGENiOS.

8. Info de contacto. Otro elemento que no requiere mayor explicación, ¿verdad?


La firma anunciante tiene que estar al alcance de sus consumidores potenciales,
aunque siempre es importante elegir correctamente la forma en que esperamos que
los lectores entren en contacto. En ocasiones no tiene sentido exponer los teléfonos,
por ejemplo, si para hacer válida una promoción el cliente tiene que acudir al
establecimiento.

ESTUDIOS DEL MERCADEO

Estudio de mercado es el conjunto de acciones que se ejecutan para saber la


respuesta del mercado ( Target (demanda) y proveedores, competencia (oferta) )
ante un producto o servicio.
Se analiza la oferta y la demanda, así como los precios y los canales de distribución.
El objetivo de todo estudio de mercado ha de ser terminar teniendo una visión clara
de las características del producto o servicio que se quiere introducir en el mercado,
y un conocimiento exhaustivo de los interlocutores del sector. Junto con todo el
conocimiento necesario para una política de precios y de comercialización.
Con un buen estudio de mercado nos debería quedar clara la distribución geográfica
y temporal del mercado de demanda. Cuál es el target con el perfil más completo,
(sexo, edad, ingresos, preferencias, etc.), cual ha sido históricamente el
comportamiento de la demanda y que proyección se espera, máxime si su productos
o servicio viene a aportar valores añadidos y ventajas competitivas. Lo que puede
revolucionar el sector, la oferta.