Вы находитесь на странице: 1из 317

INTRODUCCION A LA PRIMERA EDICION

La literatura jurídica chilena, tan prolífica en aspectos de dere- cho civil, penal, laboral y aun comercial y administrativo, no lo ha sido en la misma forma en lo que al derecho procesal dice relación, omitiendo así en sus estudios un aspecto importantísi- mo de esta rama de las ciencias sociales, que corresponde, jus- tamente, a aquella que transforma en cálida realidad los fríos preceptos de la ley. La tramitación y resolución de los conflictos que las partes plantean ante los tribunales de justicia, especialmente en cuan- to al conocimiento de los asuntos que corresponden a las Cor- tes de Apelaciones del país, ya sea en única, primera o segun- da instancia, han sido motivo de muy pocos trabajos por parte de los estudiosos del derecho, permitiendo de tal forma que estos órganos de la Administración de Justicia, de superior y decisiva influencia en la misma, aparezcan ante la opinión pú- blica, por el desconocimiento existente a su respecto, revesti- dos de un aura de misterio y lejanía que levanta una valla difí- cil de franquear entre aquellos que solicitan justicia y quienes la dispensan. La obra que hoy tenemos el agrado de prologar, producto de un minucioso y prolijo trabajo del Ministro del Tribunal de Alzada de esta capital, don Alberto Chaigneau del Campo, pro- cura subsanar la deficiencia anotada, y si bien, con modestia, se- ñala que comprende “sólo algunas materias” de aquellas vincu- ladas con la organización y atribuciones de las Cortes de Apelaciones, la forma de tramitar y resolver los recursos, recla- maciones e incidencias que se plantean ante ellas, es lo cierto que su contenido abarca casi todas las situaciones que en estos tribunales se pueden presentar.

7

8

INTRODUCCION A LA PRIMERA EDICION

No hay duda de que el presente trabajo será de suma utili-

dad tanto para aquellos que participan en la difícil tarea de ad- ministrar justicia desde distintas posiciones –el abogado en la defensa de sus clientes y el juez en la decisión del asunto some- tido a su conocimiento– como para todos cuantos tengan inte- rés en saber cómo se hacen efectivos sus derechos ante los tri- bunales superiores, entregándoles en forma esquematizada y nítida la normativa indispensable de conocer para obtener el reconocimiento rápido y oportuno de los mismos. Porque si bien

a los especialistas interesarán materias como las relativas a los recursos de casación, ya sea en la forma o en el fondo, no hay

duda de que lo referente a los recursos de amparo y protección,

a manera de ejemplo, moverá la atención de quienes son aje-

nos a la preceptiva jurídica y originará opiniones divergentes en aspectos tan importantes como la procedencia o improceden- cia de ellos en situaciones o períodos especiales. El Ministro Chaigneau, a quien conocimos hace varios años en circunstancias que ya entonces le permitieron destacar por su inteligencia y preparación, hace –a través de esta fina obra de investigación y sistematización– una demostración de sus ex- celentes cualidades personales, a la vez que presta a la comuni- dad toda, y a los hombres de derecho en especial, un señalado servicio que corresponde agradecer.

SERGIO DUNLOP RUDOLFFI

Santiago, agosto de 1982

INTRODUCCION A LA CUARTA EDICION

El solo hecho de que nos encontremos ante una cuarta edición de esta obra es bastante demostrativo de sus méritos. Se cum- plen, en esta forma, los vaticinios del ex Ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Sergio Dunlop Rudolffi, quien, al pro- logar la primera edición, afirmaba que sin duda este “trabajo será de suma utilidad tanto para aquellos que participan en la difícil tarea de administrar justicia desde distintas posiciones –el abogado en la defensa de sus clientes y el juez en la deci- sión del asunto sometido a su conocimiento– como para todos cuantos tengan interés en saber cómo se hacen efectivos sus derechos ante los tribunales superiores, entregándoles en for- ma esquematizada y nítida la normativa indispensable de cono- cer para obtener el reconocimiento rápido y oportuno de los mismos”. En efecto, Piero Calamandrei enseñaba que las reglas de pro- cedimiento son, en sustancia, una especie de metodología fija- da por la ley para servir de guía a quien quiera pedir justicia. El manual del litigante, que le enseña cómo debe comportarse ante el juez para ser escuchado por éste. Establecen estas reglas, en síntesis, el modo, lugar, tiempo y orden en que deben realizar- se las actividades que conducen al pronunciamiento de la sen- tencia o providencia jurisdiccional. Pues bien, la índole de la presente obra es eminentemente práctica, su objetivo no es otro que el de presentar en forma ade- cuada y ordenada la normativa que rige la tramitación de una gran diversidad de asuntos ante las Cortes de Apelaciones, se- gún puede apreciarse de la sola lectura de su índice. Tal es el mérito primero de este libro y para lograr su finalidad ha sido necesario un autor, como lo es don Alberto Chaigneau del Cam-

9

10

INTRODUCCION A LA CUARTA EDICION

po, en que se produzca la conjunción de ser, por largos años, profesor de Derecho Procesal y Ministro de Corte de Apelacio- nes, calidades ambas que, indudablemente, le han permitido presentar los temas que aborda la obra, brindando al lector es- quemas claros y sintéticos. A todos estos factores que evidencian la utilidad de este tra- bajo podemos agregar otro adicional. Es sabido que se encuen- tra desarrollando actualmente sus actividades la Academia Judi- cial, creada por la Ley Nº 19.346, que ha impartido, hasta el momento, programas de formación para postulantes al Escala- fón Primario del Poder Judicial y programas destinados al per- feccionamiento de los miembros de este mismo Poder del Esta- do. La Academia se encuentra próxima a impartir programas de perfeccionamiento profesional para optar al cargo de Ministro de Corte de Apelaciones, destinados, principalmente, a jueces que deseen ascender a estos cargos. De acuerdo con el inciso 2º del artículo 13 de la citada Ley Nº 19.346, el programa para es- tos cursos “deberá contemplar los distintos aspectos del derecho sustantivo y procesal que sean pertinentes, así como los conoci- mientos y destrezas habilitantes para el cumplimiento de las fun- ciones de Ministro de Corte, incluyendo las de fiscalización que el Código Orgánico de Tribunales les encomienda”. Creemos que, por sus características y bondades ya expresa- das, esta obra servirá como elemento de consulta insustituible y hasta de orientación para todas las materias procesales que de- ban desarrollarse en estos cursos de habilitación. Vayan, pues, nuestros plácemes al Ministro señor Chaigneau por la nueva edición de esta obra, que ha cumplido tan plena- mente, e incluso sobrepasado, los objetivos que se propuso al ela- borarla.

MARCOS LIBEDINSKY TSCHORNE Ministro de la Corte Suprema

Santiago, septiembre de 1997

INTRODUCCION A LA QUINTA EDICION

En el estudio de las materias de que trata esta obra, en lo referente a las causas criminales, se debe tener presente lo siguiente:

A. Las normas del Código Procesal Penal están vigentes a la

fecha de esta edición en la II, III, IV, VII y IX Región, lo que significa:

A.1. Que en materia criminal rigen las normas de ese Códi- go para las Cortes de Apelaciones de Antofagasta, Copiapó, La Serena, Talca y Temuco. A.2. Que, sin embargo, en estas regiones no rigen tales re- glas para los hechos criminales acaecidos con anterioridad a su entrada en vigencia. Esto significa que en las Cortes de Apela- ciones de La Serena y Temuco los hechos criminales anteriores al 16 de diciembre de 2000, y en las de Antofagasta, Copiapó y Talca, los anteriores al 16 de octubre de 2001, se rigen por las normas procesales penales antiguas.

B. A su vez, el Código Orgánico de Tribunales ha sido mo-

dificado en numerosas oportunidades, por lo que debe tenerse presente:

B.1. Que sólo las disposiciones que incorporan, modifican o suprimen normas relativas a la competencia en materia pe- nal, están vigentes a la fecha de esta edición para las Cortes de Apelaciones de Antofagasta (II Región), Copiapó (III Re- gión), La Serena (IV Región), Talca (VII Región) y Temuco (IX Región). B.2. Sin embargo, tales reglas, incluso en las Cortes antes mencionadas, no rigen respecto de causas penales cuyo conoci- miento, en esas regiones, corresponde a los juzgados del crimen

11

12

INTRODUCCION A LA QUINTA EDICION

y a los de letras con competencia en lo criminal, por referirse a hechos acaecidos con anterioridad a la entrada en vigencia del Código Procesal Penal.

C. Por último, debe tenerse en consideración que las nor- mas del Código Procesal Penal, para los asuntos criminales que se produzcan desde su entrada en vigencia, se hacen aplicables para las Cortes de Arica e Iquique (I Región), Coyhaique (XI

Región) y Punta Arenas (XII Región), a partir del 16 de diciem- bre de 2002; para las Cortes de Valparaíso (V Región), Ranca- gua (VI Región), Chillán y Concepción (VIII Región), Valdivia

y Puerto Montt (X Región), a partir del 16 de diciembre de 2003;

y para las Cortes de la Región Metropolitana, a partir del 16 de diciembre del año 2004, fecha en que el nuevo sistema estará en vigencia en todo el país. Para los efectos de una mejor comprensión, las modificacio- nes que deban hacerse conforme a lo señalado se indicarán con un punto numérico resaltado en negrita en cada una de las sec- ciones correspondientes.

EL AUTOR

Santiago, junio 2002

CAPITULO I

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION Y ATRIBUCIONES DE LAS CORTES DE APELACIONES

DEL FUNCIONAMIENTO DE LAS CORTES DE APELACIONES

Las Cortes de Apelaciones funcionan divididas en salas y en pleno.

A. EN SALAS

A.1. Por regla general, el conocimiento de todos los asun- tos entregados a la competencia de las Cortes de Apelaciones pertenecerá a las salas en que estén divididas (Art. 66 i.1 COT).

A.2. Cada sala representa a la Corte en los asuntos de que conoce (Art. 66 i.2 COT).

A.3. Las salas no podrán funcionar sin la concurrencia de tres jueces como mínimum (Art. 67 i.2 COT).

A.4. En las Cortes de una sala es el presidente de la Corte quien la preside. A.4.1. En las Cortes de Apelaciones de varias salas el presi- dente de la Corte no entrará a sorteo y por derecho propio in- tegrará la primera sala (Art. 61 COT), SALVO A.4.1.1. Que no desee hacerlo, pues para él la integración será facultativa (Art. 61 COT). A.4.2. En las demás salas será presidente el miembro más antiguo en la categoría correspondiente del escalafón. A.4.3. Los presidentes de sala tendrán las atribuciones seña- ladas en los números 1, 4, 5, 6, 7 y 8 del artículo 90 del Código Orgánico de Tribunales (Arts. 57 i.2 y 92 COT).

13

14

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

A.4.4. En ausencia del presidente de la sala, hará sus veces el ministro más antiguo de los que se encontraren actualmente reunidos en la sala del tribunal (Art. 91 COT).

B. EN PLENO

B.1. Hay numerosos asuntos cuyo conocimiento la ley, por excepción, entrega al pleno de las Cortes de Apelaciones (Art. 66 i.1 COT).

B.2. El pleno es la reunión de todos los miembros de la Cor- te de Apelaciones. B.2.1. Los ministros que se encuentren en visitas extraordi- narias tienen la obligación de asistir a todos los plenos, tanto ordinarios como extraordinarios que celebre la Corte (Nº 2 Ac. 11.6.73 C. Stgo.), SALVO B.2.1.1. Que la práctica de las primeras diligencias les im- posibilitare de asistir (Nº 2 Ac. 11.6.73 C. Stgo.).

B.3. Para el funcionamiento del tribunal pleno se requeri- rá, a lo menos, la concurrencia de la mayoría absoluta de los miembros de que se componga la Corte (Art. 67 i.1 COT). B.3.1. No pueden integrar el pleno aquellos funcionarios que en algunas ocasiones son llamados a integrar las salas ni tam- poco los abogados integrantes. B.3.1.1. Sin embargo, en los plenos que se celebren para la confección de ternas, podrá integrar el tribunal el fiscal judicial de la respectiva Corte (Art. 282 i.2 COT). B.3.2. En las Cortes de Apelaciones de una sala, el pleno ne- cesitará para su funcionamiento de tres de sus miembros, a lo menos, pues en ellas el pleno se confunde con la sala.

B.4. El pleno será presidido por el Presidente de la Corte. B.4.1. Las funciones de éste duran por un año, contado des- de el 1º de marzo (Art. 57 i.1 COT). B.4.2. Será desempeñado este cargo por los miembros del tri- bunal, turnándose cada uno de ellos por orden de antigüedad en la categoría correspondiente del escalafón (Art. 57 i.1 COT). B.4.3. Los Presidentes de las Cortes de Apelaciones tendrán las atribuciones que señala el artículo 90 del Código Orgánico de Tribunales.

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION, ETC.

15

B.4.3.1. Pero las resoluciones que dictare el Presidente en uso de sus atribuciones no podrán en caso alguno prevalecer contra el voto del tribunal (Art. 90 i. final COT), SALVO B.4.3.1.1. Las que son referidas en los números 1, 2, 9 y 10 del artículo 90 (Art. 90 i. final COT).

B.5. En ausencia del Presidente de la Corte hará sus veces el ministro más antiguo de los que se encontraren actualmente reunidos (Art. 91 COT).

TERRITORIO JURISDICCIONAL Y LUGAR DE ASIENTO DE LAS CORTES DE APELACIONES

1. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

Arica comprende las Provincias de Arica y Parinacota de la Pri-

mera Región de Tarapacá (Art. 55 COT).

1.1. Esta Corte tendrá su asiento en la comuna de Arica

(Art. 54 COT).

2. La Corte de Apelaciones de Iquique tiene un territorio

jurisdiccional compuesto por la Provincia de Iquique de la Pri- mera Región de Tarapacá (Art. 55 COT).

2.1. Su asiento estará en la comuna de Iquique (Art. 54

COT).

3. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

Antofagasta comprende la Segunda Región de Antofagasta (Art. 55 COT).

3.1. Tendrá su asiento en la comuna de Antofagasta (Art. 54

COT).

4. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

Copiapó comprende la Tercera Región de Atacama (Art. 55 COT).

4.1. Su asiento estará en la comuna de Copiapó (Art. 54

COT).

5. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

La Serena comprende la Cuarta Región de Coquimbo (Art. 55

COT).

5.1. Su asiento estará en la comuna de La Serena (Art. 54

COT).

16

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

6. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

Valparaíso comprende la Quinta Región de Valparaíso (Art. 55

COT).

6.1. De esta Región se exceptúa la comuna de San Antonio

y se le agrega la comuna de Curacaví de la Región Metropolita-

na de Santiago (Art. 55 COT).

6.2. Su asiento estará en la comuna de Valparaíso (Art. 54

COT).

7. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

Santiago comprende la parte de la Región Metropolitana de San-

tiago correspondiente a las Provincias de Chacabuco y Santiago (Art. 55 COT).

7.1. De la Provincia de Santiago se excluyen las comunas de

Lo Espejo, San Miguel, San Joaquín, La Cisterna, San Ramón, La Granja, El Bosque, La Pintana y Pedro Aguirre Cerda (Art. 55

COT).

7.2. Su asiento estará en la comuna de Santiago (Art. 54

COT).

8. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

San Miguel comprende la parte de la Región Metropolitana de Santiago correspondiente a las Provincias de Cordillera, Maipo, Talagante y Melipilla. Además, la Provincia de San Antonio de

la Quinta Región de Valparaíso (Art. 55 COT).

8.1. No tiene jurisdicción sobre la comuna de Curacaví de

la Provincia de Melipilla de la Región Metropolitana de Santia- go, pero se le agrega el territorio correspondiente a las comu- nas de Lo Espejo, San Miguel, San Joaquín, La Cisterna, San Ra- món, La Granja, El Bosque, La Pintana y Pedro Aguirre Cerda de la Provincia de Santiago, y el de la comuna de Navidad de la Sexta Región del Libertador General Bernardo O’Higgins (Art. 55 COT).

9. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

Rancagua comprende la Sexta Región del Libertador General Bernardo O’Higgins (Art. 55 COT).

9.1. Se exceptúa de él la comuna de Navidad de la Provin-

cia Cardenal Caro de esa Región (Art. 55 COT).

9.2. Su asiento estará en la comuna de Rancagua (Art. 54

COT).

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION, ETC.

17

10. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

Talca comprende la Séptima Región del Maule (Art. 55 COT).

10.1. Su asiento se encontrará en la comuna de Talca

(Art. 54 COT).

11. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

Chillán comprende la Provincia de Ñuble y la comuna de Tuca-

pel de la Provincia del Biobío de la Octava Región del Biobío (Art. 55 COT).

11.1. Su asiento estará en la comuna de Chillán (Art. 54

COT).

12. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

Concepción comprende las Provincias de Concepción, Arauco

y Biobío de la Región del Biobío (Art. 55 COT).

12.1. Se exceptúa la comuna de Tucapel (Art. 55 COT).

12.2. Su asiento se encontrará en la comuna de Concepción

(Art. 54 COT).

13. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

Temuco comprende la Novena Región de la Araucanía (Art. 55

COT).

13.1. Su asiento se encontrará en la comuna de Temuco

(Art. 54 COT).

14. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

Valdivia comprende las Provincias de Valdivia y Osorno de la

Décima Región de Los Lagos (Art. 55 COT).

14.1. Su asiento se encontrará en la comuna de Valdivia

(Art. 54 COT).

15. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

Puerto Montt comprende las Provincias de Llanquihue, Chiloé

y Palena de la Décima Región de Los Lagos (Art. 55 COT).

15.1. Su asiento estará en la comuna de Puerto Montt

(Art. 54 COT).

16. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de

Coyhaique comprende la Décimo Primera Región del General Carlos Ibáñez del Campo (Art. 55 COT).

16.1. Su asiento se encontrará en la comuna de Coyhaique

(Art. 54 COT).

18

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

17. El territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas comprende la Décimo Segunda Región de Maga- llanes y de la Antártida Chilena (Art. 55 COT). 17.1. Su asiento se encontrará en la comuna de Punta Are- nas (Art. 54 COT).

DE LA DIVISION DE LAS CORTES DE APELACIONES

1. Funcionan en una sala las Cortes de Apelaciones de

Iquique, Copiapó, Chillán, Puerto Montt, Coyhaique y Punta

Arenas.

1.1. Todas estas Cortes se componen de cuatro miembros

(Art. 56 Nº 1 COT).

2. Funcionan en más de una sala:

2.1. Las Cortes de Apelaciones de Valparaíso y Concepción

que se dividirán en cinco salas cada una (Art. 61 COT).

2.1.1. Cada sala tendrá tres miembros, salvo la primera que

tendrá cuatro (Art. 61 COT).

2.1.2. Todas estas Cortes se componen de dieciséis miembros

cada una (Art. 56 Nº 3 COT).

2.2. La Corte de Apelaciones de San Miguel se dividirá en

seis salas.

2.2.1. Esta Corte se compone de diecinueve miembros (Art. 56 Nº 4 COT).

2.3. La Corte de Apelaciones de Santiago se dividirá en nue-

ve salas (Art. 61 COT).

2.3.1. Esta Corte tendrá treinta y un miembros y cada sala

tendrá tres miembros, salvo la primera que se compondrá de cuatro (Art. 56 Nº 5 COT). 2.3.1.1. En razón de lo expuesto creemos que hay un error

en el artículo 61, pues en vez de nueve salas debió decir diez salas.

2.4. Las Cortes de Apelaciones de Arica, Antofagasta, La Se-

rena, Rancagua, Talca, Temuco y Valdivia se dividirán en dos sa- las (Art. 61 COT).

2.4.1. Estas Cortes tendrán siete miembros cada una y esta-

rá compuesta la primera sala por cuatro y la segunda por tres ministros (Arts. 56 N os 2 y 3 y 61 COT).

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION, ETC.

19

3. La designación de los ministros que corresponden a cada

sala, en las Cortes de más de una, se hará por sorteo anual que se efectuará el último día hábil del mes de enero de cada año (Art. 61 COT).

3.1. Para la constitución de cada una de las salas en que se

dividen ordinariamente las Cortes de Apelaciones no participa- rán en el sorteo sus presidentes, quienes quedarán incorpora- dos a la primera sala, siendo facultativo para ellos integrarla (Art. 61 COT).

DE LA INSTALACION DEL TRIBUNAL

1. El Presidente de la Corte instalará diariamente la sala o

salas, según el caso, para su funcionamiento (Art. 90 Nº 2 COT).

1.1. El hará llamar, si fuere necesario, a los funcionarios que

deben integrarlas (Art. 90 Nº 2 COT).

2. Se levantará acta de la instalación, autorizada por el se-

cretario, indicándose en ella los nombres de los ministros asis- tentes, y de los que no hubieren concurrido, con expresión de la causa que motivare su inasistencia (Art. 90 Nº 2 COT).

2.1. Una copia de esta acta se fijará en la tabla de la sala co-

rrespondiente (Art. 90 Nº 2 COT).

DE LA INTEGRACION EN LAS CORTES DE APELACIONES

1. Forma en que se realiza

1.1. Si por falta o inhabilidad de alguno de sus miembros

quedare una Corte de Apelaciones o cualquiera de sus salas sin el número de jueces necesario para el conocimiento y resolu-

ción de las causas que les estuvieren sometidas, se integrarán:

1.1.1. Con los miembros no inhabilitados del mismo tribu-

nal (Art. 215 i.1 COT). 1.1.1.1. En la Corte de Santiago las salas se integrarán pre-

ferentemente con los miembros de aquellas que se compongan

de cuatro, según el orden de antigüedad (Art. 215 i.3 COT).

20

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

1.1.3. Con los abogados que se designen anualmente con

este objeto (Art. 215 i.1 COT).

1.2. El llamamiento de los integrantes se hará en el orden

indicado antes (Art. 215 i.2 COT).

1.2.1. Los abogados integrantes se llamarán por el orden de

su designación en la lista de su nombramiento (Art. 215 i.2 COT).

1.2.2. Las salas de las Cortes de Apelaciones no podrán fun-

cionar con mayoría de abogados integrantes, tanto en su fun- cionamiento ordinario como en el extraordinario. (Art. 215 i.3

COT).

1.3. Si no queda ningún miembro hábil, se deferirá el co-

nocimiento del negocio a otra de las salas en que se compon- ga el tribunal, y si la inhabilidad o impedimento afecta a la

totalidad de los miembros, pasará el asunto a la Corte de Ape- laciones que deba subrogar según las reglas siguientes:

1.3.1. La Corte de Apelaciones de Arica se subrogará con la

de Iquique;

1.3.2. La de Antofagasta, con la de Copiapó;

1.3.3. La de La Serena, con la de Valparaíso;

1.3.4. La de Santiago, con la de San Miguel;

1.3.5. La de Rancagua, con la de Talca;

1.3.6. La de Chillán, con la de Concepción;

1.3.7. Las de Temuco y Puerto Montt, con la de Valdivia;

1.3.8. Las de Coihaique y de Punta Arenas, con la de Puer-

to Montt. (Art. 216 is. 2, 3, 4 y 5 COT).

1.4. Los secretarios llevarán un libro público de integracio-

nes y de asistencia al tribunal, debiendo anotar en él, diariamen- te, los nombres de los miembros que no hayan asistido, con ex- presión de la causa de esta inasistencia, y de los funcionarios o abogados que hayan sido llamados a integrar (Arts. 220 i.1 y 386 Nº 3 COT).

1.5. De la integración deberá dejarse testimonio en el res-

pectivo proceso (Art. 220 i.2 COT).

1.5.1. Antes de comenzar la vista se pondrá por conducto

del relator o secretario en conocimiento de las partes o de sus abogados, el nombre de los integrantes (Arts. 372 Nº 2 COT y 166 i.1 CPC).

1.5.2. Se procederá a ver la causa inmediatamente (Art. 166 i.1

CPC), SALVO

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION, ETC.

21

1.5.2.1. Que en el acto de poner en conocimiento la inte-

gración se reclame, de palabra o por escrito, implicancia o re- cusación contra alguno de ellos, o que el integrante se declare

inhabilitado o pida se haga esta declaración por el tribunal de que forma parte (Arts. 199 i.1 COT y 166 i.1 CPC).

1.5.2.2. Sin embargo, en este caso, cuando la recusación afec-

tare a un abogado integrante, el Presidente de la respectiva Corte procederá a formar sala de inmediato, salvo que ello no fuere posible por causa justificada (Art. 113 i.3 CPC).

2. Del nombramiento de los abogados integrantes

2.1. El Presidente de la República designará, de entre las ter-

nas que le envíe la Corte Suprema:

2.1.1. Quince abogados integrantes para la Corte de Santia-

go (Art. 219 i.1 COT).

2.1.2. Nueve abogados integrantes para las Cortes de Valpa-

raíso, San Miguel y Concepción (Art. 219 i.1 COT).

2.1.3. Cinco abogados integrantes para las Cortes de Arica,

Antofagasta, La Serena, Rancagua, Talca, Temuco y Valdivia (Art. 219 i.1 COT).

2.1.4. Tres abogados integrantes para cada una de las demás

Cortes de Apelaciones (Art. 219 i.1 COT).

2.1.5. La designación de ellos se hará en el mes de enero

de cada año (Art. 219 i.2 COT).

2.2. Las ternas se formarán por la Corte Suprema de una lista

de nombres que en el mes de diciembre de cada año le enviará cada Corte de Apelaciones, conteniendo ellas:

2.2.1. Setenta y cinco nombres la de la Corte de Santiago

(Art. 219 i.4 COT).

2.2.2. Cuarenta y cinco nombres las de las Cortes de Valpa-

raíso, San Miguel y Concepción (Art. 219 i.4 COT).

2.2.3. Veinticinco nombres las de las Cortes de Arica, Anto-

fagasta, La Serena, Rancagua, Talca, Temuco y Valdivia (Art. 219 i.4 COT).

2.2.4. Quince nombres las de las demás (Art. 219 i.4 COT).

2.2.5. En las ternas para abogados integrantes de las Cor-

tes de Apelaciones sólo se pueden incluir abogados que sean chilenos, tengan el título de abogado, con, a lo menos, doce años de ejercicio profesional o sean ex miembros del Escala- fón Primario del Poder Judicial que hubieren figurado los cinco

22

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

últimos años en lista de méritos (Arts. 219 i.6 y 253 N os 1 y 2 del COT).

2.2.5.1. En ningún caso podrán figurar en esas ternas pro-

fesionales que hayan sido separados de sus cargos como funcio-

narios judiciales, sea en la calificación anual o en cualquiera otra oportunidad (Art. 219 i.6 COT).

2.2.6. En las ternas no se podrán repetir nombres (Art. 219 i.8

COT).

2.3. En las listas figurarán:

2.3.1. Abogados que tengan su residencia en la ciudad que

sirve de asiento al tribunal respectivo (Art. 219 i.3 COT).

2.3.2. Que reúnan las condiciones requeridas para ejercer

los cargos de ministros (Art. 219 i.3 COT), SALVO

2.3.2.1. El límite de edad establecido en el artículo 77 de la

Constitución de la República (Art. 219 i.3 COT).

2.3.3. Que se hayan destacado en la actividad profesional o

universitaria (Art. 219 i.3 COT).

3. De la integración extraordinaria

3.1. Es la que tiene lugar por la inhabilidad de uno de los

miembros con que se encuentra instalada una sala, y para el co- nocimiento de una causa determinada de la tabla.

3.2. Se realiza en la misma forma en que se ha analizado

antes.

3.3. En la Corte de Apelaciones de Santiago, por acuerdo

de 1 de septiembre de 1956, se hará de la siguiente manera:

3.3.1. Si el inhabilitado es un ministro:

3.3.1.1. Se subroga por el ministro no inhabilitado que le

siga en el orden de precedencia, debiendo el último del orden

numérico ser subrogado por el primero (Nº 2 a) Ac. 1.9.56 C. Stgo.).

3.3.1.2. Si una sala estuviere funcionando con cuatro mi-

nistros, se llamará preferentemente a integrar al ministro me- nos antiguo de esa sala, y si fueren dos o más las salas que se

encuentran en ese caso, se llamará al ministro respectivo de la sala que precede en orden numérico (Nº 2 d) Ac. 1.9.56 C. Stgo.).

3.3.1.3. Se excluirá de esta subrogación a los presidentes ti-

tulares de sala y al ministro de turno (Nº 2 a) Ac. 1.9.56 C. Stgo.).

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION, ETC.

23

3.3.1.4. Aun cuando el subrogado sea el propio ministro de

turno, el miembro que integre en estas circunstancias extraor- dinarias quedará exento de la obligación del turno semanal (Nº 2 e) Ac. 1.9.56 C. Stgo.). 3.3.1.4.1. En tal caso desempeñará esas funciones el miem-

bro de la sala presente que hubiere precedido en el turno o que lo reemplace en la instalación (Nº 2 e) Ac. 1.9.56 C. Stgo.).

3.3.2. Si el inhabilitado es un fiscal:

3.3.2.1. Se llamará al abogado integrante que tenga la prio-

ridad en su nombramiento y que se encuentre ese día instala-

do en alguna de las salas del tribunal (Nº 2 b) Ac. 1.9.56 C. Stgo.).

3.3.2.2. Si esto no puede llevarse a efecto por no encontrar-

se abogados integrantes instalados en sala o porque éstos están inhabilitados, se llamará al ministro que siga en orden numéri-

co al ministro que estaba reemplazando al fiscal (Nº 2 b) i.2 Ac. 1.9.56 C. Stgo.).

3.3.3. Si el inhabilitado es un abogado integrante:

3.3.3.1. La subrogación se hará por otro integrante no in-

habilitado y que se encuentre instalado ese día en alguna de

las salas y que le siga en el orden de nombramiento, debiendo el último ser subrogado por el primero (Nº 2 b) Ac. 1.9.56 C. Stgo.).

3.3.3.2. Si esto no puede llevarse a efecto por no encontrar-

se abogados integrantes instalados en sala o porque éstos están inhabilitados, se llamará al ministro que siga en el orden numé- rico al ministro que estaba reemplazando el abogado integran- te (Nº 2 b) i.2 Ac. 1.9.56 C. Stgo.).

DEL FUNCIONAMIENTO DE LAS CORTES DE APELACIONES DURANTE EL FERIADO DE VACACIONES Y LOS DIAS SABADOS

A. DURANTE EL FERIADO DE VACACIONES

A.1. El período de vacaciones o feriado judicial comenzará el 1 de febrero y durará hasta el primer día hábil de marzo (Art. 313 i.1 COT). A.1.1. Durante este período no se suspende la jurisdicción criminal (Arts. 44 i.3 CPP y 313 i.2 COT).

24

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

A.2. Durante este período deberá quedar actuando en cada Corte de Apelaciones una sala en conformidad al turno que ella establezca (Art. 315 i.1 COT). A.2.1. En la Corte de Apelaciones de Santiago permanece- rán en funciones dos salas (Art. 315 i.2 COT). A.2.1.1. Los ministros que las compongan lo harán de acuer- do al turno que fije la Corte, para luego sortear su ubicación en cada sala. A.2.1.2. La primera de estas salas será la tramitadora.

A.3. Las salas de verano funcionarán de lunes a viernes de cada semana (Art. 314 i.1 COT).

A.4. La sala de verano de la Corte tendrá las facultades y atri- buciones que corresponden al tribunal pleno (Art. 315 i.1 COT),

SALVO

A.4.1. El conocimiento de los desafueros de diputados y se- nadores (Art. 315 i.1 COT).

A.5. En la Corte de Apelaciones de Santiago el pleno lo cons- tituyen las dos salas reunidas (Art. 315 i.2 COT).

A.6. El ministro más antiguo en cada Corte de Apelaciones, que forme parte de la sala o salas de verano, tendrá las faculta- des y atribuciones del Presidente de la Corte (Art. 315 i.3 COT).

A.7. Además de las causas criminales, durante el feriado de vacaciones deberán conocer:

A.7.1. Todas las cuestiones de jurisdicción voluntaria (Art. 314 i.2 COT). A.7.2. De los procedimientos posesorios (Art. 314 i.2 COT). A.7.3. De los procedimientos en que la ley ordene proceder sumariamente o breve y sumariamente, o en otra forma análo- ga (Arts. 314 i.2 COT y 680 Nº 1 CPC). A.7.4. De los procedimientos de alimentos (Art. 314 i.2 COT). A.7.5. De los procedimientos del trabajo (Art. 314 i.2 COT). A.7.6. De los asuntos relativos a menores (Art. 314 i.2 COT). A.7.7. De las medidas prejudiciales y precautorias (Art. 314 i.2

COT).

A.7.8. De las gestiones a que dé lugar la notificación de los protestos de cheque (Art. 314 i.2 COT). A.7.9. De los procedimientos ejecutivos hasta la traba del embargo inclusive (Art. 314 i.2 COT).

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION, ETC.

25

A.8. Además conocerán de todas aquellas cuestiones respec- to de las cuales se conceda especialmente habilitación de feria- do (Arts. 314 i.2 COT y 247 C. de A.). A.9. En todo caso, deberán admitirse a tramitación las de- mandas de cualquier naturaleza que ellas sean, para el solo efec- to de su notificación (Art. 314 i.2 COT).

B. DURANTE LOS DÍAS SÁBADOS

B.1. Todas las Cortes de Apelaciones funcionarán el día sá- bado en salas de tres miembros (Letra c) Regl. 22.12.69 CS). B.1.1. En las Cortes que funcionan en más de una sala, se cons- tituirá una sala con este objeto (Letras c) y d) Regl. 22.12.69 CS).

B.2. Las secretarías permanecerán abiertas los días sábado y los respectivos presidentes harán la distribución de los turnos del personal para esos días (Letra c) Regl. 22.12.69 CS).

B.3. Las tablas y labores que se efectuaban los días sábado antes de la modificación que lo declaró no laborable, se realiza- rán los días lunes en una nueva audiencia que se iniciará a las seis de la tarde después de la ordinaria correspondiente a ese día (Letra c) Regl. 22.12.69 CS).

B.4. La sala del día sábado conocerá:

B.4.1. De las excarcelaciones, de los recursos de amparo, de las órdenes de no innovar, y B.4.2. De los demás asuntos que se estimen urgentes (Letra c) Regl. 22.12.69 CS).

B.5. En la Corte de Apelaciones de Santiago quedará una sala de turno (Letra d) Regl. 22.12.69 CS) que conocerá:

B.5.1. De los recursos de amparo; B.5.2. De las excarcelaciones radicadas en su sala y de aque- llas que no lo están. B.5.2.1. Esta vista producirá los efectos contemplados en el inciso 4 del artículo 69 del Código Orgánico de Tribunales (Letra d) Regl. 22.12.69 CS).

B.6. La vista de las causas ya radicadas que ingresen los días viernes y sábado, se hará el lunes siguiente (Letra b) i.2 Regl. 22.12.69 CS).

26

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

DEL RETARDO

1. Hay casos extraordinarios en que las Cortes de Apelacio-

nes deben funcionar divididas en más salas de las que por ley se

les ha considerado (Art. 62 i.1 COT).

1.1. Esto sucede cuando existe retardo (Art. 62 i.1 COT).

2. Se entenderá que hay retardo cuando dividido el total de

las causas en estado de tabla y de las apelaciones que deban ver-

se en cuenta, inclusive las criminales, por el número de salas, el cuociente fuere superior a ciento (Art. 62 i.2 COT).

2.1. Se ha entendido que en este cálculo deben ser inclui-

das todas aquellas causas en las que se ha dictado el decreto de autos en relación, incluso aquellas que figurando en las tablas aún no han sido vistas a la fecha.

3. La sala extraordinaria deberá tener tres miembros

(Art. 62 i.1 COT).

3.1. Para ello se integrará con uno de los ministros de la Cor-

te y con sus fiscales judiciales o con abogados integrantes (Art. 62 i.1 COT).

4. Si no bastaren los relatores en propiedad, cuando se pro-

duce el retardo, el tribunal designará por mayoría de votos los relatores interinos que estime conveniente (Art. 62 i.3 COT).

4.1. Estos gozarán, durante el tiempo que sirvieren, de igual

remuneración que los propietarios (Art. 62 i.3 COT).

DE LOS ASUNTOS QUE CONOCEN LAS CORTES DE APELACIONES

– El conocimiento de todos los asuntos entregados a la com- petencia de las Cortes de Apelaciones pertenecerá a las salas en que estén divididas, a menos que la ley disponga expresamente que deban conocer de ellos en pleno (Art. 66 i.1 COT). – Por ello en el estudio de la competencia de las Cortes se expondrá, en general, la competencia de única, primera y se- gunda instancia, por vía de consulta y especial de sus miembros, para terminar, aun a riesgo de repetir algunas materias, con aquella que la ley entrega al pleno de estos tribunales.

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION, ETC.

27

A. EN ÚNICA INSTANCIA

Conocerán:

A.1. De los recursos de casación en la forma que se inter- pongan:

A.1.1. En contra de las sentencias dictadas por los jueces de letras de su territorio jurisdiccional (Art. 63 Nº 1 a) COT). A.1.2. En contra de las sentencias dictadas por uno de sus ministros (Art. 63 Nº 1 a) COT), SALVO A.1.2.1. Cuando la ley niega expresamente el recurso, como por ejemplo en las causas por infracción a la Ley de Seguridad del Estado (Art. 27 j) Ley 12.927). A.1.3. En contra de las sentencias definitivas dictadas en pri- mera instancia por jueces árbitros (Art. 63 Nº 1 a) COT).

A.2. De los recursos de nulidad interpuestos en contra de las sentencias definitivas dictadas por un tribunal con compe- tencia en lo criminal, cuando corresponda de acuerdo a la Ley Procesal Penal (Art. 63 Nº 1 b) COT). 1 A.3. De los recursos de queja que se deduzcan en contra de jueces de letras, jueces de policía local, jueces árbitros y órga- nos que ejerzan jurisdicción, dentro de su territorio jurisdiccio- nal (Art. 63 Nº 1 c) COT).

A.4. De la extradición activa (Art. 63 Nº 1 d) COT).

A.5. De las solicitudes que se formulen, de conformidad a la Ley Procesal Penal, para declarar si concurren las circunstan- cias que habilitan a la autoridad requerida para negarse a pro- porcionar determinada información, siempre que la razón in- vocada no fuere que la publicidad pudiere afectar la seguridad nacional (Art. 63 Nº 1 e) COT). 2

A.6. De los demás asuntos que otras leyes les encomienden (Art. 63 Nº 5 COT). Por ejemplo:

A.6.1. De las recusaciones contra:

A.6.1.1. Un juez de letras de su jurisdicción (Arts. 204 i.1 y 205 COT).

28

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

A.6.1.2. Uno o más miembros de la Corte Suprema. A.6.1.2.1. De esta recusación conoce sólo la Corte de Ape- laciones de Santiago (Art. 204 i.3 COT). A.6.2. De los recursos de hecho interpuestos contra:

A.6.2.1. Los jueces de letras de su jurisdicción (Arts. 196 y 203 CPC y 62 CPP). A.6.2.2. Un ministro de la misma Corte, actuando como tri- bunal de excepción (Arts. 196 y 203 CPC y 62 CPP). A.6.3. De las contiendas de competencia trabadas entre los jueces de su jurisdicción y entre éstos y los de otra, cuando co- rresponda (Arts. 190 y 192 COT). A.6.4. De las reclamaciones interpuestas:

A.6.4.1. En contra de la Superintendencia de Bancos e Ins- tituciones Financieras (Art. 22 DL 1.097). A.6.4.2. En contra de las medidas que contempla el artícu- lo 16 de la Ley de Seguridad del Estado, tomadas contra la im- prenta, la radio o la televisión (Arts. 16 y 27 k) Ley 12.927 y 123 i.2 CJM). A.6.4.3. En contra del decreto del Ministerio de Justicia que excluye a un síndico de quiebras de la nómina nacional (Art. 22 i.3 Ley 18.175). A.6.4.4. En contra de los acuerdos del Comité Ejecutivo del Banco Central de Chile que apliquen las multas a que se refie- ren los artículos 23, 24 y 25 de la ley sobre comercio de expor- tación y de importación y de cambios internacionales (Art. 27 DS 471 Min. Ec. de 29.11.77). A.6.5. Las cuestiones ventiladas en primera instancia y sobre las cuales no se pronunció la sentencia apelada por ser incom- patible con lo resuelto (Art. 208 CPC). A.6.6. Las declaraciones que por ley son obligatorias a los jueces, que puede hacer de oficio la Corte de Apelaciones (Art. 209 CPC), SALVO A.6.6.1. Cuando por ella se establezca la incompetencia del tribunal (Art. 209 i.2 CPC). A.6.7. El pronunciamiento que haga la Corte sobre la opo- sición de las excepciones de prescripción, cosa juzgada, transac- ción y pago efectivo de la deuda, cuando se haga en segunda instancia (Art. 310 i.3 CPC). A.6.8. El pronunciamiento, por vía de apelación, que haga la Corte, a petición de parte, sobre todas las cuestiones debati-

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION, ETC.

29

das y no resueltas en primera instancia, en el procedimiento su- mario (Art. 692 CPC).

B. EN PRIMERA INSTANCIA

Conocerán:

B.1. De los desafueros de las personas a quienes les fueren aplicables los incisos segundo, tercero y cuarto del artículo 58 de la Constitución Política, esto es, los diputados y senadores (Arts. 63 Nº 2 a) COT y 58 is.2, 3 y 4 CPR). B.1.1. De ellos conoce el pleno de la Corte (Art. 66 i.3 COT).

B.2. De los recursos de amparo y de protección (Art. 63 Nº 2 b) COT).

B.3. De los procesos por amovilidad que se entablen contra los jueces de letras (Art. 63 Nº 2 c) COT). B.3.1. De ellos conoce el pleno de la Corte (Art. 66 i.3 COT).

B.4. De las querellas de capítulos (Art. 63 Nº 2 d) COT).

B.5. De los demás asuntos que otras leyes les encomienden (Art. 63 Nº 5 COT), como por ejemplo:

B.5.1. De los recursos de queja interpuestos en contra de las resoluciones de los jueces de su jurisdicción (Art. 551 COT). B.5.2. De los recursos de protección (Art. 20 CPR y N os 1 y 3 AA 29.3.77 CS). B.5.3. De los reclamos por ilegalidad de los decretos alcal- dicios (Art. 82 d) Ley 18.695). 3 B.5.4. De las reclamaciones interpuestas en contra de la Su- perintendencia de Administradoras de Fondos de Pensiones (Art. 94 i.8 DL 3.500). 4 B.5.5. De las reclamaciones interpuestas en contra de la Di- rección General de Aguas (Arts. 136, 137 y 296 C. de A.). 5 B.5.6. De las resoluciones en que la Corte declare su incom- petencia (Arts. 209 i.2 CPC y 57 CPP). B.5.7. De las resoluciones en que se desechen las excepcio- nes dilatorias que pueden oponerse en segunda instancia (Arts. 305 i.3 y 307 i.2 CPC).

3-4-5 Ver Capítulo VI, punto 5.2, de la respectiva reclamación.

30

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

B.5.8. De las reclamaciones interpuestas en contra de la Su- perintendencia de Seguridad Social por las Cajas de Compen- sación de Asignación Familiar (Art. 70 i.1 Ley 18.833).

C. EN SEGUNDA INSTANCIA

Conocerán:

C.1. De las causas civiles, criminales y del trabajo y de los ac- tos no contenciosos de que hayan conocido en primera instan- cia los jueces de letras de su territorio jurisdiccional o uno de sus ministros (Art. 63 Nº 1 COT). 6 C.1.1. De las causas civiles y del trabajo y de los actos no con- tenciosos de que hayan conocido en primera instancia los jue- ces de letras de su territorio jurisdiccional o uno de sus minis- tros (Art. 63 Nº 3 a) COT). 7 C.1.2. De las apelaciones interpuestas en contra de las re- soluciones dictadas por un juez de garantía (Art. 63 Nº 3 b)

COT). 8

C.1.2.1. De la apelación de la resolución de un juez de ga- rantía que declare inadmisible o abandonada la querella crimi- nal que se le plantee (Arts. 115 y 120 i.2 C. Procesal Penal). C.1.3. De la resolución que ordenare, mantuviere, negare lugar o revocare la prisión preventiva, cuando hubiere sido dic- tada en una audiencia (Art. 149 C. Procesal Penal). C.1.3.1. En los demás casos, no será susceptible de recurso alguno (Art. 149 C. Procesal Penal).

C.2. De los demás asuntos que otras leyes les encomienden (Art. 63 Nº 5 COT), como por ejemplo:

6 Esta disposición, en lo referente a las causas criminales, tiene aplica- ción en todo el país sólo respecto de aquellas que a la fecha de la entrada en vigencia del Código Procesal Penal, ya se encontraban en tramitación en los Juzgados del Crimen y los Juzgados de Letras con competencia en lo criminal. 7- 8 El Código Orgánico fue modificado en esta forma por la Ley 19.708, del 5 de enero de 2001, por lo que conforme a su artículo transitorio, esta disposición tiene vigencia conforme se indica en la Introducción de la pági- na 11.

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION, ETC.

31

C.2.1. De las causas del trabajo que hayan conocido en pri- mera instancia los jueces del trabajo y los de letras de su juris- dicción (Art. 467 C. del T.). C.2.2. De las causas de menores que hayan conocido en pri- mera instancia los jueces de menores o los jueces de letras de su jurisdicción (Art. 37 Ley 16.618). C.2.3. De los asuntos que conocen en primera instancia los jueces de Policía Local de su jurisdicción (Art. 32 Ley 18.287),

SALVO

C.2.3.1. Que se trate de sentencias definitivas dictadas en procesos por simples infracciones a la Ley del Tránsito, que sólo impongan multas (Art. 33 i.2 Ley 18.287). C.2.4. De los recursos de apelación que se deduzcan contra las resoluciones del Director Regional de Impuestos Internos en los casos en que procedan (Art. 120 i.1 CT). C.2.4.1. Conocerá la Corte de Apelaciones que tenga com- petencia en el territorio de la Dirección Regional que dictó la resolución apelada (Arts. 120 i.2 y 141 i.1 CT). C.2.4.2. Si la Dirección Regional abarca un territorio que sea de competencia de dos o más Cortes de Apelaciones, conocerá estos recursos la Corte que tenga competencia en el lugar del domicilio del contribuyente (Arts. 120 i.3 y 141 i.2 CT). C.2.5. De la apelación de las medidas que en el ejercicio de sus facultades disciplinarias impongan los jueces de su jurisdic- ción (Art. 551 COT). C.2.5.1. De ellas conoce en cuenta el pleno de la Corte, sal- vo que estime conveniente traer los autos en relación (Art. 66 i.3

COT).

C.2.6. De la reclamación de las resoluciones que, en el ejer- cicio de sus facultades económicas, pronuncien los tribunales unipersonales de su jurisdicción (Art. 551 i.4 COT). C.2.6.1. De ellas conoce en cuenta el pleno de la Corte (Art. 551 COT). C.2.7. De las causas que hayan conocido los jueces de su ju- risdicción sobre asuntos mineros (Arts. 68, 70, 140, 233, 234 y 235 Nº 5 del C. de M.), SALVO C.2.7.1. Aquellas que el Código de Minería declara inapela- bles (Arts. 140 i.2 y 235 Nº 5 C. de M.). C.2.8. De las causas en que el Director Regional de Impues- tos Internos resuelve la reclamación presentada por el contri- buyente en contra de las notificaciones y giros de las multas apli-

32

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

cadas por infracciones a los números 1, 2, 6, 7, 10, 11, 17 y 19 del artículo 97 del Código Tributario (Art. 165 N os 1, 2, 3 y 5 CT).

D. POR VÍA DE CONSULTA

Conocerán:

D.1. De las sentencias civiles y criminales dictadas por los jue- ces de letras de su territorio jurisdiccional o de uno de sus mi- nistros (Art. 63 Nº 3 COT). 9 D.1.1. De las sentencias civiles dictadas por los jueces de le- tras (Art. 63 Nº 4 COT). 10

D.2. De los demás asuntos que otras leyes les encomienden (Art. 63 Nº 5 COT), como por ejemplo:

D.2.1. De las excarcelaciones concedidas a los reos, en los casos procedentes (Art. 361 i.2 CPP). D.2.1.1. En las excarcelaciones concedidas en causas por de- litos tributarios, este trámite siempre es procedente (Arts. 163 f) i.1 CT y 361 i.2 CPP). D.2.2. De los sobreseimientos definitivos o temporales, cuan- do proceda (Art. 414 i.1 CPP). D.2.3. De la resolución que acoge algunas de las excepcio- nes de previo y especial pronunciamiento de los números 4, 5, 6, 7 y 8 del artículo 433 del Código de Procedimiento Penal (Art. 444 CPP). D.2.4. De las resoluciones que ordenen el pago de honora- rios superiores a 10 unidades tributarias para cada perito en los casos señalados por el artículo 245 del Código de Procedimien- to Penal (Art. 245 CPP). D.2.5. De la resolución del juez de menores que declare la falta de discernimiento de un menor, en los casos procedentes (Art. 28 i.3 Ley 16.618).

9 Esta disposición, en lo referente a las causas criminales, tiene aplicación en todo el país sólo respecto de aquellas que a la fecha de la entrada en vigen- cia del Código Procesal Penal, ya se encontraban en tramitación en los Juzga- dos del Crimen y los Juzgados de Letras con competencia en lo criminal. 10 El Código Orgánico fue modificado en esta forma por la Ley 19.708, del 5 de enero de 2001, por lo que conforme a su artículo transitorio, esta disposi- ción tiene vigencia conforme se señala en la Introducción de la página 11.

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION, ETC.

33

D.2.6. De toda sentencia definitiva pronunciada en prime- ra instancia en procedimientos de hacienda, siempre que sean desfavorables al interés fiscal y no se haya apelado de ellas (Art. 751 i.1 CPC). D.2.7. De la sentencia dictada otorgando la constitución de una concesión minera, cuando se ha incurrido en la tramitación de ella en las causales de caducidad del inciso 1 del artículo 86 del Código de Minería (Art. 86 C. de M.).

DE LA COMPETENCIA DEL PLENO DE LAS CORTES DE APELACIONES

– La regla general es que los asuntos entregados a la com- petencia de las Cortes sean conocidos en sala (Art. 66 i.1 COT). – Sin embargo, hay asuntos que la ley dispone expresamen- te que sean conocidos en pleno.

1. Corresponderá a todo el tribunal el ejercicio de las facul-

tades disciplinarias, administrativas y económicas (Art. 66 i.4 COT). 1.1. Sin perjuicio de ello:

1.1.1. Las salas, en los asuntos de que estén conociendo, pue-

den ejercer las facultades disciplinarias en los casos de los artícu- los 542 y 543 del Código Orgánico de Tribunales (Art. 66 i.4 COT).

1.1.2. Las salas conocerán y fallarán los recursos de queja,

según la distribución que de ellos haga el presidente (Art. 66 i.5

COT), PERO

1.1.2.1. Si se debe aplicar una medida disciplinaria al fun- cionario recurrido, deberá para ello la sala ordenar pasar los an- tecedentes al pleno (Art. 66 i.5 COT).

2. Corresponderá a todo el tribunal el conocimiento de los

desafueros de los diputados y de los senadores (Arts. 63 Nº 2 a)

y 66 i.4 COT).

3. Corresponderá a todo el tribunal el conocimiento de los

procedimientos de amovilidad en contra de los jueces de letras

de su jurisdicción (Art. 66 i.4 COT).

4. Corresponderá al pleno de la Corte de Apelaciones de

Santiago el conocimiento de los recursos de apelación y de ca-

34

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

sación en la forma y de la consulta, en su caso, que incidan en los procedimientos de amovilidad y en las acusaciones y deman- das civiles contra los ministros y el fiscal de la Corte Suprema (Arts. 51 y 66 i.6 COT). 4.1. Corresponderá al Pleno de la Corte de Apelaciones de Santiago el conocimiento de los recursos de apelación y casa- ción en la forma, en su caso, que incidan en los juicios de amo- vilidad y en las demandas civiles contra los ministros y el Fiscal Judicial de la Corte Suprema (Art. 51 i.6 COT). 11

DE LA COMPETENCIA ESPECIAL DE LA CORTE DE APELACIONES DE SANTIAGO

A. EN ÚNICA INSTANCIA

A.1. De los recursos de casación en la forma interpuestos en contra de las sentencias dictadas por el Presidente de la Corte, en los asuntos de su exclusiva competencia que le son entrega- dos por el artículo 51 del Código Orgánico de Tribunales (Arts. 51 y 66 i.6 COT). A.1.1. De ellos conoce el pleno de la Corte (Art. 66 i.6 COT).

A.2. De las reclamaciones interpuestas en contra de la Su- perintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, cuando la reclamante tenga oficina en Santiago (Art. 21 i.1 DL 1.097).

A.3. De las reclamaciones interpuestas en contra de la Super- intendencia de Valores y Seguros (Arts. 4 e) i.3 y 36 DL 3.538).

A.4. Del recurso de ilegalidad interpuesto en contra de la Superintendencia de Valores y Seguros (Art. 46 DL 3.538).

A.5. De las reclamaciones interpuestas en contra de la reso- lución que recaiga en la reconsideración sobre medidas adopta- das por el Consejo Nacional de Televisión (Art. 39 i.1 Ley 18.838).

A.6. De las reclamaciones interpuestas en contra de los acuerdos, reglamentos, resoluciones, órdenes o instrucciones dic-

11 Esta disposición es producto de la modificación de la Ley 19.665, de 9 de marzo de 2000, la que conforme a su artículo 7º transitorio, indica que entrará en vigencia el 16 de diciembre del año 2004.

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION, ETC.

35

tadas por el Banco Central de Chile que se estimen ilegales (Art. 69 i.1 Ley 18.840).

B. EN SEGUNDA INSTANCIA

B.1. De las causas que haya conocido su Presidente en pri- mera instancia (Art. 51 COT). B.1.1. De ellas conoce el pleno de la Corte (Art. 66 i.6 COT).

C. POR VÍA DE CONSULTA

C.1. De las causas que haya conocido su Presidente en pri- mera instancia (Art. 51 COT). C.1.1. De ellas conoce el pleno de la Corte (Art. 66 i.6 COT). 12

DE UN MINISTRO DE CORTE DE APELACIONES COMO TRIBUNAL DE EXCEPCION

A. CARACTERÍSTICAS

A.1. Constituye un tribunal unipersonal que conoce de los asuntos en que la ley expresamente le otorga competencia (Art. 50 COT). A.1.1. El personal a su servicio es el de la Corte de Apela- ciones respectiva y autoriza sus resoluciones el secretario de ella,

SALVO

A.1.1.1. Si las causas las conoce en un juzgado, como por ejemplo en las visitas extraordinarias, en que el personal y el se- cretario de ese tribunal lo serán.

A.2. Ejerce jurisdicción sobre el mismo territorio que el de la Corte de que es miembro (Art. 50 i.1 COT).

A.3. Conoce de los asuntos sometidos a su competencia en primera instancia (Art. 50 i.1 COT).

12 La Ley 19.665 modificó esta disposición en el sentido de eliminar las consultas, lo que se hará efectivo a contar del 16 de diciembre del año 2004.

36

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

A.3.1. Su superior es la Corte de Apelaciones, la que cono- ce sus causas con su excepción.

A.4. Es nombrado para conocer de las causas de acuerdo a un turno que para los efectos fija la Corte de Apelaciones (Art. 50 i.1 COT), SALVO A.4.1. En las visitas extraordinarias en que puede serlo tam- bién por nombramiento del pleno o a insinuación, requerimien- to u orden de la Corte Suprema (Art. 563 i.2 COT). A.4.2. El Presidente de la Corte de Apelaciones de Santia- go, quien conoce de los asuntos de su competencia en razón del ejercicio de su cargo (Art. 51 COT).

B. COMPETENCIA

Conocerá:

B.1. De las causas por delitos cometidos exclusivamente por civiles, a que se refieren:

B.1.1. La Ley de Seguridad del Estado (Arts. 50 Nº 1 COT y 26 i.1 Ley 12.927). B.1.2. Los Títulos II y VI Párrafo 1 del Libro II del Código Penal (Art. 50 Nº 1 COT). B.1.3. Los Títulos IV y V Párrafo I del Código de Justicia Mi- litar (Art. 50 Nº 1 COT).

B.2. De las causas civiles y de las criminales por crímenes y simples delitos en que sean parte o tengan interés: 13

13 La Ley 19.665, de 9 de marzo del año 2000, suprimió el Nº 1 de este artículo, la que tendrá vigencia desde la fecha que para la respectiva región rige el Código Procesal Penal. Por tanto, en la actualidad, no es aplicable en las Cortes de Apelaciones de Antofagasta, Copiapó, La Serena, Talca y Temuco. Esta ley eliminó la competencia de las causas criminales por crímenes y simples delitos en que sean parte o tengan interés las personas que en la dis- posición se indican. Conforme a su artículo 7º transitorio, tiene vigencia des- de el momento en que rige el Código Procesal Penal, sin embargo, no debe olvidarse que las causas iniciadas con anterioridad a esa vigencia siguen de competencia de un ministro de Corte de Apelaciones.

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION, ETC.

37

B.2.1. El Presidente de la República, los ex Presidentes de la República, los Ministros de Estado, los Intendentes y Gober- nadores (Art. 50 Nº 2 COT). B.2.2. Los Agentes Diplomáticos chilenos, los Embajadores y los Ministros Diplomáticos acreditados con el Gobierno de la República o en tránsito por su territorio (Art. 50 Nº 2 COT). B.2.3. Los Arzobispos, los Obispos, los Vicarios Generales, los Provisores y los Vicarios Capitulares (Art. 50 Nº 2 COT). B.2.4. Los Senadores, Diputados, miembros de los Tribuna- les Superiores de Justicia, Contralor General de la República, Comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas, General Director de Carabineros de Chile, Director General de la Policía de In- vestigaciones de Chile (Art. 50 Nº 2 COT), SALVO B.2.4.1. Cuando todos los nombrados en los tres números anteriores sean parte o tengan interés en las causas señaladas por ser accionistas de sociedades anónimas, en cuyo caso el co- nocimiento de los asuntos sigue las normas generales (Art. 50 Nº 2 i.2 COT). B.2.4.2. Cuando las causas criminales versen sobre faltas, en cuyo caso también se siguen las normas generales.

B.3. De las causas por delitos comunes en que sean parte o tengan interés:

B.3.1. Los miembros y fiscal de la Corte Suprema (Art. 50 Nº 3 COT). B.3.2. Los miembros y fiscales de las Cortes de Apelaciones (Art. 50 Nº 3 COT). B.3.3. Los jueces letrados de las ciudades asiento de las Cor- tes de Apelaciones (Art. 50 Nº 3 COT). 14

B.4. De las acusaciones o demandas civiles que se entablen para hacer efectiva la responsabilidad criminal o civil resultante del ejercicio de sus funciones ministeriales, en contra:

B.4.1. De los jueces de letras (Art. 50 Nº 4 COT).

14 La Ley 19.665, de 9 de marzo del año 2000, eliminó este Nº 3 del ar- tículo 50, por lo que la competencia de las causas por crímenes y simples de- litos en que sean parte o tengan interés las personas que en la disposición se indica, conforme a su artículo 7º transitorio, existe sólo para las Cortes don- de no tiene vigencia el Código Procesal Penal. Sin embargo, no debe olvidar- se que las causas iniciadas con anterioridad a esa vigencia siguen de compe- tencia de un ministro de Corte de Apelaciones en todo el país.

38

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

B.4.2. Por disposición de la Ley 19.665, el Nº 4 se modificó dejando la competencia sólo respecto de las demandas civiles que se entablen para hacer efectiva sólo la responsabilidad civil de los jueces de letras. 15

B.5. De los demás asuntos que otras leyes les encomienden (Art. 50 Nº 5 COT), como por ejemplo:

B.5.1. De los procedimientos de amovilidad en contra de los jueces letrados de que deba conocer la Corte de Apelaciones res- pectiva, de conformidad a lo que dispone el artículo 63 del Có- digo Orgánico de Tribunales (Art. 339 i.2 COT). B.5.1.1. El pleno de la Corte designará a uno de sus minis- tros para que forme proceso y lo tramite hasta dejarlo en esta- do de sentencia (Art. 339 i.2 COT). B.5.2. De los delitos previstos en la Ley de Seguridad del Es- tado perpetrados fuera del territorio de la República por chile- nos, ya sean naturales o nacionalizados, y por extranjeros al ser- vicio de la República (Art. 27 l) Ley 12.927). B.5.2.1. De ellos conocerá un ministro de la Corte de Ape- laciones de Santiago, según el turno que ella fije (Art. 27 l) Ley 12.927). B.5.3. De las causas civiles y de las criminales seguidas por crímenes o simples delitos en que sean parte o tengan interés los miembros del Tribunal Constitucional (Art. 20 Ley 17.997). B.5.3.1. De ellas conocerá un ministro de la Corte de Ape- laciones de Santiago, según el turno que ella fije (Art. 20 Ley 17.997). B.5.4. De las reclamaciones interpuestas contra la resolución que notifique a las instituciones bancarias o financieras de cual- quier naturaleza, las entidades públicas, las empresas de trans- portes de valores, las empresas estratégicas y los servicios de uti- lidad pública que se determine, que deberán contar con su propio servicio de vigilantes privados y además mantener un or- ganismo de seguridad interno (Art. 3 i.1 DL 3.607 de 1981).

15 La Ley 19.665, de 9 de marzo del año 2000, modificó este Nº 4 del ar- tículo 50, por lo que la competencia de las acusaciones y de la responsabili- dad criminal que en la disposición se indica, conforme a su artículo 7º transi- torio existe sólo para las Cortes donde no tiene vigencia el Código Procesal Penal. Sin embargo, no debe olvidarse que las causas iniciadas con anteriori- dad a esa vigencia siguen de competencia de un ministro de Corte de Apela- ciones en todo el país.

DE ALGUNAS MATERIAS SOBRE LA ORGANIZACION, ETC.

39

B.5.4.1. Estas reclamaciones, que deben interponerse en diez días de la notificación del decreto, las conocerá en única ins- tancia un ministro de la Corte de Apelaciones respectiva (Art. 3 i.12 DL 3.607 de 1981). B.5.4.2. El proceso a que dé origen la reclamación será se- creto, manteniéndose en custodia y siendo conocido sólo por las partes o sus representantes; se debe iniciar pidiendo un in- forme a la autoridad respectiva y deberá dictar sentencia en quin- ce días siguientes a recibirlos, no siendo ésta susceptible del re- curso de casación (Art. 3 is. 13, 14 y 15 DL 3.607 de 1981).

DEL PRESIDENTE DE LA CORTE DE APELACIONES DE SANTIAGO COMO TRIBUNAL DE EXCEPCION

A. CARACTERÍSTICAS

A.1. Constituye un tribunal unipersonal que participa de to- das las características vistas al tratar de un ministro como tribu- nal de excepción, SALVO A.1.1. Que conoce de los asuntos en virtud del ejercicio de su cargo (Art. 51 COT).

B. COMPETENCIA

Conocerá:

B.1. De las causas sobre amovilidad de los ministros de la Corte Suprema (Art. 51 Nº 1 COT).

B.2. De las acusaciones o demandas civiles que se entablen para hacer efectiva la responsabilidad por actos cometidos en el desempeño de sus funciones, contra:

B.2.1. Uno o más miembros de la Corte Suprema (Art. 51 Nº 2 COT). B.2.2. El fiscal judicial de la Corte Suprema (Art. 51 Nº 2 COT).

B.3. La Ley 19.665 modificó el Nº 2 del artículo 51 del COT, eliminando las acusaciones que en él se indicaban, por lo que

la competencia primitiva regirá hasta el 16 de diciembre del año

2004.

CAPITULO II

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

– Antes de iniciar los capítulos que siguen, es necesario ha-

cer presente que todas las reglas que se tratarán en ellos están referidas especialmente a las que son propias al recurso de ape- lación en los procedimientos ordinarios de mayor cuantía.

– Ellas son aplicables a otro tipo de procedimientos o de re-

cursos, en lo que no se opongan, cuando la ley así lo ordena o

cuando se refiere a ellos. Por tanto, nos cuidaremos de ir seña- lando, en cuanto sea posible, estos casos.

– Se debe tener presente que, con la dictación del Código

Procesal Penal, ha variado sustancialmente la procedencia y la tramitación de los recursos en contra de resoluciones crimina- les. Sin embargo, como todavía no entra en vigencia en todo

el país (a la fecha ello sólo ocurre en la II, III, IV, VII y IX Re- gión), no se indicarán las modificaciones sino en los capítulos que corresponda, debiendo entenderse que lo que aquí se in- dica tiene validez plena para el resto de las regiones todavía no incluidas en la reforma y para las causas criminales que se encontraban en tramitación en las regiones en que la reforma está actuando.

– Si la tramitación variara fundamentalmente, se hará la ex- posición correspondiente en capítulos especiales.

– Por último, debe tenerse en cuenta que la división de un

estudio en materia civil y materia penal se hace por razones de mayor generalidad, debiendo entenderse incluidas en cada una de ellas también las causas que se tramitan en la misma forma. Vale decir que, al tratar un punto como materia civil, deben en- tenderse incluidas también otras como las tributarias, por ejem- plo, y al tratar una materia penal se incluirán otras como las de delitos tributarios o de manejar en estado de ebriedad.

41

42

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

– Se cuidará, en estos últimos casos, de indicar las diferen- cias que hubiere al respecto.

DE LA TRAMITACION DE LAS CAUSAS ANTES DE DAR CUENTA O DE TRAER LOS AUTOS EN RELACION

1. Elevado el proceso de que deba conocer la Corte de Ape-

laciones por vía de algún recurso o de la consulta, deben cum- plirse trámites que permitan al tribunal resolver si se traen los autos en relación o si se da cuenta de ellos.

2. Al recibir el expediente en la Corte, el secretario certifi-

cará la fecha de su arribo en él y lo anotará en el libro de ingre- sos respectivo.

2.1. En seguida se pasarán los autos a la sala tramitadora, en

las Cortes de más de una sala, a fin de que el tribunal examine en cuenta si el recurso es admisible y si ha sido interpuesto en el término legal (Arts. 213 y 781 CPC, 513 i.1 y 534 CPP). 2.1.1. Si la apelación se ha interpuesto fuera de plazo o res- pecto de resolución inapelable o no es fundada o no contiene peticiones concretas, el tribunal correspondiente deberá decla- rarla inadmisible de oficio. La parte apelada, en todo caso, po- drá solicitar la declaración pertinente, verbalmente o por escri- to (Art. 201 i.1 CPC).

2.1.1.1. Del fallo que se dicte podrá pedirse reposición den- tro de tercero día (Art. 201 i.2 CPC).

2.2. Si encuentra mérito para declararlo inadmisible o ex-

temporáneo, lo declarará sin lugar desde luego o mandará traer los autos en relación sobre este punto (Arts. 213 i.2 y 781 CPC, 513 i.1 y 534 CPP).

2.3. Si el tribunal declara no haber lugar al recurso, devol-

verá el expediente al inferior para el cumplimiento del fallo (Arts. 214 i.1 CPC, 513 i.1 y 534 CPP).

2.4. Si no se encuentra mérito para declarar inadmisible o

extemporáneo el recurso, la tramitación siguiente dependerá del recurso interpuesto, de la materia de la causa y de la naturaleza de la resolución recurrida.

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

43

3. En la apelación de las causas civiles o de aquellas que la ley

ordena tramitar como éstas, se procederá como sigue:

3.1. En las sentencias definitivas apeladas el tribunal man-

dará que se traigan los autos en relación (Art. 214 CPC).

3.2. En la apelación de los artículos sólo se decretará autos

en relación si cualquiera de las partes, dentro del plazo para com- parecer en segunda instancia, solicite alegatos. De lo contrario, el Presidente de la Corte ordenará dar cuenta (Art. 199 CPC).

3.2.1. Las Cortes deberán establecer horas de funcionamien-

to adicional para el conocimiento y fallo de las apelaciones que se vean en cuenta (Art. 199 i.3 CPC).

4. En la apelación de las causas criminales o de aquellas que la

ley ordena tramitar como ésas, se procederá como sigue:

4.1. Si se trata de sentencias definitivas, se mantendrán los au-

tos en secretaría por el término fatal de seis días, para que las par- tes puedan presentar sus observaciones escritas (Art. 513 i.2 CPP).

4.1.1. Transcurrido dicho plazo, se oirá la opinión del fiscal,

si procediere (Art. 513 i.2 CPP).

4.1.2. Luego de evacuado el dictamen del fiscal, salvo que

deba darse traslado al reo que haya comparecido por serle éste desfavorable, se traerán los autos en relación.

4.1.3. La mantención de los autos en secretaría por seis días

no procede en la apelación de los sobreseimientos definitivos (Art. 415 i.1 CPP).

4.2. En la apelación de los artículos se traerán los autos en

relación, SALVO

4.2.1. Que haya de oírse la opinión del fiscal, en los casos

en que sea procedente, en que luego de evacuado el dictamen, se traerán los autos en relación. 16

4.3. Las sentencias de los Tribunales de Juicio Oral en lo Pe- nal son inapelables (Art. 364 C. Procesal Penal).

16 El criterio indicado es el que ha seguido la Corte de Apelaciones de Santiago, según acuerdo de 28.12.89. Sin embargo, el autor cree que los ar- tículos criminales también deben verse en cuenta por la norma contenida en el artículo 43 del CPP, que haría aplicable la regla del artículo 199 del CPC como supletoria, salvo que la ley indique que debe verse en relación.

44

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

4.3.1. En los casos en que proceda el recurso, la vista de la causa se efectuará en una audiencia pública y no se oirá al fis- cal judicial, pues no existe (Art. 358 C. Procesal Penal).

5. En la consulta de las causas civiles, si procede este trámite,

se actuará como sigue:

5.1. En las sentencias definitivas se ordenará traer los autos

en relación, SALVO

5.1.1. En las dictadas en los procedimientos de hacienda en

que el tribunal revisará en cuenta la sentencia para el solo efec-

to de ponderar si se encuentra ajustada a derecho (Art. 751 i.2

CPC).

5.2. Si se retuviere el conocimiento del negocio, deberá pro-

cederse como en la apelación de dichas resoluciones, SALVO

5.2.1. Se trate de sentencias en los procedimientos de ha-

cienda donde al retener el conocimiento del asunto la sala debe señalar los puntos que le merecen duda, ordenando traer los autos en relación y debiendo esa misma sala ver la causa limitándose a los puntos de derecho que indicó (Art. 751 i.2

CPC).

 

5.3.

En los artículos civiles no procede el trámite de la con-

sulta.

6.

En la consulta de las causas criminales, cuando fuere ella pro-

cedente, se hará como sigue:

6.1. Si se trata de sentencias definitivas, se mantendrán los

autos en secretaría por el término fatal de seis días (Arts. 513 i.2

y 534 CPP).

6.1.1. Transcurrido dicho plazo se oirá la opinión del fiscal,

si procediere (Arts. 513 i.2 y 534 CPP).

6.1.2. Evacuado el dictamen del fiscal se ordenará dar cuenta

(Art. 534 CPP), SALVO

6.1.2.1. Que el informe del fiscal sea desfavorable al reo, o

6.1.2.2. Que cualquiera de las partes pidiere alegatos den-

tro de los seis días siguientes a la fecha de ingreso del expediente

a la secretaría de la Corte (Art. 534 CPP).

6.1.2.3. En cualquiera de los casos señalados antes el tribu-

nal deberá ordenar que se traigan los autos en relación (Art. 534

CPP).

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

45

6.1.3. Cuando estas causas se deban ver en cuenta en una

Corte que funcione dividida en salas, las causas serán distribui- das entre éstas por el Presidente de la Corte, mediante sorteo (Art. 534 CPP).

6.2. Si se trata de sobreseimientos definitivos consultados, se

oirá la opinión del fiscal y sin más trámite se pondrá la causa en tabla, ordenando traer los autos en relación para pronunciarse acerca de las conclusiones que aquél formule (Art. 415 i.1 CPP),

SALVO

6.2.1. Se trate de la consulta de un sobreseimiento definiti-

vo en los giros dolosos de cheques en que no se oirá dictamen del fiscal y la causa será conocida en cuenta (Art. 22 i.8 Ley de Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques).

6.3. Si se trata de sobreseimientos temporales, una vez oído

el informe del fiscal, cuando procediere, se ordenará dar cuen- ta de ellos, pues no hay necesidad de colocarlas en tabla (Art. 415 i.3 CPP).

6.4. Si se trata de artículos criminales se ordenará traer los

autos en relación, salvo se deba oír al fiscal, en cuyo caso se de- cretará tal resolución una vez evacuado el dictamen.

7. En la casación en la forma interpuesta en contra de las sen-

tencias de primera instancia tanto civiles como criminales, se procederá como sigue:

7.1. Si el recurso se hubiere interpuesto conjuntamente con

la apelación, se procederá como se ha visto en las apelaciones (Arts. 770 y 779 CPC).

7.2. Si se ha interpuesto en contra de las sentencias sólo la

casación en la forma, deberán traerse los autos en relación.

8. En los demás casos, la primera tramitación que la Corte

debe dar a los asuntos o recursos que puedan plantearse se es- tudiarán más adelante, al analizar cada caso particular.

46

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

DE LA RESOLUCION DE LOS ASUNTOS “EN CUENTA”

1. Las Cortes de Apelaciones resolverán los asuntos en cuen-

ta o previa vista de ellos, según corresponda (Art. 68 COT).

1.1. En general, puede afirmarse que corresponde a las Cor-

tes conocer en cuenta los asuntos de la jurisdicción disciplina-

ria, económica y conservadora.

2. Sin embargo, la regla general antes enunciada tiene nu-

merosas excepciones contenidas en diversas normas legales, de las que se tratará a continuación, haciendo presente que no son todas las que se expresarán.

2.1. Así, la apelación de toda resolución civil que no sea sen-

tencia definitiva se verá en cuenta (Art. 199 i.1 CPC), SALVO

2.1.1. Que cualquiera de las partes, dentro del plazo para

comparecer en segunda instancia, solicite alegatos, caso en que el tribunal, vencido este plazo, ordenará traer los autos en rela- ción (Art. 199 is. 1 y 2 CPC). 17

3. Resolver en cuenta un asunto significa, en general, que

la Corte conocerá de él sin seguir para ello un procedimiento especial. En efecto, el relator, debiendo desarrollar la misma acu- ciosidad que en los demás casos, hará relación de las causas de cuenta, por regla general fuera de audiencia y sin que se per- mita la participación de las partes.

3.1. La providencia de la Corte al llegar los asuntos a secre-

taría será simplemente “dése cuenta”, resolución que puede ser firmada por un solo ministro de la sala de cuentas de la Corte.

3.2. La regla general es que la cuenta se vea fuera de la au-

diencia. Sin embargo, hay algunas disposiciones que ordenan,

en las Cortes de varias salas, que las causas de cuenta se distri- buyan entre las salas mediante un sorteo que realizará el Presi- dente de la Corte (Arts. 199 i.2 CPC y 534 CPP), SALVO

3.2.1. En la apelación de toda resolución que no sea senten-

cia definitiva en que las Cortes deberán establecer horas de fun-

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

47

cionamiento adicional para el conocimiento y fallo de las ape- laciones que se vean en cuenta (Art. 199 i.3 CPC).

4. La Corte de Apelaciones resolverá en cuenta, entre otros, los siguientes asuntos:

4.1. Los recursos de queja, previo sorteo de sala en las Cortes

de más de una (Art. 548 i.5 COT y Nº 9 AA 6.11.72 CS), SALVO

4.1.1. Que estime conveniente oír a los abogados de las par-

tes, en cuyo caso ordenará traer los autos en relación (Nº 9 AA 6.11.72 CS).

4.2. El falso recurso de hecho (Art. 196 i.1 CPC).

4.3. La consulta de la resolución del juez de menores que

declare la falta de discernimiento en las causas por delitos que merezcan pena aflictiva (Art. 28 i.3 Ley 16.618).

4.3.1. La Corte se pronunciará en cuenta, sin otro trámite

que la vista del fiscal (Art. 28 i.3 Ley 16.618), SALVO 4.3.1.1. Que se pidan alegatos en que se traerán los autos

en relación (Art. 28 i.3 Ley 16.618).

4.4. El examen que hace la Corte sobre la admisibilidad o

extemporaneidad de los recursos o reclamaciones interpuestas (Arts. 213 i.1, 776 i.1, 781 i.1 CPC y 513 i.1 CPP).

4.5. Las cuestiones accesorias que se susciten en el curso de

una apelación (Arts. 71 COT y 220 CPC), SALVO

4.5.1. Que el tribunal ordene que se traigan los autos en re-

lación (Art. 220 CPC).

4.6. La consulta de las sentencias definitivas criminales

(Art. 534 CPP), SALVO

4.6.1. Que el informe del fiscal sea desfavorable al reo o que

cualquiera de las partes pidiere alegatos dentro de los seis días siguientes a la fecha de ingreso del expediente a la secretaría de la Corte (Art. 534 CPP).

4.7. La consulta, cuando proceda, de los autos de sobresei-

miento temporal (Art. 415 i.3 CPP).

4.7.1. Previa vista del fiscal (Art. 415 i.1 CPP).

4.8. La consulta del auto de sobreseimiento definitivo en las

causas por giro doloso de cheque, cuando se haya pagado el che-

48

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

que y se haya desistido el querellante (Art. 22 i.8 Ley de Cuen- tas Corrientes Bancarias y Cheques).

4.9. Las apelaciones o consultas de los fallos dictados por

el juez del crimen en los casos de reclamaciones por negati- va de inscripción electoral o de inscripción electoral que de- biera excluirse, emanados de la Junta Inscriptora (Art. 52 Ley 18.556).

5. También deberá resolver la Corte en cuenta los siguien- tes asuntos:

5.1. La consulta de las sentencias dictadas por los tribuna-

les competentes en las faltas, delitos y crímenes penados por la Ley Orgánica Constitucional sobre votaciones populares y escru- tinios (Art. 147 i.4 Ley 18.700), SALVO

5.1.1. Que la Corte, por motivo justificado, incluya la causa

en tabla (Art. 147 i.4 Ley 18.700).

5.2. La solicitud verbal o escrita de la parte apelada para que

se declare inadmisible un recurso de apelación por no ser fun- dado o no tener peticiones concretas o la de deserción por no comparecer el apelante dentro de plazo (Art. 201 i.1 CPC).

5.3. Las órdenes de no innovar que se soliciten en los recur-

sos y casos en que procedan.

5.4. La petición de suspensión del cumplimiento de la sen-

tencia dictada en casos de desahucio y restitución, mientras se encuentre pendiente la apelación de ella (Art. 8 Nº 6 i.2 Ley 18.101).

5.5. De la apelación interpuesta en contra de la sentencia dic-

tada por el Director Regional de Impuestos Internos, resolvien- do el reclamo por aplicación de las multas establecidas en el artí- culo 97 del Código Tributario (Art. 165 Nº 5 i.2 CT), SALVO

5.5.1. Que la Corte estime que su conocimiento sea previa

vista de la causa, caso en que se procederá conforme a las nor- mas previstas para los incidentes (Art. 165 Nº 5 i.2 CT).

5.6. La apelación de las resoluciones que pronuncien los tri-

bunales unipersonales en el ejercicio de sus facultades discipli- narias y la reclamación de las resoluciones que pronuncien en el ejercicio de sus facultades económicas (Art. 551 COT).

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

49

5.6.1. Pero si la Corte lo estima conveniente, la apelación

puede conocerse previa vista de la causa (Art. 551 i.3 COT).

5.7. La reclamación contra el decreto del Ministerio de Jus-

ticia que excluye de la nómina nacional a un síndico de quie-

bras (Art. 22 i.3 Ley 18.175).

5.8. La consulta de la sentencia que otorga la constitución

de una concesión minera, en los casos determinados por el Có- digo de Minería (Art. 86 i.2 CM).

6. Además deberán resolverse en cuenta:

6.1. El recurso de queja que contempla el Código de Mine-

ría (Art. 57 CM).

6.2. La consulta de las sentencias definitivas dictadas en las

causas de hacienda, para el solo efecto de ponderar si se encuen- tran ajustadas a derecho (Art. 751 i.2 CPC).

6.2.1. Si a la Corte no le merece reparos de esta índole la

sentencia, la aprobará sin más trámite (Art. 751 i.2 CPC).

6.3. En general, las resoluciones que no sean sentencias de-

finitivas, salvo las excepciones que señala la ley. 18

6.4. Cuando el fiscal estime indispensable el envío de ante- cedentes solicitados a una autoridad y ésta se haya negado a en- viarlos a pretexto de su carácter secreto o reservado, remitirá los antecedentes al fiscal regional, quien, si compartiera esa apre- ciación, solicitará a la Corte de Apelaciones respectiva que, pre- vio informe de la autoridad de que se tratare, resuelva la con- troversia en cuenta (Art. 19 i.3 C. Procesal Penal).

7. Como consecuencia de las modificaciones de que han sido

objeto los Códigos de Procedimiento Civil y Penal, hoy día de- ben verse en cuenta la mayor parte de los asuntos civiles que llegan a una Corte, ya sea por vía de apelación o de consulta. Incluso, la existencia de leyes especiales en las que se indica que en la apelación de las resoluciones se procederá, en cuanto a la tramitación de ellas, “como en la apelación de los incidentes”,

50

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

aumenta el número de las causas que deben verse en cuenta en las Cortes de Apelaciones.

7.1. Sin embargo, a pesar de tan drásticos cambios, el legis-

lador no reglamentó suficientemente la forma en que las Cor- tes deberán conocer este gran número de causas en cuenta. Al efecto, sólo ha dispuesto:

7.1.1. Que el Presidente de la Corte procederá a distribuir, me-

diante sorteo, la causa cuya apelación debe verse en cuenta entre

las distintas salas en que funcione el tribunal (Art. 199 i.2 CPC), y

7.1.2. Que las Cortes deberán establecer horas de funciona-

miento adicional para el conocimiento y fallo de estas apelacio-

nes (Art. 199 i.3 CPC).

7.2. A objeto de propender a un apropiado y adecuado co-

nocimiento de estas causas subidas en apelación o en consulta y que deben verse en cuenta, nos parece aconsejable que el Pre- sidente de la Corte confeccione una nómina interna de aque- llas causas que se verán en la semana siguiente en la sala o salas que conformen el tribunal y a la que fueron asignadas.

7.3. Con este medio el tribunal se asegura, entre otras cosas:

7.3.1. De mantener la vigilancia de estas causas sin dejar en-

tregada la oportunidad de su conocimiento a la voluntad del re- lator.

7.3.2. De dar estricto cumplimiento a las normas que otor-

gan preferencia a algunas causas;

7.3.3. De entregar a la sala de su radicación el conocimien-

to de aquellas causas que estén radicadas.

7.4. Sería prudente, además, que en cada sala se llevara un

libro, separado del de tablas, en el cual se transcriba la nómina interna de las causas en cuenta, con indicación de la audiencia en que ellas se verán y del relator a quien se ha encargado la cuenta. Con esto se aseguraría que el conocimiento de estas cau- sas se lleve a cabo con la rapidez que ha deseado el legislador.

DE LA RESOLUCION DE LOS ASUNTOS “PREVIA VISTA DE LA CAUSA”

1. Las Cortes de Apelaciones resolverán los asuntos en cuen- ta o previa vista de la causa, según corresponda (Art. 68 COT).

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

51

1.1. La vista y conocimiento de las causas en las Cortes de

Apelaciones se regirán por las reglas de los Códigos de Procedi- miento Civil, de Procedimiento Penal o Procesal Penal, según corresponda (Art. 71 COT).

2. En general, puede afirmarse que corresponde a las Cor-

tes resolver en esta forma las contiendas entre partes y los actos de la jurisdicción no contenciosa (Art. 1º CPC), SALVO

2.1. Los asuntos que deben resolverse en cuenta, como he-

mos visto antes.

3. En la vista de la causa hay formalidades procesales que

deben cumplirse para dejar la causa en estado de verse por la Corte de Apelaciones, y que hemos analizado con anterioridad.

4. La vista de la causa propiamente tal está compuesta de

los siguientes pasos, que se estudiarán más adelante:

4.1. La dictación y notificación del decreto que ordena traer

los autos en relación;

4.2. La colocación de la causa en tabla;

4.3. La relación de la causa, y

4.4. Los alegatos.

5. Doctrinariamente, se consideran los dos primeros como

previos a la vista de la causa y los dos últimos como la vista pro- piamente tal.

5.1. Tienen ellos el mismo carácter que tiene en primera ins-

tancia la citación para oír sentencia.

6. Hoy día el Código de Procedimiento Civil estima que la

vista de la causa se iniciará con la relación, la que se efectuará en presencia de los abogados de las partes que hayan asistido y se hubieren anunciado para alegar (Art. 223 i.1 CPC).

52

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

DE LA COMPARECENCIA DE LAS PARTES EN LAS CORTES DE APELACIONES

A. FORMA DE COMPARECER

A.1. Las partes deben comparecer ante el tribunal superior a seguir el recurso (Arts. 200 i.1 y 782 CPC). A.1.1. Ante las Cortes de Apelaciones las partes podrán com- parecer personalmente o presentadas por abogado o por pro- curador del número (Art. 398 i.1 COT). A.1.1.1. El litigante rebelde sólo podrá comparecer represen- tado por abogado habilitado o por procurador del número (Art. 398 i.2 COT).

A.2. La comparecencia no está sujeta a formalidad alguna. A.2.1. Será suficiente el hacerse notificar personalmente el decreto autos en relación o bien presentar un escrito en que ex- prese hacerse parte.

B. PLAZO PARA COMPARECER O TÉRMINO DE EMPLAZAMIENTO

B.1. Las partes tendrán para comparecer los siguientes plazos:

B.1.1. Cuando el tribunal de primera instancia tiene su asien- to en la comuna en que funciona la Corte de Apelaciones, es de cinco días (Arts. 200 i.1 y 779 CPC). B.1.2. Cuando los autos se remitan de un tribunal de prime- ra instancia que funciona en el mismo territorio jurisdiccional en que tiene su ubicación el tribunal de alzada, pero fuera de la comuna que sirve de asiento a él, se aumentará el plazo con tres días más (Arts. 200 i.1, 258 i.2 y 779 CPC). B.1.2.1. En consecuencia, será en este caso de ocho días. B.1.3. Cuando los autos se remitan de un tribunal de prime- ra instancia que funcione fuera de la comuna en que resida el de alzada, se aumentará el plazo del artículo 200 con más el pla- zo del artículo 258 y se sumará a esos días el término de empla- zamiento de la tabla de emplazamientos (Arts. 200 i.2, 258 i.2, 259 y 779 CPC y 2º Ley 18.776). B.1.3.1. En consecuencia, será en este caso de ocho días, más el término fijado por la tabla de emplazamientos.

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

53

B.2. El plazo de días fijado para la comparecencia de las par- tes es un término de días hábiles y fatal (Arts. 64 i.1 y 200 CPC). B.2.1. El plazo se cuenta desde que se reciben los autos en secretaría del tribunal (Art. 200 i.1 CPC). B.2.1.1. Para estos efectos el secretario debe certificar en los autos la fecha en que ingresan a la Corte.

B.3. En las causas criminales, cuando en un mismo expediente principal o de compulsas hubiere varias apelaciones en estado de ser vistas, las partes se considerarán emplazadas respecto de to- das, las que serán conocidas conjuntamente (Art. 63 i.3 CPP). B.3.1. Esta regla no rige en la vista de asuntos agregados ex- traordinariamente a la tabla, respecto de otros que deban figu- rar en ella en la forma común (Art. 63 i.3 CPP).

B.4. En las causas criminales sujetas al nuevo sistema proce- sal penal, la falta de comparecencia de uno o más recurrentes a la audiencia dará lugar a que se decrete el abandono del recur- so (Art. 358 i.2 C. Procesal Penal). B.4.1. Sin embargo, la falta de comparecencia de uno o más de los recurridos permitirá proceder en su ausencia (Art. 358 i.2 C. Procesal Penal).

C. SANCIONES A LA FALTA DE COMPARECENCIA

C.1. Si el apelante no comparece dentro de plazo el tribu- nal correspondiente deberá declarar su deserción previa certifi- cación que el secretario deberá efectuar de oficio. La parte ape- lada, en todo caso, podrá solicitar la declaración pertinente, verbalmente o por escrito (Art. 201 i.1 CPC). C.1.1. La misma sanción sufrirá el recurrente que no com- parece a seguir el recurso de casación en la forma ante la Corte de Apelaciones (Art. 779 i.2 CPC). C.1.2. En las apelaciones interpuestas contra las sentencias dictadas por el juez de policía local, si el apelante no compare- ce en el plazo de cinco días contados desde que los autos son recibidos en la secretaría de la Corte, el tribunal declarará de- sierto el recurso (Art. 32 i.3 Ley 18.287).

C.2. Si no comparece el apelado, se seguirá el recurso en su rebeldía por el solo ministerio de la ley y no será necesario notifi-

54

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

carle las resoluciones que se dicten, las que producirán sus efec- tos respecto de él desde que se pronuncien (Art. 202 i.1 CPC). C.2.1. Lo mismo ocurrirá al recurrido en los recursos de ca- sación en la forma (Arts. 202 i.1 y 779 i.1 CPC).

C.3. El emplazamiento de las partes hecho antes de que el superior conozca el recurso es un trámite o diligencia esencial en la segunda instancia (Art. 800 Nº 1 CPC). C.3.1. La sentencia dada faltando este trámite es pasible de casación en la forma (Art. 768 Nº 9 CPC).

C.4. La falta de comparecencia a la audiencia de uno o más recurrentes dará lugar a que se declare el abandono del recurso respecto de los ausentes, y la incomparecencia de uno o más de los recurridos permite proceder en su ausencia en las causas cri- minales del nuevo proceso penal (Art. 358 i.2 C. Procesal Penal).

D. EXCEPCIONES A LA OBLIGACIÓN DE COMPARECER

D.1. Entre otros casos, la causa se verá sin esperar la com- parecencia de las partes. D.1.1. En el recurso de amparo (Art. 21 CPR). D.1.2. En las apelaciones de las causas criminales (Art. 63 CPP). D.1.2.1. Las partes se considerarán emplazadas para concu- rrir al tribunal superior por el hecho de notificárseles la conce- sión del recurso de apelación (Art. 510 i.3 CPP). D.1.2.1.1. Debe recordarse que en los recursos criminales del nuevo sistema procesal penal, la comparecencia de los re- currentes es importante y la de los recurridos es sancionada con la posibilidad de proceder en su ausencia. D.1.3. En la apelación de las causas de alcoholes (Art. 180 Ley 17.105). D.1.4. En la apelación de las causas del trabajo ya que las partes se consideran emplazadas por el hecho de notificárseles la concesión del recurso (Art. 467 i.2 C. del T.). D.1.5. En las apelaciones de las causas tributarias (Art. 143 CT). D.1.6. En algunas apelaciones en las causas de aguas (Art. 247 i.2 C. de A.). D.1.7. En la apelación interpuesta en contra de la resolución del juez que regula el ejercicio del derecho a que se refiere el artículo 55 de la Ley sobre Servicios Eléctricos, en que la Corte

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

55

debe pronunciarse, hayan o no comparecido las partes (Art. 55 i.2 DFL Nº 1 Min. de Min. de 13.9.82). D.1.8. En la apelación de la sentencia dictada por el Direc- tor Regional de Impuestos Internos resolviendo la reclamación por aplicación de las multas establecidas por el artículo 97 del Código Tributario (Art. 165 Nº 5 i.2 CT). D.1.9. En las apelaciones o consultas, en su caso, de las re- soluciones sobre negativa de inscripción electoral o sobre ins- cripción electoral que debiera excluirse (Art. 52 Ley 18.556).

DE LA DICTACION DE LAS RESOLUCIONES

1. La tramitación de los asuntos entregados a las Cortes de

Apelaciones corresponderá, en aquellas que se compongan de más de una sala, a la primera (Art. 70 i.1 COT).

2. Para dictar las providencias de mera sustanciación, es de-

cir, aquellas que tienen por objeto dar curso progresivo a los au- tos sin decidir ni prejuzgar ninguna cuestión debatida entre par- tes, bastará un solo ministro (Arts. 70 is.2 y 3. COT y 168 CPC).

2.1. Cualquiera de los ministros o integrantes de la sala tra-

mitadora puede dictar estos decretos.

2.2. Sin embargo, deberán dictarse por la sala respectiva las

resoluciones de tramitación que procedan cuando ya estén co- nociendo de un asunto (Art. 70 i.4 COT).

3. Para dictar los autos, las sentencias interlocutorias y las

definitivas, se exige la concurrencia de tres de los miembros de la sala (Art. 168 CPC), SALVO

3.1. Si después de acordada una resolución se imposibilita

alguno de los jueces para firmarla, caso en que bastará que se exprese esta circunstancia en el mismo fallo (Art. 169 i.2 CPC).

4. En la dictación de las resoluciones emitidas por el pleno

de las Cortes de Apelaciones se aplican estas mismas reglas, de- biendo hacerse presente que:

4.1. Las providencias de mera sustanciación y que tienen por

objeto hacer llegar los asuntos al pleno serán firmadas por el Presidente de la Corte.

56

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

4.1.1. En su ausencia las dictará aquel que haga las veces de

Presidente y que es el ministro más antiguo que se encuentre actualmente en la Corte (Art. 91 COT).

4.2. Las demás resoluciones deberán contar con la concu-

rrencia de la mayoría absoluta de los miembros de la Corte en los casos que proceda y en los demás con la mayoría exigida para los acuerdos.

4.2.1. Todos los ministros presentes en el pleno deben fir-

mar las resoluciones y acuerdos, dejándose constancia en ellos de los que no firman habiendo concurrido al acuerdo.

DE LAS NOTIFICACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

1. Las resoluciones judiciales sólo producen efectos en vir-

tud de notificación hecha con arreglo a la ley, salvo los casos ex- presamente exceptuados por ella (Art. 38 CPC).

2. Las notificaciones de las resoluciones que se dicten por

el tribunal de alzada se practicarán por el estado diario (Arts. 221

CPC y 43 CPP), SALVO

2.1. La primera resolución que se dicte, que debe ser noti-

ficada personalmente (Art. 221 CPC).

2.1.1. Las notificaciones que deban hacerse en causas crimi-

nales de que esté conociendo la Corte deben hacerse personal- mente al fiscal, en todo caso (Art. 66 i.1 CPP).

2.2. La resolución que declare la deserción de la apelación

por no comparecencia del apelante, la que produce sus efectos desde que se dicta y sin necesidad de notificación (Art. 201 i.2

CPC).

2.3. Las resoluciones que se dicten si no comparece el ape-

lado, las que producirán sus efectos respecto del apelado rebel- de desde que se pronuncien (Art. 202 i.1 CPC).

2.4. Las resoluciones que se dicten conociendo de un pro-

ceso criminal, las cuales producirán sus efectos respecto de las partes que no hayan comparecido en la instancia desde que se pronuncien (Art. 63 CPP).

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

57

3. Podrá, sin embargo, el tribunal ordenar que se hagan por

otro de los medios establecidos en la ley, las notificaciones, cuan- do lo estime conveniente (Art. 221 i.2 CPC).

DEL DECRETO DE AUTOS EN RELACION

1. Terminada la tramitación del expediente llegado a la

Corte, en los casos procedentes, se ordenará traer los autos en relación.

2. Esta resolución es de aquellas que tienen por objeto dar

curso progresivo a los autos, sin decidir ni prejuzgar ninguna cuestión debatida entre partes (Art. 70 i.3 COT).

2.1. Para dictarla bastará un solo ministro (Arts. 70 i.2 COT

y 168 CPC).

2.2. Se dicta por cualquier ministro de la Corte, y en aque-

llas de más de una sala, en la tramitadora, es decir, en la prime-

ra sala (Art. 70 i.1 COT).

3. Su notificación a las partes dependerá del hecho de ser

o no la primera resolución dictada.

3.1. Si es la primera resolución, debe notificarse personal-

mente (Art. 221 i.1 CPC).

3.1.1. La forma de hacerse es que la propia parte en su ini-

ciativa se apersone a notificarse o presente un escrito para ello.

3.1.2. Si no lo hiciere así el apelante, podrá declarársele de-

sierto el recurso, y si no lo hace el apelado se le tendrá por re- belde y se tramitará éste (Arts. 201 y 202 CPC).

3.2. Si antes ya se ha dictado otra, la notificación se practi-

cará en la forma establecida por el artículo 50, esto es, por el estado (Art. 221 i.1 CPC).

3.3. En materia penal y en otras en que la ley lo ordena, las

apelaciones y los recursos de casación en la forma se verán ante la Corte sin esperar la comparecencia de las partes (Art. 63 CPP).

3.3.1. Las partes se considerarán emplazadas por el hecho

de notificárseles el recurso de apelación al ser concedido (Art. 510 i.3 CPP).

58

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

4. En las causas civiles en que procede la consulta o en las

criminales de que conoce la Corte por esta vía, no es necesaria la notificación de la resolución de autos en relación, sin perjui- cio de la comparecencia voluntaria de las partes.

5. Quedando la causa en estado, es decir, habiéndose dicta-

do y notificado el decreto de autos en relación y habiendo trans- currido el término de emplazamiento, se inscribe la causa en el rol para ello y luego conforme a la preferencia que tenga o al orden de ingreso, puede ser colocada en tabla por el Presiden- te de la Corte.

DE LA VISTA AL FISCAL 19

A. MANERA DE OBRAR DE LA FISCALÍA JUDICIAL

A.1. La Fiscalía Judicial será ejercida por los fiscales judicia- les de las Cortes de Apelaciones (Art. 350 i.1 COT). A.1.1. Obran, según la naturaleza de los negocios, o como parte principal, o como terceros o como auxiliar del juez (Art. 354 COT).

A.2. Obran como parte principal y figurarán en todos los trá- mites de segunda instancia del juicio, debiendo ser oídos en los siguientes casos (Arts. 355 i.1 COT y 2 DFL 426 de 1927):

A.2.1. En la apelación y consulta de los procedimientos cri- minales por crimen y simple delito de acción pública (Art. 356

COT).

A.2.1.1. En las sentencias definitivas, después de transcurrido el plazo que tienen las partes para hacer sus observaciones escri- tas, se oirá la opinión del fiscal judicial (Arts. 513 i.2 y 534 CPP). A.2.1.2. El fiscal judicial deberá dictaminar en el término de seis días (Art. 513 i.2 CPP), SALVO

19 El antiguo Ministerio Público, que era ejercido por los Fiscales de la Corte Suprema y Cortes de Apelaciones, en razón del nuevo sistema procesal penal ha pasado a llamarse Fiscalía Judicial en los lugares en que éste rige. En esos lugares no tiene actividad en materia criminal, de tal manera que todo lo que se dice en esta parte es aplicable a los otros asuntos, con las salveda- des que se han indicado precedentemente.

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

59

A.2.1.2.1. Si el proceso tiene más de cien fojas, en que se ampliará este término en un día más por cada veinticinco fojas que excedan de cien, no pudiendo en ningún caso ser mayor de quince días (Arts. 513 i.2 y 401 i.3 CPP). A.2.1.3. El fiscal judicial podrá pedir que se confirme, aprue- be o revoque la sentencia, o bien, que se le modifique en favor

o en contra del reo (Art. 514 i.1 CPP). A.2.1.3.1. También podrá solicitar que se practiquen las di- ligencias cuya omisión note y que tiendan al esclarecimiento de un hecho importante (Art. 515 incs. 1 y 2 CPP). A.2.1.4. De la opinión desfavorable del fiscal judicial se dará traslado a los reos que hayan comparecido, por el término fatal

y común de seis días (Art. 514 i.3 CPP). A.2.1.5. La Corte se hará cargo en su fallo de las observa- ciones y conclusiones formuladas por él (Arts. 514 i.4 y 415 i.1

CPP), SALVO

A.2.1.5.1. Según se ha fallado, cuando la Corte coincida ple- namente en su sentencia con lo dictaminado por el fiscal judi- cial o cuando la pena que aplicará la Corte al reo esté dentro del mismo grado de la sugerida por el fiscal judicial, casos en que bastará referirse al dictamen evacuado. A.2.2. En la apelación y consulta de las sentencias en que se mande sobreseer, ya definitiva, ya temporalmente, cuando la consulta sea procedente, una vez elevados los autos, la Corte de Apelaciones oirá la opinión de su fiscal judicial (Art. 415 i.1 CPP). A.2.2.1. Oído el fiscal judicial, sin más trámite, pondrá la cau- sa en tabla para pronunciarse acerca de las conclusiones que éste formule (Art. 415 i.1 CPP).

A.3. Obran como terceros y deben ser oídos en segunda instan- cia, en los siguientes casos:

A.3.1. En la apelación y consulta, cuando procediere esta úl- tima, de las sentencias definitivas y de los sobreseimientos tem- porales, dictados en los procedimientos criminales en que se ejer- cite la acción privada (Arts. 357 Nº 1 COT y 571 CPP), SALVO A.3.1.1. Cuando se trate de delitos de injurias o calumnias inferidos a particulares (Art. 583 CPP). A.3.2. En las contiendas de competencia suscitadas por ra- zón de la materia de la cosa litigiosa (Art. 357 Nº 2 COT). A.3.3. En los procedimientos sobre el estado civil de una per- sona (Art. 357 Nº 4 COT).

60

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

A.3.3.1. En la apelación de las sentencias definitivas dictadas en los procedimientos de nulidad de matrimonio (Art. 753 CPC). A.3.3.2. En la consulta de estos mismos fallos, para el caso en que se retenga el conocimiento del negocio por haberse es- timado dudosa la legalidad del fallo, en que deberá oírse al fis- cal judicial (Art. 753 CPC). A.3.4. En general, en todo negocio respecto del cual las le- yes prescriban expresamente la audiencia o intervención de la Fiscalía Judicial (Art. 357 Nº 6 COT), como por ejemplo:

A.3.4.1. En los casos en que la Corte haga las declaraciones que por la ley son obligatorias a los jueces, aun cuando en el fallo apelado no se contengan, en que sólo podrá hacerlo pre- via audiencia de la Fiscalía Judicial (Art. 209 i.1 CPC). A.3.4.2. Cuando la Corte conozca de la consulta de la de- claración del juez de menores que estime sin discernimiento a un menor, en que se oirá al fiscal judicial (Art. 28 i.3 Ley 16.618).

A.4. Obra como auxiliar la Fiscalía Judicial en segunda instancia:

A.4.1. En todos los casos en que la Corte de Apelaciones es- time conveniente oír el dictamen del respectivo fiscal judicial (Arts. 355 y 359 COT).

A.5. Por último, es importante dejar constancia que aun cuando no se trata de segunda instancia, el fiscal judicial actúa en algunos casos en que funciona como tribunal unipersonal un ministro de la Corte o en que la Corte conoce algunos asuntos tramitándolos ella misma, como por ejemplo:

A.5.1. En las causas por Ley de Seguridad del Estado de que conozca un ministro como tribunal unipersonal. A.5.1.1. El fiscal judicial de la Corte respectiva actuará en defensa del Gobierno constituido, de los tribunales superiores de justicia y de los magistrados, según el caso, debiendo figurar como parte en el proceso (Art. 27 a) Ley 12.927). A.5.2. En las reclamaciones de ilegalidad de un decreto al- caldicio en que, vencido el término probatorio, se remitirán los autos al fiscal judicial para su informe (Art. 82 g) Ley 18.695). A.5.3. En las reclamaciones contra el Comité Ejecutivo del Banco Central de Chile que establece el DL 1.078, en que eva- cuado el traslado por el Banco o en su rebeldía, la Corte oirá el dictamen de su fiscal judicial (Art. 37 i.2 DL 1.078). A.5.4. En las reclamaciones contra acuerdos, reglamentos, ór- denes o resoluciones del Banco Central en la Ley de Comercio

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

61

de Exportación e Importación y de Operaciones de Cambios In- ternacionales (Arts. 20 i.1 DS M. Ec. 29.11.77 y 37 i.2 DL 1.078). A.5.5. En la reclamación contra la Comisión Chilena de Ener- gía Nuclear en que con la respuesta de la Comisión o en su re- beldía, la Corte oirá el dictamen del fiscal judicial (Art. 11 i.3 CM).

B. SANCIÓN A LA FALTA DE INFORME DEL FISCAL JUDICIAL

B.1. Cuando el fiscal judicial actúa como parte principal en un procedimiento, la omisión en que incurra la Corte de oír su informe es causal de nulidad de lo obrado. B.1.1. La falta de emplazamiento de una de las partes es cau- sal de casación en la forma (Art. 541 Nº 1 CPP).

B.2. Cuando el fiscal judicial actúa como tercero:

B.2.1. En los asuntos criminales, la falta de audiencia de la Fiscalía Judicial acarreará la nulidad de lo obrado (Art. 25 i.2 CPP). B.2.1.1. La sentencia de la Corte dada sin oír a su fiscal ju- dicial incurre en vicio de forma (Art. 541 Nº 12 CPP). B.2.2. En los asuntos civiles la omisión de la vista al fiscal ju- dicial ha sido considerada jurisprudencialmente en forma divi- dida. B.2.2.1. Se ha fallado algunas veces que la omisión del infor- me del fiscal judicial no hace incurrir a la Corte en vicio, puesto que el dictamen no se considera en parte alguna como diligen- cia o trámite esencial ni tampoco la ley previene expresamente que sea causal de nulidad. B.2.2.2. Se ha fallado, por otra parte, que la audiencia de la Fiscalía Judicial reviste un carácter de trámite o diligencia esen- cial atendidos los términos absolutos e imperativos en que se es- tablece la vista, como en el caso de la nulidad de matrimonio, razón por la que un fallo dado sin este trámite es pasible de ca- sación formal por la causal del Nº 9 del artículo 768 del Código de Procedimiento Civil.

C. CASOS EN QUE NO SE OYE AL FISCAL JUDICIAL

C.1. Sin embargo, de lo antes expuesto, por expresa dispo- sición legal no se oirá en segunda instancia al fiscal judicial:

62

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

C.1.1. En los negocios que afecten los bienes de las corpo- raciones o fundaciones de derecho público (Art. 358 Nº 1 COT). C.1.2. En los procedimientos de hacienda (Art. 358 Nº 2

COT).

C.1.2.1. Sin embargo, el Código de Procedimiento Civil es- tatuye que en los procedimientos de hacienda en que la Fisca- lía Judicial no figure como parte principal, debe ser oída antes de la sentencia definitiva dictada por la Corte (Art. 750 CPC). C.1.2.2. Creemos que siendo una disposición especial, debe ser cumplida. C.1.3. En los asuntos de jurisdicción voluntaria (Art. 358 Nº 3

COT).

C.1.4. En los procesos contra los reos ausentes o prófugos (Art. 358 Nº 4 COT). C.1.5. En los procesos criminales por faltas (Art. 358 Nº 5

COT).

DE LA COLOCACION DE LAS CAUSAS EN TABLA

1. Los Presidentes de las Cortes de Apelaciones formarán,

el último día hábil de cada semana, una tabla de asuntos que verá el tribunal en la semana siguiente, que se encuentren en estado de relación (Arts. 69 i.1 y 90 Nº 3 COT y 163 CPC).

1.1. Se consideran expedientes en estado de relación aque-

llos que hayan sido previamente revisados y certificados al efec-

to por el relator que corresponda (Art. 69 i.1 COT).

1.2. Si la Corte tiene más de una sala, se formarán tantas ta-

blas cuantas sea el número de salas que haya y se distribuirán entre ellas por sorteo, en audiencia pública (Art. 69 i.2 COT).

1.3. Al confeccionar la tabla con recursos del nuevo sistema procesal penal, la Corte adoptará las medidas necesarias para que la sala que correspondiere no viere alterada su labor (Art. 357 i.2 C. Procesal Penal).

2. Confección de las tablas

2.1. En las tablas se colocan las causas enroladas, debiendo

cuidarse que se encuentren en estado, vale decir:

2.1.1. Que se hayan realizado los trámites previos.

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

63

2.1.2. Que hayan transcurrido los plazos de comparecencia,

en su caso.

2.1.3. Que se haya dictado el decreto de autos en relación.

2.1.4. Que el relator que corresponda haya revisado y certi-

ficado que el expediente se encuentra en estado de relación (Art. 69 i.1 COT).

2.2. Además, debe cuidarse, en las Cortes de Apelaciones de

más de una sala, de colocar las causas radicadas en las tablas que corresponden a la sala de radicación (Art. 69 i.4 COT).

2.3. Al confeccionar las tablas el Presidente deberá hacerlo

colocando las causas en estricto orden de su ingreso y a medida que vayan quedando en estado, SALVO

2.3.1. En aquellos casos en que por orden de la ley, las cau-

sas deban agregarse extraordinariamente, y

2.3.2.

En aquellos casos en que las causas gocen de prefe-

rencia.

2.4.

En las tablas deberá designarse un día a la semana, a lo

menos, para conocer de:

2.4.1. Las causas criminales (Art. 69 i.3 COT).

2.4.2. Las causas del trabajo (Art. 471 C. del T.).

2.4.2.1. Si no hubiere número suficiente, el Presidente com-

pletará la tabla en la forma que determine (Art. 471 C. del T.).

2.4.3. Las causas de menor cuantía (Art. 701 CPC).

2.5. Se destinará un día por lo menos, fuera de las horas or-

dinarias de audiencia, para el conocimiento y fallo de:

2.5.1. Los recursos de queja (Art. 90 Nº 3 COT), y

2.5.2. Las causas que hayan quedado en acuerdo, en el caso

del artículo 82 del Código Orgánico de Tribunales (Art. 90 Nº 3

COT).

2.6. La tabla debe fijarse en lugar visible, que por regla ge-

neral es la secretaría, y en las Cortes de varias salas además se fija un tablero cerca de cada una de ellas (Art. 163 i.2 CPC).

3. Formalidades que debe cumplir la tabla

3.1. Al confeccionar la tabla debe expresarse en ella:

3.1.1. El nombre de las partes, en la forma en que aparezca

en la carátula del respectivo expediente (Art. 163 i.1 CPC).

64

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

3.1.1.1. Los errores, cambios de letras o alteraciones no sus-

tanciales de los nombres o apellidos de las partes no impiden la vista de la causa (Art. 165 i.4 CPC).

3.1.1.1.1. Por el contrario, si los errores son sustanciales, la

causa no podrá verse y sale “mal anunciada”.

3.1.2. El día en que cada asunto debe tratarse (Art. 163 i.1

CPC).

3.1.3. El número de orden que le corresponda (Art. 163 i.1

CPC).

3.1.4. Se acostumbra colocar una letra “D” a las causas en

que se verá una sentencia definitiva y una letra “A” a aquellas en que se conoce de un incidente.

4. Causas que gozan de preferencia

4.1. Al confeccionar la tabla deberán colocarse primeramen-

te las causas que gozan de preferencia, ya sea por orden de la ley o porque el tribunal se la haya acordado (Art. 69 i.3 CPC).

4.2. Tienen preferencia para ser vistas, entre otras:

4.2.1. Las causas criminales, sobre las de cualquier otro or-

den (Art. 524 i.2 CPP).

4.2.1.1. Las causas seguidas por manejar en estado de ebrie-

dad, causando lesiones menos graves, graves o la muerte, en los casos en que se apele de:

4.2.1.1.1. Los autos de reo, las resoluciones que se refieren

a medidas adoptadas para paralizar la acción civil, las sentencias definitivas y los sobreseimientos temporales o definitivos (Art. 181 XIII Ley 17.105).

4.2.2. Las causas de la ley de menores (Art. 37 i.3 Ley 16.618).

4.2.3. Las causas del trabajo (Art. 471 C. del T.).

4.2.3.1. Su conocimiento se ajustará estrictamente al orden

de su ingreso al tribunal (Art. 471 C. del T.).

4.2.4. Las causas seguidas por reclamo de ilegalidad de un

decreto alcaldicio (Art. 82 g) Ley 18.695).

4.2.5. Las causas en procedimientos de menor cuantía (Art. 701 CPC).

4.2.6. Las apelaciones deducidas por los querellados en los

procesos por delitos tributarios (Art. 163 i) i.2 CT).

4.2.6.1. Deberán agregarse a la tabla a la semana siguiente

de haber ingresado a la secretaría de la Corte (Art. 163 i) i.2 CT).

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

65

4.2.7. Las causas por reclamaciones contra la Superintenden-

cia de Valores y Seguros, respecto de los casos contemplados en el Títulos III del decreto ley (Art. 36 i. final DL 3.538).

4.2.8. Las apelaciones en las causas de la ley de quiebras, que

gozarán de preferencia para su agregación extraordinaria a la tabla (Art. 5 i.2 Ley 18.175).

4.2.9. Las apelaciones de la sentencia del Director Regional

de Impuestos Internos dictada en la reclamación por aplicación de multas que contempla el artículo 97 del Código Tributario (Art. 165 Nº 5 i.2 CT).

4.3. También gozan de preferencia en su vista:

4.3.1. La apelación de las sentencias dictadas en el procedi-

miento sumarísimo que establece el Código de Minería (Art. 235 Nº 6 CM).

4.3.2. La apelación de aquellas causas en las que se ha con-

cedido orden de no innovar (Art. 192 i.3 CPC).

4.3.3. Las apelaciones en los procedimientos de hacienda,

las que se colocarán de inmediato en tabla (Art. 241 CPC).

4.3.4. El reclamo de las Cajas de Compensación de Asigna-

ción Familiar interpuesto contra la Superintendencia de Segu- ridad Social, causa que se agregará en forma extraordinaria para su conocimiento (Art. 70 i.2 Ley 18.833).

5. Sanciones en esta materia

5.1. Es un trámite o diligencia esencial en la segunda ins-

tancia de los procedimientos de mayor o menor cuantía y en los procedimientos especiales:

5.1.1. La fijación de la causa en tabla para su vista, en la for-

ma establecida en el artículo 163 del Código de Procedimiento Civil (Art. 800 Nº 4 CPC).

5.2. Procede el recurso de casación en la forma en contra

de las sentencias interlocutorias que en segunda instancia se dic- ten sin señalar día para la vista de la causa (Art. 766 i.1 CPC).

66

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

DE LA AGREGACION EXTRAORDINARIA DE LAS CAUSAS 20

1. El Presidente de las Cortes de Apelaciones debe formar

cada día una tabla extraordinaria de causas que, por la propia

naturaleza de la resolución o por su importancia, deban ser vis- tas con preferencia a las demás causas de la tabla ordinaria (Art. 69 i.6 COT).

1.1. Al disponer la agregación extraordinaria de recursos en

el nuevo sistema penal, la corte adoptará las medidas necesarias para que la sala que correspondiere no viere alterada su labor (Art. 357 i.2 C. Procesal Penal).

2. Agregará extraordinariamente a la tabla del día siguiente

hábil de su ingreso al tribunal, o el mismo día en casos urgentes:

2.1. Las apelaciones relativas a la prisión preventiva de los

imputados u otras medidas cautelares personales en su contra (Art. 69 i.6 Nº 1 COT). 2.1.1. En las Cortes con reforma procesal penal se agre- gan extraordinariamente a la tabla del día siguiente hábil de su ingreso al tribunal o el mismo día en casos urgentes las apelaciones relativas a la libertad de los imputados u otras medidas cautelares personales en su contra, los recursos de amparo, y las demás que determinen las leyes (Art. 69 i.6 N os 1, 2 y 3 COT).

2.2. Los recursos de amparo (Art. 69 i.6 Nº 2 COT).

2.3. Las demás que determinen las leyes (Art. 69 i.6 Nº 3

COT), como por ejemplo:

2.3.1. Los recursos de protección, previo sorteo de sala, en

las Cortes de más de una (Nº 3 AA 29.3.77 CS).

20 La Ley 19.708, de 5 de enero de 2001, modificó el artículo 69 del Có- digo Orgánico de Tribunales, el que de acuerdo a su artículo transitorio y al séptimo transitorio de la Ley 19.665, debe entenderse vigente a esta época en las Cortes de las regiones en que no se aplica la reforma procesal penal, y respecto de las causas iniciadas con anterioridad a la vigencia del Código Pro- cesal Penal, también en las regiones en que el nuevo sistema actúa.

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

67

2.3.2. La apelación o consulta de las sentencias dictadas en

los procesos por Ley de Seguridad del Estado (Art. 27 Ley 12.927).

2.3.3. La apelación interpuesta contra las resoluciones que

den lugar o denieguen el arraigo (Art. 305 bis A i.6 CPP).

2.4. En casos urgentes podrá agregar estas causas extraordi-

nariamente a la tabla del mismo día de su ingreso al tribunal

(Art. 69 i.5 COT).

3. Agregará extraordinariamente a la tabla del día que de-

termine, dentro del término de cinco días desde el ingreso de los autos a la secretaría del tribunal:

3.1. Las apelaciones relativas al auto declaratorio de reo de

cualquiera de los inculpados, en causas en que haya reos priva- dos de libertad (Art. 69 i.6 COT).

3.2. Las apelaciones de la resolución que no da lugar a pro-

nunciar un auto de reo en causas en que haya reos privados de libertad (Art. 69 i.6 COT).

3.3. Las apelaciones de la resolución que acoge o rechaza

la petición de modificación o de dejar sin efecto un auto de reo, en causas en que haya reos privados de libertad (Art. 69 i.4 re- lac. i.6 COT). 21

4. También se agregarán extraordinariamente:

4.1. Las apelaciones que se interpongan con motivo de las

medidas precautorias de suspensión del fallo arbitral reclama- do en los casos de comunidades de aguas (Art. 247 i.2 C. de A.).

DE LA RADICACION DE LAS CAUSAS 22

1. Tiene efecto en aquellas Cortes de Apelaciones que po-

seen más de una sala.

21 La agregación extraordinaria dentro del término de 5 días desde el in- greso de los autos a la secretaría del tribunal no procede en las Cortes con reforma procesal penal, de acuerdo a lo dispuesto por la Ley 19.708, que eli- minó el antiguo inciso 6, del Art. 69 del COT. 22 Ver la nota Nº 20.

68

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

2. La sala que haya conocido por primera vez de las resolu-

ciones o negocios determinados por la ley, será competente para conocerlas siempre que se deban ver en la Corte de Apelacio- nes esas mismas resoluciones (Art. 69 i.4 COT).

2.1. La vista de los recursos penales del nuevo sistema pro- cesal penal no podrá suspenderse por las causales previstas en los numerales 1, 5, 6 y 7 del artículo 165 del Código de Proce- dimiento Civil (Art. 357 i.1 C. Procesal Penal).

3. Radican en la sala:

3.1. Los recursos de amparo (Art. 69 i.4 COT).

3.2. Las apelaciones que se deduzcan en un mismo proceso

respecto del auto declaratorio de reo de cualquiera de los in-

culpados (Art. 69 i.4 COT).

3.2.1. En las Cortes con reforma procesal penal radican los

recursos de amparo y las apelaciones relativas a la libertad de los imputados u otras medidas cautelares personales en su con- tra, pues serán de competencia de la sala que haya conocido por primera vez del recurso o de la apelación, o que hubiere sido designada para tal efecto, aunque no hubiere entrado a cono- cerlos (nuevo Art. 69 i.4 COT). 3.2.1.1. La radicación señalada operará incluso si no se pro- cediere a la vista de la causa por desistimiento del recurrente o por cualquier motivo (nuevo Art. 69 i.5 COT).

3.3. La apelación de la resolución que no da lugar a pronun-

ciar el auto de reo (Art. 69 i.4 COT).

3.4. La apelación de la resolución que acoge o rechaza la peti-

ción de modificar o dejar sin efecto el auto de reo (Art. 69 i.4 COT).

3.4.1. Las menciones de los signados 3.3 y 3.4 no son apli-

cables a las Cortes donde exista reforma procesal penal, puesto que en las causas criminales del procedimiento oral no existe auto de reo. Y, además, porque el inciso cuatro del artículo 69 del COT fue reemplazado por la Ley 19.708.

3.5. Las apelaciones o consultas relativas a la libertad provi-

sional de los inculpados o reos (Art. 69 i.4 COT).

3.6. La apelación de aquellas causas en las que la Corte con-

cedió orden de no innovar que se verán en la misma sala que la otorgó (Art. 192 i.3 CPC).

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

69

3.7. En las causas de hacienda en que verá el asunto la mis-

ma sala que, conociendo de él antes por la vía de la consulta, determinó retener el conocimiento del negocio (Art. 751 i.2

CPC).

4. Al confeccionarse las tablas debe cuidarse, en las Cortes

de Apelaciones de más de una sala, de ubicar estas causas en la

sala de radicación.

4.1. Deben colocarse como radicadas las causas criminales

en las que se haya recibido la causa a prueba o dictado una me- dida para mejor resolver cuando cumplidas éstas o terminada aquélla, se desee oír nuevamente a las partes (Art. 525 i.2 CPP).

DE LAS SUSPENSIONES O RETARDOS

1. Por regla general, las causas se verán en el día señalado

para ello en las tablas (Arts. 164 CPC y 526 CPP).

2. Sin embargo, hay casos de excepción en los que las cau-

sas no se ven el mismo día señalado o bien su vista se retarda

dentro del mismo día (Art. 165 i.1 CPC).

3. Sólo podrá suspenderse en el día designado al efecto la

vista de la causa, o retardarse dentro del mismo día, en los si-

guientes casos:

3.1. Por impedirlo el examen de las causas colocadas en lu-

gar preferente (Art. 165 i.1 Nº 1 CPC).

3.1.1. Por impedirlo la continuación de la vista de otro plei-

to pendiente del día anterior (Art. 165 i.1 Nº 1 CPC). 3.1.1.1. La vista de los recursos penales del nuevo sistema procesal penal no podrá suspenderse por esta causal (Art. 357 i.1 C. Procesal Penal).

3.2. Por falta de miembros del tribunal en número suficiente

para pronunciar sentencia (Art. 165 i.1 Nº 2 CPC).

3.2.1. Si la falta de miembros se debe a la recusación que

afecte a un abogado integrante, el Presidente de la Corte pro- cederá de inmediato a formar sala, salvo que ello no fuere posi- ble por causa justificada (Art. 113 i.3 CPC).

70

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

3.2.1.1. No podrá suspenderse la vista de un recurso penal

del nuevo sistema procesal penal por falta de jueces que pudie- ren integrar la sala (Art. 356 C. Procesal Penal). 3.2.1.1.1. Si fuere necesario, se interrumpirá la vista de re- cursos civiles para que se integren a la sala de jueces no inhabi- litados. En consecuencia, la audiencia sólo se suspenderá cuan- do no se alcanzare con los jueces que conformen ese día el tribunal, el mínimo de miembros no inhabilitados que debie- ren intervenir en él (Art. 356 C. Procesal Penal).

3.3. Por muerte del abogado patrocinante (Art. 165 i.1 Nº 3

CPC).

3.3.1. En este caso se suspenderá la vista de la causa por quin-

ce días contados desde la notificación al mandante de la muer-

te del abogado patrocinante (Art. 165 i.1 Nº 3 i.2 CPC).

3.4. Por muerte del procurador (Art. 165 i.1 Nº 3 CPC).

3.4.1. En este caso se suspenderá la vista de la causa por quin-

ce días contados desde la notificación de la muerte del procu- rador al mandante (Art. 165 i.1 Nº 3 i.2 CPC).

3.5. Por muerte del litigante que gestione por sí en el plei-

to (Art. 165 i.1 Nº 3 CPC).

3.5.1. En este caso se suspenderá la vista de la causa por quin-

ce días contados desde la muerte del litigante que obraba por sí mismo (Art. 165 i.1 Nº 3 i.2 CPC).

3.6. Por muerte del cónyuge o de alguno de los descendien-

tes o ascendientes del abogado defensor (Art. 165 i.1 Nº 4 CPC).

3.6.1. Para que se haga efectiva la suspensión, la muerte de

estas personas debe haber sucedido dentro de los ocho días an- teriores al designado para la vista (Art. 165 i.1 Nº 4 CPC).

3.6.1.1. En todos los casos a que se refieren los puntos signa-

dos 3.3, 3.4 y 3.6, se suspenderá la vista de la causa sólo si hubie- re personas privadas de libertad (Art. 357 i.3 C. Procesal Penal).

3.7. Por solicitarlo alguna de las partes o pedirlo de común

acuerdo los procuradores o los abogados de ellas (Art. 165 i.1 Nº 5 CPC).

3.7.1. El escrito en que se solicite la suspensión deberá ser

presentado hasta las doce horas del día hábil anterior a la au- diencia correspondiente. Si así no se hace, la petición será re- chazada de plano (Art. 165 i.1 Nº 5 i.3 CPC).

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

71

3.7.1.1. En el cargo de recepción del escrito de suspensión

se estampará, además de la fecha, la hora de su presentación (Nº 1 AA 2.9.94 CS).

3.7.1.1.1. Este escrito pagará en las Cortes de Apelaciones

un impuesto especial de un cuarto de unidad tributaria men-

sual y se pagará en estampillas de impuesto fiscal que se pega- rán en el escrito respectivo (Art. 165 i.1 Nº 5 i.3 CPC).

3.7.2. La sola presentación del escrito extingue el derecho

a la suspensión aun si la causa no se ve por cualquier otro moti- vo (Art. 165 i.1 Nº 5 i.3 CPC).

3.7.3. Cada parte podrá hacer uso de este derecho por una

sola vez. En todo caso, sólo podrá ejercitarse hasta por dos ve- ces, cualquiera que sea el número de partes litigantes, obren o no por una sola cuerda (Art. 165 i.1 Nº 5 i.2 CPC), SALVO

3.7.3.1. En el recurso de amparo en que el derecho a sus-

pender no procede (Art. 165 i.1 Nº 5 i.4 CPC).

3.7.3.2. En las apelaciones que se deduzcan por los quere-

llados en los procesos por delitos tributarios en que, cualquiera que sea el número de ellos, sólo podrán ejercer por dos veces el derecho de suspender (Art. 163 i) i.3 CT).

3.7.3.3. En el recurso de protección, en que sólo proce-

derá por una sola vez y a solicitud del recurrente (Nº 9 AA 24.6.92 CS).

3.7.3.3.1. También procederá por una sola vez respecto de

la otra parte, aunque fuere más de uno el funcionario o perso-

na afectado, y sólo cuando el tribunal estime el fundamento de su solicitud muy calificado (Nº 9 AA 24.6.92 CS).

3.7.3.3.2. La suspensión de común acuerdo de las partes no

procederá en la protección (Nº 9 AA 24.6.92 CS).

3.7.3.4. En los asuntos incidentales en las causas criminales

donde haya algún detenido o reo preso, en que el querellante y

las partes civiles podrán suspender sólo por razones que califi- cará el tribunal (Art. 62 bis i.1 CPP).

3.7.4. Los relatores, en cada tabla, deben dejar constancia

de las suspensiones que se han ejercitado por esta causa y de la circunstancia de haberse agotado o no el ejercicio de tal dere- cho (Art. 165 i.4 CPC). 3.7.4.1. La vista de los recursos penales del nuevo sistema

procesal penal no podrá suspenderse por la causal prevista en el numeral quinto del artículo 165 del Código de Procedimien- to Civil (Art. 357 i.1 C. Procesal Penal).

72

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

3.7.4.1.1. La vista sólo podrá suspenderse si lo solicita el re-

currente o todos los intervinientes facultados para concurrir a ella de común acuerdo. Este derecho podrá ejercerse una sola

vez por el recurrente o por todos los intervinientes (Art. 357 i.4

C. Procesal Penal).

3.7.4.1.1.1. Se hará por medio de un escrito que deberá pre- sentarse hasta las doce horas del día hábil anterior correspon- diente a la audiencia, y podrá presentarse hasta antes del comien- zo de la audiencia, en el caso de que la agregación de la causa

se hubiere efectuado con menos de 72 horas antes de su vista (Art. 357 i.4 C. Procesal Penal).

3.8. Por tener alguno de los abogados otra vista o compare-

cencia a que asistir en el mismo día ante otro tribunal (Art. 165 i.1 Nº 6 CPC).

3.8.1. Es el Presidente de la sala el que, atendidas las cir-

cunstancias, podrá conceder la suspensión por una sola vez o simplemente retardar la vista de la causa (Art. 165 i.1 Nº 6 i.2

CPC).

3.8.1.1. En el caso que un abogado tenga dos o más vistas

ante el mismo tribunal, en salas distintas, preferirá la vista, pri- mero del amparo, luego la de la protección y en seguida la cau- sa que se anuncie primero (Art. 165 i.1 Nº 6 i.2 CPC). 3.8.1.1.1. En esas circunstancias se retardarán o se suspen- derán las demás, según sea el caso (Art. 165 i.1 Nº 6 i.2 CPC).

3.9. Por ordenarlo así el tribunal, por resolución fundada,

al disponer la práctica de algún trámite que sea estrictamente indispensable cumplir en forma previa a la vista de la causa (Art. 165 i.1 Nº 7 CPC).

3.9.1. Sin embargo, la orden de traer a la vista algún expe-

diente o documento no suspenderá la vista de la causa y tal re- solución se deberá cumplir una vez terminada de verse la causa (Art. 165 i.1 Nº 7 CPC).

3.9.1.1. Creemos que hay situaciones en las que esto no será

posible, por lo que la causa deberá salir sin estado, como por ejemplo el caso en que se hayan elevado compulsas incomple- tas, o en que sin el documento o el expediente la relación sea ininteligible.

3.9.1.1.1. La vista de los recursos penales del nuevo sistema

procesal penal, no podrá suspenderse por esta causal (Art. 357

i.1 C. Procesal Penal).

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

73

3.10. Por formularse reclamación, de palabra o por escrito,

de implicancia o recusación contra algún miembro que no per- tenezca al personal ordinario de la sala, cuando haya de inte- grarse ésta (Art. 166 i.2 CPC).

3.10.1. Sin embargo, cuando la recusación afectare a un abo-

gado integrante, el Presidente de la respectiva Corte procederá a formar sala de inmediato, salvo que ello no fuera posible por causa justificada (Art. 113 i.3 CPC).

4. Las causas suspendidas serán anunciadas en la tabla an-

tes de comenzar la relación de las demás (Arts. 373 i.2 COT y 222 i.2 CPC).

4.1. En la práctica se cumple esta disposición incluyendo la

mención de la causa suspendida en un formulario ad hoc fir- mado por el relator, en que se indica el número de orden de la causa, su individualización y el motivo por el que no se verá.

4.1.1. Este formulario se coloca en un lugar visible.

5. Las causas que salgan de tabla por cualquier motivo, vol-

verán a ella al lugar que tenían (Art. 165 i.2 CPC).

6. Los errores, cambios de letras o alteraciones no sustan-

ciales de los nombres o apellidos de las partes no impiden la

vista de la causa (Art. 165 i.3 CPC).

7. No se suspenderá de manera alguna la vista de la causa:

7.1. En el recurso de amparo en que el derecho de suspen-

der no procede (Art. 165 i.1 Nº 5 i.3 CPC).

7.2. En las apelaciones que se deduzcan contra la medida

precautoria de suspensión del fallo arbitral dictado por los di- rectores de las comunidades de agua, cuando el juez que co- noce de la reclamación decreta tal suspensión (Art. 247 i.2 C. de A.).

7.3. En las apelaciones o consultas relativas a la libertad pro-

visional de los inculpados o reos en las que no pueden suspen- der ni el querellante ni las partes civiles (Art. 62 bis i.1 CPP).

7.4. No procede la suspensión de la vista del recurso de queja

(Art. 549 c) COT).

74

TRAMITACIONES EN LAS CORTES DE APELACIONES

8. Además las partes podrán acordar suspender el procedi-

miento por un plazo de hasta noventa días (Art. 64 i.2 CPC).

DEL ANUNCIO DE LAS CAUSAS

1. La tabla de los asuntos que verá el tribunal se fijará en

lugar visible (Art. 163 i.2 CPC).

2. Antes de que se comience a tratar cada negocio, lo anun-

ciará el tribunal (Art. 163 i.2 CPC).

2.1. Al efecto, hará colocar en lugar conveniente el respec-

tivo número de orden que corresponde en la tabla a la causa que se verá (Art. 163 i.2 CPC).

2.2. Este número se mantendrá fijo hasta que se pase a otro

asunto (Art. 163 i.2 CPC).

3. Las causas que se ordene tramitar, las suspendidas y las

que por cualquier motivo no hayan de verse, serán anunciadas en la tabla antes de comenzar la relación de las demás (Arts. 373 i.2 COT y 222 i.2 CPC).

3.1. Asimismo, en esa oportunidad deberán señalarse aque-

llas causas que no se verán durante la audiencia por falta de tiempo. En el hecho se indica por el tribunal hasta la última de las causas que se verán ese día (Arts. 373 i.2 COT y 222 i.2

CPC).

3.1.1. La audiencia se prorrogará por el Presidente de la sala,

si fuere necesario, hasta ver la última de las causas que resten en la tabla (Arts. 373 i.2 COT, 222 i.2 CPC y Nº 3 AA 2.9.94 CS).

3.2. Estos anuncios se hacen en un formulario ad hoc que

debe llenar el relator y que debe ser colocado en lugar visible.

4. El anuncio es un trámite o diligencia esencial en la segun-

da instancia de los procedimientos de mayor o de menor cuan- tía y en los procedimientos especiales (Art. 800 Nº 4 CPC).

4.1. La sentencia dada sin que se haya cumplido con esta

diligencia es pasible de casación en la forma (Art. 768 Nº 9

CPC).

DE LA MANERA DE RESOLVER LOS ASUNTOS EN LAS CORTES DE APELACIONES

75

DE LAS RELACIONES

A. FUNCIONARIOS QUE LAS REALIZAN

A.1. Los tribunales colegiados tomarán conocimiento del proceso por medio del relator o del secretario, sin perjuicio del examen que los miembros del tribunal crean necesario hacer por sí mismos (Art. 161 i.2 CPC). A.1.1. En las Cortes de Apelaciones que consten de una sala, los secretarios estarán obligados a hacer la relación de la tabla ordinaria durante los días de la semana que acuerde el tribunal (Art. 383 COT). A.1.1.1. La vista de la causa en materia de recursos del nue- vo sistema procesal penal, se efectúa en una audiencia pública que se inicia sin mediar relación (Art. 358 i.3 C. Procesal Penal). A.1.1.1.1. Sin embargo, en virtud de un acuerdo de la Cor- te Suprema, en cuanto se refiere al recurso de apelación, se in- dica que debe hacerse relación para resolver la admisibilidad del recurso (AA CS 10.01.01).

B. FUNCIONES DE LOS RELATORES

B.1. Dar cuenta diaria de las solicitudes que se presenten en calidad de urgentes (Art. 372 Nº 1