You are on page 1of 2

Una flor amarilla

 Temas: - la inmortalidad a través de la reencarnación


- el juego con la ruptura del orden cronológico del tiempo.
- el doble (Luc es un doble del protagonista).

 Relación del título con la historia narrada: el contacto del protagonista


con la belleza de la flor lo lleva a renunciar a ser mortal y a seguir
buscando por París a otro que, como Luc, repita su vida.
 El significado de la historia narrada (lo que simboliza): significa la
renuncia a la inmortalidad y el posterior arrepentimiento a partir de la
experiencia de la belleza. El protagonista dejó morir a Luc, que
significaba la repetición de su vida desgraciada y llena de frustraciones y
fracasos, pero al tomar contacto con la flor amarilla y experimentar la
vivencia de la belleza, vuelve a recorrer París para encontrar un nuevo
continuador de su vida. Para que esto ocurra tiene que darse nuevamente
“ un pequeño error en el mecanismo, un pliegue del tiempo, un avatar
simultáneo en vez de consecutivo.”
 Subgénero del relato: es un cuento realista porque la concepción de lo
sobrenatural la enuncia un alcohólico, muy probablemente sicótico, visto
desde el punto de vista del narrador que lo escucha y le responde con
objetividad.
 Evolución del protagonista: el protagonista cambia su concepción del
horror por la repetición de su vida. Ese horror se manifiesta cuando deja
morir a Luc – aunque en el cuento está sugerido, no expresado
explícitamente- y siente “por primera vez algo que podía parecerse a la
felicidad” y vive “anegado por la certidumbre maravillosa de ser el
primer mortal … sin un Luc que entrara en la rueda para repetir
estúpidamente una estúpida vida”. Al experimentar el sentimiento de la
belleza viendo una flor amarilla en un cantero, cambia su actitud:
“Justamente eso, la flor era bella… Y yo estaba condenado. Me iba a
morir un día para siempre. La flor era hermosa, siempre habría flores
para los hombres futuros. De golpe comprendí la nada, eso que había
creído la paz, el término de una cadena.” A partir de entonces empieza a
deambular por París “buscando entre los pasajeros a alguien que se
pareciera a mí o a Luc, a alguien que pudiera ser yo otra vez … y luego
dejarlo irse sin decirle nada, casi protegiéndolo para que siguiera por su
pobre vida estúpida…”.
 Vínculos entre los personajes: El vínculo entre el protagonista y Luc nace
en un autobús de la línea 95 cuando aquél descubre el parecido del niño
con él cuando tenía su edad. Logra acercarse a la familia y se convierte
en un visitante frecuente de la casa y desarrolla un vínculo con Luc, su
madre y su tío. Esto le permite conocer anécdotas de la vida del niño que
son análogas a hechos que a él le sucedieron cuando tenía la misma edad

1
de Luc. Se gana la confianza de la casa y del niño hasta el punto de
convertirse en su enfermero cuando se enferma de bronquitis.
El vínculo del protagonista con el narrador es ocasional. Se conocen en
un bistró de un suburbio de París y traban conversación. El protagonista
es un habitué de ese lugar donde todas las noches se emborracha. El
narrador lo escucha y en varias ocasiones hace el papel de “contradictor”.
Es una conversación en la cual el narrador interviene. Se diferencia del
cuento Torito en lo siguiente: Suárez habla con alguien (una visita
probablemente) que no participa en la conversación. El cuento es un
monólogo del ex-boxeador.

 Vínculos entre lo natural y lo sobrenatural: El protagonista sostiene que somos


inmortales porque él ha comprobado que existe la reencarnación. También
sostiene que lo ha comprobado porque ha asistido a una falla en el mecanismo
del tiempo que le ha permitido conocer a aquél en quien se reencarna. Es decir
que, en este caso, ha sido testigo de su reencarnación porque ésta ha sido
simultánea y no consecutiva. El narrador e interlocutor del protagonista le
plantea que lo que éste considera sobrenatural está constituido por hechos
coincidentes que son naturales en la vida de los niños. Lo sobrenatural se da, por
ejemplo en La noche boca arriba, en Axolotl, en La puerta condenada, en No se
culpe a nadie.
 Características del estilo de Cortázar: el estilo es coloquial: “se me apiló firme”,
“Era un tipo nada viejo y nada ignorante”, “se las arregló para conocer la casa
del chico”, “El hombre tenía el vino triste, no había nada que hacerle”, varias
veces el protagonista llama “viejo” al narrador. En cuanto a las técnicas
narrativas aparecen el estilo indirecto a través del cual el narrador resume lo que
le cuenta el protagonista y lo que él le contesta y el estilo directo a través del
cual habla el protagonista exclusivamente.
 La vida y la muerte en Cortázar: en este cuento la muerte es un paso previo a la
reencarnación, según el punto de vista del protagonista. Éste desea ser mortal y
cree conseguirlo a partir de la muerte de Luc pero al experimentar el placer
estético que le provoca la flor amarilla su manera de pensar cambia: la muerte es
una desesperante nada que lo lanza a la búsqueda de otro que repita su vida. El
tema de la muerte y la vida aparece también en La noche boca arriba, No se
culpe a nadie, El río y Los amigos.
 Atributos de los personajes: el protagonista es un hombre de cincuenta años, “de
cara reseca y ojos de tuberculoso”, limpio, pulcro y culto. Está jubilado de la
municipalidad y su mujer lo ha abandonado. Su vida está llena de fracasos y
frustraciones. Es alcohólico y parece sicótico. Luc es un niño de trece años muy
parecido al protagonista cuando ése tenía su edad. Un mechón de pelo le cae en
la frente y tiene los ojos muy separados. Es tímido y torpe. Tiene una gran
sensibilidad. Muere por el agravamiento de una bronquitis y la falta de la
atención médica adecuada. Se insinúa en el cuento que el protagonista lo dejó
morir. La situación económica de su familia es precaria. Vive con su madre, una
mujer avejentada y un tío jubilado.
 El aislamiento del protagonista: el protagonista es un hombre solitario que bebe
para olvidar. Salvo el narrador, los otros parroquianos del bistró se burlan de él.