Вы находитесь на странице: 1из 4

1.

FORMULACIÓN METODOLÓGICA DE LA SITUACION SOCIOJURÍDICA


- PROBLÉMICA

En los últimos años se ha visto progresivamente el colapso del sistema carcelario


en Colombia, en cuanto a la administración, gestión y operación de este, viéndose
afectados principalmente los derechos de los internos por las condiciones que se
presentan en los sitios de reclusión, los cuales no cumplen con las mínimas
garantías de servicio para ello y una infraestructura adecuada para dicha atención.
Lo anterior, más el retraso en la resolución de los procesos judiciales han
generado progresivamente el grave hacinamiento que poseen muchas cárceles en
estos momentos.

Si bien es cierto, lo que se busca con la condena es la resocialización del recluso,


esta meta no se cumple, por qué no existe la infraestructura adecuada en la que el
recluso pueda permanecer durante ese periodo de resocialización, aspecto que
genera un peligro a la integridad del interno y que no garantiza el respeto de los
derechos fundamentales de este. No existe una verdadera coordinación entre el
gobierno y la administración carcelaria, ya que, aunque el problema ya se ha
identificado, no hay aún, al menos, una luz que nos acerque a una solución, no
hay propuestas coherentes que puedan dar solución a un problema que cada vez
es más grande, teniendo en cuenta el entorno sociocultural que se evidencia en el
país. Una de las propuestas más sonadas es construir más centros penitenciarios;
sin embargo, la corrupción y poca eficiencia que se presenta en la administración
carcelaria no son garantía suficiente para que ésta sea una solución pronta y
adecuada.

El objeto de esta investigación, además de identificar cada uno de los problemas,


es investigar acerca del origen de estos; así como también plantear posibles
soluciones a un problema que va creciendo en forma exponencial.
2. CARACTERIZACIÓN DE LA EVIDENCIA

En la Administración Pública, se presentan encontrado altos índices de corrupción,


en donde el Estado a través de sus Entidades, les da a contratistas cierta cantidad
de dinero para inversión en la población, en sus necesidades y en deber de
cumplir con la protección de cada individuo. Es por esto que en el punto a
desarrollar, realizaremos una pequeña pero concreta crítica de cómo la mala
administración, nos obliga a padecer penurias a quienes cumplimos con impuestos
y todas las exigencias de la ley.

Nuestra investigación, se concreta un tema que es de mucha importancia, en la


actualidad y en la historia. Se trata del mal mantenimiento de las cárceles, todos
conocen que se convive en un establecimiento sucio, inhumano; pero la parte de
la que hablaremos nosotros es la de la Administración.

Con base en el Informe Estadístico del INPEC del Año 2013 sobre la gestión
Administrativa y operaria, donde se evidencia claramente que el presupuesto que
el Estado le otorga a esta entidad, no es el mismo al que invierten en la realidad;
La sobrepoblación y el hacinamiento en las cárceles del país a cargo del INPEC,
impide el correcto funcionamiento del Sistema Penitenciario y Carcelario,
generando la llamada “emergencia carcelaria”, factor que conlleva a que los
Establecimientos de Reclusión del Orden Nacional estén a punto de colapsar.

Entre las consecuencias más relevantes de esta crisis se encuentra la vulneración


de los Derechos Humanos de los internos dado que imposibilita efectuar, de
manera adecuada, la clasificación de las personas privadas de la libertad en los
centros de reclusión, de acuerdo a lo establecido en el Código Penitenciario y
Carcelario, Artículo 62 “Los internos en los centros de reclusión, serán separados
por categorías, atendiendo a su sexo, edad, naturaleza del hecho punible,
personalidad, antecedentes y condiciones de salud mental y física (…)”

Asimismo, la limitación y carencia infraestructura adecuada, impide que el INPEC


brinde las garantías mínimas de servicio en las áreas laboral, de salud, recreación,
bienestar, educación y en general, todas las acciones encaminadas a preparar al
condenado mediante su resocialización para la vida en libertad, con base en lo
señalado el Artículo 143 del Código Penitenciario y Carcelario. Es así como la
sobrepoblación carcelaria no es una situación coyuntural, por lo cual debe ser
abordada mediante el diseño de una política criminal integral, encaminada a
minimizar el fenómeno y dignificar a la personas que se encuentran privadas de la
libertad.

En este sentido, el 31 de mayo del presente año mediante Resolución No. 1505 el
INPEC declara el estado de Emergencia Penitenciaria y Carcelaria en los
Establecimientos de Reclusión del Orden Nacional –ERON, con el fin de dar
solución a la crisis que actualmente presenta el Sistema Penitenciario y
Carcelario, ejecutando planes estratégicos que apuntan a la seguridad, atención,
tratamiento y reinserción de la población carcelaria. Con fundamento en lo
anterior, se crea el Plan de Emergencia Carcelaria que incorpora los Planes de
Salud, Seguridad y Des hacinamiento.

3. (INDUCCIÓN) Formulación DEL PROBLEMA DE INVESTIGACIÓN

Ideas generales según las evidencias.

 Otorgamiento en mayor proporción, del beneficio de prisión y detención


domiciliaria.
 Incremento de actividad delincuencial.
 El 92,4% de la población reclusa del país está constituida por hombres y el
restante 7,6% por mujeres.
 La población reclusa en el país, se destaca el rango correspondiente entre
30 a 44 años, con un porcentaje del 51,8% del total; siendo el 3,1%
hombres y el 6,9% mujeres. Le sigue el rango entre 18 y 29 años con el
42,6% del 91,7 son hombres y el 8,3% mujeres. El tercer grupo refiere a los
internos entre 45 a 59 y finalmente el grupo de reclusos mayores de 60.
 El modelo educativo se ha convertido en un parámetro de obligatoriedad
para el INPEC que ve como única alternativa de resocialización de los
internos.
 Con respecto a la educación superior solo el 3,4% de la población reclusa.
 El INPEC continúa incentivando a la población reclusa para desarrollar
actividades de trabajo, estudio, y enseñanza, eventos culturales de
recreación y deporte.
 Los internos bajo condiciones excepcionales se titulan así por reunir
características específicas, ser parte de la población afro, nacionalidad
extranjera, madres gestantes, y lactantes, con discapacidad física, entre
otros.
 Los delitos de mayor ocurrencia son el hurto, homicidio, tráfico de armas y
el tráfico de estupefacientes.
 La población reclusa sigue superando la capacidad de los establecimientos
de reclusión.
 Detención domiciliaria de 12.201 hombres y 2.819 mujeres.
 Población carcelaria con vigilancia electrónica, restricciones impuestas por
el juez a la libertad de locomoción.
 Altas cifras de reincidencia intramuros 94,4%, en domiciliaria y vigilancia
electrónica. Reincidentes equivalen al 10,7% del total de la población .bajo
las tres modalidades de delitos anteriormente expresadas.
 La sobrepoblación y el hacinamiento impiden el correcto funcionamiento del
sistema penitenciario y carcelario, por ello existe vulneración de los
derechos humanos de los internos.
 Se genera la llamada emergencia carcelaria fundamentada en el artículo
62, el cual reza: “los internos en los centros de reclusión, serán separados
por categorías, atendiendo a su sexo, edad, naturaleza del hecho punible,
personalidad, antecedentes y condiciones de salud mental y física.”
 Existe una limitación y carencia de infraestructura adecuada
 La resolución Nº 1505 declara la emergencia carcelaria y penitenciaria.

En general, se puede decir que el problema de investigación es la baja calidad y


eficiencia de la gestión administrativa que ejerce el INPEC, fundamentada en la
gran cantidad de reclusos que se encuentran dentro de los penales, los cuales no
poseen una infraestructura adecuada para desempeñar dicha labor, lo que
conlleva a la violación reiterada de los derechos humanos de los internos. Aunque
con algunas resoluciones se ha tratado de mejorar dichas situaciones, el sistema
administrativo del Instituto no ha mostrado mejoría a partir de dichas
disposiciones, bien sea porque no ha habido una debida implementación de lo que
se ha dispuesto a través de la normativa, o porque han surgido inconvenientes
que no están dentro del ámbito del Instituto, sino que son disposiciones que deben
emanar de sus superiores inmediatos, como lo son el Ministerio de Justicia y
directamente el presidente de la República.

4. RELACIÓN ENTRE EL PROBLEMA Y LA SITUACIÓN

Como se ha dicho anteriormente, la situación actual consistente en los altos de


sobrepoblación en los diferente centros carcelarios, es generado por que muchos
de los reclusos que ya gozan de diferentes beneficios, no ha sido cobijados por los
mismos ya que el INPEC al encontrarse desbordado en su capacidad no ha
cumplido una de sus funciones administrativas que consiste en determinar que
reclusos son susceptibles a gozar beneficios penitenciarios, y que aún se
encuentran recluidos.

La anterior situación, generada por a las deficiencias en la administración


penitenciaria que analizaremos en nuestra investigación, se une con la corrupción
que se presenta al interior del INPEC, la cual es camuflada y pasa por
desapercibido bajo el argumento que es generado por el reducido presupuesto
que se le asigna al sistema penitenciario del país.

Lo anterior nos indica que para el año 2013, se presenta una sobrepoblación de
unos 41.802 internos, en todo el país, ya que se tiene calculado que la capacidad
de los centros de reclusión es de 75.726 y se encuentra recluidos 117.528 de los
cuales se estiman que el 30% aprx, son sindicados y el 70% son condenados.