Вы находитесь на странице: 1из 4

EL ESTRÉS LABORAL EN LAS ORGANIZACIONES

Así, se define el estrés como un esfuerzo agotador para mantener las funciones esenciales
al nivel requerido (Ruff y Korchin, 1967), como información que el sujeto interpreta
como amenaza de peligro (Lipowsky, 1975), como frustración y amenaza que no pueden
reducirse (Bonner, 1967), o como imposibilidad de predecir el futuro (Groen y Bastiaans,
1975).
Para Sells (1970) estrés es la falta de disponibilidad de respuestas adecuadas ante una
situación que produce consecuencias importantes y graves. Para Appley y Trumbull
(1967) se trata de situaciones nuevas e intensas, rápidamente cambiantes e
inesperadas; Pepitone (1967) considera que son los motivos implicados en situaciones
específicas como el logro.
Para McGrath (1970) el estrés es un importante desequilibrio percibido entre la demanda
y la capacidad bajo condiciones en las que el fracaso en la solución de la situación tiene
importantes consecuencias percibidas. En este grupo de definiciones se encuentra la teoría
del ajuste entre persona y entorno.

 Landy y Trumbo (1976) presentan una lista de estresores, entre ellos están:
 la inseguridad en el trabajo,
 la excesiva competitividad,
 las condiciones de trabajo arriesgadas,
 las demandas de la tarea, el excesivo número de horas de trabajo
síntomas
Los síntomas del estrés laboral pueden ser divididos en dos grandes grupos; por un lado,
aquellos síntomas asociados a reacciones emocionales, y por otro, aquellos asociados a
reacciones físicas. Estos síntomas pueden estar causados por diversos factores de los que
ya hemos hablado.
Síntomas a nivel emocional
El estrés laboral puede alterar de modo significativo nuestra reacción emocional ante el
entorno, modificando nuestro estado de ánimo y alterando nuestro comportamiento.
Algunas de estas reacciones, como el mal humor o la irritabilidad, son fácilmente
perceptibles por las personas de nuestro entorno; mientras que otras, como en el caso de
la depresión, son más difíciles de percibir por los demás, ya que en ocasiones el individuo
tiende a fingir un estado emocional saludable, bien sea por miedo a ser rechazado o por
no querer generar preocupaciones en los demás.
El estrés laboral puede originar uno o varios de los siguientes síntomas emocionales:
 Ansiedad
 Mal Humor
 Irritabilidad
 Miedo o temor
 Inseguridad
 Dificultades para concentrarse
 Dificultad para tomar decisiones
 Bajo estado de ánimo
 Depresión
Síntomas a nivel físico
El estrés laboral también puede originar una serie de reacciones en nuestro cuerpo
alterando nuestro sistema motor, digestivo, respiratorio o cardiovascular. Entre los
síntomas físicos más frecuentes podemos encontrar los siguientes:
 Dolor de cabeza
 Mareos y náuseas
 Temblores
 Taquicardia
 Tensión muscular y contracturas
 Hipo salivación (Sequedad de la boca)
No es poco frecuente que además de una combinación de los síntomas vistos
anteriormente, el empleado, incapaz de manejar el estrés laboral, sufra de insomnio. Esta
dificultad para conciliar el sueño, acompañada generalmente por un incesante ir y venir
de pensamientos negativos, preocupaciones y temores, no hace sino agravar el problema,
pues la función reparadora que el sueño tiene sobre nuestro cerebro, se realiza de modo
deficiente haciendo que el sujeto se levante cansado y malhumorado.
Las causas del estrés laboral pueden ser muy diversas:
- El volumen y ritmo de trabajo.
- Tareas aburridas o monótonas.
- Empleo inestable.
- Elevado nivel de responsabilidad.
- Exposición a tareas insalubres o peligrosas.
- Falta de apoyo.
- Acoso laboral.
- Utilización inadecuada de las posiciones de poder.
- Falta de reconocimiento.
- Condiciones ambientales del lugar de trabajo.
- La combinación de cualquiera de los anteriores factores.
El volumen y ritmo de trabajo
En ocasiones los empleados se ven sometidos a una excesiva carga de trabajo debido a
una mala planificación por parte de los gestores. Los plazos ajustados y la obligación de
terminar tareas contrarreloj elevan los niveles de cortisol en el trabajador (hormona
causante del estrés), lo que puede aumentar su ansiedad, volviéndolo irritable y
disminuyendo su capacidad para resolver los problemas y ejecutar las tareas previstas.
Tareas aburridas o monótonas
Otras veces la causa del estrés laboral es precisamente la falta de estímulos y la monotonía
en el puesto. Trabajos excesivamente repetitivos y que no varían en el tiempo, pueden
producir en el trabajador una sensación de vacío y de rechazo ante la obligación de repetir
día tras día la misma tarea, por lo que cada nueva jornada será vista como una larga y
pesada sucesión de horas que no se acaba nunca.
Empleo inestable
El miedo a perder el puesto de trabajo es otra de las causas de estrés laboral. Este temor
puede hacer que el empleado se encuentre en un continuo estado de estrés. Además, en
muchas ocasiones, esta situación se combina con una inadecuada remuneración, por lo
que, al miedo a ser despedido o sustituido, se une el estrés económico causado por unos
ingresos muy ajustados, con los que difícilmente puede hacer frente a los gastos del hogar.
Elevado nivel de responsabilidad
La posibilidad de que un pequeño error tenga graves consecuencias es otra de las causas
de estrés laboral. Un controlador de tráfico aéreo o un cirujano en plena operación son
buenos ejemplos que ilustran este detonante. El trabajador se ve obligado a
mantener concentración absoluta durante un largo periodo de tiempo, donde la más breve
distracción puede tener consecuencias fatales.
Consecuencias
El estrés laboral produce una serie de consecuencias y efectos negativos no solo a nivel
productivo y organizacional, sino también a nivel físico y psicológico.
El estrés laboral es uno de los problemas de salud más grave que en la actualidad afecta
a la sociedad en general. Lee algunos de sus mayores efectos negativos:
 A nivel fisiológico: Taquicardia, aumento de la tensión arterial, sudoración,
alteraciones del ritmo respiratorio, aumento de la tensión muscular, aumento de
la glucemia en sangre, aumento del metabolismo basal, aumento del colesterol,
inhibición del sistema inmunológico, sensación de nudo en la garganta, dilatación
de pupilas, etc.
 A nivel cognitivo: sensación de preocupación, indecisión, bajo nivel de
concentración, desorientación, mal humor, hipersensibilidad a la crítica,
sentimientos de falta de control, etc.
 A nivel motor: hablar rápido, temblores, tartamudeo, voz entrecortada,
imprecisión, explosiones emocionales, consumo de drogas legales como tabaco y
alcohol, exceso de apetito, falta de apetito, conductas impulsivas, risas nerviosas,
bostezos, etc.
 A nivel psicológico: ansiedad, depresión, tics nerviosos, conducta compulsiva,
otros trastornos, etc.
Factores que incrementan el estrés laboral
El estrés laboral está relacionado con la propia actividad de una persona dentro del
trabajo, esto incluye el sistema laboral, las demandas de un puesto y la relación
empresa trabajador entre muchos otros. Las experiencias de estrés pueden deteriorar
la salud y el bienestar del trabajador y tener implicaciones en todas las áreas del
individuo, especialmente en el comportamiento y en el desarrollo de la calidad de vida
laboral. El estrés laboral es un factor que determina la calidad de vida laboral de una
persona, por eso es importante que tomes nota de algunos factores que incrementan
el estrés en tu área de trabajo.
1. Jornadas laborales extensas: Cuando el tiempo personal se limita a causa de las
actividades laborales, se restringe los lapsos en que una persona puede dedicar
algunas actividades personales, como la familia, actividades académicas y de
formación personal, actividades recreativas, deporte, entre otras que son
necesarias para mantener la estabilidad física, mental y emocional requerida para
tener una salud óptima.
2. Ruido extremo en tu área de trabajo: Aun cuando el ruido en la industria sirve
de control para quienes operan maquinarias, la contaminación auditiva en niveles
indeseables genera estrés, cansancio y falta de concentración que repercuten en el
desempeño laboral, pues el ruido no afecta únicamente a niveles físicos en el
cuerpo humano, sino también puede causar afecciones a nivel psicológico.
3. Interrupciones frecuentes: Las constantes interrupciones limitan el desempeño
de una tarea y entorpecen las dinámicas de trabajo. Mientras más cosas deba
atender una persona en un momento, más dividido se encuentra el foco de
atención, y más dificultades para enfocarse tendrá. El desgaste físico que ocasiona
la falta de concentración repercute directamente en el estado anímico de la persona
y de su productividad en la tarea que realiza.
4. Papeleo excesivo: En la búsqueda constante de mejorar procesos y
procedimientos es común encontrarse con un papeleo excesivo, resulta estresante
enfrentarse con el papeleo excesivo y las confusiones que puede ocasionar el uso
excesivo de procesos y papeleos.

BIBLIOGRAFÍA
 S.A. (2016). Definiciones del estrés laboral. N.A, de psicología online Sitio web:
https://www.psicologia-online.com/definiciones-de-estres-laboral-segun-
autores-806.html
 S.A. (2016). Estrés Laboral. N.A, de N.A Sitio web:
http://www.estreslaboral.info/tipos-de-estres-laboral.html}
 Elizabeth Herrera de Tan. (2016). 4 Factores que incrementan el Estrés
Laboral. S.F, de ciencias de comunicación Sitio web:
https://www.upana.edu.gt/noticias/4-factores-que-incrementan-el-
estres-laboral/