Вы находитесь на странице: 1из 14

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN


UNIVERSITARIA, CIENCIA Y TECNOLOGÍA
UNIVERSIDAD POLITÉCNICA TERRITORIAL DEL ESTADO TRUJILLO
“MARIO BRICEÑO IRAGORRY”
PROGRAMA NACIONAL DE FORMACIÓN EN CONSTRUCCIÓN CIVIL

PAVIMENTOS AREA TEMATICA 1: DETERMINACION DE


VALORES DE DISEÑO, DE ACUERDO A LAS
CARACTERISTICAS DE LA SUB-RASANTE DE LA VIA

Participantes
TSU. Edgar Mejía V-26.690.237
TSU. Roximar Peña V-25.475.118
Docente Asesor
Ing. Yaligne Matos

Valera, Abril 2019


INTRODUCCION

En Venezuela existe una importante y extensa red vial la cual, ante la


ausencia de otros medios de transporte suficientemente integrados es
fundamental para el desenvolvimiento de nuestra economía y vida diaria, que
dependen en buen grado de su condición. Cada año se invierten en
construcción, mantenimiento y rehabilitación de pavimentos cuantiosas
sumas de dinero que involucran organismos oficiales de distinto rango, a
cientos de empresas, diversas organizaciones tanto públicas como privadas
y a miles de profesionales, técnicos y obreros. La industria de construcción
de obras viales y de pavimentación en el país es de relevante importancia,
posee una larga tradición y experiencia, ofrece miles de empleos y soporta
una red vial vital para el desarrollo y funcionamiento y desarrollo del país.

Por otra parte, el continuo crecimiento de nuestra población y economía


exigirá un incremento de las inversiones para ofrecer a los usuarios una red
vial confortable y confiable. Esta exigencia requiere capacitación y
tecnificación, además de constante dedicación por parte de los organismos y
empresas responsables del mantenimiento, construcción y gestión de
nuestra red vial.

Un importante aspecto a atender en el logro de las metas buscadas es el


mejoramiento del nivel profesional y técnico en todos los ámbitos que esta
tarea implica. La industria de pavimentación ha tenido recientemente
importantes avances en aspectos constructivos, desarrollo de nuevas
mezclas asfálticas, control de obras, procedimientos de diseño y otros
aspectos técnicos complementarios. Muchos de estos aspectos están siendo
considerados en la actualización de la Norma COVENIN venezolana.
DESARROLLO

Determinación de valores de diseño, de acuerdo a las características de


la subrasante de la vía:

1.- Aspectos generales de la subrasante:

Se denomina subrasante al espesor superficial de suelo que sirve de


fundación o soporte al pavimento. Como se sabe la estructura de un
pavimento es constituida por una o más capas de diversos materiales que se
apoyan sobre una subrasante debidamente preparada, en términos de
conformación y compactación.

La subrasante es uno de los elementos más importantes y determinantes


en el comportamiento de un pavimento, por lo que su compactación es
fundamental para lograr el valor soporte considerado en el diseño. Su
resistencia, generalmente, se caracteriza mediante el ensayo CBR, aunque
métodos de diseño modernos emplean módulo resilente (Mr).

Es importante destacar que el plano o nivel de subrasante se logra, con


terraplén (relleno) con suelos de préstamo o cortes de la misma obra, o
mediante banqueo (corte).

Imagen 1. Composición de la subrasante en corte y relleno


Asimismo cabe señalar que el factor más importante en la determinación
de los espesores de diseño del pavimento, es la respuesta del suelo de
subrasante ante las cargas del tránsito. De la calidad que tenga ésta capa
dependerán, en gran parte, los espesores sean de un pavimento rígido o
flexible.

Del estudio geotécnico se determinan las características físicas-mecánicas


de la subrasante, y se determinan la capacidad de soporte o resistencia a la
deformación por esfuerzo cortante bajo las cargas del tránsito. La subrasante
es la capa más importante para el diseño de una estructura de pavimentos,
ya que es esta la que va a dar soporte a la estructura.

2.- Funciones de la subrasante de un pavimento:

Soporta las cargas que transmite el pavimento, además sirve como


cimentación del pavimento, a su vez le da sustentación al pavimento y por
ultimo evita que el terraplén contamine al pavimento y que sea absorbido por
las terracerías.

3.- Categorías de la subrasante de un pavimento:

Cuadro 1 Categorías de la subrasante de un pavimento

S0 Subrasante muy pobre CBR <3%

S1 Subrasante pobre CBR 3-5%

S2 Subrasante regular CBR 6-10%

S3 Subrasante buena CBR 11-19%

S4 Subrasante excelente CBR >20%

Fuente: Google (2019)


4.- Características de una subrasante para pavimento:

Expansión máxima de 5%, grado de compactación mínimo de 95%,


espesor mínimo de 30 cms para caminos de bajo tránsito y 50 cms en
caminos con un TPDA>2000 vehículos.

5.- Materiales que se utilicen como capa de subrasante para pavimento:

a-. De preferencia: GW, SW, SM, ML (Gravas, arenas, arenas y limos, y


limos con una buena gradación), incluyendo el SC (arena arcillosa), siempre
que la arcilla no sea de alta plasticidad.

b.- Si se tienen materiales del tipo: CL, MH, CH, CL Y ML (Suelos arcillosos),
y su LL se encuentre en un rango de 50-100%, se tiene que realizar un
análisis para reducir los valores del LL y en consecuencia el IP.

c.- Cuando el terreno de apoyo sea del tipo: MH, CH y OH con LL= 100%,
estos serán rechazados, y para ello se recomienda la sustitución del material
con material limoso mezclado con arena o grava en espesor mínimo de 30
cms.

d.- Y si al realizar el corte se encuentran fragmentos de roca, estos no serán


admitidos como lecho de apoyo y de ser así entonces se deberá proceder a
la remoción de estos fragmentos endurecidos.

Es importante resaltar que en Venezuela, los suelos arcillosos son muy


comunes por lo que frecuentemente deben emplearse como subrasante.
Como se indicó, con excepción de los calificados como expansivos, los
suelos arcillosos bien trabajados y adecuadamente drenados y protegidos de
la humedad pueden perfectamente ser empleados como subrasante
considerando que su bajo valor soporte requerirá una estructura de
pavimento de mayor resistencia.
6.- Propiedades y valores para el diseño del pavimento según las
características que presente la subrasante de la vía:

La subrasante es definida como el suelo preparado y compactado para


soportar la estructura de un sistema de pavimento. Estas propiedades de los
suelos que constituyen la subrasante, son las variables más importantes que
se deben considerar al momento de diseñar una estructura de pavimento.
Las propiedades físicas se mantienen invariables, aunque se sometan a
tratamientos tales como homogenización, compactación, etc., Sin embargo,
ambas propiedades cambiarían cuando se realicen en ellos procedimientos
de estabilización, a través de procesos de mezclas con otros materiales
(cemento, cal, puzolanas, etc.) o mezclas con químicos.

Para conocer las propiedades de los suelos en un proyecto de


pavimentos, es necesario tomar muestras en todo el desarrollo del mismo
(calicatas), posteriormente en el laboratorio se determinarán sus propiedades
realizando los siguientes ensayos:

a.- Ensayo de Granulometría (ASTM D422-63)

Este ensayo sirve para determinar la distribución porcentual de los


diferentes tamaños de partículas que conforman a una determinada
subrasante.

b.- Ensayo de Límites de consistencia (ASTM 423-66 y D424-59)

Es la propiedad de estabilidad que representa los suelos hasta cierto límite


de humedad sin disgregarse, por tanto, la plasticidad de un suelo depende,
no de los elementos gruesos que contiene, sino únicamente de sus
elementos finos. El análisis granulométrico no permite apreciar esta
característica, por lo que es necesario determinar los Límites de Atterberg.
Estos dos ensayos son requeridos para determinar el tipo suelo de
acuerdo con el sistema de clasificación AASHTO o SUCS.

c.- Ensayo de Relación Densidad-Humedad (Proctor) (AASHTO T-99-70


y T180-70)

Mediante este ensayo se determina la Densidad Máxima Seca (DMS) de


un suelo y su % de Humedad Optima (%HO) de compactación.

La DMS es un valor necesario para controlar el porcentaje de


compactación relativa en obra, mientras que la humedad óptima indica un
contenido de humedad referencial a la que se debe humedecer el suelo para
su mejor y más fácil compactación. La compactación de un suelo es la forma
más económica de estabilizarlo y lograr los siguientes efectos: incremento en
densidad y resistencia al corte, así como reducción de: contracción,
permeabilidad y compresibilidad.

Este ensayo debe realizarse a los suelos empleados para construir


terraplenes y en general a los que conformen la subrasante. El personal de
Inspección y del Contratista que tengan la responsabilidad de ejecutar y
controlar la compactación debe conocer este ensayo y los resultados que
correspondan a los suelos empleados en la obra.

d.- Ensayo de humedad natural

Otra característica importante de los suelos es su humedad natural pues la


resistencia de los suelos de subrasante, en especial de los finos, se
encuentra directamente asociada con las condiciones de humedad y
densidad que estos suelos presenten.
e.- Ensayo de densidad “in situ” (ASTM D1556-64, Cono de Arena)

La densidad de un suelo compactado debe ser determinada para verificar su


porcentaje de compactación y cumplimiento con las especificaciones de obra.
Normalmente se requiere una compactación mínima del 95 % de la DMS
determinada en el ensayo Proctor. La densidad de una capa compactada
puede ser determinada mediante el ensayo del Cono de Arena o equipos
especiales como el Densímetro Nuclear o Eléctrico. Hoy es común la
utilización de densímetros debido a su alto rendimiento.

f.- Ensayo del Valor soporte CBR (ASTM D-1883-73)

El índice de soporte CBR es un indicador de resistencia al corte de un


suelo bajo condiciones de humedad y densidad controladas. El valor CBR se
expresa en porcentaje de resistencia del suelo ensayado, compactado al
95% de la DMS obtenida en el ensayo Proctor, en relación a la resistencia de
una piedra picada referencial a la que se asignó un valor de CBR 100.

g.- Ensayos especiales para medir la resistencia de los suelos de la


subrasante que han sido sometidos a cargas dinámicas de tránsito,
entre los cuales están los siguientes:

Relación de valor soporte de california (CBR), valor de resistencia Hveem


(valor R), ensayo de plato de carga (Valor k), penetración dinámica con
cono, módulo de resiliencia (Mr) para pavimentos flexibles, módulo de
reacción (Mk) para pavimentos rígidos.

7.- Prueba en campo para subrasante

Las especificaciones COVENIN establecen la posibilidad de realizar una


prueba sobre la superficie de apoyo, o subrasante, antes que se autorice la
construcción de cualquier capa del pavimento.
La especificación indica lo siguiente: El Ingeniero Inspector debe verificar
si la Superficie de Apoyo satisface los requisitos establecidos. Esta
verificación se debe hacer mediante las mediciones y toma de muestras que
el Ingeniero Inspector considere necesarias. Además para determinar si la
Superficie es firme y estable en toda su extensión, el Contratista de acuerdo
con instrucciones del Ingeniero Inspector, debe pasar sobre la superficie un
camión volteo cargado con 11.000 kg en el eje simple trasero, u otro equipo
que ejerza sobre la superficie una presión de contacto de 40 lbs/pulg2.

Esta operación es conocida como prueba de rodillaje. La misma consiste


en hacer circular la carga indicada –a baja velocidad 2 a 3 km/hr- sobre el
área a evaluar o sobre aquellos puntos en que se sospeche la existencia de
materiales débiles, contaminados, saturados o inestables, con la finalidad de
observar si presentan deformaciones altas o plásticas no recuperables. En
estos casos deben ejecutarse las reparaciones necesarias antes de iniciar la
construcción de cualquier capa del pavimento.

8.- Recomendaciones para la adecuación de una subrasante para


pavimento

De la calidad de ésta depende, en gran parte, el espesor que debe tener


un pavimento, sea éste flexible o rígido. Como parámetro de evaluación de
esta capa se emplea la capacidad de soporte o resistencia a la deformación
por esfuerzo cortante bajo las cargas del tránsito.

Es necesario tener en cuenta la sensibilidad del suelo a la humedad, tanto


en lo que se refiere a la resistencia como a las eventuales variaciones de
volumen. Los cambios de volumen en un suelo expansivo, pueden ocasionar
graves daños a las estructuras que se apoyan sobre éste, por esta razón, al
construir un pavimento hay que intentar al máximo controlar las variaciones
volumétricas del mismo a causa de la humedad.
Es una parte esencial en el diseño de pavimentos. Tiene la particularidad
de otorgar la respuesta estructural y el comportamiento del pavimento en
construcción y operación.

La subrasante puede estar constituida por suelos en su estado natural, o


por éstos con algún proceso de mejoramiento tal como la estabilización
mecánica, la estabilización físico –química con aditivos como el cemento
Portland, la cal, el asfalto, entre otras.

Como material de fundación, se debe establecer cuál es su resistencia


mecánica y específicamente ante la presencia de cargas, Se busca la
relación entre la carga y la deformación unitaria, La resistencia varía con las
condiciones de humedad, compactación y confinamiento, y por ultimo Deben
representarse en laboratorio las mismas condiciones del proyecto.

Tiene una gran influencia en las operaciones de construcción del


pavimento y en la eficiencia del mismo. Las subrasantes inestables
presentan problemas relativos a la colocación y compactación de los
materiales de base y/o sub base y no dan soporte adecuado para las
subsiguientes operaciones de pavimentación.

Frecuentemente, las deficiencias en la construcción debidas a problemas


de la subrasante no se detectan por encontrarse “ocultas” en el pavimento
final; sin embargo pueden aparecer en el pavimento después de la
exposición al tráfico y al medio ambiente.

Las respuestas estructurales de un pavimento (esfuerzos,


desplazamientos y agrietamientos), son influidas significativamente por la
subrasante. Un gran porcentaje de las deflexiones en la superficie de un
pavimento se puede atribuir a la subrasante.
Las propiedades requeridas de la subrasante incluyen la resistencia, el
drenaje, la fácil compactación, la conservación de la compactación, la
estabilidad volumétrica.

Los suelos son altamente variables y sus propiedades cambian a lo largo


del proyecto, en medida de que existan cambios en la humedad, en la
densidad ose establezcan influencias ambientales, es decir, que las
propiedades de la subrasante cambian con el tiempo.

9.- Estabilización de la subrasante para pavimento

Es el conjunto de procesos físicos, químicos, y físico-químicos tendientes


a modificar las propiedades de los suelos que interesan para un determinado
uso en ingeniería, haciendo que el material “suelo” sea adecuado para la
utilización prevista reemplazando a otros materiales no DISPONIBLES o
MÁS COSTOSOS.

La estabilización de suelos se define como el mejoramiento de las


propiedades físicas de un suelo a través de procedimientos mecánicos e
incorporación de productos químicos, naturales o sintéticos.

La estabilización de suelos consiste en dotar a los mismos, de resistencia


mecánica y permanencia de tales propiedades en el tiempo. Las técnicas son
variadas y van desde la adición de otro suelo, a la incorporación de uno o
más agentes estabilizantes. Cualquiera sea el mecanismo de estabilización,
es seguido de un proceso de compactación.

Tipos de estabilización más comunes que se le realizan a la subrasante:

a.- Estabilización por combinación de suelos: la estabilización por


combinación de suelos considera la combinación o mezcla de los materiales
del suelo existente con materiales de préstamo. El suelo existente se
disgregará o escarificará, en una profundidad de quince centímetros (15 cm)
y luego se colocará el material de préstamo o de aporte.

b.- Estabilización por sustitución de los suelos: cuando se prevea la


construcción de la subrasante mejorada solamente con material adicionado,
pueden presentarse dos situaciones, sea que la capa se construya
directamente sobre el suelo natural existente o que éste deba ser excavado
previamente y reemplazado por el material de adición.

c.- Suelos estabilizados con cal: Es el producto de la cocción de la piedra


caliza, para constituir un material ligante al combinarse con agua y suelo. Es
necesario tomar en cuenta, que el utilizar cal para estabilizar, los materiales
obtienen del material estabilizador algunas condiciones de beneficio como
son la impermeabilidad, disminución de los límites de consistencia y aumento
del CBR; en el caso de la cal es difícil llegar a tener un material rígido,
porque la reacción química es bastante más lenta que con cemento para
lograr una resistencia especificada.

d.- Estabilización con productos asfálticos: Asfalto es el último producto


resultante de la destilación del petróleo. La combinación de suelos con
asfalto mejora las condiciones de estabilidad y resistencia a la humedad,
proporcionando mejor distribución de las cargas ocasionadas por el tránsito a
las capas subyacentes de la estructura de pavimento.

e.- Estabilización con geosintéticos: A diferencia de los suelos, los


geosintéticos proporcionan resistencia a la tracción y una mejora significativa
en el rendimiento y construcción de pavimentos.
CONCLUSION

Lo primordial del diseño de pavimentos, es contar con una estructura


sostenible y económica que permita la circulación de los vehículos de una
manera cómoda y segura, durante un periodo fijado por las condiciones de
desarrollo, tomando en cuenta todas y cada una de las variables que se
consideran en el diseño del mismo, de acuerdo a las características del sitio.
Mientras más información se tenga y ésta sea lo más precisa y fidedigna
posible, el diseño será más seguro. Evitando deterioros prematuros de la
estructura del pavimento. Si existe un mantenimiento inadecuado o no se
realiza, el deterioro será mayor. Es importante destacar que un paso
fundamental para la construcción de un buen pavimento es la preparación de
la subrasante. Esta debe presentar: uniformidad, buena y fácil densificación,
baja susceptibilidad al agua y poca variación volumétrica.

Las variables de diseño que toma en cuenta el método AASHTO son el


espesor, variable que se pretende determinar, la serviciabilidad, el tránsito,
que es una de las variables más significativas y sin embargo una es una de
las que más incertidumbre presenta en el momento de estimarse, la
transferencia de carga, las propiedades del concreto, resistencia a la
subrasante, el drenaje y por último la confiabilidad. Cada una de éstas
variables se explicaron de forma detallada en el desarrollo del este trabajo.

Otro punto importante para el diseño de pavimentos es tomar en cuenta la


subrasante que es el asiento directo de la estructura del pavimento y forma
parte del prisma de la carretera que se construye entre el terreno natural
allanado o explanada y la estructura del pavimento. Asimismo es importante
mencionar que es fundamental un correcto diseño del pavimento y de la
misma manera la construcción para que los costos de mantenimiento y
conservación disminuyan.
BIBLIOGRAFIA

Ing. Augusto Jugo B., “Documento en línea”, Temática: Construcción e


Inspección de Pavimentos, (Consultado 19/04/19)

Andy Williams García del Águila (2017), “Documento en línea”, Temática:


Subrasante para pavimentos, (Consultado 19/04/19)

José H., “Documento en línea”, Temática: Estudios, materiales y


mejoramiento del pavimento, (Consultado 19/04/19)

Bárbara T., “Documento en línea”, Temática: Diseño y conservación de


pavimentos, (Consultado 19/04/19)

Похожие интересы