Вы находитесь на странице: 1из 12

Resumen

En el marco del estudio de sistemas de fracturamiento hidráulico en minería nacen


diversas inquietudes, pero sin lugar a dudas, la más importante de todas es que potencial
ofrece esta técnica. A partir de un estudio bibliográfico junto a estudios de casos se recopiló
información suficiente para tener una idea, y más aún, una posición acerca de lo que esta
nueva tecnología puede aportar en minería. Como se podrá revisar más adelante, este método
permite una mayor seguridad en el hundimiento de bloques, a través de un hundimiento bien
controlado. Pero a su vez, abre un nuevo espectro de posibilidades a través de la minería in-
situ para diferentes tipos de metales como también para la energía geotérmica.
Palabras clave: Fracturamiento Hidráulico, Potencial, Hundimiento, minería in-situ.
Abstract
In the framework of the study of hydraulic fracturing systems in mining the diverse
concerns, but without a doubt, the most important of all is that the potential offers this
technique. From a bibliographical study together with case studies, enough information is
gathered to have an idea, and even more, a position on the new technology. As you can see
later, this method allows greater security in the collapse of the blocks, through the same well
controlled. But in turn, it opens up a new spectrum of possibilities through on-site mining for
different types of metals as well as for geothermal energy.
Key words: Hydraulic fracturing, Potential, Sinking, On-site mining
Índice General
Resumen ............................................................................................................................. 1

Abstract .............................................................................................................................. 1

CAPÍTULO I

Introducción

1.1. Historia y Evolución del Hidrofracturamiento. ................................................... 3

1.2. Objetivos. ................................................................................................................ 4

1.2.1. Objetivo General .............................................................................................. 4

1.2.2. Objetivos Específicos. ...................................................................................... 4

CAPÍTULO II. Marco Teórico

2.1. Definición de fracturamiento hidraulico ................................................................. 5

2.2. Proceso .................................................................................................................... 5

2.2. Aspectos a considerar .............................................................................................. 5

CAPITULO III. Mejora del Rendimiento Block-Caving.


CAPÍTULO I
Introducción
1.1. Historia y Evolución del Hidrofracturamiento.
El hidrofracturamiento, fracturamiento hidráulico o fracking fue desarrollado como un
método de estimular la producción en las formaciones petrolíferas explotables. Esta técnica
se remonta al año 1949, cuando J. Clark publica el primer paper sobre la materia.
Básicamente lo que se describe es el proceso de insertar presión hidrostática con la suficiente
fuerza en la estructura de hidrocarburos al punto que la roca se agriete, lo que permite que el
pozo fluya de nuevo con mejores tasas de recuperación. Esta fue una innovación mayor en la
industria petrolífera, lo que gatilló un considerable número de investigaciones y desarrollo en
el ámbito. Mejoras en el método, desarrollo de equipos y búsqueda de la aplicación óptima
del fracturamiento lo han llevado a ser una tecnología muy sofisticada [1].
Los primeros tratamientos de fracturamiento hidráulico empleaban fluidos a base de
hidrocarburos.
Los fluidos a base de agua, tales como las soluciones de polímeros lineales, fueron
introducidos en la década de 1960.
Para mejorar la viscosidad térmica, los técnicos químicos agregaron sales metálicas.
Hoy en día, los fluidos a base de polímeros reticulados se utilizan como rutina a
temperaturas de pozos de hasta 232°C aprox.
La recuperación del fluido con posterioridad al tratamiento requirió el agregado de
agentes de oxidación resistentes.
Se desarrollaron los rompedores encapsulados que permitieron concentraciones más
altas de oxidantes y redujeron la cantidad de residuo de polímero en el empaque de
apuntalante.
La inclusión de fibras mejoró la capacidad de transporte de apuntalante de los fluidos.
La generación más reciente de fluidos de fluidos de fracturamiento emplea surfactantes
visco-elásticos no poliméricos de bajo peso molecular.
Figura 1. Resumen de la evolución del fracturamiento hidráulico.

1.2. Objetivos.
1.2.1. Objetivo General
Conocer el funcionamiento, método y forma de actuar del fracturamiento hidraulico de
forma general, es sus principales o más conocidos campos de aplicación.
1.2.2. Objetivos Específicos.
- Analizar las similitudes que posee el empleo del hidrofracturamiento en los
yacimientos petrolíferos con la explotación de minerales.
- Saber con qué método de explotación es conveniente utilizar el hidrofracturamiento a
partir del conocimiento de su funcionamiento.
- Definir el potencial de la técnica de hidrofracturamiento en el método de hundimiento
por bloques o Block Caving.
CAPÍTULO II
Marco Teórico
2.1. Definición de fracturamiento hidraulico
El proceso general de fracturación hidráulica consiste en la inyección de fluido fracturante
a presiones que exceden la tensión principal mínima, típicamente de 1 a 3 MPa. La presión
hidráulica utilizada es suficiente para abrir y extender la fractura principal (Canales de flujo).
A medida que el fluido fluye en y a lo largo de la fractura principal, parte de ella se pierde de
este canal en la masa de roca permeable que rodea. Este líquido perdido aumenta la presión de
poros en la roca que rodea la fractura hidráulica, lo que lleva a la reducción de tensión normal
efectiva que actúa sobre las fracturas naturales en esa parte de la roca. La tensión normal
reducida, a su vez, resulta en cierto aumento en la abertura de las fracturas naturales y puede
promover el desplazamiento de cizalladura y la dilatación inducida por cizallamiento en las
fracturas naturales sujetas a un suficientemente alto esfuerzo corte. Como resultado la
permeabilidad de las fracturas naturales afectadas por estas deformaciones se incrementa [4].
A la fecha se han publicado una cantidad considerable de investigaciones, donde destaca
un paper, cuya novedad fue el proceso encaminado a la orientación controlada de las fracturas
[2].
La capacidad de orientar las fracturas resulta de suma utilidad para la minería por
hundimiento. Al poder fracturar un bloque, con dirección y largo determinados, para extraer
sus riquezas nos abre una nueva ventana para la explotación in-situ.
2.2. Proceso
-
2.2. Aspectos a considerar
Nuevo método de explotación trae consigo aspectos negativos que se deben considerar. Es
así como diferente ONGs pro medio ambiente consideran un practica inaceptablemente
riesgosa. Esta postura queda claramente manifestada en la postura de EARTHJUSTICE.

“Fracking . . . is a dangerous way of getting oil and gas and a


shortsighted energy strategy. It's poisoning our air and water and on its way
to jeopardizing the health of millions more people. We can find a better
way—one that protects our health and gives us clean, safe energy sources
that never run out [3].”
Por supuesto que el fracking es peligroso, al igual que lo son las otras tecnologías. No por
el hecho de permitir el fracking, la contaminación producida se elevará a niveles
catastróficos.
La política indicada es, en ningún caso, prohibir abiertamente el fracking, sino más bien
imponer regulaciones ambientales similares a las otras tecnologías contaminantes. Es solo
bajo estas condiciones que se tendrá perspectiva acerca de los riesgos relativos a cada
método.
Una estrategia integral para combatir los posibles daños que esta práctica pueda acarrear
conjuga cuatro elementos. Por un lado, hay que tener conocimiento y elegir tanto a) las
medidas cautelares para evitar daños como también b) los daños que pueda producir. Por el
otro lado hay que los actores encargados de aplicar medidas como lo sería 1) el gobierno y 2)
los privados. Solo cuando estos cuatro elementos estén conjugados se podrá lograr una
tecnología adecuada que no incurra en riesgos innecesarios [3].
CAPITULO III.
Mejora del Rendimiento Block-Caving.
3.1. Seguridad en el método.
Uno de los principales peligros en las minas subterráneas son los hundimientos imprevistos.
Si bien la tecnología ha avanzado enormemente en los métodos de control, además de que cada
vez las políticas de explotación se rigen principalmente por la seguridad nunca se ha de quitar
el ojo en este riesgo. No hay que remontarse mucho tiempo atrás para tener el caso de los 33
mineros de la mina San José. Por este motivo resulta imperativo que los parámetros de diseño
de la mina sean estables, donde los Radios Hidráulicos (RH) se correspondan a los MRMRs de
las rocas según el ábaco de Laubscher.
Por lo que a través de la utilización del fracking surgen dos claras áreas de mejora, 1)
aumentar la seguridad de los hundimientos, a través de pre-acondicionamientos y
Fracturamiento controlados como también 2) permitir el hundimiento continuo evitando así
hundir bloques de excesivo tamaño para asegurar un flujo de rocas adecuado.

3.1.1. Aumentar la seguridad a través del control


Es el caso de la mina de carbón Collery [7] que luego de haber sufrido un fatal derrumbe
tomó medidas para evitar futuras tragedias. La principal medida fue hundir todos los techos
que se consideraran peligrosos, para ello se utilizaron explosivos. Pero este método provocaba
3 grandes problemas, 1) el mineral cercano a la zona de explosión estaba sobre fracturado,
mientras que a cierta distancia ya eran solo grietas, 2) el rango efectivo de la detonación es
relativamente pequeño, y 3) la operación de perforar es complicada y muy riesgosa.
Por lo que la alternativa del fracturamiento hidráulico surge principalmente por dos de
sus características, primero por la característica que sus fracturas se propagan tal y como se
desea, además de no suponer riesgo mayor que el de las tronaduras ya que no es necesario
situarse bajo el bloque a hundir. Esto debido a la orientación que se les puede dar a las fracturas.
La creación de fracturas verticales ha sido estudiada, sin embargo, la formación de
fracturas horizontales es útil y puede controlar eficazmente hundimiento de techos difíciles de
socavar en paneles de largos. Se pueden formar fracturas horizontales (Figura 2) a través de
una perforación, creando dos, tres, o más capas a lo largo de los planos de estratificación, en
función del número de grietas artificiales que se quieran crear en las paredes internas de la
perforación antes de fracturar.
Figura 2. Sistema de Fracturamiento Horizontal.

De todos modos el ángulo de fractura puede variar según la disposición y forma del
Packer.

3.1.2. Asegurar hundimiento continuo


En la minería subterránea siempre se busca que el hundimiento sea continuo, para evitar
tener que trabajar en una zona de alto riesgo como también no interrumpir la línea de
producción. Es por este motivo que el fracking resulta una herramienta más que atractiva para
asegurar el hundimiento continuo, por sus características ya señaladas como la versatilidad del
lugar de aplicación, ángulo de fractura además de la capacidad de adaptar la presión inyectada
según las necesidades.
Este concepto se verá más profundamente en el estudio de caso siguiente.
3.2. Estudio de Caso.

Para este caso de estudio nos basaremos en la publicación de Van As, A., and R. Jeffrey,
"Hydraulic fracturing as a cave inducement technique at Northparkes Mines." Proceedings,
MassMin (2000): 165-172.
Las minas de Northparkes, ubicadas en New South Wales, Australia, son formaciones
porfídicas de cobre-oro, moderadamente duras, caracterizadas por un veteado de yeso. La
primera etapa, de 480 metros de profundidad, es explotada por block caving, con macro bloques
de 196m de largo por 180m de ancho. Sin embargo, el plan de producción nunca se logró
alcanzar a cabalidad, principalmente porque el caving continuo nunca se logró. Diferentes
técnicas se probaron para asegurar el hundimiento de los bloques, hasta que en Diciembre de
1997 se hicieron los primeros ensayos de fracturamiento hidráulico, los cuales resultaron
exitosos.
Este sistema complementado con el monitoreo de tanto el sistema de fractura hidráulica y la
respuesta de la roca ha proporcionado una considerable mejora en la geometría, el crecimiento
y la influencia de redes de fracturas hidráulicas en el bloque. Este avance ha iniciado nuevas
investigaciones sobre el uso de fracturación hidráulica en los demás métodos de minería.
El yacimiento se diseñó en 2 fases, la primera se ubica 480 metros bajo la superficie y consta
de un total de 27 millones de toneladas de mineral. El método seleccionado para su explotación
fue el Block Caving, esta decisión se basó netamente en aspectos geomecánicos de la roca. A
partir de esos estudios se obtuvo que MRMR de la fase 1 se ubicara entre 33 y 54, lo que
ubicaría el radio hidráulico (RH) entre 20 y 25. El hundimiento comenzó cuando el RH alcanzó
aproximadamente 23, pero una vez que la preparación del bloque estuvo completa
(196m*180m, con un MRMR de alrededor de 40), el bloque dejó de hundir. Se estimó que solo
hundieron 95m de altura, lo que equivaldría a 3 millones de toneladas de mineral.
Esto provocó que las tasas de producción no fueran alcanzadas por lo que se decidió que
“reiniciar” el hundimiento era lo adecuado. Se barajó un abanico de posibilidades para lograr
que le bloque volviera a hundir, particularmente técnicas que se utilizaran desde el nivel de la
fase 1 dada la profundidad a la que se ubica el bloque. Las opciones incluyeron agrandar el
tamaño del bloque, utilizar explosivos para desprender la parte más débil, y el fracturamiento
hidráulico. En vista de lo que se requiere es poco esfuerzo para inducir un hundimiento
continuo, además que los métodos convencionales requieren taladros de compleja y costosa
utilización, al igual que los explosivos. Es por esto que se decide hacer un ensayo de la nueva
tecnología de fracturamiento hidráulico.
En un primer intento falló desprender el bloque debido principalmente que la presión del
agua inyectada no fue lo suficientemente alta para lograr el nivel de fracturamiento deseado.
En el segundo intento se logra el éxito deseado, luego de tres semanas de trabajos se logra
que alrededor de 3 millones de toneladas de mineral hundan, logrando además aumentar la
altura del bloque de 130m a 165m.
La manera como el bloque se desprende se puede apreciar en la Figura 3, donde se ve como
las fracturas producidas se expanden en dirección paralela al bloque.
Figura 3. Fractura por Encima del Bloque

En una tercera etapa se intentó hacer fracturamiento hidráulico desde la superficie para
desprender un bloque que se ubicaba a más de 400m de profundidad. Esto puesto que
descomprimir la punta de la perforadora es muy difícil dado la presión hidrostática que se
encuentra en la zona.
Una de las principales conclusiones a destacar de este método, son las económicas.
Por un lado el programa de tronaduras logró hundir 2,7 millones a un costo de alrededor de
U$ 1 millón (0.3 U$/ton), si bien este programa logro cumplir con los objetivos de producción,
no logró que el hundimiento fuera continuo.
Por otro lado, el uso de fracturamiento hidráulico como herramienta de hundimiento
demostró ser muy exitosa, ya que logró hundir más de 7 millones de toneladas de mineral a un
costo de U$ 1,1 millones (0.15 U$/ton).
Esto supone una reducción de 50% en cuanto a costo de hundimiento por tonelada. Peor esta
ventaja económica no es la única, el fracking ofrece también un amplio campo de mejora ya
que aún es una tecnología incipiente. Además el fracking no solo provoca hundimiento, sino
que también produce fracturación de la roca lo que reduce costos aguas abajo en la planta.
CAPITULO IV.
Aplicaciones In-Situ.
Durante la última década, el fracturamiento hidráulico se ha aplicado al pre
acondicionamiento de mineral para mejorar su hundimiento en la minería subterránea. Cuando
utiliza con este fin, las fracturas hidráulicas se disponen paralelamente, a partir de una serie de
perforaciones.
A partir de esta técnica surgen dos tipos de posibilidades, por un lado, la explotación de
minerales in-situ, y por el otro un potencial de energía geotérmica.
4.1. Lixiviación In-Situ
El uso del término 'lixiviación in situ " hace referencia que el yacimiento no ha sido alterado
físicamente. El proceso de lixiviación se asocia generalmente a una lixiviación de mineral
molido en la planta sin embargo, este concepto se amplía al punto de referirse a la lixiviación
de material en el yacimiento en el cual la permeabilidad se ha mejorado a través de métodos de
fracturamiento hidráulico y / o por disolución químicamente de material de ganga.
Un enfoque similar al recién mostrado se está considerando para el método de lixiviación in-
situ. Eso debido que las presiones ejercidas que deforman las fracturas naturales incrementan
la permeabilidad, lo que favorece claramente este tipo de método de extracción.
El concepto de lixiviación in situ en depósitos minerales para recuperar metales valiosos
a partir de la inyección de soluciones ha atraído el interés de diferentes investigaciones
durante décadas. A pesar de esto, la técnica sólo se emplea comercialmente en el sector de la
minería de uranio, donde aproximadamente 20% de la producción mundial de uranio se
recupera a través de este método (OCDE). El principal interés de este método es que ofrece la
posibilidad de recuperar metales a partir de depósitos minerales económicamente sin dejar
ninguna marca visible en el medio ambiente en forma de excavaciones a cielo abierto,
tranques de relaves o botaderos de superficie.
Sin embargo, existen estudios que demuestran la factibilidad técnica y económica para
poder hacer lixiviación in-situ tanto de oro [4] como de cobre [5]. El fracking es utilizado
para aumentar la permeabilidad de la roca para que luego sean inyectados diferentes
productos lixiviantes no derivados del cianuro [4]. Esta última condición es muy importante
por dos motivos, evitar contaminar las aguas subterráneas que podrían atravesar el lugar, y
permitir el trabajo humano para extraer el material ya lixiviado.
Bibliografía
[1] Shock, D'AA, and J. G. Davis. "Hydrofracing as a mining technique." Soc. Pet. Eng. AIME, Pap; (United States) 69.
CONF-690206- (1969).
[2] Reynolds, J. J., Scott, J. B., Popham, J. L., Coffer, H. F.; "Hydraulic Fracture - Field Tests to Determine Areal Extent and
orientation" SPE 35th Annual Meeting; Denver, Colorado, October, 1960
[3] Richard A. Epstein, The Fracking Panacea? <http://www.hoover.org/publications/defining-ideas/article/81621>, June 8,
2011
[4] Roberts, P. A., Zhang, H., Prommer, H., Johnston, C. D., Jeffrey, M. I., Benvie, B., ... & Anand, R. R. (2009, October).
In-place leaching of oxidised gold deposits–a new method for recovering stranded gold resources. In World Gold 2009
Conference, Johannesburg, 26–30 October.
[5] D'Andrea, D., Chamberlain, P. G., & Fletcher, L. R. (1980, February). Ground characterization for in situ copper
leaching. In Proceedings of the Las Vegas Symposium on Leaching and Recovering Copper from As-Mined Materials.
[6] Van As, A., & Jeffrey, R. (2000). Hydraulic fracturing as a cave inducement technique at Northparkes Mines.
Proceedings, MassMin, 165-172.
[7] Matsui, K., Shimada, H., & Anwar, H. Z. (1999). Acceleration of massive roof caving in a longwall gob using a
hydraulic fracturing. In Proceedings of the 99th International Symposium on Mining Science and Technology. Beijing:
[sn] (pp. 43-46).