You are on page 1of 2

Relato: Trabajo Colaborativo

Aprendiz: Elena Azucena Suarez Ayala (ficha 1667999)

Las personas logramos resultados sorprendentes cuando interactuamos, cuando


nos relacionamos, y en conjunto buscamos resultados a los proyectos y problemas
planteados. Vigotsky deja claro la importancia de la interacción colectiva, ya que
esta genera mejores resultados en el desarrollo cognitivo del individuo.

Teniendo como referencia este concepto importante, parto de la idea que “trabajar
asociadamente me permite crecer como persona”, es así como acojo el “Trabajo
Colaborativo”, definiéndolo particularmente como el apoyo y el desarrollo de
actividades en conjunto donde un grupo aporta saberes entre sí; esto permitiendo
que las actividades a desarrollar se hagan más amenas, menos caóticas y aún
más completas.

Por ejemplo la doctora Marina Zañartu Correa, de Chile, plantea en su trabajo


“Aprendizaje Colaborativo”, que el ser humano nació para vivir en sociedad, y que
la comunicación ha mejorado gracias a los desarrollos tecnológicos. Por tal razón
desde nuestra plataforma virtual, ayudados por herramientas como el Blackboard
podemos desarrollar nuestras actividades pedagógicas y estar constantemente
entrelazados con instructores y compañeros, por medio de instrumentos como el
chat, correo electrónico, foros de discusión, sesiones en línea y de ser posible
contacto telefónico entre otros, permitiendo generar un ambiente virtual de
aprendizaje, acortando a su vez distancia en la comunicación.

Por esta razón, el SENA constituye el trabajo colaborativo como una herramienta
fundamental para el desarrollo de sus aprendices. Dentro de este marco virtual de
aprendizaje, se contemplan características fundamentales donde encontramos
ciertas normas y reglas que permitirán el sano desarrollo en la plataforma Sena.
A este conjunto de valores los denominamos Netiqueta, y nos plantea por
ejemplo: dirigirnos con un lenguaje respetuoso y cordial, respetar los conceptos e
ideas del otro, ser tolerante, hacer uso correcto de la escritura y su contenido
gramatical, respetar los derechos de autor, respeto por la privacidad, tomarse el
tiempo para revisar el material multimedia que expondrá ante los demás,
destacarse con conceptos propicios e idóneos, ser paciente y respetar el tiempo
del que dispone el otro, sea claro y contextualice sus ideas para que sea
entendido su mensaje y solo remita temas, ideas y textos relacionados con el
curso.
Cuando logramos respetar estas normas y las seguimos con propiedad, podemos
obtener muchos beneficios sobre el trabajo en grupo o colaborativo tales como:
obtener una comunicación clara y precisa, enriquecemos nuestros propios
conceptos y aportamos ideas a los conceptos de los demás, nos hacemos más
críticos es decir, nos exigimos ir mas allá de lo que creemos conocer o saber,
generamos más motivación y nos hacemos más participes de las actividades,
construimos un vínculo con los demás que facilita el desarrollo de las
competencias y a su vez adquirimos compromisos no solo individualmente sino de
grupo.

Para que estas actitudes colaborativas sean posibles, debemos tener en cuenta
los elementos básicos que propician el trabajo colaborativo: como la
interdependencia positiva siendo esta el eje central estableciendo que el trabajo
grupal debe dejar resultados positivos para todos sus miembros. La interacción
constante y el intercambio de ideas fortalecen el trabajo individual y del grupo en
particular, por tal razón debemos ser contributivos y participativos en todos los
temas expuestos para que permitan el desarrollo de habilidades como liderazgo,
escucha, participación, seguimiento y evaluación.

Argumentando lo anterior, el trabajo colaborativo puede otorgarnos ventajas como:


el logro de objetivos individuales y colectivos, valorar el conocimiento de los
demás, incentivar el desarrollo del pensamiento crítico, y nos permite conocer los
diferentes puntos de vista fomentando el aprendizaje, la motivación y el
compromiso, ampliando las relaciones interpersonales, adquiriendo más seguridad
en sí mismos, habilidades sociales, incrementando la autoestima y disminuyendo
el ausentismo y aislamiento y dejando de lado el temor a la crítica.

Conociendo la importancia del trabajo colaborativo considero debe ser el pilar para
el desarrollo de la fase lectiva ya que a través de esta metodología de aprendizaje
podemos apoyarnos en todas las actividades propuestas, plantearnos dudas e
inquietudes, buscando darles solución de manera más práctica y adquiriendo
conocimientos más amplios que permitan hacer de nuestra carrera tecnológica
una meta agradable a conseguir. Además otorgarnos el privilegio de crear vínculos
de amistad que dejen claro la importancia de estar unidos y crear sociedades más
responsables, unidas, participativas y colaborativas.

Referencia: Material de formación 3 – Material de apoyo 3.