Вы находитесь на странице: 1из 53

FUBLrnAG!

ONES DE LA SEGRETARIA GENERAL DE LA DEGJMA GONFERENGIA INTERAMERIGANA

I Colección HISTORIA No. I

EL ~OLOMBIANO
de
Franeiseo de Miranda

CARACAS·l9S2
-- .. .............

A L
DE
INICIAR LA SERIE DE LAS PUBLICACIONES
HISTORIA, EMPRENDIDAS
CRETARIA GENERAL, PLACEME OFRECERLAS, CO-
POR ESTA SE-

MO ANTICIPO DE BIENVENIDA, A LOS MIEMBROS


DE LAS MISIONES c;IUE HABRAN DE CONCURRIR
A LA DECIMA CONFERENCIA INTERAMERICANA.

L A IDEA DEL ENTENDIMIENTO AMERICANO TIE-


NE HONDAS RAICES EN NUESTRO PASADO NA-
CIONAL. ASI, LA REUNION EN CARACAS DE LOS
PAISES AMERICANOS, PARA ORGANIZAR SU POR-
VENIR, ES POSITIVAMENTE REVIVIR LA LECCION
DF. LOS FUNDADORES DE NUESTRA REPUBLICA.

E
AYUDA
N LAS CONCEPCIONES BOLIVARIANAS SE HA
APOYADO
MUTUA
LA POLITICA
INTERAMERICANA.
DE COMPRENSION
PARA SERVIR
Y

TAMBIEN EN ESTA OCASION LOS ALTISIMOS PRO-


POSITOS c;IUE ANIMARON LA MENTE PRIVILEGIA-
DA DEL LIBERTADOR Y PARA c;IUE c;IUEDE PER-
MANENTE CONSTANCIA DE NUESTRA FE EN EL
FUTURO DE AMERICA, SE EMPRENDEN ESTAS PU-
BLICACIONES. ELLAS RECOGERAN ALGUNAS SE-
/· 1'iALES DE NUESTRO GLORIOSO PRETERITO, COMO
SI PIDIERAMOS A NUESTROS PROCERES c;IUE NOS
ILUMINEN EN EL CAMINO c;IUE NOS TOCA SEGUIR.

MANUEL AROCHA
SECRETARIO GENERAL DE LA
DEC 1MA ca NF'ERENCIA 1NTERAM ERICANA
-

PROLOGO
Muy oportuno parece abrir la lista de las publica-
ciones que se proyectan con ocasión de la Décima Con-
ferencia Interamericana, por reunirse precisamente Pn
Caracas, con la reproducción de "El Colombiano", perió-
dico qzw fundado por Miranda, hijo dr la ciudad ínclita,
inicia la etapa decisiva de la Revolución de Independen-
cia de nuestros países latinos, origen y f zmdamenlo del
panamericanismo.

"El Colombiano" es uno de los primeros ejemplos


que tengamos rle lo que hoy se llama lraba}o de equipo.
Miranda reunió, al efecto, a unos cuantos "compatriotas"
y les trazó un programa de lzzchu y propagumla, que las
circunsl1111ci11s perrnilían ya .mc11r de la dandeslinidad
en que se lo había tenido por la época de Pitt. El ame-
ricano Ante para y el cspaiiol Cortés figuraban como prin-
cipales en aquel grupo de colaboradores.

La mayor dificultad que se presenta a Miranda pro-


venía de aquellos mismos a quienes solicitaba como alia-
dos, e.~ decir, de los ingleses. En el espíritu del Precursor,
toda su conspiración, y el gran movimiento tenían por
ob}eto la independencia absoluta de los paí.~es ibero-ame-
ricanos, cosa e;r;irema que no entraba todavía en las
miras del gobierno británico. Este quería entonces for-
tificar al imperio espaiiol para preservarlo de la con-
quista y aun de la influencia francesa, lo <JIH e:rplicará
!m actitud primera hacia /ns insurgeniPs de Venezuela, a
quienes aconsejó repetidas veces que guardasen fidelidad
a Fernando VII y no hicieran nada para debilitar la re-
sistencia al francés en la Península ni en América. Pero

XI
los s11ce.rns, como sien1pre, tonwron szz propia 1narcha "sacudir el yugo", es decir, de "reasumir la soberanía''.
burlando las previsiones y deseos de los que contaban Aquella dialéctica se basa en el puro derecho público es-
con l'llos. pmí.ol. Las provincias americanas de Castilla van a tener
tanto derecho como las europeas para gobernarse por sí
La necesidad de halagar a los ingleses no era la mismas, porque no hay rey legítimo en el trono. Es ya,
menor ra::cjn de lu furiosa enemiga de l'itiranda hacia Na- en su irrebatible simplicidad, la teoría que .wsiendrcín en
poleón. Des¡més de sii expulsión definitiva de Francia Caracas y antes que en todo el resto de América los le-
por la policía c·on.mlar, había jurado odio implacable al gistas que "inúentaron" la Independencia al demostrar
grande !zombrc, fuese cónsul o emperador. Su querella su f undamenlo histórico y jurídico.
personal se ]11ntaba así a la conveniencia de tomar parte,
dentro de sus posibilidades y al servicio de .m empresa Por uno de su.~ recursos aeoslumbrados y como siem-
libf'rf(((lorn, en la batalla de Inglaterra contra aquél. Una pre según la.~ circunstancias, el grande oportunista se
de las c·amcterísticas de "El Colombiano" es sil anti-bo- vale de los españoles afrancesados para combatir a los
naparti.mw. Y nada podía ser más grato al gobierno in- franceses. Cuanto Jovellanos y otros como éste, empa-
glés y a .rn opinicín pública que la aparición de un nuevo pado.~ de idea.> anti-espar!olas, habían dicho U repPlían
libelo destinado a propagar en la América hispánica el contra la historia de Espar1a, es en manos de Miranda un
incendio contra Napoleón. Pero ciertos incendio.~ no arma para defender la causa de la independencia ame-
pueden limifar.~e. y el que Miranda atizaba excedió en ricana. Jouellanos, político francófilo y escritor galica-
mucho al r¡ucrf'r de Inglaterra: por eso el gobierno es- do, a auien Godoy apartó del Gobierno, hallósc luego en-
paiiol llamá a "El Colombiano" "papel incendiario". Ha- tre lo; mayare.~ enemigos del invasor y perteneció a la
cia tiempo que nuestro hombre licuaba .rn tea en la mano Junta de Aranjuez r¡ue, en noviembre de 1808, <frclar<Í la
y con ella alumbraba todo el vasto Continente, y poco a guerra a Napoleón. "El Colombiano" invoca sil testimo-
poco prendía la trabazón misma del imperio. nio: "La lLinta Central (después Suprema) 110 reprr'.~en­
ta verdaderamente y propiamrnte a los reinos... No se
El propásilo del periódico es, ante todo, enterar a puede, por tanto, dar con prupiedad a .rn represenfacián
las provincias ultramarinas de la monarquía de cuanto el título de naciónal, piles aunque la que tiene procede
sucede en España y Europa en materias política y mili- de origen legítimo, ni la tiene completa, ni la tiene con.~­
tar, relacionadas con su propia situación y porvenir, "a tifllcionalmentf"' · r si esto era en Espaiia, ¿qué no se-
fin de ponerlas en estado de juzgar" y decidir sobre su guiría en América? Aquella fórmula, decisiva por venir
suerte. Pero Miranda no cree que basten las noticias, a de zzn esparlol de tanto fuste, merecería servir de epí-
las cual<'.> deberá agregar.~e el r:omentario, así como el es- grafe a toda la argumentación de que se valieron los his-
tudio y la resolución de los problemas urgentes. De éstos panoamericanos para justificar jurídicamente la forma-
el primordial e.~ el de la legitimidad que puedan o no ción de su.~ juntas, que de autónomas debían por fuerza
tener lo.~ cuerpos sucesivamente constilllídos en Andalu- convertirse en independientes. Idea explosiva cual nin-
cía para representar la generalidad de los pueblos del guna aquella que sostenían Jovellanos y el grneral mar-
imperio y para exigirles obediencia y vasallaje. Desde qués de la Romana u que venía ahora, llífida y escueta, a
1808, cuando lo.~ franceses inuadieron la Penín.rnla, Mi- perfeccionar todas las que Miranda sembrara durante
randa escribió a Caracas, a México, a La Habana, a Bue- veinte años en América.
nos Aires: la corona está acéfala, los e.rtranjeros con-
quistan a España para implantar allí un "sistema detes- La extensa intriga mirandina, seculldada a través del
table", ha llegado para los americanos el momento de Continente por hábiles agentes o por otros criollos y pe-

XII XIII
nin.~ulares imbuídos de ideas semejantes, habla comen- orientación sólo podrá precisarse mlÍs tarde, peru Miran-
zado a prod11<"ir sus efe et os. En 1808 los notables de Ca- da la prevé y se prepara.
ra ras trataron de formar su junta. Luego lo hicieron
Quitu y La Paz. Desde Londres sopla el incansable fuelle. Por el momento, es sobre todo necesario insistir en
La pérdida de la Península parece irremediable y alli que los criollos no se dejen seducir por los falaces argu-
reinará la u.rnrpación. Empeoran las rosas y la conquis- mentos de la Regencia originada en la disuella Junta
ta de Andalucía indica probablt~menle el término de la Suprema, hija a Sll turno de juntas provinciales, qlle no
guerra, con la inminente desaparición de todo núcleo de tenían f acuitad es para otorgarle la de regir la monar-
resistencia, y América no podrá ser gobernada por fan- quía entera. Es el punto esencial. "La soberanía reside
ta.rnws. Nada valía ya la Junta fugitiva transmutada en únicamente en el plleblo", dice Miranda, o el redactor
Regencia; ni el peninsular Esteban Fernández de León, de s11 papel. Hay que consllliar a la nación como lo hi-
mal a/amado en Venezuela, ni el mexicano f,andizábal cieran -cita inesperada- Carlos Quinto y Felipe V antes
eran quién para representar a toda América en el seno de abdicar. Todos los argllmentos válidos lo son contra
de aquel cuerpo. "El Colombiano" difunde entonces más la Regencia. Aparte eso, no hay politica en Cádiz: "La
allá del Atlántico las noticias terribles. Acrécese "el imbecilidad del gobierno español excede toda imagina-
monstruoso poder de Napoleón", quien se casa con la ción", escribe el general Moore. ''Es un gobierno perver-
hija de los Cé.rnres, vuelve definitivamente la espalda a so y corrompido", di.w:urre en Landre.~ el marqués de
los principios liberales de 1789 y multiplica los decretos W ellesley. En realidad, lo que e:rnsperaba, sobre todo,
opresores del ciudadano, contra la imprenta c11ya censu- a los ingleses era el indómito y admirable nacionalismo
ra refuerza, contra la libertad indiuidzwl, restringida por de los españoles, quienes aceptaban la ayllda de un ex-
reglamentos policiacos. Todo eso es necesario decirlo a tranjero para arrojar a otro de su sllelo, pero no tolera-
los hispanoamericanos y de ello se encarga "El Colom- ban el mando de ninguno de los dos. Sea lo que fuere,
biano". · necesitábase que los americanos se lo tuviesen por dicho:
jamás los hombres de Cádiz admitirían de buena fe y con
. J~iranda c.elebra, para uso de sus amigos ingleses, Ja sus naturales consecuencias que las provincias ultrama-
vzctona de lV elltnyton en Tala vera; pero, sin duda, no rinas compartieran efectivamente el gobierno del im-
o_lvida que había rehusado acompañar a éste por no ba- perio.
tirse contra los franceses "sus antiguos compañeros de
arma.~" y porque, además, cuma había dicho a Pitt en Por lo demás, no sólo urge hacer una revolución en
1792: "E.~pero que nu se pedirá servir contra España sino América, como proclama Miranda, sino también otra en
en América y por la independencia de América". Espmia como predica Blanco 'Vhile en "El Espmlol", cu-
yos ataques contra la incapacidad y corrllpción del régi-
Sucede también <¡lle al propio tiempo Cflle se sirve de men borbónico se apresura el Precursor a transcribir a
la invasión de España, 11'liranda comienza -a ver en cier- sus lectores de allende el océano.
tas palabras de Napoleón el indicio de un cambio de la
política francesa qlle, quizá, le llevará a .rn vez a cambiar
ia suya. Por diciembre de 1809 d emperador, que com- Pero la actividad del Precursor, ocllpada de marzo
bina ya nuevos planes sobre E.~pm1a, hace decl~rar por a mayo de aquel aFw de 1810 en la publicación de los
su ministro de lo lnfrrior que no se opondrá a la inde- cinco números de "El Colombiano", derivóse de repente
pendencia de las colonias españolas, que sería "11na con- hacia una tarea más trascendental e inmediata. Cara-
secllencia natural del orden de las - cosas". La nueva cas el 19 de abril, Buenos Aires el 25 de mayo derriban

XIV XV
r -

~
la autoridad peninsular. Por julio llega a Londres la mi-
sión venezolana presidida por Bolívar a quien las gace-
tas británicas llaman embajador de América. Para Mi-
randa 110 se trata ya de redactar boletines revoluciona-
rios en el extranjero, sino de marchar a su tierra natal,
a ponerse a la cabeza de la Revolución al fin desatada y
que, siguiendo leyes que parecen inexorables, hará de él
su primera víctima.

C. P ilRRil-PEREZ.

París: 5 de julio de 1952.

NOTA BIHl..IOGRAFIC.A

XVI
A). El periódico

En 1810 :Vliralida, en Londres, emprendió El Colom-


biano, con un propósito definido, proclamado desde el
primer artículo de la publicaoión :

"Las circunstancias criticas en que deben


hallarse las posesiones e~pañolas de América
en consecuencia de los desgraciados eventos
ocurridos últimamente en la Península, even-
tos que probablemente serán seguidos de
Ia entera subyugación de la España Europea;
la necesidad que los habitantes del Nuevo :Mun-
do deben tener (a lo que creemos) de cono-
cer el estado de las cosas de España para, se-
gún las ocurrencias, tomar el partido que juz-
guen conveniente eli tan peligrosa crisis; el de-
seo que tenemos de ser útíles a aqueUos países,
y de contribuir a su felicidad, todo esto nos ha
impelido a comunicar a los habitantes del Con-
tinente Colombiano, las noticias que creamos
interesantes para poderlos guiar en tan intrin-
cada complicación de objetos, y para ponerlos
en estado de juzgar con rectitud y obrar con
acierto en una materia que tanto les interesa,
pues debe ser el origen de su futura felicidad".

Es decir, el Precursor, después de los arios de em-


presas políticas, diplomáticas y militares, en pos de la
consecución ·del ideal de libertar a los países ame-
ricanos, acometía la publicación de un periódico quin-

XIX
No. I
cenal, })ara la orientación de sus compalriolas y con la
mira fija en la felicidad, término sinónimo de libertad.
en el vooabulurio mirandino. EL COLOMBIANO.
De El Colombiano se imprimieron sólo cinco entre- Londre.,, '15 de Mario de 1810.
gas y un suplemento al número 3. El mundo político
ingf<'.s no vió con ojos muy favorables el periódico, y, NeP. ma!l'is Yitu¡>1trnndu1 ~ proditor pa1ri11, quam communis utilltatit aut sahltill
clesertor, proprer suam urllitatem, autu.h1tem. Crc11:a. L. 3. De finibu& i li.
desde luego, levantó protestas encendidas de parte de
las representacione,'i diplomáticas españolas (1). El pri- ~ ~
mer número lleva fecha de 15 de marzo de 1810; el nú- l ...\'l
1·irt·1111staneia' critica• t"O cpu• 1: traclnr iont's comparada" con In
mero cinco, la de 15 de mayo. Miranda escribía el 2 de dcht'll hall;ir•c las 'VO,,t'SÍ011t':> lllt'La~ ori~inal~ f!11paño!aot, difie•
junio a Vansíltart que había dcciclido suspender El Co- l~~p:ii1olas de A llll'ric" en con:>e- mn en algunH palabl'll5, pero el
qill'l11·ia de lus rles~n11·ia<lu~ e- .. .,ntido ~era •iempre el mismo.
lombiano. \'c11t•H ocurrido~ ultim11111entc en lla1·emo~ eata ob-.t>rva<"Íon para
Pocos días después recibiría la visita de Bolívar, la Penin~ula, t'\'euto~ •111" prcha- ~i ¡IQt casualidad se em.-ontn1111e
hlemetatc tier<Hl "<"l:)llic.lo:i de la en- 1 al~una pt'queiia oJiferent·ia eutre
López Méndcz y Bello, quienes acudían a la capital in- ¡
tern ~ubyu~at:io11 de la E~p11t1a um:~tnt!< noticia~ y las que puedan
gles.a como enviados diplomáticos de la Junta de Ca- Enrop1·a: la llt'l:t'si<J..1J llllt! lo~ ha- ir Ít Amerira directamt>nte de
racas, nacida el 19 de abril de 1810. A fines de dicho bita11tes del Nuevo M nudo, <lfbeu E~paña, no jutguen nueBtros lec-
kuer (á lo que cree111u~) rle crino· torl's que las hl'mo!I alterado.
año, Miranda estaría en tierra venezolana para coope- cer e\ e.stado de htti CO>ib tic ~.ipa- Empezare11103 este vapel pre-
rar personalmente en la tarea de la Indepcridcncia. fü1, para segun las oc111·u'm·las to- ~--11ta11do un pequeñ'o b<>!lquejo de
mar d partí<lo qur jnz:.:uen <·0:1ve-: la ~ituaiie>n eu .que lit' hallaba la
El Colombiano, publicación que a ju ido de Robert- niente en tan peligro.a cri·i~: el .J1111ta Suvrema Ullll'S de 1111 di.iolo-
.-.;on, fué "quizás su hazaña literaria más sobt'csalicnte", dcsPO r¡ue tenemos de ~er utiles a cima. y haciendo cnnocer 1p1al en1
quedó en la extraordinaria existenci,a de Miranda como aquellos pai>e,, y rle e1¡¡1trihuir ii la op111ion national con rt:11pecto ¡),
iln felil'idad, torio esto 110•1 ha im- este 1·uerpo.
una acción mús, para comprometer la gratitud de Amé-
pelid-.á <"nm1111i•:ar á los habitant•·,. l:e>mo la especie 1le l'!<p.lendor de-
rica. Jel l:o11ti11e11te ColomlJiauo, las •1ue la Junta hu gozado por algu-
11oti1·ias que cwumo• i11terc>u11h'~ uos mt',,;c•, y la!i noticin <¡ue 11us
R). El impre.rn pura podt:rlos l(Uiar en tu11 intri11- 1·m aarios lu:yao es1~arcid<> en d
dila comp!ical'io11 1le ohj1•t11,,;, y '.'.ut·\·o '.\tundo, hoibran podido su-
pura ponerlo~ en c,,;tatlo ,)~juzgar t;•·• ir á lo~ AmcricR11us allCUllDI
Los cinco números de El Colombiano, responden a c·on reetítml y obrar <'Oll acierto cu 11-lt'B~, c111c tal vu lo, hahran he1·h1>
la ~iguicntedescripción: una materia '{11e tanto los i1•tt-na, 1 1·rc1·r 11ne f'!'ta Junta er.t ,·erda-
¡nai-,; cli·b~ . ~"' f'I ori¡>cn de s11 1 <lera.11u;11te una repre"ent111·ioo .le·
NI,) I. - - Londres, 1;) de marzo de 1810. Lema: Ne•~ futura fehc:1c1acl. ~al dt'I pueblo Espafü1I, l'll quien
magis vifuppnrnd11s Pst proditor palriae, quam commu- ( 'omunic.·n111lulo<t esta<i lun·~ I d h;i\Jiu <lepo$it11do la i-oberani"
nis uUlitalis aul salulis desertor, proplrr szwm ulilifa- rourln·mos c•I mayot ••1111lodo 1·11 1 11atio1111l, di.remos •!(11110' extr.lC•
lem aul .m/utcm, de ne Finifm.~. de Cicerón. Impreso darlos has uoticins n•rcl111ll'rn~ y 1k ¡j '"' Je. 1111 papel m111111s\:rito, pen1
l'U\'G uutori1li.d 110 ¡n1ed1t habr"t l.a 1 1111tcnlln1, cu l'I qu11\ u110 de los
na~uor dmla; pc·ro l 011111 •·~•u~ 11o<. 11 uii~mos mil'mbro~ de 111 Ju uta hac~
0

tic:ias no po.lremo~ t11l 1;1"l. k11C'rla· ¡·;. 'o·r la i!~;:alitla c~e .-~te ~·ucrpJ.
(1) Para el estudio de la significación de El Colombiano en l"!Critas .:n •11 lt'11~1m 011:.:111al, ' El mw~il..-o de c¡u1e11 hablamoe eo
las actividades de Miranda, recomendamos La Vida de Miranda. de •iuo ciuc lll>i \'L'l't'lllU!I oL'1)lado$ á \\ J,11·clla1w1, que l'll el tnl'~ Je Octu•
William Spence Robertson, Cap. :X-VII, "Ensayos Perlodísticos''. La uad11C'irlas di! 101 "ªP~i.~~ I' nrnn·· · hrc 1lt~ 1!10f' ex pu-o 'u 1lida111~n.
edición inglesa, en 2 volúmenes, fué publicada por la Unlversidad de llt!\ll, Ingle."'""• f fl5rtugnc»t't< 1 put·- ¡\ 111 1111sm:1,lunta Suprem11.. .
North Carolina, en 1929. Hay edición en c-astcll¡:mo, de Buenos Ai- Jcr hlctakr tal \l'l c¡11c 11uc~tra• ¡.j I"-'' D.:bo con11~1111r IDl Jic;ta•
res, 1938, traducida por Julio E. Payró. ' B
Facsímil de la primera página del pr!mer número de "El Colombl1J,no",
XX
en la Imprenta de R. Juigné, 17 :Wargaret-street, Caven-
dish square.
8 páginas a dos columnas, numeradas, de la 1 a
la 16.
Contiene: a) "Un pequeño bosquejo de la situación
en que se hallaba la Junta Suprema antes de &U disolu-
ción"; b) La posición de América respecto a las Cortes
Extraordinarias, convocadas por el Consejo de Regen-
cia; y c) Una glosa en pro de la Independencia con noti-
cias de los sucesos del Continente Colombiano.
N° JI. - Londres, 1º de abril de 1810. El mismo
lema y publicado en la misma imprenta.
8 páginas, a dos eolumnas, numeradas, de Ja 17
a la 32.
Contiene noticias sobre la invasión de España por
los ejércitos franceses.
N'! IJI. - Londres, 15 de abril de 1810. El mismo
lema y publicado en la misma imprenta.
8 páginas, a dos cohunnas, numeradas, de la 33 a
Ja 48.
Contiene: a) El preámbulo al Decreto del Consejo
de Regencia, de 14 de febrero de 1810 (public-ado en
parte en el Nº I), dado ahora en toda su extensión; b)
El comentario a dicho preámbulo; y e) Extractos de
cartas del general inglés Sir John Moorc, y de los dis-
cursos del Marqués de \Vellcsley, ex-embajador h1·itá-
nico en España.
Este número tiene un Suplemenlu, de idénticas fe-
chas, lema e impren la, en 4 páginas, a dos columnas,
numera·das, de la 119 a Ja 56.
Contiene: a) El Manifiesto de la Infanta de Espa-
fia Carlota Joaquina de Borbón del rn de agosto de
1808; y h) Noticias de periódicos norlcamcricanos e in-
gleses.
N 9 IV. - Londre.'i, 1 9 de mayo de 1810. E'l mismo
Jema y puhlica<lo elí la misma imprenta.

XXI
8 páginas, a dos columnas, numeradas, de la 57 a
la 72.
Contiene: a) "Pensamientos de un Inglés sobre el
estado y presente crisis de los ncgm:ios de la América
del Sur"; b) Extrnctos de un despacho del Marqués de
\VeUcsley; y c) Extractos de t.:/ t.:spaiiol, con las "Re-
flexiones gener~ües sobre la revolución de España", con
glosas en forma de notas, de mucho interés.
~'·' \'. - Londres, 15 de mayo de 1810. El mismo
Jema y publicado en la misma imprenta.
16 púginas. a dos columnas, numeradas, de la
a la 101.
Contiene: a) Prosigue los ' 1Pensamienlos de un in-
glés sobr·c el Pstado y presente crisi.s de los negocios de·
Ja Amériea del Sur"; b) Diversas noticias de Europa,
relativas al cautiverio de Fernando VII; e) Continúa la
inserción dl· Extractos de El t.:spaíiol, con intcrcsan'tc~'i
comentarios al pie de página; y d) Tcrmiil'a con las "Ins-
trucciones que la .Junta de \'a'lencia dió a sus diputadns".
EL COLOMBIANO
C). La presente re prodncciiJn

De El Colom!Jiano existe una colección completa en


el propio Archivo del General .Miranda, conservado en
la Academia ~acional de la Historia, de Caracas. La
Biblioteca :\facin11al de Bogotá tiene sólo algunos númc ·
ros. Es hoy uno de los mús raros impresos de su época.
Por ello, sobre el interés que tiene para la historia de
la Independ.e1icia, se hacp conveniente su eeimpresió11,
que entraüa, ademús, el homen~1je a la personalidad <k
l\Iiranda.
En la publicación del texto se ha modernizado su
ortografía. Las cabeceras de cada número se han re"
producido fologrúficamente, y se ha compuesto a dos
eolumnas en fonna semejante a su edición original.

Pl'dro Grnscs.

XX/l
T EL COLOMBIANO.
No. I

Loncfrt'it, 1.S Je Mttri:o de 1810.


Neto 111~fis Yitupnandu1 .s\ prodltvr pasri• • qu.111 ~- 11tilk11th .........!Ir
._rtor. propter $Yam urHitatftll .• autt&IYt.m. Cien. L. 3. De finitlul i lt.

Las circunstandas críticas t:on acierto en una materia


en que deben hallarse las que lanlo les interesa, pues
posesiones españolas de debe ser d origen de su fu-
América en consecuencia de tu,ra felicidad.
los desgraciados eventos Comunicándoles estas lu-
ocurridos últimamenl1e en la ces pondremos el mayor cui-
Península, 'eventos que pro- dado 1en darles las noticias
hahliemen te serán seguidos verdaderas y de cuya auto-
de la entera subyugación de ridad no pueda haber la
Ita Espafra europea; la nece- menor duda; pero co1no es-
sidad que los habitantes del tas noticias no podremos tal
Nuevo Mundo deben tener vez tenerlas escritas en ->ll
(a lo que creemos) de co- lengua original, S1ino que nos
nocer el estad.o de las cosas veremos obligados a tra<lu-
de España, ,para según las cirlas de los papeles fran-
ocurrencias tomar el partido ceses, ingleses, y p&tugue-
que juzguen conveniente en ses, puede suceder tal vez
tan peligrosa crisis; el de- que nuestras traducciones
seo que tenemos de ser úti- compm·adas con las piezas
les a ·aquellos países, y de oiiiginales españolas, <lifie-
contribuir a su felicidl..'l.d, ran en algunas palabras, pe-
todo esto nos ha impelido ro el sentido será siellTipre
a comunicair a los habitan- el mismo. Hacemos esta ob-
tes del continente oolombia- servación rpara si por casua-
no, 1as noticias que creamos Iida,d se encontrase alguna
interesantes para poderlos pequeña diferencia entre
guiar en tan intrincada com- uuesfras noticias y las que
plicación de objetos, y pa- puedan fa· a AmérJca, direc-
ra ponerlos en ,estado de tamente de Esp•aña, no juz-
juzgar con rectitud y obr'.lr guen nuestros lectores que

-1-
las hemos aUerado. de mis razones, debe conso- legítimo, ni la tiene comple- tendrían en las Cortes un pe-
Empezaremos este papel larme eu la desgracia de ta, ni la tiene constitucional- queño número de represen-
presentando un pequeño haber sido de diferente y mente". tantes; pero el número de
bosquejo de la situación en
1
singular opinión, así como 159 ... "Se seguirá también, estos diputados, y el modo
que se haHaba la Junta Su- del temor de que ésta no que todo cuanto resolviere y de su elección hubiera dado
prema antes de su disolu- sea agradablie, ni adoptada obrare la suprema Junta, a los diputados españoles
ción, y hacrendo conoc er 1
por la Junta Suprema". fuera de los límites ele su tal preponderancia sobre los
cuál era la opinión nacional 8<.> ••• "Pero todo pueblo, que objeto será nulo y quedará de América, que la represen-
con respecto a este cuerpo. siente el inminente peligro expuesto a la censura y jui- tación de esta parte de la
Como la espede de es- de la sociedad de que es cio de la nadón". monarquía hubiera sido nu-
plendor de que la Junta ha rnie1nbro, y que reconoce so- Las razones de J ovellano:; la; y sin embargo las Amé-
gozado por algunos meses, bornados o esclavizados los nos convencen de la ilegiti- ricas, por su populación y
y las noticias 1quc sus emi- administradores de la auto- midad del poder de la .Jun- por sus riquezas, son infini-
sarios hayain esparcido en
1
ridad que debía regirle y ta, también hacen conoce1· tamente superiores a la Es-
el >l" ucvo 'Mundo, !habrán defendede, entra natural- que su autoridad no dima- paña, por lo cual en una re-
podido sugerir a los ame- mente en la necesidad de naba directamente del ¡mc- presentación nacional de to-
J'icanos algunas 1ideas, que defenderse, y por consiguien- blo, sino de las .Juntas pro- da la monarquía, era justo
tal vez les habrán hecho te adquiere derechos extra- vinciales, que tampoco te- que tuviesen un número de
creer que esta Junta era ordinarios y legítimos de in- nían una plena legitimidad; diputarlos proporcionado a
venladermnentc una rep1'e- surrección". pero sea cual fuese la auto- su populación.
senl:iciún legal del pueblo 139 -"La Ju n t a Central ridad de la Junta, ésta no Las miras de la .Junta eran
español, en quj.en él había (después Suprema) no 1·e- podía extenderse más que• va conocidas, v sus prome-
depositado la soberanía na- presenta verdaderamente y sobre las proYincias que en- ~as no podían. ya engañar;
donal, daremos algunos ex- propiamente a los reinos aun viaron sus representantes los clamores del pueblo pe-
lt'actos de un papel inanus- cuando sus municipalidades para formarla. Los america- dían venganza, y un miem-
crito, pero auténtico, en el hayan reconocido las Juntas nos no han nombrarlo sus bro de la misma Junta, el
cual uno de Jos mismos establecidas en la capital de diputados, y por consiguien- Marqués de la Romana, hizo
miembros de Ja Junta hace cada uno; porque ni todos te no estaban sujetos a su conocer al público la insufi-
ver Ja ilegalidad de este los pueblos han nombrado poder, y sin embargo la Jun- ciencia y aun los vicios de
cuerpo. El miembro de quien estas Juntas, ni aun los de ta se llamaba soberano de este Cuerpo, en una repre-
hablamos es Jouellanos, que las capitales, hablando en las Indias, enviaba virreyes sentación que hizo en Sevi-
'en el mes de Octub~·e de general, han e l e g i do sus y gobernantes, y pedía teso- lla el 14 de octubre de 1808,
1808 expuso su dictamen, a miembros, ni en estos nom- ros para n1anlcner una au- de la eual hemos extractado
la misnrn Junta Suprema. bramientos se ha tenido con- toridad ilegal. los pasajes siguientes.
19 -"Debo consignar mi sideración a las clases y es- La conducta de la Junta "Tres causas o motivos,
dictamen en el acl1a presen- tamentos demandados por excitó la indignación públi- todos poderosos en mi con-
te, para que constando siem- la constitución. No se puede ca, y para apaciguarla hizo cepto, pueden y deben obli-
pre en ella, pueda desean- por tanto dar con propiedad la engañosa promesa de reu- gar a variar el sistema de
. . . ,, un gobierno. 1 9 : e u ando la
sai· 1111 conc1enc1a . a su representación el titulo nir las Cortes, haciendo a
-!<? ..• "Y el peso mismo que de nacional, pues aunque la los americanos la gracia sin- ! nación que ha de obedecer,
se dignaron dar a algunas que tiene proceda de origen guiar de anunciarles que ; vacila sobre su legitimidad.

-2- ~-,)-
.,
29: Cuando haya decaído su ga (la autoridad) en la ex-
1 autoridad. 39 : Si se conside- t e n s i ó n que se persuade.
ra perjudicial y contrario a Unas prmincias han recla-
a los ejércitos españoles, pe-
netraron en Andalucía sin
Esto es lo que Jos espaúo-
les, aquellos mismos que ha-
su constitución. Haré algu- mado sus representantes, por resistencia, y no falta quien bitaban la ciudad en donde
nas observaciones. antes de haberse extinguido el tiempo acuse a la J~mta de traición, la Junta desplegaba su faus-
manifestar mi opinión, para de sus poderes; y otras ten- como se verá por el extracto to y despotismo, pensaban
demostrar que en el actual go entendido que no los con- que damos del diario de Se- de ella; pero aún nos falta
gobierno concurren, por des- fiaron para ejercer la auto- villa del 'Z1 de enero de 1810. que hacer conoce1· su último
gracia. !as tres causas o mo- ridad soberana, sino para "La Junta, se decían unos rasgo (sic).
tivos indicados. constituir el gobierno que a otros, nos ha vendido al En medio del tumulto y
}fe consta, por demasiado debe suplir Ja representación enemigo, y solamente pre- del desorden que causó la
público. quP se queja una de nuestro amado 1nonarca". tende huir con la intención irrupción de las armas fran-
gran parte de la nación de "Y ya en fin que no pode- de enrlañar a las otras pro- cesas en A n <l a 1 u c í a, los
la corta fuerza de m1Pstros mos dudar, que ni es legíti- vincia~. :Ko, decían otros, los miembros de la Junta, que
cjfrcitos, atribuyéndolo a mo, ni conveniente el actual individuos de aquel cuerpo, habían jurado enterrarse en-
efecto de la poca energía en gobierno, y que su perma- a excepción de muy pocos tre las ruinas de la monar-
las disposiciones del actual nencia nos conduce a la es- de conocidas virtudes y ta- quía, abandonan la dudad
gobierno; que se ha descui- clavitud más horrorosa, o a lentos, y dignos de la afec- de Sevilla y huyen precipi-
dado eI proporcionar me- la absoluta ruina de la pa- ción de sus compatriotas, se tadamente por todas partes
dios de subsistencia y demás tria" ... han enriquecido con los do- temiendo el furor del pue-
auxilios, que indispensable- "Y como representante de nativos voluntarios, contri- blo, algunos se esconden,
mente necesitan los bcnemé·- la nación, me excusaré de buidos para el uso del ejér- otros son apresados, y otros
ritos defensores de la patria; ocup3r este distinguido lu- cito, cnando dejaban a los van a establecerse a la Isla
de no haberse hecho el ma- gar si no se establece inme- p-0bres soldados morirse de de León, y creyéndose a sal-
nifiesto que ofreció la Junta i diatamente el legítimo go- hambre y de frío; intentan vo contra la venganza públi-
Suprema de la inversión de . bierno". salir de la Península, y van ! ca, despreciando al pueblo.,
las cuan tios::is s u n1 a s q LIP ! Aquí tenemos nuevas prue- a retirarse a Inglaterra, o a , le insultan con el decreto si-
h::in venido de Amórica. Que / bas de la nulidad del poder Canarias, para gozar allí en i guiente.
en lugar de reformas econú- , de esta .Junta, aquí vemos tranquilidad, el fruto de las :
micas, se ha recargado el cuán odioso y despreciable miserias de sus hermanos" ... DECRETO
erario con sueldos indebi- era a toda la nación, aquí "El pueblo vió llegar a los
dos; que algunos de este res- , vemos que algunos de sus muelles los carruajes y equi- S. :VI. Ferdinand YH, y en
petablc Cuerpo, en lugar <le ! miembros continuaban ejer- pajes de algunos miembros su Real nombre la Suprema
manifestar deseos del bien j ciendo la autoridad contra de la Junta; vió varios botes Junta Central me dirigió el
con generoso desprendimicn- ¡ la Yoluntad declarada de las cargados de papeles traídos , siguiente Heal Decreto.- Con-
to de Ja autoridad que ejer- · provincias mismas que los de diferentes archivos públi- ' gregada la Suprema .Junt:i
ccn, tratan de sostenerse por habían nombrado. cos. El rumor de la proxi- Central de Espaúa y de las
sus intereses; que otros con En esta situación se encon- midad de los franceses em- Indias en la Real Isla <le
poca reflexión s::itisfacen sus traba la Junta, cuando Jos pezó a esparcirse con más León, en conformidad al de-
pasiones" ... "Otra razón hay franceses, después de haber actividad, y se supo que ha- creto del 13 de este mes, se
para que ]a Junta no Ja ten- desbaratado por todas partes bían peneitrado por Alma- I aumentaron muchísimo lo~.;
dén". peligros del Estado, no tanto
- 4-
-5-
por los progresos-del enemi- prema Junta Central de Es- debe sustituir. En orden a hombres que en el momento
go, como por la con\'Ulsión paña y de las Indias resol- que no se malogren los de- mismo en que la opinión pú-
interior que nos amenaza. vió decretar de parle de S. signios adoptados, para los blica los declaraba ineptos,
La mudanza local del Go- l\1. Fernando \'II lo siguien- ulteriores beneficios de la malversadores de los cauda-
bierno, así de la Junta como te. nación, al mismo tiempo que les públicos, déspotas y trai-
de las Cortes, no podía re- Que se componga un Con- la Junta prestó juramento, dores, cuando por libertarse
tardarse más sin gran peli- sejo de Regencia de cinco los Regentes juraron tam- de la muerte tienen que huir
gro del país; pero esta alte- personas, una de las cuales bién el convocar las Cortes y esconderse, en este mismo
ración no podía, no debía será representante de Amé- para el tiempo determinado, momento, acusan al pueblo
ser hecha por una parle, por rica, y todas ellas serán nom- o si circunstancias inevita- de tumultuario y faccioso,
un distrito, o por un indivi- bradas, a exclusión de los bles impidiesen entonces es- se titulan los legítimos so-
duo, y si así se hiciese sería individuos que componen la ta medida, para el tiempo en beranos de España y de las
el acto de un motín v tu- Suprema Junta. Los dichos que el enemigo haya evacua- Indias, olvidando que Jove-
multo, y no de la delibera- cinco miembros serán: el do la mayor parte del reino. llanos y el Marqués de la
ción y de la ley. En tal caso Excmo. y Revmo. Sr. Obispo El !Consejo de Regencia to- Romana habían hecho cono-
sería la obra de un partido de Orense, Dn. Pedro de mará posesión de su oficio cer su ilegalidad.
faccioso, en vez de ser la de- Quevedo y Quintana. El Con- el día 2 de febrero próximo Dicen que son el Soberano
cisión de toda la nación, o sejero de Estado y Secreta- futuro, en la Isla de León. reconocido por las provin-
de los representantes legíti- rio de negocios extranjeros, Tendráislo así entendido, y cias, sin acordarse que mu-
mos de la nación. Si el aprie- Dn. Francisco de Saavedra. se tomadm las medidas ne- chas de estas provincias ha-
to de las calamidades que El Capitán General de los cesarias para ponerlo en eje- bían ordenado a sus dipu-
nos afligen, y la opinión pú- Reales ejércitos, Dn. Fran- cución.- Isla de León, 29 de tados de cesar sus funciones,
blica influida por ellas, re- cisco Javier de Castaños. El enero de 1810. El Arzobispo y otras en nada les obede-
quieren un Consejo de Re- Consejero de Estado y Se- de Laodicea, Presidente.- El cían.
gencia y piden que éste sea cretario de Marina, Dn. An- cual Decreto Real os comu- En fin se abroga el poder
nombrado inmediatamente, tonio de Escaño. El Ministro nico, para vuestra inteligen- de crear un nuevo soberano,
su nominación no pertenece del Consejo ele España y de cia y para que obréis en su sin la participación de la
a nadie sino a la autoridad las Indias, Dn. Esteban Fer- conformidad. Dios os guarde nación.
suprema, establecida por el nández de León, por la Amé- muchos años. Isla de Leóri, Cna cosa que nos admira
consentimiento n a e i o na l, rica. Toda la autoridad po- 29 de enero ele 1810. es el que las personas nom-
obedecida por la nación, y seída por la Junta Suprema bradas para formar el Con-
(fdo.) PEDRO DE RIVIERO.
reconocida por las provin- será transfedda a este Con- sejo de Regencia, las cuales
cias, por los ejércitos, por sejo de Regencia, sin limita- A los Señores Miembros, conocen muy bien la nuli-
nuestros aliados y por las ción alguna. Las personas Presidente, Vice Presidente, dad de la Junta, hayan acep-
colonias de América. Sola- aquí nombradas se conser- etc., etc., siguen los nombres tado en toda plenitud la so-
mente el poder que esta au- varán en el desempeño de de los miembros de la Junta. beranía de España y de las
toridad confiera, será legal, estos altos deberes hasta el Este decreto nos prueba Indias; sólo Dn. Esteban
y justo, y tal que adecuada- tiempo de la deliberación de evidentemente la demencia, Fernández de León, conside-
mente represente la unidad las Cortes, y entonces aque- y la ambición que la autori- rándose incompetente para
de la monarquía. Penetrada lla asamblea determinará, dad había producido en los representar al ~uevo Mundo,
de estos sentimientos, la Su- qu{~ forma de gobierno se le miembros de la Junta, estos rehusó su empleo, al cunl

-6- -7-

L
fut'.: nombrado, en su lugar, La elección será hecha por
tos que deberán tener los di- Notamos que en la copia
Dn. Miguel de Lardizábal y la Asamblea rle las capita-
putados para sus gastos de que tenemos presente, no se
Uribe. les, la cual nombrarú primc-
viajes, y personas que los halla el nombre del Obispo
Uno de los primeros actos rarnente tres personas, natu-
acompaiicn; pero como narla de Orense, sea que éste no
del Consejo de Regencia ha rales de la provincia, hom-
contribuye tanto para hacer hava accedido a su nomina-
sido d publicar el siguiente bres de probidad, talentos e
respetables a los represen- ciÓn, sea que no se hallase
decreto relativo a las Amé- instrucción, de los cuales se
tantes del pueblo, como la presente, o que no haya
ricas. escogerá uno por sorteo, el
temperancia y la modera- aprobado el decreto.
cual será diputado para las
ción, sus sueldos desde su Pcrmítasenos hacer algu-
DECRETO REAL Corles.
llegada a ::\fallorca, hasta la
nas reflexiones sobre el con-
Cualquiera dificultad que
conclusión de sus empleos tenido de este singular de-
El RcY Nuestro Scñnr Don ocurra en la elección será
en las Cortes serán fijados creto.
Fernanclo \'IL y en su Real 1 decidida por la inmediata
nombre el Consejo de He- i determinación del Virrey o a seis pesos fuertes diarios, 19 - La reunión de estas
gencia de España y de las que es la smna determinada Cortes nos parece que no
Gobernador, y por el Cabil-
Indias, considerando la gra- para los diputados de las puede llegar a efecto, porque
do de la ciudad.
provincia.-; de España. ¿cómo podrán reunirse los
ve y urgente necesidad de la Luego que la elección ha-
avuda de las Cortes Extraor- En las Curtes extraordina- pueblos de la Península pa-
va sido decidida, el diputa-
rias se determinarán los me-
dÍnarias, cu y os diputados ~lo recibirá su testimonio de ra non1brar sus representan-
han de ser reunidos de todos . las personas más respetables dios regulares que deberán tes, estando la España ocu-
nuestros dominios de Euro- adoptar.se Pn lo futuro para pada por los numerosos ejér-
1 de la Asamblea que le haya
pa, Asia y América, los cua- la elección de los diputados citos franceses? Esto es po1·
elegido. De estas mismas
les representan legalmente de aquellos dominios, y se lo que respecta a la R'lpaña.
personas recibirá también
a Jos Jiabitantes en este con- suplirú y ordenará todo lo Por lo que pertenece a la
I as instrucciones que la
greso, del que depende la que por la urgencia del mo- América, este decreto nos
,\samblca quisiese darle CQO
restauración y felicidad de mento, y la dificultad de las parece apartarse de las re-
1·cspecto a los asuntos gene-
toda Ja ::.\Ionarquía, ha decre- presentes circunstancias no glas de la razón y de la jus-
rales o locales, para que pue-
tado lo que sigue. haya sido expresado en el ticia, pues para representar
da prepararse a desempeñar
presente decreto. Lo tendráis todo el continente america-
Los Gobiernos siguientes su deber en las Cortes. así entendido y lo comunica-
participan en la representa- Luego que haya recibido no que contiene un número
ción en Cortes: los Virreina- ráis a los que esto interesa. de habitantes doble, por lo
sus poderes e instrucciones,
tos de Nueva España, Perú, procederá directamente para (fdo.) X.\ YIER DE CAS- menos, del de los de la Pe-
Santa Fe y Buenos Aires; España por la más pronta TAÑOS. PRESIDENTE nínsula se nombran sola-
las dependencias <le Puerto ocasión, e irá a la Isla de mente 8 diputados, mientras
FRANCISCO DE SAA. VE-
Rico, Cuba, Santo Domingo, Mallorca, en donde los Re- DRA. que las provincias de Espa-
Guatemala, Provincias Inte- presentantes de América se- ña deben enviar 288.
ANTONIO DE ESCAÑO.
riores, Venezuela, Chile, y rú11 convocados para esperar MIGUEL DE LARDIZABAL El modo de proceder a las
las Islas Filipinas. hasta el tiempo de las sesio- Y URIBE. elecciones nos parece igual-
Se nombrarú un diputado nes de las Cortes. mente vicioso, pues solamen-
Al Marqués dí' las Hormazas. te los habitantes de las ca-
por cada capital de estos di- T,as Asambleas Electorales
Real Isla de León, febrero pitales deben ser los electo-
ferentes establecimientos. determinarán los emolumen-
14 de 18UJ. res, de donde resulta que en
-8-
-9-
el Virreinato de México, cu- mo mes por l\Ir. l\fontalivet. te rica siendo tratada sobre El serla leal no es infideli-
ya población excede cinco Ministro de lo Interior, en un pie igual al de las demás dad. Redimirla no es locu-
millones, solamente los ve- la cual dice: naciones, y en todos los mer- ra. Salvarla no es injusticia.
cinos de la capital que sólo "España y Portugal son el cados europeos. Sea que los Libertarla es lealtad, es vir-
llegan a doscientos y treinta teatro de una furiosa revo- pueblos de México y del Pe- ' tud y heroísmo. Sería perfi-
mil, han de nombrar el re- lución: los numerosos agen- rú se queden unidos a su dia el abandonarla en el
presentante de toda la popu- tes de la Inglaterra atizan y metrópolis, sea que deseen momento más feliz, que pue-
lación, cosa que nos parece alimentan el fuego que han erigir ellos mismos una ele- da acontecer para su eman-
absurda. encendido. La fuerza, el po- vada y noble independencia, cipación.
Es mny probable que la der y la suave moderación la Francia no se opondrá Decid, ¿estáis tan fallos
reunión de las Cortes no lle- del emperador, restaurarán nunca a ello, mientras que de razón, que os sujetéis a
gue a tener efecto, pero si le en aquellos países, los días aquellos pueblos no formen una corona, que no existe, y
tuviese los ame1·icanos no de paz. Si la Espaüa perdie- conexiones con la Inglate- que si existiera tendría tan-
deben esperar ventaja algu- se sus colonias, será por su rra". to derecho sobre vosotros,
na, porqne siendo el nú1nero , voluntad. El emperador no La independencia del con- como tenía el Papa Alejan-
de sus representantes infini- se opondrá jamás a la inde- tinente colombiano es un dro YI, que concedió lo que
tamente pequeño, sn influen- pendencia de las naciones evento previsto después de no le pertenecía? ¡,Se ar-
cia será nula, y cualquiera continentales de América;. ~argo tiempo, y todas las na- güirá que la ambición auto-
proposición hecha por ellos esta independencia es el re- ciones tienen fijados los riza la conquista, y que la
en las Cortes, será rechm:a- sultado necesario del orden ojos sobre el Nuevo Mundo, 1 dominación de tres siglos
da si no pareciese conve- de los eventos, está unida para ver qué partido tomar puede justificar esta domi-
nicn le a los europeos el ad- con la justicia, está unida en la crisis actual en que se nación? No os engañéis, la
mitirla. con los intereses bien enten- hnlla la monarquía españo- usurpación es un crimen y
Al mismo tiempo que la didos de todas las potencias. la. la conquista un velo p~r~
Junta Sup1·ema, y después el La Francia estableció la in- Según las noticias recibi- encubrirla, y un crimen no
Consejo de Regencia, hacen dependencia de los Est::idos das de b América del Sur, puede justificar otro crimen
cuanto pueden pnra apodc- r:nidos del Norte de Amc\- parece que los habitantes ele el tiempo no puede conver~
rai·:-.e de la soberanía del rica; la Francia ha contribui- la provincia de Charcas, han tir la iniquidad en justicia,
Xucnl Mundo, el emperador do a la aumcntación de al- tomado ya la resolución de lo injusto en justo, o ila vio-
de los franceses, que dominn gunas de las provincias de emanciparse como lo de- lencia en titulo de posesión.
en el día la Esparia, declara ac¡nclla república, y cstú muestra la proclamación si- Haced pues vuestro deber:
q1u' la indr'pr'ndencia de las si<:>mpre pronta para defen- guiente de los vecinos de la abrazad la independencia, y
Amérirus 1's una consecuen- der su obra; su poder no de- ciudad de La Paz que co- haced saber al mundo, a los
cia natural del orden de las pende del monopolio, sus piamos de papeles ministe- habitantes de la América
cosas, y a la cual no sr, opon- inkreses no son contrarios a rinles y periódicos de esta del Norte que seréis tan fe-
drá en ninr¡lÍn modo. la justicia; ninguna cosa capital. lices e independientes como
Aquí damos un extracto que pueda contribuir a la ellos, que no ignoráis, ni os
de la exposición del estado felicidad de la América PROCLAMACION olvidáis de las ventajas que
del imperio francés en el 1 '-' puede ser contraria a la poseen las naciones libres e
de Diciembre de 1809, que ]Jl'Osperidad de la Francia,. Americanos. D e f e n d e r instruidas".
fué presentada el 12 del mis- la cual será siempre bastan- vuestra patria no es traición. Además de los movimien-

-10- -11-
ver que aquel país, se man-
No. 11.
los hechos en La Paz, len-
dien tes a la independencia, tiene fiel a su soberano,
parece seguro que t'lmbién
ha habido una seria insu-
Fernando VII; sin embargo
se cree que el presidente y
EL COLOMBIANO.
rrección en la ciudad de varios miembros de la ,\n-
diencia han sido de ¡nu·stos, Londres, i0 de Abril de 1810.
Quito: aquí se han recibido
varias cartas de la .J arnai- en cuyo lugar se ha c,~luble­ Ne" m:tfis Yttuperandus at proclltor pa1ria, quem commanit utiJkatit aur 1ahatiit
cido una Junta Prouincial'". clelertor, proprer suam urllitatmi, autsalut.111, Cresa. L. 3, De finibus § 11.
ca y de la América del Nor-
te, en las cuales se asegura- Después de este corto
ba que las noticias de Car- preámbulo, viene la procla-
En el número precedente N eufchatel, jefe del estado
tagena de Indias, de Coro, y mación, en la cual los habi-
hemos hecho conocer a nues- mayor.
otros parajes de aquel con- tantes de Quilo hacen los
tros Jeetores la disolución de "Tengo el honor <le infor-
tinente, afirmaban posi tiv:> mayores elogios de los es-
la Junta Suprema, y e•l es- mar a V. A. S. para que ten-
mente, que las autoridades pañoles y acaban diciéndo-
tab'lecimiento por ella de un ga la bondad de comunicar-
reales habían sido depues- les que abandonen la Espa-
Consejo de Regencia de Es- lo a S. M. cómo las tropas
tas por el pueblo, y que en ña y se vengan a la Amé-
paña y de las Indias; tam- imperiaaes han pasado la
su lugar se había erigido un rica, en donde hallarán oro,
bién les hemos comunicado Sierra Morena y han llega-
gobierno republicano. plata y toda 'inerte de como-
el docreto de este Consejo do a las orHlas del Guadal-
Estas noticias las creemos didades y delicias, ~' en fin
por el cual convoca a los di- quivir".
verídicas y lo que nos indu- les ofrecen toda la Améri-
pufados del Nuevo Mundo Durante algunos días los
ce a creerlas tales, es ade- ca y particularmente el Chi-
en la Isla de l\faHorca. Co- moV'imientos del 1er. cuer-
más de varias carlas que le. mo fa disolución de la Jun~
El contenido de esta pro- po del ejéreito sobre Alma-
hemos leído, el artieulo si- ta Y :Ja formación del Con-
clamación nos hace presu- dén, y los de las tropas del
guiente del Espec 1 ndor de sejo han sido el efecto in-
mir que ha sido hecha en Se- General Sebas tian'i delante
Sevilla de 12 ele Enero. mediato de la invasión de
villa, pues nos parece extra- de Villanueva de los Infan-
"Para disipar las falsas la Andalucía por los ejérci-
ño que los habitantes de tes, Hamaron la atención del
ideas que pueden subsistir tos franceses, .daremos sobre
Quito, despu{•s de haber de- enemigo hacia las dos extre-
relativamente a la insurrec- esta invasión los ·detaUes que
puesto las autoridades espa- midades de su línea, y juz-
ción de Quito, damos la si- de ella tenemos, los cuales
ñolas y haber creado un gando que su dcTecha esta-
guiente proclamación ,Je cu- extractaremos de las piezcis
nuevo gobierno, hagan una ba amenazada más particu-
ya autenticidad nos asegu- oficiales francesas, pues los
proclamación para ofrecer a larmente, debiJitó su centro
ran varios sujetos de distin- españoles no han publicado
los españoles las viñas y los para reforzar esta ala. Los
ción de aquella provincia. nada sobre este punto.
olivares del Chile. atrincheramientos que ha-
Esta proclamación nos hace
bía levantado a las entradas
París 6 de Febrero de los desfiladeros, las pro-
fundas cortaduras que había
Este periódico continuará publicándose el t9 y 15 de Carta de S. E. el Mariscal hecho en ·todos los caminos,
cada mes. Duque de Dalmacia, a S. A. y laS' minas que había pre-
En la Imprenta de R. Juigné, N 9 17, Margaret-street, Serenísima el Príncipe de pa1rado para volar varios
Ca ven dish-square.
-13-
-12-
los caminos que conducÍ'ln surgentes que defendía el
trechos, le daban la confian- retiró precipitadamente a
a Córdova, lle obligaría a paso fué •atacada en sus trin-
za de que no podía ser ata- Córdova.
hacer un grande arrodeo pa- cheras a la bayoneta, y fué
cado; pero ,estos obstáculos "Habiendo resuellto S. M.
ra llevar su artihlería, y que inmediatamente derrotada.
que parecían insuperabies, el atacar a l ,enemigo .el día
1

no podría avanzar directa- Los enemigos huyeron por


fueron vencidos con la ra- 20, recibió ell General D<!So-
mente hacia el :Guadalqui- riscos y montañas abml'do-
pidez del relámpago, y las lles la orden de salir del
vir, sino con su infantería nando armas, 1campo y pro-
disposkiones que se toma- Viso con su división, y con
y caballería. S. M. juzgan- visiones. Muchos fueron
ron produjeron el más satis- el 21 de Cazadores a cabaUo
do que 110 era conveniente muertos, pero se hicieron po-
factorio resultado. que fué puesto a su disposi-
el alejar demasiado el cuer- cos pr}sioneros porque la
ción, y de avanzar por el ca-
"El día 19 esitableció ~ S: mino viejo pasando el puer-
po del Duque de BeHuno, resistencia no fué falque de-
M. C. su cua~tel general en le ordenó que hiciese venir bía de ser. Eil General De-
to del Rey por la Carolina
Sta. Cruz de Mude'la, en don- su a11tillería y bagaje, para solles continuó su movimien-
y desembocando para esto
de se hallaban reuni•dos des- 'dirigirle por el camino real, to sin encontrar oposición;
por 11.a Venta Nueva, entre
de ,el 18, el 5 9 cuerpo del y que maniobrase con su in- su pérdida fué de 15 hom-
la Carolina y Sta. Elena, en
ejército, las guardias reales, fantería y caballería, para bres.
donde su división debía to-
y una brigada española. El hacer una diversión envian- "La diviisión del GeneraJ
mar ,el camino real.
l\fariscal nuque de Trnviso, do destacamentos que atra- Gazan, perteneciente al 5Q
"El Mariscal Duque de
ordenó e1 mismo día la ocu- vesasen la Sierra Morena, cuerpo, que había saHdo al
Treviso recibió la orden de
pación del V i.so y d Visillo
1 hacia la Carolina, o avan- mismo tiempo del Viso, des-
atacar, con e:1 5? cuerpo, la
para donde se dirigió igual- zando hacia el Guadalqui- tacó la brigada del General
posición de Dcspeñaperros,
mente la división d~l Gene- vir, según que '1e pareciese Brayer para forzar el puer-
en donde el enemigo había
ral Desolles. El General Se- más ventajoso para produ- to ,del Muladar, y siguiendo
cortado el camino en varios
bastiani se colocó en pos-i- cir el efecto deseado. El 18 una s,euda escabrosa que vie-
parajes y preparado minas.
ción, con 'la división de Dra- el Mari'>cal envió a decir que ne a dar al camino real por
A1l 59 cuerpo seguían las guar-
gon:es •del General MilJ.laud, <elias rcalies y la brigada es- había hecho retroceder su el recodo de Las Corderas,
el 58 de línea, y la división artillería y que el 19 mar- colocarse detrás de todos los
pañola.
del Gran Ducado de Varso- charía por el camino de To- atrincheramientos, cortadu-
"El General Sebastiani re- rrecampo, Yillanueva, Jarra ras y mi:nas del enemigo.
via, en Villa Manrique, de
cibió órdenes para atacar y Montoro, sobre Andújar, La otra brigada de ia divi-
donde desalojó al enemigo,
el enemigo en la posición de adonde creía que llegaría e1 sión subió la montaña entre
y ordenó al mismo tiempo
Venta Nueva, y Venta Que- 22, y se pondría en comuni- el Muladar y Despeñaperros,
que se ocupas.en la Torre de
mad.a, y para desalojarle del cación con el ejército que para proteger el ataque del
Juan Abad, y Almedina.
Valle de Los Ganados, de hubiese penetrado por el ca- GeneraJl Brayer, y cooperar
"01 ler. cuerpo de ejérci- Montizón y de Sn. ES'teban, mino rea,! de la Carolina. en la aoción.
to se hallaba en Almadén y para perneguirue hacia Li-
"Después de tomadas es- "La división del General
desde el 15. Sus partidas de 1rnres, o hacia Baeza y Ubc-
tas disposiciones, el 20 por la Girard seguida de las guar-
guer11illas pasaron el Gua- da, según fa dirección que
mañana empezó el General dias reales, de la brigada es-
dalmez y penetraron hasta tomase. pañola y de 'la caballería,
DesoUes su marcha desde el
Sta. Eufemia y Belalcázar. "El Madscal Duque de Ba-
Viso dirigiéndose al Puerto marchó por el camino real
Una división de in:suvgentes lluno errvió un parte advir-
del Rey. Una división de in- avanzando a medida que el
que estaba en Almadén se tiendo que el mal ,estado de
-15-
-14-
Generail Gazan obligaba su- como la noche se acercaba que rno habían podido efec- contra '1a Hnea enemiga, y
<:esivamente a los enemigos y la dificultad d{' perseguir- tuarla; los cuarteles de S. la desbarató por todas par-
a que evacuasen sus posicio- le era grande, e;;fo nos es- M. se estal:)lecieron en Bay- tes: los insurgentes rindie-
nes y abandonasen .sus can1- torbó el haoer un gran nú- lén, en donde quedaron las ron las ar1nas, y ,se lomaron
pos, atdn'cheramientos, .arti- mero de prisioneros. en esta guardias reales y '1a brigada 2.500 prisioneros entre los
11 ería, 1nun1icione.s, víveres, parte .de nue,'ilrn línea. La española. cuales es.taba el regimiento
etc. Tres minas, que el ene- pérdida del 5'-' L'Ucrpo con- "1.Ja dificultad de comuni- de Málaga, uno de granade-
migo había preparado para siste en algunos homlJres. cación y la mucha distancia ros y el 5r.> de Sevilla, al Ge-
destruir el camino en los "El enemigo ha abando- estorbaron al General Sebas- neral Castejón, algunos co-
parajes más estrechos entre nado elll las baterías y en el tiani de enviar sus partes. roneles y varios oficiales;
precipicios de más de cin- camino 15 pierns ele artille- Los que escribió el día 20 también se tomaron cuatro
cuen !a pies, fueron voladas, ría y gran cantidad de mu- no han llegado todavía, por- banderas.
pero apenas produjeron efec- niciones y pertrechos, y ha que ilos despachó por un ca- "Después de es.Le suceso,
to, y no causaron accidente dejado además en s.u cam- mino de arrodeo; pero uno el General Sebastiaiü oroe-
alguno: el daño que hicie- po algunos VÍ\'Ci'Cs y forni- con fecha de Arquil!los a las nó a las cabezas de sus co-
ron al camino fué ele tan mentos. cuatro de la mañan'a del 21, lurnnas de avanzar sobre
poco momento que fa colum- "En Sta. Elena ~; Caro:lina informa sucintamente a S. Ubeda y Baeza para apode-
na no se detuvo ni un cuar- he1nos encontrado varios al- M. de fas operaciones, y di- rarse de los puentes del Gua-
to de hora. La división que n1acenes. El enemigo, sin ce que •después de haber for- dalqll'ivir, y dirigió una ha-
e1l enemigo habí'a colocado embargo, cuando pa.-..ó por zado e1 paso de S. Esteban cia Linares, para establecer
en una altura llamada Colla- este último ·lugar incendió en <lond'e tomó 300 prisione- su comunicación ccm la co-
do de los Jardines, viendo Uiío muy considerable Heno ros con sus banderas, algu- lumna del centro, enviando
que una columna había de- de armas, y de gran canti- nos oficiales y mucho baga- partidas al mismo 1iempo,
sembocado por un desfilade- dad de licores espirituosos, je, fué informado en la Ven- para ·perseguir los enemi-
ro que conduce a Sta. Ele- etc. ita de .Jos Santos, de que el gos que huían. Debemos
na, abandonó precipitada·- ··~ueslra marcha fué tan General Castejórr, Marqués creer cori razón que el nú-
mente su campo atrinchera- larga y penosa qm• las tro- del Vadillo, estaba aposta- mero de prisioneros será
do, y huyó en desorden por pas no pudieron llcµar a la do con su división entre Mon- muy grande.
las montañas. El regimiento Carolina hasta muy tarde 'tizón y ArquiUos. El Genc- "Hasta ahora, sabemos que
de linea ~\' 100 que el Du- en fa noche. El ;)'' l'llerpo raJ Sebastiani marchó inme- el resultado de estos dos ata-
que de Treviso envió parn marchó el 21 por Baylén y diatamente con cuatro regi- ques ha sido hacer prisione-
perseguirlos, los alcanzó y Andújar adonde el t~l'neral mienfos de caballería y to- ros 6.000 hombres, dos gene-
mató de setecientos a ocho- Marisy llegó de noche y to'- da su ·irufantería y, efectiva- rales, muchos oficiales, to-
cientos de ellos, tomó una mó posesión del puente de mente, halló al General Cas- mar ocho banderas, 25 pie-
bandera, e hizo 400 prisio- Guadal<1uiv>ir. El Gen'eral tejón en ,posición en el valle zas de artillería, municiones,
neros entre los cuales había Desol+les recibió órdenes de tde Arqui'lilos en donde pare- almacenes, campos, y en fin,
un general, un teniente ge- avanzar por Linares hasta cía resuelto a defenderse. la tota l dispersión de los res-
1

neral y diez oficiales. Baeza paTa establecer cmnu- El General Sebastiani sin tos del ejército que había
"Desde este momento la nieación con el General Se- dade tiempo de consiiderar, sido ya vencido en Oc.aña.
derrota del enemigo fué ge- bastiani, y cortar Ja r~tira­ oerró inmediatamente con Este ejército ha venido a fi-
neral por todas partes, y da de los cuerpos enemigos sus .Dragones y Lanceros, nalfaar .su carrera en eil mis-

-16- -17-

mo campo de Baylén". Aquí Málaga y toda la Andaluoía, Trieste, el Círculo de Willac Tal es el poder colosal de
siguen elogios de las tropas excepto la Isla de León y la en Carintia, y todo el terri- Napoleón; y su opresión se
y ofidales, los cua·les omiti- ciudad de Cádiz, adonde se torio de la orilla derecha de aumenta en los ·mismos gra-
mos, y luego dice: "S. M. retiró un cuerpo de tropas la Sava, des.de tla Carniola dos que su poder. Este re-
habrá visto al principio de españolas de 10 a 12 mil hasta las fronteras de Bos- generador del género huma-
esfa relación, cómo el Duque homures mandados por el nia y finalmente el Señorío no, que 1todo lo hace por el
de Belluno marchó directa- Duque de AL!burquerque. de Radzuns en Graubun- bien de los hombres, que
mente por Almadén sobre duerland. Cede a S.M. el Rey ama la justicia y protege las
Andújar pero este movi- Incremento del poder mons- de Sajonia, para que se reúna ciencias y los progresos del
miento no puede ser acaba- tnwso de Napoleón. al Ducado de Varsovia, to- 1 entendimiento, ha dado últi-
do hasta e.~ta tarde o maña- da la Nueva Galicia, el (fü- mamente dos decretos que
na por la mañana, y por La paz entre los empera- trito de Cracovia que está prueban al mundo entero la
<:onsiguiente S.M. no ha po- dores de Francia y Austria a la derPcha úc la Vístula, dulzura de su carácter, y la
dido recibir la relación; lue- firmada el 15 de Octubre, y, y C'1 Círculo de Zamose, en felicidad de los frances.es ba-
go que la reciba, la enviaré consolidada por el casamien- la Galicfa oriental, Cede a jo su gobierno.
a S. 1\1. I.; pero ahora pue- to de N apoieón con la Archi- S. M. el Emperador de Ru- El primero de estos dos
do asegurar a S. .l\/L que, se- duquesa Maria Luisa, hija sia, un territorio situado en decretos es relativo a la im-
gún todas las informaciones, del emperador de AuS1tria. la parte oriental de la Gali- prenla, del cual damos sólo
parece que reina la mayor ha d~do a Ia Francia y a la cia, y que contiene "100.000 un extracto porque su total
confusión en Andaluda, y confederación del Rhin una almas. Por el artículo 1!1, el es demasiado largo:
que la Junta ha huido de Se- aumentación de fuerza tan ·emperador de A1ustria reco-
villa", etc.
"Titulo 19 • De la Dirección de
considerable, que todo es- noce y accede a todas las al-
las imprentas y librerías.
"S . .;\l. C. pa1,tirá mañana fuerzo para disminuir la pre- teraciones hechas, o que se
para Andújar, desde donde ponderancia de Bonap.arte, hagan subsecuentemente en "Habrá un Director gene-
tendré el honor de enviar será inútil en el día y muy España, Portugal e Italia". ral v seis oidores bajo las
las noticias posteriores". peligroso para lo sucesivo. Adem~ts de estas adquisi- órtle;1es de nuestro Ministro
"Por el 1 er. artículo del tra- ciones. Xapolcóri ha reunido de lo Interior, encargados de
"Baylé1l', 22 de enero, 1810. tado .de Schoenbrunn el em- a la Francia toda la Tosca- todo lo Telativo a las im-
perador de Austri'a, cede a na, porque los toscanos, di- prentas y lihrerüas".
"El ;lfariscal Duque Napoleón, ·para formar parte ce él, son dignos de ser re- "Título 29 • Del oficio de im-
de Dalmacia". de la Liga del Rhin, los te- unidos; los estados de la presor y librero.
rritorios de Salzburgh y Iglesia, porque e&tos estados
La 1·elación de las opera- Berchto:Isgaden, y una parte fueron dados a los Papas "Desde el 19 de Enero de
ciones subsecuentes la dare-- de la Austria Superior. Ce- ·por los emperadores sus pre- 1811 se fijará el número de
mos en e] número siguiente; de al emperador de Francia decesores; una parte ·de la imptesores ·de cada Departa-
por ahora, sólo haremos co- y Rey de Italia, el Con- Holanda para poner.la a sal- mento; el de los de París será
nocer que pocos días des- dado de Goricia, los Es- vo contra los desembarcos reducido a 60." " ... Los im-
pués de haber forzado los ita<los de Montefalcone, el de los ingleses; y ha dado a presores 1que sean suprimi-
franceses los desfiladeros de Gobierno de fa ciudad de su hermano Jerónimo, rey de dos, recibirán una ilidemni-
fa Sierra Morena, se apode- Trieste, fa Carniola con sus 'Vestphalia, el Ducado de zadón de <los que sean con-
raron de Sevil~a, Granada, dependencias en el Goifo de Hanover. servados". "Los impresores

-18- -19-
recibiran una patente, ha- neral juzgue que una obra
rán . juramenlo, y estarán que In de imprimirse intere-
obligados a tener en París sor publicase la obra ha·· sos han atentado contra la
sa a algún ramo del servicio
hiendo sido prohibida". segu.ridad del estado, en di-
cuatro iinprentas y dos en público, dará aviso a·l mi-
5" '"Si la obra habiendo ferentes épocas, y por con-
ilos Departamentos". " ... La nistro del departamento de
sido impresa en país extran- siguiente Jos tribunales los
patente de librero será dada cuyo objeto trate Ja obra, y
jero, sL' lia p1·esentado a la con'dcnarían a muerte; pero
por ·nuestro Director general el minis•l.ro la harú t:xami-
entrad ·t sin pennbiún, o que consideraciones muy im-
de imprentas, y sometida a nar".
circular sin haber sido se- portan tes se oponen :i que
Ja aprobación de nuestro Mi- 34. "Xingún 1'ibro ('.SCl'itO
llada". se les juzgue;
nistro de lo Interior; será en francés o en latín impre-
ínocrita en el registro del tri- 45. "Los delitos y contra- "Que otros dt>spués de ha-
so en país extranjero, podrá
bunal civH del pueblo en venciones -;pn\n atestados ber figurado como cabezas
ser introducido en Francia
donde resida el impresor, por los inspectores de im de partido en las guerras ci-
sin pagar un derecho, que
quien jurará de no impri- prenla.s y librerías, los ofi- viles, han cometido nueva-
no será menor de nn cincuen-
mir nada que sea contrnrio dales de po·licía, y ademús mente graves deli los; pero
ta por cien'lo idel valor· de la
a fo que se debe al sobera- por }o-; oficiaks ele l::ts adua- que motivos •de interés pú-
11bra".
no y a fos intereses del es- nas, si los 'libros vienen de blico se oponen igualmente
tado". 3G. ''Independientemente de países extranjeros". a hacerlos comparecer en
las disposiciones del art. 34, El se uundo decreto es re- juicio;
"Tí!. ~ 9 • Se prohibe a todo ningún libro impreso fuera lativo" -~ los presos de esta- "Que algunos de ellos son
impresor el imprimir cual- de Francia, poclrú ser intro- do, y q¡ tenor el siguiente. salteadores de caminos, u
quiera cosa contraria a los ducido sin .Ja permisión del hombres acostumbrados al
deberes del vasallo p'ara con Diredor general''. DECRETO IMPERIAL crime1i, ~os cuales no po-
su soberano, y a.l interés del drían ser condenados por
-11. "Habrá lugar a confis-
estado; Jos contraventores "Palnl'in de las Tllllerías, nuesfros tribunales, aunque
cac10n J' multa, sin perjui-
serán conducidos ante los :J de Jlarzo 181 O. se averiguasen sus delitos,
cio de las disposicio1H:s del
tribunales y castigados con- y que en este caso los tribu-
código penal, en ln~ casos
forme al código penal". "Kapoleún·, Emperador de nales conocen que no se les
sigui en tes:".
... ''Cada impresor ·lendrá Francía. Rey de Italia, Pro- podría poner en libertad sin
un registro rubricado por eJ 1 9 "Si .la obra está sin el
tector de la Confederación comprometer los intereses y
prefecto del Departamento nombre del au lor, o ¡Id im- del Rhin, }fodiador de la la seg1widad de b sociedad;
en donde registrará los ti-· presor". Confederaciúu de Suiz'l, &c. "Que varios de ellos ha-
tulos de los libros y los nom- 2'J "Si el autor o 1·.I im- &c. biendo sido empleados por
bres de .Jos autores. Este li- presor, no han hed10 ante5 "Según In relaeiún de nues- la policía, e1i países extran-
bro será presentado a todo de ·imprimir la obra, la de-
tro Ministro de Policía Ge- jeros, son criminaks de in-
requerimien·to, y revisado, claración prescrita". fidelidad, no pueden ser j uz-
nera·!: Considerando q:ue al ..
por cualquiera oficial de po- 3 9 "Si la obra hahiendo si-
gunos de nuestros vasaJios gados ni puestos en .libertad
licía". "El Director general do pedida para ser l'Xami- s.e lia 1h n clctenidos en las sin comprometer ]a se.{(11 ri-
podrá indicar aJ autor las nacb, no se ha suspendido dad del estado;
prisiones de estado, y que
a.J.teraeiones y supresiones Ja impresión o la publica- no es conveniente el juzgar- "Finalmente, que algufül<•
que juzgue convenientes". ción". los, ni tampoco el darles la de estos presos, son natura-
" ... Cuando el Director ge- 4 9 "Si el autor o e:J impre- libertm:!; les de los países reunidos a
"Que algunos de estos pre- la Francb, y son lrnmbres
-20-
-21-
peligrosos que no pueden en las cinco ordenanzas si- Daremos aquí ]as obser- objetos de su ejecución, cin-
ser juzgados porque sus de- guientes. vaciones que el redactor del co clases de ·personas.
litos son crímenes poliÍ'ticos, La l'·' intitulada "Formali- Times (de cuyo papel del 23 1~ Hombres que a dife-
o cometidos antes de la re- dades que se ha11 de observar de Marzo hemos traducido rentes épocas han atentado
unión de sus países, y tam- con los presos de estado", este decreto) hace sobre su contra el estado, y que se-
poco pueden ser puestos en establece, que nadie podrá contenido. rían condenados si ronside-
libertad sin comprometer los ser tenido en prisión, sino raciones nwyores no se opu-
intereses del ·estado; en virtud de una decisión, "Nuestro papel contiene un siesen a que se les juzgase.
"Considerando, sin embar- hecha en consecuen'cia de Decreto Uamaido Imperial en 2'·' Jefes de partido en las
go, que nuestra justicia exi- una relación (rapport) del Francia, que Bonaparte ha guerras civiles, que motivos
ge que nos aseguremos, de gran juez, o del )linistro de dado para conservar su po- de interés general estorban
que los vasallos nuestros que Policía, y la prisiún no po- der; ·pero que asegura ser de que se les juzgue.
se hallan dete1ridos en Jas drá prolongarse mús de un para el aJivio de los reos de 3"' Ladrones, a quien los
prision'es de estado, están año, sin una nueva orden. estado. Este decreto es una tribunales no pueden con-
presos con debida y legal La 2'·' "Inspección de fas de las más funestas y m'.1- (Ú'nar aunque tienen la cer-
razón, y con miras de inte- prisiones de estado". Esta- yores miserias infligidas so- tidumbre de sus delitos.
rés públlico, y no por consi- blece que habrú rnmisarios bre un·a gran parte del gé- '1"' Hombres que conocen
deracicmes o pasiones par- que la!> visiten cada 1nes, nero humano y cuya lectura los secretos de estado, por-
ticulares; que se in:formen de todas las hace temb'lar. Ocho Basti- que han sido empleados por
"Que es justo establecer circunstancias concernientes llas, ocho espaciosos sepul- la policía en países c:rlrwz-
para el examen de cada caso, a los presos, y den !libertad cros para hombres vivos se jeros, y que son sospechados
formas solemnes y ,legales, a aquellos que no estén pre- han establecido en Francia. de infidelidad; pero que no
"Y que formando los pr0- sos en conformidad estricta Los miserables habitantes de es conveniente juzgarlos.
ccsos sobre estos asuntos, de !a ky". estas mazmorras, ·dice el de- 3'' Súbditos de los estados
dando 'la..;; primeras decisio- La ;y.1 trata de las perso- creto no han de ser nunca federa·tivos, que no pueden
nes en· un consejo privado, nas puestas bajo custodia juzgados, ni puestos en li- ser juzgados porque sus crí-
y revisando nuevmnenlc ca·- (surveillance) de las cuales bertad, ni se les ha de per- menes son políticos, o han
da ai'ío las causas para de- formará una lisita el l\1inis- mitir que prueben su inocen- sido cometi·dos antes que
terminar si debe prolongar- tro de Policía". cia, las causas primitivas de aquellos paises fuesen reuni-
se la prisión, podamos pro- La -J'.' es reilativa al "Régi- su arrestación debiendo se1· dos a la Francia: es deoir,
veer a l·a seguri'Ci<Nl del es- men y administración de las revisadas de nuevo cada antes que pudieran ser crí-
tado y de 1los ciudadanos". prisiones de estado". Los pre- año. ¿Quién querrá ocupar 1nenes".
"Después de oído nuestro sos tendrán dos francos por un trono (1ue ha de ser inan- Es claro que estas cinco
Consejo .de Estado, hemos día, además 1de su manuten- tenido por semejantes horro- clases comprenden toda suer-
decretado y decretamos lo si- ción ordinaria". res'? La sanguinaria rapidez te de personas que pueden
guiente". La 5"' fija el número de de Robespierre que conducía por cualquier motivo, ser el
Aquí siigue el decreto el las prisiones de estado a a los que le eran sospechosos objeto de 1las sospechas de
cual di.ce que para el alivio ocho que son los castillos de a una muerte instantánen, una imaginación criminal.
de los presos de estado se Saumur, Ham, If, Lansk- era clemencia comparada Las prisiones en las cuales
establecerán los reglamen los ronn, Pierrechatel, Fenestre- con esta co111ducta dilatoria. han de ser emparedadas, son
y cláusulas comprendidas Jle, Comprono y Vincen'nes. EJ decreto seña1la como de 'la misma especie que la

-22- -23-
No. 111.
Bastilla, pero que probablc- tema el más opresivo que
men te la excederán en rigur
bajo la administración de su
pudo afligir jamás el géne-
ro humano! Quiera la Pro- EL COLOMBIANO.
fundador, tanto cuarnto la videncia, que os separó de
·exceden en número. En el la Europa por el inmenso Lmdm, 15 de Abril de 1810.
último l'cspedo son limita- océano, preservaros tam- NI!<' m~'i" •itupnilndui ert proditor pa1ria, quam "°"111H1lh• dtt11t11t~ aur 1ahltis
das a ocho, pcn1 la mayor bién de tan pestilente y mor- ielertor, propter suam ufilhatftn, autsa.luum. CICE&· L. 3. DI! fimb!Ji § l!t.
parle ~e hallan lejos de 'h tal influjo.
capital. y de la demora de Varias carlas <le Cádiz re- te los Ayuntamientos deben
El decreto dado por el Con-
los hombres. Un consuelo cibidas pocos días hace dan tener parte en estos nombra-
sejo de Regencia el 14 de fe-
nos queda, sin embargo, en la desgraciada noticia de que mien'tos.
brero, y que insertamos en
la consideración' de este ob- el '1 de Marzo hasta el 8 hu- el N9 19 está precedrido de El Consejo de Regencia de
jeto :"El poder quC' necesiflt bo un temporaJ tan fuerte un preámbulo, o discurso di- Espana e Indias a los ame-
mantenerse por actos que acompañado de vientos del rigido a los americanos es-
hacen temblar a la naturale- ricanos españoles.
SO. que se per·dieron en la pañoiles, el cna'l presentamos
za deb1· co1wccr szz pocn es- había, contra la costa ocupa- ahora en todo su extenso y "Apenas el Consejo ·de Re-
tabilidad. El hombre que co- da por los franceses más de sin la menor aliteración. El gencia recibió del gobierno
mdc estos actos está en gue- cuarenta embarcaciones e.le Decreto lo habíamos tradu- que ha cesado la autoridad
rra con toda su especie, y comercio, y 'los navia_., de cido de un papel inglés, que que estaba depositada en sus
quien pr'I'sigzw de este modo guerra espafi.olcs, la Concep- era una versión de la gace- manos, vo1lvió su pensamien-
al género humano, como tie- ción, de 120; Sn. Ramón, de ta de Lisboa, de modo que to a esa ·porción 'inmensa y
ne más f'ncmigos que los que 71; el Nlon'tafiés, de 74; la preciosa de la monarquía.
en todas es tas tra duccioncs
puede conocer, encontrará fragata Paz, dos bergantines; se habrán alterado algo las Ernterarla de esta gran nove-
llllO CIU/lldO 17U'.llOSpiense". un navío portugués de 71; dad, explicar los motivos qu~
frases, y así en el párrafo
Americanos, juzgad por parece que es,te temporal ha en que el decreto original Ja han acelerado, anunciar
estos terribles y notorios he- reinado por toda la costa dice que !la elección de los las esperanzas que promete,
chos, qut:· suerte deben pro- occidental de la Península, di,putados se hará por d y manifestar los principios
meterse aquellos pueblos y pues las carlas de Gihrrultar Ayuntamiento de cada capi- que animan 'a la Regencia
naciones, que subyugadas, o y de L:ishoa, han dado la ta:"i, la traducción inglesa por la prosperidad y gloria
sometidas al influjo de Ja misma noticia, y en estos dos decia por la Asamblea y co- de esos países, han sido ob-
Francia, tengan que vivir puertos se han perdido tam- mo n:o podíamos conocer qué jetos de su primer cuidado
bajo semejantes leyes! Sis- bién mudias embarcaciones. Ayuntamiento había sido así en esta memorab'le crisis, y
traducido, pusimos también va a desempefiarlos con la
Asamb'lea creyendo que efec- franqueza y sinceridad que
tivamente las nominaciones nurica más que ahora ·debe
debian hal'.erse po1· Asam- caraciterizar en los dos mun-
bleas de <los ciudadanos de do::; a las almas españolas.
Este periódico se imprimird el ir' y 15 de cada me.<;. las capitales, en lo cual nos "Una serie no interumpida
equivocamos, pues solamen- de infortunios había dcscon-
En la Imprenta de H. Jui,gné, N 9 17, Margaret-strect,
Cavendish-.s:quare.
-25-

-24-

certado todas nuestras op·~­ traor<linario, y se había gobierno que ellas formasen, celo, a halagar la maligni-
radoncs desde la batalla de puesto en una contradicción y los recursos y arbitrios que dad, y a dar rienda a la li-
Tala vera. más o menos abierta con la necesariamente brotarían de cencia. Había puesto en eje-
Desvaneeiéronse en humo autoridad. Hasta los más su seu'o debían restablel'.er cución la Junta la medida
las grandes esperanzas que moderados decían que un go- la confianza, y con ella res- que ya anteriormente tenía
debieron prometerse en es- bierno compuesto de tantos tituirnos al ~camino de la acordada de trasladarse a la
ta célebre jornada. Muy po- individuos, todos diversos en fortuna. Isla óe León, donde estaban
co después de ella ·el florido caracteres, en principios, en "Los acontecinüentos no convocadas las C:ortes; pero
ejército de La Mancha fué prof~sión, en lin ter.eses, to- han consentido que las cosas en el viaje la dignidad de
batido en Almonacid. De- dos atendiendo a un tiempo llevasen este orden. Recelo- sus individuos y el respeto
fendíase Gerona; pero cada a todas las cosas grandes y sos los franceses <le los efec- debido a su carácter, se vie-
día se imposibilitaba más un pequeüns, no podía pensar tos saludables de esta gran ron inás de una vez expues-
socorro que con tanta nece- l'.OH sistema, deliberar con medida, agolparon todo el tos al desaire y al desacato.
sidad y justicia se debía a secreto, resolver con unidad, grueso de sus fuerzas a las Aunque pudieron por fin
aquel heroico tesón que dará ni ejecutar con presteza. Po- gargantas de Sierra Morena. reunirse en la Isla y conti-
a sus defensores un lugar sin cos en número para las Defendíanlas los restos de nuar sus sesiones, la autori-
segundo en Jos fastos san- grandes discusiones legisla- nuestro ejército batido en dad ya inerte En sus manos
grientos de la guerra. A pe- tivas; excesivamente muchos Ocaüa, no rehecho todavía no podía sosegar la agitación
sar de prodigios de valor, el para la acción, presentaban <le aquel infausto revés. El de los pueblos, ni animar su
ejército de Castilla había todos los inconvenientes <le enemigo rompió por el pun- desaliento, ni hacer frente a
sido batido en la batalla de una autoridad combinada to más débil, y la ocupación la gravedad y urgencia del
Alba de Tormes y Tamames, menos por el saber y la me- de los otros se siguió al ins- peligro. Terminó pues b
y con este revés se habfa ditación política, que por el tante a pesar de la resisten- Junta el ejercicio de su po-
completado el desastre ante- concurso extraordinario y cia que hicieron algunas de der con el único acto que ya
rior de la acción de Ocona, fortuito de las circunstan- nuestras divisiones, dignas podía atajar la ruina y di-
la más funesta y mortífera cias que han mediado en de mejor fortuna. Rota pues solución del estado; y esta-
de euantas hemos perdido. nuestra singular revolución. la valla que había al pare- bleciendo por su Real Decre-
"Sin fortuna no hay cré- "El voto público pues, era cer contenido a los franceses to de 29 de Enero de este
dito ni favor. Dudábase ya de que el gobierno debía re- todo el año anterior para año el Cc,":!1sejo de Regencia,
en la nación si el :Cuerpo en- ducirse a elementos más ocupar la Anda'lucia, se di- resignó en él el depósito de
cargado de sus destinos era sencillos. La misma Junta lataron por ella y se dirigie- su soberanía que ella legíti-
suficiente a salvarla. Todos Suprema persuadida de esta ron a Sevilla. mamente tenía, y que ella
los resortes del gobierno ha- verdad había ya anunciado "Brotó entonces el descon- sola en la situación presente
bían perdido su elasticidad esta mudanza, y las próxi- tento en quejas y clamores. podía legítimamente trans-
y su fuerza. Las providen- mas Cortes extraordinarias, La perversidad, aprovechán- ferir.
cias eran o equivocadas, o cuya convocación se hahía dose de la triste disposición "Tales han sido las causas
tarde y mal obedecidas. La acelerado, debían rletermi- en que se hallaban los áni- de la revolución que acaba
ambición de los particulares, narla, y establecerla con In mos agitados por el terror, de suceder en el gobierno
la de los cuerpos se había solemnidad consiguiente a su comen~ó a pervertir la opi- español; revolución \hecha
excitado hasta un punto ex- augusta representación. El nión pública, a extraviar el sin sangre, sin violencia, sin

-26- -27-
conspiración, sin intriga; bajo sus pies mismos la ven
producida por la fuerza de renacer y arder con más vio-
las cosas nüsmas, anhelada ' lencia que al principio. ranzas la ha engañado; con felicidad de la monarquía
por los buenos, y capaz de "SCJbra, españoles a1neri- ellas piensa sostenerse en lo en uno y otro mundo. Entre
restaurar la palria si todos canos, a vuestros herrnanos que resta de la tormenta, y los primeros 1cuidados de la
los españoles de uno y otro de Europa magnanimidad y con ellas, oh americanos, es- Regencia tiene un principal
rnundo 'concurren enérgica- constancia para contrastar tá segura de la victoria. lugar la celebración de las
mente a la generosa empre- los reveses que les envíe la "Que no es dado al Déspo- Cortes extraordinarias amm-
sa. fortuna. Cuando declara- ta de la Francia, por más ciadas ya a los españoles, y
"Ya el buen resultado de mos la guerra sin ejércitos, que todo lo presuma de su convocadas para el día 19.
las operaciones en estos pri- sin almacenes, sin arbitrios, enorme poderío, acabar con del próximo Marzo. En este
meros días son un presagio sabíamos bien a lo que nos una nación que desde el oc- gran Congreso cifraban los
de buena fortuna para en exponíamos, y vimos bien la cidente de Europa se extien- buenos ciudadanos la espe-
adelante. Fiados los enemi- terrible ¡perspectiva que se de y se dilata por el océano ranza de su redención y su
gos en el abandono en que nos presentaba delante. No y e"1 nuevo continente hasta felicidad futura. Y si los su-
suponían hallarse los puntos nos arredró entonces, no nos las costas de Asia. Degrada- cesos de la guerra obligan a
de la Isla y Cádiz, codiciosos arredra tampoco ahora; y si da, envilecida, atada de pies dilatar esia gran medida
de tan rica presa se habian el deber, el honor y la ven· v man~s la entregaron a dis- hasta que pueda realizarse
arrojado a devorarla con su ganza no nos dejaron en '~reción suya los hombres in- con la solemnidad y seguri-
celeridad impetuosa. La aquel día otro partido que la humanos que nos vendieron. dad conveniente, esta inisma
marcha del ejército de Ex- guerra, no queda otro parti- Mas gracias a nuestra resolu- dilación ofrece al nuevo go-
lremadura al mando del Ge- do que la guerra a los es- ción magnánima y sublime, bierno la oportunidad de dar
neral Duque de Alburquer- pañoles que escuchan las gracias a: vuestra adhesión al próximo congreso na-
que ha desconcertado sus voces de la venganza, del leal y generosa, no nos pudo cional la representación
designios, y a despecho de su honor y del deber. subyugar en un principio, no completa del vasto imperio
diligencia y su pujanza se "Contó siempre la patria nos subyugará jamás. Sus cuvos destinos se le confían.
hallan hoy nuestros valien- con los medios de defensa satélites armados entrarán :'Desde el principio de la
tes guerreros cubriendo es- que proporciona la posición en una ciudad, ocuparán una revolución declaró la patria
tas interesantes posiciones, topográfica de la Península; provincia, devastarán un te- esos dominios parte in-
que esltán seguras de todo contó con los recursos ina- rritorio. Mas los corazones itegran te 'S ·esencial de la
atentado. La confianza se gotables de la virtud y cons- son todos españoles, y a des- monarquía española. 'Como
restablece en las provincias, tancia de sus naturales, con pecho de sus armas, de sus tal le corresponden los mis-
nuevos ejércitos se forman, la lealtad acendrada que los victorias, de su insolencia y mos derechos y prerrogati-
y los generales mejores es- españoles profes::m a su Rey, su rabia, el nombre de FER- vas que a ,Ja Metrópoli. Si-
tán puestos a su frente. Así con el rencor inacabable que NANDO VII será respetado guiendo este principio de
los franceses que creyeron los franceses inspiran; 1contó y obedecido en las regiones eterna equidad y justicia
corlar el nervio de la Anda- con los sentimientos de la más ricas y ciilatadas del fueron llamados esos natu-
lucía, se ven burlados .en su fraternidad americana igual universo. rales a tomar parte en el go-
esperanza, y a sn espalda, a nosotros en celo y leal- "Será bendecido también bierno representativo que ha
a su frente, a sus costados, tad. Ninguna de estas espe- porque a este nombre que- cesado; por él la tienen en
dará para siempre unida la la Regencia actual; y por él
-28- época de la regeneración y la tendrán también en la re-

-29-
presentación de las Cortes estos países la arbitrariedad Xavier de Castaños. Presi- sus delegados. Pero la inten-
nacionales, enviando a ellas y nulidad de los mandata- dente.- Francisco de Saave- ción de las Junt:ls provin-
diputados según el tenor del rios del gobierno antiguo; dra. Antonio de Escaño. Mi- ciales no fué nunca el crear
decreto que va a continua- és'e el que ha de contribuir guel de Lardizábal y Uribe". ellas mismas un soberano, y
ción de este manifiesto. a formar con justas y sabias El Consejo <le Regencia sólo enviaron sus diputados
"Desde este mon1ento, es- leyes un tocio bien ordenado parece querer probar por a Madrid para que reunidos
pañoles mncricanos, os veis de tantos, tan vastos y tan leste dis curso a los ameri- éll aquella capital en donde
1

·elevados a la dignidad de separados dominios; éste en canos, particulares de la ma- residía el Consejo de Casti-
hombres libres; no sois ya fin el que ha de dclenninar yor importancia. 19 • Que la lla, autoridad legítima, cons-
los mismos que antes en- las cargas que he de sufrir, Junta Suprema ejercía legal titucional y reconocida, acor-
corvados bajo un yugo mu- las gracias que me han de y legítimamente la autori- , dasen entre sí y con él, cuál
1
cho más duro mientras más pertenecer, la guerra que he dad soberana. 29 • Que el había de ser la forma de
distantes estabais del cen- de sostener, la paz que he Consejo ejerce también es- gobierno que se debía esta-
tro del poder; mirados con de jurar. ta soberanía legítimamente blecer para evitar la anar-
indiferencia, vejados por la "Tal y tanta es, españoles porque la Junta la ha resig- quía y dirigir los esfuerzos y
codicia, y destruidos por la d~~ América, la confianza nado en él, y podía legíti- patriotismo del pueblo. La
ignorancia. Tened presente que vais a poner en vuestros mamente transferirla. 39. rcumon inmediata de las
que al pronunciar o al escri- diputados. No duda la pa· Que los ieventos desgracia- Cortes era lo que deseaba la
bir el nombre del que ha de tria, ni la Regencia, que os dos, la perversidad, y la am- nación, pero la Junta no obs-
venir a representaros en el habla por ella ahora, que bición de los particulares, tante este deseo y las obser-
congreso nacional, vuestros estos mandatarios serán dig- han hecho perder a la Junla vaciones y dictamen de Jo-
destinos, ya no dependen ni nos de la altas funciones que su energía, han disminuido vcllanos se arrogó la sobe-
de los minidros, ni de los van a ejercer. ·Enviadlos la confianza de ios españo- ranía, con pretexto de ej cr-
virreyes, ni de los goberna- pues con la celeridad que h les, y los han hecho dud;ir, eerla en nombre de Fernan-
dores; están en vuestn1s ma- situación de las cosas públi- si la Junta era suficiente pa- do 7 9 . La autoridad de que se
nos. cas exige; que vengan a con- ra sal'Var la patria. Nos per- apoderó era ilimitada, en
"Es preciso que en este tribuir con su celo y con sus mitiremos algunas reflexio- nwgnitnd y tiempo, sin res-
acto, el más solemne. el luces a la restauración y re- nes sobre estos particulares. ponsabilidad alguna con la
más importnntc de •Yuestra composición de la monar- La Junta Suprema estaba nación, y por consiguiente
vida civil, cada elector se qní a; que forn1en con noso- compuesta <le miembros mayor que la que poseía el
diga a sí rnüm10: a este hom- tros el plan de felicidad nombrados por las Juntas rey, el cual estaba sujeto al
bre envío yo, para que uni- y perfección social de estos provinciales, las cuales ha- juramento que hacía al
do a los representantes de la imnensos países; y que con- bían siclo creadas tumul- tiempo de su coronación.
Metrópoli Jrng;i frpnte a los cnrrien do a la ejecución de tuosamente y sin observar Qne la Junta Suprema no
designios destructores de obra lan grande, se revistan ninguna forma que pudiese poseía la soberanía, era una
Bonaparte; este hombre es de una gloria, que sin la re- darles una legalidad compe- cosa conocida de todo el
el que ha de exponer y re- volución presente, ni España tente, por lo cual estas Jun- mundo, y aunque la ejercía
mediar todos los abusos, to- ni América pudieron es- tas no podían en ningún mo- era contra la voluntad de los
das lns extorsiones, todos los perar jamás. Real Isla de do poseer la soberanía, y españoles; de esto resultó
males que han causado en León 14 de Febrero de 1810. mucho menos transmitirla a que la Junta de Valencia

-30- -31-
no la obedecía, y que los ca- un soberano sin la partici- por su propia ignorancia y tos españoles, el estado in-
lalanes y gallegos se gober· pación de la nación, y trans- mala conducta. dE,f enso del país, la apatía
naban por Juntas provincia- ferir esta soberanía a cinco aparente del pueblo y la
Presentaremos aquí va-
les que ellos mismos se individuos que no tenían eguística imbecilidad (selfish
rios extractos de las cartas
,crearon, y en fin por esto derecho alguno a ella? imbecility) del gobierno, no
de,l General inglés Sir John
varias provincias habian or- Admitir que la soberanía me hubiera apresurado a en-
Moore, y de los discursos del
denado a sus diputados que trar en España."
pueda ser transmitida sín Marqué~ de 1Vellesley, que
r::esasen sus funciones en la la participación del pueblo, "Los españoles Iian sido
ha sido embajador de S.M.B.
Junta Suprema. Las perso- sería no solamente absurdo, desgraciados no tanto por
en España, y ahora es uno
nas que componen el Con- sino que también sería una falta y debilidad del pueblo,
de sus principales ministros
sejo de Regencia, conocían contradicción a la conducta como por la poca energía, y
de estado. Estos dos perso-
todo esto, ¿cómo pueden de- actual de los españoles ellos habilidad del gobierno."
najes de tanta autoridad son
cir que la Junta poseía legí- mismos. ¿Cuál es el pretex- "La experiencia me ha da-
además imparciales y por
timnmente la autoridad so- to con que Bonaparte preten- lo la más perfecta convic-
consiguiente refiriéndonos a
berana? de cubrir su usurpación de ción, de la falta de energía
sus pareceres, no podrá acu-
Pero aun cuando se quie- la corona de España? y capacidad .en el gobierno
sársenos de hablar con pa-
ra suponer su legitimidad, Bonaparte pretende ser el español."
sión contra la Junta Supre-
¿podrá acaso deducirse que legítimo soberano de España "No he visto talento algu-
ma.
también podía transmitir la en virtud de la ces10n no en el gobierno español,
soberanía? La soberanía re- en su favor hecha por Car- sino todo lo contrario".
Extraclos de las carias de Sir John Moore escribí.')
side únicamente ,en el pueblo los 49 y Fernando 79 ; pero
Sir John Moore.
y cuando él la deposita en los españoles le hacen la estas cartas oficiales en los
un individuo, este indivi- guerra porque no quieren meses de Noviembre y Di-
duo, no adquiere el derecho acceder a esta cesión, porque "La imbecilidad del go- ciembre de 1808, lo que
de desposeerse de ella y de no reconocen que un sobe- bierno espaiiol, excede toda prueba que entonces se du-
transferirla sin el consenti- rano, puede transmitir la imaginación. La buena vo- daba ya que la Junta fuese
miento del pueblo, y así soberanía, sin su libre con- luntad de los habitantes, es capaz· de salvar la patria y
cuando Carlos 59 y Felipe sentimiento. Y si los reyes inútil. mientras no haya que no se ha empezado a du-
59 abdicaron en favor de de España legal y plenamen- quien tenga habilidad para dar al fin de 1809 como el
sus hijos no lo hicieron sino te en posesión de toda la ponerla en movimiento". Consejo de Regencia parece
después de haber consultado autoridad soberana no tie- "Los pobres españoles me- insinuar.
a la nación. Y si estos reyes nen el derecho de transmi- recen mejor suerte, porque
para transferir la soberanía, tirla, ¿cómo podrá tenerla la parecen buenas gentes; pero Exfrw;;tos del discurso del
a sus hijos que habían sido Junta Suprema, ilegal ella han caído en manos que los Marqués de W cllesley en el
ya reconocidos y jurados co- misma? P·ero dejemos esta han perdido por .m apatía Parlamento tomados del
mo herederos de ella, tuvie- cuestión demasiado clara en y su ". . . Aquí hay una su- Morning Chronicle !l del
ron que consultar a la na- sí misma, y examinemos si presión en la carta publica- Times, de 31 de Marzo.
ción ¿cómo puede decir el la Junta Suprema había da.
Consejo de Regencia que la perdido su influencia, por "Si hubiese conülcido an- "Era necesario probar, por
Junta Suprema podía crear los reveses de la guerra o tes la debilidad de los ej érci- qué las brillantes acciones

-32- -33-
del ejército inglés en la Pe- lamentable insuficiencia del ambición de los particula- dad de acción.
nínsula no han sido seguidas gobierno español ha sido la res la que ha desacreditado "No ha hecho cosa alguna
de un suceso proporcionado gran causa de todos los a la Junb, sino sus propios para reclutar los ejér:citos, o
a su esplendor, como se es- desastres". . . . "Esta insufi- rvicios, como decía el Mar- para proveerlos de armas y
peraba en este país y en Es- ciencia fué el origen y ma- qués de la Romana, y mu- vestuario. En una palabra,
paña. Esto sólo se podía pro- nantial de todas las dificul- chos otros. mientras que los franceses
bar haciendo conocer los i<Hies subsecuentes y produjo Además de la total insufi- se hallaban débiles no hizo
hechos y circunstancias, que las ruinosas consecuencias ciencia de la Junta Suprema nada para destruirlos antes
fueron la causa del mal éxi- que se siguier>on" . . . . "Y para dirigir los esfuerzos y que recibiesen refuerzos, o
to". "Era necesario inostrar mostrar por estos medios la el espíritu de independencia para combatirlos con núme-
la maldad y la corrupCión fundación de una mejor po- de los españoles, espíritu que ro superior después de re-
de la Junta, este perverso rro- lítfra para la Espafía en lo ella misma destruía, por h forzados."
bierno de Espaüa que fué futuro, si su causa puede continuación del sistema an- "No hay cosa más fácil pa-
una de Tas causas de nues- ser aún salvada" tiguo de a!Jusos, de opresión ra la Junta que el formar
tro mal suceso en Espaüa" ... Aquí tenemos la opinión y de arbitrariedad, ha mos- ejércitos con la pluma, y de
"En cuanto a la publicación de un Ministro rle S.M.13., de trado también la mayor ig- este modo ha reunido uno
de los documentos que pue- un personaje de la mayor norancia en cuanto a la di- de ochenta mil hombres en
den dañar al gobierno es- importancia y talentos, que rección d'e los negocios mili- León. Romana, quien dice la
pañol, este gobierno ha de- ha sido embajador en Espa- tares. l'lo solamente dejó de Junta que tiene veinte mil,
jado ya de existir". "La pu- iia y que por consiguiente tomar medidas adecuadas sólo tiene cinco mil fugitivos
blicación de los errores uel ha podido ·conocer a fondo para establecer en los ejér- del ejército de Illake, sin ar-
gohinno español, puede ser el carácter y talentos de la citos la clisciplina y el or·· mas, sin vestuario, pertre-
una lección importante, pa- Junta, y pues que esie perso- den, sino qne también estor- chos ni municiones; sin or-
ra este país, y para In Espa- naje, que es conocido por ser bó por su ambición y carác- ganización ni oficiales para
ña." extremadamente afecto a la ter sospechoso que hubiese hacer una; los soldados no
" .... para prcsen tar a esta causa de la Espaíia, y cuyo entre los diferentes ejérci- están disciplinados ni son
Cámara (la de los Lores) hermano estó aún coman- tos aquella cooperación y susceptibles (como se queja
la información de aquellas dando el ejército inglés en la armonía absolutamente in- Romana) de disciplina" ...
materias que han produci- Península, atribuye todas las dispensable para poder eje- "Pero han obrado (la Junta)
do principalmente tantos desgracias de los españoles cutar grandes operaciones. con toda la imbecilidad de
desastres como ha sufrido y ele sns aliados a la ignorall- Sobre ,este punto se ex- un viejo y aébil gobierno del
la España, y para mostrar cía, insuficiencia, perversi- plica el General Moore en los antiguo régimen".
la extrema debilidad y el es- dad y corrupción de la Jmz- términos siguientes: Hablando de dos generales
tado defectivo de su gobier- ta, nos parece que su opi- "La Juuta por envidia o (Escalante y Bueno) que en-
no". "¿No era inuy esencial nión, que expone delante del sospecha, no ha dado poder \'Íaron para conferenciar
el hacer conocer que las in- Parlamento, dehe d~ ser de a los generales, sino que los con él, Sir J. l\Ioore dice:
triqas y la perversidad del un gran peso, y probar in- ha puesto a las cabezas de "Estos dos generales me pa-
gobierno (español), eran la dudahlemen tc que no es la ejércitos separados, indepen- recen dos débiles viejos, o
causa de todas las calami- mala fortuna, como dice el dientes unos de otros. De es- por mejor decir dos víejas,
dad cs ?" ... "Y pues que la :Consejo de Regencia, ni la te m.odo ha estorbado la uni- con los cuales me hubiera

-34- -35-
soberanos que han perecido Fabricio con la conducta de
por el puñal, o el veneno, Felipe 29. quien prometió
sido imposible el concertar compensas. "19, Una de las han sido destruídos por am- 25.000 düeados al que ma-
alguna operac10n militar, mejores encomiendas de las biciosos que aspiraban ellos tase a Guillermo Príncipe de
aún cuando hubiese tenido órdenes militares de San- mismos al supremo coman- Orange, Y. que cuando reci-
el deseo". tiago, o de Alcántara, y el do, o por hombres poseídos bió la noticia de que este
Si quisiéfamos citar todo título de nobleza, a quien les de un gran entusiasmo pa- Príncipe había sido asesina-
lo que se ha dicho de la in- traiga, vivo o muerto, a Na- triótico o religioso. ¡Cuánto do por Baltasar Gerard, tu-
capacidad y corrupción de poleón Bonaparte, o al usur- más glorioso, es el vencer vo la haj eza de decir que
la Junta, habría materiales pador Josef. 29 • Una pensión por el valor y la virtud! El hubiera ganado mucho si
suficiente~ para formar un de 4000 pesos fuertes y una mundo admira y admirará este asesinato hubiera sido
gran volumen; pero no es encomienda, a eualuuicra siempre la magnanimidad cometido dos años antes, y
necesario dar prueb:is <le persona que les entregue. del Cónsul Q. Fabricio, el que además recompensó este
una cosa evidente por los he- vivo o muerto, alguno de los cual habiendo recibido una crimen ennoblcrciendo a la
chos, y por las consecuen- ministros españoles del usur- carta de Nicias, médico de familia del asesino, mientras
cias, y todo cuanto el Con- pador, o alguno de los gene- Pyrrho en la 1cual se ofrecía que en Francia su patria,
sejo de Regencia, o cual- rales que comandan su5 a darle un ·veneno, <lió aviso fué degradada, no podremos
quiera persona diga para dis- ejércitos. 3 9 . Una pensión de a este rey para que estuvie- menos de aborrecer la infa-
culpar a la Junta, sólo ser- 2000 pesos por 1cada oficial se vigilante, diciéndole, no mia de Felipe, tanto cuanto
virá para probar que los in- general 49 • Una de 1000 por te damos este aviso porque admiremos y reverenciemos
dividuos que la componían cada capitán y oficial subal- deseemos congraciarnos con- la virtud heroica del roma-
eran los más ineptos del terno". El decreto también tigo, sino porque los roma - no.
mundo, o los hombres más ofrece recompensas propor- nos siempre vencen a sus
ambiciosos, perversos y co- cionadas por cada sargento. enemigos virluosamenle. Si
rrompidos, o tal vez uno y caho y soldado. Nada prueba comparamos esta acción de (Sigue un suplemento).
otro. más evidentemente la debi-
La Junta se había imagi- lidad y la falta de verdadero
nado que se podía alucinar honor, sin el cual no puede
al mundo entero con embus- haber patriotismo, y nada
tes, gobernar el estado 1con hace conocer más el poco
intrigas, y ganar batallas, conocimiento del corazón
con proclamaciones. Una co- humano que estas medidas
sa que deploramos es que puco decorosas, y siempre
aunque la Junta Suprema inútiles; ¿cómo podremos
de Sevilla ha dejado de exis- persuadirnos que haya un
tir, aún existe en España hombre capaz de asesinar a
otra Junta Suprema de Bada. un emperador, por el inte- Este periódico se imprimirá el 19 y 15 de cada mes.
joz que cree poder vencer al rés de una recompensct de En la Imprenta de R. Juigné, ~ 9 17, Margaret--street,
enemigo con semejantes ar- que no podría gozar pues Ca vendish-square.
mas, y en esta persuasión ha ciertamente perdería la vi-
publicado un decreto pro- da en la empresa? La histo-
metiendo las siguientes re- ria nos prueba que todos los -37-

-36-
SUPLEMENTO
AL N". IH.
DEI.1 COLOMBIANO.
Londres, 1i5 de Abril de 1810.
Ne.- m:tfis Y¡tupera11du1 ert proditor pa1ri1r, quam oommanit trtiHtetis aut aaiutia
dewrtor, proprer suam utilitiumi, aut salut.m. C1c111L L. 3. De lfo1ibu~ i 19.

Prcsentmnos a nuestros a Jos jefes y tribunales, a


lectores el manifiesto de la los cabildos seculares y ecle-
Infania Doña Carlota Joa- siásticos, y a las demás per-
quina, dirigido a los fieles sonas e11 cuya fidelidad se
vasallos de S. M. C. & porque hal1a depositada toda la au-
aunque este manifiesto ha toridad y administración de
circulado en la provincia de la monarquía y confiados los
Buenos Aires, y aun se dice derechos de mi Real Casa y
fué Ja causa de Ja insurrec- Familia; cómo el empera-
ción de La Paz, puede tal dor de los franceses, después
vez no ser conocido en Jos de haber exhaurido a Espa-
demás países del vasto con- ña de hombres y de cauda-
tinen le colombiano. les que bajo el pretexto de
Podemos responder con una falsa y copiosa alianza
toda seguridad de la auten- le exigía de continuo para
ticidad de este documento, sustentar las guerras que
pues poseemos uno de Jos promovia su ilimitada am-
impresos que circularon en bición y egoísmo, quiere por
aquellas provincias. último realizar el sistema
de la monarquía universal.
Manifiesto dirigido a los fie-
les vasallos de S11 Majestad Este proyecto, grande úni-
Católica el Rey de las Espa- camente por Jas grandes
ñas e Indias por Su Alteza atrocidades, robos y asesi-
Real Doíia Carlota Joaqui- natos que deben precederle,
na Infanta de España, Prin- le ha sugerido la idea de
cesa de Portugal y Brasil. asegurar primeramente en
sí, y en su familia el trono,
Hago saber a los leales y que la sanguinaria revolu-
fieles vasallos del Rey Cató- ción usurpó a la primera lí-
lico de las Españas e Indias, nea de mi Real Familia, y

-39-
depositó en poder de este lograr el fin abominable de
hombre hasta entonces des- con\'idarlos a pasar al terri- vados de su natur¿l liber- lia, que tienen mejor dere-
conocido. Para eso pretende torio de su imperio, pretex- tad, sin poder ejercer su au- cho que Yo de ejercerlos,
exterminar y acabar mi Real tando la mayor seguridad toridad, ni menos atender a pues que no me considero
Casa, y Familia, consideran- de sus personas, siendo su la defensa y conservación más que una depositaria y
do que en ella residen los le- único objeto tenerlas en ap- de sus derechos a la direc- defensora de estos derechos
gítimos derechos que retiene lilud de poder con ellas rea- ción y gobierno de sus fie- que quiero conservar ilesos
usurpados y ambiciona jus- lizar el inicuo plan de sus les, y amados vasallos; y e inmunes de la perversi-
tificar en su poder. proyectos. considerando por otra parte dad de los franceses para
Intentó primeramente por Lleva y arrastra a mi Au- fa perniciosa influencia que restituirlos al legal represen-
medio de la más falsa polí- gusto Padre con todos los puede tener semejante acto tante de la misma Augusta
tica apoderarse de Nuestra demás individuos de mi Real -en los ánimos malos, y dis- Familia, que exista o pueda
Persona v de la de Xues- Familia a Bayona de Fran- puestos a propagar el 1cisma, existir independiente en la
tros muv. caros esposo e hi- cia y allí los violenta y obli- y anarquía, tan perjudicia- época de la paz general;
jo, bajo .el especioso y seduc- ga a firmar un acto de abdi- les a la sociedad y a los igualmente os ruego y en-
tivo prindpio de protección cación o renuncia por sí mis- miembros que la componen; cargo encarecidamente que
contra la nación britáaica, mo nulo bajo los especiosos -por tanto, considerándome prosigáis como hasta aquí
de quien hemos recibido las y fantásticos motivos de con- "Suficientemente autorizada y en la recta administración
mayores pruebas de amis- servar la integridad de la -obligada a ejercer las veces de justicia con arreglo a las
tad, y alianza, pero frustra- España que sólo él quiere de mi Augusto Padre y Real leyes, las que cuidaréis y ce-
dos sus designios con Nues- violar, y de conservar la re- Familia de España existen- laréis se mantengan ilesas y
tra retirada a este continen- ligión católica que él sólo tes en Europa como la más en vigor, y observancia, y
te, mitigó su ira y sed in- ultraja y detesta; acto por el próxima representante suya cuidando muy particular-
saciblc con el general sa- cual todos los derechos de en este continente de Amé- mente de la tranquilidad
queo que mandó practicar mi Real Familia a la coro- rica para con sus fieles y pública y defensa de estos
por Junot en todo el reino na de España e Imperio de amados vasallos, me ha pa- dominios hasta que mi muy
de Portugal sin respetar co- Indias quedarían cedidos a recido conveniente, y opor- amado primo el Infante D.
sa alguna llegando al caso favor de este jefe ambicio- tuno dirigiros este mi mani- Pedro Carlos, u otra persona
de manchar sus manos en so, si en tiempo no reclamá- fiesto por el cual declaro por llegue entre vosotros autori-
los vasos del santuario. semos de la violencia injus- nula la abdicación o renun- zado interinamente para
Suscitada poco después ta, e inicua concebida y eje- cia que mi Señor Padre el arreglar los asuntos del go-
una sublevación o tumulto cutada contra el derecho na- Rey Carlos IV, y demás in- bierno de esos dominios du-
popular en la corle de Ma- tural y positivo, contra el dividuos de mi Real Fami- rante la desgraciada situa-
drid contra mi Augusto Pa- derecho divino y humano, lia de España tienen hecha a ción de mis amados Padre,
dre, y Señor el Rey Don contra el general dt> gentes, favor del emperador o jefe Hermanos, y Tío, sin que mis
Carlos IV para obligarle a y desconocida por las na- de los franceses a cuya de- nuevas providencias alteren
abdicar o renunciar el tro- ciones más bárbaras. claración deben adherir to- en lo más mínimo lo dis-
110 a favor de mi hermano Estando de esta suerte mis dos los fieles y leales vasa- puesto y previsto por mis
el Príncipe de Asturias, qui- amados Pad:-cs, Hermanos, llos de mi Augusto Padre Augustos antecesores.
so luego intervenir en estas v demás individuos de mi en cuanto no se hallen libres Esta declaración va por
agitaciones domésticas, para Real Familia de España pri- e independientes los repre- mí signada, y refrendada por
sentantes de mi Real Fami- quien sirve de mi Secreta-
-40-
rio, os la remito para que la N olida muy interesante. merciales, pero tiene un cré- de su correspondencia con
guardéis, cumpláis y hagáis dito ilimitado de dinero. los franceses habiendo sido
guardar y cumplir a todos En el Spectator de New Presentamos estas observa- interceptada.
los súbditos de vuestra juris- York, 27 de febrero de 1810, ciones al público, para que
dicción, circulándola del hay la noticia siguiente: puedan ser examinadas, te- Ceu ta, Marzo 24.
modo, y forma que hasta niendo conexión y siendo
aquí se han circulado las Baltimore, Feb. 12 confirmadas con las recien- Términos bajo los cuales ha
órdenes de mi Augusto Pa- tes ocurrencias políticas de sido ocupada Ceuta por los
dre a fin de que conste a "El Ti/sil. - Se cree gene- este país". ingleses.
todos no sólo cuáles son mis ralmente que este barco, que Americanos, ya veis que
derechos, sino también la llegó hace algunas semanas vuestro enemigo no está Las dos grandes naciones
firme resolución en que me de Bayona, y que salió últi- ocioso contra vosotros; co- aliad~s, la Gran Bretaña y
hallo de mantenerlos invio- mamente del Chcsapeake, mo le es imposible el sub- Espana, con la mira de au-
lables, certificando igual- trajo gran número de emi- yugaros por la fuerza, pien- mentar la seguridad de la
mente que como depositaría sarios que -deben ir a la Amé- sa hacerlo por la astucia. importante fortaleza de Ceu-
no es, ni será jamás mi Real rica española, y para donde Vigilad contra sus emisarios, ta, sin disminuir la fuerza
intención alterar las leyes se dice que algunos de ellos los cuales irán sin duda, a de los ejércitos españoles
fundamentales de España, ni 1 han ido ya disfrazados. Sin meter la discordia entre vos- de la Península, han conve-
violar privilegios, honras y embargo, la persona que ha- otros, para dominaros: per- n~d?, en agregar a la guar-
exenciones del clero, noble- cía de Capitán a bordo, se maneced unidos y seréis in- mc10n un regimiento de tro-
za y pueblos de la misma ha quedado aquí y ha empe- vencibles. pas británicas, cuyo Coman-
monarquía; que todos y to- zado a formar un gran esta- do está confiado al Mayor
das reconozco aquí y delan- blecimiento en esta ciudad, N oficias tomadas de los General Frazer. Según la
te del Ser Supremo que ben- se supone que es el Ministro papeles ingleses. intimidad que reúne a las
decirá esta solemne y tan o Embajador de Josef Bona- dos potencias, el mayor cui-
justa como fundada protes- parte. Lo cierto es que ha- Una carta de Gibraltar con dado de la fuerza auxiliar
ta. ce algunos meses estaba en fecha de Febrero, dice que será el cooperar con el Go-
Dada en el Palacio de Madrid y poseía la confian- el Conde de Tilly, miembro bierno de Ceuta en la de-
Nuestra Real Habitación del za de Josef a quien dió, y de la antigua Junta de Espa- fensa de la plaza, y resistir
Río de Janeiro, debajo de de quien recibió impor- ña, había ido a buscar un al enemigo si se atreviese a
Nuestro Real Sello a los diez tantes pruebas de mutual asilo en aquella plaza, y que atacarla. La causa y los in-
y nueve de Agosto de mil afección y amistad. Se después de tres semanas o tereses son los mismos y los
ochocientos y ocho. dice que ha sido presen- un ll!es de residencia, du- esfuerzos serán todos diri-
La Princesa, tado a Mr. Smith, Secreta- rante la cual había comido gidos a un mismo efecto. La
rio de Estado y los ciudada- a la mesa del gobernador, y religión, leyes, usos y cos-
Doña CARLOTA JOAQUI- nos de Baltimore son testi- había ido dos veces a Ceuta tumbres del país serán es-
NA DE BORBON gos de que ,su coche está para visitar al Comandante crupulosamente respetados.
a menudo delante de las de aquella plaza, ha sido La demora de los ingleses,
(L. S.)
puertas de los cortesanos y arrestado y detenido como unidos con las tropas espa-
D. Fernando José de principales demócratas. No reo de estado en virtud de ñolas, asegurando al Rey
Portugal es hombre de negocios co- una orden de Cádiz, parte Fernando VII y a sus suce-

-~- -43-
sores esta parte de sus domi- de Ceuta tan satisfechos de No. :JV.
nios dará también a los habi- su conduicta, como ellas mis-
tan tes, sin ningún gasto adi- mas lo serán de haber con-
cional, la posesión tranquila
y aún el goce de sus pro-
tribuído a la seguridad de
esta fortaleza.
EL COLOMBIANO.
piedades particulares. Las
(Firmado) Colin Campbell Lorrclres, 1Q de lrfit!JO de 181 O.
tropas británicas se condu-
cirán en conformidad a los Mayor - General Comandan- Ner m:\fis Yitupraudu11 est proditor pairi•, c¡uam rommanis utilit~ aut 1&1Dtis
clewrtor, propter suam utilitatl'm, aut salut.111. Clc&a. L. 3. De Fimlilu• i IS.
sistemas de sincera amistad te en Jefe. - Cuartel Ge-
que profesan las dos n~cio­ neral, Gibraltar 21 de marzo
nes; pero si alguno olvidase Pensamientos de un inglés los naturales de este país
1
1810.
su deber se dará amplia sa- sobre el estado y presente fueron los primeros europeos
tisfacción. Las tropas duran- crisis de los negocios de la 1 que conocieron la América,
Copia de una carta particu-
te su residencia en esta pla- América del Szzr. y que la clase principal del
lar.
za serán proveídas de todo pueblo americano desciende
Jo' necesario para su subsis- Hemos llegado aquí (los El autor de estos pensa- de aquellos europeos.
tencia y manutención. Cual- ingleses) sin accidente. Los mientos ha manifestado ya "Toda la Europa sabe que
quiera cosa que sea compra- españoles parecían tener al- en uno de los principales pa- los habitantes de América
da de los habitantes de Ceu- guna dificultad en recibir- peles periódicos de Inglate- desean después de muchos
ta será pagada en dinero con- nos; pero mientras la Junta rra, sus sentimientos y de- años el verse emancipados y
tante. Los alojamientos que 1 y los Comandantes ~staban seos con respecto a la feli- libres de la dura sujeción en
sean necesarios para los ofi- deliberando sobre esto, nos cidad futura del Nuevo Mun- que los tiene un país extran-
ciales, serán pagados men- apoderamos de las fortifica- do; sus principios sólidos de · jero; y la razón de la Euro-
sualmente, o de otro modo, ciones, sin tener que ejercer patriotismo, sus vastos cono- pa civilizada ha pronuncia-
según sea convenido con los mucho nuestro valor, pues cimientos literarios y el in- do altamente, que la inmen-
propietarios, o arreglado por no había en las baterías un terés que siempre ha mos- sa populación del Nuevo
S. E. el Gobernador. Y en cañón montado. Se dice que trado por la América, nos Mundo, no puede ser bien
1 vamos a recibir una intima-
fin cuando las1 circunstan- han decidido con el mayor gobernada, sino por un go-
cia~ tomen en la Península ción para que nos vayamos, placer a presentar sus ideas bierno establecido en aquel
un aspecto favorable, de mo- pero si así fuese me parece a los habitantes del conti- país.
do que las tropas inglesas que 600 hombres del regi- nente colombiano. "El gobierno europeo bajo
no sean necesarias, saldrán miento del Rey bastarían pa-
cuya opresión ha sufrido la
de la guarnición dejando al ra 1000 españoles que com-
Pensamientos. América por tan largo tiem-
gobierno y a los habitantes ponen la guarnición.
po está ya, por una gracia
"La América por espacio de la Providencia la más
de tres siglos ha sido tenida preciosa para la América,
en el estado de la más vil completamente disuelto, y
Este periódico se imprimirá el 19 y 15 de cada mes.
servidumbre por un país de los habitan tes del Nuevo
En la Imprenta de R. Juigné, N 9 17, Margaret-street,
Cavendish-square.
¡
Europa, con el cual no tiene Mundo son llamados, por la
otras conexiones sino el que voz de Dios y de los hom-

~45-
-44-
bres, a formar un gobierno crificios, y otra muy pocos, más queda que hacer a los los números precedentes de
por ellos mismos y para y en este caso el rico tirani- americanos sino el estar la ilegalidad y mala conduc-
ellos mismos. za al pobre, o el pobre tira- unánimes, y convenir en ta de la Junta Suprema, que
"Todo depende ahora de niza al rico; o bien las gen- aquello que juzguen más estamos resueltos a no tra-
la sabiduría y <le la virtud tes de un origen tiranizan a conveniente para sí mismos. tar más de esta materia, pe-
de su conducta. las de otro linaje, como el Sería una cosa vergonzosa ro como el Parlamento de
pueblo de Esparta, por ejem- para los habitantes del Nue- Inglaterra ha hecho impri-
"¿Qué se entiende por un vo Mundo, y una gran des- mir las piezas oficiales de
plo, tiranizaba a los Helotes.
buen Gobierno? Un buen ,.,cro- gracia para el resto del gé- la correspondencia de los
La anarquía existe cuando
bierno es la .coordinación de nero humano, el que hiciesen ministros y generales britá-
las diferentes clases de la
los negocios de un pueblo, mal uso, o no sacasen todo nicos, concernientes a los
sociedad contienden por pri-
por la cual todas las clases el partido que pueden de es- negocios de España, nos he-
vilegios injustos, y no están
de este pueblo convienen ta favorable oportunidad. mos determinado a dar al-
animadas de un espíritu de
mutuamente en abandonar gunos extractos de esta in-
reconciliación. "La causa más frecuente
cada una de ellas, por amor teres a n t e correspondencia.
de la ruina de las más bellas
de la paz y felicidad común, "l_.os sentimientos que de- También extractaremos al-
esperanzas del género hu-
lodo lo que puede ser per- ben animar a los habitantes gunos pasajes y copiaremos
mano es: que los hombres
judicial a las otras; el rico de America deben ser el varios documentos que se
virtuosos por considerar exa-
se desprende de todo lo que desinterés personal y la do- hallan en un nuevo papel
geradamente los peligros po-
puede ser contrario al bien- rilidad; el desinterés perso- publicado en esta capital con
sibles se retiran y toman
estar del pobre; el pobre de nal para que cada clase no el nombre de El Español. Es-
muy poca parte en las gran-
todo aquello que se opone a desee para sí misma, más de te papel hace honor a su au-
des empresas, los viciosos y
la felicidad del rico; las gen- aquello que sea compatible tor por sus sentimientos de
perversos se presentan y por
tes de un origen abandonan con el bien de las demás cla- patriotismo, por sus conoci-
falta de oposición dirigen
todo lo que puede injuriar a ses; la docilidad para buscar mientos del estado de Espa-
los negocios según sus mal-
la prosperidad de las gentes y seguir la cordura y sabidu- ña y por el modo juicioso en
vados intentos: el pueblo,
de estirpe diferente, para que ría necesarias que deben di- que hace conocer las causas
esto es el género humano en
de este modo toda la socie- rigirlos en esta importante principales del mal suceso
general, se ve entonces acu-
dad goce de la mayor feli- empresa. de los españoles en la pre-
sado de perversidad, porque
cidad posible. Y éste es el "Muy pocas sociedades, o sigue los malos consejos, sente lucha contra sus ene-
verdadero sentido de la pa- tal vez ninguna, se han en- desprecia los buenos, cuando migos.
labra patriotismo. contrado en circunstancias en verdad, es que se ha en- Extractos de una carta de
"El establecimiento de un que presenten menos dificul- contrado privado de los bue- Sir Arthur Wellesley al Mar-
buen gobierno se funda pues, tades que superar para for- nos, o le han sido presenta- qués de W ellesley, fecha,
sobre las leyes de Dios v de mar un buen gobierno. La dos tan débilmente, que no Mérida 19 de septiembre de
la naluraleza, y depend~ de oposición de los antiguos han tenido bastante fuerza 1809.
los sacrificios que se hacen opresores de América, y to- y poder para oponerse enér-
mutuamente en favor de la das las peligrosas consecuen- gicamente contra los malos. Me temo mucho, por lo que
mutua felicidad. Un mal go- cias de esta oposición, han he visto de la conducta de
(Se continuará). la Junta Central, que en la
bierno es aquel en el cual dejado de existir por la in-
una clase hace muchos sa- vasión de España, y nada Hemos hablado tanto en distribución de las tropas,

-46- -47-
---~·~~~ ................
~

ni) considere tanto la defen- general de las instrucciones que se compone el cuerpo "La Junta Suprema no es.
sa y las operaciones milita- de S. M. puse toda mi aten- de los ejércitos, ni a mala una representación adecua-
res, como sus intrigas polí- ción, luego que llegué a Se- disposición, o genio intrata- da del soberano, ni de la
ticas. Quiere reforzar el ej ér- villa, en evitar toda inter- ble de la masa del pueblo. aristocracia, ni del pueblo;
cito de Venegas, no porque vención en los asuntos inte- "La disposición del pueblo no posee ninguna de las bue-
sea necesario, por razones riores de la España; pero• es generalmente favorable a nas cualidades, de un conse-
militares, sino porque piensa pocos días después de haber la grande causa en que se jo ejecutivo, ni ele una asam-
que las tropas, como instru- llegado a esta ciudad supe halla empeíií.ado; la nación, blea deliberativa, pero tie- -
m e n t o s peligrosos (para que el ejército de S. M. que y la masa ele la populación ne muchos defectos combi-
ella), lo serán menos en las había vencido gloriosamente de España contiene cierta- nados, cuya tendencia es
manos de V enegas que en por la causa de España, se- mente los principios o bases perturbar o embarazar la de-
las de otro general; deja só- hahía hallado privado de lo- sobre las cuales se puede es- liberación, y la ejecución.
lo 12.000 hombres en Exlre- dos los socorros necesarios; tablecer un poderoso gobier- "Si este gobierno, tan mal
madura, no porque juzgue que los valerosos soldados de- no, y los materiales necesa- formado, falta o no de sin-
que un número 1nayor no s. M. heridos peleando por rios para formar un buen ceridad, en la causa ele Es-
podría ser necesario con res- la independencia y la gloria ejército. En las clases altas, paña y de sus aliados, es.
pecto a cualquiera objeto de España, habian sido aban- y medianas ele la sociedad ciertamente un problema~
militar, sino porque tiene donados por el general es-- no ha dejado de obrar con toda la mala disposición que
mucha repugnancia en po- pañol y dejados a merced buen suceso la intriga fran- existe contra el gobierno in-
ner un gran cuerpo de tro- del enemigo; que los gene- cesa. En estas clases se ve glés, o sus aliados, se halla
pas al mando del Duque de rales españoles, en vez ele una cierta disposición a ob- principalmente en este cuer-
Allmrquerque. No puedo de- cooperar en las operaciones. servar los eventos, y a pre- po, en sus empleados y en
jar de observar estas peque- militares, han manifestado pararse para un acomodo sus adherentes; estos indig-
ñeces y vistas estrechas, ni un espíritu sistemático de con el partido que quede nos sentimientos no se en-
de manifestar a V. E. al mis- contradicción y oposición, y victorioso. Varias personas cuentran en el pueblo; pero
mo tiempo, cuánto lamento han desconcertado todos los de esta especie, si tal vez no dejando aparte_ toda cues-
el que la atención de unas planes, en que debían tener son favorecidas, a lo menos tión sobre las disposiciones
personas encargadas de unos parte; y que el general in- no son reprimidas por el go- de la Junta, es evidente que
negocios tan importantes co- glés (después de haber for-- bierno. Por esto y porque no no tiene energía, actividad,
mo los que tiene que tratar zado al enemigo a retirarse) existe un modo regular de autoridad, ni fuerza, y que
la Junta Central, se aparle se ha hallado obligado a reti- conocer la opinión del pue- no se halla apoyada por la
de tan grandes objetos, y se rarse él mismo del país que blo, no es el espíritu públi- afección y buena voluntad
dirija a otros de tan poca venía de libertar, pues si no- co, animado como se debe, del pueblo, y que esta cons-
consideración". se retira sus tropas morirían ni dirigido al gran objeto de titución irregular y extraor-
de hambre y enfermedad. la lucha. El pueblo se halla dinaria, reúne los inconve-
Extractos del despacho del nientes de todas las formas
"La causa de estas des- además sujeto a muy fuertes
Marqués de 'Vellesley al Se- de gobierno conocidas, sin
gracias no puede atribuirse exacciones, y los abusos y
cretario de Estado Canning, poseer las ventajas de nin-
a la falta ele recursos en el vejaciones acumuladas sobre
fecha, Sevilla, 25 de sep- guna de ellas.
país, ni tampoco a ningún él por la mala administra-
tiembre, 1809.
defecto incorregible o inhe- ción, no se han remediado "Los poderes delegados a
"En obediencia al tenor rente en los materiales ele todavía. la Junta originalmente, no

-~8-
fueron definidos con clari- Livo, a la convocación de las bierno y representación de artículos principales de abo-
.dad ni en cuanto a la dura- Cortes, y a la pronta refor- la Madre Patria, parece que
1

licicín de cargas onerosas y


ción, ni en cuanto a la auto- ma de los abusos existentes. ha sido meramente sugerida reforma de abusos y exac-
ridad. Esta cuestión se ha En consecuencia la Junta ha como un expediente, para ciones en España y sus In-
discutido mucho últimamen- anunciado la intención de -confirmar a la Junta en la dias; y además las bases de
te, y me parece (a lo menos convocar las Cortes, y ha to- continuadón de Sll actual au- aquellas concesiones a las
por cuanto he podido saber mado últimamente algunas toridad; pero sin tener co- colonias, que puedan asegu-
para juzgar sobre esta mate- medidas para abolir las nexión alguna, con ningún rarles completamente una
ria) que la cuestión no fué exacciones más pesadas pro- vasto plan o ideas liberales parte competente y justa en
,considerada en algunas de metiendo abolir todas las -de política o gobierno. el cuerpo representativo del
las provincias, cuando se eli- demás, y también ha discu- "Todo lo que he dicho con imperio español.-5 9 • Que la
gió la Junta; pero en aque- tido frecuentemente la cues- respecto a España puede ser primera medida del Consejo
llas donde se trató de este tión de crear una Hegencia. ,comprendido en los puntos de Regencia, sea el corregir
asunto, sólo se consideró la Pero el deseo de prolongar siguientes: 1 9 , que la Junta el sistema militar de España.
formación de la Junta como la continuación de su propia Suprema nombre inmediata- "En mi nota del 8 de Sep-
medida preliminar p a r a autoridad hasta el más re- mente un Consejo de Hegen- tiembre he declarado (a la
convocar las Cortes, y esta- moto periodo de tiempo que cia (sin limitar la nomina- .Tun ta) en términos genera-
blecer una forma más sóli- le sea po.~ible, ha prevaleci- dón en sus mismos miem- les, que los intereses ele los
<la de poder ejecutivo, en au- do sobre todas las demás bros) que consista de cinco aliados, exigen una entera
sencia del legítimo Bey de consideraciones. La reunión personas a lo más, para ej er- reforma en el sistema mili-
España; parece además que de las Cortes se ha dejado .cer el poder ejecutivo hasta tar ele España, que no se
se esperaba generalmente para una época muy distan- la reunión de las Cortes.-29 puede esperar mejoría en es-
que las primeras medidas de te; la cuestión sobre la Re- Que las Cortes se reúnan con te sistema, sin corregir pri-
la Junta hubieran sido diri- gencia ha sido frecuente- la mayor brevedad posible. mero la debilidad y la insu-
gidas a la destrucción de las mente debatida y tan fre- 39 • Que la Junta Suprema, o ficiencia del poder ejecuti-
vejaciones, que la España y' cuentemente pospuesta; no los miembros que no sean vo. . .. y últimamente que el
$US colonias han sufrido, es- se ha adoptado plan alguno poder ejecutivo no podrá po-
del Consejo de Regencia,
pecialmente en estos últi- para la reforma de los abu- .constituya un consejo delibe- seer autoridad, fuerza, in-
mos tiempos. sos, extinción de exacciones rativo, con la mira de tomar fluencia y actividad sin ser
"La Junta, en algunos 1no- y abolición de cargas pesa- las medidas necesarias para ayudado y sostenido, por la
mentos de alarma y de gran das; y la administración de la elección de las Cortes, y sabiduría reunida de la na-
peligro, parece haber sido la justicia, la regulación de ,de preparar para ellas, de ción, y por la leal energía
animada de estos mismos los caudales públicos, el co- acuerdo con el Consejo de del pueblo.
sentimientos, los cuales son mercio, la seguridad de las Regencia, los negocios que '·No sé aún qué efecto pro-
los de toda la nación, y ha- personas y de sus propieda- se crean deber ser los pri- ducirá es ta declaración; pe-
ber considerado que su prin- des, y todos los demás prin- meros que se sometan a su ro si en lugar de tener re-
cipal deber, y los límites de cipales ramos del gobierno, ,consideración. - 4 9 • Que el curso al único medio por el
su derecho a gobernar, sólo son tan defectivos, como el mismo decreto por el cual la cual puede salvarse España,
se extendían a la elección de sistema militar. Junta nombre el Consejo de y mantenerse la buena fe
una Hegencia que ejerciese "La admisión de las colo- Regencia, y convoque las con los aliados, la Junta Su-
debidamente el poder ejecu- nias a tomar parle en el go- Cortes, contenga también los prema continúa multiplican-

-50- -51-
do precauciones para pro- taja para Francia, todos los; idea de libertad por haber- · general, se añade la corrup-
longar la duración de su pro- socorros que enviemos a Es- .se connaturalizado, con la ción esparcida por toda ella
pio poder, contra los intere- paña. esclavitud, lo que expone el en estos últimos años: La co-
ses de la monarquía, y con- "Estas calamidades y des-· .autor en estos términos. "Pe- rrupción más inconcebible
tra las intenciones y deseos gracias derivan todas de UIL ro cuando los pueblos son in- (dice el autor) se propagó
del pueblo, todos los males origen común, el es.fado .felices sin conocerlo, cuan- como una peste por todas
y abusos que sufre el país del gobierno español.
continuarán agravándose, y "El mayor obstáculo para
1 do el mayor número está las clases del estado. Un fa-
.creído en que nació para vorito elevado hasta el trono
el partido del enemigo irá libertar a la España es cier- .obedecer ciegamente, para mismo por los medios más
adquiriendo mayor fuerza. tamente el estado <le su go- trabajar sin gozar de nada, escandalosos, pareció exigir
"El espíritu de la alianza bierno. para vivir como por la com- de casi todos los que aspira-
se pervertirá enteramente, "Pero el origen de toda pasión de otros; en una pa- ban a los más altos empleos,
si las asistencias y socorros mejoría debe de ser la sufi- labra, cuando un pueblo ape- que imitasen su corrupción
liberales del gobierno y na- ciencia del poder ejecutivo, nas se atreve a pensar en 1 para alcanzarlos. Entre tan-
ción británica, han de ser- el cual nunca tendrá bastan- que es esclavo y miserable, to que acababa de desmora-
vir solamente para prolon- te fuerza y actividad, sin la ponerlo en una conmoc10n lizar la nación, la empobre-
gar en España la continua- asistencia directa de la sabi- política, es como causar a un cía con la más abierta rapi-
ción de un orden de cosas, duría colectiva de la nadón .hombre extenuado una ca- ña, y la preparaba para que
tan contrario a la felicidad y sin la ayuda del espíritu lentura ardiente, o buscando fuese fácil presa de un am-
y d<'seos de la nación espa- que debe producir el apoyo· por otro aspecto la semejan- bicioso".
ñob, como a la prosperidad de izn pueblo animado igual- .za, es hacer correr a un cie- Hablando de la revolu-
de la causa común. mente por los sentimientos: go por entre precipicios. ción de Aranjuez que oca-
"Cuando el verdadero es- de lealtad y de libertad". "A esta ignorancia y envi- sionó la caída de Godoy
tado del gobierno de la Ma- lecimicnlo de la nación en dice *. El aplauso fué uní-
dre Patria llegue a cono- EXTRACTOS
cerse en las colonias, se de- DEL ESP A:&OL *La prueba de la ninguna dis- ajeno de querer seriamente me-
be temer el gran peligro de posición de España para romper jorarla. El fanatismo con que co-
una convulsión violenta en Reflexiones generales sobre· .en una revo1ución y el estado de rrió el pueblo español a la gue-
esta importantísima parte la revolución de España. la opinión pública respecto de es- rra de la revolución francesa es
te objeto está, a mi parecer, en imponderable. Es verdad que en
del imperio. Sea cual fuese el ardor con que todas las clases el deseo de vengar a un rey cruel-
el resultado de las operacio- El autor empieza expo- del reino aplaudieron la necia de- mente sacrificado probaron su
nes de los aliados, en las de- niendo las causas que han· claración de guerra que determi- generosidad los españoles; pero
más partes de Europa, los impedido que la revolución nó el gobierno español hacer con- es doloroso decir que en el modo
intereses de los franceses de España tomase aquel ca- tra la revolución francesa. Que en que lo hicieron mostraron a
un pueblo gobernado por leyes las claras que estaban muy pro-
irán avanzando en España, rácter enérgico y aquella di-
se horrorice al nombre de revo- porcionados para continuar sin
y toda la política de los alia- rección hacia la libertad que· lución, es muy justo; pero que fin en la esclavitud. Apareció
dos será frustrada, mientras se esperaba. Una de estas una nación oprimida bajo el des- entonces un partido compuesto,
que la f arma, el carácter, y causas ha sido la ignorancia potismo más bárbaro corra a des- por lo general, de los hombres de
la conducta del gobierno y el abatimiento en que se truir a un vecino que rompe sus más luces que había esparcidos
(español) se halle calculada hallaba el pueblo español, el' cadenas, prueba hasta la eviden- en el reino, y que por ser afectos
cia cuán lejos se halla de saber a una reforma en España fueron
para pervertir, con gran ven- cual no tenía la más mínima:
su verdadera situación, y cuán perseguidos bajo el nombre de

-52- -53-
versal en España, y jamás te? No hubo ni un hombre nar las provincias **. Pusié- creerse autorizados a ejer-·
se ha presentado una ocasión solo que entre los aplausos ronse ciegamente en sus ma- cer el ilimitado despotismo
más a propósito para empe- del nuevo rey recordase los. nos, y ni el pueblo supo qué de que estaban en posesión
zar una revolución favora- privilegios del pueblo, ni in- facultades había dado a sus sus monarcas, y no olvida-
ble; pero todo se redujo a vocase el nombre de Cortes, represen tan tes, ni ellos cui- ron imitar con guardias, y
señales de alegría, y jamás voz tan respetada otras ve- daron jamás de averiguar- con todo el esplendor que
entre los gritos del pueblo ces en la nación, y casi olvi- las. El nombre de Fernando pudieron, el que ellos habían
español conmovido por toda dada en aquellos días; nom- 7mo. rey de España les hizo 1 admirado en el trono.
la I;>eninsula se oyó uno que bre del único remedio que
en que estaban colocados, podían
pidiese la más pequeña me- podía oponerse a los favori-
••según los informes que he dar autoridad a la Junta, y ha-
jora. Su imbecilidad sola tos futuros, que sin duda nos podido adquirir de personas ins- biendo añadido dos o tres que
hizo bajar del trono a Car- hubieran seguido infestan- truidas y veridicas, éste fué el fueron bastante descarados para
los 4to. y la subida de Fer- do". modo en que se formaron casi hacerse inscribir en la lista, que-
nando 7mo. fué otro día de Pasa luego el autor a pre- todas las juntas. Por lo que hace dó aquella corporación compuesta.
júbilo para España, que con a una de las más principales, y de unos cuantos hombres de bien,
sentar los primeros movi-
que casi dió el tono a la revolu- ineptos para el arduo empeño en
ella se llenó de las esperan- mientos de las provincias que la nación estaba; de algún
ción, cual fué la de Sevilla, puedo
zas más agradables, Pero, contra la invas10n de los informar, del modo ilegal y tu- otro de talento, pero sin tino; y
sin que esto sea disminuir franceses y después de pin- multuario con que fué formada. de una porción del más desacre-
el mérito de esle rey desgra- tar su unanimidad, y los es- El pueblo conmovido estaba en ditado carácter.
ciado, ¿no manifiesta esta fuerzos valerosos que hicie- disposición de recibir cualquier De otro modo se formó la.
esperanza ciega, que el pue- gobierno con tal que lo dirigiese Junta de Galicia en aquellos mis-
ron en esta ocasión añade:
contra los franceses. Uno de los mos días; pero acaso no menos.
blo no conocía ni los prime- "Pero los españoles supie- ilegalmente, ni con principios
caporales del pueblo propuso que
ros pasos de mejorar su suer- ron dar el primer paso, dig- se formase una Junta (porque Ja menos destructores de todo espí-
no de la grandeza de su ca- Junta de Regencia que dejó Fer- ritu popular. Compúsose de siete
jacobinos. Estaban éstos entonces rácter; mas no estaban ca- nando VII excitó esta idea en to- individuos que nombraron Jos Re-
persuadidos de que la nación es- paces de conservar la unión das partes), y para elegirla no gidores de las ciudades cabezas.
pañola no podía romper en revo- les ocurrió otro medio que reu- de partido. Todos saben que es-
primera, porque ni la gene- nir los curas y los superiores de tos regidores no tienen carácter
lución sin un impulso extranjero.
ralidad del pueblo sabía a Jos conventos de Sevílla. Juntá- ninguno legítimo de representan-·
Engañáronse con la conmoción
de Aranjuez, y creyeron que ha-
dónde había de dirigir sus ronse algunos, desaparecieron no tes del pueblo. A pesar de esto
bía llegadó la ocasión de Ja re- miras, ni era fácil que apa- pocos de los que se habían reu- los siete nombrados se erigieron_
forma; y añadiendo fuego a su reciese un hombre a propó- nido, y los que quedaron no die- en Junta Suprema. Los pueblos
ron su voto. El partido de Tilly que tenían perdida la confianza.
esperanza, el odio que profesaban sito que suplÍese lo que a Ja
a los franceses por su vil rendi- habla formado de antemano . qna en sus Ayuntamientos clamaron
masa de la nación le falta- lista de los que habían de ~~~o­ por un congreso, y para esto se
miento a Napoleón, destructor de
ba de luces. poner la Junta; entraron, pues, él nombraron varios individuos por·
los bienes que pudo hacer la re-
volución de Francia, fueron los "Esto es lo que únicamen- y sus emisarios en las casas capi- las Juntas subalternas del reino.
más enemigos de los franceses, te puede explicar los errores tulares y proponiéndose en alta En tanto que éstos se reunían en
de quien antes habían sido par- voz mutuamente, quedaron elegi- la Coruña, los siete, valiéndose,
groseros cometidos en la
tidarios. Pero la experiencia los dos vocales sin esperar respuesta del favor que les prestaba el ejér-
elección de las Juntas. Los de nadie; añadieron a éstos los cito de la provincia, hicieron dis-
volvió a su persuasión antigua
acerca de la ninguna preparación
primeros que se ofrecieron nombres de algunos que, o por persar a los individuos del prepa-
del pueblo español para una re- al pueblo tumultuado, ésos el crédito de sabios que tenian rado congrer:;o, después de haber-
volución saludable. fueron elegidos para gober- en el pueblo, o por las dignidades aprisionado a algunos.

-54- -55-
t "Véase ya en este primer diculcz hasta decretarse ellos No. V.
paso ahogadas para siempre mismos los títulos de exce-
las semillas del ardor revo- lencia y alteza, y engalanar-
lucionario que pudiera ha-
ber salvado a los españoles
se con uniformes que imita-
ban el de generales. Este sis-
EL COLOMBIANO.
de las manos de Donaparte. tema debía dejar a la Espa-
f,onclres, 15° de Mayo de 1810.
En vez de excitarlo, las jun- ña en su antigua rutina,
tas que tan impropiamente cuando más necesitaba de Ne.- m~fis Yituper-..ndu1 es\ proditor pa1ti•, quatn .-ommuniz utiiitmtit aut S&Mía
de!lertor, pro¡:ner suam urifü:u~. autulut.01. Cresa. L. 3. De Finil!ics i 19.
se han querido llamar popu- poner en agitación los prin-
lares tuvieron todo su empe- cipios enérgicos que empe-
ño en extinguirlo ***. Guar- zaban a hervir en su seno, Pensamientos de un inglés gua autoridad. Conservarla
daron religiosamente el or- cuando necesitaba que un sobre el estado y presente si pueden establecer por so-
den antiguo, porque sólo verdadero trastorno hiciese crisis de los negocios de la berano de América, un re-
apetecían disfrutar los ho- aparecer los hombres nuevos América del Sur. (Continua- presentan te o una rama del
nores vanos de que tanto que únicamente podían sal- ción a la pág. 60) antiguo gobierno; aumentar-
abundaba, llevando la n- varla". la, si pueden formar un go-
"Un pueblo en la situa- hierno, compuesto úni1camen-
ción de la América en este te de ellos mismos. Queda
''"'"''Fórmese una idea del carác- Tap era foraster© pasó por el momento, rotas por una pues a los americanos el
ter de la Junta de Sevilla en ma- nombramiento de vocales que los mano cxtranj era las cadenas considerar, si deben some-
terias populares por el siguiente de Tilly p.ropusieron, habiendo te- que le sujetaban a un país terse a la ambición y capri-
hecho. El principal motor del pue- nido la moderación de no incluir- lejano, se halla en la mejor cho de esos hombres, o si
blo había sido un tal Nicolás Tap se a sí mismo. Supo al día des-
pués de formada la junta el in-
oportunidad para formar han de forzarlos a que se so-
y Núñez, hombre que había apa-
recido en la ciudad sin más objeto fame carácter de algunos de los por sí mismo un gobierno metan a la justicia y la ra-
que conmoverla contra los france- que la componían, y dirigiéndose benéfico, sin encontrarse zón.
ses por sí solo. Su natural despejo a ella misma cuando estaba for· en la necesidad de sostener
y atrevimiento le hicieron dueño mada, pidió que dos de los indivi· "Si así como los habitantes
una lucha, tiene una venta-
del pueblo a quien gobernó sin dilos fuesen excluidos como intru- del continente colombiano,
ja indecible; pero aunque
abusar ni en lo más pequeño de sos contra la voluntad del pueblo. tienen la fuerza, para obli-
su influjo. El partido de Tilly La respuesta fué apoderarse de su esta ventaja es muy grande,
gar a sus oponentes a some-
.·que preparaba la revolución, sin persona y ponerlo en un castillo no dejan de presentarse al-
en Cádiz, donde lo conservó la
terse, tienen igualmente la
duda con fines menos puros se gunas dificultades.
agregó a Tap desde los primeros Junta Central hasta estos últimos resolución necesaria, cuanto
momentos de la conmoción. Como días. "El mayor peligro a que más pronto tomen las me-
se hallan expuestos los ame- didas adecuadas para des-
ricanos, es el de las intrigas truir todas las esperanzas de
que su actual situación pue- estos oponentes, tantns me-
de ocasionar. Se hallan ex- nos dificultades tendrán que
Este periódico se imprimirá el 19 y 15 de cada mes. puestos a las intrigas de los superar, tanto más fácil se-
agentes y dependientes del rá la empresa del estableci-
En la Imprenta de R. Juigné, N9 17, Margaret-street, : antiguo gobierno, los cna les miento de un buen gobier-
Cavendish-square. querrán conservar su anti- no, y el logro de las felici-

-57-
-56-
darles que de él dimanan. representación nacional in-
las noticias que tenemos en que cualquiera que sea la
"El primer paso que los terina. Europa parecen probar, es forma y la mutación que se
habitantes del continente "Esta medida importante el ser libres, y si esta resolu- haga en el gobierno la se-
colombiano debían hacer ha- produciría dos grandes efec- ción es bastante firme para guridad de personas y pro-
cia su independencia, es el tos No solamente descon- superar todos los obstáculos piedades n:o corre ningún
tomar una medida que hi- cer:laría las intrigas del go- y destruir todas las intri- riesgo, todos los obstáculos
ciese ver de un modo os- bierno francés de España Y gas, el primer y grande ob- que se oponen al estableci-
tcnsib le y decisivo, la re- las de los agentes del anti- jeto que debe ocupar su miento de la libertad están
solución de crear un gobier- guo gobierno despótico ~e atención es la seguridad de casi vencidos. Todos los
no que emane únicamente , América, sino que salvana las personas y de las pro- hombres de bien se reúnen
de ellos mismos. al país del peligro de todos piedades. Entre la disolu- entonces a esta sagrada em-
"La medida, que a este los actos injustos e ilegales ción del antiguo gobierno, y presa, pues el 1nayor obs-
efecto parece la más adecua- que resultarían de un inter- el establecimiento del nuevo táculo actual, para el esta-
da y fácil, se presenta natu- valo en el cual se hallase se ha de pasar necesaria- blecimiento de la indepen-
ralmente de sí misma. Que sin gobierno, y de todos los mente algún tiempo. Este dencia es el temor que tie-
las personas principales de males de una anarquía mo- es un tiempo de ensayos, nen muchos hombres de
cada distrito se reúnan y de- men ta nea, tan difícil de evi- pero todo irá felizmente, y bien, de ver comprometidas
claren: que como el antiguo tar cuando se pasa de un se tendrá el tiempo necesa- sus personas y sus propieda-
gobierno se halla disuelto gobierno a otro. rio para deliberar madura- des, si se cambia el orden
por la fuerza de los event,o~, ''La influencia más peligro- mente si se establece la se- establecido. ¡Cuánto bien
el gobierno de las 11merz- sa que los enemigos de la guridad, de las personas y harían los americanos al gé-
cas se deposite interinamen- felicidad de América, pue- de sus propiedades. Este nero humano, si se ofreciese
te, en las autoridades natu- den emplear, es la interven- principio sagrado debe es- un ejemplo que destruyese
rales del país que son los ción sagrada de la religión. tar grabado en todos los co- estos temores y preocupacio-
cabildos. Para que éstos se El obj~to de ésta es el di- razones, y debe ser seguido . nes tan ruinosos! ¡Cuántas
encuentren investidos de la rigir las almas y encaminar- con la mayor exactitud. i desgracias han producido los
autoridad y de la confianza las al cielo. Las ins ti tucio- Cuando la sangre empieza a reformadores de la Francia,
de la nación, es necesario nes políticas tienen por ob- correr, cuando se empieza a presentando tantos ejemplos
ponerlos al abrigo y fuera jeto el dirigir las acciones violar la propiedad de los odiosos de violación!
de la influencia de miem- de los hombres al bien de la individuos, cuándo empie- Si cuando un pueblo se
bros y agentes del antiguo y sociedad en este mundo. El zan las prisiones ilegales, la levanta para destruir todo lo
aborrecido gobierno. Para mezclar la religión con las libertad está perdida y el que se opone al estableci-
que puedan consci:v~r la cuestiones políticas es apar- partido del despotismo em- miento de un buen gobier-
paz interior, y adrrnmstrar tarse de su verdadero ob- pieza a tomar fuerza. Nada no, for:ma la firme resolu-
la justicia hasta la forma- jeto, y el forjar las cadenas es más importante en la ción de respetar las perso-
ción de un gobierno perma- del despotismo, y esclavizar causa de la libertad, que la nas y las propiedades, se,
nente, los cabildos deben ser a los hombres, con pretex- seguridad de todos los indi- puede predecir que si man-
compuestos de los principa- to de religión, es profanarla viduos de la sociedad, y de tiene esta seguridad, llevará
les habitantes del país, ele- y ser traidores a la patria. sus propiedades. Si esta se- su empresa a buen éxito;
gidos por el vecindario, pa- "Si la resolución de los guridad se establece y se pero si no protege y mantie-
ra formar de este modo una pueblos de América, como mantiene, si se demuestra ne la seguridad individual,

-58- -59-
se puede igualmente augurar ciando la pns10n y conduc- domo mayor, de los prínci- ·'Creo que es un debe1· el
que su empresa no tendrá ción de Kolli. 2º La copia de pes españoles, vino a decir- aprovecharme de esta oca-
un resultado feliz; podrá una carta del Príncipe Fer- me, de parte de S. A. el sión para repetir a V. E. lo
mudar un mal gobierno por uando a Mr. Berthemy, re- Príncipe Fernando, que un que ya he tenido el honor de
otro; mas no formará segu- ~ativa a la llegada de Kolli. emisario inglés se había in- comunicarle. El Príncipt'
ramente uno que sea bueno. ~ 9 Copia rlel interrogatorio troducido en el palacio; fui Fernando, cree finnemente
(Se continuará). de Kolli. 4<:>, 59 y üº Copias inmediatamente al aloja- que S. ~f. el Emperador, es
de tres cartas que traía Ro- miGnto del príncipe, a quien su /mico apuyo, y su mayor
Tfmlaliuu para sacar de lli. Dos de ellas son del Rey encontré muy agitado"'.' ''Los protector. El mayor agrade-
Francia, a Fernando 7" de Ingla terra para el Prín-
1 ingleses, me dijo S. A., han cimiento, y el deseo y la C'S-
cipe Fernando, una de las cam;ado muchos males a la peranza de ser declarado hi-
Los papeles oficiales de cuales está escrita en latín. nación española, y continúan j 0 adoptivo de S. M. l. son
Francia han dado la siguien- Los números 7 y 8 son co- haciendo derramar sangre en los sentimientos del corazún
te noticia, que también han pias de una carta de M. Ber- mi nombre. J ,os ministros de S. A.
publicado los de Londres, y tl1emy, y de otra del Prín- ingleses, imbuidos de la fal- "El Barón de Kolli 'ino a
como no ha sido aún refu- cipe Fernando. sa idea de que me hallo aquí dar su pernicioso y l'idícn-
tada, creemos deberla inser- ''He puesto a Kolli con to- detenido por fuerza, me han lo mensaje, cuando el prín-
tar aquí, traduciéndola del da seguridad, preso en el cas- propuesto los medios de eva- cipe convidó a todas las per-
Times, lunes 7 de Mayo. tillo de Vincennes, y espe- dirme. Me han enviado un sonas de distinción de la pro-
ro las órdenes ele Y. M. so- individuo que con el pretex- vincia, al brillante banque-
París, 27 de Abril bre este asunto. Los diaman- to de vender algunas cosas te, que S. A. dió para cele-
tes y demás cosas que traía curiosas, venía con un men- brar el casamiento de SS.
Información del Ministro de Kollí, están depositados, en saje de parte de S. M. el rey MM. y seguramente era muy
Policía General, al ei oficio de Policía Gene- de Inglaterra". fáci! de imaginar la recep-
Emperador. ral. "El emirnrio fué descu- ción que el Barón ha teni-
(Firmado) FOUCHE. bierto y arrestado inmedia- do.
"Informo a V.M. cómo l\Ir. tamente, y dice ser el Ba- ''Deseo que V. E. me eu-
Berthemy, oficial del es ta do "N? I. Copia de la carta rón de Kolli, irlandés de na- víe un recibo detallado, de
m:wor del Príncipe Fernan- de ::'IL Berthemy, anuncian- ción, y Ministro de S. M. B. los diferentes objetos, que he
do." y Comandante rlel pala- do al Ministro de Policía acerca del Príncipe Fernan- enviado a V. E.
cio de Valancay, me ha he- G;:nPral, cómo Kolli ha si- do. Le envío en posta a V. M. (Firmado) BERTHEMY.
cho ~abcr que se había in tro- do preso y enviado a Pa- con los varios papeles de
duci do allí tal Barón de lfo- rís. que era portarl.or. El interro- ">r 9 II. Copia de una car-
lli, que se dice Ministro de gatorio a que V.E. lo some- ta del Príncipe Fernando a
''Valancay, 6 de Abril.
Inglaterra, enviado al Prín- terá descubrirá, sin duda, to- Mr. Berthemy, Gobernador
cipe Fernando, en ~u pre- E. S. Tengo el honor de in- dos los detalles de su plan, y del palacio ele Valancay,
tendida cualidad de Hey de formar a V. E. por correo hará conocer sus cómplices. participándole la conducta
E~paiía. Este Barón ha siclo extraordinario, de un evento Por lo que he podido averi- de Kolli, fecha 6 de Al1ril.
co'1ducido a mi pre'iencia, y que acaba de suceder en Va- guar hasta ahora, pienso que "Monsienr. Una persona
transmito a V. M. 19 La car- i.ancay. ha venido solo, y que no tie- desconocida habiéndose in-
ta de J\1. Berthemy, anun- "M. de Amezaga, Mayor- ne aquí conexiones algunas. troducido aquí con el pre-

-60- -61-
texto de trabajar como ior- (Firmado)
Príncipe Fernando. 2? Dos se J·eta;·dó algún tiempo a
nero, se ha aventurado pos- PBINCIPE FERNANDO. 1

teriormente, a hacer a l\lr. cartas del Rey de Inglaterra cam'a de una indisposición
para el Príncipe, las cuales rlel Ministro, y no pudo reu-
Amezaga mi l\layor<lomo ma- P. D. Deseo que venga Y.
se han hallado entre mis pa- nirse conmigo hasta el fin
yor, la propuesta de sacar- a ver a l\lr. Amezaga, a las
peles. 3<? Pasaportes fingidos, O.e Febrero; pocos días des-
me de Valancay, <le entrt>gar- trPs y media.
itinerarios, órdenes para los pués nos hicimos a la vela,
me algunas cartas, y en fin
Ministros de Marina y Gue- v desembarqué en Quiberon
cte ejecutr1r, el proyecto y N'-' III. Copia del interro-
plan de esta horrible empre- f;-Htorio hecho a Kolli, en el
rra, firmas de los oficiales iunoche del 9 de Marzo.
del Ministerio de Estarlo, tn- P. ¿Qué precaucione,, i.omó
sa. oficio de Policía Geneeal.
rlo lo cual ha sido cogido V. cuando desemba:·có, pa-
"Mi honor, mi sosiego, y "El 8 de Abril de 1810 fue
cuando se me arrestó y que ra ocultar los documentos
la buena opinión debida a cunctucido al Ministerio de
traía conmigo para conven- relath os al objeto de su via-
mi~ principios, todo hubie- Policía General, una perso-
ra sido fuertemente compro- cer al Príncipe de rn:s me- je?
na arrestada en Valancay el
dios. 4 9 En punto a los fon- R. Las credenciale;; men-
metido, si 2\Ir. Amezaga no día 6, la cual fué interroga-
dos necesarios para la em- cionadas las escondí en mi
hubiese sido mi mayordorn;:i, da como sigue.
presa, traía unos 200.000 basll'm; las <los cartas del
o hubiese dej'.ldo de dar en "P. ¿,Cuál es vuestro nom-
franrns ( 40.000 pesos fuer- Hey de Inglaterra en el fo-
e~ ta ocasión peligrosa trna ÍJ!'C, apellido, edad, patria,
tes) y a todo evento un cre- rro de mi casaca; mu parle
nueva prueba de su fideli- pufesión y domicilio? H.
dito ilimitado sobre la Ca- de los diamantes en el cue-
dad, y de su ~·fccción itPiu- C'.lrlos Leopoldo, Barón de
lnhle, tanto a S. ::\1. el Empc- sa de Maensoff y Clancy, de llo de mi sobretodo, y en la
Ko!Ji, de edad de 32 años,
Londres. Finalmente las em- pretina de mis calzones. Mr.
radc·r, como a mí. E~te ofi- nacido en Irlanda, y .Minio-
barcaciones necesaria:;;, a sa- de Sn. Ronnel se quedó con
cial, cuyo primer paso fue iro de S. M. B. el Rey Jor-
ber, el Incomparable de 71J lo demás que escondió del
el dar a V. r;,viso de fa em- f!e ::i~ acerca del Príncipe de
cafiones; la Desdeíiosa de 50; mismo inodo, y en su corba-
JHC~'ª referida, rne la connt- Asturias Fernando 7 9 •
la galliota Picante, y un ber- tín.
nicó inmedia lamente des- "P. ¿,A quién se dirts¡ó Y.
gantín; esla escuadrilla, con P. ¿Había V. est::ihlecido
pués. en J ondres, pm·a proponer y
víveres para cinco meses, me alguna comunicacwu con
"Deseo infinito, el infor- ha~P,r aceptar el proyecto a
Pspera en la costa de Quibe- Valancay antes de salir <l€
mar a V. personalmente que que ha venidn Y. a Franch?
ron. Inglaterra? R K o.
conozco este negocio, y de Pt. A S. R. el Duque de Ken!,
Provisto de este modo me P. ¿A dónde se encaminó
aprovecharme de esl:l oca- el cual lo p:1r!icipó a su pa-
c..e~pedí de S. :M. y del Minis- \. despu{s de haber desem-
sión para voh'CI a rnanifrs-· dre el Rey. Fl negocio fué
tro, el día 20 de Enel'O, y sa- hP.rcado?
hl', mis scnlimientos <le in- conducido después por el
Ji de Londres para Plimouth H. A París, viajando con
·dolable fidelidad al Empe- Marqués de '\Vellesley.
el 26, l':n compañía del Ca- h nyuda del itiner:ll'io qur
rador Napokém, y el horror "P. ¿,Cuáles son los medio-; pitán Cockburn, comandan- me dieron en Londres.
que tengo a e!;te proycct;:i in- puestos a disposición de V.
te de estos buques. Mr. Al- P. .:. Se quedó Y. nmcl10
fcrrwl, cuym'. autores deseo, para la ejecución de esta
bnto de Sn. Bonnel, a quien tiempo en París? R. Me que-
eucuentrcn su merecido ·.;a~- empresa? R. Se me dieron
comuniqué mi plan se que- dé para vender los diaman-
t1go. 19 las credenciales, para evi- dó en Londres para recibi:· tes qne me había dad.o el
"Acepte V. los sentimi.en- tar toda duda sobre ini per- lo~ pasaportes, itinerarios. Marqués de \Vellesley y com-
tus de estima de su afecto. sona y mi comisión para el etc. El viaje de Sn. Bonnel pré un caballo y un Birlo-
-62- -63-
cho, a Mr. de Couvert que determinar cuándo había de cual no pensaba yo buscar ere lario de Estado de S. M.
vive u1 la calle de Filles de volver para sacarle. Hubiera personas que n1e ayudasen, B. en el Ministerio de Ne-
Su. Tl1mnas. Su. Bonnel com- yo ido después a la costa, pa- hasta conocer primero la gocios Extranjeros, declara
pró dos caballos, del nom- ra decir al Comandante de determinación del Príncipe. que esta carta es verdadera-
bre de cuyos veudedore-> no las embarcaciones el día Mi intención era emplear mente la misma que S. M. C.
que nos habíamos de embar- muy pocas personas. Carlos 49 escribió a S. M. B.
rnc acuerdo; y debía com-
car. Después pensaba volver P. ¿Conocía V. bien las Jorge 3o;- con motivo del casa-
prar oíros dos des!més de
cercanías de Valancay, y los miento del Príncipe de As-
mi partida para Valm~cay, el a París, para preparar los
hombres y caballos necesa- parajes por donde debía V. turias, ahora Fernando 79 •
u1:0 a l\Jr. Franconie, y el
otro a ia Princesa de Ca- rios, para poner caballos pasar? R. No, pero a mi lle- Este documento auténtico,
rignau. apostados en el camino. El gada a París compré exce- se da a las personas que ten-
P. ¿Cómo se introdujo V. Príncipe hubiera salido de lentes mapas, que me hu- drán el honor de presentar-
9
en el palacio de Valancay'! su alojamiento el día con- bieran sido de mucha uti- le a S. M. C. Fernando 7
venido, muy de mañana, y lidad. p:ua atestar su comisión".
R. Bajo el pretexto de ven-
P. ¿Qué razones tuvo V. "WELLESLEY".
der algunas cosas curiosas; con la ayuda de los caba-
llos apostados nos hubiéra- para intentar semejante em- Downing-street, Feb. 25, 1810
esperaba de este modo po-
der entregar al Príncipe las mos puesto a gran distan- presa? R. El parecerme una
muy honorable. N<:> V. Carta del Rey Jor-
cartas que tenía en mi po- cia de Valancay antes que le
hubiesen echado de 1nenos. P. ¿Conoce V. este paque- ge 39 firmada de su propia
der, comunicarle mi plan, y
P. ¿A dónde pensaba V. te? R. Sí, y contiene los do- mano escrita al Príncipe
obtener su consentimiento.
Pude comunicar solamente llevar al Príncipe después cumentos, sellos y demas Fernando, y confiada a Ko-
con el Infante Dn. Antonio, de embarcarlo? cosas que he mencionado, y lli.
y con el Mayordomo, y el R. La intención del Mar- que se me encontraron cuan- "Seüor, mi Hermano: He
Príncipe Fernando no quiso qués de W ellesley era el lle- do fui arrestado. deseado largo tiempo el te-
verme ni oírme; según el varle a España. El Duque de (Firmado) KOLLI. ner una oportunidad, para
modo extraüu en que fué re- Kent quería que fuese a Gi- remitir a Y. M. una carta fir-
cibida mi propuesta tengo braltar; pero es le plan no :\'9 IV. Es una carta de mada de mi mano, manifes-
razón para pensar que él me gustaba a mí, porque es- Carlos 49 escrita al Rey de tando el grande interés y
mismo <lió aviso al gober- to era enviarle a una prisión. Inglaterra en 1802, anuncían- profunda pena, que he sen-
nador del castillo, y que he Yo pensaba proponerle que do el casamiento del Prínci- tido desde que V. M. fué
sido arrestado en consecuen- determinase él mismo a dón- pe de Asturias. Fué dada a arrancado de su reino y de
cia. de quería ir, y llevarle a don- Kolli, con una nota del Mar- entre sus leales vasallos. A
P. ¿Que preparativos ha- de el quisiera; porque yo sa- qués de \V ellesley al mar- pesar de las violencias y
bía hecho para conducir al bía que el Capitán Cockburn gen, para servir como de crueldades que el usurpador
Príncipe hasta la costa, en debía obedecer mis órdenes. crcdenriales, acerca del del trono de España ejerce
caso que hubiese consentido P. ¿Qué personas pensa- Príncipe Fernando. En el sobre la nación española, de-
en irse con V? R. El obje- ba V. emplear en este nego- respaldo, de la carta, se ha- be de ser una gran consola-
to de un primer vi aj e a V a- cio? lla escrito lo siguiente, de la ción para V. M. el saber que
lancay era el comunicar un R. Mr. Sn. Bonnel era el rnano del Marqués de \V e- su pueblo persevera en la
plan al Príncipe, y en caso solo que conoció mi desig- llesley. lealtad y amor a la persona
que él hubiera aprobado, nio, para la ejecución del "El infrascrito Primer Se- de su legítimo Rey, y que la

-64- -65-
España hace continuos es- ciclad de Napoleón el Gran- Mr. Amezaga, que de mi
Señor mi Hermano, vues-
fuerzos para 1nantener los de, y de María Luisa". El de parte ha conversado con V.
tro digno Hermano.
derechos de Y. :vr. y resta- Mr. Arnezaga en la mesa de sobre las materias de que
(Firmado)
los oficiales del palacio: "A hablo, y sobre otros nego-
blecer Ja independencia de JORGE,
~apoleón el Grande y Ma-
. .
cws que ine corn.:1ernen, UH~
la monarquía. Los recursos (Contrafirmado)
de mi reino, mis escuadras y ría Luisa, la gloria y las de- ha dicho que está V. perfec-
WELLESLEY,
ejércitos serán empleados e~ licias de Francia y de Ale- tamente informado de ellos;
En el palacio de la Rei-
ayudar a los vasallos de V. mania; que la Divina Provi- nuestra conversación, de
na, Londres, Enero, 31, 1810.
M. en esta grande causa, y '1.encia les conceda una fe- consiguiente, será ,corta y
mi aliado el Príncipe Re- liz y larga vida". El pala- no ,tendrá reforcncia algu-
N 9 VI. Carta de Jorge 39
gente de Portugal, ha con- cio y el parque se ilumina- na con sus negocios de V.
al Príncipe Fernando, es una
tribuido también con el ce- ron por la noche, con 8 ó Lo que ocupa mi aten-
copia de los plenos poderes
lo, y la perseverancia de un !J.000 luces. ción en el <día, es un obje-
darlos a IIenrique VVellesley.
amigo fiel. to ,del mayor interés para
Nº VII. Esta es una car-
Sólo falta a los fieles va- N<? VIII mí. Mi 'principal deseo es
ta de l\lr. de BerthcmY ha-
sallos, y a los aliados de V. e'l ser hijo adoptivo de S.
ciei:do una descripciÓn . de
M. vue5tra presencia en Es- Copia de una carta del ~- el Emperador, nuestro
las fiestm; que se hicieron en
paña, en donde inspiraría el castillo de Valancay, el 1Q Príncipe Fernando a Mr. de augusto soberm1'0. Me juzgo
una nueva energía. de Abril, en honor del casa- Berthemy, manifestándole digno de esta adopción, que
Exhorto pues a Y. 1\1. con miento del Emperador; en sus deseos de ser hijo adop- haría la verdadera felicidarl
toda la franqueza de la esta ocasión se dice que los tivo de S. M. (Napoleón). de mi vida, tanto por mi
alianza y amistad que me perfecto amor y afección ::i
príncipes españoles se apro-
une a los intereses de V. 1\1. Valancay, 2 de Abril la sagrada persona de S. :w.
vecharon, con estudio, de to-
a que considere Jos medios das lns oportunidades para "Descoso de tener una como por mi sumisión y en-
más prudentes y adecuados manifestar su gozo, en este conversación con V. sobre tera ohedien0ia a sus inten-
para libertarse de las indig- evento; cómo fueron a la ca- varias materias que ine ocu- ciones y deseos. Deseo, ad.~­
nidades que sufre, y para pilla, y cómo después del Te pan desde largo tiempo, qui- más infiniitamentc, el salir
presentarse entre un pueblo Deum, el Príncipe Fernando siera que viniese V. esta tar- de V alancay, porque es la
unánime en los deseos de la fué el primero que gritó de a las tres en casa de residencia, que me es muy
felicidad y gloria de Y. M. Mr. Amezaga mi Caballerizo desagradable, no me es cn
"Viva el Emperador, Yiva la
Incluyo en esta carla una Ernpernlriz". Los brindis Mayor. Este individuo goza ningún respecto conveniente.
copia de las credenciales que después de comer fueron el exclusivamente de 1ni con- Siento el mayor placer en
mi Ministro en España, de- del Príncipe Fernando: "A fianza la que ha merecido confiar en es ta magmrnim i-
be presentar a la Junta Cen- nuestros augustos soberanos justamente después de mu- dad de ,conducta, y en esta
tral, que gobierna en nom- Napoleón el Grande, y Ma- cho tiempo, por su exce'len- generosa benevolencia que
bre, y por autoridad de V. ría Luisa su augusta· espo- te co1iducta en todos respec- distingue a su M.I. y Rl. y en
M. sa". El del Infante Dn. Car- tos, y por el entero conoci- creer que el más ardiente
Suplico a V. M. quede ase- los: "A las dos Imperiales v miento que tiene de mis ne- de mis deseos se cumplirá
gurado de mi sincera amis- Reales familias de Franci~, gocios que ha dirigido siem-1 muy pronto.
tad y de la verdadera afec- y de Austria". El del Infan- pre a mi satisfacción, y ven- (Ffrmado):
ción con que soy, taja. FER~AXDO.
te Dn. Antonio: "A la feli-

-66- -67-
sólo fué efecto del ardor po- el primer peligro cuando se tor itirano, con un caudal
Continuación de los Extrac-
tos del Español. pu:Jar que animó a los sol- emplearon en objetos fúti- inmenso y destruido que ina-
dados, y de la posición con- les, agi·tándose sólo por h nejar, y rodeado de perso-
"Así es que no se ha pre- fiada de los franceses; pero preferencia, o la soberania. nas astutas y poderosas em-
era imposible que destru- ¿No admira el ver que en peñadas en robárselo? ~¡
sentado ninguno, con gran-
de admiración de los ex- yendo, como ellas destruye- una rev01lución como la es- hablar, ni pensar, fué Hcito
tranjeros, que atendiend) ron, el origen de nuestras pañola, tan popular en su en España hasta que las des-
primeras victorias, esto es, origen, jamás se haya admi- gracias pusieron en su últi-
al talento natural, a las dis-
el ar.dor popular con que tido ni un oyente a las dis- ma debilidad al gobierno;
posicimies de Jos españoles
se ganaron, las viéran1os cusiones de los intereses del digan, pues, ahora cómo ha-
no saben a qué atribuir es-
otr·a v.ez repeiti>das. Los ge- pueblo? Las .T un tas, el día bía de presentarse ninguno
ta falta. Pero considérese
nerales que necesitábamos después de su instalación en la carrera de la gloria,
1

bien el proceder de las Jun-


debían ser hijos del espíri- usaron del mismo misterio, ni dónde se haHaba ésta
·tas, s.egún fo acabamos de
tu militar, sostenido en de las mismas trabas con- abierta •a los aspiran tes?"
indicar y se verá que ellas
cerraron los ca1ninos ·por nuestros soldados por al- tra lH opiinión, que el go- "La imposibiUdad en que
donde e l mérito desconoci-
1 gún .tiempo. Pero éste em- bierno que a cababa de ser
1 las Juntas pusieron a la na-
do pudiera manifestarse. Si pezó y acabó en fa.s prime- destruí do. ¿Cómo, pues, po- ción de volver a tener in-
ras batalilas, quedando de dían ap·arecer 'los tailentos, flujo en los negocios públi-
atendemos al primer obje-
to, que en este caso debió él sólo reliquias espaircidas, cómo salir a luz los hombres cos, no sólo la privó de 1a
tales como las que han bri- que dirigiendo con genio su- g.loria que pud1ieran darle
ser la guerra, las veremos
lliado en Znragoza y Gero- perior los negocios ·políti- los hombres que quedaron
seguir un sistema igual al
na. Pero aquel ardor de los cos, sosteniendo el espíritu oscureódos, sino que direc-
anterior en dispensar los
grados militares, si no es en primeros• días, aquel entu- general, y encaminándolo a tamente la llevó a su rui-
cuanto le exoedieron en pro- siasmo que dispone al sol- la defensa del reino, fuesen na, poniéndola en manos del
dado a conocer, a ayudar, desde la plaza pública el más miserable de cuantos
digarlos a sus parientes y
a seguir al oficial de méri- odgen de sus victorias'! gobiernos jamás existieron.
anligos. Pero la guerra no
to; aquella opinión irre:si,- ;, Cómo s1in haber permiti- La formación de iJa Junta
es un ramo independiente
del •todo de la administra- tible que va elevando de do ni un so'lo día la a pete- Central es 'el hecho que exi-
grado en grUJdo ial que ma- ci da, la indispensable liber- ge más atención en la his-
C'ión de un reino, de modo
nifiesta las disposiciones na- tad de la imprenta, pudo toria de los movimientos de
que sea posible reorganizar
turales para brillar en la ilustrarse un pueblo smner- España porque da a cono-
un ejército débil y descon-
guerra, sólo se encuentra e :i gido de tiempo inmemorial cer claramente la ineptitud,
·certado sin que e l conjunto
1

un ejército que renueva su en la densa atmósfera de la y .la ambición de las prime-


de la máquina contribuya a
espíriilu militar con el espí- tiranía? ¿Quién, sino esta ras Juntas, y el estado de
darle 'la fuerza correspou-
ritu público de sus conciu- iiberitad, podia rectificar la ningún influjo en que pu-
dienitc. Las Juntas provin-
dadanos". oprinión de un pueblo que sieron al pueblo".
ciaks creyeron que tenían 1

ejércitos invencib1es porque "¿Mas qué espíritu públi- ja:más habia entendido en "l:na 'de 'las desventajas
co había de existir existien- sus intereses, y que se halló de la revolución española es
los que formó el primer im-
do las Juntas? Retiradas de aI principio de la revoh1ción no haber empezado en la
pulso del pueblo lo fueron
verdaderamente; atribuye- la visita del pueblo para sus como un pupilo recién sali- capital, comunicándose des-
deliberaciones, apenas pas6 do de las manos de un tu- de allí, y dirigiendo la de
ron ·a su propio saber lo que
-69-
-68-
las provincias. El movimien- otras o habían de tractar de dias, y cuánto evitaba tener fianza pública; los indivi-
to de éstas no ·pudo tener uniformarse de algún mo- que ceder en sus pretensio- duos de las Juntas la gozan
unidad s'ino en su objeto. do. Se ha pregunlado varias nes. Si la Junta de Sevilla supue.slo que fueron nom-
Rotos los lazos de depen- veces ¿qué hicieron después hubiera estado animada de brados por el pueblo *; lue-
dencia y comunicación que un espíritu patriótico, fran- go elfos solos pueden ser
de la batalla de Bailén :>
hacen concurrir las partes Bien sencilla es la respues- co v desinteresado a bien elegidos para el gobierno
de un reino 1con el centro de ta: observarse n1utuainentc poc~ hubiera podido redu- central. ¿Habrá quien no co-
sus operaciones, la máquina para que ninguna se ante- cir su dictamen: "Las pro- nozca en es to el designio de
se descompone en una por- pusiera a fas. otras. Hervía vincias (hubiera dicho) aco-· no restituir jamás a manos
ción ele fragmentos, que or- metidas separadamente h;- del pueblo el más pequefi.o
la in triga secreta entre fas
ganizándose cada uno de vieron que formar gobiee- ejercicio de la autoridad que
Juntas en tanto que el pue-
por sí a su manera, pierden nos que bs defendiesen. La '>e habían arrogado? Ya
blo se adormecía püco a
agitación y la premura de que las circunstancias les
gran parte de la fuerza que poco. Engañado groseramen-
debería dal'les el común en- las circunstancias las hizo obligaban a reconocer una
te con las noticias que las
fünnar tumultuariamente; aparente autoridad supre-
lace. Siendo indispensable Juntas circulaban, se mira··
'libres ya de1I temor, y estan- ma, ellos mismos quisieron
reunirlos otra vez si han de ba como traidor al que creía
do en absoluta necesidad de formal'la. Bien pudiera la
presentar una fuerza respe- posible que Bonaparte tra-
concentrar las fuerzas de nación haber reconocido al-
table, además del tiempl) jese nuevas fuerzas contra
Espaiía, consultaremos al gún talento superior en
que han perd!i·do en sus arre- España. Pero estas fuerzas
pueblo que nos constituyó, quien fundar su esperanza;
glos parciales, cada uno ~e se acercaban, y tanto el mie-
éstos es un obstát:ulo consi- ¿cuáles fueron o son ahora era necesario que fuese ex-
do que empezaban a conce-
derable a la formación de sus intenciones'? ¿Has ta cluido del gobierno, que per-
bir de ellas, como un resto
un nuevo centro de opera- dúnde se extienden nuestros petuamente había de que-
de res·peito a la opinión pú-
ciones".
po•deres? ¡,Y si habién'dosc dar en eilas **.
blica, que se declaró en Ma-
"'España es víctima en de crear un gobierno de la "A la verdad jamás fué
drid por un centro de go-
nación entera, quiere ahora la in'tención de las Juntas
gran parte de esta circuns- bierno, obligó a Jas Juntas
nombrarlo por sí mis1no, co- constituir más que una au-
tancia de su revolución. Las provinciales a formar Ja
mo nos nmnbró a nosotros,
Juntas se deslumbraron con Cent,ral, monstruo tan infor-
iJa independencia, y nada o fía la elección a nuestro
me como el modo en que '''¡Tan pronto habían olvidado
hubo que pudiera sacarlas cuidado?" En lugar de es le cómo habían sido elegidos!
fué concebido".
sencillísimo y obvio racio-
de su ambicioso delirio. "La Junta de Sevi.lla, que •:"'' iNo es extraño que jamás las
cinio he aquí e<l sofisma con Juntas pensaron en cómo habían
Apenas las masas de gente al paso que hizo servicios
que se quiso alucinar a los de ser depuestos los individuos
que se habían reunido bajo seiíalados a Ia nación fué que tialtaran en ellas! Desde que
cada una, hubieron hecho por sus. principios iliberales españoles. "El pueblo (di-
se vieron constituidos dieron por
huir a los franceses, cuan- causa de muchos daños, se jeron) n·mnbró a las Juntas; sentado que debían de ser per-
do la desorganizada máqui- adelantó a publicar un ma- luego las Juntas representan petuos; pero no creo que se tuvie-
na de España cesó de re- nifiesto sobre la reunión de en todo la voluntad del pue- ron por inmortales. Por no re-
blo; ellas, pues, deben eile- currir en nada al pueblo se deja-
pente su movirnien to. Ya en la Central, en que descubrió ron los puntos más principales por
este tiempo no dejaban de cuán a ·pechos había toma- gir al nuevo gobierno. Las
decidir; en una palabra, las Juntas
'Presentir las Juntas que, o do el ambicioso titulo de personas que han de compo- no estaban sujetas a otra consti-
habían ·de romper unas con Suprema de España e In- ner lo deben gozar de la con- tución que a su antojo.

-70- -71-
1toridad aparente. Los que dos males: si los diputados ban temerosos de una divi- tuando la ignorancia **'"''.
así se valían del acto tumul- seguían sus instrucciones, y sión en las provincias, con- La casualidad le hizo valer-
tuario con que un pueblo antes de determinar en los cibieron esperanzas a l ver
1
se de una pluma elocuente;
acosado se arrojó entre sus negocios tenían que esperar reunidos a Ios que se llama- oyósela hablar con dign'i-
1nanos, los que no conocie- las respuestas de sus Juntas, ban sus diputados. El ·deseo dad, que es todo lo que pu-
ron límites a su autoridad la Central era un nuevo de unión que se manifesta- do prestarle el instrumento
desde que un acaso les hi- obstáculo para la expedi- ba en la opinión pública les de que usaha; pero en sus
zo apod·erarse de ella, es- ción de '1os n·egocios, y sólo favoreció para sus intentos; ideas propias despuntaba b
tos mismos emplearon cuan- trataban de engañar al pue- y fiados en el secreto con vanidad y la ignorancia. En
tos medios les sugirió su as- blo ·con un fantasma de po- que se les habían dado los tanto que decretaba quinien-
tucia para coartar la que der reunido. Si los diputa- poderes, se erigieron en so- tos mil infantes y cincuen-
había de representar al so- dos quebrantahan sus ins- beranía burlándose de las ta mil ,caba'1los se enh'etc-
berano; y bien se en'tiende trucciones, y se alzaban con Juntas, que hubieran incu- n:í1a con el título de Majes-
que estas limitaciones no se- el poder, mail se podía espe- rrido en la indignación pú- tad, exigía juramentos de
rían en favor del pueblo. rar que cn1pezando por una blica si con ,reclamaciones fidelidad y obediencia de
Cada una de las Juntas, es- infidelidad para adquirirlo y protestas se hubieran afre- las diversas corporaciones,
pecialmente las más pode- usaran después de él mode- vido a perturbar la unión que no podían negarlo, o
rosas como las de Sevilla y radarnen'te". que se creía cimentada. De ponerle restricciones sin ma-
Valencia formaron sus ins- "Al fin sucedió lo que de- este modo fueron ellas mis- nifiesto peligro, todo con el
trucciones secretas, y otor- bía a unos cuerpos sin vigor mas oprimidas por el secre- objeto de afianzarse en el
garon sus poderes para los que ni aun para sus 1niras to que con tanto afán esta- mando; e ignoraba o fingía
diputados, que, según ellos, ~;abían usar de medios di- blecieron en su gobierno y ignorar el estado miserable
debían ser unos meros agen~ rectos. Los centrales se reu- deliberaciones". de los ejércitos españoles, y
tes***. De este n10do siem- nieron en Aranjuez, y los "Quedó la Junta Central los refuerzos que recibían
pre debía resultar uno de buenos patriotas que esta- instalada. Si la pluma hu- Ios franceses *****. Víctima
biera de seguir el impulso
que IJa indignación le pres-
tocase a las rentas eclesiásticas. ta, estas ·reflexiones, que só-
''"'"''Las Juntas cuidaron de te- Para tan piadoso encargo escogió lo se dirigen a sacar el fru- ':":":'*Los primeros decretos de la
ner secretas estas instrucciones y al conde de Tilly, hombre que te- Junta Central fueron a impedir la
poderes, y sólo una casualidad nía una causa abierta en Madrid
to de la experiencia, se con-
venta de los bienes detenidos en
puso en mis manos copia autén- sobre el robo de unas alhajas, y vertirían en la más amarga
manos muertas, y aún querer que
tica de los que se dieron a los di- a don Vicente Hore, íntimo favo- invectiva; pero harto gra- se anularan varios contratos an-
putados de Valencia, la que pu- rito del Príncipe de la Paz. Este bado ha quedado en todos teriores (delirio que no se ejecutó
blicarnos a continuación para que último temió presentarse en Ma- fos españoles el odio hacia por impracticable) y restituir a
se forme una idea del espíritu de drid, y por su desistimiento fué
es ta corporación informe y su antiguo vigor las trabas de la
las Juntas de provincia. Me cons- nombrado el Arzobispo de Lao- imprenta que se habían relajado
ta que no fueron de otro género dicea. Tan mezquina era la idea desatinada para que nos pa- alguna cosa de hecho después que
los poderes que dió la de Sevilla, que la Junta de Sevilla tenía de remos a atizarlo después salieron los franceses de Madrid.
y que no contentándose con esto, la Central que iba a formarse, que eHa no existe. La Jun-
formó unas largas instrucciones, que nombró para ella a los dos in- ''''"''**La exactitud de la Junta
·ta Ce1üral Suprema empe-
en que se encargaba a los diputa- dividuos que más le incomodaban, Central en dar noticias puede in-
dos que se restituyese a todo su como quien los destina a un hon- zó como fodas las otras con- ferirse del modo con que anunc10
vigor la inquisidón, y que no se roso destierro. sagrando el error y perpe- su Gaceta la llegada del ejército

-72- -73-
de esite sisitema de engaño, dos la veneración y el amor se. Los hombl'es de bien, los partidos más fueTtes pa-
o de esta infame ignoran- que conservo a su respeta- los buenos patriotas que ha- ra Tesarcir las pérdidas, y
cia, fué el desgraciado y ge- ble men10ria". bían disimulado las irregu- esta especie de combustión
neroso Sir John Moore, y "La den·ota de nuestros laridades palpables de la general aunque horrorosa,
poco faltó para que lo fue- ejércitos eri todos puntos, y formacic)n de aquel cuerpo, ha libertado no pocas veces
se todo su ejército. Empe- el acercarse Bonaparte a Ma- Hevados del grande objeto a las naciones de su próxima
ñáronse en deslumbrarlo y drid hizo huir a los centra- de ·ver a España reunida, se ruina. Mas ya de España
comprometerlo; y aunque él les, y encaminarse aunque llenaron de indignación fácilmente podía adivinarse
conoció bien el riesgo inmi- esparcidos a probar fortuna cuando a la moción de jun- al verla tolerar a un gobier-
nente en que lo ponían', su- en Arnlalucía. Llegaron a
tar •Cortes, hecha en prind- no insensato que a pesar de
po a un tíempo seguir la Sevilla y allí fué donde, des-
pios de Mayo del año pasa- sus desgradas tenía poder
voz ,del honor, y conservar pués de haber exigido para
do, vieron contestar con un paTa entretener al pueblo con
un ejército a su patria, aun- ent rar, una pompa ridícu-
1

decreto en que, prometiendo los más ridículos artificios.


que a costa de su propia vi- la, y ajena del estado infe-
convocarlas en todo el año Es verdad que después de la
da. Aun se ignora en casi liz de las cosas, siguieron
su carrera ele reyes arras- siguiente, anunciaban que se batalla de Medellín se vió
toda la Península la histo- celebrarían bajo su mando, repuesto el ejército con nue-
ria de esta campaña glorio-- trando al precipicio u fa na-
ción desgraciada que los te- y hasta señalaban los pun- va gente; y esto que no costó
sa, y los cargos gravísimos tos de que había de tratar a la Junta Central más que
que la Junta Central tiene nía a1 frente".
aquel congreso, declarando un decreto, pues todo lo per-
en: ella. La fama de Sir J olm "Sólo había un remedio así aunque indirectamente teneciente a armamento lo
Moorc sufrió no poco en Es- que aplicado en tiempo aca- la perpetuidad de su Junta. había dejado a las Juntas
paña, cuando a esitar instrui- so podía salvarla: tal era la "Esta burla de la nación provinciales, lo han querido
dos los españoles de lo que reunión de un congreso legí- (pues sólo merece tal nom- hacer valer como un esfuer-
sufrió y lo que hizo por timo de la nacic)n: que sien- bre) sufrida en absoluto si- zo de actividad y sabiduría.
ellos, sin duda alguna le do dueüo de la opinión pú- lencio, es una de las pruebas Reponíanse los ejércitos de
adorarían. Yo no dudaré de- blka, eligiese un poder eje- más convincentes de que la g~te; pero dejábanse des-
dicar mi pluma algunas ho- cutivo respetable a los ojos España no había perdido la truir por falta de organiza-
Tas, en adelante, a dar a co- de los españoles, y excitase 1costumbre de callar a cual- ción en el comisariato, y por
nocer a mis compatriotas el con sus discusiones el espí- quier género de gobierno. las intrigas de monopolio,
hombre que se sacrificó por ritu nacional que iba desa- Este excesivo sufrimiento que algunos de los centrales
la causa 'lle España; y .sé pareciendo. Pero nada te-
bien que imitarán agradecí- dando alas a unos hombres dirigían, y oíros culpable-
mían tanto los Centrales co- demasiado dispuestos a abu- mente ignoraban. La histo-
mo la reunión de unas Cor- sar del poder que habían Tia secreta de la Junta sólo
tes. El frenesí del amor al usurpado, acabó de llevar ia podría formarse por las que
francés a las cercanías de Somo-
sierra. Se han acercado, decían,
mando s·e babia apoderado España a su ruina. Un pue- fueron sus instrumentos; pe-
unos aseguran que siete mil, Y de aquel cuerpo, y en vez de blo en revolución saca a ve- ro bastante penetró el públi-
otros como treinta mil hombres. tratar de salvar la España oes fuerza de las desgracias co para que si hubiera habi-
Aunque no tengo presente aquella sólo se ocupaba de los me-
Gaceta, estoy cierto de que no hay en la guerra. El gobierno do una disposición verdade-
gran diferencia en la propo.rción
dios de conservarla en sus temiendo la violencia de la ra a romper con los obstácu-
de los dos números. manos el tiempo que existie- opinión pública, toma todo los internos de nuestra feli-

-74- -75-
cid ad, no la hubieran deja- les de policía que formaron casi siempre de las gentes del populacho para sus fi-
du consumar nuestra ruina. los centrales para su defensa. más desacreditadas, por cu- nes*******
* * * * * * Pero el púbUco vió El público vió abrir una co- yo medio se compraban sus "Sólo he presentado un
degradarse a varios de sn:> municac10n comercial con favores; el público los v10 bosquejo del estado del es-
individuos con toda especie las provincias ocupadas por entregados a los desórdenes píritu públiico en España,
de indignidades y se conten- los enemigos; el público vió mismos del pasado favorito, mas juzgo que quien lo con-
tó con n1unnurar en secreto, a varios de los centrales ro- y los vió llevados al extremo sidere atentamente verá en
atemorizado con los tribuna- dearse de edecanes tomados de que el pudor y la virtud él el origen de todas nues-
tuviesen que temer la vio- tras desgracias. España ne-
lencia. cesitaba de una de dos cosas
**''""''*No era menester acercar- de provincia sacaron el partido de para salvarse; o de una re-
se demasiado a la Junta Central la Excelencia, y se conformaron "Callando a estos desór- volureión verdadera en que
para conocer que era un conjunto en lo demás, concluyéndose así es- denes irritantes que son los el hervor general le presta-
de hombres, atentos los más a te fuerte ataque. que exaltan más al pueblo se fuerzas para resistir a
sacar ventajas pe.rsonales, y que Otro ejemplo de la incertidum-
¿cómo se podía esperar que unos ejércitos hijos de una
las pocas veces que se vieron obli- bre de la Central fué su conducta
gados a atender a los negocios con el general Cuesta. La Gaceta se moviese por los errores de revolución semejante, y a-
públicos no tomaban determina- de Madrid había publicado un de- administración, que aunque guerridos además por veinte
ciones, sino efugios para salir del creto de la Junta de Aranjuez, en más perjudiciales, están mu- años de guerra, o de un
paso. Sea ejemplo de esto su con- que declaraba por atentado la de-
cho menos a su alcance? La hombre extraordinario que
ducta con las Juntas de provincia. tención del Baylio Valdés, por di-
Débiles éstas y debilísima la Cen- cho general; así es que Cuesta tenaz resistencia a la propa- supliera con sus luces y el
tral, mantuvieron entre sí una ri- seguía a la Junta en su huída, en gación de las luces, el fo- vigor de su genio lo que fal-
1 dícula guerra hasta estos últimos estado de arresto. Al dispersarse mento del espionaje, la dis- taba a la nación en masa.
días. Cuando los centrales se cre- las tropas del genera¡ Galluzo en tribución arbitraria y secre-
i Extremadura, se reunieron algunos
Pero lo primero lo impidie-
' yeron tranquilos en Sevilla trata-
' ron de destruir a las Juntas de soldados en Mérida, donde estaba ta de los caudales que en- ron las Juntas provinciales
provincia, reduciendo su autoridad el prisionero Cuesta. El dueño de traban en sus manos, la retirando al pueblo de los
a bien poco. Imprimieron P.ara la casa donde estaba alojado de- ninguna atención a aliviar negocios públicos y reducién-
esto un decreto en que con pala- terminó favorecer a su huésped: al pueblo de parte de sus
1 dolo a su antiguo estado de
1 bras pomposas, indicio de su mie- envió para esto a algunos soldados
do, prometían pagar en obeliscos que le aclamaron, y la Junta de males antiguos, y sobre todo indolencia; lo segundo era
e inscripciones el poder que in- Mérida (porque cada población al- la resistencia a reunir una imposible se verificase por
tentaban quitar a las Juntas. go considerable tenía su Junta de- verdadera representación del la opresión de tantos siglos
¿Quién creerá que lo que hirió a pendiente de la de provincia),
reino en las Cortes, nada que había atajado el 'Vuelo
éstas en lo vivo fué el privar a dirigió una representación a la
sus individuos del tratamiento de Central pidiendo a Cuesta por ge- pudo arrancar al pueblo de a los talentos, y porque ape-
Excelencia? Atacó la de Sevilla neral del ejército. He aquí a la ,su letargo. Fué menester nns pod~a presentarse 1mo
con representaciones, y en aquellos Central consternada, y sin saber que la fuga del gobierno, tan grande que pudiese ma-
días publicó de propósito un ban- cómo inventar honores con que
después del paso de Jos ene-
do con todos sus títulos antiguos. evitar que Cuesta se valiese de su
Los centrales detuvieron el regla- nuevo influjo contra ella. La ter-
migos por Sierra Morena, ***''"'"''*El movimiento de Sevilla
mento para que no circulase en minaoon de la causa pendiente diese atrevimientos para un del 24 de enero último fué ocasio-
público; pero ya paraban ejempla- fué darle gracias por todo y col- alboroto inútil en Sevilla, y nado por las gentes del conde de
res en poder de varias personas; marlo de honores por la pérdida Montijo, y de su primo Don Fran-
aún éste fué efecto de un cisco Palafoz, que estaban pre-
y yo poseo uno. Al fin las Juntas de la batalla de Mede!lín.
partido que pagó a algunos sos po.r orden de la Junta Central.
-76-
77
nejar una masa tan enorme berlo elegido, y que le seguía más se purifica una grande las Américas, nombramiento
sin unidad, y tan poco dis- amontonado, preguntase la masa sin una fermentación de ministros y agentes de la
puesta a ser organizada de causa, ni jamás se le ,dijese. violenta; la más suave y sa- carrera diplomática.
repente. Yo no sé si este La Junta Central hizo arres- ludable es la que en los cuer- 111
gran talento, 'este genio ex- tar a uno de sus individuos pos políticos ocasionan fas
traordinario existía oculto en al acabarse una sesión, y con luces. Empezad por dar el "La Junta provincial per-
España: lo que me !consta la misma arbitrariedad la más libre curso a éstas. De- manecerá con la suprema
de cierto es que muchos me- de Valencia expuso en un jad que todos piensen, todos autoridad en su reino, y los
dianos que tenían luces y barco al furor de una tor- hablen, todos escriban, y no diputados en la Central de-
buenos deseos hubieron de menta declarada a varios de empleéis otra fuerza que la penderán de ella, de tal ma-
retirarse muy desde el prin- los suyos que quiso confinar del convencimiento. Deste- nera que han de obrar y
cipio por no ser víctimas de a Mallorca. lerrad todo lo que se pare:::- exponer según los avisos que
la malicia de los gobiernos, "¿Cuál, pues sería el hom- ca a vuestro antiguo gobier- les dieren, estando sujetos y
sostenida por la ignorancia bre que pudiera dar el pri · no. Si el ardor de una re· obedientes, manteniendo co-
del pueblo. La voz traidor mer paso en la carrera de volución os aiemoriza, si las rrespondencia con las mis-
podía destruir de un golpe dirigir a su patria? Algún preocupaciones os ponen mas, y no pudiendo apartar-
al Salvador de la Patria, si otro ha habido tan árbitro miedo con la idea de la li- se del dictamen, de sus co-
se hubiera presentado, por- de la opinión al principio de bCI'tad misma, creed que mitentes.
que nunca se vió que se in- los movimientos, que pudo estáis destinados a ser per-
IV
quiriesen los motivos de esta dar una dirección saludable petuamente esclavos".
imputación horrorosa. En- a la revolución espaüola "La Junta provincial cela-
horabuena se diga que el ******** pero o no supo, o Instl1!1cr,iones que la Junta rá y examinará la conducta
populacho no se guia por no quiso ejecutarlo. Después de Valencia dió a sus dipu- de los diputados de la Cen-
raciocm10; pero no habla- que todo volvió a su estado tados. tral, f aliará sobre ella y co-
mos de hombres sacrificados antiguo nadie era poderoso nocerá de los delitos que
por un populacho conmovi- para hacerlo. 1 pudieren cometer como par-
do; hablamos de prisiones es- "Para libertarse España, "La Junta Central es la ticulares.
candalosas hechas en tiem- es preciso que sufra una re- reunión de las Juntas pro- V
pos tranquilos; hablamos de volución verdadera. Los ma- vinciales, y el centro de don-
la costumbre en que tanto les de una revolución son de deben salir las providen- "El tiempo de la duración
las Juntas de provincia co- aborrecibles donde se goza cias que no puedan darse de los diputados será un
mo la Central, han estado siquiera de un gobierno me- por cada una de las Juntas wfo, con la facultad de ser
de arrestar por traidores, sin diano; ¿pero podrá la Es- separadamente. reelegidos; pero sin que es-
dar al público ni una idea paña ser más infeliz que lo to quite el derecho a la .Jun-
de los motivos. La Junta de es ahora, o que lo será si se
11 ta üe relevarlos cuando lo
Sevilla hizo rconQ.ucir preso somete al imperio de los "Sus facultades se limitan í:enga por conveniente.
a uno de sus individuos por franceses'! Españoles: ja- a entender y decidir en to-
VI
medio de la ciudad a las do- do lo que 11:.unan alto gobier-
ce del día, sin que ,el pueblo ***'"'"''**Tal fué el P. Gil de Se- no, paz y guerra, dirección "En las deliberaciones de
que poco antes se decía ha- villa. de los ejércitos, gobierno de grande entidad que no pidan

-78- -79-
ejecuc1011 pronta, como tra- lución del reino, y en refor- XIII XIV
tados de paz, declaraciones mar los códigos civil y cri- "En los planes económicos
de guerra, establecimiento minal y de rentas, asorcián- que puedan abrazar otras ''Los consejos o tribunales
de impue:>tos, deberá espe- dose los :,ujctos de instruc- provincias, dirigirán sus seguirán desempeñando sus
rarse el dictamen y voto pre- ción y luces que parezcan ideas a la Central, la que las ~unciones en todo lo que no
vio de las Juntas antes de del caso; pero habrá de co- comunicará con sus reflexio- se oponga a la constitución
resolver. municar a las Juntas de las nes a las demás Juntas, y se de la Central y a los dere-
provincias sus ideas sobre estará a lo que la mayor chos reservados a las pro-
VII
cada punto, siendo la resolu- parte de ellas resolvieren. vincias.
"La Junta Central formará ción aquello en que el mayor
y llevará a ejecución los número de ellas se convi-
planes de defensa por me- niese.
dio de los generales que
XI
nmnbrane, dando cuenta a
las Juntas provinciales. "Cuando la Junta Central
hubiese de conceder alguna
VIII pensión a algún sujeto, lo
"La misma Junta Central consultará antes con la Jun-
decretará los sacrificios pe- to de la provincia que hu-
cuniarios que necesite, re- biere de pagar y se estará
partiendo la cuota corres- a lo que ésta resolviere.
pondiente a cada provincia.
XII
IX
"Las Juntas provinciales,
'"Cada Junta cuidará de la además de los asuntos que
recaudación de lo que le to- quedan indicados, entende-
care y de satisfacer sus res- rán en la reforma del siste-
pectivas obligaciones, de ma- ma económico y gobernati-
nera que el ejército, la es- vo de su distrito, haciendo
cuadra y todas las clases presente las providencias a
hayan de recibir sus pagas la Central para su noticia;
~le mano de las provincias y proveerán todos los empleos
no de la Junta Central, sin eclesiásticos y seculares, po-
hacerse como hasta aquí ma- niéndolo en noticia de la
sa común de todos los fon- Central que lo deberú apro-
dos. bar, y reclamarán cualquie-
ra transgresión que intenta- Este periódico se imprimirá el JO y 15 de cada mes.
X
ren hacer en sus leyes los En la Imprenta de R. .Juigné, N'1 17, l\largaret-street,
"La Junta Central se ocu- tribunales de la Junta Cen- Cavendish-square.
pará en arreglar la consti- tral.

-80- 81

L
Pág.

Ofrecimiento, por Manuel Arocha . . . . . . . . . . VII


Prólogo del Dr. Caracciolo Parra-Pérez . . . . . . . . lX
Nota bibliográfica, de Pedro Grases . . . . . . . . . . . . . . . . XVII

El Colombiano

1
13
25
Suplemento al N9 1II .. 39
N9 IV . . . . ·· ·· ·· ·· 45
N9 V . . . . . . . . . . . . . . 57

Ilustraciones

Miranda en la Carraca, de Arturo Michelena . . . . . . frontispicio


Facsímil de la primera pág. de "El Colombiano" entre pág. XX y XXI

-85-