Вы находитесь на странице: 1из 8

ALMAS GEMELAS QUE SE UNEN.

Sobre las Almas Gemelas , muy interesante


artículo que encontré en Internet y hace unos
meses ya he compartido aquí en mi blog.

"Las Almas Gemelas, los amantes eternos que desde las


estrellas vienen de la mano para cumplir juntas su misión
en la Tierra.
Las Almas Gemelas son aquellos que se buscan
incansablemente durante vida tras vida y un día, por fin,
se encuentran para poder terminar los pasos hacia la
unidad juntos.

¿Dónde está todo aquel esfuerzo, de tantas vidas, vidas


vacías sin encontrarse? ¿Dónde queda esa fuerza, ese
aliento y sed de unión sagrada? Porque ahora, en este
tiempo, muchos se empiezan a reconocer, y ya han
olvidado todo su camino. Olvidaron que se buscaron, que
se enfrentaron uno al otro, y muchas veces muy
violentamente, se rechazaron y se olvidaron. Y cuántas
veces no lograron amarse ni si quiera en secreto cuando
sus corazones por fin se enlazaban en una danza eterna
de pasión. Y no lograron verse, no lograron algunas
veces ni si quiera tocarse.
Ellos lo han olvidado.
Hoy se encuentran muchos amantes antiguos ajenos a
todo ese tiempo buscándose. Pero dicen, escuché una vez,
que cuando los amantes se buscan, cuando los caminos ya
están cerca, pueden escuchar el uno al otro el pulso, los
pasos, la respiración incluso. Pueden escuchar sus mentes
en silencio. Y cuando por fin se da ese encuentro de amor,
nada casual, un encuentro único en la vida, entonces se
abren todas las puertas al conocimiento divino.
Ellos ahora, aun separados, no saben que se verán
pronto. Ni si quiera lo esperan. Creen que puede ser
desdicha su soledad, han olvidado que se encontrarían.
Pero el tiempo pasa rápido y su promesa de unión
sagrada sigue en pie.
¿Por qué se encuentran en este tiempo las almas gemelas?
¿Por qué ahora por fin están preparadas y durante
tantas vidas con tanta evolución no lo estuvieron?
Dicen, aquellos que cultivan la tierra desde tiempos
ancestrales, aquellos que siembran el amor en el planeta,
dicen que los hombres y las mujeres son parte de lo
mismo, que hubo una sola semilla que se unión en amor.
Dicen que esa semilla era muy grande, de una energía
muy sutil para esta gravedad y que tuvo que separarse.
Ellos lo saben porque sus semillas siempre están partidas
por la mitad, como si les hubiesen arrancado una parte
de su contenido, una parte esencial, pero lo callan para
que la tierra no se entristezca por esta separación.
Ellos hablan que esta gran semilla de luz se dividió en dos
partes y de esas dos partes surgió un hombre y una
mujer. Al principio cabalgaron juntos por la tierra, eran
amantes, padres, sabios. Ellos se buscaban y en cada
vida, muy rápidamente se encontraban. Pero ocurrió una
desgracia, la dualidad entró en su mente y en una última
división planetaria, ellos se olvidaron durante cientos y
miles de vidas el uno del otro. Afanados por encontrarse
se buscaban sin saber que buscaban, sintiéndose vacíos el
uno sin el otro. A veces se hallaban pero no reconocían el
amor, otras su ego les traicionaba y se maltrataban,
llegaban incluso a matarse el uno al otro, había un gran
rencor. Otras veces la pasión era tan fiera que les vencía
y no les permitía vivir un amor sagrado. Y así se fueron
separando más y más.
Ellos saben que se encontrarán de nuevo desde el
corazón, pero aquí, en la Tierra, lo han olvidado.
Una vez se encuentran en esta reencarnación, y si están
listos, darán juntos los cuatro pasos finales hasta la unión
más sagrada de todos los tiempos. No importa el tiempo
que pasen físicamente juntos, sus energías tenderán a
convertirse en una sola. Se complementarán estén vivos o
no, porque ese es el tiempo que ahora vivimos, un tiempo
de reunificar nuestras partes dormidas, perdidas,
olvidadas, incluso la parte más importante del alma
gemela.
Ellos empezarán a caminar de la mano y vivirán su
primer gran desafío: La muerte o separación.
Este desafío puede durar horas, días, años incluso. Es la
superación de la mayor prueba de todos los tiempos de la
dualidad, la impermanencia. Cuando se separen sentirán
vacío, miedo, angustia, sentirán que se partió su vida por
la mitad, y si superan su desilusión, su ira y su rabia, se
volverán a encontrar. Ocurre que aquellas personas que
no necesitan vivir esta prueba porque muchas otras vidas
ya la vivieron, pero también ocurre de aquellas personas
que no logran superarla y una y otra vez se les vuelve a
repetir.
La separación de los amantes antes de sentir que su amor
a trascendido a un plano superior es algo necesario y
puede superarse cuando uno se encuentra con el amado
desde el alma y no desde la razón desde antes incluso de
encontrarse. En esos casos no será necesaria la
separación física.
El segundo paso que superarán juntos es el de un amor
sincero. ¿Por qué cuántas personas realmente sabemos
amar? Todos dicen que aman con todo su ser, ¿pero
realmente es así? ¿Realmente es un amor incondicional
vivido desde el respeto? Esta prueba superará los apegos,
los miedos a que la otra persona no es como deseábamos,
el rencor a la soledad y el miedo que hemos vivido en
tiempos difíciles. También nos ayudará a vernos en el
otro, a ver que la otra persona no es más que nosotros
mismos. ¿Dónde nace y crece el amor de los amantes
eternos? El ser que habita en cada uno de nosotros es
eterno, no se agarra a lo temporal, cuando creemos vivir
el amor desde la irrealidad de la mente siempre
estaremos agarrados a lo temporal, y esto fallara, se
derrumbará. Habrá cambios inesperados para que
dejemos de una vez por todas de agarrarnos tan
firmemente a todo lo que no tiene cabida en un amor
puro y sagrado. Así desaparecerá la necesidad de
controlar, de poseer e incluso de ser mejor que la otra
persona. Desaparece la necesidad de pedir respeto y
reconocimiento. Entonces nace una amistad profunda,
puede que algunos estén preparados para vivir esta
experiencia, pero la mayoría, hoy en día, no lo estamos, y
debemos superar esta prueba que puede durar de unos
meses hasta años, incluso vidas. Donde la otra persona se
convierte en nuestro peor enemigo o nuestra sombra más
fiera para enseñarnos a amarnos y respetarnos primero
a nosotros mismos.
Muchos eligen vivir esta experiencia con otras parejas
antes de encontrar a su alma gemela para limpiar el
camino en este fabuloso encuentro, pero siempre habrá
matices, detalles a superar en el último momento.
Tras estas dos duras pruebas, las almas amantes deben
aprender a mirarse uno dentro del otro. Nosotros
escondemos en nuestro interior toda la verdad que no
queremos que salga a la luz. Los amantes eternos, las
almas gemelas, desde siempre son aquellas que con una
mirada pura saben mirarse la una a la otra, sin esconder
nada, sin esperar nada, solo siendo, viviendo el amor.
¿Estás preparado para verte a ti mismo en el interior de
la otra persona? ¿Ver tu vivencia única y egóica como
una vivencia general y publica? Creemos que hemos
sufrido, creemos que nuestras heridas son mayores, que
tenemos razones para sufrir, pero cuando alguien nos
mira con tanto amor al interior de nosotros mismos, esa
máscara de víctima ha de caerse y solo queda sinceridad,
honestidad, lealtad a nuestro ser, valor, sacrificio.
Mirarse dentro del otro significa comprender que somos
uno con el otro. Cuando los amantes están preparados
para vivir esta prueba, cuando la han superado o la están
superando, si se encuentran entonces las almas gemelas,
se reconocerán al instante porque no guardaran secretos.
Será maravilloso descubrirse y vivirán respeto por las
experiencias del otro y las propias, vivirán un auténtico
amor hacia la humanidad del compañero de misión. Este
acto de amor y entrega es el encuentro con uno mismo.
Puede durar vidas enteras en las que nos avergonzamos
de lo que hemos sufrido, pero también es una experiencia
maravillosa cuando alguien se derrumba ante el otro,
derrumba sus muros y se deja amar, guiar, acariciar por
la luz de la mirada exterior. ¿No sería maravilloso que
todas las personas en el planeta fuesen así?
Y finalmente, antes de poder vivir un amor eterno pleno
en la misma vida, las almas gemelas deben recorrer un
último paso. Tal vez el más duro y donde la mayoría
fracasan. Ellas por separado, cada uno de nosotros, debe
completar una misión. Y no es fácil comprender que es
prioritario en cada uno de nosotros completar esa misión
y respetar el papel del otro en el planeta.
Dejarlo todo por amor no es el camino adecuado, sino
apoyarse en el amor incondicional tan sagrado que se nos
presenta para impulsarnos a nuestras metas más
importantes. Crecer, iluminarse, despertar la conciencia,
todo ello puede ser posible siempre que comprendamos
que hay una prioridad y es el amor propio, el respeto y la
lealtad a nuestra misión de vida, por encima del amor de
las almas gemelas.
Muchas parejas eternas no comprenden esto y por ello no
pueden reunirse. Ellas gritan al cielo pidiendo el amor
eterno, pero lamentablemente su alma es consciente que
lo dejarían todo y se perderían por ese amor, apartarían
su misión personal en el planeta. ¿Y por qué ocurre esto?
¿Por qué no logramos complementarnos y ayudarnos a
continuar?
Muchas almas están cansadas de continuar, solo buscan
un descanso o una forma de apartarse del camino. Un
escape. Y esa no es la realidad de las almas gemelas. Si te
encuentras en este punto, es normal que no encuentres el
sagrado amor aun. Deberás esperar al momento
adecuado.
Pero si has encontrado a tu amor verdadero, al alma
gemela, si se ha solidificado la relación superando todas
las pruebas, entonces toca vivir la más importante de
todas las pruebas, el crecimiento personal constante, el
desarrollo interior para la superación personal. Y para
eso habrá que apartarse a veces de la relación otras veces
apoyarse en ella, pero aprender a mirar hacia adelante y
avanzar en el camino una vez más.
Si se encuentran las almas gemelas y no están
preparadas deberán vivir estas pruebas juntas, pero si
están preparadas, entonces el encuentro será mágico,
maravilloso, ellas se ayudarán en el crecimiento de cada
uno y en la misión de luz. Será una energía extra que
cada día de su vida les ayudará a crecer y superarse.
Y aquellos que creen estar con el alma gemela pero tienen
dudas, aquellos que no saben mirar a los ojos del amado
y encontrarse a sí mismos dentro, entonces es que aun no
han logrado superar estas pruebas en una relación
común y aun no podrán encontrar a la verdadera alma
gemela. Aun les tocará esperar.
Todo el tiempo del mundo es poco cuando sabes que al
final vas a descubrir el amor de tu parte perdida. Del
tesoro de amor de cada uno. Todo el tiempo y todo el
valor en la vida no es derrochado, sino que es un avance
para llegar hasta ella o el. Y ¿dónde estará? Buscándonos
o esperándonos. Siempre fue así. En secreto, en su
corazón, siempre hay un amor infinito hacia el otro. El
recuerdo sigue vivo en su interior.