Вы находитесь на странице: 1из 2

FASE GASEOSA MAS FASE LIQUIDA MAS FASE SOLIDA

Los materiales tienen una forma sólida, líquida y gaseosa. Cada una de estas formas se
conoce como una fase de la materia. En cada una de sus fases las partículas de una
sustancia se comportan de manera muy diferente. Una sustancia puede cambiar de una
fase a otra a través de lo que se conoce como una transición de fase. Estas transiciones
de fase son principalmente el resultado de los cambios de temperatura.

Fase solida :

Cuando un material está en su fase sólida, las moléculas están unidas herméticamente.
La forma y el volumen de un sólido es generalmente fija. Las fuerzas que atraen las
partículas entre sí son particularmente fuertes en los sólidos, manteniéndolas juntas en
posiciones específicas. Esto ayuda a evitar a que un sólido se rompa o se comprima. La
densidad del material sólido aumenta a temperaturas más bajas. Cuanto más fría sea la
temperatura, más débil serán las vibraciones de las partículas, resultando en que se
agrupen con más fuerza. Los sólidos pueden ser clasificados como cristalinos, con
partículas dispuestas firmemente en formas geométricas, o pueden ser clasificados como
sólidos amorfos. Los cristales en forma de sólidos amorfos, tales como la arcilla, están
dispuestos al azar y de manera más flexible, permitiendo que la forma del material pueda
ser alterado.

Fase liquida:

En su fase líquida, las partículas que componen una sustancia tienen más libertad de
movimiento. Este movimiento se consigue cuando las partículas ganan energía térmica.
La forma de un líquido se determina por la forma de su envase. Aunque las partículas en
un líquido no están unidas entre sí tan estrechamente como las de un sólido, una
sustancia líquida no puede ser comprimida. Las partículas líquidas son más energéticas
que las partículas sólidas y pueden moverse pero sólo dentro de una cierta distancia de
otras partículas. Todavía hay una fuerza de atracción que las mantiene unidas flojamente.
Debido a que las partículas están más separadas en un líquido, el volumen de una
sustancia en su fase líquida es mayor que su volumen en una fase sólida.

Fase gaseoso:

La forma y el volumen de un gas se determina por la forma y el volumen de su


contenedor. Sin embargo, a diferencia de un sólido, un gas se escapará si su contenedor
no tiene una tapa. Las partículas en un gas tienen una gran libertad de movimiento y no
tienen una disposición ordenada. Esto es porque las fuerzas que atraen estas partículas
entre sí son débiles o ausentes en la fase de gas. Las partículas del gas tienen una gran
cantidad de energía cinética, que continuamente pasa alrededor entre las partículas que
se mueven alrededor y chocan entre sí.
Las transiciones de fase tienen lugar debido a cambios en la temperatura, aunque
también son influenciados por la presión atmosférica. Un sólido se convierte en un líquido
cuando se calienta hasta su punto de fusión, donde el calor proporciona a las partículas la
energía suficiente para aflojar su estructura y convertirlas en un líquido. En el punto de
ebullición, el calor le da a las partículas en un líquido suficiente energía para que aquellas
que están en la superficie puedan escapar de la estructura y vaporizar, moviéndose en el
aire como un gas. La baja presión atmosférica permite que los líquidos hiervan a una
temperatura más baja. En cuanto al gas para convertirse en un líquido, se debe enfriar lo
suficiente para que las partículas pierdan energía y se condensen; formando lazos
suficientemente apretados para mantener una forma líquida. Para que un líquido se
convierta en un sólido, se debe congelar de manera que las partículas tengan muy poca
energía y se unan por enlaces muy estrechos.

Похожие интересы